Sunteți pe pagina 1din 14
ESCUELA POLITÉCNICA SUPERIOR DE ÁVILA DEPARTAMENTO DE ING. CARTOGRÁFICA Y DEL TERRENO UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

ESCUELA POLITÉCNICA SUPERIOR DE ÁVILA DEPARTAMENTO DE ING. CARTOGRÁFICA Y DEL TERRENO UNIVERSIDAD DE SALAMANCA

GRADO EN INGENIERÍA DE LA TECNOLOGÍA DE MINAS Y ENERGÍA

3 er CURSO

TECNOLOGÍA DE LOS COMBUSTIBLES Y DE LA COMBUSTIÓN

PARTE IV: TRANSFERENCIA DE CALOR. TIPOS DE CALDERAS

Profesor: Irene Gozalo Sanz

INTRODUCCIÓN TRANSFERENCIA DE CALOR

Transferencia de calor, desde un punto de vista físico, es la descripción del proceso por el que se intercambia energía, en forma de calor, entre distintos cuerpos, o entre diferentes partes de un mismo cuerpo que están a distinta temperatura.

El calor se puede transferir de tres formas: mediante convección, radiación o conducción. Aunque estos tres procesos pueden tener lugar simultáneamente, puede ocurrir que uno de los mecanismos predomine sobre los otros dos. Por ejemplo, el calor que se transmite a través de la pared de una casa es fundamentalmente por conducción, el agua de una cazuela situada sobre una fuente de calor, se calienta, en gran medida, por convección, y la Tierra recibe calor del sol casi exclusivamente por radiación.

recibe calor del sol casi exclusivamente por radiación. Procesos de transferencia de calor Conducción La

Procesos de transferencia de calor

Conducción

La conducción es la transferencia de calor a través de un objeto sólido. Es lo que hace que el asa de un atizador se caliente aunque sólo un extremo esté en el fuego.

que el asa de un atizador se caliente aunque sólo un extremo esté en el fuego.

Transferencia de calor por conducción

Es la transferencia de calor que se produce a través de un medio material por contacto directo entre sus partículas cuando existe una diferencia de temperatura, y en virtud del movimiento de sus micropartículas. El medio puede ser sólido, líquido o gaseoso, aunque en líquidos y gases solo se da la conducción pura si se excluye la posibilidad de convección. Se debe, en parte, al movimiento de los electrones libres que transportan energía cuando existe una diferencia de temperatura. Esta teoría explica por qué los buenos conductores eléctricos también tienden a ser buenos conductores térmicos. La cantidad de calor que se transfiere por conducción, viene dada por la ley de Fourier, matemático francés, ley de 1822. Esta ley afirma que la velocidad de conducción de calor a través de un cuerpo, por unidad de sección transversal, es proporcional al gradiente de temperatura que existe en el cuerpo. El factor de proporcionalidad se denomina conductividad térmica del material. Los materiales como el oro, la plata o el cobre tienen conductividades térmicas elevadas y conducen bien el calor, mientras que materiales como el vidrio o el amianto, tienen conductividades cientos e incluso miles de veces menores, conducen muy mal el calor, y se conocen como aislantes. En ingeniería, en muchos procesos, resulta necesario conocer la velocidad de conducción del calor, a través de un sólido, en el que existe una diferencia de temperatura conocida. La Ley de Fourier se puede expresar matemáticamente de la siguiente manera:

Potencia calórica = kAT/X Donde K es la conductividad térmica, que varía con cada material. A representa el área atravesada, T es la diferencia de temperatura, e X es la longitud atravesada. Estos parámetros se corresponden con los que aparecen en la siguiente figura:

parámetros se corresponden con los que aparecen en la siguiente figura: Parámetros que intervienen en la

Parámetros que intervienen en la ley de Fourier

Las unidades de la conductividad térmica son W/mºK. En la industria, es ampliamente utilizado el concepto de resistencia térmica, cuya expresión es la que sigue:

R=X/k. Se dice que un material es aislante cuando tiene una alta resistencia térmica. En la siguiente tabla, se indica la conductividad térmica de algunos materiales.

