Sunteți pe pagina 1din 106

lOMoARcPSD|1541720

lOMoARcPSD|1541720

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

TEMA 90. EL INICIO DEL PROCESO PENAL

El principio de oficialidad solo rige estrictamente en los delitos públicos: inicio de oficio.

Sin embargo, en los delitos semipúblicos hace falta un requisito de procedibilidad, que es la denuncia del perjudicado. Se pretende evitar causar más daño con la persecución del delito sin que el perjudicado quiera perseguirlo.

En los delitos privados hace falta directamente que el perjudicado interponga querella y se persone.

1. INCOACIÓN A INSTANCIA DE PARTE

El proceso penal, como sabemos, queda informado por el principio de oficialidad, es decir, que el proceso tiende a perseguir o satisfacer un interés público que, por definición, se abstrae del control de los particulares.

Por tanto, el proceso penal se inicia siempre de oficio y conforme al principio de necesidad: A todo hecho que revista el carácter de delictivo ha de corresponder siempre un proceso, sin que ello quede a voluntad de los privados.

Teniendo todo esto en cuenta, concluimos que la conocida “querella” y la “denuncia” no son instrumentos por los que los sujetos abran el proceso; simplemente trasladan la “notitia criminis” al tribunal, que abre de oficio del procedimiento correspondiente.

El proceso penal se abre siempre de oficio, con independencia de que los hechos sean trasladados al tribunal por medio de denuncia, querella o atestado policial.

Ahora bien, no toda denuncia, querella o atestado abre siempre un proceso. Lo normal es que se realice, en principio, un análisis de verosimilitud de los hechos trasladados a efectos de observar si hay o no infracción penal.

CONCEPTO

A. LA DENUNCIA

La denuncia, regulada en los arts. 259 a 269 LECr, es una simple declaración de conocimiento dirigida a un órgano jurisdiccional acerca de unos hechos presuntamente delictivos que revistan el carácter de delito público, perseguibles de oficio-.

No es un acto procesal en sí, puesto que se puede realizar ante la policía. por tanto es una declaración de conocimiento de una persona que ha conocido la presunta comisión de un hecho delictivo. Es anti-formalista. Simplemente transmite una noticia.

Esa declaración del sujeto, sobre hechos presenciados o conocidos de cualquier forma, se realiza ante la autoridad competente policía, fiscalía- sin necesidad de cumplir formalidades rígidas.

ELEMENTOS PERSONALES

1.

DENUNCIANTE

Según el art. 269 LECr, toda aquella persona física que tenga conocimiento de un hecho punible está obligada a ponerlo en conocimiento de la autoridad. El art. 262 establece el deber especial para determinadas personas, por razón de su cargo u oficio: médicos y funcionarios.

por razón de su c argo u oficio: médicos y funcionarios. Su distribución está prohibida |

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

Están exentos del deber de denunciar:

- Por falta de capacidad: los impúberes y los que no gocen del pleno uso de su razón.

- Por

razón

de

parentesco:

el

cónyuge

del

delincuente,

sus

ascendientes

consanguíneos o afines, y sus colaterales.

y descendientes

- Por razón de secreto profesional: Abogados, procuradores, eclesiásticos o ministros de culto, respecto

de los hechos que le fueren puestos en conocimiento en el ejercicio de sus funciones.

2.

DENUNCIADO

La denuncia no tiene porqué dirigirse frente a una persona determinada. Es más, lo normal es que se relaten simples hechos y que, a posteriori, sea en instrucción penal cuando se averigüe al presunto responsable.

CONTENIDO Y FORMA DE LA DENUNCIA

El contenido de la denuncia se limita a una simple e informal exposición de los hechos aparentemente delictivos y de sus circunstancias. Puede hacerse por escrito u oralmente y, personalmente o por medio de mandatario con poder especial.

Si se hace por escrito, será firmada por el denunciante o persona a su ruego; si fuera verbal, se extenderá acta que será firmada por el declarante y por el funcionario o autoridad que la reciba.

La denuncia puede presentarse ante un juez lo normal, el Juzgado de Guardia-, ante la policía o, incluso, ante el Ministerio Fiscal.

LUGAR: ante cualquier institución cuya finalidad sea poner el hecho delictivo en conocimiento de los tribunales:

policía, juzgado de instrucción y fiscalía.

EFECTOS:

o

En cuanto al denunciante, no se hace parte procesal por el hecho de denunciar. Por tanto, no tiene que personarse con abogado ni procurador. No obstante, se le llamará como testigo si ha conocido el hecho delictivo.

o

En cuanto al inicio del proceso, salvo que sea un hecho inverosímil, se inicia una investigación para tener datos suficientes como archivar la noticia o continuar con la investigación.

CONCEPTO

B. LA QUERELLA

La querella es otro acto por el que se pone en conocimiento de un órgano jurisdiccional la perpetración de unos hechos que revisten los caracteres de delito.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

Ya es un acto procesal complejo. Tiene que contener una declaración de conocimiento, a la que se añade la voluntad de personarse como parte acusadora en el proceso. Por tanto es una denuncia más una querella.

El querellante, además, manifiesta su voluntad de ejercer la acción penal y de ser parte como acusación particular, popular o privada- en el proceso que vaya a abrir. El simple denunciante, por el contrario, será todo lo más testigo en el proceso.

La querella queda recogida en el art. 125 CE y tiene su regulación principal en los arts. 270 y ss. LECr.

CONCLUSIÓN:

- DENUNCIA: declaración de conocimiento.

- QUERELLA: declaración de conocimiento + declaración de voluntad de ejercitar la acción penal y ser parte en el proceso.

NATURALEZA: Ya no es una obligación, sino que es una potestad.

ELEMENTOS PERSONALES

1. QUERELLANTE

Según el art. 270 LECr pueden interponer querella: los ofendidos o perjudicados por el delito acusación particular-, cualquier ciudadano español mayor de edad acusación popular-, el ofendido por un delito privado acusación privada- y la fiscalía.

Dice el art. 280 LECr que, el particular querellante prestará fianza de la clase y cuantía que determine el Juez, para responder de las resultas del juicio. El art. 281 exime de fianza a:

- Los ofendidos por el delito y sus herederos.

- Los familiares del asesinado.

- Los extranjeros cuando así lo determine un convenio internacional o por el principio de reciprocidad.

Por tanto, la fianza sólo es exigible en los supuestos de acusación popular.

querellante

intentado acto de conciliación, que constituye en estos casos un requisito de procedibilidad.

En

el

caso

de

delitos

privados,

el

habrá

de

presentar

certificación acreditativa de haber

Si

documento donde el juez del mismo otorgue licencia para querellar.

se

tratare

de

injurias

o

calumnias

cometidas

en

medio

de

un

proceso,

ha

de presentarse

2. QUERELLADO

El sujeto contra quien se dirige la querella es el querellado, que habrá de ser identificado en la querella como presunto responsable de los hechos por medio de su nombre, apellidos y vecindad si fueran conocidos-.

Si los datos anteriores fueran desconocidos, se designará al sujeto por medio de las señas que mejor pudieran describirle.

por medio de las señas que mejor pudieran describirle. Su distribución está prohibida | Descargado por

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

CONTENIDO Y FORMA DE LA QUERELLA

De acuerdo con el art. 272 LECr, la querella habrá de presentarse ante el Juez competente. Cuando peligr e la recogida de pruebas y vestigios, será válida la presentada ante cualquier juzgado, es la llamada “competencia a prevención”.

el

correspondiente poder especial de procurador. No se exige una determinada forma, pero sí el contenido a que hace referencia el art. 277 LECr:

La querella observará necesariamente la forma escrita, debe ir firmada por abogado y presentarse

con

- El Juez o Tribunal ante quien se presente.

- Identificación del querellante y del querellado.

- La relación circunstanciada del hecho, con expresión del lugar, año, mes, día y hora en que se ejecute, si se

supieren.

- Expresión de las diligencias que se solicitan para la comprobación del hecho.

- La petición de que se admita la querella y se practiquen las diligencias solicitadas; y, en su caso,

solicitud de cuantas medidas cautelares o de aseguramiento pudieran proceder. (detención, prisión,

libertad provisional, etc.)

- La firma del querellante, cuando el Procurador no tuviere poder especial para formular la querella.

LEGITIMACIÓN: se pueden querellar:

o

Los españoles.

o

Los extranjeros si han resultado perjudicados u ofendidos.

o

El fiscal está obligado a presentar querella si entiende que el hecho es constitutivo de delito.

POSTULACIÓN: hace falta abogado y procurador.

LUGAR: juzgado que resulta competente. Lo que ocurre es que a veces no es el más cercano a la persona que se quiere querellar. Por razones de urgencia, para no perder piezas de convicción elementales, el proceso se pueda iniciar ante cualquier juez, aunque sea incompetente.

FORMA: siempre por escrito, no cabe forma oral. Su contenido es muy preciso:

o

Dirigirse al juez competente.

o

Identificación de quién es el querellante y el querellado, o al menos señas para identificarlo.

o

Relación de los hechos.

o

Otras indicaciones, en las que el querellante solicita determinadas medidas cautelares o medidas de investigación.

A determinados querellantes se les exige FIANZA.

o

Se trata de las personas que no son ofendidas directamente por el delito: acusación popular. Con la fianza responde por los daños que puedan derivarse de una querella calumniosa. Están exentos de la fianza los ofendidos y los perjudicados directos en el delito de homicidio (familiares del fallecido).

o

La cuantía la determina el juez en función de los hechos y de las circunstancias, de la capacidad económica del querellante, etc.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

DOCUMENTOS QUE ACOMPAÑAN:

 

o

Poder especial del procurador en documento público (apud acta o notarial).

o

Si el delito es privado:

 

Documento que certifica que se ha intentado un acto de conciliación previa.

Licencia del juez: se trata de una valoración del juez de que se puede presentar querella porque uno de los testigos o abogados se ha excedido y ha incurrido en injurias y calumnias.

2.

INCOACIÓN DE OFICIO.

A. POR PARTE DEL ÓRGANO JURISDICCIONAL

B. POR PARTE DEL MINISTERIO FISCAL

(*) La programación los nombra como epígrafes pero no los tenemos ni en los apuntes de clase, ni viene en el power point. El esquema que aparece en todos sitios es que existen 3 medios para hacer llegar la noticia criminis al órgano jurisdiccional: denuncia, querella y atestado policial).

C. EL ATESTADO POLICIAL

Concepto

Las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado tiene como función principal la investigación de hechos delictivos; de hecho, suelen ser los primeros que conocen de lo ocurrido y los que primeros que encuentran vestigios en el lugar.

El atestado, regulado en los arts. 292 y ss. LECr, es un documento donde la policía refleja sus diligencias de investigación, los hechos que han descubierto, las declaraciones que reciban y demás circunstancias relevantes.

Forma

El atestado será firmado por el que lo haya extendido; las personas presentes, peritos y testigos que hubieren intervenido en las diligencias, serán invitadas a firmarlo, si no lo hicieran se expresará la causa.

Si no pudiera ser redactada, se sustituirá por una relación verbal circunstanciada que documentará el Juez o el Ministerio Fiscal, ante ellos se expresará el motivo de no haber usado la forma ordinaria.

La policía deberá dar cuenta de las diligencias practicadas al Juez o al Ministerio Fiscal en un máximo de 24 horas, salvo caso de fuerza mayor. Los que infrinjan este límite incurrirán en responsabilidad por demora.

En ningún caso, salvo el de fuerza mayor, los funcionarios de Policía judicial podrán dejar transcurrir más de veinticuatro horas sin dar conocimiento a la Autoridad judicial o el Ministerio fiscal de las diligencias que hubieren practicado.

fiscal de las diligencias que hubieren practicado. Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

Valor del atestado

lOMoARcPSD|1541720

El atestado y todo lo que consta en él solo tiene efectos de denuncia, de transmisión de una notitia criminis a la autoridad judicial competente.

Las declaraciones de la policía, de los testigos y peritos presentes en el lugar de los hechos, deberán repetirse luego en juicio oral a fin de que puedan constituir la prueba testifical.

El atestado, por tanto, no es prueba; la prueba como dato relevante para la sentencia ha de darse siempre en la fase de juicio oral. Si bien, en la práctica, los tribunales le otorgan una presunción iuris tantum de veracidad.

El TS hasta 1981 determinó que el atestado no tenía valor probatorio; a posteriori, se dijo que por las firmas de los agentes tenía un “plus-valor”. Esta tesis sería incorrecta, dado que la policía no ejerce fe pública ni tiene porqué ser imparcial.

3. DETERMINACIÓN PRELIMINAR DEL PROCEDIMIENTO APLICABLE

Una vez que el órgano jurisdiccional conoce de la notitia criminis, no abre automáticamente el proceso sino que examina si son o no, a priori, delictivos.

Acto seguido, el Juez deberá elegir el cauce procedimental que aparezca más conveniente según la relación circunstanciada de los hechos, abriendo:

- Sumario (juicio ordinario): delitos castigados con pena privativa de libertad superior a 9 años.

- Diligencias previas (procedimiento abreviado): delitos castigados con pena privativa de libertad inferior a 9

años.

- Jurado: sólo se abrirá cuando haya un sospechoso imputado; mientras tanto, se abrirán diligencias previas.

- Juicio rápido: dedicado a determinados delitos con pena privativa de libertad inferior a 5 años, siempre que

haya atestado policial con todos los datos para incoar el proceso y se den todos los presupuestos procesales de

este modelo.

Lo primero será calificar los hechos como delito o falta. En el caso de delitos, el tipo procedimental varía según la pena abstracta del tipo.

Además, los procesos penales son fungibles. De tal forma que iniciado, por ejemplo, un procedimiento abreviado, en cuanto aparezca que el hecho no se haya comprendido en su ámbito de aplicación, se continuará conforme al procedimiento por delitos graves.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

TEMA 1. EL SUMARIO I

1. CONCEPTO Y NATURALEZA JURÍDICA DEL SUMARIO

CONCEPTO

El artículo 299 Lecrim recoge un concepto de sumario:

Constituyen el sumario las actuaciones encaminadas a preparar el juicio y practicadas para averiguar y hacer constar la perpetración de los delitos con todas las circunstancias que puedan influir en su calificación, y la culpabilidad de los delincuentes, asegurando sus personas y las responsabilidades pecuniarias de los mismos.

Sin embargo, es un concepto inquisitivo y da a entender que la investigación sólo va encaminada a demostrar la culpabilidad. Sin embargo, también va encaminada a obtener datos que puedan demostrar la inocencia.

FINALIDAD

En definitiva el contenido o FINALIDAD de la fase sumarial o de investigación es:

o

INVESTIGACIÓN TENDENTE A ESCLARECER LOS HECHOS. En el proceso civil, el demandante cuenta todo lo que sabe porque le interesa que esos datos los conozca el juez. Sin embargo, en el proceso penal es el imputado el principal protagonista y el que más sabe de los hechos. Como lo lógico es que no colabore, corresponde al juez investigar los hechos. Esa investigación abarca:

El cuerpo del delito.

Declaraciones a testigos, a imputados.

Sobre el delincuente: su identificación, comparativa de huellas dactilares, voz, etc.

Entrada y registro de domicilio, intervención de comunicaciones, inspecciones corporales, etc. Todas

ellas deben tener unos presupuestos muy concretos para que se puedan llevar a cabo, ya que pueden

o

vulnerar derechos fundamentales.

ADOPCIÓN DE MEDIDAS CAUTELARES: Mientras se investiga y se celebre el juicio oral, uno de los contenidos de la fase oral es prevenir que los imputados no se evadan de la acción de la justicia, que no se hagan desaparecer pruebas, que no haya nuevas agresiones para la víctima, etc.

- Medidas

para garantizar que el

presunto responsable no pueda abstraerse de la acción de la justicia, garantizando su presencia en la fase de juicio oral. Es el caso de la prisión preventiva y la libertad condicional.

cautelares

personales:

Acordadas

por

el

juez

instructor

- Medidas cautelares reales: Adoptadas para asegurar que el responsable del ilícito penal va a cumplir posteriormente con la responsabilidad civil a que hubiere lugar. Es el caso de los embargos y fianzas.

