Sunteți pe pagina 1din 130
AUD.PROVINCIAL SECCION N.3 MERIDA SENTENCIA: 00124/2017 UNIDAD PROCESAL DE APOYO DIRECTO AVENIDA DE LAS COMUNIDADES

AUD.PROVINCIAL SECCION N.3 MERIDA

SENTENCIA: 00124/2017

UNIDAD PROCESAL DE APOYO DIRECTO

AVENIDA DE LAS COMUNIDADES S/N Teléfono: 924312470

Equipo/usuario: MSR Modelo: N85850

N.I.G.: 06044 41 2 2012 0303053

PA PROCEDIMIENTO ABREVIADO 0000047 /2016

Delito/falta: APROPIACIÓN INDEBIDA (TODOS LOS SUPUESTOS) Denunciante/querellante: FEVAL PROMOCION COMERCIAL Y RECURSOS TECNOLOGICOS PARA L, PARTIDO POPULAR , MINISTERIO FISCAL Procurador/a: D/Dª GLORIA GALAN MATA, MARIA INMACULADA LAYA MARTINEZ , Abogado/a: D/Dª NICOLAS GONZALEZ-CUELLAR SERRANO, , Contra: JOSE LUIS VIÑUELA DIAZ, JUAN FRANCISCO CERRATO MONAGO , JOSE VILLA HABAS Procurador/a: D/Dª VICTOR ALFARO RAMOS, VICTOR ALFARO RAMOS , VICTOR ALFARO RAMOS Abogado/a: D/Dª CARLOS AGUILAR FERNANDEZ, EMILIO CORTES BEHIARELLI , MANUEL BORREGO CALLE

SENTENCIA Núm. 124/2017

ILMOS. SRES. PRESIDENTE:

DON JOAQUÍN GONZÁLEZ CASSO MAGISTRADOS:

DON LUIS ROMUALDO HERNÁNDEZ DÍAZ-AMBRONA (PONENTE) DOÑA JUANA CALDERÓN MARTÍN

=================================== Procedimiento abreviado 47/2016.

Juzgado de Instrucción número 3 de Don Benito. ===================================

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

En la ciudad de Mérida, a siete de junio de dos mil diecisiete. La Sección

En la ciudad de Mérida, a siete de junio de dos mil diecisiete.

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Badajoz, integrada por los magistrados al margen reseñados, ha conocido de la presente causa, dimanante de las diligencias previas 738/2012, seguidas ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Don Benito, siendo acusados:

-don José Luis Viñuela Díaz, con DNI 8669176Q, representado por el procurador don Víctor Alfaro Ramos y defendido por el letrado don Carlos Aguilar Fernández. -don Juan Francisco Cerrato Monago, con DNI76234931M, representado por el procurador don Víctor Alfaro Ramos y defendido por el letrado don Emilio Cortés Bechiarelli. -y don José Villa Habas, con DNI 76231608V, representado por el procurador don Víctor Alfaro Ramos y defendido por el letrado don Manuel Borrego Calle.

Han sido parte el Ministerio Fiscal; el Consorcio Público FEVAL-Institución Ferial de Extremadura (en adelante FEVAL), como acusación particular, representado por la procuradora doña María José Dávila Martín-Sauceda y defendido por el letrado don Nicolás González-Cuéllar Serrano; y el Partido Popular, como acusación popular, representado por la procuradora doña Inmaculada Laya Martínez y defendido por el abogado don Francisco La Moneda Díaz.

ANTECEDENTES DE HECHO

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

PRIMERO. - Una vez remitidos los autos a esta Audiencia Provincial, se admitieron las pruebas

PRIMERO.- Una vez remitidos los autos a esta Audiencia Provincial, se admitieron las pruebas y, por diligencia de ordenación, se señaló el acto del juicio oral para los días 22, 23, 24 y 25 del mes de mayo de 2017.

SEGUNDO.- El Ministerio Fiscal, en sus conclusiones definitivas, calificó los hechos del siguiente modo:

A) Por la desaparición de ingresos de la contabilidad oficial y por la eliminación o modificación de asientos contables para ocultar los desfases de caja, apreció con carácter principal la existencia por parte de don José Luis Viñuela y don Juan Francisco Cerrato, en calidad de coautores, de sendos delitos continuados de falsificación en documento público y/o mercantil previsto en el artículo 392.1.1° y 2º del Código Penal y 74.1 del Código Penal, en concurso medial (artículo 77.1 y 3) con un delito continuado de malversación de caudales públicos del artículo 432.1, 2 letras a) y b), y 3 del Código Penal, en relación con los artículos 252 y 253 del Código Penal, artículos 435.1° y 2°, 24.2 y 74.2 del Código Penal, en su redacción dada por la LO 1/2015 de 30 de marzo. Pidió para ellos la pena de siete años de prisión e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de quince años.

Juan

Francisco Cerrato serían responsables como coautores de un

de caudales públicos

previsto en el artículo 433 bis del Código Penal, en relación con el artículo 435.1° y 2° del Código Penal, y artículo 24.2 del Código Penal, en su redacción dada por la LO 1/2015 de 30 de marzo; exigiendo cuatro años de prisión, inhabilitación

delito continuado de malversación

Subsidiariamente,

don

José

Luis

Viñuela y

don

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

especial para empleo o cargo público por tiempo de siete años y multa de dieciocho

especial para empleo o cargo público por tiempo de siete años

y multa de dieciocho meses con una cuota diaria de dieciocho

euros, con la responsabilidad personal subsidiaria prevista en el artículo 53 del Código Penal para el caso de impago.

B) Por los servicios prestados a favor del señor Viñuela

por parte de un peón de mantenimiento que destinó a las funciones de chófer personal y asistente suyo, y por emplear

FEVAL para

fines

privados; consideró a don José Luis Viñuela y don José Villa

Habas responsables, en concepto de coautores, de un delito continuado de malversación de caudales públicos del artículo 432.1 y 2 del Código Penal, en relación con los artículos 252

y 253 del Código Penal, artículo 435.1° y 2° del Código Penal,

artículo 24.2 del Código Penal

redacción dada por la LO 1/2015 de 30 de marzo. Pidió para ellos la pena de seis años de prisión e inhabilitación especial para el empleo o cargo público por tiempo de nueve años.

y 74.2 del Código Penal, en su

los señores

realizar actividades de jardinería

Viñuela

y

Villa trabajadores de

y pintura

con

C) Por el fraccionamiento de los contratos de Everis y la

incorporación de dos ofertas falsas al expediente administrativo, entiende que existe un delito continuado de prevaricación del artículo 404 del Código Penal, en su redacción anterior a la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, y artículo 74.1 del Código Penal, en relación de concurso medial (artículo 77.1 y 3) con un delito continuado de falsificación de documento público de los artículos 392.1.1º y

pidiendo para los tres acusados, en

concepto de coautores, una pena de cuatro años y seis meses de prisión, multa de doce meses con una cuota diaria de dieciocho euros con la responsabilidad personal subsidiaria prevista en

del Código Penal;

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

el artículo 53 del Código Penal para el caso de impago, e inhabilitación especial para

el artículo 53 del Código Penal para el caso de impago, e inhabilitación especial para empleo o cargo público por tiempo de cinco.

D) Por el contrato de asesoramiento del señor Panizo,

considera responsables, en calidad coautores, a don José Luis Viñuela y don Juan Francisco Cerrato de un delito de prevaricación administrativa en comisión por omisión del artículo 404 del Código Penal, en su redacción anterior a la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, pidiendo para ellos la pena de inhabilitación especial para empleo y cargo público

por tiempo de nueve años.

E) Por el contrato de limpieza con la empresa Clece,

considera responsables, en calidad coautores, a don José Luis Viñuela y don Juan Francisco Cerrato de un delito de prevaricación administrativa en comisión por omisión del

artículo 404 del Código Penal, en su redacción anterior a la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, pidiendo para ellos la pena de inhabilitación especial para empleo y cargo público por tiempo de nueve años.

el contrato con la mercantil Gamma, considera

responsables, en calidad coautores, a don José Luis Viñuela y don Juan Francisco Cerrato de un delito de prevaricación administrativa en comisión por omisión del artículo 404 del Código Penal, en su redacción anterior a la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, pidiendo para ellos la pena de inhabilitación especial para empleo y cargo público por tiempo

de nueve años.

F) Por

G) Como responsabilidad civil, pidió que los acusados don José Luis Viñuela y don Juan Francisco Cerrato indemnicen

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

de 201.644,47 euros por los fondos públicos desaparecidos de la contabilidad oficial. conjunta y solidariamente

de

201.644,47 euros por los fondos públicos desaparecidos de la

contabilidad oficial.

conjunta

y

solidariamente a FEVAL

con

la cantidad

interesó que don José Luis Viñuela indemnice a

FEVAL con la cantidad en que se tasen o cuantifiquen en ejecución de sentencia el valor de los emolumentos abonados a don Ángel Arroba Mayorala, ajenos a su función de peón de mantenimiento y derivadas de las actividades de chófer y asistente personal del acusado.

También

Y para don José Luis Viñuela y don José Villa Habas solicitó su condena conjunta y solidaria para que indemnicen a FEVAL con la cantidad que se tasen o cuantifiquen en ejecución de sentencia el valor de los emolumentos abonados por FEVAL a los peones de mantenimiento, jardineros y especialmente por los servicios de don Antonio Sánchez Trenado (que fija en 8.500 euros), ajenas a sus funciones como empleados de FEVAL y derivadas de las actividades de mantenimiento desarrolladas en la finca propiedad de don José Villa y cuya posesión tiene don José Luis Viñuela.

TERCERO.- La acusación particular, tras aclarar que se aplicarían las normas penales vigentes en las fechas de comisión de los hechos, elevó las siguientes conclusiones definitivas:

A) Por las cantidades de efectivo desaparecidas y por la eliminación o modificación de asientos contables para ocultar o hacer desaparecer los desfases de caja, así como por el empleo de recursos humanos de FEVAL para asuntos propios, ajenos a la propia institución, aprecia la existencia de un

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

delito continuado de malversación de caudales públicos del artículo 432.2 del Código Penal y de

delito continuado de malversación de caudales públicos del artículo 432.2 del Código Penal y de un delito continuado de falsedad documental del artículo 390.1.4º del Código Penal, ambos en relación al artículo 74; pidiendo para los tres acusados en concepto de autores la pena de prisión de cinco años e inhabilitación absoluta por tiempo de ocho años y seis meses por el delito continuado de malversación de caudales públicos; y también para los tres acusados, como autores, la pena de prisión de cinco años, multa de dieciséis meses a razón de una cuota diaria de diez euros (con responsabilidad personal subsidiaria de un día de arresto por cada dos cuotas impagadas) e inhabilitación especial por tiempo de cuatro años y seis meses por el delito continuado de falsedad documental.

B) Por el fraccionamiento de los contratos de Everis y la

incorporación de dos ofertas falsas al expediente administrativo, entiende que existe un delito continuado de prevaricación del artículo 404 del Código Penal y de un delito de falsedad documental del artículo 390.1.3º del Código Penal; pidiendo para los tres acusados, en concepto de autores, una

pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público y para el ejercicio del derecho al sufragio pasivo por tiempo de doce años y seis meses por el delito continuado de prevaricación; y cuatro años y seis meses de prisión, multa de quince meses a razón de una cuota diaria de diez euros (con responsabilidad personal subsidiaria de un día de arresto por cada dos cuotas impagadas) e inhabilitación especial por tiempo de cuatro años por el delito de falsedad documental.

C) Por las contrataciones irregulares del señor Panizo, de

Clece y de Gamma, considera que son hechos constitutivos de un delito continuado de prevaricación del artículo 404 del Código Penal, del que son autores los señores Viñuela y Cerrato,

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

pidiendo para ellos la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público y para

pidiendo para ellos la pena de inhabilitación especial para empleo o cargo público y para el ejercicio del derecho al sufragio pasivo por tiempo de doce años.

la

desviación de fondos en metálico de FEVAL, interesó la condena de los tres acusados a que indemnicen solidariamente a FEVAL en la cantidad de 201.644,47 euros, más sus intereses legales. Además, solicitó la condena de los acusados a indemnizar solidariamente a FEVAL en la cantidad que, en ejecución de sentencia, se fije por los perjuicios sufridos

con motivo de haberse destinado trabajadores del consorcio a hacer tareas privadas.

D)

En

concepto de responsabilidad civil,

por

E) Asimismo, FEVAL pidió la condena en costas de los

acusados, incluidas las de la acusación particular.

CUARTO.- La acusación popular modificó sus conclusiones provisionales y formuló la siguiente calificación definitiva:

A) Por la llevanza de la doble contabilidad, recogida en

el

delito de

la hoja extracontable

fraccionamiento

de

los

excel

que

se

ha referido

un

y

contratos de

Everis

falsedad documental

pidiendo

acusados de seis años.

del artículo

concepto de

una

pena

en

390

del

autores

Código Penal,

para

los

tres

B) Por el desfase económico que supera los 201.644,47

euros de la hoja extracontable, de la utilización de los servicios propios de FEVAL para sus propios fines (“chófer”, jardineros, señor Sánchez Trenado, pintores), así como la adquisición de determinadas obras de arte por valor superior a

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

355.000 euros, y la realización de instalaciones deportivas y de ocio, como piscina, jacuzzi, pista

355.000 euros, y la realización de instalaciones deportivas y de ocio, como piscina, jacuzzi, pista de squash, todo ello ajeno al objeto estatutario de la institución FEVAL, los hechos relatados son constitutitos de un delito continuado de malversación de caudales públicos del artículo 432.2 del Código Penal, pidiendo para los tres acusados una pena en concepto de autores de seis años de prisión e inhabilitación absoluta de seis años.

C) Por el contrato con Fernando Panizo Arcos delito de

prevaricación por omisión del artículo 404 del Código Penal,

pide para José Luis Viñuela una pena de inhabilitación de empleo y cargo público por 10 años.

D) Contrato con Clece prorrogado durante 11 años y 11

meses por altas cantidades ya expresadas y contrato verbal con Gamma 21 prorrogado, un delito de fraude del artículo 436 del Código Penal, pidiendo para los tres acusados como autores una pena de tres años de prisión e inhabilitación para empleo y cargo público y sufragio durante diez años.

E) Por haber organizado de común acuerdo la organización y

comisión de los delitos descritos, un delito de organización criminal para cometer delitos del artículo 570 bis y concordantes del Código Penal, interesando para los tres acusados, en concepto de autores, una pena de cinco años.

F) Como responsabilidad civil, interesó la condena de los

acusados en la cuantía que se acredite en su propio beneficio (hasta ahora 201.644,47 euros), más el importe de las obras de recreo que se hicieron con dinero público, más los salarios de los trabajadores que cobraban dinero de FEVAL y se dedicaban a labores de fincas particulares de los inculpados, más 355.000

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

el interés legal del artículo 576 de la Ley de Enjuiciamiento euros gastados en las

el

interés legal del artículo 576 de la Ley de Enjuiciamiento

euros

gastados en

las

obras de

arte;

y

todo ello

con

Civil.

