Sunteți pe pagina 1din 34
El siguiente material se reproduce c on fines estrictamente académicos y es para uso exclusivo

El siguiente material se reproduce con fines estrictamente académicos y es para uso exclusivo de los estudiantes de la materia Estado, comunidad y gobernabilidad de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad ICESI, de acuerdo con el Artículo 32 de la Ley 23 de 1982. Y con el Artículo 22 de la Decisión 351 de la Comisión del Acuerdo de Cartagena.

ARTÍCULO 32:

“Es permitido utilizar obras literarias o artísticas o parte de ellas, a título de ilustración en obras destinadas a la enseñanza, por medio de publicaciones, emisiones o radiodifusiones o grabaciones sonoras o visuales, dentro de los límites justificados por el fin propuesto o comunicar con propósito de enseñanza la obra radiodifundida para fines escolares educativos, universitarios y de formación personal sin fines de lucro, con la obligación de mencionar el nombre del autor y el título de las así utilizadas”.

Artículo 22 de la Decisión 351 de la Comisión del Acuerdo Cartagena.

ARTÍCULO 22:

Sin prejuicio de lo dispuesto en el Capítulo V y en el Artículo anterior, será lícito realizar, sin la autorización del autor y sin el pago de remuneración alguna, los siguientes actos:

b) Reproducir por medio reprográficos para la enseñanza o para la realización de exámenes en instituciones educativas, en la medida justificada por el fin que se persiga, artículos lícitamente publicados en periódicos o colecciones periódicas, o breves extractos de obras lícitamente publicadas, a condición que tal utilización se haga conforme a los usos honrados y que la misma no sea objeto de venta o transacción a título oneroso, ni tenga directa o indirectamente fines de lucro;

Ln cRISIS polÍucA

coLoMBIANA

rr¡Ás euE LINcoNFLIcroARMADo

Y LINPROCESODE PAZ

AnnC.Mason

LuisJavierOrjuela

Editores

*iüHSi

ü[LUruUl

BrBLrorEcA

U¡uveRsneooeLos ANoes Fecurr¿.ooeCreNcIAsSocwns

DgpA.RTINIENToog CreNctn PolÍnc¡,

Cn¡rrno pe EsruDrosSqgpgrpn¡¡¡l¡*M

í

-'-.

'

;';

i''il

i

I

L-*--

'

--*:--'-:- ir

-

_*-_

I

i

- CESO

gociolp,L

3ao,qa6 |

Tl'(sqg

Lacrisispolíticacolombiana:másqueunconflictoarmadoyunprocesodepaz/Ann

Mason,Luis Javierorjuela,

de ciencias Sociales,Departamentode CienciaPolítica, CESO : Edicionesuniandes :

FundaciónAlejandro Angel Escobar,2003' 488p. ; 17x24 cm.

editores. - Bogotá : Universidadde los Andes,Facultad

Incluye bibliografía.

ISBN958-695-l14-6

1.Colombia - Política

y

gobiemo 2. Crisis política - colombia 3. Conflicto armado -

Colombia3.paz - Colombiai. Mason,Ann, ed.II. OrjuelaEscobar,Luis Javier,ed' IV'

UniversidaddelosAndes(Colombia).Fac.deCienciasSociales.CESo

CDD 320.986I

SBUA

Primera edición: octubre de 2003

@Universidadde los Andes, Facultad de Ciencias Sociales, Departamentode Ciencia Política Centro de Estudios Socioculturales e Internacionales - CESO Carreral. No. 18 A -70. Edificio G. BogotáD.C., Colombia Teléfono: 33g4g4g- 3394999 Ext: 3330. Fáx:.3324419

http://www.uniandes.edu.co/ceso

ceso@uniandes.edu.co

@EdicionesUniandes Carrera1".No 19-27.Edificio AU-6 BogotáD.C., Colombia Teléfono:3394949Ext:2181. F¡áx:Ext.2l58 http://ediciones.uniandes.edu.co libreria@uniandes.edu.co

ISBN: 958-695-lL4-6

Esta publicación es el resultado de la investigación financiada por la Fundación Ángel Escobar'

Diagramación e imPresión Corcas Editores Ltda. Calle 20 No. 3 - 19 este BogotáD.C., Colombia Teléfono:3 419588

Impreso en Colombia - Printed in Colombia

Todos los derechosreservados.Esta publicación no puede ser reproducida ni en su todo ni en

o trasmitida por un sistemade recuperaciónde información' en ninguna

medio seamecánico, fotoquímico, electrónico' magnético, electro óptico, por

suspaftes,ni registradaen

forÁa ni por niñgún

fotocopia o cualquier otro, sin el permiso previo por escrito de la editorial.

6. UNEsrnooENcoNsTnuccróN:LrNAMTRADA

DE LARGOPLAZOSOBRELA CRISISCOLOl,tglANl'

FernónE. González

Estasreflexionestratandecolocarla actualcrisisenel contextodela específi- caconfrguracióndelEstadoy Ia sociedadde Colombia,enfatizandola dimen- siónespacialde esteprocesoy susdiferenciasregionales,queseexpresanen lasmodalidadesconcretasde la ocupaciónde los territorios,de las formasde cohesiónsocialqueenellassegeneran,y dela maneraenqueellassearticulan

conelprocesodeconstruccióndelEstado.Estalecturabuscaofrecerunapers-

pectivahistóricade largo plazoqueenmarqueel actualconflicto armadoco- lombianoy la actualcrisisde legitimidaddelas instituciones,a fin de superar lavisión"entrópica"dela crisisquela concibecomodecadenciaconrespectol aunavisión idealizaday mitificadadel pasado,o como desviacióncon rela- cióna unaimagenmodélicadel Estadoy de la políticamodernas. Paraentrarenmateria,quieropartirdelasimplicacionesquetienela lucha

actualentregruposguerrillerosy paramilitaresde derecha,por el control o tutelasobrealgunosterritoriosde zonasrelativamenteperiféricaso solo re- cientementeintegradasal conjuntodela nación,paralaspretensionesdel Esta- doadetentarel monopoliodelafuerza legítimaen todo el territorio nacional. Enesesentido,lasllamadas"territorialidadesbélicas",parausarla terminolo- gíadeMaríaTeresaUribe (2001),conducena la necesidadde analizarlos procesospor mediodeloscualesseintegranlos territoriosperiféricosdecolo- nizaciónen el conjuntode la vida nacional.Por otra parte,la permanenciade comportamientospolíticosde tipo clientelista,nos hacerver la necesidadde estudiarmásen detallela maneracomosedesarrollael dominiodel Estadoen

/ 1

I Estaponenciarecogeparcialmentelas conclusionesdel equipode la investigación sobre"Procesos regionalesde violenciay configuracióndel Estadoen Colombia, 1998-2000",realizadaen el clNEP, conel apoyoparcialde Colcienciasy la AID. Quiero reconocerel trabajodel equipode investigación delcn¡ep,compuestopor Ingrid Bolívar,Teófilo Vásquezy FemánGonzález,quienescontaronconel apoyodeFranzHensel y RaquelVictorino comoauxiliaresde investigación.Además,quierorecor- darqueestasreflexionestienenunadeuda,máslejana,con el equipode investigacióndel crNee,que hacemásde veinte añosse dedicó a analizarlas basessocialesy culturalesdel comportamiento clientelistaen Colombia. Eseequipoestabadirigido por al antropólogoNéstorMiranda Ontaneday compuestopor AlejandroReyesPosada,EloísaVasco,JorgeValenzuelay el autorde estaponencia.