NATURALEZA POLÉMICA DE LAS ACTIVIDADES DE INVESTIGACIÓN

Se discute si son procesales o administrativas, ya que aunque las adopta el juez, las lleva a cabo la policía. De la concreción de la naturaleza depende la distribución de las funciones entre juez y fiscal.

la distribución de las funciones entre juez y fiscal. Su distribución está prohibida | Descargado por

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

Para que el proceso sea jurisdiccional tiene que cumplir los principios naturales, y estos no se cumplen en la fase de investigación.

Se puede concluir que son judiciales porque las encarga el juez, pero no son jurisdiccionales en el sentido de que no se aplica derecho al caso concreto. Para las excepciones en que sí hay aplicación de derecho, como puede ser la adopción de medidas cautelares, existe la figura del juez de garantías.

Otras excepciones en las que obligatoriamente tendrá que intervenir el juez porque sí hay aplicación del derecho son las resoluciones judiciales con eficacia de cosa juzgada, por ejemplo, un sobreseimiento libre.

CARACTERÍSTICAS DE ESTA FASE

- OBLIGATORIEDAD: La instrucción es una fase necesaria del proceso penal, ha de existir siempre para investigar los hechos, evitar desaparición de pruebas, preparar la defensa y para evitar acusaciones infundadas.

- SUMARIEDAD: El legislador ha previsto una duración media del sumario de 1 mes, pasado el cual, el Juez ha de dar parte semanal al Presidente de la Audiencia sobre las causas que hubieran impedido su conclusión.

- SECRETO: Las actuaciones van a ser secretas con carácter general. Con ello salvaguardar los derechos fundamentales de las personas.

se

pretende

Todos los sujetos investigadores se someten en este punto a un régimen sancionador.

El Ministerio Fiscal tiene la posibilidad de informar a la opinión pública con ciertos matices y restricciones; sólo pueden informar de las actuaciones penales en curso de manera genérica.

Este secreto genérico puede ser completado con el decreto del secreto del sumario”, que acordará el Juez mediante auto, ya sea de oficio o a instancia del Ministerio Fiscal; con esta medida se pretende garantizar la efectividad de las diligencias practicadas.

NORMAS GENERALES DE LA INSTRUCCIÓN

1. TIEMPO: todos los días son hábiles para la investigación. Sin embargo, cuando concluye la fase de investigación y comienza la siguiente fase porque se da por concluido el sumario, sí hay distinción de días hábiles e inhábiles.

2. PUBLICIDAD: se establece el secreto general de las actuaciones en fase de investigación para preservar la intimidad de aquél que pueda ser investigado sin llegar a ser imputado ni culpable. Se trata en todo caso de un secreto hacia el exterior, no para las partes. Para ellas sería secreto de sumario.

3. ACTUACIÓN DE LAS PARTES: todas las partes tienen la posibilidad de instar al órgano jurisdiccional cualquier tipo de actividad procesal así como recurrir resoluciones judiciales que le pueda perjudicar.

a) Ministerio Fiscal

El fiscal actúa en el sumario, conforme a los principios de legalidad e imparcialidad, en una posición preeminente.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

Tiene el derecho a la inspección directa del sumario, puede solicitar la práctica de diligencias relevantes y la adopción de medidas cautelares, y puede recurrir las resoluciones del instructor que no considere procedentes.

b) Acusación particular

El acusador particular interviene en la fase instructora en la misma forma que el fiscal. Sin embargo, la actividad procesal del actor civil se limitará a procurar la práctica de las diligencias que puedan conducir al mejor éxito de su pretensión.

c) El imputado o procesado

El presunto responsable del delito o encausado, podrá actuar en el proceso ejercitando sus derechos procesales e interesando las actuaciones pertinentes en cuanto que recaiga auto de procesamiento.

La posición jurídica de las partes en el sumario no responde siempre a los principios de dualidad, igualdad y contradicción; precisamente porque la instrucción puede iniciarse, desenvolverse y terminar sin parte pasiva o sin parte acusadora.

PIEZAS DEL SUMARIO

Para facilitar el conocimiento de las actuaciones, que frecuentemente tienen distintas naturalezas, el sumario se suele dividir en piezas. Así, los jueces suelen archivar los documentos en carpetas de distintos colores, estableciendo:

- Pieza

principal: Compuesta

responsabilidad criminal.

por

todos

los

documentos

relacionados

con

la averiguación de la

- Pieza de situación personal: Compuesta por las medidas cautelares adoptadas con relación al imputado (prisión provisional, libertad provisional). Los procesos donde exista pieza de este tipo son siempre de tramitación preferente.

-

Pieza

responsabilidades pecuniarias.

de responsabilidad

civil:

Compuesta por las

medidas

cautelares adoptadas para asegurar las

- Pieza de responsabilidad civil subsidiaria: Compuesta por la documentación pertinente cuando el responsable civil sea persona diferente del imputado.

2. DILIGENCIAS SUMARIALES Y ACTOS DE PRUEBA: DIFERENCIAS EN CUANTO A LA NATURALEZA JURÍDICA

Desde que el juez acuerda la formación del sumario, las diligencias que se vayan practicando se dirigen a delimitar el hecho presuntamente delictivo y a los sujetos presuntamente responsables.

El desenvolvimiento del sumario, conformado por actuaciones variopintas, no posee una secuencia lineal, esto es, la sucesión de diligencias dependerá de las necesidades y resultados de la investigación.

de las necesidades y resultados de la investigación. Su distribución está prohibida | Descargado por Maria

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

En cualquier caso, los datos obtenidos en el sumario no constituyen nunca prueba, SÓLO DE INDICIOS. La prueba como tal tiene que realizarse en el juicio oral con todos los requisitos de inmediación, contradicción y publicidad.

Ahora bien, hay diligencias que por su propia naturaleza son de imposible reproducción en juicio, como es el caso de la inspección ocular y de la autopsia. En esos casos, no hay más remedio que documentar las actuaciones y pre- constituir la prueba como documental para la fase de juicio. Posteriormente, las personas que las efectuaron serán llamadas para declarar y ratificar el resultado de la diligencia.

Por otra parte, hay diligencias que pueden tener el carácter de prueba preconstituida. En estos casos sí se debe realizar en la fase de instrucción con todas las garantías que deberían funcionar en el juicio oral.

Ej. Declaración anticipada de un testigo que con carácter seguro no se va a encontrar en España en el momento del juicio oral.

En los epígrafes siguientes exponemos las diligencias sumariales previstas por la LECr, aunque no constituye un numerus clausus, esto es, las posibilidades investigadoras no se agotan en las diligencias previstas en la ley.

3. TIPOLOGÍA DE DILIGENCIAS SUMARIALES

A. INSPECCIÓN OCULAR

CONCEPTO

Es la primera diligencia en el tiempo. Lo normal es que cuando se comete un hecho delictivo, las pruebas se encuentran en el lugar del delito.

La inspección ocular, regulada en los arts. 326 a 334 LECr, es la diligencia que tiene por objeto el reconocimiento, por el Juez, de todo aquello que puede tener relación con la existencia y naturaleza del hecho.

Su práctica supone la constitución del Juez y del Secretario en el lugar que ha de ser inspeccionado. Y, obviamente, ha de realizarse en el momento inmediatamente posterior a la comisión del hecho, pues sólo así podrán recogerse huellas o vestigios.

Por lo tanto, la actividad más urgente es la inspección ocular, cuya finalidad es doble:

- Descripción y localización perfecta del lugar de los hechos.

- Una vez que se documenta dónde se ha cometido el delito, se procede a la recogida de todos los efectos que estén relacionados con el hecho delictivo. Puede ir desde la recogida de auténticas piezas de convicción, como por ejemplo el arma, u otros elementos que de forma indirecta aportan pruebas, como por ejemplo huellas dactilares o restos de sangre.

Su urgencia se debe a la necesidad de evitar la destrucción de pruebas. Cuando existe riesgo de que los vestigios hayan sido destruidos, en el acta debe determinarse si la inexistencia de los mismos es:

- Natural, porque el hecho delictivo no deja evidencias por su propia naturaleza. Ej. Un robo en el que desaparece el objeto, pero no deja más rastros.

- Casual: por circunstancias casuales, los vestigios se han perdido. Ej. Delito cometido al aire libre un día muy lluvioso. Las posibles huellas desaparecen con la lluvia.

- Intencionada: hay manipulación de la persona.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

Todas las diligencias se documentarán por escrito en el mismo acto y serán firmadas por el Juez, el Fiscal, el Secretario y las personas que se hallaren presentes.

La inspección ocular no puede reproducirse en el acto del juicio oral; por tanto, se trata generalmente de una prueba anticipada. Por esta razón, el procesado tendrá derecho a presenciarla acompañado de su defensor y hacer observaciones.

PRÁCTICA

 

o

Si

en el lugar existieran huellas de la perpetración

 

El Juez instructor procederá al reconocimiento, recogida, conservación y descripción de todo lo que pudiera estar relacionado con el delito.

A

este fin hará descripción del lugar del delito, el sitio y estado en que se hallen los objetos que se encuentren,

los accidentes del terreno o situación de las habitaciones, y todos los demás detalles que resulten útiles.

Si

fuera conveniente, se levantará plano del lugar suficientemente detallado, o se hará el retrato de las partes

que hubiesen sido objeto del delito.

 

o

Cuando no hayan quedado vestigios del delito

 

El instructor averiguará y hará constar si la desaparición de las huellas materiales ha sido natural, casual o intencionada y, en su caso, las causas de la misma o los medios que para ello se hubiesen empleado.

Seguidamente procederá a recoger y consignar en autos las pruebas de cualquier clase que se puedan adquirir acerca de la perpetración del delito.

Si

el delito fuera de los que no dejan huellas, el Juez procurará hacer constar por declaraciones de testigos la

ejecución del delito y sus circunstancias.

 
 

B.

EL CUERPO DEL DELITO

CONCEPTO

Según el art. 334, constituyen el cuerpo del delito “las armas, instrumentos o efectos de cualquier clase que puedan tener relación con el delito y se hallen en el lugar en que éste se cometió, en sus inmediaciones, en poder del reo, o en otra parte conocida”.

La doctrina lo define como el “conjunto de materialidades relacionadas con la comisión del hecho delictivo”. Se distingue así un corpus delicti:

o

Material: materialidad sobre la que recae el delito; por ejemplo, un cadáver.

o

Accidental: materialidad relacionada o afectada por la acción; caso de la pistola.

o

Por situación: materialidad cercana al cuerpo del delito principal o material; caso de la ventana rota.

del delito principal o material; caso de la ventana rota. Su distribución está prohibida | Descargado

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

PRÁCTICA

 

a)

DILIGENCIAS GENERALES

 

̶ Descripción y conservación

Una vez hallado el cuerpo delictivo, el Juez procurará recoger y describir las armas, instrumentos o efectos de cualquier clase que puedan tener relación con el delito y se hallen en el lugar en que se cometió, en sus inmediaciones, o en poder del reo.

Se recogerán de forma que se garantice su integridad y se acordará su retención y conservación, ya que el corpus delicti es una pieza de convicción que ha de estar presente en juicio oral. El encargado del depósito es el secretario judicial.

Ahora bien, aunque la regla general es la conservación, la LECr dice que todos los bienes puestos a disposición judicial en el curso de un procedimiento son “efectos judiciales” que pueden ser destruidos o realizados.

Serán destruidos cuando resulte necesario por el peligro real que comporte su almacenamiento; y ello siempre con previa audiencia al Ministerio Fiscal y al propietario, si fuere conocido.

La

destrucción

es obligatoria, salvo excepciones, en

el caso de drogas y objetos peligrosos. El

Juez instructor, ordenará la destrucción conservando muestras suficientes y extenderá diligencia con la naturaleza, calidad, cantidad, peso y medida de los efectos destruidos.

Ej. Cuando se incauta una gran cantidad de droga, lo normal es que sea destruida. Lo que sí se hace es mantenerla el tiempo suficiente en un depósito para que un perito la pesa, recoja una muestra y la analice.

En otros casos, las piezas de convicción se deterioran por el paso del tiempo. Ej. Cargamento ilegal de carne que no ha pasado los controles. Se destruye. // En cambio, si se trata de otra mercancía que puede ser consumida o utilizada, se dona para fines sociales. Ej. Bolsos de imitación, podrán ser donados siempre que el titular de la marca lo permita.

La realización puede consistir en: la entrega a entes sin ánimo de lucro o a las Administraciones públicas, la realización por medio de persona o entidad especializada, o la subasta pública.

̶ Complementos de la diligencia: pericial y testifical

 

El corpus delicti puede ser objeto de reconocimiento pericial, siempre que sea necesario para apreciar mejor la relación con el delito, los lugares, armas, instrumentos y efectos del mismo.

Cuando en el acto estuvieran presentes personas que puedan declarar acerca del modo y forma del delito cometido, serán examinadas y sus declaraciones se considerarán como complemento.

b)

DILIGENCIAS PARTICULARES

 

Junto a las diligencias generales sobre el cuerpo del delito, la ley dispone otras específicas, en atención al tipo de delito cometido:

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

̶ Muerte violenta o sospechosa de criminalidad: Cuando hay una muerte violenta, es decir, aparece un cadáver que presenta estos signos, la recogida de esas piezas de convicción conlleva, en primer lugar, su identificación.

Será fácil si el cadáver porta el DNI.

Si no, a través de sus familiares u otros conocidos o testigos.

Si no hay identificación ni se ha interpuesto denuncia, llega incluso a publicarse en la prensa o al público durante 24 horas, siempre que el estado del cuerpo lo permitiese.

Todo ello se completa con la autopsia, que es necesaria para conocer la causa exacta de la muerte.

Las piezas de convicción no deben ser movidas ni modificarse, salvo en caso de que se encuentren en vías férreas.

̶ Lesiones, heridas o envenenamientos: El Médico Forense quedará encargado de la asistencia del paciente hasta su sanación, a no ser que éste o su familia prefieran designar a otro facultativo.

En todo caso, el primero conservará la inspección y vigilancia en la práctica de la diligencia. Los médicos que asistieren al herido están obligados a dar parte de su estado y de su evolución al Juez instructor.

̶ Delitos de robo, hurto o estafa: Debe hacerse constar la preexistencia y posesión del objeto afanado antes de la comisión del hecho delictivo.

C. DECLARACIONES DE LOS PROCESADOS

CONCEPTO

La diligencia de “declaración del procesado”, prevista en los arts. 385 y ss. LECr, consiste en manifestaciones de conocimiento emitidas por el sujeto pasivo del proceso penal en la fase de sumario, ya sean requeridas por el juez o por el propio procesado.

Esta diligencia ha de ser concebida como un medio mixto de información y defensa (ya que oye todo y puede alegar lo que estime conveniente). En ningún caso se concibe como una obligación.

En esta declaración, el procesado cuenta con una serie de derechos fundamentales:

- No declarar contra sí mismo.

- No confesarse culpable.

- Asistencia letrada, aunque el abogado no puede declarar por él.

- Guardar silencio. Cuando un imputado, ante las preguntas que se le están efectuando, debería

defenderse y no lo hace, puede deducirse que no tiene argumentos. Por lo tanto, en este caso no se

considera que esté utilizando el ius tacendi como medio de defensa, sino que no tiene medios de

argumentación.

de defensa, sino que no tiene medios de argumentación. Su distribución está prohibida | Descargado por

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

En la actualidad, a diferencia de las épocas donde regía el principio inquisitivo, queda prohibido:

- El tormento para arrancar la confesión.

- La exigencia de juramento. El Juez indicará que debe responder de una manera precisa exhortándole a decir verdad sobre las cuestiones que se le planteen.

y clara,

- Las preguntas capciosas o sugestivas, prohibiendo cualquier medio de coacción o amenaza. Se procurará que el encausado conserve en todo momento la serenidad de juicio, concediéndole el tiempo necesario para descansar y recuperar la calma.

En cuanto al objetivo o finalidad de esta diligencia, distinguimos:

- La identificación del encausado: En la primera declaración, el procesado será preguntado por su nombre, edad, si fue procesado anteriormente, si sabe leer y escribir, si conoce el motivo porque se le ha procesado y demás circunstancias.

- La averiguación de los hechos y la participación en ellos del inculpado y de las demás personas que hubieren contribuido.

