Sunteți pe pagina 1din 19

Qué es Estado.

.

La palabra Estado es una forma de organización cuyo significado es de naturaleza política. Se trata de una entidad con poder soberano para gobernar una nación dentro de una zona geográfica delimitada. Se usa erróneamente como sinónimo de Estado la palabra Gob El Estado liberal es el que surge como resultado de la Revolución Liberal en sustitución de la Monarquía absoluta propia del Antiguo Régimen. Es el sistema político propio del comienzo de la Edad Contemporánea, en la nueva formación económico social que puede denominarse Nuevo Régimen o Régimen Liberal. Su duración en el tiempo puede entenderse como continua hasta la actualidadierno. También están designadas por Estado cada una de las divisiones políticas y geográficas del país o el conjunto de instituciones no voluntarias, que tiene el

poder de regular la vida nacional en un territorio determinado. Estas divisiones son autónomas y tienen su propio gobierno regido por una estructura administrativa local.

Las funciones tradicionales del Estado se engloban en tres áreas: Poder Ejecutivo, Poder Legislativo y Poder Judicial. En una nación, el Estado desempeña funciones políticas, sociales y económicas. Los elementos que constituyen el Estado son: Población, Territorio y Poder.

Existen distintas formas de organización de un Estado, pudiendo abarcar desde concepciones centralistas, a las federalistas o las autonomistas, en las que el Estado permite a las federaciones, regiones o a otras organizaciones menores al Estado, el ejercicio de competencias que le son propias pero formando un único Estado.

Estado de la materia En física y química, el estado o fases de la materia están relacionados con la estructura molecular de cada sustancia, son distintas formas de agregación que puede adquirir la materia.

Según la presión y la temperatura a la que se somete un cuerpo, éste puede existir en uno de los tres estados o fases diferentes. Un ejemplo clásico es el agua que puede estar en estado sólido, líquido o gaseoso. Existen otros estados de la materia que difieren de los anteriores, son, el plasma (gas ionizado), el condensado de Bose-Einstein, el condensado fermiónico (superfluido a bajas temperaturas) y las estrellas de neutrones.

Aspectos que definen a un Estado

Las fronteras: línea o área que limita el territorio de un Estado y lo separa de sus Estados vecinos (TERRITORIO) La soberanía: es la capacidad de decisión o el derecho a decidir que tiene una persona o una colectividad. Por lo tanto el Estado tiene derecho a decidir sobre su territorio y sobre los ciudadanos, con independencia de los otros países (PODER) Funciones que ejerce sobre sus pobladores como políticas, económicas, y otras (POBLACIÓN) Estado: tipos de Estados y regímenes políticos

Atendiendo a como se ejerza el poder, diferenciamos dos tipos de Estados:

Estados autoritarios y Estados de derecho. Atendiendo a la distribución territorial del poder, diferenciamos a Estados unitarios y Estados descentralizados. En los estados democráticos (estados de derecho) los que mandan no pueden ejercer el poder como les apetezca, sino que deben respetar una serie de reglas y de leyes. En un Estado de Derecho la más importante de estas leyes es la Constitución, que limita el poder de los gobernantes y los cuales no

pueden modificarla sin la aprobación de los ciudadanos. La Constitución es la norma que regula la relación de los ciudadanos con las instituciones, el funcionamiento de un Estado y su régimen político.

Estado características: conceptos jurídicos del Estado

El concepto jurídico de estado es fundamental ya que para el derecho no hay más estado que aquel que está determinado por sus propias normas. Y no podemos concebir el derecho sin referencia a la organización o al poder que sirve para crearlo y así mismo, para que se cumpla de forma coactiva. Por tanto concluimos que Derecho y Estado son dos conceptos íntimamente relacionados.

Territorio: concepto de Estado

El territorio es el espacio de superficie terrestre en el que el estado rige un poder y en el que se orienta la población. Este elemento es tan básico que sin él, el estado no existía. Por ello no podría hablarse de estado gitano aunque ni como un pueblo, ni tampoco de estado judío hasta la creación del estado de Israel en el siglo pasado.