L¡

cnrsls poLÍtc¡.

coLoMBIANA

vastasporcionesdel territorionacional,y comosevanarticulandolaselitesde

las diferentesregionesy localidadesa la vida política de la nación.Ambos

aspectosmuesffanla

Estadoa 1olargode nuestrahistoria,teniendoen cuentasiemprela dimensión

espacialy las basessocialesde las adscripciones políticas'

necesidadde analizaresteprocesode construccióndel

DELORDENPERDIDOO ELOGIODELMOVMpNTo DECONS-

¿NOSret-Cre

TRUCCIÓNCONTINUADELORDEN?

Estamiradadel procesode construccióndel Estado-naciónpermitesuperarla

perspectivaenffópicade la crisis,consideradacomodecadenciade unasitua-

iiOtti¿"¿

anterior (González,1997:34-36)habíaesbozadounamiradadistintasobrela

crisis,retomandoconceptosde Michel Dobry (1986)y GeorgesBalandier (1990).El primero, señalabaque las crisis políticasdeberíansermiradasno

comosituacionesapocalípticassinocomocoyunturasfluidasdelasestructuras

sociales,momentosenqueseproducenreacomodostácticosdelosprotagonis-

tassocialesparareinsertarseestratégicamentefrenteaun cambiode situación. Y, siguiendounaanalogíamédicadeNieztsche,hablabadelascrisispolíticas

o anomalíafrentea unaimagenmodélicade Estado.En un escrito

comó"estadosmórbidos", "momentosde la verdadde

1986:t4-17), cuandosemanifiestancaracterísticasde ella quesonimpercep-

tiblesenlos tiemposnormales:lassociedadesrevelanentoncessusrasgosmás secretos,susdebilidades, perotambiénsusrecursosmásinsospechadosy sus

habilidadesmásprofundas(ibidem:287).

unasociedad" (Dobry,

En sentidosemejante,Balandiertratadeaplicarlos aportesdela teoúadel

caosa las cienciassocialesmostrandocómo la crisis manifiestalaspropieda- des principales, a menudoocultas,de toda sociedadde maneramás adecuada qu" lot momentosde equilibrio, ya que entonceséstamanifiestasu verdadera naturaleza"como un ordenaproximadoy siempreamenazado"(Balandier, 1990:

65).En cambio,segúndichoautor,la

ocultar la realidad de lo social

(ibidem),ya quelo quellamamossociedadno colrespondea un ordenglobal ya dado,sinoa unaconstrucciónderepresentacioneso unaanticipaciónimagina- da deunificación, quenuncaseda plenamente.Por eso,proponeleerel orden

y el desordenenformaintegrada,comocafasdeunamismamoneda,e¡vez de privilegiarla miradaentrópicaquetiendeala generalizacióndelos desórdenes

y A enfasisen lo caóticoe incontrolable.Estosenfoquesentrópicos,sostiene esteautor,ocultan"la nostalgiade unatradiciónprotectoradel ordeno la im- potenciaparapensary gobernarel movimiento" (Balandier,1990: 147).En cambio.esteautormuestracómolos estudiossobrelos períodosdetransición

presentacióncenffadaenel ordentiendea

"como producción continua jamás alcanzadd'

UN Esr¡oo

E¡.IcoNSTRUccIóN

95

hacenevidenteel dobleaspectode estosmomentos: pof unaparte,hay deca- dencia, pero,por otra,seproduce"una eclosiónsimultáneade nuevasy pode- rosasposibilidades" (ibidem). En esesentido,concluyeBalandier,el ordeninterior no seconstruyeni se conserva por mediodela creacióndebarrerasquelo preservendelos desórde-

nesprovenientesdel exterior,ya queel ordenresultantede la "administración del movimiento" no sereducea unareacciónde defensay restauración,que

soloproduciríaun ordenenla superficie,sinoquedebeserunacreacióncons- tante,orientadapor nuevosvaloresy unanuevaética.Poreso,hayqueapoyaf- semáSenla sociedadcivil comoportadoradevida y menosenel funcionamiento mecánicodelos aparatos, parahacerparticipardemaneracontinuaa la mayor

posiblede actoressocialesen las definicionesde la sociedad,que

cantidad

debenserretomadascontinuamente.Lo queequivale,concluyeel autor,a "ha- cerel elogiodel movimiento,disiparlos temoresqueinspiray, sobretodo,no consentirlamás queseaprovecheel miedoconfusoqueproduce"(1990:237)' Y, para apreciarestemovimiento perpetuode la sociedad y disipar los temoresconfusosquegenera,el contrasteentrela situacióndela actualcoyun- furacon 1amirada histórica de largo plazo permite identificar las continuida-

desy discontinuidadesdel procesoque estamosviviendo hoy, y entenderde

sentidode lastransformaciones recientesde la sociedadco-

lombiana.En esesentido,convienecompararla actualexistenciadeterritorios dondeel Estadono tiene actualmenteel pleno monopolio de la fuerza' con

algunamanerael

situacionessemejantescomolasvividaspor

ciasdelos añoscincuenta.Y si

tificaresemismoproblemaenlasguerrascivilesdel sigloXD(y enlaszonasde colonizaciónal margendelasautoridadesespañolasenlos tiemposcoloniales.