- El reconocimiento, por parte del procesado, de todos o parte de los objetos que constituyen el cuerpo del delito (procedencia, destino, razón de haberlos encontrado en su poder, etc.)

PRÁCTICA

̶ Lugar y tiempo

La declaración se recibirá en el local del Juzgado, salvo cuando el Juez considere conveniente el examen en el lugar de los hechos.

En cuanto al tiempo, el Juez (de oficio, a instancia de la acusación o del propio sujeto pasivo), podrá tomarle declaración cuantas veces sean convenientes, pero siempre durante un tiempo prudente, para evitar que el procesado se sienta coaccionado por el mismo agotamiento. Si la declaración excede los tiempos, puede ser anulada la diligencia.

̶ Forma

Las preguntas han de ser directas y orales, permitiéndose sólo la respuesta escrita cuando se trate de puntos difíciles de contestar; en la contestación se permite al procesado exponer cuanto tenga por conveniente para dar su explicación de los hechos.

El Juez, atendidas las circunstancias, podrá permitir al procesado la consulta de apuntes o notas para ayudarse en su explicación; eso sí, la declaración ha de ser espontánea y no cabe la lectura de un borrador.

El encausado podrá dictar por sí mismo las declaraciones; si no lo hiciera, lo hará el Juez, procurando ser fiel a sus palabras. Si en declaraciones posteriores hubiera contradicciones, el procesado será interrogado sobre el porqué de las mismas y las causas de su retractación.

̶ Documentación y efectos de la diligencia

El interrogatorio se documentará en una diligencia, en la que el Secretario consignará íntegramente las preguntas, las contestaciones, la fecha y hora de inicio y fin de la declaración.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

El inculpado tiene derecho a leer personalmente la declaración; si no lo hiciese, la leerá el Secretario a su presencia. Posteriormente, firmada por todos lo que hubieren intervenido en el acto.

EFECTOS

La Ley desconfía de este medio de investigación, y dice que la confesión del procesado no dispensa al Juez de instrucción de practicar todas las diligencias necesarias, a fin de adquirir el convencimiento de la verdad de la confesión.

Además, aunque sólo es prueba la practicada en juicio, la Jurisprudencia da valor a las declaraciones precedentes del procesado siempre que se hayan practicado con todas las garantías y que sean reproducidas en juicio en condiciones de contradicción.

D. DECLARACIONES DE LOS TESTIGOS

CONCEPTO

Testigo es la persona física que, sin ser parte del proceso, es llamada a declarar según su experiencia personal, acerca de la existencia y naturaleza de unos hechos conocidos con anterioridad al proceso.

El testigo puede haber presenciado los hechos testigo directo- o puede haber tenido noticia de ellos por

cualquier otro medio testigo indirecto-. Se prefiere al testigo directo frente al indirecto, salvo cuando no haya potra opción.

Al

testigo sólo se le exige capacidad de retención memoria- y capacidad para entender, comprender y transmitir

la

información al proceso; sin estas condiciones una persona no puede ser llamada como testigo.

A

tal fin, el Juez examinará y solicitará la concurrencia de los testigos citados en la denuncia,

querella

o en

cualesquiera otras declaraciones o diligencias, y también a cuantos aquellos pudieran aportar datos útiles.

OBLIGACIÓN DE CONCURRIR Y DECLARAR

a) REGLA GENERAL

La declaración testifical es fruto del deber de prestar auxilio a la Administración de Justicia: hay deber de decir verdad, so pena de incurrir en delito de falso testimonio.

De este modo, el art. 410 LECr dice que: todos los que residan en territorio español, nacionales o extranjeros, que no estén impedidos, tendrán obligación de concurrir al llamamiento judicial para declarar cuanto supieren sobre lo que les fuera preguntado.

Así, puede deducirse la existencia de dos obligaciones legales bien diferenciadas: la de concurrir al llamamiento judicial y la de declarar oralmente cuanto supiesen. No obstante, la propia LECr recoge múltiples excepciones a la regla general.

LECr recoge múltiples excepciones a la regla general. Su distribución está prohibida | Descargado por Maria

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

b)

EXENCIONES

lOMoARcPSD|1541720

1. Están exentos del deber de concurrir y de declarar: el Rey, la Reina, sus respectivos consortes, el Príncipe Heredero y los Regentes del Reino.

2. Están exentos del deber de concurrir:

̶ Pueden declarar por escrito: demás personas de la Familia Real, Presidente y demás miembros del Gobierno, Presidentes del Congreso y del Senado, Presidente del TC, Presidente CGPJ, Fiscal Gral. Estado y Presidentes de las CCAA.

̶ Pueden declarar en su despacho oficial o en la sede del órgano del que sean miembros:

Diputados y Senadores; Magistrados del TC; Vocales del Consejo General del Poder Judicial; Fiscales de Sala del Tribunal Supremo; Defensor del Pueblo, etc.

3. Están exentos del deber de declarar:

- Parientes del encausado en línea directa ascendente y descendente, su cónyuge, hermanos, los colaterales consanguíneos hasta el 2º grado.

Los hijos naturales respecto de la madre en todo caso y, respecto del padre, cuando estuvieren reconocidos, así como la madre y el padre en iguales casos.

Al testigo se le avisará de que, por parentesco, le asiste el derecho a no declarar, si bien, eso no quita que pueda declarar voluntariamente si lo desea.

- Abogado del procesado respecto a los hechos que éste le hubiera confiado en su calidad de defensor.

- Eclesiásticos sobre los hechos que les fueren revelados en el ejercicio de las funciones de su ministerio.

- Funcionarios públicos cuando no pudieran declarar sin violar el secreto u obediencia que deban por razón de su cargo.

- Incapacitados física o moralmente.

- Agentes Diplomáticos acreditados en España, en todo caso, y el personal de las misiones diplomáticas.

SANCIONES POR INCUMPLIMIENTO

El incumplimiento de las obligaciones de concurrir al llamamiento judicial y de declarar es sancionado con una multa de 200 a 5.000 €.

Según el art. 420 LECr, si el testigo persiste en su resistencia a la obligación de comparecer, será conducido a presencia judicial por los agentes de la autoridad y será perseguido por el delito de obstrucción a la justicia.

Si se negara a declarar será perseguido por el delito de desobediencia grave a la autoridad.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

PRÁCTICA

A. Lugar

lOMoARcPSD|1541720

El lugar de toma de declaración será, normalmente, el del local del órgano jurisdiccional. Sin embargo, la ley contempla casos especiales:

o

Testigo residente fuera del partido judicial: El juez ordenará la toma de declaración por medio de exhorto al juzgado del lugar donde se halle el testigo.

o

Testigo residente en el extranjero: La declaración será recibida por los Jueces extranjeros, siguiéndose el procedimiento de cooperación judicial internacional del art. 276 LOPJ y de las normas comunitarias.

o

Testigo físicamente impedido o en inminente peligro de muerte: Se hará la toma de declaración urgente, acudiendo el Juez y los abogados de parte al domicilio donde se encuentre el sujeto.

B. Forma

Los testigos declararán de viva voz, salvo que fueran sordos y se requiera la presencia de un intérprete en lengua de signos por cuyo conducto se harán las preguntas y se recibirán sus contestaciones.

No les será permitido leer declaración ni respuesta alguna, salvo la consulta de algún apunte que contenga datos difíciles de recordar.

En caso de pluralidad de testigos, la declaración se hará por separado y, en secreto a presencia del Juez instructor y del Secretario.

La declaración de testigos menores de edad se llevará a cabo evitando la confrontación visual de los mismos con el inculpado, utilizando para ello cualquier medio técnico.

PROCEDIMIENTO

A. Citación

Los testigos serán citados con expresión de su obligación de concurrir al primer llamamiento, so pena de incurrir en multa de 200 a 5.000 €. En el segundo llamamiento se advertirá la posibilidad de incurrir en delito de obstrucción a la justicia.

B. Inicio de la declaración

Los testigos mayores de edad penal prestarán juramento o promesa de decir todo lo que supieren. El Juez les informará de la obligación que tienen de ser veraces y de la posibilidad de incurrir en un delito de falso testimonio.

En primer lugar, el testigo habrá de contestar a las llamadas “preguntas generales de la ley”, que arrojarán información de su identidad, su relación con el procesado y con el objeto del proceso.

su relación con el procesado y con el objeto del proceso. Su distribución está prohibida |

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

Así, el testigo indicará: su nombre, edad, estado y profesión, si conoce o no al procesado y a las demás partes, y si tiene con ellos parentesco, amistad o relaciones de cualquier otra clase.

Si el testigo fuese un miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el ejercicio de sus funciones, será suficiente para su identificación el número de su registro personal.

C. Desarrollo de la declaración

Tras las pregunta generales, el Juez dejará al testigo narrar sin interrupción los hechos sobre los que declare, y solamente les exigirá las explicaciones complementarias que sean conducentes a desvanecer los conceptos oscuros.

Después le dirigirá las preguntas que estime oportunas para el esclarecimiento de los hechos.

En ningún caso, se harán al testigo preguntas capciosas, ni se empleará coacción, engaño, promesa ni artificio alguno para obligarle o inducirle a declarar en determinado sentido.

D. Conclusión de la declaración

Concluida la declaración, el Secretario consignará en la diligencia todo lo que pueda servir de cargo y de descargo, salvo las manifestaciones del testigo que fueran manifiestamente inconducentes.

Una vez leída por el testigo, o en su defecto por su intérprete o el Secretario, será firmada por el Juez y por todos los que en ella hubieren intervenido.

EFECTOS

La declaración de los testigos es una diligencia del sumario más, y como tal produce el efecto de servir para valorar si procede o no el juicio oral, no más.

Sin embargo, en caso de imposibilidad del testigo de concurrir al acto del juicio por causas acreditadísimas o motivos racionales para temer su muerte, la declaración puede tener el valor de una prueba anticipada.

En

consecuencia,

deberá

ser

practicada

con

todas

las

garantías

de

publicidad, contradicción, asistencia

letrada, etc.

 
 

E.

CAREOS DE TESTIGOS Y PROCESADOS

 

CONCEPTO

Esta diligencia, regulada en los arts. 451 a 455 LECr, consiste en la confrontación verbal entre los encausados o los testigos entre sí, o aquéllos con éstos, cuando en sus declaraciones hubieran discordado acerca de algo que interese al sumario.

El careo no es una diligencia independiente, sino un medio complementario de instrucción; más que investigar sobre hechos, se opera tratando de armonizar las declaraciones y suprimir las contradicciones.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

El careo suele ser violento y de ahí que tenga el carácter subsidiario, dice el art. 455 LECr que no se practicarán sino cuando no fuera posible otro modo de comprobar la existencia del delito o la culpabilidad de alguno de los procesados.

Es más, el art. 455.2 dice que no se practicarán careos con testigos que sean menores de edad, ya que se sentiría influenciado por el adulto y no se va a conseguir el fin que se pretende en esta contradicción. Sólo se realizará en casos muy excepcionales, siempre que el Juez lo considere imprescindible y no lesivo para el interés de dichos testigos, previo informe pericial.

PRÁCTICA

La práctica de esta diligencia requiere siempre la inmediación judicial:

- Primero, el Secretario leerá a los encausados o testigos, las declaraciones que hubieran prestado.

- Acto seguido, el Juez recordará el juramento de decir verdad y las penas aplicables, preguntando además si se ratifican en sus declaraciones.

- El Juez manifestará las contradicciones que resulten e invitará a los careados a que se pongan de acuerdo entre sí.

- El Secretario tomará nota de las preguntas y contestaciones que se hicieren los careados, así como de la actitud que cada uno de ellos tome. Seguidamente, firmarán el acta todos los concurrentes.

CONCEPTO

F. INFORME PERICIAL

Perito es la persona que, sin ser parte del proceso, emite declaraciones sobre hechos para cuya son necesarios conocimientos científicos o artísticos. La declaración que emiten los peritos se denomina informe o dictamen pericial.

El art. 456 LECr limita la pericia a los supuestos en que sean necesarios o convenientes conocimientos especiales, y la establece como preceptiva en casos de muerte violenta o sospechosa de criminalidad.

PRÁCTICA

̶ Condiciones subjetivas de los peritos

Los peritos pueden ser personas físicas o jurídicas, públicas o privadas. Como garantía de capacidad, la ley exige peritos con título oficial -peritos titulares-, pero en su defecto, pueden actuar aquéllos cuya ciencia carezca de reconocimiento.

La LECr exige que el reconocimiento se haga por dos peritos, pues sólo así se puede dar la confrontación y discusión necesaria para esclarecer la verdad. En el procedimiento abreviado, por el contrario, sólo se requiere a uno.

abreviado, por el contrario, sólo se requiere a uno. Su distribución está prohibida | Descargado por

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

La actuación de los peritos en un proceso está condicionada por la existencia de un encargo judicial; serán requeridos con las formalidades prevenidas para la citación de los testigos.

El perito está obligado a acudir al llamamiento judicial y a entregar el informe pericial; y, tiene derecho a reclamar los honorarios que sean justos, salvo cuando formen parte de un cuerpo funcionario de la Admon.

̶ Contenido del informe

El objeto de la pericia variará según la naturaleza de los hechos que consten en el sumario y de las circunstancias que tengan que ser averiguadas (tests sanguíneos, huellas digitales, exámenes psiquiátricos, grafológicos, etc.).

De este

contendrá:

modo,

el

art.

478

LECr

sólo

hace

unas

exigencias

genéricas

al

dictamen pericial, que

o

Descripción de la persona o cosa que sea objeto de la pericia.

o

Relación detallada de todas las operaciones practicadas por los peritos y de su resultado.

o

Conclusiones que se abstraigan de los datos obtenidos.

̶ Lugar, tiempo y forma de la pericia

o

Lugar: La pericia ha de realizarse en el local del órgano jurisdiccional, salvo lo previsto en el art. 353 para la autopsia. Pero, obviamente, hay una serie de operaciones que sólo fuera del juzgado pueden realizarse laboratorios, etc.-.

o

Tiempo: Se admite la suspensión de la diligencia cuando los peritos necesiten descanso o cuando lo exija la naturaleza de las operaciones.

o

Forma: El informe se puede emitir oralmente o, por escrito, siendo precisa en ese caso la ratificación en presencial judicial. Y la práctica de la diligencia es secreta; presidirá el Juez que instruya la causa que será asistido por el Secretario.

PROCEDIMIENTO

Siguiendo al art. 474 LECr, antes de dar comienzo al acto, los peritos prestarán juramento o promesa de proceder fielmente en sus operaciones, y de su afán único de descubrir y declarar verdad.

Seguidamente, el Juez indicará a los peritos el objeto del informe. A continuación, los peritos procederán a la realización de las operaciones o reconocimientos que fueren necesarios.

Una vez hecho el reconocimiento, los peritos podrán pedir retirarse para deliberar y redactar las conclusiones. Presentadas éstas, el Juez podrá hacer a los peritos las preguntas que estime pertinentes.

Si los peritos discordasen, el Juez nombrará a otro. En este caso, se repetirán las operaciones que se hubieran practicado y se ejecutarán otras que parecieren oportunas.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

EFECTOS

El

informe pericial tiene, en principio, el valor de diligencia sumarial Sin embargo, es posible que el informe tenga

el

carácter de una prueba anticipada si fuera irreproducible en juicio oral.

Por ejemplo, si el objeto de la pericia tuviera que ser destruido por completo; si son precisos medios técnicos propios de lugares distintos al local del órgano jurisdiccional, de imposible traslado.

Si el informe pericial se constituyera con valor de prueba, el régimen de su desarrollo se somete un control más

riguroso:

o

Las partes pueden recusar los peritos designados por el Juez.

o

Cada parte tiene derecho a nombrar, a su costa, un perito para que intervenga en el acto.

o

Los acusadores particulares y el encausado podrán estar presentes con sus representantes en la realización de la diligencia para hacer observaciones.

4. MEDIDAS DE PROTECCIÓN DE TESTIGOS Y PERITOS

CONCEPTO

A pesar de las sanciones previstas por la LECr para el caso de incumplimiento de las obligaciones de los testigos y

peritos, éstas suelen ser incumplidas por el temor a las represalias.