El concepto de territorio además de la superficie terrestre y aguas interiores, abarca además los siguientes apartados: El mar territorial o litoral, que es la superficie próxima a la costa. Inicialmente y por costumbre internacional, la distancia de 3 millas, ya que era la distancia en la que épocas pasadas llegaba una bala de cañón. En el Convenio de Ginebra de 1958 esta distinción se amplió a 12 millas y en la actualidad y dado los aprovechamientos económicos del mar. Dentro del mar territorial surge el conflicto de los estrechos en orden a quien tiene jurisdicción sobre ellos. Estamos aquí ante otra cuestión de la justicia internacional, y que hay que solucionar y respetar la libertad de navegación o paso. El espacio atmosférico, que es la columna de aire que gravita sobre el territorio y mar territorial de un estado. En la actualidad este

límite no es infinito porque sobre el espacio atmosférico pueden generarse conflictos sobre el estado, habiendo en la actualidad libertad en navegación, con responsabilidad por deterioros causados por dichos países que aparecen en dichos estados. Sería territorio del estado los buques militares, señalando que los buques que embolen pabellón o bandera de un estado son igualmente territorio de él, incluso aunque estén fondeados en puertos de otros estados. Los recintos que ocupan las embajadas en el extranjero, siendo su efecto más importante la concesión del derecho de asilo. Y también sería territorio las colonias.

Funciones del Estado

Relacionadas con la seguridad interna (política interior): mantener el

orden y la paz dentro de su sociedad, mantener la cohesión social regulando los conflictos que surgen entre los grupos y entre las personas,

• Seguridad ante el exterior (política exterior): defender a los ciudadanos y

el territorio frente a las amenazas del exterior, protagonizar las relaciones con otros países,

• Relacionadas con la economía: regular la economía y las relaciones

laborares, cobrar impuestos para destinar el dinero a satisfacer las

necesidades del país, reducir el paro,

Proporcionar servicios y bienes públicos: educación, la sanidad, carreteras, infraestructuras de comunicación

Estado de derecho

En un Estado de derecho democrático, a la que también podemos llamar estado constitucional tiene como eje o principio básico que el poder a través del principio de la soberanía popular procede del pueblo por lo que el consentimiento dado por el pueblo en cualquier forma va a legitimar a los poderes del estado para dictar normas. Históricamente hemos visto en el estado democrático dos modalidades:

pueblo reunido en asamblea va dictar las normas. Modernamente y en la actualidad y en referencia a nuestro sistema político se práctica esta democracia en supuestos como el referéndum o consulta popular y mediante la iniciativa legislativa en la Democracia directa: que ya se ejercía en la polis griega y que significa que el que un grupo amplio de ciudadanos propone al gobierno la adopción de la medida legal.

Democracia indirecta o representativa: en la cual el pueblo ejerce el poder mediante sus representantes los cuales serán elegidos mediante sufragio universal.

En cuanto a los principios básicos del modelo democrático diremos que este se estructura básicamente en dos ideas, cuales son la igualdad y la libertad. La igualdad significa que todos sin excepción somos iguales ante la ley, lo que nos va a permitir acceder a cualquier cargo público y ejercer el sufragio universal, sin limitación ninguna. En cuanto a la libertad, esta va a concretarse por un lado en la enumeración de los derechos que son inherentes al ser humano y por otro lado a aquellos que corresponden al ciudadano como miembro de una comunidad. En el primer caso estaríamos ante los derechos fundamentales y en el segundo ante los derechos, valga la redundancia, del ciudadano. Protegidos ambos a través de las llamadas garantías jurisdiccionales.

Históricamente, el estado democrático ha pasado por dos fases. La primera es el estado liberal clásico, que cronológicamente surge tras la revolución francesa como una reacción ante el estado absoluto, y que va a expirar a principios del siglo XX. Como principios básicos propugna la libertad del individuo por encimadle propio estado, el cual se ha de inhibir de las actividades particulares sobre todo en materia económica. Una segunda fase sería el estado social que aparece a principios del siglo pasado para corregir los fallos o excesos del estado liberal, a partir de ahora el estado va a intervenir en materia económica y social para paliar o corregir en lo posible los desequilibrios que en todos los ámbitos se habían producido entre individuos pertenecientes a la misma comunidad.

Estado: la teoría de la separación de poderes

La división de poderes del estado democrático. Esa unidad e indivisibilidad del poder político del estado no es óbice (obstáculo), para que puedan darse diversas manifestaciones en el ejercicio del mismo de ahí que se hable de la teoría de la división de poderes o más concretamente de la separación de poderes. Y como decimos no va a destruirse el poder único del estado sino que se va a diversificar atribuyéndose a diversos órganos con el fin de impedir la concentración del mismo en un solo sujeto, ya sea el rey, el jefe del estado o incluso el mismo pueblo. Como antecedentes a esta teoría, hemos de citar a la obra de Cromwell, quien en 1690, fue el primero en vislumbrar la organización de un estado, en este caso el inglés, en el que el poder estuviese repartido, pero fue Montesquieu, el que años más tarde, concretamente en 1798, elaborara en su obra El Espíritu de las Leyes, la formulación más acabada de un estado en el que el poder estuviese igualmente distribuido, su obra influyó decisivamente en las constituciones francesas y americanas, las cuales pusieron las bases del estado democrático moderno.