Estoscontrastesnos llevan a la necesidadde compararlas territorialidades

el conflicto armadoactual,con los procesos

el paísen la épocadelasViolen-

nosremontamosen el pasado,podremosiden-

Mlicas en disputa,producidaspor

depoblamieniodel paísa lo losprocesosde integración

conjuntodela nación,queseexpresanenunarelacióndiferenciadacon los apa- ratosdel Estado,meüadaduranteel siglo ><U<y buenapartedel )rX por los par- tidostradicionales.Estarelación se va trans,f-9rygqlLlq-'en-l119g,qn$ mied del

largo de su historia ligadosal problemaagrario,y

y

articulaciónde los territorios y suspoblacionesal

siglo*debidoa-1qq-9@iaúq-!9i@El9!9abi-a{8"-que vaLllcrar-tde- a una

modernizaciónselectivadel ES-tado:y

a unasuperacióndelSs qlarcospo-líticosy

líticade la sociedadcolombiana;la cual seexpresaen la incapacidadcreciente delasesffucturasdel Estadofrente a los cambiosde la sociedadcolombianaa partirdelosañossesenta.Estacrisisseagrava,aúnmás,en lasrecientesdéca-

Ll

cnts¡s polÍnce

coLoMBTANA

dascon la penetracióndel narcotr¡íficoen la sociedady la políticadel país,la apariciónde gruposparamilitares, los cambiosrecientesde los actoresarmados y lastransformacionesdelcontextointernacional;aunquedichacrisistratadeser compensada,de algunamanera,por las reformasde la Constituciónde 1991. EsteprocesodeconstruccióndelEstadoy el catácterselectivodesumodemiza- ción, explicala permanenciade comportamientospolíticosde tipo clientelist¿, comoexpresióny resultadodel diforenteestilode presenciadel Estadoen las diversasregionesdelpaís,queresponde,ala propiaheterogeneidadintemadela sociedadcolombiana.Por su palte, estapermanenciadel accionarpolítico de tipo clientelista,profundiza aúnmásla crisis de representaciónpolíticade la sociedaddentrodelos sectoresmodernosdela sociedady el Estado.

Los BscBNeRrosDELA vroLENCrA

La presenciade la confrontaciónarmadaesaltamentediferenciadade acuerdo con la dinámicainternade las regiones,tantoen su poblamientoy formasde cohesiónsocialcomo en su organizacióneconómica,con su vinculacióna la economíanacionaly global,y surelaciónconel Estadoy el régimenpolíticoy, en consecuenciacon esadinámicaregional,con la presenciadiferenciaday

desigualde las institucionesy aparatosdel Estadoen ellas2.Estadiferencia- ción de la presenciadel conflicto es parcialmenteproductode condiciones geográficasy demográficaspreviamente dadas. Peroesascondicionesno determinannecesariamenteuna opción de los actoresy grupossocialespor la violencia,sino queéstaes el productode la elecciónvoluntariadegruposde caráctermesiánicoy jacobino quedeciden,en unacircunstanciahistóricadeterminada,quela acciónarmadaesla únicasali- da posiblepara los problemasde la sociedad.Esadiferenciaciónespacialy temporalde lasviolenciasy la presenciadiferenciadadel Estadoen lasregio- nes,obedecena quelas violenciascolombianasno giran en torno a una sola

polarizaciínentreamigosy enemigos,claramentedefinidos,entomo a un

específicodeconflictos(económicos, étnicos,religiosos,nacionales,etc) sino

que suscontradiccionesse producen en torno a variasdiniámicasde distinto

eje

2 Esfa información es producida por el Sistemade lnform¿ción Georreferenciado, sIc,

del cwrr,

de

Bogoá, a partir de los bancosde datosdel centrosobreconflicto armado,violacionesa los derechos

humanosy al derechointemacionalhumanitarioCfr Síntesis(2000:Mapa zonasparticularmente conflictivos estándefinidas por la coexistenciaen

enfrentamientosbélicos,violacionesa los derechoshumanos,infraccionesal áerechointernacional

humanitarioy violenciapolítico-social.A partir de

másviolentosenregionesqueno coincidennecesariamenteconla

quereflejanmásadecuadamentela lógicageognífica de la guerra.

1). Allí sepuedever las algunosmunicipios de

esacoexistencia,el sIc agrupaesosmunicipios

divisiónadministrativaoficial,pero

UN Esr,q¡o

EN coNsrRUccIoN

97

ordeny a procesoshistóricosdiferentes, que se reflejan en identidadesmás

cambiantes y

en cambiosen el controlde los territorios'

En esesentido,es posible diferenciarvariasdiniámicas geográficasdel

conflictoarmado,comoseñalaensuinformeTeófiloVásquez (Vásquez,2001)'

aunquea

primerlugar,Sepresentaunadinámicamacrorregional,de luchapor cofredo- ies geográficos,quepermitenel accesoa recursoseconómicoso armamento, lo mismoqueel fácil desplazamientodesdelaszonasderefugioa laszonasen

conflicto.Así,

noroccidental, queseextiendedesdeCórdoba-Urabáantioqueño y chocoano-

entradaal centro de Antioquia (Nudo del Paramillo- nordeste

menudoellas puedanentremezclarse y reforzarsemutuamente:en

puedendistinguirselos conflictos por las zonasdel eje

haciala

antioqueño,bajo Caucaantioqueño) y el MagdalenaMedio (sur de Bolívar,

sufdel Cesar,Barrancabermeja), que

trol delasRuC(AutodefensasUnidasdeColombia);aunquelas p¡nC (Fuerzas

ArmadasRevolucionarias de colombia) hacenesfuerzospor recuperarel con- trol de algunasde estasáreas,anteriormenteuno de susbastionestradiciona-

les,y el

JI-N(Ejércitode LiberaciónNacional)tratade defendersu presencia

seencuentranbásicamentebajo el con-

enel

surde Bolívar mientras proponeunanegociación política.

En contrastecon el dominio paramilitar,el dominio de las FARCse ha

concentradotradicionalmente enel SurOrientedel país,desdeel Sumapaz,en

lasgoterasde Bogotá,hastaáreasdel

qo"-.oo"rpondeal

lacolonizáción por la víafluvial, al¡ededordelosríosDuda,Ariari, Guayabero'

Caguán,Caqueiáy

fuerade las cabecerasmunicipales,estamacrorregiónse ha caracterrzado ge'

neralmente por agudasconfrontacionescon la fuerzapública,queen los últi- mosañoshabíandisminuidodebidoa la creaciónde la zonadesmilitaizada

("zonadedespeje")parafacilitar

estahegemoniu." hi

solidación,desdelos añosochenta,de un bastiónde los paramilitaresen el

Meta (ejePuertoLópez-PuertoGaitán-SanMartín)

lapresenciapafamilital enel Putumayo,surdel

áreadel"despeje",queseinicia

1999.Por otra parte,a partir

recuperadociertacapacidadofensivaen

Surnapaz,bastióntradicionalde

ellaentreel

Guaviare). Talvez, en razónde estoscambiosque empiezana afectaral corredor tradicionaldela historiade lasFARC,en el suroccidenteseestáconsolidando