QUINTO.- Las defensas de don José Luis Viñuela, don Juan Francisco Cerrato y don José Villa Habas solicitaron respectivamente la libre absolución de los mismos.

SEXTO.- Tras los informes de las defensas, el tribunal dio la palabra a las mismas para que se pronunciaran sobre la legislación penal aplicable más favorable.

Ha sido ponente el magistrado don Luis Romualdo Hernández Díaz-Ambrona.

H E

C H O S

P R O B A D O S

PRIMERO.- El 17 de diciembre de 1985 se constituyó FEVAL- Institución Ferial de Extremadura (en adelante, FEVAL) como un consorcio público sin ánimo de lucro formado por la Junta de Extremadura, la Diputación Provincial de Cáceres, la Diputación Provincial de Badajoz y el Ayuntamiento de Don Benito, ostentando personalidad jurídica propia e independiente y capacidad de obrar suficiente para el cumplimiento de sus fines.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

FEVAL se constituyó mediante la aportación dineraria de cada uno de los organismos que lo

FEVAL se constituyó mediante la aportación dineraria de cada uno de los organismos que lo componen. Todas sus instalaciones e infraestructuras fueron adquiridas con fondos públicos.

La finalidad principal de FEVAL es organizar y gestionar ferias y exposiciones, dentro y fuera de sus instalaciones. Para financiarse, las distintas Administraciones constituyentes aporta n las correspondientes subvenciones. No obstante, FEVAL también genera recursos propios. Además de alquilar espacios, presta servicios retribuidos: sobre todo en hostelería y, en menor medida, en otros sectores, como servicios técnicos y tecnológicos, organización de eventos, etcétera. Así, en el ejercicio 2007, según sus cuentas anuales, el importe neto de la cifra de negocios de FEVAL ascendió a 4.663,171 euros y, de esta cantidad, solo 945.769 euros provenían de subvenciones.

En 2010, FEVAL constituyó las mercantiles “FEVAL Gestión de Servicios, SLU” y “Promoción Comercial y Recursos Tecnológicos para la Empresa, SLU”. Estas dos sociedades estaban participadas al cien por cien por FEVAL.

La institución, al tiempo de los hechos enjuiciados, se componía de Junta rectora, Consejo rector y Comités organizadores de certámenes.

La Junta rectora es el órgano superior colegiado de la institución y se reúne con carácter ordinario dos veces al año. Sus competencias, entre otras muchas, son la aprobación y modificación de los estatutos, la aprobación de los presupuestos y de las cuentas y el nombramiento del Director general y del personal directivo del consorcio.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

El Consejo rector es un órgano de gestión, del que forman part e representantes de

El Consejo rector es un órgano de gestión, del que forman parte representantes de las instituciones que integran el consorcio, representantes de los comités organizadores de certámenes, el Director general y el Administrador. Entre sus competencias está la de supervisar los contratos de servicios y suministros.

El Presidente del Consejo rector, entre sus funciones,

tiene las de cumplir y hacer cumplir los

vigilancia y cuidado del patrimonio de la institución.

acuerdos y

la

Y para la gestión y funcionamiento de la institución, los estatutos contemplan los puestos de Director general y de Administrador general.

Director general realiza los acuerdos de la Junta

rectora y del Consejo rector, cuida y vigila el patrimonio, ejecuta los programas y presupuestos, ordena los gastos y liquida las cuentas, se hace cargo de todos los ingresos producidos por los certámenes o por cualquier otra actividad susceptible de generarlos, contrata al personal, ostenta la jefatura inmediata de todo el personal, firma convenios, contrata obras y servicios, etcétera.

El

A su vez, el Administrador general, nombrado también por la Junta rectora, asume las funciones de elaborar y controlar

vigilar el

patrimonio, intervenir cobros y pagos y otorgar mancomunadamente con el Director general adjudicaciones y acuerdos.

el presupuesto, liquidar las cuentas,

cuidar

y

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

La institución, según sus propios Estatutos, se rige y organiza con arreglo a los mismos,

La institución, según sus propios Estatutos, se rige y organiza con arreglo a los mismos, a su reglamentación interna y, además, por las prescripciones legales propias de la legislación de régimen local.

Formaban parte de la directiva de FEVAL los acusados que a continuación se detallan:

-JOSE LUIS VIÑUELA DIAZ, con DNI 8669176Q, mayor de edad y sin antecedentes penales, que fue Director general de FEVAL desde 1983 hasta octubre de 2011, fecha en la que se procedió

a su despido disciplinario. Dicho despido fue declarado

procedente por la sentencia 156/2012 dictada por el Juzgado de

lo Social número 4 de Badajoz, confirmada posteriormente por

la sentencia 508/2012 de la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, sentencia que devino firme.

-JOSE VILLA HABAS, con DNI 76231608V, mayor de edad y sin antecedentes penales, ostentó el cargo de Subdirector general

de FEVAL desde el 10 de julio de 1987. Su función consistía en

sustituir al Director general en su ausencia. También fue administrador único de “Feval Gestión de Servicios, SLU” (sociedad participada al 100% por FEVAL). En octubre de 2011 se procedió a su despido disciplinario. Dicho despido se declaró procedente por la sentencia 353/2012 del Juzgado de lo Social número 4 de Badajoz, si bien, tras el correspondiente recurso de suplicación, la Sala de lo Social del TSJ de Extremadura terminó declarando improcedente su despido.

-JUAN FRANCISCO CERRATO MONAGO, con DNI 76234931M, mayor

de

edad y sin antecedentes penales, empezó a trabajar en FEVAL

en

marzo de 1986 con categoría profesional de técnico jefe. En

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

marzo de 1988 pasó a tener la condición de Administrador general. Fue objeto de despido

marzo de 1988 pasó a tener la condición de Administrador general. Fue objeto de despido disciplinario en octubre de 2011. Tal despido fue declarado procedente por la sentencia 362/2012 del Juzgado de lo Social número 4 de Badajoz, sentencia que devino firme tras ser confirmada por la Sala de lo Social del TSJ de Extremadura.

SEGUNDO.- FEVAL, además de las aportaciones anuales de cada administración integrante, se nutría también de los ingresos procedentes de los servicios prestados. Parte de estos otros ingresos se efectuaban en metálico. El dinero procedía principalmente de las actividades de hostelería y restauración que incluían las celebraciones de bodas-, arqueo de una máquina de tabaco existente en las instalaciones e ingresos directos obtenidos en las ferias celebradas.

Para controlar las entradas de dinero en efectivo, el departamento de administración de FEVAL, llevaba una anotación diaria de los ingresos a través de una hoja excel, guardada en el servidor informático en una carpeta común del propio departamento.

Estos ingresos no se trasladaban automáticamente a la contabilidad oficial. En el propio departamento de administración existía físicamente una caja de caudales, donde iba a parar lo recaudado. Este dinero en efectivo también se aplicaba al pago de gastos, disposiciones éstas que se anotaban en la hoja excel. Desde fecha indeterminada pero en todo caso desde antes del año 2004, cuando la caja de caudales alcanzaba un metálico importante, el dinero se entregaba a JUAN FRANCISCO CERRATO, quien en su despacho tenía su propia caja de caudales. Estas salidas de efectivo igualmente se

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

hacían constar en la hoja excel y, ello, bajo el concepto de “A CAJA JUAN”.

hacían constar en la hoja excel y, ello, bajo el concepto de “A CAJA JUAN”.

JUAN FRANCISCO CERRATO no daba cuenta de las cantidades recibidas, ni firmaba justificante alguno por su recepción. Parte de lo recibido lo terminaba ingresando en las cuentas bancarias de FEVAL, parte lo podía devolver al departamento de administración (haciéndose constar en la hoja excel bajo el concepto “DE CAJA JUAN”) y parte de dichas cantidades las desviaba, sin que justificara ni diera cuenta de su destino.

La desaparición de determinados ingresos conllevaba que, al trasladarse los asientos de la hoja excel a la contabilidad oficial, se produjera un descuadre en perjuicio de FEVAL.

Para salvar dicho desfase, el acusado JUAN FRANCISCO CERRATO daba instrucciones a los empleados del departamento de contabilidad para eliminar o modificar asientos contables, de modo que los ingresos reales que habían sido desviados no figuraran como percibidos. Se hacían desaparecer de la contabilidad oficial.

En concreto y sin perjuicio de otras manipulaciones, al cierre de las cuentas del ejercicio 2009, durante el año 2010 y con la finalidad de que el saldo de caja resultante de la contabilidad oficial cuadrase con el dinero efectivo existente en el departamento, JUAN FRANCISCO CERRATO ordenó suprimir de la contabilidad oficial el asiento número 6363 de fecha 13/10/09 por importe de 19.131,60 euros, el asiento número 3347 de fecha 11/05/09 por importe de 14.875 euros, el asiento número 6352 de fecha 9/10/09 por importe de 1.194,40 euros, el asiento número 6780 de fecha 12/11/09 por importe de 1.125,30 euros y reducir el importe del asiento número 571 de fecha

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

30/01/09 (que ascendía a 1.214,10 euros) en la cantidad de 797,20 euros, para eliminar de

30/01/09 (que ascendía a 1.214,10 euros) en la cantidad de 797,20 euros, para eliminar de esta forma de la contabilidad oficial ingresos por importe total de 38.489,20 euros.

La cantidad injustificadamente desaparecida en FEVAL entre los años 2005-2009 y resultado de esta práctica asciende a 201.644,47 euros.

Toda esta operativa era dirigida materialmente por JUAN FRANCISCO CERRATO quien, amparándose en la relación de superioridad jerárquica con respecto a los empleados del departamento de administración, impartía a estos las órdenes concretas para la manipulación del saldo de caja de la contabilidad oficial procediendo éstos a su cumplimiento ante la posibilidad velada de poner en peligro su puesto de trabajo de negarse a ello. Y todo esto con la anuencia y consentimiento del director general JOSÉ LUIS VIÑUELA y del Subdirector general JOSÉ VILLA, quienes avalaban la manipulación haciendo propia la contabilidad oficial alterada para presentarla a la Junta rectora del Consorcio y reforzaban la posición de superioridad jerárquica del Administrador general frente a sus subordinados cuando ello era necesario.

En el mes de abril de 2011 la Junta de Extremadura inició un expediente para conocer la verdadera situación contable de FEVAL y requirió a dicha institución la presentación de las cuentas anuales de 2010. Ante esta solicitud, el acusado JUAN FRANCISCO CERRATO exigió a los empleados del departamento de administración que firmasen los saldos contables. Los empleados se opusieron y presentaron un escrito a la dirección de FEVAL, en el que ponían de manifiesto su disconformidad con las exigencias del administrador general, pues nunca se les había exigido con anterioridad firmar los saldos y tampoco

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

podían hacerse responsables de los mismos al haber sido privados desde julio de 2010 del

podían hacerse responsables de los mismos al haber sido privados desde julio de 2010 del libre acceso a los datos contables obrantes en el servidor y al archivo histórico de documentación del departamento.

Este escrito no provocó ninguna reacción en el director general JOSE LUIS VIÑUELA, quien, además, tras recibir a los empleados, les espetó: “estad calladitos, que sois jóvenes y yo pronto me jubilo”.

del

departamento firmaron los saldos pero haciendo constar en los documentos sus correspondientes reservas. Al día siguiente dos de los cuatro trabajadores del departamento fueron despedidos por acuerdo de JOSÉ VILLA bajo el argumento de que habían transgredido la buena fe contractual y habían incurrido en abuso de confianza. Estos despidos fueron declarados improcedentes por el Juzgado de lo Social.

Al

final,

ante

las

presiones,

los

empleados

TERCERO.- Ángel Arroba Mayorala es un trabajador de FEVAL contratado desde 1985 y adscrito al departamento de mantenimiento. Desde finales de 2007 hasta junio de 2010, el acusado JOSÉ LUIS VIÑUELA lo destinó para que hiciera básicamente funciones de asistente y chófer personal suyo. Era una persona de su confianza.

Por instrucciones del propio señor VIÑUELA los partes de asistencia de Ángel Arroba Mayorala no se supervisaban en el departamento de mantenimiento, sino que se presentaban directamente en dirección, incluyendo en los mismos el kilometraje, gastos de comida y horas extraordinarias.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

No obstante, en ocasiones de forma ocasional, Ángel Arroba Mayorala compatibilizaba sus tareas de conductor

No obstante, en ocasiones de forma ocasional, Ángel Arroba Mayorala compatibilizaba sus tareas de conductor con labores específicas de mantenimiento.

CUARTO.- Los acusados JOSE LUIS VIÑUELA y JOSE VILLA

HABAS, en 1992, adquirieron una finca en el término municipal de Navalvillar de Pela, al borde del pantano de Orellana, finca que actualmente es propiedad exclusiva del JOSÉ VILLA, si bien conserva la posesión JOSÉ LUIS VIÑUELA. En dicha finca construyeron una casa.

Estos dos acusados, entre 2008 y marzo de 2010, de común acuerdo y con el visto bueno de JUAN FRANCISCO CERRATO, dieron las órdenes oportunas para que empleados de FEVAL, en horario laboral y sin ser días libres, realizaran ocasionalmente trabajos de jardinería y pintura en dicha finca.

Las labores de jardinería consistían fundamentalmente en

la poda de árboles, que se realizaba, por lo común, una vez al

año,

desempeñaban por varios trabajadores de mantenimiento de FEVAL, entre dos y cinco, y se extendían dos o tres días, en horario continuado de mañana y tarde. Esta actividad, alguna vez, fue supervisada por los acusados JOSÉ VILLA y JOSÉ LUIS VIÑUELA.

Esos trabajos se

a

principios de

la primavera.

Las labores de pintura se hacían puntualmente por dos empleados de FEVAL, dentro y fuera de la jornada laboral. Cuando eran en horario laboral, ocupaban solo la mañana. Fuera

los

del

hacían

desinteresadamente o por un módico precio.

horario

laboral,

empleados

las

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

Estos trabajadores que, en horario laboral prestaron servicios de jardinería y pintura para los acusados

Estos trabajadores que, en horario laboral prestaron servicios de jardinería y pintura para los acusados señores VIÑUELA y VILLA, no percibieron retribución alguna de éstos. Sí cobraron la nómina mensualmente satisfecha por FEVAL.

Trenado acudió al

acusado JOSE LUIS VIÑUELA para que, ante su mala situación económica, pudiera contratarlo para FEVAL.

Asimismo, en 2009, Antonio Sánchez

Sin que el encargado del departamento de mantenimiento lo

fuera consultado y sin que existieran

necesidades para ello, JOSE LUIS VIÑUELA en nombre de FEVAL y con la anuencia del resto de directivos, JOSÉ VILLA HABAS y JUAN FRANCISCO CERRATO, contrató el 11 de mayo de 2009 a Antonio Sánchez Trenado como peón de mantenimiento bajo la figura de empleado temporal y supuestamente para la Edición 2009 de la Feria General, con una duración hasta fin de servicio.

solicitara, sin que

Antonio Sánchez Trenado, pese a su condición de peón de

mantenimiento, nunca quedó adscrito a dicho departamento. En

la

prestó

servicios para FEVAL. Realizó también trabajos en la finca de

JOSÉ

jardinería.

haciendo labores de

práctica, mientras estuvo contratado, apenas

VILLA

y

JOSÉ

LUIS VIÑUELA,

La contratación no expiró al término de la feria para la cual fue contratado, sino que se prolongó hasta el mes de mayo de 2010.