se indica la conductividad térmica de algunos materiales. Conductividad térmica de algunos materiales Convección La

Conductividad térmica de algunos materiales

Convección

La convección transfiere calor por el intercambio de moléculas frías y calientes. Es la causa de que el agua de una tetera se caliente uniformemente aunque sólo su parte inferior esté en contacto con la llama.

sólo su parte inferior esté en contacto con la llama. Transferencia de calor por convección Si

Transferencia de calor por convección

Si existe una diferencia de temperatura en el interior de un líquido o un gas, es casi seguro que se producirá un movimiento del fluido. Este movimiento transfiere calor de

una parte del fluido a otra por un proceso llamado convección. El movimiento del fluido puede ser natural o forzado. Si se calienta un líquido o un gas, su densidad (masa por unidad de volumen) suele disminuir. Si el líquido o gas se encuentra en el campo gravitatorio, el fluido más caliente y menos denso asciende, mientras que el fluido más frío y más denso desciende. Este tipo de movimiento, debido exclusivamente a la no uniformidad de la temperatura del fluido, se denomina convección natural. La convección forzada se logra sometiendo el fluido a un gradiente de presiones, con lo que se fuerza su movimiento de acuerdo a las leyes de la mecánica de fluidos.

El calentamiento de una habitación mediante un radiador no depende tanto de la radiación como de las corrientes naturales de convección, que hacen que el aire caliente suba hacia el techo y el aire frío del resto de la habitación se dirija hacia el radiador. Debido a que el aire caliente tiende a subir y el aire frío a bajar, los radiadores deben colocarse cerca del suelo (y los aparatos de aire acondicionado cerca del techo) para que la eficiencia sea máxima.

cerca del techo) para que la eficiencia sea máxima. El radiador calienta el aire que lo

El radiador calienta el aire que lo rodea. La corriente de convección que se produce calienta la habitación.

La convección también determina el movimiento de las grandes masas de aire sobre la superficie terrestre, la acción de los vientos, la formación de nubes, las corrientes oceánicas, y la transferencia de calor desde el interior del sol hasta su superficie.

La cantidad de calor transferido por convección, se rige por la ley de enfriamiento (o calentamiento) de Newton.

rige por la ley de enfriamiento (o calentamiento) de Newton. Donde T 0 es la temperatura

Donde T 0 es la temperatura del ambiente, es la diferencia de temperaturas entre el ambiente y la temperatura inicial del objeto, y K es una constante que depende del tipo de material

Radiación

La radiación es la transferencia de calor por radiación electromagnética. Es el principal mecanismo por el que un fuego calienta una habitación.

La radiación presenta una diferencia fundamental respecto a la conducción y la convección: las sustancias que intercambian calor no tienen que estar en contacto, sino que pueden estar separadas por un vacío. Se puede definir la radiación como el calor emitido por un cuerpo debido a su temperatura, en este caso no existe contacto entre los cuerpos, ni fluidos intermedios que transporten el calor, simplemente por existir un cuerpo A (sólido o líquido) a una temperatura mayor que un cuerpo B existirá una transferencia de calor por radiación de A a B. Se puede atribuir a cambios en las configuraciones electrónicas de los átomos o moléculas constitutivas. En ausencia de un medio, existe una transferencia neta de calor por radiación entre dos superficies a diferentes temperaturas, debido a que todas las superficies con temperatura finita emiten energía en forma de ondas electromagnéticas.

La radiación es un término genérico que se aplica a toda clase de fenómenos relacionados con ondas electromagnéticas. En 1905, Albert Einstein sugirió que la radiación presenta a veces un comportamiento cuantizado. En el efecto fotoeléctrico, la radiación se comporta como minúsculos proyectiles llamados fotones y no como ondas. La naturaleza cuántica de la energía radiante se había postulado antes de la aparición del artículo de Einstein. En 1900 el físico alemán Max Planck empleó la teoría cuántica y el formalismo matemático de la mecánica estadística para derivar una ley fundamental de la radiación. La expresión matemática de esta ley, llamada distribución de Planck, relaciona la intensidad de la energía radiante que emite un cuerpo, en una longitud de onda determinada con la temperatura del cuerpo. El calor emitido por una superficie en la unidad de tiempo, viene dado por la ley de Stefan-Boltzmann, que no es más que la integración de la distribución de Planck a través de todas las longitudes de onda.