Meta, Caquetá,Guaviare y Putumayo,

piedemonteamazónicodela cordilleraorientaly quesigue

Putumayo.Debido

a estetradicionaldominio, sobretodo

los diálogosentreguerrillay gobierno.Pero

venidomodificandoen los últimos tiempos,por la con-

y por el fortalecimientode

Caquetáy la zonacontiguaal

desde1996peroseprofundiza desde1998y

de 1999y el 2000, el ejército colombianoha

áreasestratégicascomo la zonadel

lasFARC,quepodíandesplazarse,a travésde

Meta,Cundinamarca, Tolima, Huila y el sur(Caquetá,Putumayo,

98

Ln crusrs porfnca coLoMBTANA

un nuevocorredorgeográfico,quecorrespondea partede la antiguazonadel despeje,dondeno sepresentabaactividadmilitar duranteestostres años,lo que permitíaa las raRC teneruna fuerzamilitar disponible.El nuevoeje se proyectadesdelos municipiosvecinos ala zonadesmiütarizadahaciael surdel Huila, nortedel rolima, los límitesentreTolima y valle (práramo deLas Hermo- sas)los límites entreel surdel Valle y el norte del Cauca,buscandola salidaal Pacífico y aprovechandola colonizaciín campesinade las regionesdel cañón del río Nayay la CostaPacífica. Al lado de estalucha macrorregionalpor los corredoresgeográficos,se presentatambiénunadinámicade caráctermesoregional, centradaenla lucha por el control dentro de regionesque refleja la confrontación entre las áreas másricase integradas,o en rápidaexpansióneconómicay laszonascampesi- nas de colontzaciónperiférica al margende los beneficiosde las zonasen expansión.En términospolíticos,estaszonassecaracterizanpor el predomi- nio de poderespolíticosde corte tradicional,la pocapresenciadirectade las institucionesy la burocraciadel Estadocentral,la cual dejabastanteautono- mía a los podereslocaleso regionales,consolidadoso en procesode consoli- darse,que sirven de baseal denominadodominio indirecto del Estado3.Este predominiopolíticoy el controleconómicodelaszonasenexpansiónsesiente amenazado,por una parte,por el avancemilitar de la guerrilla, que encuentra basessocialesde apoyoenlastensionesinternasdel mundocampesinopenfé- rico y, reculTea la lógica extorsivasobrelos particularesy las administracio- neslocales"tuteladas"por ella. Y, por la otra,por laspolíticasmodernizantes y reformistasdel Estadocentral,quesignificanunatendencialtaciala expan- sión del dominio directodel Estado,que socavalasbasestradicionalesde su poder.En esesentido,las negociacionesde paz adelantadaspor el gobierno central,sonnormalmentemiradascon ciertasuspicaciapor los gruposregio- nalesy localesdepoder,comoilustraMauricio Romero(1998)parael casode Córdoba. Finalmente,muchosde los conflictossemuevenenunadiniámicamicrorre- gional,quereflejala luchadentrodelassubrregiones,localidadesy sublocalidades (veredascampesinas).Generalmente,seproducenpugnasentrela cabeceraur- bana(más fácilmentecontrolablepor los pararnilitareso el ejército)y la periferia rural delasveredascampesinas,dondela guerrillapuedeactuarconmayorliber-

3

Los

del Estado estiántomadosde la obra de Charles

(1992 y 1993)paracontraponerel contol directo del Estadosobrela población de un territorio por medio de una burocraciamoderna,unajusticia ímpersonaly un ejército con el pleno monopolio de

la fuer¿a,frente al conftol que un Estadopuedeejercerpor medio de los podereslocalesy regionales

existentesde hecho,con los cualescompartey negociael monopolio delafierzay ción de la justicia.

'filly,

conceptosde "dominio directo" e "indirecto'

de la administra-

UNEsr¡oo ENcoNsrRUccIóN

tad.También,sedesarrollanenfrentamientosentrelas veredasde distinto sig- no ideológico,diferenteorigen poblacional,diversadiniímica económica,e intereseseconómicoscontrapuestos.El caso de las masacresejecutadas,a mediadosdel 2001,por lasFARCen Tierralta,Córdoba,refleja estadinámica, dondelos paramilitarescontrolanla cabeceramunicipal pero tienengrandes dificultadesparaimponerseplenamenteenla periferiade lasveredas.Incluso, ni siquierafue posibleestablecercon claridadel númerode víctimas(ni reco- gerlos cadáveres,unasemanadespuésde los hechos)porqueni las autorida- desni losorganismoshumanitarioshabíanpodidollegar alasveredasdeZancón, Alto del Socorro,La Palestinay La Gloria (corregimientosde Tierralta),por loscombatesentrela guerrillay los paramilitarespor el territorio cocalerodel Nudodel Paramillo.Al parecer,los campesinosfueronacusadosde sembrary cuidarlos cultivosde cocade los paramilitaresen eseterritorio,quelasfnRC esLánintentandorecuperar.

i ¡ .TEnnTTonhTNADES BÉLICAS'',DENTDADESREGIONALES

Y CONSTRUCCIÓN DE CIUDADANÍA

I Ladescripciónde estosescenariosgeográficosdondelos diversosactoresar- madoscompitenpor el control de un territorio dado, dondeel Estadocarece delplenomonopoliodela fuerza,respondealo queMaríaTeresaUribe (2001) conceptualizacomo territorialidadesbélicas.La autoraretomala vieja idea hobbesianadeestadosdeguerra,paradescribirsituacioneso partesdel territo- riodondeel poderinstitucionalno essoberanosino,quela poblaciónexpresa laclaraintensiónde no someterseal ordenestataly de resistirsea sudominio y control,inclusoconla posibilidaddecombatirloconlasarmas.En esosesta- dosdeguera coexistenterritoriosrelativamentepacíficoscon espaciospafi- cularmenteviolentos,1omismo queperíodosde bajaintensidadde conflictos

conmomentosde agudizaciónde éstosy

'liolencias múltiplesy difusas" (Uribe,2ffi1 251-253).MalcolmDeas(1995), coincidecon estatesisal señalarque la mayor partede la violencia política en

Colombia,seproduceparabuscarun poder "en los lugaresdondeel Estado apenassi puedereclamarel monopoliode la frrerza",y sedirige conffa "rivales políticosquepuedeno no estarenel poder"(Deas,1995:21-23).MaríaTeresa Uribe,señalaquelos correlatosdeestasituacióncuasihobbesianasonla fragili daddela soberaníaestataly el caráctervirfual de la ciudadanía.En esascondi- ciones,el ciudadanoactúamás de acuerdo"con los órdenesalternativosde hecho"queconreferenciaala ley o al ordeninstitucional.(Uribe,2001,p.256). El problemade estasterritorialidadesbélicas,dondeno operaplenamente la soberaníaestatal,se agravacuandola soberaníaejercidade hechopor un

enfrentamientosbélicos directoscon

100

Le c¡rsrs cc.LÍT'tcAcoLoMBIANA

grupoarmado,esdesafiadapor el avancede otro quelo quieredesplazardel conüol del territorio, o cuandoeI propio jefe o grupo quecontrola el territorio cambiasu lealtadhaciaun grupo de diferentesignoideológico,o cuandoun grupo armadosaledel territorio que habifualmentecontrolaparadesarrollar actividades,peflnanenteso esporádicas,en el territorio del adversario.Esa

