Sunteți pe pagina 1din 7
Rosita Cave ha publicado una nota. 3 de agosto de 2011 a las 20:21 ·

Rosita Cave ha publicado una nota.

La gente tóxica, también conocida como "vampiros psiquicos" son aquellos que tienen tan baja

autoestima y se sienten muy deprimidos consigo mismos, que para subirse su estado del animo, hace que a los otros se les decaiga el suyo infundiéndoles confusión, inseguridad, dolor y tristeza en sus mejores momentos: dias comunes en que te vea bien, o una fiesta, un cumpleaños, un viaje que te

ilusionaba, un nuevo empleo, una alegria cualquiera

pareciera que te quiere, pero OJO, en un dos por tres, pueden pasar a criticarte, hasta a mentir sobre tu vida, si es necesario, siempre de forma "inocente", y "para ayudarte", para que se caigan tus mejores momentos. Lo puede hacer directamente (a vos) o indirectamente, contando indiscreciones verdaderas

o no, al resto Es gente que absorbe tu alegría, a traves de su propia negatividad camuflada en "criticas

constructivas "Son los que antes o despues o durante una linda fiesta o reunion, te hacen un comentario

o te dicen algo, que te enveneno la sangre, o se pelean sin sentido, te provocan, y despues te pueden

abrazar y decirte que todo esta bien, que te olvides de todo, "que ya no peleen mas" (cuando a vos, ni se

te ocurrio) y que disfrutes de la reunion

una forma u otra, tus ilusiones. el ansia de éxito y el amor de los demás en exclusiva, están en el origen

de los vínculos dañinos. Hay seres tóxicos capaces de infectarnos con su negatividad, pero también antídotos y técnicas para librarse de quienes nos amargan la vida e impiden crecer. Hay personas en nuestro entorno familiar, laboral o social, cuyos comentarios y actitudes nos complican la existencia. Gente peligrosa para nuestra salud mental, emocional y física, a quienes conviene mantener alejados, o al menos a raya, si no tenemos más remedio que convivir o coincidir con esas personas tóxicas. Cualquiera que nos aflige con su actitud hacia nosotros, que no nos deja crecer, que no se muestra contento con nuestros éxitos y que pone barreras a nuestros esfuerzos para ser más felices, puede considerarse una persona tóxica para nuestra vida, aunque para cualquier otro individuo pueda resultar inofensiva.

la raíz de toda toxicidad en las relaciones humanas son los celos. ¿Por qué algunas personas cercanas, queridas o amigas, nos hieren, se enfadan con nosotros, tratan de vencernos, buscan disgustarnos o intentan dañarnos con frases sarcásticas o respuestas que desaniman o al alegrarse falsamente de nuestra felicidad o éxito?

Los Celos La frustración de otras personas que nos ven como ganadores y se consideran a sí mismas como perdedoras, las impulsa a golpearnos mental y verbalmente, y a veces incluso mediante la violencia física. También les lleva a involucrarnos en juegos molestos, palabras crueles y comportamientos sucios. Los celos o la falta de amor propio son la razón de muchos comportamientos negativos hacia nosotros, pero también la causa encubierta de conductas similares de nosotros hacia los demás

Para, contrarestar la toxisidad ajena o intentar que no nos afecte, se recurre al consumo de drogas, tranquilizantes o a la alimentación compulsiva. Pero ello sólo es una forma de autodestrucción inconsciente, que sólo ocasiona que esa situación negativa se agudice cuando han pasado los efectos en apariencia placenteros de esos métodos para huir de la realidad. Tampoco hay que responder con la violencia física, ya que las agresiones a los individuos tóxicos sólo consiguen convertir en víctimas a quienes en realidad son los verdaderos agresores, lo cual realimenta su papel negativo en nuestra existencia: es como intentar apagar un incendio echándole más combustible. La amenaza en casa Cuando las personas tóxicas forman parte de la propia familia, pueden plantear un verdadero problema psicológico, debido a la continuidad de la convivencia y el vínculo. Si están en el trabajo, pueden poner en riesgo nuestra continuidad laboral, debido a que se resiente nuestro rendimiento a los continuos conflictos. Ya sean nuestros padres, hijos o cónyuges, nuestros jefes o compañeros de trabajo, a las personas tóxicas hay que aprender a tratarlas, para que no trastornen nuestro equilibrio vitalla fórmula magistral para desintoxicar nuestras relaciones consiste en comunicarse para afrontar lo que nos