El acusado JUAN FRANCISCO CERRATO estaba al corriente de la realización de las actividades que algunos empleados de FEVAL prestaban a favor de JOSÉ VILLA y JOSÉ LUIS VIÑUELA y lo

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

consentía, pagando íntegramente a cargo de la institución los salarios de tales trabajadores. QUINTO. -

consentía, pagando íntegramente a cargo de la institución los salarios de tales trabajadores.

QUINTO.- El 22 de junio de 2009 se firmó un convenio de colaboración entre la Vicepresidencia Segunda y Consejería de Economía, Comercio e Innovación de la Junta de Extremadura y la institución FEVAL para “la definición, diseño, puesta en marcha, despliegue y explotación del Centro de emprendimiento TIC de FEVAL”, dotado con una cuantía de 1.373.440 euros y cofinanciado en el 75% por fondos FEDER de la Unión Europea.

El mismo preveía tres fases a desarrollar en los años 2009 y 2010:

-Fase I: definición y diseño detallado, y plan de despliegue del Centro de emprendimiento TIC. -Fase II: puesta en marcha, lanzamiento y despliegue del Centro de emprendimiento TIC. -Fase III: explotación del Centro de emprendimiento TIC.

Los técnicos de FEVAL recibieron de la dirección la orden de redactar el pliego de prescripciones técnicas para la Fase I del convenio (definición y diseño detallado, y plan de despliegue del Centro de emprendimiento TIC).

Previamente a la licitación, se sondeó el mercado para tener una idea sobre el coste de la Fase I y, a tal fin, se mandaron invitaciones a tres empresas: “Everis Spain, SL” (en adelante Everis), “Accenture, SL” (Accenture) y “Dmuestra Consultores de Investigación y Estrategia S.L” (Dmuestra).

La entidad Dmuestra presentó su propuesta el 10 de julio de 2009, que fue modificada previa petición de ampliación en

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

fecha 14 de julio de 2009, por un valor de 91.600 euros. La entidad Accenture

fecha 14 de julio de 2009, por un valor de 91.600 euros. La entidad Accenture el 18 de julio de 2009 recibió igualmente la invitación para presentar una propuesta con carácter previo a la iniciación del concurso, propuesta que fue elaborada el 28 julio de 2009 y que ascendía a 93.000 euros. Y la entidad Everis presentó en agosto de 2009 una propuesta por valor de 110.000 euros.

Tras estas ofertas, los acusados JOSÉ VILLA, JOSÉ LUIS VIÑUELA y JUAN FRANCISCO CERRATO decidieron de común acuerdo adjudicar la Fase I del convenio a Everis. Para eludir el procedimiento negociado con publicidad, idearon fraccionar esta Fase I en tres partes o expedientes de contratación menores, cuya cuantía individual no superaba los 60.000 euros. Así podían acudir al procedimiento negociado sin publicidad y, amparados por esta ausencia de publicidad, podían adjudicar el contrato directamente a la empresa Everis.

A tal fin, los acusados dieron instrucciones a

empleados del departamento técnico e informático para que

elaboraran tres pliegos diferentes para tres contratos distintos, dando lugar a tres expedientes de contratación:

-expediente CE-FEV-001: consultoría de análisis de la demanda tecnológica y empresarial para la puesta en funcionamiento del Centro de emprendimiento TIC de FEVAL. -expediente CE-FEV-002: consultoría de descripción del modelo operativo y de organización del Centro de emprendimiento TIC de FEVAL.

promoción y

los

-expediente CE-FEV-003: consultoría de

captación de emprendedores del Centro de emprendimiento TIC de FEVAL.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

En el expediente CE- FEV -001 sobre el contrato de análisis de la demanda tecnológica

En el expediente CE-FEV-001 sobre el contrato de análisis de la demanda tecnológica y empresarial para la puesta en funcionamiento del Centro de emprendimiento TIC de FEVAL, JOSE LUIS VIÑUELA dictó resolución el 23 de junio de 2009 declarando la necesidad de celebrarlo siendo su presupuesto máximo 51.500 euros. El 1 de julio de 2009 JUAN CERRATO certificó que había consignación suficiente para financiarlo. Para aparentar que se cumplían las prescripciones legales, en particular que otras dos empresas habían sido invitadas a participar en la licitación, a los expedientes citados se incorporaron sendas ofertas de las empresas “Tuyu Technology” (por importe de 50.000 euros) y “Zemmtsania It Services&Consulting” (por importe de 51.000 euros), empresas que nunca fueron invitadas y que nunca emitieron esas ofertas. No se sabe quién confeccionó estas ofertas. El 10 de agosto de 2009, JOSÉ LUIS VIÑUELA certificó que se habían enviado invitaciones a Everis, a “Tuyu Technology” y a “Zemmtsania It Services&Consulting” y que se habían recibido ofertas de las tres.

los tres expedientes

distintos tres ofertas prácticamente idénticas: se componían

las tres de sesenta y dos páginas iguales y solo cambiaba la

carátula y una generalidades.

incluía un índice con

Asimismo, Everis presentó

en

página donde

se

Sin esperar a la adjudicación formal de los contratos, a mediados de agosto de 2009, personal de Everis se reunió con empleados de FEVAL para ultimar los trabajos de ejecución de los futuros contratos.

El acusado señor VIÑUELA, a la postre, dictó resolución acordando adjudicar provisionalmente los tres contratos en que

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

se había dividido la Fase I del convenio a la empresa Everis: dos de ellos

se había dividido la Fase I del convenio a la empresa Everis:

dos de ellos el 31 de agosto de 2009 y el tercero al día

de

septiembre de 2009 dictó resolución acordando la adjudicación definitiva de los tres contratos a Everis. Los tres contratos se firmaron por FEVAL y Everis el 23 de septiembre de 2009 en los siguientes términos:

siguiente, el 1 de septiembre de 2009.

Y

ya

el

21

-expediente CE-FEV-001 por importe de 49.500 euros. -expediente CE-FEV-002 por importe de 42.000 euros. -expediente CE-FEV-003 por un importe de 36.100 euros.

La Intervención General de la Administración del Estado, en el correspondiente informe sobre estos contratos, concluyó que deberían haberse tramitado en su solo expediente, que hubiera necesitado de publicidad por superar el límite de 60.000 euros fijado en el artículo 161.2 de la Ley 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público.

Al tiempo de la publicación de dicha Ley 30/2007, FEVAL recabó un informe jurídico, que fue presentado a la Junta rectora, informe donde se determinó que las contrataciones del consorcio debían hacerse bajo los criterios propios de la contratación pública.

SEXTO.- El 1 de agosto de 2009 los acusados JOSÉ LUIS VIÑUELA y JUAN FRANCISCO CERRATO decidieron, en nombre de FEVAL, contratar los servicios de don Fernando Panizo para la Fase I del Proyecto del Centro de emprendimiento, comenzando éste su labor el 1 de agosto de 2009. Esos servicios consistían en prestar asesoramiento relativo a la primera fase del proyecto del Centro de emprendimiento TIC: realización de

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

la definición y diseño detallado y plan de despliegue del cintado centro. Para evitar acudir

la definición y diseño detallado y plan de despliegue del cintado centro.

Para evitar acudir al proceso de selección con publicidad, JOSÉ LUIS VIÑUELA y JUAN FRANCISCO CERRATO idearon limitar los honorarios y la duración del contrato. Así, formalizaron un contrato con una duración inicial de cuatro meses con finalización el 30 de noviembre de 2009, si bien el propio contrato contemplaba la posibilidad de ampliar dicho periodo en caso de quedar pendiente de ejecución alguna propuesta o documento. Por los servicios, fijaron un precio total de 18.000 euros, a razón de 4.000 euros mensuales, más los gastos de desplazamiento y estancia con un límite total de 2.000 euros.

Una vez transcurridos los cuatro meses, aunque ya se había agotado la fase objeto del asesoramiento del contrato, JOSÉ LUIS VIÑUELA y JUAN FRANCISCO CERRATO siguieron pagando los honorarios mensuales del señor Panizo sin llegar a formalizar un segundo contrato y sin acordar, en su defecto, la prórroga del primero.

La Intervención General de la Administración del Estado ha declarado que el contrato con el señor Panizo estaba sujeto a la antigua Ley 30/2007, de 30 de octubre, de Contratos del Sector Público y, de entrada, exigía haber acreditado al menos dos circunstancias: la solvencia técnica del contratante (mediante la aportación de títulos, curriculum, o cualquier otro medio de prueba) y la capacidad de contratar (especialmente no incurrir en incompatibilidad por razón de relación profesional) con las empresas que licitaron los contratos y sobre los cuales se hacía el asesoramiento por parte del señor Panizo.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

Asimismo, la Intervención refleja que los contratos sobre los cuales se realizó el asesoramiento y

Asimismo, la Intervención refleja que los contratos sobre

los cuales se realizó el asesoramiento y que eran ejecutados

por la empresa Everis concluyeron

con lo cual no existía necesidad de ampliar el plazo de dicho

contrato más allá de la fecha inicialmente prevista. Y en cuanto al precio del contrato, resalta que se acabaron facturando 36.000 euros más IVA, prolongándose el contrato hasta el 26 de abril de 2010, pese a pactarse su expiración el 30 de noviembre de 2009. Al superar el precio los 18.000 euros, el contrato precisaba su tramitación por el procedimiento negociado con petición de tres ofertas.

el 1 de octubre de 2009,

los

servicios de limpieza con la empresa “Clece, SA”, (en

entre el

representante de la mercantil y JUAN FRANCISCO CERRATO como representante de FEVAL. En dicho contrato se pactó una duración inicial de un año, prorrogable por periodos de un año de mutuo acuerdo entre las partes, y por un precio mensual de 2.634.517 pesetas (IVA incluido).

adelante Clece), en virtud de un documento firmado

SÉPTIMO.-

El

1

de

enero

de

1999

FEVAL contrató

Por voluntad de los acusados JOSE LUIS VIÑUELA y JUAN CERRATO MONAGO este contrato se vino prorrogando automáticamente durante diez años, desde 1999 a 2010. No hubo procedimiento alguno de licitación.

El precio abonado a Clece por sus servicios de limpieza

euros en el ejercicio de 2007, a

ascendieron a 139.672,57

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

120.724,62 en 2008, a 170.753,88 en 2009 y a 174.358,12 en 2010. La Intervención General

120.724,62 en 2008, a 170.753,88 en 2009 y a 174.358,12 en

2010.

La Intervención General de la Administración del Estado, con relación al contrato de 1 de enero de 1999, ha declarado

que

era

de

aplicación la Ley 13/1995,

de

18

de

mayo,

de

Contratos

de

las

Administraciones Públicas

y

que

por

su

cuantía no se trataba de un contrato menor. También ha dicho

que

publicidad, concurrencia y seguimiento de los procedimientos

pagos

realizados

de

de

no

se cumplieron ninguno de los principios generales:

y

los

materia

adjudicación. Concluye que el contrato

contravienen

la

legislación

en

contratación pública.

OCTAVO.- Igualmente FEVAL, a través del acusado JOSÉ LUIS VIÑUELA y con la colaboración del acusado JUAN FRANCISCO CERRATO, contrató con la mercantil “Gallegos Martín 21, SL” (luego llamada “Gamma XXI, SL”, en adelante Gamma) los servicios de alquiler y montaje de stands, tarimas, puertas y demás para sus ferias.

La contratación de esta empresa se hacía verbalmente. No se documentó nunca su contratación.

La Intervención General de la Administración del Estado ha

informado que esta contratación verbal vulnera los principios elementales de la normativa de la contratación pública administrativa.

Por los servicios prestados por Gamma, FEVAL abonó las siguientes cantidades: 465.943,23 euros en 2007, 371.356,81 euros en 2008, 277.353,38 en 2009 y 188.257,87 en 2010.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

NOVENO. - FEVAL, bajo la dirección de JOSÉ LUIS VIÑUELA, ha comprado obras de arte

NOVENO.- FEVAL, bajo la dirección de JOSÉ LUIS VIÑUELA, ha comprado obras de arte y alguna de las obras acometidas por FEVAL cuenta con instalaciones de uso recreativo.

F U

N D A M E N T O S

D E

D E R

E C H O

PRIMERO.-

PRETENDIDA INDEFENSIÓN DE LOS ACUSADOS

Y

DESARROLLO EXPOSITIVO DE LA SENTENCIA.

A) Pretendida indefensión de los acusados.

Con carácter preliminar, hemos de salir al paso de las quejas formuladas por la representación del señor Viñuela, en orden al carácter pretendidamente prospectivo con que se inició la presente causa. Recuerda que el 17 de junio de 2011 el Partido Popular, a través de don Teodoro Fuentes

la

Comunidad Autónoma de Extremadura, imputando a los hoy acusados la supuesta llevanza de una doble contabilidad para encubrir desviaciones presupuestarias destinadas a cubrir gastos ejecutados al margen de los propios fines de la institución, así como la adjudicación irregular de contratos.

Goicoechea, interpuso una denuncia ante

la

Fiscalía

de

A raíz de esa denuncia, por orden del Ministerio Fiscal, la Unidad Central de Delincuencia Económica llevó a cabo una investigación. Pues bien, el señor Viñuela censura que, una vez iniciadas las diligencias previas por el Juzgado de

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

Instrucción número 3 de Don Benito, lejos de entregar el correspondiente atestado al Juzgado, la

Instrucción número 3 de Don Benito, lejos de entregar el correspondiente atestado al Juzgado, la Policía judicial continuara la investigación por su cuenta, a modo de una instrucción paralela y secreta, con la circunstancia agravante que lo vino a hacer de forma prospectiva, en una especie de causa general contra los investigados. El señor Viñuela, en fin, critica que la Unidad Central de Delincuencia Económica actuara cual “expedición de pesca” (fishing expedition).

Aunque el señor Viñuela no invoca de forma expresa una concreta vulneración de derechos, sí debemos resaltar lo que él ya admite, cual es que el Juzgado de Instrucción primero y la Audiencia Provincial después vinieron en el curso de la instrucción a poner orden dentro de las diligencias previas, acotando hechos a investigar y perfilando los medios de investigación.

En todo caso, debemos aquí destacar que el proceso se inició existiendo unos hechos concretos objeto de denuncia. Esto es así y, al término de esta resolución, se podrá comprobar que hay parangón sustancial entre la salida y la meta del presente proceso.