• Funciones Constituidas.

• Función legislativa.

• Función ejecutiva.

• Función judicial

España se constituye en un Estado social y democrático de derecho

La gran crisis política que tuvo lugar en España en marzo de 1808, con un motín popular contra el favorito Godoy, originó que Carlos IV abdicara en favor de su hijo Fernando y que éste fuera proclamado rey.[68] Sin embargo, la intervención de Napoleón convirtió en problemática la legitimidad de uno y otro, debiendo acudir ambos a Bayona para dirimir el conflicto ante el emperador francés; mientras , en España queda una Junta Suprema de gobierno que actúa en nombre de Fernando. En Bayona éste devuelve el trono a su padre , y Carlos IV transmite sus derechos a Napoleón, acto con el que el propio Fernando se solidariza al concederle, él también, los que le corresponden como Príncipe de Asturias. En la mañana del dos de mayo de 1808 el pueblo de Madrid se arremolina ante el palacio real y trata de impedir la salida del infante Francisco de Pula. Había empezado la masiva revuelta popular, la Guerra de la Independencia, y en última instancia la revolución del siglo XIX y el advenimiento del mundo contemporáneo. Noventa años después, el 10 de diciembre de 1989, el Tratado de París certifica la liquidación del imperio colonial español, hundiendo al país en una hora dramática de la que rendirá cuenta aquella brillante familia intelectual conocida como "Generación del 98" Entre ambas fechas, punto de partida y epílogo, se desarrolla una centuria efervescente, cuyos avatares políticos, jurídicos, sociales y económicos, constituyen propiamente el umbral del tiempo que vivimos. El principio básico que ha de inspirar las ideas jurídicas del constitucionalismo es el de igualdad ante la ley[70]Este principio actúa en un doble sentido según explica PEREZ-PRENDES, primero, como igualdad de todos los súbditos de un Estado ante el precepto jurídico, sin que haya clases sociales que tengan normas propias, distintas de las otras clases y el segundo efecto de esta igualdad ante la ley está en otro aspecto, el camino hacia la unificación, dentro del Estado, de las normas jurídicas de los antiguos reinos incorporados en él. Así, se afirmará como principio constitucional que unos mismos Códigos o normas regirán para todo el Estado, sin que se admita la diferenciación jurídica de los antiguos reinos. En nuestro constitucionalismo histórico tan sólo en la Constitución de 1931 se recoge una fórmula parecida. En su art. 1 se declaraba que "España es una República democrática de trabajadores de toda clase, que se organiza en

régimen de libertad y justicia". Se utilizó el presente de indicativo del verbo ser - "-

"España es

no ha dejado de recibir diferentes sentidos interpretativos. B) El Derecho Constitucional Comparado, por el contrario, sí aporta numerosos precedentes entre las Constituciones aprobadas después de la Segunda Guerra Mundial, entre las que cabe destacar por su influencia en la española las siguientes: La Constitución italiana de 1947, en su art. 1: "Italia es una República democrática basada en el trabajo. La soberanía pertenece al pueblo, quien la ejerce en la formas y con los límites de la Constitución". Mas influencia, incluso, cabe apreciar en la Ley Fundamental de Bonn, de 1949, en sus artículos 20: " La República Federal de Alemania es un Estado federal, democrático y social"; y 28: "El orden constitucional de los Estados miembros (Lander) deberá responder a los principios del Estado de Derecho republicano, democrático y social, en el sentido de la presente Ley Fundamental". También el primer inciso del art. 1 de la Constitución francesa de 1958 sigue el mismo modelo: "Francia es una República indivisible, laica, democrática y social En el Preámbulo de la Constitución Española se proclama la voluntad de "establecer una sociedad democrática avanzada"[71]. Para NUÑEZ RIVERO, la inclusión de este enunciado en lugar tan destacado del texto, aunque adolezca de cierta imprecisión , parece pretender impregnar el contenido del mismo de un cierto sentido de transformación de la sociedad, en el sentido de que esta se encuentra inmersa en un sentido progresivo, en el cual los conceptos, entre los que se encuentra el de democracia, no tiene un carácter permanente y no sujeto a evolución. En todo caso, lo que sí parece indicarse con dicha formulación, es que el modelo de participación ciudadana por el que se opta se encuentra alejado del propio del Estado Liberal Democrático nacido en la mitad del siglo XIX. La primera opción constitucional se encuentra en el artículo 1.1 de la vigente Constitución de 1978 cuando dispone que "España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico, la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político". A este respecto, y en relación con el análisis de los tres elementos que