Para poner fin a estas situaciones surge la LO 19/94 23DIC “De protección a testigos y peritos en causas criminales”, que establece una serie de medidas a favor de testigos, víctimas o peritos designados.

Eso sí, siempre que la autoridad judicial aprecie racionalmente un peligro grave para su persona, libertad o bienes

o para su familia.

MEDIDAS PREVISTAS

̶ Medidas de protección de identidad

Para la protección de la identidad, el Juez de instrucción -de oficio o a instancia de parte- puede acordar:

- Que no consten en las diligencias la identidad, lugar de trabajo y cualquier otro dato que pueda servir para la identificación de testigos y peritos.

- Que comparezcan

para la prácticade

imposibilite su identificación visual.

cualquier

diligencia

utilizando

procedimiento

que

- Que se fije como domicilio, a efectos de notificaciones, la sede del órgano jurisdiccional interviniente, que las hará llegar reservadamente a su destinatario.

Además, la policía y la fiscalía cuidarán de evitar que los testigos y peritos sean fotografiados o se tome su imagen por cualquier otro procedimiento.

o se tome su imagen por cualquier otro procedimiento. Su distribución está prohibida | Descargado por

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

̶ Medidas de protección policial

El art. 3.2 prevé que, a instancia del Ministerio Fiscal, y para todo el proceso o también una vez finalizado, se les brinde a los testigos o peritos la correspondiente protección policial.

En casos excepcionales, podrán facilitárseles documentos de nueva identidad y medios económicos para cambiar su residencia o lugar de trabajo.

Asimismo, los peritos y testigos podrán solicitar ser conducidos a las dependencias judiciales, al lugar donde hubiere de practicarse alguna diligencia o a su domicilio en vehículos oficiales.

Una vez que concluya la instrucción y las actuaciones se eleven a enjuiciamiento y fallo, será la Audiencia Provincial la que valore el riesgo y acuerde lo que proceda sobre el mantenimiento de las medidas.

̶ Medidas atinentes al valor de declaraciones e informes

Las declaraciones o informes de los sujetos protegidos durante la fase de instrucción, conforme al art. 4.5, solamente podrán tener valor de prueba si son ratificados en el acto del juicio oral en la forma prescrita en la LECr.

Si se consideraran de imposible reproducción, a efectos del art. 730 LECr, habrán de ser ratificados mediante lectura literal a fin de que puedan ser sometidos a contradicción por las partes.

En este punto, es de destacar que la protección de peritos y testigos afecta directamente a los derechos del encausado. No puede garantizarse contradicción cuando el procesado, en sede de juicio oral, se defiende de alguien que está en el anonimato.

5.

IDENTIFICACIÓN

DEL

PRESUNTO

CULPABLE:

IDENTIDAD

DEL

DELINCUENTE

Y

SUS

CIRCUNSTANCIAS

PERSONALES

Las diligencias sumariales tienen a dos cosas a la vez: Comprobar el delito y Averiguar al presunto delincuente. Ahora bien, las diligencias previstas en los arts. 368 y ss., están pensadas exclusivamente para ese segundo fin.

CONCEPTO

Las diligencias de identificación del presunto responsable tienen carácter potestativo, sólo se practican -de oficio o a instancia de parte- cuando existe alguna duda acerca de la persona contra la que se dirigen los cargos.

La LECr regula la diligencia de reconocimiento, más conocida como “rueda de reconocimiento”, que no excluye a otros medios de identificación que puedan usarse.

En la rueda de reconocimiento, el propio inculpado se muestra a sí mismo como objeto de prueba; ya que consiste en “ponerlo junto contras personas de circunstancias exteriores semejantes” y “a la vista del que hubiere de verificarlo”.

Para ello, la LECr exige que se tomen las precauciones necesarias para que el sujeto no haga en su persona o traje alteración alguna que pueda dificultar su reconocimiento.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

PRÁCTICA

lOMoARcPSD|1541720

La diligencia será practicada por el Juez instructor, asistido del Secretario judicial, que da fe del acto; asimismo concurrirá el letrado nombrado por el detenido o designado en turno de oficio.

Así, desde un punto en que no pudiere ser visto, el que deba reconocer manifestará de forma clara y determinante si se encuentra en la rueda la persona a quien hizo referencia en sus declaraciones.

Si fueran varios los que hubieran de reconocer, la diligencia debe practicarse separadamente con cada uno de ellos sin que puedan comunicarse entre sí.

EFECTOS

Las diligencias de identificación, en principio, son propias de la fase sumarial y por ello son inidóneas para ser practicadas en el acto del juicio. Ahora bien, si se practican regularmente en instrucción, puede producir efectos de convicción judicial.

La jurisprudencia del TS determina que, el reconocimiento policial -con rueda o sin rueda-, por sí mismo carece de validez como medio probatorio para enervar la presunción de inocencia.

En este sentido, esta diligencia sólo puede servir de complemento de la declaración del testigo en el acto del juicio oral.

JUSTIFICACIÓN DE LA EDAD

Dice el art. 375 LECr que, si existiera alguna duda al respecto, para acreditar la identidad y edad del encausado se traerá al sumario certificación de su inscripción de nacimiento en el Registro civil o de su partida de bautismo.

Cuando no fuera posible averiguar el Registro o Parroquia y cuando, por manifestar el procesado haber nacido en punto lejano, hubiera necesidad de emplear mucho tiempo en traer a la causa la certificación oportuna, no se detendrá el sumario.

Así, dicho documento será suplido por informe previo examen físico- que dieran los médicos forenses nombrados por el Juez.

JUSTIFICACIÓN DE LA CONDUCTA

Las diligencias sobre justificación de la conducta, más que aportar datos para la averiguación del delincuente, tienden a perfilar la personalidad del inculpado.

Si el Juez lo cree conveniente, podrá pedir informe sobre el encausado a las Alcaldías o a la policía del pueblo en que hubiese residido. Estos informes serán fundados y, si no fuera posible, se manifestará la causa que lo impida.

Conforme al art. 378 LECr, el juez podrá recibir declaración acerca de la conducta del encausado a cualquier persona que tenga conocimiento del mismo y pueda ilustrarle al respecto.

Por último, dice el art. 379 LECr que el Juez solicitará certificación del Registro Central de Penados y Rebeldes.

certificación del Registro Central de Penados y Rebeldes. Su distribución está prohibida | Descargado por Maria

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

JUSTIFICACIÓN DE LA CAPACIDAD MENTAL

Como sabemos, la enajenación y el trastorno mental transitorio son circunstancias eximentes de la responsabilidad penal. Así, el Juez puede acordar la práctica de informes periciales conducentes a determinar la salud mental del encausado.

Según el art. 381 LECr, si el Juez advirtiese indicios de enajenación mental en el encausado, le someterá inmediatamente a la observación de los Médicos Forenses en el establecimiento en que estuviese preso.

Además, el instructor podrá recibir informaciones al respecto de cualquier otra persona que tuviera conocimiento o relación con el inculpado.

En el caso de que la demencia sobreviniera después de cometido el delito, dice el art. 383 LECr que una vez concluido el sumario, el Tribunal competente mandará archivar la causa hasta que el procesado recobre la salud.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

TEMA 93. EL PROCESAMIENTO

(Sé que no coincide exactamente con los epígrafes de la programación, pero es como viene en el power point y en el pdf de apuntes que tenemos. El power point tiene sólo 4 diapositivas, así que éste tema sale cortísimo).

1. EL PROCESAMIENTO: CONCEPTO Y EFECTOS

CONCEPTO

El procesamiento es una declaración formal por la que el órgano jurisdiccional atribuye o imputa provisionalmente a una persona la comisión de unos hechos presumiblemente delictivos.

El art. 384 LECr prevé así el “auto de procesamiento”, que será dictado en cuanto que del sumario resulte algún indicio racional de criminalidad contra determinada persona.

Por medio de esta declaración toda persona sospechosa queda vinculada al proceso penal como parte pasiva, pasando a: tener capacidad de acción en el proceso, gozar de un abanico de derechos procesales y a ser posible objeto de medidas cautelares.

El procesamiento se declara por medio de un auto que es dictado, generalmente, durante la tramitación del sumario por el órgano jurisdiccional encargado de la instrucción (Juzgado de Instrucción).

El instructor dictará este auto sólo cuando aprecie la concurrencia de indicios racionales, lógicos y fundados de criminalidad. Si bien se trata de una apreciación discrecional, ha de venir acompañada de una motivación explícita.

Sin auto de procesamiento, sin procesados, no puede abrirse la fase de juicio oral ante la Audiencia Provincial. Lógico es, pues si no hay acusado, de nada sirve el proceso penal.

EFECTOS

El procesamiento origina un cambio en la situación procesal del encausado, que deja de ser “posible” responsable de un hecho delictivo para convertirse en parte pasiva del proceso como probableculpable del mismo.

Esta nueva situación lleva aparejada una serie de garantías:

o

El procesamiento permite al procesado conocer, previa y someramente, el contenido de la futura acusación.

o

Surge la obligación de proveer desasistido.

la designación

de abogado

de oficio

si el procesado estuviera

o

El procesado podrá instar la pronta terminación del sumario.

 

o

Solicitar la práctica de las diligencias que le interesen.

 

o

Formular pretensiones que afecten a su situación.

o Formular pretensiones que afecten a su situación. Su distribución está prohibida | Descargado por Maria

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

Entre los efectos de carácter extraprocesal debemos destacar: la privación provisional del permiso de conducir y la suspensión de cargo o función pública que el encausado ostentara.

2. RECURSOS CONTRA EL AUTO DE PROCESAMIENTO

GENERALIDADES

Contra el auto de procesamiento el art. 384 LECr prevé dos tipos de recursos:

o

Recurso de Reforma: Muy parecido al recurso de reposición en el ámbito civil; por tanto, se trata de un recurso ordinario y no devolutivo del mismo conoce el propio juez instructor-.

Se interpone ante el órgano instructor, que también conocerá del mismo.

o

Recurso de Apelación: Casi idéntico al recurso de apelación del ámbito civil; se trata

de

un

recurso

ordinario

Audiencia Provincial-.

y

devolutivo

del

mismo

conoce

el

órgano jurisdiccional superior, generalmente la

Se interpone ante el órgano instructor y conoce del mismo el órgano superior encargado del enjuiciamiento y fallo.

Se ha discutido mucho en la doctrina si se estaría vulnerando el principio de imparcialidad que exige separación entre instrucción y decisión. Y es que a la AP - encargada del enjuiciamiento y fallo- corresponde conocer del recurso de apelación contra el procesamiento.

En cierta medida, si la AP deniega el recurso del procesado, el órgano jurisdiccional estaría prejuzgando la cuestión de fond o y anticipando la futura declaración de culpabilidad.

El TS en un auto de 8FEB93 entiende no vulnerada la imparcialidad del órgano juzgador, pues dice que el auto de procesamiento es una simple actuación procesal presupuesto del juicio oral que no prejuzga el caso.

SUPUESTOS

a. Contra el auto que decrete el procesamiento

Puede interponerse recurso de reforma en el plazo de 3 días; y si fuera desestimado, cabrá apelación en un efecto en 5 días. En la fase instructora del proceso penal, como sabemos, los días de cómputo han de tenerse por naturales.

La LECr permite interponer ambos conjuntamente y de forma subsidiaria en el mismo escrito, de manera que desestimado el primero se procede automáticamente a tener por preparado y a conocerse del recurso de apelación.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

b. Contra el auto que no determine procesamiento

En estos casos, la acusación sólo tiene la posibilidad de interponer el recurso de reforma; de modo que, si fuera desestimado no cabe la posibilidad de recurso de apelación.

En juicio ordinario, una vez concluido el sumario y antes de la apertura de juicio oral se distingue una Fase Intermedia” ante la AP; en ese momento la acusación tendrá posibilidad de volver a solicitar procesamientos por el trámite del art. 627 LECr.

Así, la AP decidirá lo que corresponda y si considerase procedente la declaración de procesamiento, mandará al Instructor que la haga.

Estimado el recurso de reforma de la acusación, el encausado tiene de nuevo la posibilidad de ejercitar en su defensa el recurso de reforma y, desestimado éste, el de apelación.

y, desestimado éste, el de a p e l a c i ó n . Su

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

TEMA 94. MEDIDAS CAUTELARES

1. MEDIDAS CAUTELARES: CONCEPTO, FINALIDAD Y CLASES

Las medidas cautelares

prive de eficacia a la futura e hipotética sentencia que se dicte.

se dirigen a evitar que el tiempo, necesario para el pronunciamiento judicial, merme o

No sólo tienden a garantizar la ejecución y efectividad de un pronunciamiento jurisdiccional, también pueden usarse en el proceso penal para:

̶ Garantizar la presencia del acusado en juicio oral.

̶ Proteger a las víctimas del delito.

̶ Asegurar los medios de prueba.

Son acordadas por el Juez en resolución judicial motivada, ya sea de oficio o a instancia de parte, en cualquier momento del proceso. Las medidas cautelares se sustanciarán en pieza separada.

Las medidas cautelares pueden clasificarse en “reales” y “personales”, según vengan a garantizar la futura exacción de responsabilidad civil y penal, respectivamente.

Las medidas cautelares reales se rigen por la LEC 2000, que establece sus presupuestos, requisitos y tipología.

2. MEDIDAS CAUTELARES PERSONALES

a. REQUISITOS

Las medidas personales, que se dirigen a garantizar la exacción de responsabilidad penal, sólo exigen que el juez acredite la existencia del “fumus boni iuris” y del “periculum in mora” –no se exige caución para su adopción-:

̶ Fumus boni iuris: Constancia en la causa, acreditada por principio de prueba, de la existencia de un hecho delictivo del que una persona aparezca como probable responsable.

̶ Periculum in mora: Justificación de las consecuencias negativas que el transcurso del tiempo puede suponer; esto es, desaparición de pruebas, peligro para la víctima, peligro de fuga del procesado, etc.

En todo caso, la restricción del derecho a la libertad ha de ser excepcional, condicionada siempre a las circunstancias del caso y proporcional a la finalidad que se persigue.

b. TIPOS

Dentro de las medidas cautelares personales, destacamos:

̶ Las LIMITATIVAS O PRIVATIVAS DE LIBERTAD, que se dirigen a asegurar la presencia del imputado en las actuaciones procesales.

Detención.

Prisión provisional.

La doctrina incluye aquí la “citación cautelar” que, si bien, sólo si se incumple da lugar a una privación de libertad la detención-.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

̶ Las LIMITATIVAS DE ACCIÓN, que obligan al procesado a un hacer o a un no hacer.

Libertad provisional.

Alejamiento.

̶ OTRAS MEDIDAS: retiradas de permisos de conducir, pasaporte, porte y uso de armas, etc-.

1)

CITACIÓN CAUTELAR

La citación cautelar u orden de comparecencia, regulada en los arts. 486 a 488 LECr, constituye la mínima constricción posible de la libertad personal. Se dirige simplemente a oír al imputado.

Sólo si el imputado no comparece ni justifica su ausencia, la orden de comparecencia puede convertirse en orden de detención.

2)

LA DETENCIÓN

CONCEPTO: La detención, regulada en el art. 17.2 CE y arts. 489 y ss. LECr, es una medida cautelar personal que se materializa en una privación de libertad temporal del sospechoso para su posterior puesta a disposición judicial.

En la práctica, aunque puede autorizarla el propio juez, suele ser realizada por la policía sin su intervención. En el procedimiento abreviado también puede ordenarla el Ministerio Fiscal.

PRESUPUESTOS: Según el art. 489 LECr, nadie podrá ser detenido fuera de los casos previstos en la ley; acto seguido, se establecen los supuestos en que cualquier persona puede detener y aquellos casos en los que la policía tiene tal obligación.

CUALQUIER PERSONA PUEDE DETENER, de acuerdo con el art. 490, al:

Que intente cometer un delito, en el momento de ir a cometerlo.

Delincuente in fraganti.

Fugado de establecimiento penal en que se halle extinguiendo condena, detenido o preso por causa

pendiente.

Fugado mientras era conducido al establecimiento o lugar de detención o cumplimiento de

condena.

Procesado o condenado que estuviere en rebeldía.