desterritorializacióndelconflictoescaractenzadaporDanielPecautcomo"es-

paciosque,privadosde todareferenciamaterial,resultande las interacciones de fierza" (200I: 237-239). Se trata de la dislocación de todo referente institucional,la desconftanzageneralizadadelos pobladores,el debilitamiento de las solidaridadesgrupales,y el replieguea las estrategiasindividualesde

supervivencia. En esasituaciónes muy difícil hablarde ciudadanía,porqueéstasupone

unadignidadligadaalapeftenenciaa unacomunidadpolíticade ordennacio- nal, peroque sebasa,en la inserciónen unatramasocialdada,portadorade memoriay defuturo,y unarelacióncon un territoriodado,como sucedeen el casodelcampesinadoeuropeo.En contrasteconesasituación,Pecautseñalala situacióndeinseguridaddel campesinadocolombianoconrespectoa la tierra, debidoa sudependenciadelos intermediariospolíticosdel ordenlocal,lo que dejaa los colonoscampesinosderegionesrecientementepobladassin alterna- tiva diferenteala deplegarseala tuteladecualquiergrupopolítico quedisponga demediosdefuerza:enel pasado,losgamonalesdelospartidostradicionales y ahoralos guerrilleroso los paramilitares.Con el tiempo,estosgfuposdominan- tesen el ordenlocal o regionalterminanpor producir comportamientosde iden- tidad colectiva, pero se trata de una identidad delegada,producida por la subordinacióna los poderesde hecho,y no de unaverdaderaidentidadciudada- na\Es difícil construirla ideade ciudadaníacuando"las institucionesformales p*b""n singularmenteabstractasy lejanas",ya que aquellaimplica "el Senti-

miento de pertenecera un conjuntorsocialconcretoy

rantíasqueofrecenlasinstituciones\Pecaut, 2Wl'.

LasconsideracionesdeUribe sobrelasterritorialidadesbélicasy lassobe- raníasen vilo, y de Pecautsobrelas ünámicasde territorialización y desterri-

torialización,la construccióndeidentidadesy la casiinexistenciadereferentes dearticulacióndealgunaspartesdel territorioy dela poblaciónconel conjun- to dela sociedadmayor,obliganasuperarla visiónhomogeneizanteymodélica delEstadomoderno,queseocultadetrásdemuchaslecturasdetipo estructural sobrela violenciacolombiana.Sehacenecesario,entonces,analizarlos actua- les conflictosarmadosalaluz del procesode construccióndel Estado,de la articulacióndelospoderesregionalesy locales,algunosdelos cualestambién seencuentranenprocesodeconstruccióno desestructuración,y dela progresi- va integraciónde susterritoriosy grupossocialesa la vida nacional'

de beneficiarsede las ga- 263 -2M).

Ur¡ Esr¡Do ¡N coNsrnucctóN

101

¿ CoI-aeso rARCIALo PRECARIEDADDELEsrnoo?

Estalecturade la articulaciónde laslocalidadesy lasregionesal conjuntodel país,puedeserreforzadapor el recursoa uno de los analistasclásicosde la Violenciadeloscincuenta,PaulOquist (1978),cuandomostrabalasvariacio- nesde las modalidadesde la violencia,segúnel gradode integraciónde los municipiosal conjuntodel paísy de su control socialinterno.Curiosamente, las situacionesde la actualviolencia han sido leídaspor algunoscomo una especiede reedicióndel "colapsoparcialdel Estado",conceptoutilizado por

Oquistparacaractenzarla Violenciade los añoscincuenta.Parael autor,este colapsosemanifestabaen la "crisis e inoperanciade lasinstitucionesestable- cidas,la pérdidade legitimidaddel Estado,la apelacióndel mismoa prácticas

terroristas ,la

contradiccionesdentrodel aparatoarmadodel mismo" (1978:322-323). Sin embargo,convieneprecisarque esteautor aclarabaque estadestruccióndel Estadonoproducíanecesariamenteviolencia,porqueel controlsocialimperante en algunasregioneso localidadespodíacompensaruna rupturaestructurala nivel nacional (ibidem: 47). Además,él introducíaunaimportantediferencia- ciónentreregionesestratégicasy centrales,dondeel Estadoejercíaun control directo,y otrasdondeel poderdel Estadoera"tenue"(ibidem:269).Porotra parte,Oquistreconocíaplenamentela debilidadestructuraldel Estado,pero señalabaquedesdelasprimerasdécadasdel siglo XX sehabíaproducidouna importanteexpansiónde susatribuciones/Porlo tanto,el análisisdela violen- ciadeloscincuentay el papeldelEstadoeneseentonces,deberíasituarseenel marcode esaexpansión.f DanielPecautprefiérehablarde "precariedaddel Estado",en el contexto desu polémicacon algunosautoresque explicanla violenciarecientecomo unarespuestaa las limitacionesqueel régimenbipartidistadel FrenteNacio- nalimponíaa la vida políticacolombiana.ParaPecaut,algunosrasgosdeeste precariedadsonreconocidospor los analistasrtodosadmitenqueel Estadono ejercesu autoridaden vastasregionesdel país,como las de colonizaciónre- ciente,lo quedejael campoabiertoal usoprivado dela fuerzay ainstituciones sustitutivascomolasorganizacionesguerrilleras(Pecaut,2001:34). Peroesta faltadeautoridadestatalenesaszonasessoloun aspectodela precariedaddel Estado,la cualreside,fundamentalmente,ensuincapacidadparaconsolidarsu influenciaenla sociedad.Estaincapacidad,sostieneel autor,obedeceaquelas simbologíasde los intervencionismoseconómicoy social,no encontrafonen Colombiacondicionesparasudesarollo: ni el sectorexportadorcafeteroni la nacienteindustriatuvieronquerecurriral Estadoparaaliviar susproblemasen ladepresióndelos añostreinta.Tampocoel intervencionismosocialsepusoal

ausenciafísica del Estadoen grandesregionesdel paísy las

L¡

cnrsls polÍnc¡.

coLoMBIANA

consolidación del Estado,sinoquefue un instrumentodel parti

poblaciónconlos partidostradicionales' comosubculturas

no daba lugar pala "una imagen

Ñación,ni paraunEstadoindependientedelospartidos"'Sobre

sociedadcolombianaavanzóen

serviciodela

do liberalparaconsolidarse dentrodel electoradourbano, ya que' segúné1,la

identificación dela

contradictorias y mutuamente excluyentes,

unificadadela

estasbases,la

turasy la concepcióndelEstadohayansidoprofundamentealteradas" (Pecaut'

el siglo)o{, "sin quelasestruc-

2001:35). Lasconsideraciones de oquist y Pecautsonreforzadas por Mary Roldán

donde desarrollaalgunoscon-

escasapresenciadel Estadoen la

-uyo, parti Oelas poblacionescolombianas"

un vacíodeautoridad, puesal "lado

[coexistían] mecanisÁos

política"

i-a Auto.u diferenciaentremunicipioscenffalmente integrados,dondela violen-

cia seresffingea la competenciu "ntt"

y municipiosdefrontera dondela

tipo de violencia guerrillera' En el

como problemasde tierras,y

los

(1939 y

ceptos'del primero insistiendoen que "la

L992)en su análisis sobreAntioquia,

no significaba necesariamente

deunamuy limitada presenciadel Estado

autóctonos de control social y de organización

máspequeñosreductosdepoblación" (Roldan,L989:&)'

partidospor el accesoa la burocracia'

violenciaincluye offo tipo deconflictos,tales

apareceotro

alnenlos

prime, caso,el Estadono intervienedirectamente sinoquedelegael controldela

situacióna

directamente, por mediodelejército,paracontrolarla situaciónenlaszonasde

colonización.