"-

a diferencia del texto vigente -"España se constituye

lo que

componen la actual formulación de que España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho debemos coincidir, según NUÑEZ RIVERO, con Torres del Moral, cuando considera que no puede partirse de un entendimiento unitario relativizando cada uno de sus elementos, ya que el resultante no es sólo Estado de Derecho, ni sólo Estado Social, ni solo democracia, sino que cada uno de esos enunciados condiciona a los demás, resultando una fórmula compleja y en la reciprocidad de sus elementos debe ser entendida. La expresión de "Estado social y democrático de Derecho" intenta definir el régimen político, si bien éste no cobra todo su perfil en tanto no se relaciones este precepto con otros que contienen sendas opciones políticas, como son los dos apartados siguientes, uno de los cuales consagra el principio de la soberanía popular y el otro declara como forma política del Estado español la Monarquía parlamentaria; así como el artículo 2º, que hace la opción de un Estado autonómico. Así como ha evolucionado el concepto de democracia, también el concepto de Estado de Derecho ha ido pasando desde, en palabras del profesor Torres del Moral, “aséptica acepción de Estado en el que los poderes públicos respetan el Ordenamiento jurídico hasta otras más valorativa, conforme a la cual el común de las gentes la entiende como gobierno o régimen respetuoso de las libertades públicas, incluso como sinónimo de democracia o, por lo menos, como régimen claramente contrario al absolutismo , al despotismo, al totalitarismo". En la ciencia jurídica del siglo XIX un Estado de Derecho es un Estado cuya actividad se produce toda ella en la vía de la promulgación de leyes o con base en las leyes y en el marco de la autorización contenidos en ellas, es, por tanto, un "Estado de leyes". Para Torres del Moral el Estado de Derecho no puede consistir sólo en que sea observado el Derecho en el ejercicio del poder pues esto ha sucedido a lo largo de la historia, aunque se discutiera teóricamente si el Príncipe estaba obligado por las leyes o era absoluto su poder. En la actualidad para que un Estado se considerado de Derecho ha de serlo en los dos sentidos del término Derecho (TORRES DEL MORAL):

a) En su sentido de derecho objetivo, de norma. El Estado de Derecho exige que rija el imperio de la ley, que el Ordenamiento jurídico sea límite y cauce de poder y que todos estemos sometidos al imperio de la ley. b) En su sentido de derecho subjetivo, como derechos y libertades. El Estado de Derecho, por tanto, exige también que aquel Derecho objetivo u Ordenamiento jurídico incorpore los derechos y libertades de las personas. Y únicamente hay garantía de que el Ordenamiento jurídico incorpore los derechos subjetivos si los sujetos mismos, los ciudadanos, participan en su creación, lo que sólo sucede en el sistema de gobierno de la democracia. El Estado democrático añade al Estado social soberanía popular, participación ciudadana en la vida política, social, cultural y económica, de manera que las prestaciones sociales del Estado satisfagan demandas planteadas por los ciudadanos, no arbitradas por los poderes públicos ni concedidas como actos de benevolencia. Añade derechos ciudadanos en grado tal que la libertad y la igualdad sean reales y efectivas, e incluso la posibilidad de una alternativa legítima del actual modelo de sociedad En esta perspectiva se instala nuestra Constitución, a través que se asigna los poderes públicos aquella tarea de la plenitud de la participación cuando dice que "Corresponde a los poderes públicos promover las condiciones para que la libertad y la igualdad del individuo y de los grupos en que se integra sean reales y efectivas; remover los obstáculos que impidan o dificulten su plenitud y facilitar la participación de todos los ciudadanos en la vida política, económica, cultural y social". La Constitución española vigente rompe con la tradición española secular e inmediata y entronca con el breve precedente de la Constitución de 1931. Para Torres del Moral, se alinea más claramente con el modelo austriaco o kelseniano, aunque añadiéndole el valor normativo y vinculante directo dela Constitución, necesariamente aplicable por todos los jueces y tribunales. La Constitución no sólo es una norma y una norma superior, sino la norma que regula la producción normativa, la norma que regula las fuentes del Derecho. Promover el estado de derecho en los planos nacional e internacional es uno de los aspectos esenciales de la misión de las Naciones Unidas. Establecer el respeto del estado de derecho es fundamental para lograr una paz duradera después de un conflicto, para proteger eficazmente los derechos humanos y