El particular que detenga a otro, dice el art. 491 LECr, justificará haber obrado en virtud de motivos racionalmente suficientes para creer que el detenido se hallaba comprendido en alguno de los casos antes mencionados.

LA AUTORIDAD O AGENTE DE POLICÍA JUDICIAL, dice el art. 492 LECr, tendrá obligación de detener al:

Que se halle en cualquiera de los casos del art. 490 LECr.

Procesado por delito al que corresponda pena de cárcel de más de 3 años.

Procesado por delito al que corresponda pena de cárcel de menos de 3 años, siempre que se dude su

comparecencia en juicio.

d e haber cometido o participado en un determinado delito. Su distribución está prohibida | Descargado

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

DURACIÓN MÁXIMA: En principio, dice el art. 17.2 CE, la detención debe durar el tiempo estrictamente necesario para la realización de las averiguaciones tendentes al esclarecimiento de los hechos.

Ahora bien, la Ley y la propia CE establecen unos límites temporales:

o

El art. 496 LECr dice que el particular o agente de Policía que detuviere a una persona deberá ponerla en libertad o a disposición judicial dentro de las 24 horas siguientes.

o

El art. 520 LECr y la CE, establecen un incrementarse en otras 48 horas.

plazo de 72 horas, que en casos de terrorismo puede

Hay quienes interpretan que la CE rango superior y más moderna que la LECr- habría modificado la LECr. Otros opinan que la CE ha establecido una duración máxima que la ley ordinaria podría restringir.

Lo cierto es que, en la praxis, todas las detenciones tienen como horizonte máximo las 72 horas y no se tiene en cuenta la previsión más favorable de 24h de la LECr.

DERECHOS QUE ASISTEN AL DETENIDO: Los derechos del detenido, contenidos básicamente en el art. 17 CE y art. 520 LECr, están pensados para la detención realizada por la policía. Obviamente, el particular que detiene raramente sabe de estas cuestiones.

Básicamente, el estatuto del detenido del art. 520 LECr, se concreta en el derecho a:

o

Que la detención se practique de la forma que menos lo perjudique en su persona, reputación y patrimonio.

o

Ser informado, de forma fácil y clara, de: los hechos imputados, las razones de la detención y de los derechos que le asisten.

o

Guardar silencio, no contestar, no declarar contra sí mismo y a no confesarse culpable.

o

Designar letrado o solicitad uno de oficio, para la práctica de las diligencias de declaración y reconocimiento de la identidad de que sea objeto.

o

Poner en conocimiento del familiar, o persona que desee, el hecho de la detención y el lugar de custodia en que se halle en cada momento.

o

Ser asistido gratuitamente por un intérprete si no supiera castellano- y a ser reconocido por el Médico Forense.

MODALIDADES DE DETENCIÓN: Dentro de la detención, podemos distinguir una “comunicada” y otra “incomunicada”.

La primera, respeta el estatuto del detenido establecido en el art. 520 LECr.

La detención incomunicada, prevista en el art. 527, es acordada por el Juez ante el riesgo de una posible destrucción de pruebas. Así, el detenido se ve privado del derecho a la llamada telefónica y del derecho a elegir abogado de confianza se le asignará de oficio-.

Se quiere evitar que el detenido expida órdenes a sujetos del exterior para manipular los elementos del caso.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

REFERENCIA A LA ORDEN EUROPEA DE DETENCIÓN Y ENTREGA

CONCEPTO

La regulación de la detención prevista en la CE y LECr sólo resulta de aplicación en territorio español. En el ámbito de la UE, en el espacio de seguridad y justicia, se ha regulado la “Orden europea de detención y entrega” que sustituye en territorio comunitario a los largos procesos de extradición.

La “Euroorden” tiene su regulación interna en la Ley 3/03 14MAR, complementada con la LO 2/03 14 MAR.

Según el art. 1 de la misma: “La euroorden es una resolución judicial dictada en un Estado miembro de la UE, con vistas a la detención y la entrega por otro Estado miembro, de una persona a la que se reclama para:

̶ El ejercicio de acciones penales.

̶ Para la ejecución de una pena.

̶ Para la ejecución de una medida de seguridad.

A. Autoridades competentes

PRESUPUESTOS

En la euroorden, a diferencia de los mecanismos de extradición, el protagonismo central recae en los órganos jurisdiccionales y no en el Poder Ejecutivo.

La Ley distingue dos fases en la orden europea: Estado de emisión de la orden autoridad judicial de emisión- y Estado de recepción de la misma autoridad judicial de ejecución-.

En España, emitirá la orden europea cualquier tribunal que conozca de la causa penal; y, a efectos de cumplir las que se reciban por parte de otros países europeos, será Autoridad de ejecución la AN y los Juzgados Centrales de Instrucción.

B. Motivos de la orden

La orden europea, que deberá emitirse conforme al formulario anexo establecido en la propia Ley, sólo será admitida cuando se dirija:

Para el ejercicio de acciones penales, en causas donde la pena privativa de libertad ascienda, al menos, a 12 meses.

Si la pena fuera superior a 3 años, por delitos recogidos en el art. 9, no habrá control ni exigencia de doble tipificación penal en Estado requirente y requerido.

Para el cumplimiento de condenas no inferiores a 4 meses.

C. Causas de denegación

Según el art. 12 de la Ley española, la ejecución de la orden europea en España será denegada cuando la persona ya haya sido juzgada por los mismos hechos, y haya sido ejecutada la sentencia.

También, en caso de ciudadanos españoles, menores de edad penal, personas indultadas o sobre las que se haya dictado sobreseimiento, y en situaciones e litispendencia.

dictado sobreseimiento, y en situaciones e litispendencia. Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

LA DETENCIÓN: PROCEDIMIENTO DE HABEAS CORPUS

CONCEPTO

El procedimiento de habeas corpus, previsto inicialmente en el art. 17.4 CE y desarrollado por la LO 6/84 24MAY, es una institución que consiste básicamente en la puesta inmediata a disposición judicial de una persona detenida ilegalmente.

Este procedimiento se caracteriza por ser rápido, por la falta de exigencia de formalidades ni abogado ni procurador- y por ser universal; es decir, resulta de aplicación a todos los supuestos que puedan considerarse detención ilegal.

A los efectos de esta ley, se consideran personas ilegalmente detenidas:

- Las personas detenidas por la policía sin cumplirse alguno de los presupuestos tasados por el art. 492 LECr.

- Las personas detenidas o internadas en cualquier lugar sin autorización judicial.

- Las personas detenidas por tiempo superior al establecido en la ley.

- Las personas privadas de libertad a quienes no se respeten los derechos previstos en la CE y el art. 592 LECr que contiene el estatuto del detenido-.

A. Inicio

PROCEDIMIENTO

El procedimiento de habeas corpus se iniciará por medio de solicitud, que sin requerir formalidades específicas ni postulación, será emitida por el detenido, sus familiares, el Defensor del Pueblo o el Ministerio Fiscal.

La solicitud será dirigida al Juez de Instrucción competentes por razón de la materia- del lugar donde se encuentre el detenido, de donde se le detuvo, o del último lugar de donde se tuvo las últimas noticias de él.

B. Desarrollo

Promovida la solicitud, el Juez examinará la concurrencia de los requisitos para su tramitación y dará traslado de la misma a la fiscalía. Acto seguido, acordará o denegará la incoación del procedimiento según proceda en el caso.

Contra la resolución denegatoria del instructor no cabe recurso ordinario alguno; de manera que, el detenido puede recurrir directamente en amparo ante el TC si lo desea.

Si

se decreta la incoación, el juez solicitará la puesta a su disposición del detenido, dará audiencia a los interesados en

el

procedimiento y se practicarán las pruebas solicitadas desde un principio.

C. Conclusión

Tras la práctica de la prueba y en el plazo máximo de 24 horas, contadas desde el auto de incoación, el juez dictará auto:

- Estimando ilegal la detención, y ordenando la libertad del sujeto.

- Estimando correcta la detención, permitiendo que prosiga.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

CONCEPTO

3)

lOMoARcPSD|1541720

LA PRISIÓN PROVISIONAL

La prisión provisional o prisión preventiva, regulada en los arts. 502 y ss. LECr, supone la privación de libertad del encausado durante la tramitación del procedimiento penal, dentro del lapso temporal determinado por la ley.

Estamos aquí ante la medida cautelar personal más gravosa de nuestro ordenamiento; de hecho, ha sido muy criticada porque anticipa totalmente el contenido del futuro fallo judicial la pena de privación de libertad-.

Esta medida tiene su desarrollo legal en la Ley 13/03 24OCT y en la LO 15/03 25NOV, que han modificado los subjetivos presupuestos de la antigua prisión. Se han eliminado conceptos amplios como el de “alarma social del delito”, muy cuestionados por el TC.

MOTIVACIÓN DE LA MEDIDA

Además del presupuesto del fumus boni iuris constancia de hechos y de su probable responsable- y del periculum in mora constancia del peligro que corre el proceso o futuro fallo judicial-, el art. 503 LECr exige:

Finalidad: Que la prisión provisional a decretar esté fundada en alguna de las siguientes finalidades:

- Evitar la fuga del imputado, asegurando su presencia física en el proceso.

- Evitar que el imputado oculte o destruya las fuentes de prueba.

- Evitar que el imputado pueda ir contra bienes jurídicos de la víctima o cometa otros delitos.

Circunstancias objetivas: Además de alguna de esas finalidades, el Juez debe dictar auto acreditando alguna de las siguientes circunstancias objetivas:

- Que existan indicios de la comisión de un hecho delictivo castigado con penal igual o superior a 2

años de privación de libertad.

- Que existan antecedentes penales no cancelados por delito doloso.

- Que exista riesgo de evasión de la justicia; siempre que se hayan dictado dos requisitorias contra el

encausado y éste no haya comparecido.

- Que conste que el sujeto pertenece a banda organizada.

DURACIÓN MÁXIMA DE PRISIÓN

En principio, la prisión provisional ha de durar el tiempo estrictamente necesario para asegurar las finalidades que toda medida cautelar persigue. Sin embargo, la LECr dispone de un sistema de plazos:

A. Prisión decretada por riesgo de fuga o de comisión de nuevos delitos:

o

Máximo de 1 año con posible prórroga de 6 meses, si el delito tiene señalado pena privativa de libertad igual o inferior a tres años.

o

Máximo de 2 años con posible prórroga de otros 2 años, si la pena fuera superio

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

B. Prisión decretada por riesgo de ocultación o destrucción de pruebas: Máximo de 6 meses.

C. En el caso de inculpado condenado que recurre la sentencia: Máximo de la mitad de la pena privativa de libertad impuesta.

PROCEDIMIENTO

Desde 1995, la prisión provisional sólo procede a instancia de parte. El Juez sólo podrá dictar auto motivado de prisión cuando así lo solicite la fiscalía o las diferentes acusaciones.

Habrá de ser decretada dentro de las 72 horas que como máximo puede durar la detención, debiendo darse audiencia al encausado asistido de letrado- y a la parte acusadora.

En casos de urgencia, la prisión podrá ser decretada sin dicha audiencia, que se deferirá en las 72 horas siguientes.

El auto motivado de prisión susceptible de apelación- contendrá siempre dos mandamientos: uno destinado

a la policía judicial que ha de ejecutarlo, y otro al Director del establecimiento que deba recibir al preso.

En el mandamiento consignará: la totalidad del auto de prisión, identificación del encausado, el delito que se persigue y la modalidad de prisión comunicada o incomunicada-.

MODALIDADES DE PRISIÓN

A. Prisión comunicada

La prisión comunicada es la situación ordinaria; implica una privación de libertad en la que el encausado goza de la totalidad de los derechos que le reconoce la CE y el art. 520 LECr.

B. Prisión incomunicada

La prisión incomunicada supone la restricción de ciertos derechos del preso, particularmente aquellos que le permiten un contacto con el exterior, con el objeto de evitar que se ponga en peligro la investigación.

C. Prisión atenuada

La prisión atenuada se acordada cuando, por razón de enfermedad del inculpado, el internamiento entrañe grave peligro para su salud.

En estos casos, el juez puede autorizar la salida vigilada del domicilio las horas que fueran necesarias para recibir tratamiento.

Cuando el imputado estuviera sometiéndose a tratamiento de desintoxicación, la medida de prisión provisional por hechos anteriores a su inicio- podrá ser sustituida por el ingreso en un centro oficial.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

CONCEPTO Y PRESUPUESTOS

4)

lOMoARcPSD|1541720

LIBERTAD PROVISIONAL

La libertad provisional, regulada en los arts. 528 y ss. LECr, suele ser decretada por el Juez cuando, atendidas las circunstancias, no procede la prisión preventiva pero se temen ciertos riesgos para el proceso.

Dice el art. 529 LECr que, cuando no se hubiera acordado la prisión provisional del imputado, el juez decretará si el imputado ha de dar o no fianza para continuar en libertad provisional.

Así, el encausado queda en libertad pero sujeto al cumplimiento de una serie de obligaciones accesorias que, como fin último, se dirigen a asegurar su comparecencia en las actuaciones procesales.

OBLIGACIONES ACCESORIAS

La LECr prevé que la libertad del encausado pueda condicionarse a la prestación de fianza y a la obligación de comparecer ante el Juez; así, lo que se pretende es garantizar la presencia del sujeto en juicio oral.

1. Fianza

El Juez decretará la medida mediante auto, en el que fundará los presupuestos procesales de toda medida cautelar y, en su caso, fijará la calidad y cantidad de la fianza que deba prestarse.

La cuantía de la fianza variará según la naturaleza del delito, estado social y antecedentes del procesado y demás circunstancias que puedan influir en su mayor o menor interés para abstraerse de la Justicia.

La fianza se cancelará por muerte del procesado, decreto de prisión, sentencia o auto absolutorio o sentencia de condena cuando el condenado se presente para cumplirla-.

2. Comparecencia periódica

Siempre que el Juez acuerde la libertad provisional, con o sin fianza, el inculpado constituirá apud acta obligación de comparecer en los días que le fueran señalados y cuantas veces fuera llamado ante el Juez o Tribunal que conozca de la causa.

Estas comparecencias tienen una periodicidad variable, según el mayor o menor riesgo de fuga u ocultación. En la práctica suele ser frecuente señalar los días 1 y 15 de cada mes.

El incumplimiento del deber de comparecer origina la pérdida de la fianza que, en ese caso, se destinará a sufragar los gastos de la causa.

CONCEPTO

5)

ORDEN DE ALEJAMIENTO

La orden de alejamiento, regulada en el art. 544.bis LECr, no debe ser confudida con la orden de protección en supuestos de violencia doméstica o de violencia de género, hablamos aquí de una medida independiente.

de género, hablamos aquí de una medida independiente. Su distribución está prohibida | Descargado por Maria

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

La orden de alejamiento del art. 544.bis LECr, en realidad, no viene a proteger el desarrollo del proceso sino que viene a proteger a la víctima de su agresor; por tanto, no estamos ante una verdadera medida cautelar.

El Juez, valorando el riesgo para la víctima, puede restringir la libertad ambulatoria del encausado con la prohibición de:

- Residir en un determinado lugar, barrio, municipio, provincia o Comunidad Autónoma.

- Acudir a determinados lugares, barrios, municipios, provincias u otras entidades locales, o Comunidades

Autónomas.

- Aproximarse o comunicarse, con la graduación que se determine en auto, a determinadas personas, a fin de

darles protección.

PRESUPUESTOS Y REQUISITOS

El art. 544.bis LECr determina que las prohibiciones deben ser acordadas por auto del juez, en el que deberá valorarse la situación económica y laboral del inculpado, así como su estado de salud y situación familiar.

Estamos ante una medida escasamente regulada; de hecho, la LECr no determina su duración jurisprudencia exige que en el auto conste un límite temporal.

máxima. Si bien, la

Para garantizar el cumplimiento de estas medidas, según los casos, se han usado pulseras y otros medios electrónicos de alarma a la policía. Un quebrantamiento de la orden por parte del inculpado, según su incidencia, puede dar lugar a la adopción de medidas cautelares más gravosas.

CONCEPTO

6)

ORDEN DE PROTECCIÓN EN VIOLENCIA DOMÉSTICA

La orden de protección, regulada en el art. 544.ter LECr, constituye un conjunto de medidas que vienen a procurar la protección integral de la víctima de violencia doméstica.

