Sunteți pe pagina 1din 4
INNOVACION A LA DOCENCIA: ;UNA DE MOLINOS DE VIENTO EN TIEMPOS DE ANIVERSARIO DEL QUIJOTE? José Marta Rodriguez Lipez. Director de Innovacién y Formacién Docente Universidad de Huelva Enel momento actual, en pleno esfuerzo de adaptacién al Espacio Europeo de Educacién Superior, en el que todo el mundo habla de “oportunidad iinica” para transformar las estructuras del sistema universitario espafiol y dotarlo de coherencia con respecto a las demandas sociales y las necesidades de aprendizaje de los estudiantes, los procesos de innovacién a la docencia adquieren un valor incuestionable. El escenario educativo se esté modificando apareciendo nuevos modelos de aprendizaje cen el que las nuevas tecnologias juegan un papel importantisimo. A docentes y aprendices se les presentan nuevos retos y exigencias a los que habré paulatinamente que adaprarse. El centro de gravedad de los procesos de ensefianza-aprendinaje se ha desplazado. Bl aula tradicional con sus espacios y tiempos claramente delimiados deja paso a un aula de muros difuminados. Las fuentes documencales y sus accesos se multiplican y popularizan. Las situaciones de ensefianza-aprendizaje en espacios virtales y tiempos diferentes comienzan a ser algo normal en el vocabulario y en el quehacer diario de nuestras universidades. Por ello, es preciso desarrollar nuevas capacidades y actitudes de buisqueda y seleccién, sintesis y discriminacién de la informacién. Estin en juego los conceptos tradicionales de conocer, aprender y ser. Piense el lector por un momento cuando dentro de nada, (el Futuro es ayer) leguen a las aulas universitarias alumnos procedentes de Centros T.1.C. que vienen de cursar la ensefianza obligatoria y el bachiller en aulas conectadas a Internet, con no menos de un ordenador por cada dos alumnos y acostumbrados a trabajar con plataformas de aprendizaje y a realizar sus actividades en la Red, mediante “Webquest”, “Proyectos Telecolaboratives”, “Clic’, “Hot Potatoes y Tex Toys" etc Que haremos en la universidad? seguiremos ofreciendo la pizarra o la presencacién por ordenador como sinicos recursos y a pasividad del alumno en la leccién magistral como casi exclusiva estrategia docente?. La universidad espafiola actual muestra una serie de déficit no superados y que, como sefiala (Michavila 2002), es necesario resaltar para evitar que puedan convertirse en endémicos. Asi, podemos destacar los siguientes: ~ Un modelo de organizacién académica de los conocimientos muy fragmentado propiciado por los intereses de determinados colectivos académicos que en la elaboracién de los planes de estudio se han preocupado més del crecimiento de sus departamentos que del proyecto formativo comin, integrado y equilibrado. ~ La agrupacién del profesorado en Areas de conocimiento que en su momento pudo ser beneficiosa, ha quedado obsoleta y supone un obstéculo importance para la planificacién y el desarrollo de actividades incerdisciplinarias de docencia e investigacién. ~ La brecha entre el mundo laboral y el docente ha crecido de forma alarmante. Los 15 Insovaves Justos ms a Unnvennns requerimientos de la nueva economia globalizada y el desartollo tecnolégico cada vez més sofisticado no han encontrado la debida respuesta en la ensefianea universiaria ~ Los objetivos educativos y los recursos que se disponen para ello, en la mayoria de los «2305, no estin formulados o son desconocides por los equipos docences, ~ El modelo de ensefianza sigue en la mayoria de los casos un crtetio tradicional en el que Is repeticin se alejan claramente de la produccin de conocimiemto, El aprendiaaje que ‘© genera ¢s poco o nada significative y desconectado de la realidad, Para resolver estos problemas es necesario replancearse una reforma en profundidad del modelo educativo universitario, la transversalidad de la formacién que se impatte, la incorporacién de contenidos relacionados con los valores y las actitudes y, por supuesto, revisar profundamente los métodos y recursos didcticos y propiciar con ello procesos de innovacién, Enseiar constituye una parte esencial del trabajo de los profesores y conseguir que esta nsefianza lleve un marchamo de calidad una obligacion é1ea y profesional de profesores y agestores de la institucidn universtaria, Ensefiar bien no es ocra cosa que conseguir poner los medios para que los estudiantes realicen un aprendizaje 6ptimo, Un aprendizajede calidad debe incluir no s6lo conocimientos ‘specificos de una materia determinada, sino la capacidad de aprender permanentemente a lo largo de Ta vida. Es decir, debe ser diverso, incluyendo, por tanco, conceptos, hechos, Brocedimientos,acitudes y valores. Activo e independiente con un protagonismo importante del sujeto que se enfrenta a problemas y tareas complejas y socialmente signifcatves. Que propicie la interaccién con los compafieros,y le acosturabre al abajo en equipo yareflexionar