Es verdad que no siempre, en este tipo de asuntos, hay de inicio una perfecta concreción de los hechos a investigar, dada la complejidad y dificultad que presenta el esclarecimiento de determinadas conductas fraudulentas que se desenvuelven y ocultan al amparo de la maquinaria societaria (sentencia del Tribunal Supremo 795/2016, de 5 de octubre). Se dice que, en tales casos, la investigación directa de tales hechos es en parte inquisitiva y en parte acusatoria.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

tener toda instrucción criminal es averiguar y hacer constar la perpetración de los delitos con

tener toda

instrucción criminal es averiguar y hacer constar la perpetración de los delitos con todas las circunstancias que puedan influir en la calificación y la culpabilidad de los delincuentes, asegurando sus personas y las responsabilidades pecuniarias de los mismos (artículo 299 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal). Para alcanzar dichos fines, la ley permite con las garantías necesarias que las libertades y derechos fundamentales de una persona puedan verse recortados. Para ello, justamente, cobra sentido la figura del juez, como garante constitucional de que las medidas restrictivas de derechos fundamentales están justificadas y son adecuadas y proporcionadas a los fines perseguidos. Lo que no cabe, desde luego, al amparo de una instrucción, es que se abra una inquisición general en búsqueda de hechos supuestamente ilícitos de los que ni siquiera se tiene noticia. Cosa distinta es que, en el curso de la investigación de la notitia criminis, puedan descubrirse hechos distintos de aquellos que dieron lugar al inicio del proceso o que aparezcan implicadas nuevas personas. Y es que no es viable la pretensión de que, desde el mismo momento del comienzo de las diligencias previas, queden perfectamente definidos los hechos y las personas sometidas a investigación; y mucho menos las calificaciones jurídicas de los delitos que pudieran constituir tales hechos. La ley no lo establece así y es lógico, pues entonces no hablaríamos de proceso, no habría procedimiento en sentido técnico. Determinados tipos de delito pueden admitir dicha posibilidad, caso de los de enjuiciamiento rápido, pero muchos otros no. La ley sí exige que la acusación quede perfectamente perfilada cuando se han esclarecido los hechos.

Sea

como

fuere,

la

finalidad que

ha

de

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

En el presente caso, en suma, no se vulneró el artículo 24.2 de la Constitución,

En el presente caso, en suma, no se vulneró el artículo 24.2 de la Constitución, ya que la causa se abrió sobre hechos específicos con apariencia delictiva. No puede afirmarse que

se tratara de una pretendida búsqueda sin más de posibles hechos que pudieran haber cometido los acusados. Y si en algún momento, a impulso de los investigadores o de la acusación popular, pudo parecer que se trataba de una causa penal prospectiva, aquello a lo sumo no paso de conato, pues el

casi fiel trasunto

objeto del plenario, a la postre, ha sido de la denuncia, de la notitia criminis.

B) Desarrollo expositivo de la presente resolución.

Para una mayor claridad expositiva, habida cuenta de que son tres las acusaciones y son múltiples los hechos objeto de enjuiciamiento, vamos a ir glosando de forma separada cada imputación, partiendo para ello de los distintos escritos de calificación definitivos.

Por razones metodológicas, dividiremos los hechos punibles del siguiente modo:

a)

La pretendida disposición y desvío

de fondos

en

metálico de FEVAL por parte de los acusados.

b) El Centro de emprendimiento y el fraccionamiento de los

contratos de Everis.

c) Los contratos de FEVAL con don Fernando Panizo y las

empresas Clece y Gamma.

d) Pretendida organización criminal.

SEGUNDO.- LA PRETENDIDA DISPOSICIÓN Y DESVÍO DE FONDOS EN

METÁLICO DE FEVAL POR PARTE DE LOS ACUSADOS.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

Sobre la base de un supuesto desvío de fondos por parte de don José Luis

Sobre la base de un supuesto desvío de fondos por parte de

don José Luis Viñuela Díaz y don Juan Francisco Cerrato Monago, el Ministerio Fiscal les atribuye un delito continuado de falsificación en documento público y/o mercantil previsto

(en realidad, quiere decir

390.1.1º) del Código Penal y 74.1 del Código Penal, en concurso medial con un delito continuado de malversación de caudales públicos del artículo 432.1, 2 letras a) y b), y 3 del Código Penal, en relación con los artículos 252 y 252 y 435.1º y 2º del Código Penal, en su redacción dada por la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal.

en

el artículo

392.1.1º

y

La acusación particular extiende esta imputación también al acusado don José Villa Habas y, además, incluye dentro del delito continuado de malversación el uso de recursos humanos de FEVAL para asuntos propios, ajenos a la propia institución. Aparte entiende que hay concurso real, que no medial, entre los delitos continuados de malversación y de falsificación.

Y la acción popular, califica los hechos como delito continuado de malversación de caudales públicos, considerando autores a los tres acusados y añadiendo que la malversación abarca también la adquisición de determinadas obras de arte y la realización de concretas instalaciones deportivas y de ocio que son ajenas al objeto estatutario de FEVAL. Y con relación al delito de falsedad documental, engloba las falsedades supuestamente habidas con ocasión de la llevanza de la contabilidad y de la contratación de Everis.

2.1. Supuesta ilegitimidad de la prueba documental.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

En fase de informe, la defensa del señor Viñuela ha venido a decir que el

En fase de informe, la defensa del señor Viñuela ha venido a decir que el procedimiento está viciado de nulidad porque los documentos de la contabilidad auxiliar, consistentes en las denominadas hojas de excel, no están incorporados al procedimiento.

Este motivo de nulidad no puede acogerse tanto por razones de forma como de fondo.

De forma, por ser una alegación extemporánea. El señor Viñuela, en su brillante escrito de conclusiones

provisionales, hizo una amplia y detallada disertación sobre

el valor probatorio

niega

ilegítima. Hablaba entonces de que tal hoja excel era una mera hoja de apoyo creada y utilizada por parte del personal de

mero instrumento de

personal, por sí y para sí, confeccionó, y del que, por tanto, no debe responder. Al inicio del juicio oral, en fase de

administración,

auxilio que dicho

proceso considera ahora

de los documentos cuya existencia hoy

y

cuya incorporación al

un

cuestiones previas, el señor Viñuela hizo un buen número de alegaciones, pero nada objetó en relación a los documentos

del

sobre los que ahora procedimiento.

pretende

justificar

el

vicio

Sea como fuere, poca ilegitimidad cabe ver en unos documentos que fueron traídos al procedimiento una vez que fueron requeridos a FEVAL y dicha institución los aportó voluntariamente. No estamos aquí hablando de documentos personales del propio acusado. Estos documentos no son suyos. Son simples documentos de la institución extendidos en soporte digital y guardados en sus archivos informáticos y que versan sobre anotaciones de ingresos en metálico. No se alcanza a ver

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

qué indefensión ha sufrido el señor Viñuela por su traída al procedimiento. Han estado siempre

qué indefensión ha sufrido el señor Viñuela por su traída al procedimiento. Han estado siempre a su disposición, quien ha podido en todo momento someterlos a contradicción, como así en la práctica ha hecho. Del mismo modo no entendemos qué cadena de custodia cabe predicar sobre dicha prueba y máxime cuando se ha admitido previamente su existencia.

2.2. Pretendida indefensión por haberse abierto juicio oral por hechos sobre los no fueron interrogados los acusados en fase de diligencias previas.

Por la defensa del señor Villa, tanto en su informe final como en cuestiones previas, se ha aludido a que existe indefensión y consecutiva nulidad de las actuaciones porque se ha abierto juicio oral contra él sin ser interrogado previamente por la supuesta utilización de trabajadores de FEVAL en una finca de su propiedad. Ha hecho hincapié en que las diligencias previas se iniciaron solo por las desviaciones en la contabilidad y por el fraccionamiento irregular de uno de los contratos.

Este descargo debe rechazarse. No hay vulneración del derecho a la tutela judicial efectiva.

que el derecho a ser informado de la

acusación forma parte de las garantías que derivan del principio acusatorio. El derecho a ser informado de la acusación tiene como primer presupuesto que el acusado tenga conocimiento previo de la acusación formulada contra él y tal

conocimiento lo sea en términos suficientemente determinados, para así poder defenderse de ella de manera contradictoria.

Bien es verdad

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

En desarrollo de este derecho, el Tribunal Constitucional (entre otras, sentencias 186/1990 y 149/1997) reseña

En desarrollo de este derecho, el Tribunal Constitucional (entre otras, sentencias 186/1990 y 149/1997) reseña que una de las funciones esenciales de la instrucción es la de determinar la legitimación pasiva en el proceso penal; función que en el proceso común se realiza a través del procesamiento y que en el proceso penal abreviado (por no contar con la actuación procesal del procesamiento) debe llevarse a cabo mediante la previa imputación judicial. De esta manera, la tutela del derecho constitucional a la defensa en dicho proceso conlleva una triple exigencia: que nadie puede ser acusado sin haber sido con anterioridad declarado judicialmente imputado; que tampoco puede serlo sin haber sido oído por el juez con anterioridad a la conclusión de las diligencias previas, no pudiendo clausurarse la instrucción sin que el juez haya ilustrado al imputado de sus derechos y particularmente sin la designación de abogado defensor y sin haber dado lugar a la posibilidad de alegar su exculpación; y, por último, que no puede pedirse al imputado una simple declaración testifical cuando de las diligencias practicadas pueda fácilmente inferirse que contra él ya existe sospecha de haber participado en la comisión de un hecho punible.

Además, la doctrina constitucional refleja que el adecuado desarrollo del derecho de defensa no solo exige el conocimiento de ser sujeto pasivo del procedimiento, sino de cuáles son los hechos concretos en los que se atribuye una participación, pues las posibilidades de defensa se concretan inicialmente en saber cuál es el factum objeto de proceso y no en la calificación de unos acontecimientos cuyas circunstancias concretas están de entrada pendientes de ser

esclarecidas y definidas. Solo cuando

necesarias fuentes de prueba, cabrá exigir la tipificación que

las acusaciones personadas atribuyen a los hechos

han recabado las

se

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

investigados: sobre tal dimensión normativa también debe poderse ejercer una defensa contradictoria. Ahora bien, este

investigados: sobre tal dimensión normativa también debe poderse ejercer una defensa contradictoria.

Ahora bien, este derecho de información, de carácter instrumental respecto del fundamental derecho a la defensa y a la asistencia de letrado, está reglado: debe abordarse según el tipo del proceso y según las normas reguladoras del mismo. El Tribunal Constitucional apunta que no es constitucionalmente imprescindible que la imputación quede plenamente fijada en el acto de imputación ante el juez de instrucción. Puede concretarse a lo largo de la instrucción hasta el escrito de calificaciones provisionales, de manera que en la contestación al mismo el acusado pueda proponer las pruebas que estime pertinentes y ejercer a partir de ese momento plenamente su defensa, tanto frente a los hechos como frente a sus calificaciones jurídicas, así como durante el juicio oral (sentencias del Tribunal Constitucional 211/1991, 225/1997 y 87/2001).

Viene muy al caso la sentencia 34/2009, de 9 de febrero, del Tribunal Constitucional, pues en ella se contemplaba un supuesto semejante al denunciado aquí por el señor Villa. El demandante de amparo denunciaba la lesión del derecho a ser informado de la acusación, por no haber sido informado durante la fase de instrucción del delito por el que fue finalmente condenado, y por no habérsele tomado declaración en dicha fase de instrucción en relación con dicho delito, así como por no haberse acordado la conclusión de las diligencias previas exclusivamente por los delitos que inicialmente fueron investigados. Al respecto, el Tribunal Constitucional recordó que el derecho a ser informado de la acusación encierra un contenido normativo complejo, cuya principal premisa es conocer los hechos concretos objeto de imputación. Pero a

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

efectos de la fijación de la acusación en el proceso, el instrume nto procesal esencial

efectos de la fijación de la acusación en el proceso, el instrumento procesal esencial es el escrito de conclusiones definitivas, el cual debe contener los hechos relevantes y esenciales para efectuar una calificación jurídica e integrar un determinado delito: es lo que ha de entenderse por hecho punible a los efectos de la necesidad constitucional de conocer la acusación para poder ejercer el derecho de defensa.

Es decir, el derecho a ser informado de la acusación no comprende el derecho a conocer los hechos punibles desde el mismo momento en que se dicta el auto de apertura de diligencias previas. Es de sentido común, claro: cuando está todo por conocer, mal o poco se puede informar. Desde luego el investigado tiene derecho desde el inicio a ser informado de los hechos que dan lugar a la investigación y, además, con grado de detalle suficiente. Así lo prevé el vigente artículo 118 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal tras la reforma llevada a cabo por la Ley Orgánica 13/2015, de 5 de octubre. Pero una cosa es tener derecho a la información cuando todavía no hay acusación y otra muy distinta cuando ésta ya existe. La lesión del derecho a ser informado de la acusación, en su dimensión constitucional, solo puede sobrevenir en el contexto no de una investigación sino de una imputación.

Por eso carece de fundamento la queja del señor Villa. En los escritos de conclusiones provisionales de las acusaciones se recogía expresamente, como hecho punible, la utilización de trabajadores de FEVAL para actividades privadas, para realizar servicios en una finca de su propiedad. Esto es, el señor Villa ha sido informado de la acusación dirigida contra él, imputándole, entre otros, un delito de malversación de caudales públicos, habiendo podido defenderse de la misma,

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

como efectivamente ha hecho, sin que, por lo tanto, pueda estimarse sorpresiva la acusación. Por

como efectivamente ha hecho, sin que, por lo tanto, pueda estimarse sorpresiva la acusación.

Por otra parte, al formular su queja, el señor Villa se aparta completamente de la realidad de los acontecimientos. Ha hecho ver que en el auto de transformación de las diligencias previas en procedimiento abreviado no se recogía esta conducta entre los hechos punibles. Nada más lejos de la realidad. Por auto de 12 de enero de 2015, el Juzgado de Instrucción número 3 de Don Benito acordó continuar la tramitación de las diligencias previas por los trámites del procedimiento abreviado y, además de designar los supuestos responsables, fijó de forma extensa, detallada y precisa los hechos punibles. Acerca del señor Villa, en el fundamento jurídico cuarto, glosó de forma pormenorizada las conductas referidas a la utilización de trabajadores de FEVAL en una finca de su propiedad (folios 4.298 y 4.299). Dicho auto fue recurrido en reforma por el propio señor Villa, recurso que fue desestimado por resolución de 16 de marzo de 2015. Y el subsiguiente recurso de apelación fue desestimado, salvo en lo que afectaba al procedimiento, que esta sección de la Audiencia Provincial rechazó dividir en dos causas, considerando oportuno enjuiciar los hechos conjuntamente por los trámites del procedimiento abreviado al existir una íntima conexión entre los mismos (auto 172/2015, de 28 de mayo, folios 4.543 y siguientes).