Estamos ante una resolución integral y compleja, que otorga unas ventajas generales a la víctima en el plano civil, administrativo y penal.

Es acordada por el Juez, mediante auto, cuando existan indicios de delitos contra la vida, integridad física o moral, o la libertad, de alguna de las personas a que se refiere el art. 153 CP núcleo familiar-.

No se debe confundir violencia domestica con violencia de género:

- VIOLENCIA DOMÉSTICA: la primera es la violencia que se da en el entorno familiar.

- VIOLENCIA DE GÉNERO: la violencia ejercida por un hombre contra una mujer, con la que está ligado por cierta relación de afectividad.

PROCEDIMIENTO

La solicitud de protección puede presentarse ante el juez, el Ministerio Fiscal, la policía, oficinas de atención a las víctimas y los servicios sociales de cada localidad. Y será acordada por el Juez, de oficio o a instancia de la parte afectada, sus familiares o del MF.

La orden será acordada previa audiencia a la víctima o solicitante- y al presunto agresor, evitando la confrontación física y visual entre ambos.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

CONTENIDO DE LA RESOLUCIÓN

La resolución judicial, dictada por el Juez Instructor, por la que se decrete la orden de protección contendrá:

- Las medidas de orden penal y de protección social que fueran necesarias y procedentes. La orden implica un deber de información a la víctima, que debe saber en todo momento del estado y situación del agresor, y de la vigencia de las medidas adoptadas.

- Las medidas del orden civil que fueran necesarias, con una vigencia máxima de 30 días.

Pasado ese plazo, deberá acudirse al juez civil y se produce una prórroga de otros 30 días, hasta que decida sobre la ratificación o modificación de la medida.

CONCEPTO

7)

ORDEN DE PROTECCIÓN EN VIOLENCIA DE GÉNERO

La orden de protección introducida por el Capítulo IV de la LO 1/04 de “Medidas de protección integral contra la violencia de género”, es una resolución que establece un régimen protector integral y complejo.

Resulta de aplicación a los casos de violencia de género, concepto que hemos de deslindar del de “violencia doméstica”; el art. 1 de la citada ley nos ofrece el primer concepto y su ámbito de aplicación:

“Violencia, manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia.”

CONTENIDO DE LA ORDEN

La orden será acordada por auto del juez de violencia sobre la mujer, de oficio o a instancia de la víctima, sus familiares o el Ministerio Fiscal; y podrá contener medidas tanto civiles como penales.

La ley prevé que el juez pueda acordar, de manera específica:

- Medidas de protección de la intimidad de la víctima.

- Salida obligatoria del domicilio del agresor con prohibición de volver al mismo-.

- Permutas de domicilio contratos de arrendamiento, cambios de titular-.

- Prohibición de acercamiento a la víctima.

- Uso de instrumentos tecnológicos pulseras, alarmas, etc.-

- Suspensiones de patria potestad y del derecho de custodia, así como del régimen de visitas.

- Privación del derecho al uso y tenencia de armas.

- Privación del derecho al uso y tenencia de armas. Su distribución está prohibida | Descargado

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

3. MEDIDAS CAUTELARES REALES

CONCEPTO

En el proceso penal, las medidas cautelares reales son instrumentos que se dirigen a garantizar el futuro pronunciamiento jurisdiccional acerca de la responsabilidad civil ex delicto, pago de multas y la condena en costas.

La LECr prevé como tales la fianza y el embargo.

TIPOS

A.

FIANZA

El Juez dictará auto decretando la fianza, desde el mismo momento en que existan indicios de criminalidad contra una persona.

En el auto susceptible de apelación- se determinará la cuantía de la misma, que no podrá ser inferior a 1/3 de todo el importe probable de las responsabilidades pecuniarias.

El régimen jurídico de la fianza, como medida cautelar real, es común al de la fianza para la libertad provisional. Si no es prestada, se podrá proceder al embargo forzoso o a medidas más gravosas como la prisión.

B.

EMBARGO

El embargo consiste en una afección provisional y anticipada de bienes del encausado, acordada por el Juez en caso de que la fianza no fuera prestada; por tanto, el embargo tiene un carácter subsidiario.

El Juez requerirá al procesado para que señale bienes suficientes para cubrir la cantidad que se hubiere fijado para las responsabilidades pecuniarias. Si no lo hace, se requerirá a los parientes y personas que convivan con él.

En defecto de los anteriores, se procederá a embargar los que se reputen como pertenecientes al procesado, guardando el orden establecido en la LEC cuya regulación rige prácticamente toda la materia-.

C. RESPONSABILIDAD CIVIL DE TERCERAS PERSONAS

En los arts. 615 Y SS. LECr queda prevista la responsabilidad civil de terceros. El Juez, a instancia del actor civil, exigirá fianza a la persona contra quien resulte responsable, o en su defecto procederá al embargo de sus bienes.

La persona a la que se exija la fianza puede, durante el sumario, argumentar por escrito las razones que tenga para que no se la considere civilmente responsable y las pruebas que pueda ofrecer en ese sentido.

El Juez dará vista del escrito a la parte a la que interese, que propondrá también las pruebas que deban practicarse en apoyo de su pretensión. Tras la práctica probatoria de ambas partes, resolverá sobre las pretensiones formuladas.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

TEMA 95. FASE INTERMEDIA

1. CONCLUSIÓN DEL SUMARIO Y FASE INTERMEDIA

AUTO CONCLUSIÓN SUMARIO

De acuerdo con el art. 622 LECr, una vez practicadas las diligencias necesarias y suficientes para comprobar el delito y averiguar su presunto responsable, el instructor dictará auto declarando concluido el sumario.

La conclusión del sumario puede ser decretada de oficio por el Juez o a instancia del Ministerio Fiscal. En el proceder de oficio, antes de decretar la conclusión, lo habitual es que los jueces recaben el parecer de las partes por medio de providencia.

Dictado el auto de conclusión, el instructor mandará los autos y piezas de convicción al Tribunal competente para conocer de la fase de enjuiciamiento, emplazando a las partes para que comparezcan ante la AP en 10 días- o ante el TS en 15 días-.

Contra el auto no cabe ningún tipo de recurso; no obstante, puede ser impugnado. Una vez dictado por el instructor, éste deja de ser competente a favor de la AP, ante la que sí cabe solicitar su revocación.

FASE INTERMEDIA

Tras el auto, y una vez recibidos los autos y piezas de convicción en el Tribunal competente, se inicia la fase intermedia. En este momento procesal, sólo se permite a las partes el trámite único del art. 627 LECr; esto es, la posibilidad de solicitar:

̶ El sobreseimiento de la causa: Porque las partes entiendan que los hechos no son delictivos o porque no existen suficientes pruebas de cargo contra el procesado.

̶ La práctica de nuevas diligencias: Porque las partes estimen necesarias otras diligencias indagatorias para esclarecer aún más lo ocurrido y quiénes sean los presuntos responsables.

̶ Nuevos procesamientos: En este momento, la acusación puede solicitar nuevos procesamientos que consideren necesarios y procedentes, y que les hubiese negado el instructor en recurso de reforma.

̶ La apertura de juicio oral: La acusación podrá solicitar la apertura de juicio oral cuando entienda concurrentes todos los presupuestos necesarios.

Si la acusación no realiza ninguna petición en fase intermedia, el tribunal abrirá de oficio el juicio oral.

El art. 627 LECr, en un principio, sólo autorizaba la actuación en fase intermedia del Ministerio Fiscal y de las diferentes partes acusadoras, lo que dejaba prácticamente indefenso al procesado.

Obviamente, el procesado tiene mucho interés en la solicitud de sobreseimientos o de práctica de nuevas diligencias, y así lo entendió la STC 66/89 17ABR en defensa del principio de igualdad y contradicción.

En la actualidad, la Ley 13/09 ha venido a reformar el citado artículo, permitiendo ya la actuación del procesado en fase intermedia.

ya la actuación del procesado en fase intermedia. Su distribución está prohibida | Descargado por Maria

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

2. CONFIRMACIÓN O REVOCACIÓN DEL AUTO DE CONCLUSIÓN

Una vez que el Tribunal de enjuiciamiento recibe los autos y piezas de convicción de la causa de manos del instructor, mandará pasarlos al magistrado-ponente por el tiempo que falte para cumplir el término del emplazamiento a las partes.

(*) NOTA: El auto de conclusión del sumario emplazará a las partes a comparecer en 10 días ante la AP, 15 días si fuera competente el TS.

Transcurrido el término, se pasarán los autos al Ministerio Fiscal, a las distintas acusaciones personadas y al procesado, todo ello por un plazo de 3 a 10 días según el volumen del proceso-.

Devueltos los autos por las partes, deberán acompañar escrito manifestando:

- Su conformidad con el auto de conclusión del sumario; en cuyo caso, solicitarán lo que proceda:

apertura de juicio oral o sobreseimiento.

- Su disconformidad; en cuyo caso, pedirán la práctica de las nuevas diligencias que estimen oportunas para la correcta conclusión del sumario.

Devuelta la causa y recibidos los escritos, el Tribunal dispone de 3 días para dictar auto confirmando o revocando el auto de conclusión del sumario dictado por el instructor:

- Si se revoca el auto: Dice el art. 631 LECr que el proceso será devuelto a manos del instructor, indicando la práctica de las nuevas diligencias.

- Si se confirma el auto: El tribunal resolverá dentro del tercer día respecto a la solicitud de apertura de juicio oral o de sobreseimiento, tal y como prevé el art. 632 LECr.

3. SOBRESEIMIENTO

CONCEPTO

El sobreseimiento es la resolución judicial -auto motivado- que adopta el Tribunal competente en fase intermedia, cuando no concurren los presupuestos necesarios para decretar la apertura del juicio oral.

Las razones que funden el sobreseimiento pueden ser fácticas o jurídicas; esto es, puede que los hechos investigados sean insuficientes para exigir la responsabilidad del procesado, o que los mismos no ten gan relevancia jurídico-penal.

Esta resolución produce, de acuerdo con el art. 634 LECr, la terminación del proceso - sobreseimiento libre- o bien su paralización -sobreseimiento provisional-.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

CLASES

A.

LIBRE

El sobreseimiento libre, resolución dictada en los supuestos del art. 637 LECr, produce la

anticipada del proceso con la eficacia de cosa juzgada. De hecho, equivale a una sentencia absolutoria.

terminación

Ahora bien, con independencia de la ausencia de responsabilidad criminal, si fuera necesario dictar medidas de seguridad dementes o incapaces- no hay más remedio que acudir a juicio, el auto de sobreseimiento no puede imponerlas.

El sobreseimiento libre evita al procesado la llamada “pena de banquillo” –el descrédito social-, en los siguientes casos:

o

No hay indicios racionales de haberse perpetrado el hecho que originó la causa.

o

El hecho que originó la causa no es constitutivo de delito.

o

Los sujetos procesados aparecen totalmente exentos de responsabilidad criminal no participación en el

hecho, causas de justificación-.

El TS establece que para probar esta ausencia de responsabilidad personal hay que ir a juicio oral; además, determina que las causas de justificación han de ser probadas y no pueden fundar un auto de sobreseimiento.

o

Acogimiento de algún artículo de previo pronunciamiento extintivo o excluyente de la responsabilidad criminal.

PROVISIONAL

El sobreseimiento provisional, resolución dictada en los supuestos del art. 641 LECr, provoca la suspensión del proceso por la insuficiencia de elementos fácticos y probatorios para formular acusación contra el procesado.

Este tipo de sobreseimiento no impide, caso de descubrimiento de nuevas pruebas, la reapertura del proceso. Procede en los siguientes casos:

- Cuando no resulte debidamente justificada la perpetración del delito, que haya dado motivo a la formación de la causa.

Suele ocurrir cuando el MF no tiene suficientes pruebas para acusar al procesado y necesita más tiempo. El TS determina que sólo debe adoptarse en casos excepcionales, pues podría vulnerar la presunción de inocencia.

- Cuando del sumario resulte que se ha cometido un delito, pero no se sepa contra quién o quiénes haya de dirigirse acusación.

TOTAL O PARCIAL

En el supuesto de pluralidad de imputados, el sobreseimiento puede ser total o parcial, según que afecte a todos o sólo a alguno de ellos.

según que afecte a todos o sólo a alguno de ellos. Su distribución está prohibida |

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

En el primer caso, se mandará que se archiven la causa y las piezas de convicción que no tengan dueño conocido. En el segundo, se mandará abrir el juicio oral respecto de los procesados a quienes no favorezca el sobreseimiento.

PRINCIPIO ACUSATORIO Y SOLICITUD DE SOBRESEIMIENTO

A. Cuando además del Ministerio Fiscal estuvieran personadas otras acusaciones:

- Si todos ellos solicitan el sobreseimiento, el tribunal deberá acordarlo.

- Si una de las partes acusadoras solicitara la apertura de juicio oral, el Tribunal no podrá sobreseer. Eso sí, salvo que el Juez estime que el hecho no es constitutivo de delito, tal y como recoge el art. 637.2º LECr.

B. Si en el proceso sólo estuviera presente el Ministerio Fiscal:

- Si la fiscalía solicita el sobreseimiento, el Tribunal deberá acordarlo.

- Ahora bien, si el tribunal entendiera improcedente la petición, lo hará saber a los interesados en el ejercicio de la acción penal los ofendidos por el delito- para que comparezcan y ejerzan acusación si lo desean.

Si éstos no comparecieran, el Tribunal podrá remitir la causa al superior jerárquico del fiscal para que reconsidere su posición. Si tampoco éste decidiese sostener acusación, el Tribunal no tendrá más remedio que sobreseer la causa.

EFECTOS

A. Sobreseimiento libre

El auto de sobreseimiento libre, una vez que adquiere firmeza, produce el efecto de cosa juzgada material, e impide que el imputado pueda ser juzgado otra vez por los mismos hechos.

El procesado podrá reservarse el derecho de perseguir al querellante, en su caso, como calumniador.

B. Sobreseimiento provisional

El auto de sobreseimiento provisional provoca la suspensión del proceso y el archivo provisional de las actuaciones.

Además, dado que no produce el efecto de cosa juzgada, si se descubriesen nuevos hechos o pruebas que permitan formular acusación, se puede reabrir el proceso -siempre que el delito no haya prescrito-.

El TC ha declarado que este sobreseimiento también permite al acusado proceder contra el acusador, por acusación o denuncia falsa, pues el sobreseído provisionalmente ha de ser tenido como inocente a todos los efectos.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

IMPUGNACIÓN DEL SOBRESEIMIENTO

Según los arts. 636 y 848 LECr, sólo cabe recurso de casación por infracción de ley contra el “sobreseimiento libre” por entenderse que los hechos sumariales no son constitutivos de delito, y siempre que alguien haya sido procesado por tal concepto.

4. PRESUPUESTOS PARA ABRIR JUICIO ORAL

El Tribunal dictará auto decretando la apertura del juicio oral, no susceptible de recurso, si concurren los siguientes requisitos:

- Si existen indicios racionales de criminalidad.

- Si existe alguien procesado como presunto responsable criminal del hecho.

- Si el Ministerio Fiscal o alguna de las partes acusadoras solicite la apertura del juicio oral.

Si, recaído auto de conclusión del sumario, la acusación no solicita ningún particular en fase intermedia, el tribunal abrirá automáticamente juicio oral.

Decretada la apertura del juicio oral, se abandona el principio general de secreto que impregnaba la fase sumarial y se acoge ampliamente el principio de publicidad de las actuaciones.

ampliamente el principio de publicidad de las actuaciones. Su distribución está prohibida | Descargado por Maria

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

TEMA 102. RECURSO EXTRAORDINARIO DE CASACIÓN

1. CONSIDERACIONES GENERALES

CONCEPTO

El

definitivos.

recurso

de

casación

es

un

recurso

extraordinario

y

devolutivo

contra

ciertas sentencias y autos

Precisamente por su carácter extraordinario, este recurso no supone la apertura de una segunda instancia.

FINALIDAD

̶ El recurso de casación, en su configuración original e histórica, tiene una función puramente de vigilancia de la correcta aplicación del Derecho por los órganos de instancia.