para lograr un progreso y un desarrollo económicos sostenidos. El principio de que todos desde el individuo hasta el propio Estadodeben ajustarse a leyes que se promulgan públicamente, se hacen cumplir por igual y se aplican con independencia es un concepto fundamental que impulsa gran parte de la labor de las Naciones Unidas. El principio del estado de Derecho consagrado en la Carta de las Naciones Unidas abarca elementos que atañen al desarrollo de las relaciones entre Estados. Los principales órganos de las Naciones Unidas, como la Asamblea General y el Consejo de Seguridad, cumplen a este respecto funciones esenciales que se derivan de las disposiciones de la Carta y requieren de la adopción de medidas de conformidad con ellas. El Secretario General de la ONU declaró el 3 de agosto de 2004, en un informe sobre el estado de derecho y la justicia de transición en las sociedades que sufren o han sufrido conflictos “Para las Naciones Unidas, el concepto de «Estado de derecho» ocupa un lugar central en el cometido de la Organización. Se refiere a un principio de gobierno según el cual todas las personas, instituciones y entidades, públicas y privadas, incluido el propio Estado, están sometidas a unas leyes que se promulgan públicamente, se hacen cumplir por igual y se aplican con independencia, además de ser compatibles con las normas y los principios internacionales de derechos humanos. Asimismo, exige que se adopten medidas para garantizar el respeto de los principios de primacía de la ley, igualdad ante la ley, rendición de cuentas ante la ley, equidad en la aplicación de la ley, separación de poderes, participación en la adopción de decisiones, legalidad, no arbitrariedad, y transparencia procesal y legal» . Igualmente se dice en el informe que "en el ámbito de la justicia y el Estado de Derecho, es mucho más efectivo prevenir que curar. A pesar de que las Naciones Unidas se han adaptado a fin de que beneficie de modo palpable a la población, satisfaga sus necesidades inmediatas de seguridad y haga frente a las graves injusticias provocadas por la guerra, las causas profundas del conflicto han pasado muchas veces a un segundo plano. Sin embargo, la comunidad internacional únicamente podrá ayudar a evitar que resurja el conflicto en el futuro si consigue resolver esas causas por medios legítimos y justos. La paz y la estabilidad sólo prevalecerán exclusivamente si la población percibe que los problemas de gran calado

político, tales como la discriminación étnica, la distribución desigual de la riqueza y los servicios sociales, el abuso de poder, la denegación del derecho de propiedad o ciudadanía y las controversias territoriales entre los Estados, pueden resolverse de manera legítima y justa. Desde este punto de vista, la prevención es el primer imperativo de la justicia" Las actividades de las Naciones Unidas en el ámbito del estado de derecho apoyan el desarrollo, la promoción y la aplicación de normas y principios internacionales en la mayoría de los ámbitos del derecho internacional.

Características del Estado Social y Democrático de Derecho

La expresión "Estado social y democrático de derecho" es fruto de la evolución acaecida y asume la interdependencia del constitucionalismo liberal, democrático y social durante el transcurso del tiempo. El Estado en un determinado grado de evolución- es un presupuesto del Derecho constitucional. Cada una de las transformaciones experimentadas derecho" es fruto de la evolución ya descrita y asume la interdependencia del constitucionalismo liberal, democrático y social. El Estado en un determinado grado de evolución- es un presupuesto del Derecho constitucional. Cada una de las transformaciones experimentadas por el Estado de derecho significa un claro progreso respecto de la estructura anterior. El constitucionalismo transforma el modelo de Estado, al reconocer derechos fundamentales y atribuir nuevas tareas a los poderes públicos. El constitucionalismo que define al Estado como social y democrático de derecho incorpora a éste el elemento socioeconómico propio de la convivencia política occidental. El Estado social presupone un sistema político democrático. A la vez, quien está llamado a tomar decisiones políticas deben estar en una situación de libertad real que le sitúe en una situación de poder elegir. El Estado social y democrático de Derecho en nuestro país es resultado de un pacto constitucional durante la transición entre posiciones políticas y clases sociales distintas. Se hace necesaria una interpretación total y armónica de la fórmula Estado social y democrático de derecho, que integre las tres definiciones del Estado, interpretando cada uno de sus rasgos en función de los demás y sin contradecir el conjunto. Esta interpretación integral debe asumir el carácter dialéctico de la fórmula, que es resultado de un proceso histórico que va desde las revoluciones burguesas de