Por si fuera poco, decir que el auto de incoación de

de imputación formal

efectuado por el instructor de oficio a la vista del resultado

de la instrucción

y

sobre la implicación que en ellos, de forma indiciaria, pudieran tener las personas investigadas. Es decir, de ningún

constituye un mero juicio de

probabilidad sobre unos hechos presuntamente delictivos

un

procedimiento abreviado

es

acto

y

que

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

delitos enjuiciamiento, que serán los que aparezcan en los escritos de acusación. Como dice el

delitos

enjuiciamiento, que serán los que aparezcan en los escritos de

acusación. Como dice el Tribunal Supremo, lo que sí condiciona el contenido de la sentencia es la acusación de la que se debe

responder

inculpado para articular su defensa (sentencias del Tribunal Supremo 625/2015, de 22 de diciembre y 944/2016 de 15 de diciembre).

temporáneamente el

modo

de

condiciona

los

concretos

objeto

y

de

la

que

debe conocer

imputaciones

los

hechos por los que ha resultado acusado y de los que, en la práctica, se ha defendido y ha propuesto prueba.

sorpresivas, pues el señor Villa conocía

En

fin,

en

este caso

no han existido

con detalle

2.3. Acerca de la naturaleza jurídica de FEVAL.

Por los acusados se ha negado, siquiera en parte, el carácter público del caudal supuestamente malversado.

Este descargo no puede acogerse.

Como se desprende de sus propios estatutos, la naturaleza

jurídica de FEVAL es la propia de un consorcio. Al amparo de los artículos 57 y 87 de la Ley 7/1985 de Bases de Régimen Local, FEVAL se constituyó en 1985 por la Junta de

y

Badajoz y por el Ayuntamiento de Don Benito. Aunque hoy día, tras la disposición derogatoria única de la Ley 40/2015, de 1 de octubre, de Régimen Jurídico del Sector Público, ya no está

vigente el referido artículo 87, no existe duda alguna sobre el carácter público de esta figura. Podremos discutir su concreta naturaleza pública, pero nada más. Para algunos los consorcios locales son entes públicos locales, cuando menos

Extremadura, las Diputaciones Provinciales

de Cáceres

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

se constituyen para atender fines concretos, que se caracterizan por ser competencia común de otras

se

constituyen para atender fines concretos, que se caracterizan por ser competencia común de otras entidades. El legislador optó por no someter su organización a un régimen tasado, de modo que su concreta forma quedó al albur de lo previsto en cada caso en los correspondientes estatutos. Las dudas sobre su naturaleza se agotaban básicamente a la hora de encasillarlos como órgano estatal, autonómico o local (por todas, la sentencia del Tribunal Supremo de la Sala de lo Contencioso de 30 de abril de 1999). El vigente artículo 118 de la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público los define como entidades de derecho público, con personalidad jurídica propia y diferenciada, creada por varias Administraciones públicas o entidades integrantes del sector público institucional, entre sí o con participación de entidades privadas, para el desarrollo de actividades de interés común a todas ellas dentro del ámbito de sus competencias. Esta concepción no es nueva. Los consorcios tienen personalidad jurídico-pública, incluso aun cuando puedan integrarse por entidades privadas, lo que no es aquí ni siquiera el caso.

funcionales. Tienen

sus

lógicas

especialidades

y

Los acusados quieren hacer ver que el objeto social de FEVAL no era solo organizar y gestionar ferias y exposiciones. Alegan que también tenía como fin prestar servicios retribuidos actuando en el mercado como una sociedad privada. Ciertamente, FEVAL prestaba servicios de hostelería y alquilaba espacios en ferias y, conforme a sus estatutos, también ofrecía servicios de telecomunicaciones, procesos de datos, apoyó técnico y tecnológico, organización de eventos, etcétera. Como es verdad también que, por razón de tales actividades, FEVAL generaba importantes recursos propios. Es decir, no se sostenía solo con las subvenciones.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

Ahora bien, no puede confundirse la naturaleza jurídica del consorcio con la naturaleza del origen

Ahora bien, no puede confundirse la naturaleza jurídica del consorcio con la naturaleza del origen de sus recursos.

Son cosas distintas. El consorcio es una forma de cooperación entre administraciones (como las mancomunidades de

municipios). Buena prueba de ello

Junta de Extremadura, las dos diputaciones extremeñas y el Ayuntamiento de Don Benito. Los consorcios persiguen fines de interés público de carácter concurrente y su personalidad jurídica es pública. Es administración y más en el caso de FEVAL que solo se integra por entes públicos. De lo que no hay duda es de su naturaleza pública: tanto el derogado artículo

es FEVAL: integrada por

87 de la Ley de Bases de Régimen Local como el vigente artículo 118 de la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público lo dejan claro. Y en concreto los consorcios locales forman parte del sector público local (artículo 2 de Real Decreto 1463/2007, de 2 de noviembre).

Y que FEVAL tenga ingresos propios es indiferente. Los ingresos públicos son los recursos que obtiene el sector público para realizar sus actividades. No son únicamente las subvenciones. También son ingresos públicos de FEVAL los rendimientos obtenidos por la prestación de sus servicios. Son los llamados ingresos contractuales u originarios, logrados como si se tratara de un particular.

Por ello, no podemos aceptar que los ingresos generados por los servicios prestados por FEVAL puedan reputarse como ingresos privados y, por ende, inválidos para integrarse en el tipo objeto de imputación, el delito de malversación.

está

resuelta por la Sala Segunda del Tribunal Supremo. Valga de ejemplo la sentencia 944/2016, de 15 de diciembre: señala que

Esta

cuestión jurídica, como podía esperarse,

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

los fondos de una entidad pública tienen naturaleza pública, con independencia de su concreto origen.

los fondos de una entidad pública tienen naturaleza pública, con independencia de su concreto origen.

2.4. El delito de malversación.

apropiación de bienes muebles o

inmuebles llevada a cabo por aquel a quien incumbe el deber público de su custodia.

Es

la distracción o

en la redacción

anterior a la Ley Orgánica 1/2015, castiga a “la autoridad o

lucro, sustrajere o

consintiere que un tercero, con igual ánimo, sustraiga los caudales o efectos públicos que tenga a su cargo por razón de

sus funciones”.

funcionario público que, con ánimo

El artículo 432.1

del Código Penal,

de

En

cuanto al

concepto penal de funcionario público,

señalar que es más amplio que el concepto estrictamente administrativo. Conforme al artículo 24.2 del Código Penal se considera funcionario público todo el que por disposición inmediata de la ley, por elección o por nombramiento de la autoridad competente participe en el ejercicio de funciones públicas. La jurisprudencia emplea un criterio amplio y en general ha entendido que son funciones públicas las realizadas por los entes públicos, con sometimiento al Derecho público y desarrolladas con el fin de satisfacer intereses públicos (por todas, véase la sentencia del Tribunal Supremo 447/2016, de 25 de mayo).

Tener caudales o efectos públicos a disposición del funcionario por razón de sus funciones incluye tanto aquellos cuya tenencia material le está directamente atribuida, como aquellos otros en los que tiene competencia para adoptar

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

decisiones que se traduzcan en disposición sobre los mismos (sentencias del Tribunal Supremo de 5

decisiones que se traduzcan en disposición sobre los mismos (sentencias del Tribunal Supremo de 5 junio 1998, de 5 octubre 1999 y de 2 marzo 2006). En todo caso ha de tratarse de bienes que reflejen un valor económico perteneciente a alguna administración estatal. El Tribunal Supremo ha asimilado a la expresión caudales o efectos públicos, el valor de la utilización privada del trabajo de funcionarios.

La conducta típica es la apropiación o distracción de caudales públicos. El verbo típico es sustraer y cabe la actuación omisiva, por ejemplo cuando se consiente dolosamente que otro sustraiga. Y ha de recaer sobre caudales o efectos públicos respecto de los cuales ha de haber una especial relación: el objeto del delito son los caudales puestos a disposición del funcionario por razón de sus funciones.

El marco penal agravado anterior a la Ley Orgánica 1/2015, artículo 432.2, surge en los tres supuestos siguientes: cuando la malversación revista especial gravedad atendiendo al valor de las cantidades sustraídas y al daño o entorpecimiento producido al servicio público, o las cosas malversadas hubieran sido declaradas de valor histórico o artístico o cuando se tratara de efectos destinados a aliviar alguna calamidad pública.

El subtipo agravado relativo al valor y al daño exige la concurrencia de ambos factores. La cuantía por sí sola no basta para la agravación. La norma obliga a atender a ambos parámetros conjuntamente. Así se desprende de la conjunción copulativa “y”. La regulación vigente prescinde de este criterio cumulativo. Según una corriente del Tribunal Supremo, en caso de cantidades malversadas muy grandes puede inferirse sin más su inevitable incidencia en el servicio público al que

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

estaban adscritos los fondos distraídos (sentencias 191/2013, de 22 de marzo, y 784/2012, de 5

estaban adscritos los fondos distraídos (sentencias 191/2013, de 22 de marzo, y 784/2012, de 5 de octubre). Fue el caso, por ejemplo, de la sentencia del Tribunal Supremo 1394/2009, de 25 de enero de 2010, donde la cantidad malversada ascendió a 22.938.083 euros. En sentencias más lejanas, se llegó a estimar cuando la malversación superaba los 600.000 euros (sentencias 2/1998 de 29 de julio, 616/2002, de 13 de abril, y 381/2007, de 24 de abril). No obstante, la jurisprudencia más reciente rechaza la ecuación cuantía elevada igual a daño del servicio público (sentencias del Tribunal Supremo 806/2014, de 23 de diciembre, y 277/2015, de 3 de junio). Se considera que, aun siendo la cuantía un elemento muy relevante, no basta.

estrictamente

económico, el Tribunal Supremo ha oscilado mucho. Así ha entendido que concurre la especial gravedad cuando se han malversado 33.321 euros (sentencia 1519/1997), 258.435 euros

(sentencia 722/1997), 595.001 euros (sentencia 771/1999), 390.657 euros (sentencia 44/2008), etcétera. Y no se ha apreciado el subtipo agravado con las siguientes cantidades:

153.000 euros (sentencia 381/2007), 127.505 (sentencia 1094/2011) y 2.705.000 euros (sentencia 429/2012).

Por

otra parte,

en cuanto

al elemento

2.5. El delito de falsedad documental.

Con carácter general el delito de falsedad documental

consiste

realidad que se apoya en una alteración objetiva de la verdad, de manera que será falso el documento que exprese un relato o

la

en

la

plasmación gráfica de

una mutación de

contenga una dato que sea incompatible con la verdad de los

jurisprudencia ha

una

establecido,

hechos

constatados.

Y

también

el

la

contemplando

bien

jurídico

desde

perspectiva funcional, que al examinar la modificación,

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

variación o mendacidad del contenido de un documento, han de tenerse presentes las funciones que

variación o mendacidad del contenido de un documento, han de tenerse presentes las funciones que constituyen su razón de ser, atendiendo sobre todo a la función probatoria, en cuanto el documento se ha creado para acreditar o probar algo, y a la función garantizadora, en cuanto sirve para asegurar que la persona identificada en el documento es la misma que ha realizado las manifestaciones que se le atribuyen en el propio documento (entre otras, sentencia del Tribunal Supremo 165/2010, de 18 de febrero).

2.6. Existencia de prueba de cargo en orden al delito de malversación en relación a las cuentas.

Como en todo proceso penal, para enjuiciar y decidir sobre

la

presunción de

nuestro sistema constitucional y legal con rango de derecho fundamental (artículo 24 de la Constitución), e implica que toda persona acusada de un delito debe ser considerada inocente hasta que se demuestre su culpabilidad con arreglo a

la Ley (artículo 11 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos; artículo 6.2 del Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, y artículo 14.2 del Pacto Internacional de Derechos civiles y Políticos). Esto supone que es preciso que se haya

cuya

contenido

incriminatorio, racionalmente valorado de acuerdo con las reglas de la lógica, las máximas de experiencia y los conocimientos científicos, sea suficiente para desvirtuar aquella presunción inicial, en cuanto que permita al tribunal alcanzar una certeza objetiva sobre los hechos ocurridos y con base en la misma declararlos probados, así como la

desarrollado

una iniciativa corresponde a la

la

inocencia, derecho que viene consagrado en

responsabilidad

penal ha

de partirse

del derecho

a

actividad

probatoria

acusación

de

y

cargo,

cuyo

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

participación del acusad o en ellos, descartando, al mismo tiempo, la versión alternativa ofrecida por

participación del acusado en ellos, descartando, al mismo tiempo, la versión alternativa ofrecida por el acusado por carencia de la necesaria racionalidad (sentencias del Tribunal Supremo 38/2015, de 30 de enero, 133/2015, de 12 de marzo, y 231/2015, de 22 de abril).

o

elementos incriminatorios de entidad suficiente como para

desvirtuar el derecho fundamental inocencia.

presunción de

En

este

caso,

la

prueba practicada ofrece datos

a

la

doble

contabilidad, ni una contabilidad en dinero negro. Aquí, los

fondos y

que, a la par, para ocultar dicha desaparición, se eliminaban

o modificaban asientos, contables.

hechos objeto de imputación son que desaparecían

Vaya

por

delante

que

FEVAL

no

tenía

una

falsificándose así los datos

La existencia misma de una contabilidad auxiliar ha resultado plenamente acreditada en el acto de juicio oral gracias fundamentalmente a las declaraciones testificales de don Israel Garrido Gamero y don Francisco Gijón Rodríguez. Son dos testimonios de especial valor por su especial conocimiento de los hechos, pues eran técnicos del departamento administración y contabilidad de FEVAL.

Don Israel Garrido, que ha sido sometido a un extenso y

dado cuenta

detallada y fundada de este modo de operar. El señor Garrido

habla con conocimiento de causa: entró a prestar servicios en

el

departamento de administración y contabilidad

veces de auditor o controller. Ha explicado muy bien la razón

FEVAL en el mes de octubre de

exhaustivo interrogatorio por las partes, ha

2004,

su

destino

era

y hacía las

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

de ser de la cont abilidad auxiliar o extracontable. No era exactamente una contabilidad paralela.

de ser de la contabilidad auxiliar o extracontable. No era exactamente una contabilidad paralela. La causa inmediata era la existencia de ingresos en efectivo. Por razón principalmente del negocio de hostelería (restauración, bodas, máquina expendedora de tabaco, etcétera) se ingresaban cantidades en efectivo que iban a parar físicamente a una caja de caudales del departamento de administración. Ha relatado un proceder de puro sentido común: para controlar su contenido se hacía un apunte o anotación de las cantidades y su concepto. Pero ese apunte no se trasladaba automáticamente a la contabilidad oficial. Ello era así, ha añadido el señor Garrido, porque el proceso que seguía el ingreso en efectivo no se agotaba en la caja de caudales del departamento. Es decir, de esa caja no pasaba el dinero inmediatamente a la cuenta bancaria de FEVAL. El metálico existente, cuando alcanzaba cierto importe, que a veces era muy alto, se hacía llegar al acusado don Juan Francisco Cerrato Monago. Éste contaba, en su despacho, con su propia caja de caudales. Y de esta caja es desde donde partía definitivamente el dinero a las cuentas bancarias de FEVAL. O mejor dicho, desde donde debía partir. Y es que no toda las cantidades se ingresaban en cuenta. De parte de ese dinero disponía don Juan Francisco Cerrato en connivencia con los señores Viñuela y Villa.