los mecanismosinternosdel bipartidismo,mientras queinterviene

H¡CT¡, LA PRESENCIADIFERENCIADA DELESTADO

El desanollodelasideasde Oquist,Roldán

(Gonzálezyotros, 2OO2)qu" la consiguienterespuestadel gional dL su presencia, que

iotablesdelassociedadeslocalesy

hasta quépuntoel dominiodelEstadocolombianoseaproximaalascategorías

de dominaciónde tipo

Tilly. Y esaarticulacióndelEstadocolombiano conlospoderesdehechoexis- tentls en regiones y localidades,explica por qué el Estadono logra imponer

y Pecautnoshanllevadoapensar

diferenciación regionalde la violencia y de "itu Estado,implica tambiénuna diferenciación re-

se expresaen distintostipos de relacióncon los

regionales,cuyogradodepoderdetermina

directoo indirecto,segúnla terminología de Charles

territorionacional:sudependencia delos par-

comofederaciones depodereslocales y regionaleses

su precariedad,entendidacomo ciertafalta de dis-

claramentesucontrolentodoel

tidostradicionales queactuancomosubculturas quefragmentanla simbología

dela unidadnacional, y

partede la explicaciOn¿e

ianciafrentealasfuerzassociales.Y también,explicala dificultaddelos apa-

Ur.rEsrADoENcoNsrRucclóN

ratosdelEstadoparahacerpresenciaenlaszonasdondeno sehanconsolidado todavíaesospodereslocaleso dondeestosmicropoderesseconstruyenal mar-

geno en contradel biPartidismo. Las diniámicasde la violenciacolombianaseentiendenmejor si seaban- donala imagenmonolíticadel Estado,y seconsideranlasdiferentesformasen

localidades,y los diferentesmaneras poderesquesurgenenellas (González

queéstehacepresenciaenlasregionesy .n qo" esapresenciasearticulaconlos

y Bóhvar,)W2

Laceevidente que la construccióndel Estadoes un procesodiferenciado y

gradualde

la articulacióncreciente, pero desigual,tanto de los diversosterritoriosy re-

gionescomodelospodereslocalesy

Estadocentral.Estasconsideracionesnosllevan a la necesidadde analizarel

procesode

zontatde

integraciónde

lasünámicasdel poblamientodel territorio nacional,ya que, como muestra EmestGellner (1992:32 y ss),no sepuedeconfigurarel controlde un poder centralen un territorio, cuandola poblaciónsiempretiene la posibilidadde

huiry desplazarsehaciazonasdesconocidas paraescapara esecontrol' Sólo

tZ-tl). La diferenciaciónregionaly temporalde la violencia

integraciónterritorial y social (Elías,1998:108-109)quepasapor

regionalesentresíy conla burocraciadel

construccióndel Estadocolombiano,tanto en su dimensiónhori-

integración gradualde territorios,comoen sudimensiónverticalde

grupossociales.Paraello, en primer lugar,hay queconsiderar

cuandoesiáconcluidala delimitaciónde un

ciónestáfija de maneraestableen eseterritorio, se empiezaa construirla

soberaníahaciaadentrode é1. Ademásde los procesosde poblamiento,hay que considerarla manera

paulatinacomoSeconsolidanlos

io, qot serefefíanOquisty

derégulaciónestatalen

nuyena partir de los

social, qoi ron la basede los podereslocalesy regionalesde hecho,que se

articulanentresí mediantelasfederacioneslaxasde poderde los partidostra- dicionales y suscolrespondientes adscripcionesclientelares' quepermitensu

funcionamientocomo

subculturas.Estasinterdependenciasentreelitesregio-

nalesy locales,con susrespectivasclientelas,vehiculadas por los partidos

liberalyconservador, permitieronal paíscompensarde algunamanerala frag-

procesosde estratificación, jerarquizacióny cohesión

territorio haciafueray la pobla-

mecanismosinternosde regulaciónsocial,a

Roldán,comoelementos quecompensabanla falta

los territoriosintegrados:estosmecanismosSecons-

mentaciónregionalqueha

A nuestromodo de

mostradoMarco Palacios (2002a:2L-58)

ver, tanto los procesosde poblamientocomo los de

)

construcciónde cohesióny regulaciónsocial,tienenque ver con la manera particularcomoel paísafrontóel problemaagrarioy sereflejanespecialmente

in el estiloparticularde

jueganené1los partidospolíticostradicionales (González,1997a:21-70)' No

formación del Estadoy el papel fundamental que

t04

L¡

cnrsts polÍrtce

coLoMBIANA

esextraño,entonces,quelos

tivos ilícitos surjanen

presenciadelos

mecanismosinternosderegulaciónsocialquepermitena lospartidostradicio- nalesestablecersusbasesregionalesde poder.

movimientos guerrillerosy la producciónde cul-

zonasde colonizacióncampesina,dondees escasala

aparatosdelEstadoy dondeno sehanconsolidadotodavíalos

El rResroNDo DELPRoBLEMA: LA cUESTIÓNecn¡rue

los gruposarmadosen las zonasde colonizaciónmarginal la falta de solucióndel problemaagrario,y con el proceso

El surgimientode tienequever con

gradualdeconstruccióndel Estado,cuyaincorporación paulatinadeterritorios

! poblacionessetradujoen

p-""ro,

ii"rnpo, colonialeshastanuestrosdías.La estructuracolonialde propiedadde

la tierra,

rior

ción campeúnahaciala

organizaciónde

personasy

enlos siglosXIXy XX,hanproducidoun procesopermanentedecoloniza-

caractenzada por suconcentraciónlatifundista, y sudesarrollo poste-

su presenciadiferenciadaen lasregiones'Ambos

en la historia del poblamientodel país desdelos

tienen su origen

periferia(González,1994).En dicho proceso,la

la convivenciasocialquedaabandonadaal libre juego de las

grupossociales, por la ausenciade la regulaciónestataly la poca

integracióncon

la sociedadmayor.