finales del XVIII al constitucionalismo más moderno, y que asume en sus últimas manifestaciones los propios límites del Estado del bienestar. La definición del modelo de Estado hace referencia a las tres realidades superpuestas: al Estado de derecho en cuanto que la actividad de los poderes públicos debe someterse al ordenamiento jurídico, al Estado democrático, en cuanto que el Estado debe ser expresión del poder del pueblo; al Estado social, en tanto que el funcionamiento del Estado debe enlazar con la dinámica de la sociedad sobre la que se asienta. En el momento actual el Estado Social y Democrático de Derecho se nos presenta como una concepción que responde a un nuevo rol que debe asumir el Estado.[82]El concepto Estado de Derecho aplicado en la actualidad dista mucho del mero marco del siglo XIX que aseguraba la supremacía de la ley, estableciendo una seguridad jurídica que junto al reconocimiento de una serie de derechos y libertades marcaba los límites de la actuación de los ciudadanos y los poderes del Estado, así la inclusión del concepto social modifica profundamente el primer término, pues ello no significa simplemente que a los derechos y libertades individuales del Estado Liberal se le agreguen una serie de derechos sociales y económicos. Por el contrario, modifican la propia actuación del Estado, que debe asumir un protagonismo desconocido anteriormente, dándole un sentido dinámico que antes no tenía. De esta forma, el Estado se obliga a conseguir para el ciudadano unos determinados ámbitos de bienestar y seguridad, que aunque en muchos casos, como indica Torres del Moral se trate de ideales, "son los ideales que una comunidad decide proponerse como los máximos objetivos de su ordenamiento jurídico".este sentido expresan la moral social vigente en un ámbito cultural y en un momento histórico determinados. Otro tanto ocurre con la incorporación de Estado Democrático, que unido a las acepciones de Derecho y Social no puede reducirse a la vieja lucha del pasado siglo por la extensión del sufragio. En la nueva formulación del Estado, la Democracia debe ser entendida como participación, pero no sólo en el ámbito de los procesos electorales, sino en un sentido mucho más profundo de participación en las decisiones económicas y sociales, mediante la elaboración y desarrollo dela denominada democracia económica.

.

Justicia

El Derecho romano resurgió ante la necesidad de regular con fundamentos legales a la aristocracia y a la burguesía, clases sociales que constituían las estructuras estatales modernas. Es así que se recuperó el derecho civil clásico que reglamentaba sobre lo concerniente a la propiedad privada. Esta recuperación y adaptación de la jurisprudencia romana fue un indicador del fortalecimiento de los burgueses de las ciudades y por lo tanto del tránsito que se estaba dando de la economía feudal hacia una economía cada vez más capitalista.

La administración de justicia es considerada el objeto de la organización política e irá adquiriendo superioridad la Justicia Real, buscando que sea única, universal y uniforme en su aplicación (parlamentos en Francia, audiencias y cancillerías en España, jueces de paz en Inglaterra).

Burocracia

Entre los siglos XVI y XVIII debido a las múltiples competencias que los gobernantes se atribuyeron en ámbitos políticos, militares, económicos, sociales y religiosos, 2 el Estado moderno tuvo, para consolidar su poder, la necesidad de ejercer sus funciones indirectamente a través de un gran número de intermediarios y burócratas. La creación de una estructura de gobernación más compleja se debió a que a la existente se le sumaron instituciones representativas del pueblo (como la Cámara de los Comunes en Inglaterra) y en algunos casos también de las élites (como en Prusia, Holanda e Inglaterra con la Cámara de los Lores). También se formaron los Parlamentos. Es así que, por una parte, el aparato estatal se conformó por magistrados que eran miembros de la alta nobleza y que desempeñaban cargos de validos, ministros, gobernadores, embajadores o mandos militares.