En el servidor del sistema informático había un archivo donde se consignaban los apuntes de los ingresos en metálico. Pero esos apuntes no se podían trasladar tal cual a la contabilidad oficial porque parte del dinero desaparecía en el ínterin, de modo que no acababa ingresado. Por consiguiente, se producía un descuadre: había ingresos que no aparecían ni material ni formalmente en la contabilidad oficial. Por ello resultaba preciso maquillar las cuentas. A tal fin se eliminaban o modificaban asientos de la contabilidad auxiliar.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

Todo esto lo ha narrado don Israel Garrido con minuciosidad y contundencia, sin incurrir en

Todo esto lo ha narrado don Israel Garrido con minuciosidad y contundencia, sin incurrir en contradicciones. Y lo ha hecho desde el especial conocimiento de causa que tenía, como encargado del propio departamento. Y lo ha hecho además bajo la responsabilidad personal que representa asumir que él, siguiendo órdenes del señor Cerrato, colaboraba en la confección de facturas falsas y en la manipulación de la contabilidad, pero, eso sí, a los solos fines de cuadrar las cuentas, sin fin lucrativo alguno.

Su testimonio ha sido confirmado por don Javier Gijón

Rodríguez, técnico en contabilidad del mismo departamento. El señor Gijón, sobre las facturas falsas, ha manifestado por ejemplo que para crear un gasto ficticio lo normal era coger

el

que

Comité

organizador de ferias. Este testigo también ha señalado que perdían el rastro del dinero en cuanto se lo daban al señor Cerrato.

a

disposición

representaba

terminal

de

de

un

punto

los

gasto

de

venta

(un

TPV)

que

estaba

tique

al

camareros y

de

extender un atribuido

comida

Las defensas han insistido en que ambos han actuado por motivos espurios, más concretamente por venganza y, ello, porque ambos fueron despedidos a iniciativa precisamente de los acusados. Han dicho también que, ante irregularidades tan graves, no se compadece bien su actitud y más en el caso del señor Garrido por su condición de controller. Se ha querido hacer ver la alta contradicción que supone asumir el control de las cuentas y, a la par, silenciar las graves irregularidades supuestamente existentes. Para los acusados, el primero que debía haber denunciado los hechos era el señor Garrido. También se atribuye a estos dos testigos haber

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

intoxicado la opinión pública, al haber filtrado presuntamente documentación de FEVAL para facilitar con ello

intoxicado la opinión pública, al haber filtrado presuntamente documentación de FEVAL para facilitar con ello la denuncia.

Estas objeciones sobre la parcialidad de los testigos no tienen fundamento.

Podemos aceptar, en un principio, desde un punto de vista general, que quien ha sido despedido pueda en su fuero interno guardar cierto rencor frente a su empleador. Pero esta apreciación, tan solo teórica, no permite presuponer que testigo despedido es igual a testimonio inválido. Si así fuera, estaríamos contribuyendo a la impunidad de quienes cometen este tipo de delitos. En cuanto el trabajador fuera reticente a las prácticas irregulares bastaría su despido para convertir su testimonio en letra muerta. No es de recibo tal parecer. La crítica del testimonio, por supuesto, entre otras cosas, pasa por tener en cuenta las circunstancias personales del testigo, pero hay que estar a cada caso y, como puede suponerse, debemos tener en cuenta el propio contenido de sus manifestaciones y, sobre todo, las corroboraciones de lo declarado.

En este supuesto, la veracidad de las manifestaciones de los testigos está fuera de toda duda por la concurrencia de elementos objetivos y de datos que ratifican la exactitud de lo declarado.

apoya en

abundante prueba documental. Especial relevancia tiene un

a Cerrato. Dicho documento obra al folio 381 de la causa. Según el testigo, el señor Cerrato hizo cuentas para cuadrar un cierre de ejercicio sobre la base de un descuadre de 38.489,20

don Juan Francisco

manuscrito de anotaciones atribuido

En

efecto, el relato

del

señor Garrido

se

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

euros. operaciones ahí anotadas. En concreto se trataba de cuadrar las cuentas del ejercicio 2009,

euros.

operaciones ahí anotadas. En concreto se trataba de cuadrar las cuentas del ejercicio 2009, pues existía un desfase entre el saldo de caja resultante de la contabilidad oficial y el dinero efectivo existente en el departamento. Con dicho objetivo, don Juan Cerrato ordenó suprimir de la contabilidad oficial los siguientes asientos: el número 6363 de fecha 13/10/09 por importe de 19.131,60 euros; el número 3347 de fecha 11/05/09 por importe de 14.875 euros; el número 6352 de fecha 9/10/09 por importe de 1.194,40 euros; y el asiento número 6780 de fecha 12/11/09 por importe de 1.125,30 euros. Y

además dispuso que se redujera el importe del asiento número 571 de fecha 30/01/09 (que ascendía a 1.214,10 euros) en la cantidad de 797,20 euros, para eliminar de esta forma de la contabilidad oficial ingresos por el importe total ya citado, 38.489,20 euros.

Pues bien,

el testigo

ha explicado

muy

bien

las

Y lo más importante es que el propio acusado, el señor Cerrato, ha admitido que son suyas las anotaciones manuscritas que aparecen en el documento en cuestión (folio 381) y que son alusivas a las operaciones a realizar para hacer desaparecer de la contabilidad oficial los referidos 38.489,20 euros. Eso sí, ha negado cualquier irregularidad, pero sin dar explicación convincente alguna.

También coadyuva, y de forma notable, a la versión de estos testigos la propia existencia del archivo informático donde se consignaban los ingresos en efectivo. Archivo que, como ya hemos expuesto, está acreditado.

que aludir al atestado

45989/2013 elaborado por el Grupo 13 de la Brigada de Blanqueo

Nacional de Policía con

de Capitales (miembros del Cuerpo

Y

en

la

misma

línea, tenemos

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

tarjetas de identificación 92.835 y 116.889). El fin de dicho in forme era contrastar la

tarjetas de identificación 92.835 y 116.889). El fin de dicho informe era contrastar la caja de contabilidad oficial y las anotaciones de los ingresos en efectivo. Tras el oportuno análisis contable, se concluye finalmente que, entre los ejercicios de 2005 y 2009, hay 201.644,47 euros desaparecidos. Han verificado que, aproximadamente, un 85% de los apuntes de la hoja extracontable aparecen en la contabilidad oficial. Luego hay un resto de conceptos de la hoja extracontable que o bien no aparecen en la oficial, o bien aparecen modificados. Ponen como ejemplo el concepto Fernando y Laura, quienes por su boda pagaron en efectivo 18.000 euros. Tal apunte aparece por dicho importe en la hoja extracontable y, en cambio, figura en la oficial por la cantidad de 10.000 euros. Estos desfases no eran puntuales: aparecen en todos los ejercicios. Y frente a este dictamen, la pericial de la defensa emitida por don José María Hergueta Gómez, no desdice las conclusiones alcanzadas. Esta pericial contradictoria, ya desde su inicio, tiene una importante tacha o carencia: su única fuente ha sido la caja de contabilidad oficial. Prescinde de la existencia de la hoja extracontable. Pero no es solo que prescinda, es que incluso duda de su existencia. De ahí que este otro dictamen sirva de poco: se emite un juicio de valor dando por sentada una premisa falsa: la inexistencia de la hoja extracontable. Así se explican sus respuestas. Por ejemplo, al ser interpelado en el juicio oral sobre los conceptos eliminados o modificados, el señor Hergueta contestó que las cantidades en metálico no arrastradas a la caja de la contabilidad oficial deben estar las cajas de caudales de FEVAL. De nuevo incurre en el mismo defecto: hace supuesto de la cuestión, porque niega que tales cantidades hayan desaparecido siquiera en parte, cuando está justamente acreditado lo contrario. Es significativo también, como así han apuntado los miembros de la Brigada de Blanqueo de

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

Capitales, que el descuadre calculado a la luz del contraste de la hoja extracontable se

Capitales, que el descuadre calculado a la luz del contraste de la hoja extracontable se asemeje mucho al saldo que resulta de comparar el debe y el haber de los ejercicios examinados.

Con arreglo a las entradas y salidas, el desfase es similar,

lo que viene a confirmar la operativa de desvío de los fondos

en metálico.

La prueba pericial, en fin, corrobora también la versión dada por los señores Garrido y Gijón en orden a la mecánica seguida por estos hechos.

Por si fuera poco, también están las declaraciones de las otras dos empleadas del departamento administración de FEVAL, doña María de Mar Quirós y doña María Zulayka Ruiz, quienes confirman el referido modo de operar. Esta última, por

ejemplo, ha aseverado que el dinero se daba el señor Cerrato y

que era éste quien les daba órdenes para modificar o eliminar

asientos. Incluso hace ver que las anotaciones de los pagos se hacían desde siempre, incluso a mano, y que se pasaban a la hoja excel de diario.

Y en cuanto a la supuesta pasividad de los señores Garrido

y

Gijón

ante

estas

irregularidades,

decir

que

su

comportamiento es natural y humano.

El

señor

Gijón ha

replicado que no podía poner en riesgo su puesto de trabajo,

que él comía de FEVAL y que, de hecho, a la postre, en cuanto

fueron

inmediatamente despedidos. Es más, resulta contradictorio que

las defensas critiquen la pasividad del auditor y, a la par,

que

terminó filtrando documentación. Estas dos pretendidas taras son incompatibles: si los señores Garrido y Gijón filtraron información (lo que no deja de ser una suposición) es una

traten de desvirtuar su testimonio sobre la

mostraron

su

oposición a refrendar

las cuentas,

base

de

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

prueba evidente de su disconformidad con las prácticas irregulares por las que los directivos de

prueba evidente de su disconformidad con las prácticas irregulares por las que los directivos de FEVAL les hacían pasar. Si fue así, no puede achacarse al controller haber sido complaciente o pasivo con lo que allí se hacía. Y otra cosa además: vista la respuesta de FEVAL a las filtraciones, su despido, se explica razonablemente su silencio previo.

Por otra parte, en relación a la existencia de controles anuales de las cuentas por empresas auditoras externas como Deloitte, poco que decir. Ha quedado claro que tales auditorías eran meramente contables y se efectuaban teniendo en cuenta solo la contabilidad oficial. Los acusados, mediante la manipulación de las cuentas, neutralizaban el posible control externo. Al respecto ha sido muy clarificador don Miguel García Pérez, auditor de Deloitte, que ha sido interrogado en el juicio oral. Ha dejado claro que él hacía una auditoría contable, no una auditoría de gestión o de cumplimiento. Y ha dicho también una obviedad: lo que no se anota en la contabilidad no existe. A veces lo obvio conviene recordarlo y más si lo plasma un técnico. También este auditor ha resaltado que FEVAL no tenía implementados procedimientos de control eficaces, lo que viene a ser consecuente con el hecho de que las conductas juzgadas se hayan sostenido en el tiempo.

Asimismo, en relación a la Junta rectora de FEVAL, indicar que existía una relación de confianza y que la falta de control interno por parte de dicha Junta, insistimos, se explica desde el momento en que los acusados se cuidaban mucho de dar apariencia de regularidad y verosimilitud a las cuentas fraudulentas presentadas. Cuando hay fondos públicos, su control pasa por la transparencia de las cuentas, puesto que, de lo contrario, cualquier desvío permanecerá oculto bajo

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

la correcta. aparente nor malidad de una actuación supuestamente Y es que cuando se falsifica

la

correcta.

aparente

normalidad

de

una

actuación

supuestamente

Y es que cuando se falsifica la contabilidad de cara a

cuadrar

existentes, el hecho de que los controles tanto internos como externos hayan sido infructuosos no legitiman la conducta de

más

elemental lógica y las normas de experiencia. Y no hay que pasar por alto que los delitos se cometieron antes de los controles ejercidos por los órganos administrativos. Es en abril de 2011 cuando la Junta de Extremadura toma cartas en el asunto y es a partir de ahí cuando se terminan descubriendo los hechos.

los responsables.

los fraudes internos

las cuentas

y

encubrir así

Semejante

conclusión

va

contra

la

Podemos dar la razón a las defensas cuando vienen a decir que los órganos rectores de FEVAL podían haberlo hecho mejor. Es cierto: tanto la Junta rectora como el Consejo rector tenían la obligación de cuidar el patrimonio y fiscalizar las cuentas. Pudo existir, desde luego, cierta dejación de funciones por parte de los miembros de esos órganos, que no fueron celosos a la hora de controlar la gestión del personal directivo. Pero hay que decir dos cosas: primero, no es objeto de este procedimiento exigir responsabilidades a tales órganos; y segundo, que la elusión de posibles sistemas de control de FEVAL no diluyen ni atenúan la responsabilidad de los acusados. Las falsificaciones llevadas a cabo para cuadrar las cuentas que encubrían los fraudes internos existentes siguen existiendo por más que, a lo largo de los años, no se detectaran con los medios propios de los órganos de control. La falta de detección de las irregularidades no elimina las irregularidades, siguen subsistiendo. No puede pasarse por alto la confianza depositada por el consorcio en tres personas

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

que llevaban tantos años gestionando FEVAL. De ahí que no se sospechara y se superara

que llevaban tantos años gestionando FEVAL. De ahí que no se sospechara y se superara el control interno, aparte, claro está, de las cuidados y precauciones tomados por los acusados para dar apariencia de regularidad y verosimilitud a las cuentas fraudulentas presentadas (sentencia del Tribunal Supremo 311/2017, de 3 de mayo).

Por otra parte, el modo de operar pone de manifiesto que existía conocimiento y voluntad de obtener un lucro ilícito. En circunstancias normales, el destino de los cobros en metálico realizados por el departamento de administración tenía que haber sido la cuenta bancaria de FEVAL. Ninguna explicación tiene que los acusados lo hicieran suyo. Si tenían que cobrarse algo, lo propio es que lo percibieran a través de sus respectivas cuentas corrientes bancarias.

2.7.

Pruebas

relación al uso

privados.

en orden

al

delito de malversación en

para fines

de recursos humanos

de FEVAL

Las acusaciones atribuyen a los señores Viñuela Y Villa haberse valido de jardineros y pintores de FEVAL para fines propios y, ello, con el visto bueno del señor Cerrato. También se les acusa de haber dado de alta un trabajador a cargo de FEVAL para lo mismo. Y además se achaca al señor Viñuela de adscribir a un trabajador de FEVAL para que la hiciera las veces de chofer.

A) Jardineros.

En cuanto a los jardineros, hay que aludir primero a la declaración prestada en el plenario por don Manuel Álvarez Sánchez. Confirmó que, al menos tres o cuatro veces, durante

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

dos o tres años y hasta que surgieron los problemas en FEVAL por las supuestas

dos o tres años y hasta que surgieron los problemas en FEVAL por las supuestas irregularidades en la gestión, fue en horario laboral a la finca de los señores Villa y Viñuela a hacer labores de poda junto con cuatro compañeros más. Incluso ha referido que llegó a prestar servicios bajo su presencia, recibiendo instrucciones de los dos. Sometido a un exhaustivo interrogatorio, dio muchos detalles circunstanciales:

identificó a los compañeros, describió el lugar, así como las especies de árbol podadas. Y especialmente significativo es que afirmara haber comido en el interior de la vivienda existente en la finca, extremo éste cuestionado por la defensa y luego confirmado por otros testigos.