TECNOLOGÍAS PARA LA COMBUSTIÓN DEL CARBÓN

Combustión de carbón en parrillas

El principio de funcionamiento se basa en el avance del combustible por la parrilla. Se insufla el aire necesario para la combustión. Según va avanzando este proceso se va completando la combustión del carbón, de forma que, se persigue, que a la salida, el volumen de inquemados sea lo más bajo posible.

El carbón en su avance por la parrilla pasa por tres etapas. En la primera de ellas, se produce un secado, evaporándose el agua contenida en el material. La combustión principal tiene lugar en la segunda fase. La última fase, sirve para completar la combustión de aquellas fracciones de mayor temperatura de ignición.

Los gases desprendidos en la combustión, se envuelven en una corriente de aire, al abandonar las parrillas.

Las parrillas de las calderas pueden ser fijas, móviles, o con sistemas mixtos. En el caso de ser fijas, suelen estar inclinadas.

Combustión de carbón pulverizado

El carbón se muele hasta tamaños inferiores a las 100 micras, y se introduce en la caldera acompañado del aire que lo quemará. Este mismo aire le acompañará hasta la salida, donde se sitúan los intercambiadores de calor primero, y los sistemas de limpieza de gases después. El diseño de las calderas depende del tipo de carbón, y no son en general intercambiables. Se trata de instalaciones muy grandes (el hogar de las mayores alcanza los 80 m de altura interior).

Combustión en lecho fluido o fluidizado

Se introdujeron como un medio para la disminución de las emisiones contaminantes, sobre todo de SO x y NO x . El carbón se fragmenta hasta tamaños milimétricos (mucho mayores que en carbón pulverizado), y se mantiene en suspensión en un lecho. Las temperaturas alcanzadas son bastante menores que en las calderas anteriores (800 ºC- 1.000ºC frente a 1.300-1.500ºC), y también la eficiencia energética es, en general, menor. Buena parte de la limpieza de gases, se lleva a cabo en el propio lecho.

La combustión en lecho fluidizado consiste en desarrollar la combustión en el seno de una masa en suspensión de partículas de combustible, cenizas y, a veces, un inerte, los

cuales son fluidizados por una corriente de aire ascensional En el estado descrito, el lecho se comporta de modo similar a un líquido.

Tipos de lecho fluidizado

El tipo de lecho fluido seleccionado, burbujeante o circulante, depende del poder calorífico del combustible y del tamaño de la instalación:

Burbujeante: opera con bajas velocidades del aire de fluidización, y se caracteriza por permanecer en el lecho la mayor parte de los sólidos, y solamente una parte, normalmente inferior al 10 %, pasan al ciclón. Este tipo de fluidización, se llama en fase densa”, caracterizándose por la superficie libre del lecho que permanece definida.

Circulante: con velocidades muy elevadas del aire de fluidización, se produce el arrastre de gran cantidad de sólidos del lecho, pudiéndose reciclar una parte de estos mediante un ciclón, dando lugar al denominado “lecho fluidizado circulante”.

Comparación entre tecnologías

Ventajas de la parrilla:

Tecnología ampliamente probada.

Admite perfectamente una alta variación en la granulometría del combustible.

Ventajas del lecho:

Rendimientos más altos, ya que la corrosión es menor.

Facilidad de operación: debido a la rapidez del proceso de combustión, la inercia es muy reducida, lo que permite paradas y arranques con periodos de tiempo más cortos.

Facilidad del control: teóricamente se pueden ajustar los ratios para admitir, incluso, diferentes combustibles.

Facilidad de mantenimiento: las dimensiones del horno, para igual capacidad son menores que en el caso de las parrillas, no existiendo elementos móviles dentro del mismo.