Pueden

parecer tu mejor amigo, tu pareja, y hasta

pero, ya no podes, lo lograron. Se alimentan de matarte, de

molesta del otro y decirlo sin tapujos. Si tiene un jefe, amigo o familiar que le hace sentir inferior. Si su madre, padre o ambos le han regañado a lo largo de toda la vida. Si está en contacto con un médico, profesor o cliente que le insulta o simplemente le pone enfermo. Si mantiene algunas de éstas u otras relaciones tóxicas, necesita sobrevivir a ellas .Para conseguir una convivencia tranquila y feliz

antídotos contra la negatividad. Una solución consiste en mantener el sentido del humor. Relajar las tensiones y divertirse, con ello permite responder al sujeto tóxico y conseguir el beneficio de la risa. Primero hay que relajarse, respirando lentamente unos segundos y exhalando mientras se recuerdan las palabras y acciones tóxicas, como si se las expulsara del cuerpo junto con el aire. Después hay que decir algo divertido, que ponga en evidencia al agresor verbal. Esto sirve para expulsar la tensión acumulada.

También es importante dejar de pensar todo el tiempo en el problema, los cual sólo contribuye a amplificarlo, ya que la mente es cómo una lupa: aumenta aquello que enfoca. Existen momentos en que

una persona tóxica parece colapsar nuestra mente, convirtiéndose en lo único en que podemos pensar,

lo cual es perjudicial. Hay que gritar o decir mentalmente ¡Basta de pensar! y apoyar esta expresión con

frases positivas, como "soy importante", “mi vida es valiosa” o "me siento feliz". La técnica del espejo

Se puede obligar a las personas tóxicas a ver reflejados sus comportamientos. Si alguien no para de hablar impidiendo que los demás lo hagan, la respuesta puede ser ponerse a ladrar. Cuando el tóxico se calle y pregunte "¿qué pasa?", se le explicará que esa es la actitud que él mantiene con los demás. Para que los individuos tóxicos vean cuán absurdas son sus ideas, comentarios y actitudes, lo mejor es formularles con tranquilidad interrogantes sencillos que se conviertan en una progresión lógica que vaya desbaratando sus argumentos, uno tras otro. A aquellos que odian a los negros puede preguntárseles:

¿conoce mucha gente de color?, ¿ha convivido con ella?, ¿alguien le odia por ser quien es? Sus respuestas evidenciarán lo ridículo de sus ideas. Y siempre habrá más preguntas para ponerles en evidencia.Aunque parezca difícil, hay que intentar emplear la cordialidad. Convertir el enfado en amabilidad es una respuesta ideal frente a muchos que van de duros por la vida. Los motivos de su actuación suelen ser la inseguridad y la falta de amor propio. Al saber que esas son las causas de su toxicidad, puede controlarse el enojo y transformarse en amabilidad, con lo que se “sosiega a la fiera”. Muchas personas que tratan con el público hacen gala de esta capacidad, que da frutos asombrosos

EXTRACTO

Del libro es de Lilian Glass, "TOXIC PEOPLE" , "Gente toxica" en castellano

antídoto para la toxicidad mental, consiste en desprenderse de cualquier emoción con respecto a la

persona venenosa: sacarla de nuestra vida, no preocuparse por ella, no desearle ni bien ni mal, visualizar

la desconexión con ella, dejarla atrás. Catálogo de Personas VenenosasSegún Glass, estas técnicas son