Otro testigo que se expresó en parecidos términos fue don Alfonso Chaparro Serrano. Admitió haber ido a la casa de campo en horario laboral, que lo hacían en jornada de mañana y tarde y que podían hacerlo dos o tres días seguidos. Aclaró que comían allí o en una localidad cercana. También indicó que las visitas se prolongaron durante los años 2008, 2009 y 2010, cesando cuando surgieron los problemas en la entidad. Ratificó además la presencia puntual de los señores Villa y Viñuela en la finca. Y concretó, dando la razón de su ciencia, que esas podas tenían lugar al inicio de la primavera, los meses de marzo.

Y además ha testificado don José Núñez Chaparro, que lo ha hecho en su condición del encargado o responsable del departamento de mantenimiento. Es decir, era la persona que organizaba el trabajo de los operarios de mantenimiento. Ha hablado, pues y desde su responsabilidad, con especial conocimiento causa. Ha confirmado que, en cinco o seis veces, por instrucciones del señor Viñuela, o bien del señor Villa, ordenó que algunos operarios fueran a la finca de aquéllos a

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

podar. Que a veces los propios operarios le decían que tenían que ir al haber

podar. Que a veces los propios operarios le decían que tenían que ir al haber recibido instrucciones directas de la dirección. Matizó también que no era una práctica habitual y que se hacía en horario laboral.

Y como prueba de descargo, se ha hecho valer el testimonio

ha

reconocido haber ido a la casa de campo a hacer trabajos de

jardinería,

descanso. Y al ser preguntado sobre si alguna vez comieron en

que

de

de

don Ángel Arroba

pero

Mayorala.

Este empleado

lo

hacía

en

de FEVAL

sus

días

matizando

la propia casa de campo, ha reconocido que sí.

De

la apreciación conjunta de dichos testimonios, ha

quedado

acreditado que los acusados señores Villa y Viñuela

empleaban

para

fines privados al

personal

de

FEVAL. Los

testigos

así

lo

han

confirmado, reconociendo que por esos

trabajos no percibían más que la propia nómina de FEVAL. Y en

es un testimonio poco

estrecha con

señor

cuanto

fiable, pues mantenía una relación

al

señor

Arroba, decir que

el

Viñuela,

quien

lo

tuvo como asistente

suyo y conductor

personal.

B) Pintores.

a

jardineros, las acusaciones achacan a los acusados haberse valido de operarios de mantenimiento para realizar trabajos de

pintura en la mencionada casa de campo.

expuesto para los

En

parecidos

términos

lo

ya

Estos hechos también han quedado probados. Así, en el acto del juicio, en su condición de peón de mantenimiento de FEVAL, don José Antonio Díaz Mora ha manifestado que fue a pintar a la finca del señor Villa dentro y fuera del horario laboral.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

Ha especificado que, dentro del horario laboral, esporádica (dos o tres veces llegó a decir),

Ha especificado que, dentro del horario laboral,

esporádica (dos o tres veces llegó a decir), fue a pintar por

orden de don José Luis Viñuela, quien se lo ordenaba personalmente, o por indicaciones de don José Núñez, el encargado del departamento de mantenimiento.

de forma

expresado don José Luis

Vallejo Torres, otro operario de mantenimiento. En el juicio declaró que, dentro de su horario laboral, fue junto con el citado señor Díaz Mora a pintar a la casa de campo. Concretó que fue pocas veces (dos o tres días) y que lo hizo solo en

jornada de mañana (de 9 a 13 horas). Ubica los hechos entre 2007 y 2008, aproximadamente.

En

parecidos términos se ha

Además, está el testimonio de don José Núñez Chaparro, encargado de mantenimiento. Confirmó que los desplazamientos a la casa de campo, además de para labores de jardinería, eran para trabajos de pintura. Que fueron pocas veces, en horario laboral y que cesaron estos servicios en 2010 cuando sobrevinieron los problemas dentro de la institución (cuando se constituyeron las sociedades mercantiles).

C) Contratación del señor Trenado.

Se imputa por las acusaciones que el señor Viñuela, en nombre de FEVAL, contrató el 11 de mayo de 2009 a don Antonio Sánchez Trenado como peón de mantenimiento bajo la figura de empleado temporal para la Edición 2009 de la Feria General, con una duración hasta fin de servicio. Según la acusación particular, el señor Trenado solo realizaba trabajos para los señores Villa y Viñuela, todo ello en horario laboral y su nómina era pagada a costa de FEVAL por el señor Cerrato, quien conocía y consentía la situación.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

Estos hechos también han quedado probados. Por el desgraciado fallecimiento del propio empleado, el señor

Estos hechos también han quedado probados.

Por el desgraciado fallecimiento del propio empleado, el señor Trenado, no hemos podido contar con su declaración en el juicio. Pero sí contamos con la versión que prestó en fase de instrucción. Entonces declaró que tenía amistad con el señor Viñuela y que, como pasaba por una mala situación económica, le pidió como favor que lo colocara, a lo cual aquél accedió. En su interrogatorio en las diligencias previas, don Antonio Trenado incurrió en numerosas omisiones y de sus parcas respuestas se desprende claramente que su contratación fue más bien formal. Hay muchos detalles que nunca pasarían desapercibidos para un verdadero empleado.

fue

contratado como peón de mantenimiento de FEVAL, en la práctica

apenas llegó a prestar servicios para la institución.

En

efecto,

aunque

don Antonio Sánchez Trenado

A

esta

conclusión, como no

puede

ser

de

otra forma,

llegamos por la prueba de indicios. Hay un hecho revelador: el señor Trenado fue contratado como peón de mantenimiento y, sin embargo, no fue adscrito nunca al departamento de mantenimiento. El responsable de dicho departamento, don José Núñez, en el juicio oral, reconoció que nunca solicitó su contratación, que no había necesidad, que no reclamó dicho peón, que no sabe por qué se le contrató y que, de hecho, era un peón que no quedó bajo su dirección. Por tal motivo, no le dio instrucciones, no lo controlaba y tampoco rellenaba hojas

de servicio. El testigo ha insistido en que bajo su dirección no realizó funciones. Dicho operario, según el señor Núñez, dependía del señor Viñuela, de la dirección.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

En semejante contexto, mal puede propugnarse que don Antonio Sánchez Trenado prestara servicios regulares para

En semejante contexto, mal puede propugnarse que don Antonio Sánchez Trenado prestara servicios regulares para FEVAL. Si fue contratado como peón de mantenimiento y nunca quedó adscrito al departamento de mantenimiento, no se explica qué sentido o justificación tuvo su contratación. O bien fue empleado por pura complacencia para darle un sueldo, o bien sus servicios se prestaron para fines particulares. Es llamativo que el señor Viñuela, en el juicio, al ser preguntado sobre el señor Trenado, negara que estuviera a su disposición, desmintiendo así las palabras del señor Núñez. Si no dependía del responsable de mantenimiento, ni tampoco de la Dirección, está claro que no trabajaba para FEVAL, al menos habitualmente.

Esta última hipótesis se confirma a la vista de la propia declaración realizada por el señor Trenado en fase de instrucción. Por lo pronto, ni siquiera conocía el motivo de su contrato, pero, eso sí, insistió en que lo podían echar cuando quisieran. Preguntado por su jefe en FEVAL, no supo en principio responder, dando luego el nombre de don José Mora, refiriéndose, según se ve, a don José Antonio Díaz Mora. Esta persona, que testificó en el juicio oral, es un mero peón de mantenimiento, peón que, como él mismo reconoció, trabajaba a

las órdenes del encargado de su departamento, el ya mencionado señor Núñez Chaparro. Estamos ante un indicio más del carácter

señor Trenado no

estaba en realidad a las órdenes de nadie. Como otro indicio

es también que no rellenara hojas de servicio. En su

interrogatorio,

de hecho, reconoció tal extremo. No firmaba

esas hojas, pues según él solo se extendía para justificar la realización de horas extraordinarias, con lo cual es una

se

muestra

desenvolvía su ficticia relación laboral. Ficticia porque,

simulado de los servicios prestados:

el

más

de

su

ignorancia sobre

el

marco

en

que

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

como es sabido, el presupuesto de toda relación laboral es la prestación de un servicio

como es sabido, el presupuesto de toda relación laboral es la prestación de un servicio por cuenta ajena bajo la dirección de un tercero (artículo 1 del Estatuto de los Trabajadores).

la

contratación es el proporcionado por el jardinero don Manuel

con

ocasión de los trabajos llevados en la finca del pantano, vio al señor Trenado podar, aclarando que no había ido con ellos, que ya estaba allí cuando llegaron. El propio señor Trenado admitió haber estado en la finca, pero fuera de su jornada

Álvarez Sánchez,

Otro

dato

más

sobre

en

el

carácter figurado de

que,

quien,

el juicio, manifestó

laboral. Y es relevante también resaltar que el señor Trenado vivía en Orellana de la Sierra, a cuarenta kilómetros de las instalaciones de FEVAL, y a muy pocos kilómetros de la casa de

Estos extremos fueron

juez

revelados

instructora.

campo de los señores Villa y Viñuela.

por

el

propio

señor

Trenado

ante

la

D) Asignación de funciones de conductor al señor Arroba.

Se acusa al señor Viñuela de haber destinado al trabajador de FEVAL don Ángel Arroba Mayorala, que estaba adscrito al departamento de mantenimiento, a hacer básicamente funciones de asistente y chófer personal suyo.

Estos hechos son básicamente ciertos. El propio señor Viñuela admite que lo empleaba en alguna ocasión para sus desplazamientos, poniéndose al mando de su coche. El encargado del departamento de mantenimiento, don José Núñez, ha manifestado que el señor Arroba, pese a ser peón de mantenimiento, dependía de dirección y que no extendía hojas de servicio porque él no le controlaba. El propio señor Arroba admite que puntualmente hacía de conductor del señor Viñuela.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

Y varios testigos más confirman tales funciones. Por ejemplo, don José Miguel Galán Sánchez- Cortés,

Y varios testigos más confirman tales funciones. Por ejemplo,

don José Miguel Galán Sánchez-Cortés, informático que además

era delegado de personal, tanto en fase de instrucción como en el juicio oral, atribuyó tales funciones al señor Arroba.

por indicación del

propio señor Viñuela, entregó determinada documentación en Mérida al señor Arroba, aprovechando que éste lo había conducido hasta allí y que él, el señor Galán, residía en dicha localidad. Dicha documentación, parece ser, la entregó con ocasión de un pleno de la Asamblea de Extremadura, a la que había acudido el señor Viñuela en su condición de

parlamentario.

Incluso concretó

que,

en

una ocasión,

2.8. Existencia de prueba de cargo en orden al delito de falsedad documental sobre las cuentas.

Poco podemos añadir a lo ya expuesto más arriba. Aludíamos

a las declaraciones testificales de don Israel Garrido y don

Javier Gijón, quienes en el juicio detallaron el modo de operar para salvar los desfases producidos en la contabilidad oficial al sustraerse dinero en efectivo. Dejamos antes constancia del manuscrito de anotaciones de don Juan Francisco Cerrato (folio 381). El señor Cerrato, para cuadrar las cuentas del ejercicio 2009, ordenó suprimir de la contabilidad oficial determinados asientos y, ello, con el objetivo de ocultar la desaparición de 38.489,20 euros.

se

eliminaban asientos para reducir el saldo, que siempre se hacían manipulaciones, que había que cuadrar el dinero físico desaparecido y que se creaban facturas para generar gastos falsos y bajo el concepto de “gasto de comité de ferias”.

El

señor

Garrido,

en

su declaración, resaltó que

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

Don Javier Gijón, siendo ya reiterativos, explicó que para crear facturas ficticias, a través de

Don Javier Gijón, siendo ya reiterativos, explicó que para crear facturas ficticias, a través de terminal de punto de

venta de los camareros, se extendía un tique por consumo de

menús

a

cargo del referido comité

organizador de ferias.

También

recordaba el señor Gijón que, para regularizar la

contabilidad

operaciones que debían realizarse manuscrita.

oficial,

el

señor

Cerrato

y

lo

ordenaba las

forma

hacía

de

En fin, hay una falsificación dolosa tanto de facturas (que eran bien creadas ex novo como modificadas) como una falsedad consecutiva de la contabilidad de la institución.

2.9.

Pruebas sobre la compra

de obras

de

arte

y

la

realización de instalaciones recreativas.

La acusación popular, ejercida por el Partido Popular, extiende el delito de malversación de caudales públicos a otros dos hechos: por un lado, a las adquisiciones de obras de arte por parte de FEVAL; y por otro, al hecho de que se hayan destinado por FEVAL fondos públicos para instalaciones deportivas y de ocio. Entiende que se trata de gastos ajenos al objeto estatutario de la institución.

Ambos extremos son básicamente ciertos. FEVAL llegó a

tener una colección de obras de arte, que se ha venido a

o

certámenes de ese tipo de obras.

justificar en el

hecho de haber participado

en

ferias

Y

es

verdad también la existencia

de alguna

 

pista

deportiva

o

instalación

de

recreo

en

alguna

de

las

edificaciones acometidas.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

2.10. Calificación de los hechos. A) Desvío de fondos. Estos hechos son subsumibles en el

2.10. Calificación de los hechos.

A) Desvío de fondos.

Estos hechos son subsumibles en el tipo del artículo 432.1 del Código Penal (en su redacción anterior a la Ley Orgánica 1/2015). El señor Cerrato sustrajo fondos públicos concertadamente con los otros dos acusados, que, en todo caso, lo consintieron. Y hubo desde luego ánimo de lucro.

Es de aplicación además el artículo 74 del Código Penal.

Sí, hay delito continuado porque la desviación de fondos se prolongó a lo largo del tiempo, al menos entre los ejercicios 2005 y 2009. En cuanto al destino de los fondos públicos

la jurisprudencia del Tribunal

Supremo tiene declarado que los depositarios, encargados o gestores de los mismos deben acreditar de forma cumplida el destino público dado a los mismos. No es exigible a la acusación probar que los fondos públicos tuvieron un concreto fin privado, pues ello convertiría el delito de malversación en un delito de imposible acreditación. Basta para la existencia del delito la acreditación de no haber sido destinados a su fin público sin explicación plausible. Los gestores deben actuar con la transparencia y claridad que exige el manejo de caudales públicos y, cuando se prueba que no han sido aplicados al fin público previsto, los responsables deben justificar de forma cumplida la pérdida, destrucción o sustracción de los mismos, o la entrega de tales fondos. No es el caso de los presentes acusados, que lejos de

desviados o desparecidos,

acreditar o explicar su destino se han limitado sin más a negar la existencia misma del desvío de los fondos.