Los inquemados se pueden enfriar y separar por procedimientos en seco, evitándose el efluente de apagado de escorias.

Mejor calidad de los gases de combustión, debido a la posibilidad de usar aditivos correctores en el lecho.

Admite una alta variación de la humedad del combustible.

Calderas

La caldera es un recipiente cerrado en el que se calienta un fluido para uso externo del mismo por aplicación directa del calor.

En adelante se van a clasificar calderas en las que la fuente de energía procede de un combustible que sufre una combustión.

Clasificación de calderas según el medio de transporte del calor

Calderas de vapor: a la que utiliza como fluido caloportante, o medio de transporte, el vapor de agua.

Calderas de agua caliente: a aquella en la que el medio de transporte es agua a temperatura inferior a 110 ºC.

Calderas de agua sobrecalentada: a aquella en la que el medio de transporte es agua a temperatura superior a 110 ºC.

Calderas de fluido térmico: a aquella caldera en la que el medio de transporte de calor es un líquido distinto del agua.

a aquella caldera en la que el medio de transporte de calor es un líquido distinto

Partes de una caldera

Las norma UNE clasifican las calderas de vapor, y las calderas de agua sobrecalentadas atendiendo a la disposición de los fluidos en:

Pirotubulares: es la que dispone de tubos, sumergidos en el fluido caloportante, por el interior de los cuales, circulan los gases calefactores. En el caso de calderas de agua, los gases de la combustión circulan por el interior de los tubos, y el agua por el exterior.

por el interior de los tubos, y el agua por el exterior. Caldeas pirotubulares Se caracterizan

Caldeas pirotubulares

Se caracterizan por disponer de tres partes bien definidas:

o

Una zona de fuego donde va montado el hogar. Esta zona puede ser de sección rectangular o cilíndrica, es de doble pared, por lo que el hogar queda rodeado de una masa de agua.

o

Un

cuerpo

cilíndrico

atravesado,

longitudinalmente,

por

tubos

de

pequeño diámetro, por cuyo interior circulan los gases calientes.

 

o

Una caja de humos, que es la prolongación del cuerpo cilíndrico, a la cual llegan los gases después de pasar por el haz tubular, para salir hacia la chimenea. Estas calderas trabajan, casi siempre, con tiro forzado, el cual se consigue mediante un chorro de vapor de la misma caldera o utilizando vapor de escape de la máquina.

Ventajas:

Menor

coste

inicial,

debido

a

la

simplicidad

de

diseño

en

comparación con las acuotubulares de igual capacidad.

Mayor flexibilidad de operación, ya que el gran volumen de agua permite absorber fácilmente las fluctuaciones en la demanda.

Menores exigencias de pureza en el agua de alimentación porque las incrustaciones formadas en el exterior de los tubos son más fáciles de atacar y son eliminadas por las purgas.

Facilidad de inspección, reparación y limpieza.

Desventajas:

Mayor tamaño y peso que las acuotubulares de igual capacidad.

Mayor tiempo para subir presión y entrar en funcionamiento.

Gran peligro en caso de exposición o ruptura, debido al gran volumen de agua almacenado.

No son empleadas para altas presiones.

Acuotubulares: es el agua el que circula por el interior de los tubos, y los gases

calientes se encuentran en contacto con las caras exteriores de ellos.

circula por el interior de los tubos, y los gases calientes se encuentran en contacto con
Ventajas: Caldera acuotubular  Menor peso por unidad de potencia generada.  Por tener pequeño

Ventajas:

Caldera acuotubular

Menor peso por unidad de potencia generada.

Por tener pequeño volumen de agua en relación a su capacidad de evaporación, puede ser puesta en marcha rápidamente.

Mayor seguridad para altas presiones.

Mayor eficiencia.

Desventajas:

Su coste es superior.

Deben ser alimentadas con agua de gran pureza, ya que las incrustaciones en el interior de los tubos son, a veces, inaccesibles y pueden provocar roturas de los mismos.