̶ Sin embargo, en nuestro ordenamiento el legislador ha ampliado sustancialmente las finalidades de la casación penal:

- Dice el art. 849 LECr, que por casación puede revisarse limitadamente la valoración probatoria realizada por el tribunal sentenciador.

- Doctrina constitucional entiende que, el derecho a la revisión penal por un órgano superior, se cumple con la casación penal.

En este sentido, los presupuestos y motivos para su interposición han de interpretarse de la manera más favorable a su admisión.

- En cualquier caso, la función de revisión es imperfecta, ya que quedan excluidas de casación las sentencias de juicios de faltas y las sentencias dictadas en procedimiento abreviado por los Juzgados de lo Penal y Centrales de lo Penal.

OBJETO: SENTENCIAS SUSCEPTIBLES DE CASACIÓN

o

Sentencias de la Sala de lo Civil y Penal de los TSJ de las CCAA en única o segunda instancia.

o

Sentencias de las AP y de la AN dictadas en única o segunda instancia.

o

Ciertos autos definitivos dictados por los TSJ de las CCAA y de las AP, cuando se funden en infracción de

ley y, siempre que la posibilidad de casación esté expresamente indicada por la ley.

2. MOTIVOS DEL RECURSO

Existen dos clases de recurso de casación penal que agrupan los diferentes motivos por los que la Ley autoriza aquel recurso extraordinario: el recurso de casación por infracción de ley y el recurso de casación por

quebrantamiento de forma.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

A.

CASACIÓN POR INFRACCIÓN DE LEY

 

Los motivos de la casación por infracción de ley son:

 

o

Cuando de los hechos probados de la resolución se derive infracción de ley penal sustantiva u otra norma jurídica que deba ser observada en su aplicación.

o

Cuando haya existido error en la apreciación de la prueba, basado en documentos que obren en autos, que demuestren la equivocación del juzgador.

 

Se requiere que el documento no haya resultado contradicho por otros elementos probatorios.

 

o

En cualquier caso, si existe infracción de los derechos fundamentales recogidos en la constitución.

B.

CASACIÓN POR QUEBRANTAMIENTO DE FORMA

 

Los motivos de casación por quebrantamiento de forma, quedan recogidos en los arts. 850 y 851 LECr según el momento procesal en que ocurra: en juicio oral o en la sentencia.

a)

QUEBRANTAMIENTO DE FORMA EN EL JUICIO ORAL

 
 

- Cuando se haya denegado alguna diligencia de prueba que, propuesta en tiempo y forma por las partes, se considere pertinente.

- Cuando se haya omitido la citación del procesado, la del responsable civil subsidiario, la de la parte acusadora o la del actor civil para su comparecencia en el juicio oral.

- Cuando el Presidente del Tribunal se niegue a que un testigo conteste a la pregunta que se le dirija, siendo ésta pertinente y de manifiesta influencia en la causa.

- Desestimación de pregunta por capciosa, sugestiva o impertinente, no siéndolo en realidad, siempre que fuera determinante para el resultado del juicio.

- Tribunal que decida no suspender el juicio para los procesados que comparecieran, caso de no haber concurrido algún acusado.

 

En todo caso, habrá de fundarse causa que se oponga a juzgarles de forma independiente y que no haya recaído declaración de rebeldía.

b)

QUEBRANTAMIENTO DE FORMA EN LA SENTENCIA

 

-

Sentencia que no exprese claramente los hechos probados, los contenga de manera consigne con conceptos que impliquen predeterminación del fallo.

contradictoria,

o

los

-

Sentencia que sólo se centra en relacionar los hechos no probados alegados por la acusación, sin hacer

referencia a los que resultaran probados.

sin hacer referencia a los que resultaran probados. Su distribución está prohibida | Descargado por Maria

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

- Sentencia que no resuelva todos los puntos que hubieran sido objeto de la acusación y defensa.

- Sentencia que condene por delito más grave que el que haya sido objeto de acusación, siempre que el tribunal no hubiera procedido como determina el art. 733 LECr.

- Sentencia dictada por menor número de votos o de magistrados que el señalado por la ley.

- Cuando haya concurrido a dictar sentencia algún Magistrado cuya recusación, intentada en tiempo y forma, y fundada en causa legal, se hubiese rechazado.

3. PROCEDIMIENTO DE RESOLUCIÓN

A. FASE DE PREPARACIÓN

El recurso de casación se preparará ante el órgano jurisdiccional que dictó la sentencia, por medio de escrito en que:

o

Se solicite testimonio de la sentencia y se indique el tipo de casación a plantear.

o

Si se recurre por error en apreciación de la prueba, deberá indicarse el contenido del documento que

ponga de manifiesto aquel error.

o

Si se denuncia quebrantamiento de forma, habrán de indicarse los motivos en que se funda.

o

Se haga promesa de constituir, cuando proceda, el depósito a que se refiere el art. 875 LECr.

Si el órgano a quo tiene por preparado el recurso, emplazará a las partes a que se personen ante la Sala II del TS. Si lo inadmite, cabrá interponer queja ante el propio TS.

B. FASE DE INTERPOSICIÓN

̶ ÓRGANO COMPETENTE: La fase de interposición tiene lugar ante la Sala Segunda del TS.

̶ En el plazo del emplazamiento, el recurrente comparecerá ante el TS para interponer escrito de casación firmado por abogado y acompañado de poder de procurador.

̶ FORMA: El documento contendrá:

Los fundamentos legales y jurisprudenciales aducidos como base del recurso.

El artículo de la LECr, LOPJ o de la CE que autorice cada motivo de casación.

En caso de quebrantamiento de forma, deberá acreditarse que en su día se practicaron

oportunas protestas en juicio, especificando la fecha de las mismas.

Deberá acompañarse resguardo acreditativo del depósito del art. 875 LECr.

Si alguna parte, en el término del emplazamiento o al instruirse del recurso formulado por la otra, se adhiere al recurso, habrá de hacerlo por escrito con los mismos extremos antes citados. La adhesión al recurso sólo puede formularse para apoyar el interpuesto por el recurrente inicial, sin introducir nuevas pretensiones.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

C. FASE DE SUSTANCIACIÓN

Interpuesto el recurso y, formuladas las eventuales adhesiones al mismo, la Sala designará Magistrado Ponente y entregará copia del recurso a las partes y al Ministerio Fiscal.

Las partes y el Ministerio Fiscal pueden instar su inadmisión o alegar lo que estimen procedente respecto a su estimación o desestimación.

Una vez hecho lo anterior, la Sala debe pronunciarse sobre la admisión del recurso. La inadmisión puede tener lugar por los motivos contemplados en los arts. 884 y 885 LECr y debe acordarse por unanimidad.

D. FASE DE DECISIÓN

Admitido el recurso, la Sala decidirá sobre la estimación o desestimación del recurso, con o sin vista. La vista tendrá lugar en los casos del art. 893.bis LECr.

Si se estima el recurso, las consecuencias serán diferentes según la clase de casación interpuesta:

- Infracción de ley: Se dictará sentencia casando (anulando) la sentencia recurrida, y se dictará otra sentencia resolviendo sobre el fondo del asunto.

- Quebrantamiento de forma: Se dictará sentencia casando (anulando) la recurrida, y se ordenará la devolución de la causa al tribunal sentenciador.

Las actuaciones se repondrán al momento en que se encontraban cuando se cometió la infracción.

Si el recurso se hubiese planteado conjuntamente por infracción de ley y por quebrantamiento de forma: primero se resolverá sobre el quebrantamiento de forma y, sólo si éste no prosperase, se decidirá sobre la infracción de ley.

no prosperase, se decidirá sobre la infracción de ley. Su distribución está prohibida | Descargado por

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

TEMA 101. RECURSOS ORDINARIOS

1. EL DERECHO AL RECURSO EN EL PROCESO PENAL

CONSIDERACIONES GENERALES

Según el TC, el derecho al recurso en el ámbito penal se integra en el derecho fundamental a la tutela judicial efectiva del art. 24 CE que, conforme al art. 10.2 CE, ha de ser interpretado conforme a los tratados internacionales suscritos por España.

En este sentido, el art. 14.5 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos dice que toda persona declarada culpable, tiene derecho a que su condena sea sometida a un tribunal superior, conforme a lo prescrito en la ley.

MATIZACIONES Y CRÍTICAS

Si bien, el TC hace matizaciones al decir que este derecho se entiende satisfecho, en todo caso, con la mera concesión de un recurso aunque fuera extraordinario y limitado al examen de motivos tasados caso de la casación-.

En el caso de aforados al TS, dice la STC 51/85 que la ausencia de recurso es constitucionalmente irreprochable, ya que el enjuiciamiento de estas causas está rodeado de numerosas garantías especiales.

n el año 2000, el Comité de Derechos Humanos de la ONU denunció a España por vulnerar el derecho a la

segunda instancia; sobre todo, teniendo en cuenta que las resoluciones de primera instancia de las AP y la AN carecían de recurso.

REFORMAS DE GENERALIZACIÓN DE SEGUNDA INSTANCIA

Con la LO 19/03 23DIC de modificación de la LOPJ se han creado Salas de Apelación en la Audiencia Nacional

y se atribuyen competencia a los TSJ de las CCAA para conocer los recursos de apelación contra las resoluciones de las AP.

Si bien se han creado los órganos competentes para conocer de los recursos, falta aún la reforma de la LECr para que configure el oportuno cauce procesal del recurso.

De manera que contra las sentencias de las AP y de la AN no cabe aún la segunda instancia por apelación, existiendo sólo la posibilidad de recurrir en casación.

2. CLASES DE RECURSOS

Los recursos son susceptibles de diversas clasificaciones:

A. Contra resoluciones interlocutorias: son resoluciones que no ponen fin al procedimiento, y los recursos son los de reforma, súplica, apelación y queja.

B. Contra resoluciones definitivas: contra sentencias y otras resoluciones que pongan fin al proceso:

casación y apelación.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

A. Devolutivos: conocen de ellos el órgano jurisdiccional superior jerárquico del órgano que dictó la resolución impugnada: queja, apelación y casación.

B. No devolutivos: conoce del recurso el mismo órgano que dictó la resolución impugnada: reforma y súplica.

A. Ordinarios: se pueden interponer en base a cualquier motivo o lesión: reforma, súplica, queja y apelación.

B. Extraordinarios: se interponen en casos concretos o conforme a motivos tasados: recurso de casación y el recurso de apelación de corte casacional contra las resoluciones provenientes del Tribunal del Jurado.

RECURSOS CONTRA RESOLUCIONES INTERLOCUTORIAS NO DEVOLUTIVOS: REFORMA Y SÚPLICA

1)

ASPECTOS COMUNES

̶ Son recursos no devolutivos: ambos se interponen y resuelven por el mismo órgano jurisdiccional que dictó la resolución.

̶ Son recursos ordinarios: basta con que la resolución perjudique al recurrente.

̶ Ambos proceden sólo frente a resoluciones interlocutorias.

La diferencia entre ellos está en que la reforma se da contra las resoluciones dictadas por un órgano unipersonal y la súplica, contra las resoluciones dictadas por un órgano colegiado.

2)

RECURSO DE REFORMA

̶ OBJETO: cabe contra todos los autos del Juez de Instrucción.

̶ PLAZO: debe interponerse en el plazo de 3 días naturales contados desde que se hubiera realizado la última notificación a las partes.

̶ FORMA: hará por escrito en el que se funde el recurso, autorizado por firma de abogado.

̶ RESOLUCIÓN: El Juez resolverá, por medio de auto, en el plazo de dos días.

Si el recurso de reforma fuese desestimado, podrá interponerse el recurso de apelación. Ambos pueden interponerse en el mismo escrito, de forma que, denegada la reforma se tenga por admitida la apelación.

3)

RECURSO DE SÚPLICA

Sigue el mismo régimen jurídico del recurso de reforma pero con dos diferencias:

- Se interpone frente a resoluciones de órganos colegiados.

- Sólo se computan los días hábiles.

órganos colegiados. - Sólo se computan los días hábiles. Su distribución está prohibida | Descargado por

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

RECURSOS

CONTRA

RESOLUCIONES

INTERLOCUTORIAS

DEVOLUTIVOS:

QUEJA,

APELACIÓN

Y

CASACIÓN

1)

RECURSO DE CASACIÓN (TEMA SIGUIENTE)

2)

RECURSO DE APELACIÓN

CONCEPTO: recurso por el que se solicita la modificación de la resolución recurrida por parte del Juez o Tribunal

superior al órgano que la dictó.

TIPOS: El término apelación se suele utilizar por la Ley para denominar a dos tipos de recurso:

a) Recurso de apelación contra resoluciones interlocutorias de los órganos jurisdiccionales:

o

En principio se entiende que sólo procede apelación contra resoluciones interlocutorias en los

casos expresamente previstos en la ley.

o

Sin embargo, en la práctica se suele permitir tras la desestimación del recurso de reforma.

b) Recurso de apelación contra sentencias y otras resoluciones que ponen fin al proceso penal: sólo

en este caso podemos hablar, en sentido estricto, de segunda instancia.

Como sabemos, sólo cabe la segunda instancia por apelación ante las sentencias de los Juzgados de lo

Penal y de los Juzgados Centrales de lo Penal.

Y es que, contra las sentencias de las AP y la AN, aún no hay configurado legalmente un recurso que

abra segunda instancia sólo existe actualmente posibilidad de casación-.

PROCEDIMIENTO

1) Fase ante órgano a quo

̶ PLAZO: El recurso se interpondrá dentro del plazo de 5 días contados desde la notificación de

la resolución objeto de impugnación.

̶ FORMA: se interpone por escrito con firma de Letrado y sin necesidad de fundamentar.

̶ DECISIÓN DEL JUEZ: interpuesto el recurso, el juez lo admitirá en uno o en ambos efectos,

cualquier caso, el efecto suspensivo será acordado con carácter

según sea procedente. En

excepcional.

Dentro de los 2 días siguientes, el Ministerio Fiscal y el apelante podrán pedir al juez que sean

incluidos los particulares que crean procedentes.

El juez, dentro del día siguiente, decidirá sobre lo solicitado sin posible recurso-, emplazando a

las partes para que comparezcan ante el órgano superior en el plazo de 10 días.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

2)

Fase ante órgano ad quem

lOMoARcPSD|1541720

̶ RECURRENTE NO COMPARECE: Si el apelante no se presentare, el órgano ad quem declarará el recurso desierto, devolviendo los autos al órgano a quo.

̶ RECURRENTE COMPARECE: Personado el apelante, el órgano de apelación dará vista de los autos a los interesados y al Ministerio Fiscal, por término de 3 días. Instruidas las partes, se señalará día para la vista, en la que las partes podrán alegar lo que convenga a su derecho.

̶ Entre el día del señalamiento y la celebración de la vista no mediarán más de 10 días, durante los cuales las partes podrán presentar la prueba documental que estimen pertinente.

̶ Finalmente, el órgano resolverá la apelación por medio de auto, que será comunicado al órgano a quo para su cumplimiento.

3)

RECURSO DE QUEJA

̶ CARACTERÍSTICAS: Es un recurso contra resoluciones interlocutorias devolutivo y ordinario.

̶ ÓRGANO COMPETENTE: Se interpone ante el órgano superior, quien, de admitirlo, ordena al que dictó la resolución que le informe al respecto. De dicho informe se da vista al Fiscal que, a su vez, emite el suyo propio. A la vista de estos antecedentes, el órgano judicial resuelve lo que estime oportuno.

̶ FINALIDADES: es un distintas de queja:

recurso

que

sirve

a

finalidades

A. La llamada “Queja instrumental”

diversas,

pudiendo distinguirse dos modalidades

Se interpone cuando el órgano a quo, que es el que dictó la resolución que se pretende impugnar, inadmita el recurso devolutivo, impidiendo que el recurrente acceda al tribunal ad quem.