Por otra parte, cada vez se fue buscando más una burocracia especializada y jerarquizada, por lo que el Estado requirió de funcionarios que tuvieran una

preparación especial para poder desempeñarse como servidores estatales. Estos funcionarios estaban formados en su mayoría por la nobleza media y baja y por la burguesía letrada, pues contaban con una formación universitaria y eran provenientes de facultades de Derecho, ya que requerían de una formación jurídica para poder desempeñar adecuadamente sus funciones. 2 Este personal funcionó bajo el control y la supervisión del monarca, de tal manera que la burocracia organizaba y extendía la acción de gobierno del rey. La burocracia tuvo tal importancia que todos los Estados fundaron universidades u otro tipo de centros educativos para formar a sus jóvenes e incluso se expidieron leyes para evitar que estos estudiaran fuera de la jurisdicción del reino.

La venta de cargos públicos era una práctica que llegó a presentarse durante la Edad Media, pero con la burocratización del Estado dicha práctica aumentó de manera importante entre los siglos XVI y XVII, aunque dejó de llevarse a cabo en el contexto de la Ilustración. A través de esta práctica las monarquías buscaban obtener ingresos adicionales que contribuyeran a mejorar los problemas financieros estatales. Además, la venta de cargos no se desarrolló de igual manera en todos los reinos. En el caso de Inglaterra la monarquía vendió títulos nobiliarios en vez de cargos. Por otro lado, en España, desde el reinado de Carlos V y hasta el de Felipe IV, los cargos que se vendieron eran poco

o importantes. En contraste, en Francia se vendieron cargos administrativos y militares muy importantes que llegaron a volverse hereditarios.

Finanzas

Con la centralización del poder que se presentó con la formación de los Estados modernos se desarrolló una concepción económica mercantilista, donde la capacidad de acumulación de metales preciosos por parte de los Estados era un factor determinante de la fortaleza militar y por lo tanto de la capacidad de imponerse a otros Estados.

ESTADO LITERAL

El Estado liberal es el que surge como resultado de la Revolución Liberal en sustitución de la Monarquía absoluta propia del Antiguo Régimen. Es el sistema político propio del comienzo de la Edad Contemporánea, en la nueva social que Características del estado Liberal

La forma de Gobierno no es determinante para su caracterización, pues puede ser tanto una monarquía constitucional (como en la Constitución de 1812 en España), una monarquía parlamentaria (como en el modelo inglés que se remonta a la Revolución Inglesa del siglo XVII) o una República (como en el caso de la Revolución francesa).

Según los autores de filiación marxista, lo que caracteriza al nuevo sistema político es el papel del Estado liberal como un instrumento en el triple proceso que se ha dado en llamar Revolución Burguesa, Revolución Industrial y Revolución Liberal, de transformación social, económica y política en beneficio del ascenso de una "nueva clase dominante", la "burguesía", y considerando al capitalismo como modo de producción, siendo la ideología dominante el liberalismo. La interpretación marxista es rechazada por los autores liberales y, parcialmente, por los postmarxistas, no obstante lo cual se puede afirmar, en sentido amplio, que las características del Estado liberal (ya sea monarquía constitucional, parlamentaria o sistema de repúblicas, federales o unitarias).

1. En lo político: la democracia representativa a través del sufragio universal

masculino, para la integración de los poderes administrador y legislativo; constitución del Poder Judicial con total independencia para la Administración de Justicia; el pluripartidismo para la promoción de los cargos electivos en elecciones regulares, que garanticen a su vez la alternancia en el ejercicio del poder.

2. En lo social: plena vigencia y respeto irrestricto al ejercicio de las libertades

individuales consagradas en los Derechos Humanos Universales, conforme a

las leyes que reglamenten su ejercicio.

3. En lo económico: respeto irrestricto a la propiedad privada, inmueble o mueble, tanto en lo que se refiere a habitación, como así mismo a fuente o medio de producción. Instauración del sistema de economía de Libre Mercado, a través del libre juego de la oferta y la demanda. Tendencia predominante a la privatización de fuentes y medios de producción con escasa o mínima intervención estatal, acotando ésta, exclusivamente a la mediación en los conflictos que se generen entren los particulares.

El Estado liberal surge del inconformismo con el régimen absolutista propio de la época. Cabe aclarar que en las primeras fases de la implementación del Estado liberal en Francia adoptó formas totalitarias represivas a través del Terror mediante la eliminación física de funcionarios y defensores del Antiguo Régimen, desnaturalizando los principios de la Declaración Universal de los Derechos del Hombre, que había adoptado siguiendo las orientaciones y la influencia de la Revolución por la Independencia de los Estados Unidos de América y consagrados en la primera Constitución Republicana de 1784.

