Sunteți pe pagina 1din 2

¿Qué hacer mientras espero?

Salmos 40: 1, 2
“Pacientemente esperé a Jehová, Y se inclinó a mí, y oyó mi clamor. Y me hizo
sacar del pozo de la desesperación, del lodo cenagoso; Puso mis pies sobre peña, y
enderezó mis pasos”.

Todos los que hemos pasado por la etapa del noviazgo sabemos muy bien lo que se
siente al estar esperando que Dios responda esa tan ansiada petición como lo es: ¿Quién
será la chica con la que me casare?

La mayoría de jóvenes quisieran pedirle a Dios que les respondiera esta pregunta a mas
tardar en unos cinco minutos y los mas “espirituales” le dan un día completo. Pero lo
que a mi me urge, muchas veces a Dios no y es ahí en donde entramos en la tan famosa
etapa de “Esperar en Dios”.

Posiblemente tu dices: “Yo tengo treinta años y sigo esperando y nada de nada, Dios no
responde”, esta claro también que Dios no te llevara a esa persona y con voz de trueno
te dirá: “esta es la elegida”, ¡Claro que no!, dependerá mucho de ti el saber interpretar el
momento adecuado para que eso se concrete, ya en otra ocasión profundizare sobre esa
etapa, en este momento la pregunta seria: ¿Qué hacer mientras espero en Dios a la
persona que será mi novio o novia, y por ende mi futuro esposo o esposa?

Te daré algunos consejos a la luz de la Palabra de Dios que te servirán en gran manera
mientras esperas en Dios:

Primero, Salmos 37: 4 “Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las


peticiones de tu corazón”. No hay forma de recibir una respuesta mientras no te deleites
en Dios, la Biblia es clara en aconsejarte que te deleites en El, pero ¿Qué es deleitarse?
Deleitarse es gozarse, agradarse en algo, es sentir placer de estar realizando algo,
traducido al lenguaje nuestro seria: “Siente tranquilo en Jehová, porque cuando esto
ocurra, El concederá las peticiones que tengas dentro de tu corazón”. No pierdas la paz
ni la calma, no te quedaras soltero de por vida, tarde o temprano la persona indica
llegara, pero DELÉITATE.

Segundo, Salmos 37: 5 “Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.”,


que lindo saber que cuando confío totalmente en él, él hará. Amado o amada, es difícil
esperar, pero cuando encomiendas y confías en Jehová, tienes que tener la certeza
inconmovible de que EL HARÁ. ¿Para que desesperarse?, ¿Para que turbarse?, Si yo
confío en Jehová, tengo que estar tranquilo, porque El esta obrando.

Tercero, San Mateo 6: 33 “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y


todas estas cosas os serán añadidas”. Es que sin duda no hay forma de encontrar
respuesta sin buscar primeramente el reino de Dios y su justicia, ¿Quieres un excelente
novio o novia?, ¿Quieres que la persona que será tu novio o novia sea tu futuro esposo o
esposa?, Entonces busca antes que nada el reino de Dios y su justicia.
Cuarto, 1 Timoteo 4:13 “Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y
la enseñanza”. Es necesario utilizar nuestro tiempo para la obra del Señor, no hay
mejor cosa que desgastarte para Dios, que lindo es que un joven mas allá de sus
necesidad de tener a alguien como novio o novia sienta el deseo ferviente de buscar mas
de Dios, de meterse mas con El y de servirle con todo su ser. Mientras esperas en Dios
utiliza tu tiempo para leer más la Palabra de Dios, Sírvele en tu congregación lo más
que puedas y sobre todo cuida mucho tu relación personal con el Señor. Si haces todo
esto no tendrás necesidad de andar pensando tanto en estar esperando, pues estarás tan
ocupado en la obra de Dios que cuando menos sientas el tiempo se cumplirá y tu
respuesta será palpable.

Quinto, 1 Timoteo 4: 16a “Ten cuidado de ti mismo”, Pablo le decía esto a Timoteo,
ahora yo te lo digo a ti, ¿Por qué?, pues porque en este periodo de espera vendrán
muchos “pintados de respuesta de Dios” que querrán entorpecer tu espera, queriéndote
engañar. El enemigo también pondrá muchas situaciones que te harán revolver tus
emociones, es por esa razón: “Ten cuidado de ti mismo”, no te dejes llevar por lo que
“tu crees” que es la respuesta, consulta siempre a Dios, ve a la Biblia, examínalo todo a
través de ella, consulta con tu líder espiritual, con tus padres o con personas que tengan
la suficiente madurez como para orientarte de una manera espiritual y no emocional.

Estas son nada más algunas recomendaciones, hay muchas más que en cualquier
momento te recomendare, pero te aseguro que si tomas en cuenta esto, tu esperar en el
Señor será más fácil.

Amado joven, nuevamente te repito: NO TE DESESPERES, no creas que el tren ya


paso, ni que perdiste tu oportunidad, ni que ya jamás volverás a tener la probabilidad de
entablar un noviazgo, nada de eso será cierto si tomas en cuenta los anteriores consejos.
Recuerda que cuando Dios hizo al hombre dijo: “Y dijo Jehová Dios: No es bueno que
el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él”, eso significa que tu no estarás solo o
sola, Dios te dará la ayuda idónea que necesitas, porque El sabe que no es bueno que
estés solo, nada mas NO TE DESESPERES.

¡Vamos!, es tiempo de servirle, de gozarse en El, de cantarle con todas tus fuerzas, de
asistir a cuanta actividad de tu congregación puedas, aprovecha tu tiempo de soltería,
haz muchos amigos y amigas, ponte a la disposición de tu pastor o líder espiritual para
realizar cualquier trabajo, mientras mas ocupado pases en la obra del Señor, menos
sentirás el tiempo de espera.

Una cosa quiero que te quede bien claro: NO TE DESESPERES. Dios ya te


tiene en su agenda cronológica, solo ESPERA un poco más.

Autor: Enrique Monterroza

Escrito para: www.devocionaldiario.com