efectivas para contrarrestar a los que ella denomina “treinta tipos de terrores tóxicos”, entre los que incluye al parlanchín, el chismoso, el cortante, la víctima sombría y condenada, el apuñalador de dos caras, el bromista, el matón rencoroso y autoritario, y el mentiroso. Todas son distintas formas de personalidades que coinciden en intoxicar la vida ajena.Otras versiones de individuos tóxicos, que podemos descubrir en nuestro entorno, son el individuo entrometido, el fanático, el presumido, el competidor, el maniático del control, el crítico acusador o el arrogante sabelotodo. A veces, la presencia de conflictos continuos, puede indicar que el ser tóxico es uno mismo, en vez de los demás. Lo cual no cambia excesivamente las cosas, porque el resultado es similar: un continuo malestar y dificultades para relacionarnos.En ese caso hay que reconocer el problema y dejar de amargar a los demás con nuestros celos más o menos encubiertos. La clave, como siempre, es la comunicación: con uno mismo, para descubrir la verdadera raíz de nuestro comportamiento, y con los demás, para dejar de hacerles la vida imposible.Claves para evitarlos

Las personas "tóxicas" influyen en la salud tanto física como psíquica del otro. Por eso es clave identificar los síntomas que una compañía nociva produce.

A esas personas se las controla quitándoles su poder, escapando de ellas o no permitiéndoles acceso a

nuestra intimidad.

Si se debe convivir con ellas, en la familia o en el trabajo, hay que abstraerse mentalmente de su presencia y acciones.

Cuando surge un comentario o comportamiento "tóxico", simular que uno le presta atención cuando, en realidad, se esfuerza por desoírlo.

Al "tóxico" se lo neutraliza con amabilidad. Su afán por lastimar con comentarios o actos desagradables resulta estéril si él percibe que carece de efecto.

Focalizarse en las cosas positivas que uno tiene en la vida cuando se está cerca de una persona "tóxica". Es un ardid efectivo para superar los malos momentos.

Si no es posible evitarlos, adquiera un identificador de llamadas y reduzca al mínimo el contacto personal con ellos.

La actitud positiva es siempre una elección. Prepárese mentalmente para estar bien y contrarrestar así las actitudes "tóxicas".

Si una persona "tóxica" forma parte de su equipo de trabajo, establezca de antemano y claramente las reglas de convivencia. Si se trata de su jefe, hágale saber que usted y su equipo pierden eficiencia frente a comportamientos negativos. Y póngale ejemplos.

Si el "tóxico" no es alertado sobre su toxicidad, la extenderá en el ambiente. No deje pasar por alto esas actitudes y convérselo inmediatamente con él.

Ejercite su propia autocrítica y revise con asiduidad qué tipo de actitudes y comportamientos tiene usted para con los demás. Usted también puede ser "tóxico" para otros. La regla es simple: no les haga a los demás lo que no desea que le hagan a usted.

Que los hay los hay

" A los «tóxicos» los olés al primer contacto; son lastres que te hunden y restan siempre. Por eso, tratás de alejarte. Pero la vida te los impone demasiado a menudo"

Martín Bär, empresario

" Hay gente que nos intoxica con su mala actitud y absorbe nuestra energía. Ellos movilizan aspectos que nos resultan intolerables. Nos dañan y nos quitan libertad "

Alicia Belous, psicóloga

"Te cuentan siempre de sí mismos y no les interesa preguntarte nada. Intentan pasarte por arriba; nada ni nadie les viene bien. Son un bajón"

Clara Paillot, pintora decorativa

" El «tóxico» nunca sabe que lo es, pero todos los demás, sí. Nunca está vibrando como su entorno. Además, interrumpe las vibraciones "

Nicolás Posse

ESPERO LES AGRADE ES MUY INTERESANTE ESTE BREVE RESUMEN

LES AGRADE ES MUY INTERESANTE ESTE BREVE RESUMEN Compartir Anne Gonzalez !! Muy Bueno !! Una

Anne Gonzalez !! Muy Bueno !! Una Importante Reflexion en la Vida Gracias por compartir

2 · Ocultar · 8 de agosto de 2012

Oshún Ibú Kolé Iyami Oshún

!!Gracias amiga, en lo personal me ha tocado la desgracia de convivir con gente sumamente

toxica

Pero

me agrado de manera este tu posteo, el cual tendre mucho en cuenta en el presente y

futuro,

Besos !!