B) Jardineros, pintores y contratación del señor Trenado.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

En el mismo tipo penal del artículo 432.1 y con el mismo carácter de continuado

En el mismo tipo penal del artículo 432.1 y con el mismo carácter de continuado cabe encuadrar estos hechos. Aunque se ha defendido la aplicación del subtipo atenuado del artículo 432.2 (sustracción que no alcanza la cantidad de 4.000 euros), el caudal público afectado por este conjunto de actividades supera desde luego dicha cantidad. El cualquier caso, por lo que después se expondrá, la polémica es más formal que práctica, pues vamos a calificar la malversación de capital y de recursos humanos de manera unitaria.

C) Asignación de funciones de conductor al señor Arroba.

Estos

hechos,

como

sostiene la

defensa,

no

los

consideramos punibles. Aunque el señor

Arroba

ha

compatibilizado sus funciones de peón de mantenimiento con las de conductor del señor Viñuela, lo cierto es que de una y otra

manera ha estado prestando servicios para la institución, para FEVAL. Se dice que, en la relación de puestos de trabajo, no se contemplaba tal categoría profesional, la de conductor, pero es lo cierto que FEVAL no contaba en realidad con dicha

se elaborado por la empresa “ATD Auditores del Sector Público, SL” (folios 571 a 754). No puede hablarse de sustracción y de ánimo de lucro cuando el señor Arroba, se quiera o no, como conductor o como peón, ha servido a FEVAL.

relación. Así

el informe de auditoría

hace constar en

D)

Falsificación de documento público.

 

Las

alteraciones

de

la

contabilidad

oficial,

con

eliminación y modificación de asientos y con la alteración de

son

390.1.1º, 2º y 4º del Código

subsumibles en el artículo

facturas y la confección de facturas

ficticias,

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

Penal. Y hay también delito continuado en los términos del artículo 74 del Código Penal,

Penal. Y hay también delito continuado en los términos del

artículo 74 del Código Penal, pues dicha práctica se repetía

todos los años de cara a ocultar las desviaciones de fondos.

E)

La compra

de

obras

de

arte

y la realización

de

instalaciones recreativas.

Estamos ante hechos atípicos. No hay malversación, pues

tanto en un caso como en otro no hay sustracción de fondos

públicos. En ambos supuestos, adquisición de obras de arte y

la construcción de instalaciones deportivas, más allá del

juicio que merezca la inversión realizada, los fondos públicos

se han destinado a un fin público.

2.11. Existencia de delito continuado de malversación.

sus sentencias

627/2014, de 7 de octubre, y 228/2013, de 22 de marzo, en los delitos de malversación de caudales públicos, diferencia cuándo estamos ante un único delito o ante una continuidad

delictiva.

El

Tribunal Supremo, entre otras

en

El delito continuado nace de una pluralidad de acciones que individualmente contempladas son susceptibles de ser calificadas como delitos independientes, pero que, desde la perspectiva de la antijuricidad material, se presentan como una infracción unitaria. Sería como una verdadera “realidad jurídica”, que permite construir un proceso unitario sobre una pluralidad de acciones que presentan una determinada unidad objetiva y subjetiva.

Los

siguientes:

requisitos,

según

la

jurisprudencia,

son

los

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

acciones u omisiones de hechos típicos diferenciados que no precisan ser singularizados ni identificados en

acciones u

omisiones de hechos típicos diferenciados que no precisan ser singularizados ni identificados en su exacta dimensión.

elemento fáctico: pluralidad de

a)

Un

b) Cierta conexidad temporal dentro de esa pluralidad, no

debiendo transcurrir un lapso de tiempo excesivo, pues una gran diferencia temporal debilitaría o haría desaparecer la idea del plan que como elemento ineludible de esta figura delictiva.

c) El requisito subjetivo de que el sujeto activo de las

diversas acciones las realice en ejecución de un plan preconcebido o aprovechando idéntica ocasión. Es el elemento más importante que realmente provoca la unidad delictiva en que consiste la continuidad, aunque deba distinguirse entre lo que supone el plan preconcebido y el aprovechamiento de una igual ocasión. Lo primero hace referencia al dolo conjunto o unitario que debe apreciarse en el sujeto al iniciarse las diversas acciones, y que se trata de una especie de culpabilidad homogénea, una trama preparada con carácter previo programada para la realización de varios actos muy parecidos. Lo segundo se da, no cuando la intencionalidad plural de delinquir surja previamente, sino cuando el dolo se produce ante una situación idéntica a la anterior que hace caer al delincuente en la comisión delictiva, repitiéndola.

las diversas

acciones, utilizando métodos, medios o técnicas de carácter análogo o parecido.

d) Homogeneidad del modus operandi

en

e) El elemento normativo de que sean iguales o semejantes

los preceptos penales conculcados, tengan como substrato la

misma

bien jurídico

norma

y

que

ésta

tutele

el

mismo

(homogeneidad normativa).

f) Que el sujeto activo sea el mismo en las diversas

doctrina

acciones

fraccionadas,

aunque

la

moderna

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

jurisprudencial admite la participación adhesiva, por lo que cabría la variación de sujeto activo. Hechas

jurisprudencial admite la participación adhesiva, por lo que cabría la variación de sujeto activo.

Hechas estas consideraciones, entendemos con la acusación particular que nos encontramos aquí ante un delito continuado de malversación, que es omnicomprensivo, pues abarca tanto las disposiciones de efectivo como la aplicación de recursos humanos para fines particulares.

otro caso, actuaban de forma

planificada y programada. Los actos de desvío de efectivo se

han ido sucediendo

testigos y

Brigada de Blanqueo de Capitales. Otro tanto ocurre con los empleados de FEVAL que hicieron trabajos a lo largo de varios

años. Esos trabajos dejaron de prestarse en marzo de 2010. Y

contratación formal se

en

prolongó a lo largo de casi un año, expirando en mayo de 2010.

Los

acusados, en

uno

el

y

en

tiempo. Así lo corroboran los

así

se

desprende del informe realizado por la

relación al señor

Trenado, su

Aunque concurre una distracción de dinero en metálico y otra de recursos humanos, entendemos que, a la vista del concierto previo de los acusados, el modo de operar era homogéneo aunque los medios para llevar a cabo la malversación no fueran idénticos. El propósito era único y, definitiva, las acciones guardaban clara analogía o parecido. Había en suma continuidad delictiva.

2.12. Existencia de delito continuado de falsificación.

Lo hemos dicho antes: hay también continuidad delictiva en

la medida en que, para ocultar la distracción de dinero en

efectivo, había que alterar cada ejercicio la contabilidad

oficial, para lo cual, además, si era necesario se manipulaban

facturas o se creaban mendazmente.

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

o malversación y el delito de falsificación. 2.13. Concurso real medial entre el delito de

o malversación y el delito de falsificación.

2.13. Concurso real

medial

entre

el

delito de

El Ministerio Fiscal ha calificado los hechos como concurso medial. En cambio, la acusación particular ha venido a sostener que no existe concurso ideal sino real y, ello, sobre la base de que la falsificación no ha sido medio para la malversación, pues los acusados se habían ya apoderado de los fondos cuando procedieron a la falsedad.

Entendemos que estamos ante un supuesto de concurso medial del artículo 77 del Código Penal en su redacción anterior a la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo.

de

concurso real (pluralidad de delitos enjuiciados por separado) que el legislador, hasta la Ley Orgánica 1/2015, equiparaba, a

efectos de la pena aplicable, al

concurso ideal. Este

tratamiento se justifica en el hecho de que los delitos se encuentran unidos por el común designio delictivo del agente.

Tras la Ley Orgánica 1/2015, el artículo 77 ya trata de distinta manera el concurso ideal y el medial.

El concurso

medial

no

deja

de

ser

una modalidad

Sea como fuere, debemos apuntar que el carácter medial no

ha

preciso que el delito lleve consigo otro de manera imprescindible. La necesidad es relativa y lo importante es que el segundo delito sea instrumental respecto del primero.

entenderse siempre como necesidad absoluta. No es

de

En lo que toca a la cuestión aquí debatida, el Tribunal

Supremo tiene sentada doctrina en el sentido de que los delitos de malversación de caudales públicos y de falsedad en

documento público,

prevaricación, están en

e

incluso de

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

relación de concurso de delitos y no de normas. Sale al paso así de los

relación de concurso de delitos y no de normas. Sale al paso así de los casos en que se ha sostenido la absorción. Recuerda que el bien jurídico atacado por el delito de malversación son

los caudales públicos que están encomendados a las autoridades y funcionarios públicos para atender a las necesidades del bien común. Y el bien jurídico protegido por el delito de

falsedad es

además de la apropiación indebida de los caudales públicos pues en definitiva el delito de malversación es un delito de apropiación indebida cualificado por la condición pública de los caudales distraídos- concurre también una falsedad

la autenticidad documental. Por ello, cuando

documental, deben penarse ambos delitos; pero de acuerdo, y esto es lo importante, con las normas del concurso ideal

véanse las sentencias del Tribunal Supremo

867/2013, de 22 de septiembre, y 600/2014, de 3 de septiembre).

(entre otras,

2.14. Pretendida prescripción del delito de malversación.

Por la defensa de don José Villa Habas, en un detallado

informe,

se

ha

alegado

que

los

hechos

que

se

le imputan

estarían

prescritos,

en

concreto los

consistentes en las

labores realizadas en la casa de campo por personal de FEVAL.

Como es sabido, el plazo de prescripción de la infracción penal comienza a computarse desde el momento de su consumación, lo cual, tratándose de un delito continuado de malversación de caudales públicos, no sobreviene hasta la comisión de la última sustracción o desvío de fondos.

El señor Villa sostiene que el delito de malversación estaría prescrito porque, al tratarse de hechos ocurridos en

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

2009, habrían pasado más de tres años cuando la causa penal se dirige contra él.

2009, habrían pasado más de tres años cuando la causa penal se dirige contra él.

No hay prescripción.

El señor Villa hace supuesto de la cuestión. No es de aplicación el artículo 432.2 del Código Penal. No estamos ante una malversación atenuada. La acusación particular lo acusaba por el tipo básico del artículo 432.1 y, como hemos visto, su participación se ha demostrado. Hay que estar pues a dicha calificación. Siendo así, ante una pena que alcanza los seis años, el plazo de prescripción aplicable es de diez años (artículo 131.1 del Código Penal).

2.15. Autoría.

Tenemos que distinguir los distintos hechos que son objeto de imputación.

a) Desaparición de dinero en efectivo.

A la vista de las pruebas practicadas, consideramos que son autores don Francisco Cerrato, don José Luis Viñuela y don José Villa Habas.

autoría del señor Cerrato es manifiesta porque

recepcionaba físicamente el dinero en metálico que luego bajo

su posesión desaparecía. Así lo han confirmado todos los empleados del departamento de administración. Es más, incluso hasta los camareros le llegaban a dar en mano la recaudación del día. También los testigos han dejado claro que, cuando había que cuadrar los desfases, quien indicaba lo que hacer,

La

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

inclu so de forma manuscrita y en orden a eliminar o modificar asientos, era el

incluso de forma manuscrita y en orden a eliminar o modificar asientos, era el señor Cerrato.

En cuanto a los señores Viñuela y Villa, concluimos que existía un concierto previo con el señor Cerrato para desviar fondos. Se infiere de las pruebas practicadas el conocimiento pleno y previo de ambos y que participaban consciente y voluntariamente en la trama de desviación de fondos de FEVAL. Esta conclusión se deduce de un conjunto de hechos muy elocuentes.

Como es sabido, la prueba indiciaria o circunstancial es susceptible de enervar la presunción de inocencia. El Tribunal Constitucional se ha pronunciado al respecto, declarando desde las sentencias 174/1985 y 175/1985, ambas de 17 de diciembre, la aptitud de la prueba de indicios para contrarrestar la mencionada presunción, a la vista de la necesidad de evitar la impunidad de múltiples delitos, particularmente los cometidos con especial astucia. La jurisprudencia del Tribunal Supremo exige una serie de requisitos: primero, una pluralidad de hechos-base o indicios; segundo, que esos indicios estén acreditados por prueba de carácter directo; tercero, que los indicios sean periféricos respecto al dato fáctico a probar; cuarto, que exista una interrelación entre los indicios; quinto, que exista un enlace preciso y directo según las reglas del criterio humano entre los indicios y el hecho deducido; y sexto, que tal deducción o inferencia esté debidamente motivada. Este último presupuesto es determinante: el acusado debe conocer el razonamiento del juzgador y poder contrastar la racionalidad del juicio de inferencia, es decir, que la conclusión inferida de los indicios probados responde a las reglas de la lógica y de la razón y no permite otra inferencia igualmente razonable

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

deducida de los mismos datos indiciarios. La inducción o inferencia ha de ser razonable, que

deducida de los mismos datos indiciarios. La inducción o inferencia ha de ser razonable, que no solamente no sea

arbitraria, absurda e infundada, sino que responda plenamente

a las reglas de la lógica y de la experiencia, de manera que

de los hechos base acreditados fluya, como conclusión natural el dato precisado de acreditar, existiendo entre ambos un enlace previo y directo, según las reglas del criterio humano.

Pues bien, aquí se cumplen los citados presupuestos. Por lo pronto, el señor Viñuela era el Director general de la institución y lo era desde la constitución de FEVAL en 1985. Conforme al artículo 31 de los estatutos sus funciones

consistían en llevar a efecto los acuerdos de la Junta rectora

y del Consejo rector, ejecutar los programas y presupuestos,

ordenar los gastos y liquidar las cuentas, contratar al personal, firmar convenios, contratar obras y servicios, etcétera. Como puede observarse, estaba facultado ampliamente

para dirigir la institución.

En segundo lugar, como él mismo ha reconocido en el acto del juicio oral, FEVAL se financiaba en considerable medida por sus propias actividades de hostelería y de alquiler de

espacios en ferias. Y es un hecho manifiesto, contrastable con la prueba documental y con los informes obrantes en la causa, que una parte importante de los servicios prestados por FEVAL se pagaban en metálico. El propio Administrador general, el señor Cerrato, ha admitido que no dio órdenes de pagar por

banco

ha

justificado que todos esos ingresos en efectivo revertieran a

las cuentas bancarias de FEVAL. Es más, ha negado que se

el control

distrajeran

es

financiero de FEVAL era, cuando menos de forma concurrente,

irregularidades en la

competencia suya. Las graves

hasta 2008.

Sin embargo,

el

señor

Viñuela

no

fondos,

cuando

lo

cierto

que

Código Seguro de Verificación E04799402-MI:hjcg-jWJN-HSv3-xKX7-M

Puede verificar este documento en https://sedejudicial.justicia.es

administración y contabilidad de FEVAL han quedado acreditadas gracias a la auditoría de la Intervención

administración y contabilidad de FEVAL han quedado acreditadas gracias a la auditoría de la Intervención General realizada por la empresa “ATP Auditores del Sector Público, SL” que fue encargada en su día por la Junta de Extremadura (folios 571 a 754), gracias también a los informes de la Delegación de Economía y Hacienda en Extremadura, en la persona del interventor don Roberto Carballo, y gracias también al atestado 45989/2013 elaborado por el grupo 13 de la Brigada de Blanqueo de Capitales.

La manera de funcionar de FEVAL, en lo que toca al dinero en metálico, que no se trasladaba tal cual a la contabilidad