En estos casos, el recurso de queja permite al recurrente reaccionar contra dicha inadmisión ante el Tribunal de grado superior competente para conocer del recurso inadmitido.

o

Son los casos de recursos de apelación contra resoluciones de los Juzgados de lo Penal y Juzgados Centrales de lo Penal, donde estos mismos órganos deniegan tener por preparada la apelación. La queja ante la AP o la AN, resolverá si da o no vía libre a la apelación.

o

También es el caso de recurso de casación contra resoluciones de las AP y de la AN, donde estos mismos órganos deniegan tener por preparada la casación. La queja ante el TS, resolverá si da o no vía libre a casación.

B. La Queja contra interlocutorias en las que no cabe apelación

En este caso, el recurso de queja persigue una finalidad diferente: impugnar los autos dictados por el Juez Instructor o por el Juez de lo Penal (o Central de lo Penal) que no sean susceptibles de apelación.

El plazo para interponer la queja es el mismo que el previsto para apelar: cinco días.

queja es el mismo que el previsto para apelar: cinco días. Su distribución está prohibida |

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

La queja interpuesta fuera de ese plazo, conocida como “queja sin plazo”, no será resuelta hasta que la causa quede conclusa para la apertura de la fase de enjuiciamiento y fallo ante el tribunal superior.

Si la queja se interpone dentro del plazo de 5 días, el procedimiento de su resolución comienza desde que es interpuesta.

En el caso de la queja sin plazo, habrá que esperar a que concluya la instrucción y los autos se eleven al tribunal superior para enjuiciamiento y fallo.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

TEMA 104: PROCEDIMIENTO ABREVIADO.

1. FACTORES DETERMINANTES DEL PROCEDIMIENTO ABREVIADO.

Es un procedimiento relativamente moderno, creado por la LO de 1988. Se regula en los Arts. 757 y ss. LECrim.

Una de las finalidades que persigue la LO 7/1988, de 28 de diciembre, que regula el denominado procedimiento abreviado fue la de unificar el amalgama de procedimientos existentes en el orden jurisdiccional penal. A partir de esta Ley de 1988 existen 2 procedimientos por delitos: el procedimiento ordinario instaurado por la LECr de 1882 y el procedimiento abreviado, a los que se ha sumado, en virtud de la Ley 38/2002, de 24 de octubre, un procedimiento para el enjuiciamiento rápido de determinados delitos (arts 795 a 803 LECr). A ellos hay que añadir el proceso para causas ante el Tribunal del Jurado previsto en la LO 5/1995, del Tribunal del Jurado, y el procedimiento de enjuiciamiento de las faltas.

Pese a que el procedimiento ordinario por delitos graves es el procedimiento tipo, el más utilizado en la práctica es el procedimiento abreviado.

Por tanto, es un procedimiento especial respecto al ordinario, y sin embargo en la práctica podemos decir que el procedimiento abreviado es el procedimiento tipo. Siempre se suelen abrir diligencias previas, y en el caso de que al realizarlas se observe que corresponde otro tipo de procedimiento, existen reglas para que el juez lleve a cabo la conversión.

El

ámbito

de aplicación es genéricamente

privación de libertad.

para los delitos castigados

con

pena de

hasta 9

años de

La regulación del procedimiento abreviado es bastante moderna comparada con el resto de procedimientos. Se introdujo mediante una modificación de la LECr por la LO 7/1988. La finalidad de este procedimiento es agilizar los trámites y para ello se inspira en el principio de celeridad de las actuaciones.

Una forma de agilizar el procedimiento es abreviando las actuaciones. Por ello se introduce este procedimiento cuya característica es la celeridad.

- Una muestra de esta celeridad es que se puede dar incluso juicio en ausencia y la sentencia oral.

- Además, mientras que en el procedimiento ordinario se daban repeticiones de actuaciones (ej. Varias declaraciones del mismo testigo), en el procedimiento abreviado sólo se van a realizar las diligencias previas necesarias, ni se van a repetir actuaciones de investigación en la fase de investigación siempre que no sea necesario.

- Se potencia la labor policial y la del Ministerio Fiscal, que intentará:

o

Agilizar las actuaciones y podrá oponerse a algunas de ellas cuando sean repetitivas.

 

o

Asimismo tiene la posibilidad de aplicar el principio de consenso sobre todo para llegar a conformidades, siempre dentro de la oportunidad reglada (límites de la pena del cp). Es un ámbito de negociación del que dispone el MF, aunque siempre dentro de los límites establecidos en la ley. De esta forma se evita realizar el juicio oral.

o

También

puede

iniciar

de

oficio

sin

dar

traslado

al

juez

de

instrucción

mediante

una

investigación preliminar.

instrucción mediante una investigación preliminar. Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

POLICÍA JUDICIAL: se le da la posibilidad de realizar actuaciones normales sin necesitar autorización del juez. Ej. Recoger pruebas. Se trata de modernizar y actualizar la regulación al funcionamiento normal de la policía.

MAYORES GARANTÍAS DE LAS VÍCTIMAS: aunque no sea parte procesal acusadora, va a estar dotada de un estatuto propio, que le garantiza el derecho de información.

ESPECIALIDADES:

- POSTULACIÓN: Sólo hace falta asistencia letrada. La intervención del procurador no es necesaria, sólo potestativa, hasta la apertura del juicio oral. El escrito de defensa, que es el primer acto tras la apertura de juicio oral, ya necesita intervención tanto de procurador como de abogado.

PRINCIPIOS INSPIRADORES DEL PROCEDIMIENTO ABREVIADO:

A) Principio de celeridad.

En el Preámbulo de la LO 7/1988 se establecen como objetivos básicos del nuevo procedimiento abreviado: la celeridad y eficacia. La celeridad es el principio fundamental sobre el que gira toda la regulación del procedimiento abreviado. Y, precisamente, si se logra esa aceleración el legislador entiende que el proceso resultará eficaz.

B) Principios jurídicos-naturales. Principio de audiencia

El principio de audiencia (nadie puede ser condenado sin ser oído y vencido en juicio”), que en el proceso penal, con carácter general, debe ser interpretado en sentido estricto, presenta como manifestaciones particulares lo dispuesto en los arts 775 y 786.1LECr. En tales preceptos se establece, que en la primera comparecencia el Juez de Instrucción informará al imputado de los hechos que se le imputan y el Secretario de sus derechos y le requerirá para que designe un domicilio en España en el que se le hagan las notificaciones, o una persona que las reciba en su nombre, advirtiéndole que tal citación permitirá celebrar el juicio en su ausencia, concurriendo los requisitos previstos en el número 1º de art 786.

C) Principio de igualdad

El principio de igualdad procesal, que se sustenta en el postulado de que los distintos sujetos del proceso dispongan de iguales medios para defender en el proceso sus respectivas posiciones, tiene su reflejo, por ejemplo, en los arts 781.1 y 2, que se refieren al escrito de acusación y correlativo de defensa. Sin embargo, este principio parece quebrar en dos momentos del proceso:

- En primer lugar, respecto a la relación de las partes acusadoras entre sí, en el trámite de la petición de practicar diligencias complementarias con carácter previo a la formulación del escrito de acusación. Tal petición vincula al Juez de Instrucción si la realiza el Ministerio Fiscal, pero no, si la solicitud proviene de las demás partes acusadoras.

- En segundo lugar, respecto a la relación entre partes acusadoras y acusadas, en la fase de preparación del juicio oral. El art. 780.1 LECr, ordena trasladar las diligencias previas únicamente a las partes acusadoras, para que presenten escrito solicitando la apertura del juicio oral o sobreseimiento. Es decir, el imputado no interviene hasta un momento posterior.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

Esta situación que fue declarada de inconstitucional por el Tribunal Constitucional para el procedimiento ordinario, es declarada constitucional en el abreviado (STC 186/1990) , en primer lugar al decir que la fase de preparación del juicio oral en el procedimiento abreviado no responde a la finalidad de completar la fase de instrucción como ocurre en el ordinario; y en segundo plano al establecer que el hecho de que la intervención del imputado se produzca en un momento posterior es coherente con la finalidad del traslado que a él se le confiere, y que por lo tanto se garantiza la contradicción.

D) El principio del “juez no prevenido”.

Este principio fue reinstaurado de nuevo para todo proceso por delito a partir de la STC 145/1988, de 12 de julio, que declaró nulo el párrafo 2º de la LO 10/1980 de enjuiciamiento oral de delitos dolosos, menos graves y flagrantes, que impedía hacer uso en el procedimiento de dicha ley de la causa de recusación número 12 del art 54 LECr (haber sido instructor de la causa). Este principio puede entenderse vulnerado en virtud de LO 8/2002,que atribuye al Juzgado de guardia la posibilidad de dictar sentencia de conformidad en los términos previstos en el art 801 LECr.

E) La llamada doble instancia.

Tras la reforma de la LOPJ de 2003 existe segunda instancia en el proceso penal. Esto es consecuencia de la exigencia del art. 14.5 del Pacto de los Derechos Civiles y Políticos, que dice que debe existir la posibilidad de un nuevo enjuiciamiento por el tribunal superior al que dictó la sentencia de condena. No obstante, la reforma ha sido a medias, ya que todavía no se ha producido la reforma de la LECr dirigida a establecer los recursos.

Antes de dicha reforma, frente a las sentencias de los Juzgados de lo Penal únicamente cabía interponer recurso de apelación ante la Audiencia Provincial, abriendo así la segunda instancia a este nivel. Ahora, mediante la reforma de 2003, se generaliza la segunda instancia al concederse a los Tribunales Superiores de Justicia la competencia para conocer de los recursos de apelación frente a las sentencias dictadas por las Audiencias Provinciales.

F) La forma oral y sus manifestaciones: concentración e inmediación.

El art 120 CE señala que el procedimiento será predominantemente oral, sobre todo en materia criminal. En el procedimiento abreviado la forma oral preside la fase de juicio oral, tal como se deduce del art 788.6 LECr cuando dispone que se levantará acta del desarrollo del juicio. La oralidad sigue presente en la regulación de la sentencia permitiendo al Juez de lo Penal dictar la sentencia oralmente en el acto del juicio.

Como manifestación de la forma oral encontramos, en primer lugar, la concentración, que está presente a lo largo del juicio oral y especialmente en la práctica de la prueba (art 788.1). Junto a la concentración, la inmediación, es decir, el hecho de que el órgano jurisdiccional que vaya a dictar sentencia esté presente o intervenga personalmente al menos en la práctica de la prueba. (arts 785, 786 y

788).

menos en la práctica de la prueba. (arts 785, 786 y 788). Su distribución está prohibida

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

2. ÁMBITO DE APLICACIÓN Y COMPETENCIA

A. Ámbito de aplicación.

ARTÍCULO 757 LECr: se aplicará al enjuiciamiento de los delitos castigados con pena privativa de libertad no superior a nueve años, o bien con cualesquiera otras penas de distinta naturaleza bien sean únicas, conjuntas o alternativas, cualquiera que sea su cuantía o duración. Por lo tanto si se trata de causas por delito castigado con pena de naturaleza distinta a la privación de libertad, es indiferente la cuantía o duración de la misma, puesto que en todo caso se tramitarán por los cauces del procedimiento abreviado, a salvo lo dispuesto en el art 795 LECr en relación con el ámbito de aplicación del procedimiento para el enjuiciamiento rápido de determinados delitos.

Por lo tanto, teniendo presente los arts 32 y siguientes del C.p únicamente quedan fuera de este procedimiento los delitos castigados con pena de prisión superior a 9 años, las causas por falta que la ley castiga con pena leve, siempre que su comisión o prueba no estuviesen relacionados con un delito sometido a este procedimiento y los supuestos del enjuiciamiento rápido de determinados delitos.

Este artículo supuso una reforma en el régimen de procedimientos establecidos por la LECr, por una parte, desde el punto de vista cuantitativo, porque se pasó de 4 procedimientos ordinarios a 2 (el procedimiento ordinario y el abreviado); por otra, desde el punto de vista cualitativo, porque se redujeron a uno solo los criterios relevantes para determinar el procedimiento adecuado: la gravedad de la pena, atendiendo a su duración y naturaleza (privación o no de libertad) o a su cuantía (si se trata de multa), sin perjuicio de la posibilidad de cambio de procedimiento del común al abreviado y viceversa o al del Tribunal del Jurado.

¿Qué sucede cuando el Código fija para unos determinados hechos una pena privativa de libertad cuya duración excede en parte de los 9 años? Siguiendo el tenor literal del art 757 LECr, puesto que en esos hechos delictivos el tipo básico supera la pena privativa de libertad de 9 años, el procedimiento adecuado a seguir debe ser el ordinario y no el abreviado.

B.

Competencia.

En cuanto a la competencia para conocer de estos delitos hay una subdivisión:

1. La instrucción de las causas corresponde, con carácter general, a los Juzgados de Instrucción y en el ámbito que le es propio a los Juzgados Centrales de Instrucción.

2. Para el conocimiento y fallo son competentes:

̶ Los Juzgados de lo Penal y, en el ámbito que le es propio (art 65 LOPJ) los Juzgados Centrales

libertad de

duración no superior a 5 años o pena de multa cualquiera que sea su cuantía, o cualesquiera otras de distinta naturaleza, bien sean únicas, conjuntas o alternativas, siempre que la duración de éstas no exceda de 10 años, así como de las faltas imputables a los autores de los citados delitos o a otras personas, cuando la comisión de la falta o su prueba estuviesen relacionadas con aquéllos, sin perjuicio de la competencia del Juez de Instrucción de guardia del lugar de la comisión del delito para dictar sentencia de conformidad en los términos establecidos en el art 801 y de la

de lo Penal, cuando

se trate de delitos

a

los

que la

Ley señala

pena privativa

de

competencia del Tribunal del Jurado.

Su distribución está prohibida | Descargado por Maria Jose Granados Cañero (granadosc_mjose@yahoo.es)

lOMoARcPSD|1541720

̶ Las Audiencias Provinciales y, en el ámbito que les es propio, la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, cuando los delitos estén castigados con pena privativa de libertad superior a 5 años y no exceda de 9, o si es de otra naturaleza siempre que su duración exceda de 10 años, a no ser que el delito fuese de los atribuidos al Tribunal del Jurado, en cuyo caso, el conocimiento y fallo corresponderá a éste.

3. ACTUACIONES DE LA POLICÍA JUDICIAL.

Al igual que ocurrió con el Ministerio Fiscal el legislador de 1988 quiso hacer referencia expresa a la actuación de la Policía Judicial en el procedimiento abreviado, que se ha ampliado con la reforma de 2002. De este modo, se otorga un mayor protagonismo a esta institución. Después de recordar el art. 769 LECr que las

Policía Judicial (art. 282 y ss. LECr) tienen aplicación en el procedimiento

abreviado, se comentan las diligencias que pueden practicar:

reglas generales de la

1)

Requerir la presencia de cualquier facultativo o personal sanitario que fuese habido para que preste los oportunos auxilios al ofendido.

2)

Acompañar

al

acta

las

fotografías

o

cualquier

soporte

magnético

o

de reproducción de imagen,

cuando sea pertinente para el esclarecimiento de los hechos y exista riesgo de desaparición.

 

3)

Recoger y custodiar los efectos, instrumentos o pruebas del delito cuando hubiera peligro de que no haciéndolo pudieran perderse.

4)

Trasladar el cadáver de una persona que se encuentre en la vía pública o en otro lugar, al próximo que resulte más idóneo.

5)

Identificar y tomar los datos de las personas que se encuentren en el lugar donde se

cometió

el hecho

delictivo, así como

cualquier otro que ayude al a identificación y localización.

 

6)

Intervenir, cuando resulte procedente, el vehículo, el permiso de conducir y el permiso de circulación de la persona a la que se imputa el hecho.

Junto con estas normas la reforma de 2002 precisó una serie de atribuciones a la Policía Judicial, que se concretan en la práctica de una serie de diligencias, en el tiempo imprescindible, y en todo caso, durante el tiempo de la detención. Además, el art. 772 dice que los miembros de la Policía Judicial requerirán el auxilio de otros miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad cuando fuera necesario para el desempeño de las funciones que por esta Ley se les encomiendan. También hay que decir que la Policía extenderá el atestado de acuerdo con las normas generales de esta Ley y lo entregará al Juzgado competente, pondrá a su disposición a los detenidos, si los hubiere, y remitirá copia al Ministerio Fiscal.

4. DILIGENCIAS DE INVESTIGACIÓN DEL MINISTERIO FISCAL.