La existenciadepoblacionesal margendel controldel Estadoy dela Igle-

siacatólica,fueuna¿i taspreocupacionesdelosfuncionariosespañolesenlos

tiemposcoloniales,como

de mandode los

blaciónenzonasperiféricas,lo mismoqueenlos informesdecurasy misione-

ros.Estacolonizaciónseinicó en la segundamitad del siglo XVm,cuandola recuperacióndemográfica y el masivomestizajesecombinaroncon unageo-

montañosa, pafaproducirun poblamientoenzonasperiféricas

de las vertientescordilleranas y valles interandinos,lejos del control de los

funcionarioslocalesy de la presenciade los curascatólicos.El carácterde estascolonizacionesdemestizos,mulatos,negroslibertoso cimarrones, y blan- cospobresvaríadeacuerdoalasregiones'perosiempresonde catíctetespon- táneo,aluvional,un tantoanárquicoy libertario.

Xvru el arzobispovirrey, Antonio Caballeroy Góngora,

apareceen las visitasde los oidores,las relaciones

virreyesy los sucesivosintentosde reorganizaciónde la po-

grafíaagrestey

Ya desdeel siglo

describíacómola

blacióncampesinaseescapalaa

autoridadesiiuiles y

concentraban grancantidaddetierras,señalabael

formanel mayor númerode

ciónvagay volantesque,obligadosporlatiraníadelospropietarios,transmigran

concentraciónde la tierra en pocasmanoshacíaquela po-

zonasperiféricas,paraevadirel conffoldelas

eclesiásticas.Mientrasunos pocoshombresde forn¡na

arzobispovirrey, otros "que

habitanteslibres,hacenpropiamenteunapobla-

U¡ Esre¡o ENcoNsrRUccIóN

105

conla facilidadquelesconcedeel pocopesode susmuebles,la cortapérdida desusranchosy el ningúnamora la pila en quefueronbautizados.Lo mismo tienendondemueren,quedondenacieron,y en cyllquier partehallanlo mis- mo quedejaron" (Caballeroy Góngora,1789). /

A todolo largodela historiacolombiana,estasituacióndescritapor Caba-

lleroy Góngorasereeditaenlosmovimientospoblacionalesdel sigloXrr y )c{. El surgimientode los gruposguerrillerosde las guerrasciviles del xX, y la Violenciademediadosdel)o{,coincidebastanteconla geografíadela coloniza- ción aluvionaly anrárquica,como muestranCarlosEduardoJaramillo (1997), parael casode la guerrade los mil días,y Catherinetrgrand (1988)y Mary Roldán (Roldán1989y 1992)pmala Violenciade los cincuenta.Estaúltima violenciaacelerael procesodecolonización, por un lado,del piedemonteorien- tal de la cordillera oriental,desdeel Sararehastael Sibundoy,haciala selvay la llanura,y, por offo, lasregionesselváticasdel MagdalenaMeüo, Urub{ Dariény Patía, junto conlastierrasaltasno ocupadasde lascordillerascenffaly oriental. Estaproclividada los conflictosen los nuevosterritoriosquesevan inte- gando al conjuntode la Naciónsin suficientepresenciadela autoridadestatal, seva acentuandoa medidaqueva avanzandola diferenciaciónsocialen el inte-

riordela frontera,comoseevidenciaenla colonizaciónrecientedela Amazonía y Orinoquía.En estasregiones,los enfrentamientosentregrandeshacendados, colonosindividuales,arrendatariosy peonesseconviertenen nuevosmecanis- mosdeexpulsióndecampesinoshaciaregionesmásapartadasdela frontera,lo cualestimulael poblamientodelorientecolombiano,desdeel Putumayohastael Araucay sereflejaen la recienteestructuracióndel territorioamazónico,como lo ilustranlos estudiosde JoséJairoGonzález (1989y 1998). El casomásrecientede la Amazoníamuestracómo estacolonizaciónde fronteraterminareproduciendola mismaestructurade la propiedadrural que forzóala migracióncampesinaoriginal,quecoexistiósiemprecon la coloni- zaciónlatifundistade caráctertradicionalo empresarial.Esteproceso'1omis- moqueel dela migraciónalasgrandesciudades,queseproduceespecialmente enla segundamitaddel siglo)O(,sevio reforzadopor la violenciade los años cincuentay por la actual.Estacoexistenciade modelosde colonizacióny de competenciaporel controldela manodeobra,seguirasiendoconflictivamien- fas no seconsolidenlas jerarquíassocialesy laslealtadesde tipo clientelista, quesirvande mecanismosde regulacióninternade la convivenciaen dichas zonas.En esasáreasconflictivasy desreguladassurgeel movimientoguerri- lleroy seexpandenluegolos cultivosilícitos.

r06

Le cnrsrs polÍncl

coLoMBIANA

UN BSm,OPARTICI.JLARDECONSTRUCCIÓNDELESTADO

Estosproblemassocialessecorresponden,en el ámbitopolítico, con el grado enqueestosgruposcampesinosmigrantesy susterritorios,sehanarticulando con la sociedadmayor,la economíanacionaly el Estado.Desdelos tiempos coloniales,estosterritoriosaisladosy dedifícil accesosefueronpoblandocon gruposmarginales(mestizosreaciosal dominioestataly al controldeloscuras católicos,blancospobressinaccesoala tierra,negfosy mulatos,libreso cima- trones,fugadosde minaso haciendas),lo queimplicó la existenciade territo- rios dondeel Estadocarecíadel plenomonopoliode la justicia y la coerción legítimay dondeno se habíanconfiguradotodavíamecanismosinternosde regulaciónsocial. Además,inclusoen los territoriosmásintegradosal dominio del Estado, la presenciade lasinstitucionesestataleseradiferenciada,de carácterdual:al ladode las autoridadesformalesdel Estadoespañol,coexistíanfuertesestruc- turaslocalesy regionalesde poder,con las cualesdebíannegociarlas prime- ras.Estasituaciónhacíaqueel Estadoespañolejercierasucontroldelterritorio, sobretodo en las poblacioneslejanasal centro,principalmentepor mediode las oligarquíaso eliteslocales,concentradasen los cabildosde notables,que ejercíanel poderlocal y administraban justicia en primerainstancia,en nom- bre del rey perocon baseen el poderde hechoqueposeíande antemano.En segundainstancia,la Real Audiencia representabadirectamenteal monarca español,pero en muchoscasossusdecisionesdebíansernegociadascon los podereslocalesy regionales. Despuésdela independencia,estafofaleza delospodereslocalesy regio- nalesconstituyóun importantedesafíoparalos gobernantesde nuestrarepú- blica, que asumieronel reto de construiruna naciónculturaly políticamente homogénea,a partk de un Estadocreadosobrela estructuraadministrativa colonialdel ImperioEspañol.Dichaestructurasesuperponíaarealidadesmuy diversasen1oregionaly lo étnico,enun territoriogeográficamentefragmenta- do, con administracioneslocalesy regionalesmuy desligadasunasdeotras.Y desdeel puntodevistasocial,ella seimponíasobreunapoblaciónsinmuchas interrelacionesni identidadescomunes,y unasociedad jerarquizadasegúnlas castasy laspreeminenciasy privilegiosde ciertasgrupos,precisamenteen el momentoenqueestas jerarquíaseranamenazadaspor el masivomestizajey el ascensode nuevaspoblacionesno sujetasal control y jerarquía del gobiemo español.Todo ello ocurría,además,en momentosen quelasreformascentra- lizantesy modernizantesde los Borbonesproducíanun profundocambioen lasrelacionesdel Estadoespañolconsucolonias,quemodificabantambiénlas relacionesdelos gobernantescriolloscon lasclasesdominantesdeesassocie-

dadesregionales.(González,1997b)