2 · Ocultar · 8 de agosto de 2012

Isabel de Ogum os amigos de mi hijo

Ocultar · 8 de agosto de 2012

Elohim Mushkiel exelenteeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Ocultar · 8 de agosto de 2012

Veronica Carranza EXCELENTÍSIMO:*GRACIAS:*

1 · Ocultar · 8 de agosto de 2012

Maylen Merele mamu buenisimo m gusto y tkmmmmm

2 · Ocultar · 8 de agosto de 2012

Luis De Xango Amaya Gracias amiga muy. Bueno y muy cierto que tengas un hermozo dia !!!!

Ocultar · 8 de agosto de 2012

Marta de Pedro Rosi qrida.oremos x todos ellos q lamentablemente son muchos y contaminan el universo en su totalidad.Tal vez algun dia logren ver con los ojos d la luz y el corazon.T Kiero Mucho´.Besitos

2 · Ocultar · 8 de agosto de 2012

Rosario Bustamante muy bueno tu posteo y muy sierto hay mucha gente asì , que dandoce o no dandoce cuenta intoxican , y es muy triste ver como no saben vivir, si no es hablando mal de otros. es muy dificil sobrellevar una amistad con gente asì.

1 · Ocultar · 9 de agosto de 2012

Excelente exposición!!!!.Lamentablemente éste "tipo de gente" difícilmente cambie de proceder

Hay que saber alejarse a tiempo, otra no queda lindo finde!!!!

Muchas gracias por la nota!!!!.Un beso y muy

1 · Ocultar · 11 de agosto de 2012

Roberto Antonio Diaz SIN COMENTARIOS , SE RECOMIENDA LEERLO Y QUE CADA UNO REFLEXIONE SI ES QUE LE CABE

1 · Ocultar · 23 de noviembre de 2013

2 · Ocultar · 26 de diciembre de 2013

Miryam Huletmir bien lejos ya me canse de ese tipo de gente!!!!!

2 · Ocultar · 20 de febrero de 2014

Graciela Salcido Terminé mi relación con una persona tóxica

que mencionan en su artículo ,,que me parece muy acertado GRACIAS

ahora insiste en regresar

2 · Ocultar · 5 de marzo de 2014

seguiré

las sugerencias

Roberth Romero Somos tan toxicos, directa o indirectamente.

Ocultar · 16 de diciembre de 2014

Pepita Pulgarcita De verdad, te pueden arruinar la vida

Ocultar · 5 de enero de 2015

1 · Ocultar · 19 de enero de 2015

Buenisimo

Ocultar · 27 de febrero de 2015

Flack Milena AL pelo,jsutos ahì.

Ocultar · 11 de abril de 2015

Ocultar · 11 de abril de 2015

Gabriela Ots muy interesante!!!

1 · Ocultar · 5 de mayo de 2015

Marta Natalia Otero Excelente!!!

Ocultar · 17 de julio de 2015

Debora Cordano Interesante!

1 · Ocultar · 19 de julio de 2015

Liasson Sivaya es cierto,tantos años perdí con una persona toxica,que bueno que ahora tengo la oportunidad de avanzar sola.

Ocultar · 17 de agosto de 2015

Muy intetesante!! Ocultar · 5 de septiembre de 2015 Viviana Echart cuanta verdad muy bueno
Muy intetesante!!
Ocultar · 5 de septiembre de 2015
Viviana Echart
cuanta verdad muy bueno
Ocultar · 29 de septiembre de 2015
Saray Luevanos
Muy bueno
Ocultar · 23 de diciembre de 2015
A Estepa Baldaio
Yo tuve una pareja tóxica y casi me destruye, su obsesión era provocar cosas ,y después
culparme ami
Me di cuenta que su madre era igual y su hijo . Después de haber tenido una
relación tormentosa con el padre de su hijo,nunca se a dado de cuenta que tenia problemas. Era
muy buena con sus amigos,y una excelente compañera de diversión,el problema era cuando había
que asumir responsabilidades. A día de hoy sabe que la quiero,pero no hace nada por cambiar. Su
mundo es el perfecto.
Ocultar · 27 de enero