Independientemente de los abusos referidos, el surgir el Estado liberal se edifica sobre los principios proclamados de la soberanía popular, la división tripartita del poder público, el cumplimiento del principio de legalidad e igualdad formal (igualdad de los ciudadanos ante la ley) y la protección de los derechos fundamentales básicos.

En primera instancia, un Estado liberal debe permitir y facilitar el desarrollo de un hombre libre, igualitario y racional, cuya convivencia y armonía este fijada por acciones que inspiren y permitan el progreso de la sociedad. Asimismo, es indispensable la separación de lo privado y de lo público, dado que el individuo tiene autonomía para escoger su proyecto de vida y dirigirse por sus propias convicciones. Lo privado es definido como el derecho a la personalidad inviolable, garantizando al asegurar autonomía o control sobre las intimidades de la identidad personal.

Libertad

El Estado liberal pretende ser, según propone el liberalismo económico desde Adam Smith, un Estado limitado, que no interviene en economía (al contrario que el mercantilismo propio del Antiguo Régimen), y que

solamente garantiza el ejercicio de la libertad individual, por ejemplo garantizando la existencia de un mercado libre y un ejercicio ilimitado de la propiedad privada. El Estado liberal permite la libre expresión de opinión.

Al contrario que la Monarquía absoluta, donde la palabra del rey es ley, el Estado liberal se define como un Estado de derecho, en que se ofrece al individuo la jurídica de no estar sometido a la arbitrariedad del poder. Instituciones como la tortura judicial desaparecen. Otras nacen, como la policía,

pues lo que continúa existiendo (y perfeccionándose como prueba Foucault en Vigilar y castigar) es la represión de las conductas que se definen como antisociales,

incluyendo la represión política de individuos y grupos no integrados en el sistema político o social. Según el mismo Foucault, el nacimiento o triunfo simultáneo de instituciones como la cárcel, la escuela y el ejército nacional indica claramente que el ideal de libertad es el de hacer que cada uno acabe encontrando su sitio según sus méritos y capacidades (no según el nacimiento como en la sociedad estamental), en función de una teórica igualdad de oportunidades.

La Igualdad

La igualdad de condiciones que se pretende para la sociedad significa que desaparecen los privilegios y los estamentos para asegurar la movilidad social mediante la superación individual a través del esfuerzo en el trabajo y cultivo de habilidades naturales y/o adquiridas (profesionales, artísticas, deportivas etc.). La eliminación de los privilegios territoriales o fueros permite la construcción de un Estado-nación de dimensiones propicias para un mercado nacional unificado, sin aduanas interiores, y que comparte moneda, sistema de pesos y medidas y legislación mercantil. La revolución de los transportes que supuso el ferrocarril fue vital para esa construcción nacional, que se ve justificada ideológicamente por los movimientos nacionalistas, como por ejemplo en las unificaciones nacionales de Italia y Alemania, que pueden hacer hincapié en otros factores de unificación nacional, como el idioma.

Es importante resaltar que en el campo del Derecho se establecen: el principio de legalidad y el principio de igualdad ante la ley. El primero hace referencia a que toda obligación ciudadana estará sujeta a que esté dispuesta en una ley, y

la igualdad ante la ley quiere decir que con fundamento a la abolición de los estamentos todos los ciudadanos serán tratados iguales ante la ley.

Separación Iglesia-Estado

La situación de la Iglesia católica en los países del sur de Europa se deteriora como consecuencia de su pérdida de poder económico, político y social (puede hablarse de un proceso de descristianización), 1 pudiendo llegar a una separación total entre Iglesia y Estado como ocurre en Francia, o a modelos intermedios, como en España donde se opta por un modelo de Concordato, en que el clero pasa a ser subvencionado por el Estado (siguiendo el ejemplo una vez más del Imperio Napoleónico

La sociedad civil

La aparición del Estado como un organismo autónomo dentro de la sociedad moderna ha provocado la necesidad de distinguir lo público estatal y lo público no estatal. Lo público no estatal es el ámbito de la sociedad civil como conjunto de instituciones y mecanismos de coordinación social no dependientes del sistema administrativo estatal. Ejemplos: las ONG. El Estado se convierte en la esfera despolitizada de las personas y sus actividades.

puede denominarse Nuevo Régimen o Régimen Liberal. Su duración en el tiempo puede entenderse como continua hasta la actualidad.