Debido al pequeño volumen de agua, le es más difícil ajustarse a las grandes variaciones del consumo de vapor, siendo necesario hacerlas funcionar a mayor presión de la requerida.

Clasificación de las calderas en función de la circulación de los fluidos

Calderas de circulación natural: el movimiento del fluido caloportador se obtiene por convección natural.

Calderas de circulación forzada: el movimiento del fluido portador térmico se obtiene mediante una bomba que impulsa la totalidad del fluido, a través de la caldera.

Calderas de circulación controlada o asistida: son calderas que en algunas partes, el movimiento del fluido caloportante, se obtiene por medio de una bomba.

Clasificación de las calderas según la transmisión de calor

Calderas de convección: la transmisión de calor, se realiza solamente mediante superficies de calefacción por convección.

Calderas de radiación: la transmisión de calor se realiza exclusivamente por medio de superficies de calefacción por radiación.

Calderas de radiación y de convección: la transmisión de calor, se realiza por medio de una combinación de superficies de calefacción por radiación y convección.

Clasificación de las calderas según el combustible utilizado

Calderas de carbón: caldera diseñada y fabricada para utilizar, como aporte calorífico, el calor que se desprende en la combustión de un carbón. Las calderas de carbón pueden ser: de parrilla fija, de parrilla móvil, carbón pulverizado, o fluidizado.

Calderas de combustibles líquidos: son las diseñadas para utilizar, como aporte calorífico, el calor desprendido en la combustión de un combustible líquido.

Calderas para combustibles especiales.

Calderas de recuperación de calor: las que utilizan, como fuente de aportación calorífica, el calor residual de gases o de líquidos calientes que proceden de un proceso industrial.

Clasificación de las calderas según el tiro

Calderas de hogar presurizado: la que estando en servicio, mantiene en el hogar, una presión superior a la atmosférica.

Calderas de hogar equilibrado: la que estando en servicio, presenta en su hogar una presión inferior a la atmosférica.

Clasificación de las calderas según el sistema de soporte:

Calderas apoyadas: caldera que descansa sobre el suelo por medio de una base estructural.

Calderas suspendidas: es la que está soportada por su parte superior por la estructura.

Clasificación según el lugar de montaje

Calderas montadas en taller: son las construidas y ensambladas totalmente en los talleres del fabricante, y que se entrega como una unidad lista para entrar en servicio.

Calderas montadas in situ: La que se construye por secciones, en el taller del fabricante, para ser ensamblada, hasta formar una unidad, en el lugar del emplazamiento final.

Clasificación según la presión de trabajo

Calderas de baja presión: calderas cuya presión de servicio está limitada a 0,98 bar.

Calderas de media presión: presión entre 0,98 bares y 12,75 bares.

Calderas de alta presión: con presiones de servicio igual o superior a 12,75 bares.

Clasificación de calderas según su presión en calderas de vapor

Calderas subcríticas:

o

De baja presión: p ≤20 kg/cm 2 .

o

De media presión: 20 kg/cm 2 ≤ p ≤64 kg/cm 2

o

De alta presión: p ≥ 64 kg/cm 2

Calderas supercríticas: p ≥ 221 kg/cm 2

Clasificación de calderas según su operación

Calderas automáticas: son las calderas que realizan su ciclo normal de funcionamiento sin precisar de acción manual, salvo para su puesta inicial en servicio, o en el caso de haber actuado un órgano de seguridad de corte de aportación calorífica. También se consideran automáticas, las calderas que realizan su ciclo normal de funcionamiento sin requerir una acción manual, salvo para cada puesta en marcha de un sistema de aportación calorífica después de que este haya sufrido un paro ocasionado por la acción de alguno de sus órganos de seguridad o de regulación.

Calderas semiautomáticas: son calderas de funcionamiento automático salvo el encendido del equipo de combustión que, cada vez que se apaga, debe volverá ponerse en servicio manualmente.

Calderas de operación manual: son las que precisan de una acción manual para realizar alguna de las funciones de su ciclo normal de funcionamiento.