U¡¡Esr¡oo ENcoNsrnucctóN

t07

La magnitudde estedesafíopara la clasedominantees presentadopor MarcoPalaciosdesdeel puntodevistade la fragmentaciónde laselitesregio- nales,la cualcaracterizalos momentosposterioresa la independencia: "dirigir políticamentela naciónreciéninventada" (1980: 1664).Lo cual significaque estaclasedeberíahaberseconvertidoen clasedirigente.Sin embargo,la frag- mentaciónregionaldel podera lo largodel sigloXIXno erasino"la expresión másdesnuday visibledela ausenciadeunaauténticaclasehegemónicacapaz deunificarpolíticamentealanación e integrar - representándolas-a lasdemás faccionesdela clasedominanteen el marcodeun estadomodernoy unitario" (Ibidem).La dificultaddeesatareahizo quelos procesosdearticulacióndelas clasesdominantesregionalesy localesdistaranmuchode serpacíficos,pues seexpresaronen variasgueras tantoen el nivel nacionalcomo dentrode las regionesy localidades.Así, los comienzosdenuestravida independienteestán marcadospor los enfrentamientosentrefederalistasy centralistasde la prime- rarepública (la "PatriaBoba") y la rebeliónde los jefes militaresregionales contrael Centro (la "Guerradelos Supremos",entre1839-1841),mientrasla segundamitad del siglo xIX se catactenzapor el federalismo (iniciadocon la guerafederalistadeMosqueraen 1861)y culminacon la reaccióncentralista dela Regeneraciónde 1886,quesiguióa la guerrade 1885,cuyastendencia federalistasseintentaronrevivir enlasguerrascivilesde 1895y delosmil días de1899a 1901(Gonzílez,1997a). Estosprocesosconflictivosenfteel cenfio y la periferiafueronalineandolos gruposde poder,que competíanen las regionesy localidades,en dos grandes federacionesde poderesde ordennacional (los partidosLiberal y Conservador) quefueronproporcionandociertaidentidadnacionalfragmentadaadichosgrupos. Esasidentidadespartidistas,sobrepuestasa las identidadeslocalesy regionales talnbiénen conflicto, proporcionaronun caráctursectarioa los enfrentamientos políticos,queseexpresabanenlosllamados"odiosheredados"enfrelosmiembros delosdospartidos.Estesectarismosevio reforzadopor el hechode quelasrela- cionesenftela Iglesia cafóhcay el Estadoseconvirtieronen unalinea fronteriza parala delimitaciónde laspertenenciasa los dospartidos(Goruólez,1977). Peroestaadscripcióna los partidosde ordennacionalque articulabaa los podereslocalesy regionalesperpetuaba,bajo signorepublicano,la dualidadde poderesdel períodocolonial, que se expresaen la coeústenciade un Estado moderno.con institucionesformalmentedemocráticas,una burocraciacentral nuíso menosconsolidada,y una estructurainformal de poder,a medio camino enfrela políticamodernay la tradicional,representadapor el sistemade los dos partidostradicionales,queoperande hechocomo dos federacionescontrapues- tasperocomplementariasde redeslocales y regionalesde poder, de catáctet clientelista. (F. Gonzrález,1993,pp.84-86).SegúnDaniel Pecaut(1987, 1988,

108

L¡, cnrsts PoLÍTICAcoLoMBIANA

1991y 2001),esasdosfederaciones,

conel tiempo,adquirieron el carácterde

puenteentre las autoridades

subcuituras políticas,quearticulabanlassolidaridades, identidades,contraüc-

cionesy *ituru,

estatalesdel

electoraldel

gionalesy locales,reforzadapor la construcción de esasidentidades partidis-

consolidación del Estadonacional,ala vezque

ias,supüálasdificultadesdela

de ia sociedad, y servíande

centroy las localesy regionales,lo quepermitíala legitimación

poderestatal.En

cierto sentido,estaarticulación de poderesre-

impidió la construccióndeunaidentidadnacionaly deunasinstitucionesesta-

talesde caráctermoderno.

Estepoderdual

ha hecho que la vida política

colombiana se caracterice

por la tensiónentremodernidaá y tradición,cuya relaciónse ha modificado

ion

daden esemismo sentido,como la llamadaRevoluciónLiberal de mediados

del sigloXIX,cuyasreformastratafondeinsertaral

y

socieia¿

del

diccionesinternasdelos

sisdelasexportaciones tibacaleras, y la consolidación deinteresesregionales

por fuera de los

un crecientedesconóntocon el

ción de la Regeneraciónde 1886,la cual ha sidocaracteizadacomounamo-

dernizaciónde estilo autoritario y centralizante'

Deas (1993:217-2t8),el Estado

centralno

antesdelos añosveintedel siglopasadola pobrezafiscal del Estadohacíaque

no fueranmuy

local: lasobraspúblicaseranescasas y los aparatosburocráticos delos depar-

tamentoseranpequeños,por lo

municipios, y poco el podercon

veintesealteraesteeqüilibrio

leo y el banano,la

tranjeros.Estosrecursos permitierona

en una seriede obraspúbticas,no

mentepor la competeniiaderegionesy localidades y lospoderesregionales y

localescuyosinteresesexpresaban.Estofavorecióal

gobiernoconservadorde

patronazgodel Estadocentral

siempremuy articuladasentresí, precisa-

losdiferentesintentosdemodemizaciónpolítica y loscambiosdela socie-

paísenel mercadomundial

al día con respectoal mundomoderno,asícomo secularizarla

de ionerlo

y ampliarla ciudadanía,conunaconcepción leseferista y federalista

desequilibrios regionales,lascontra-

Estadó.Perola profundizacióndelos

gobiernosfederales,susproblemasregionales,la cri-

gruposrepresentados en los gobiernosradicales, produjeron

régimenfederal,quesirvió de basea la reac-

sin embargo,comomuestraMalcolm

teníasuficientes recursos parafuncionardescentralizadamente' pues

fuerteslos neiosinffe los gobiernoscentral,departamental y

queerapocolo queéstospodíanofrecera los

que los podían amenazaf' Solo en los años

cuandolleganbuenospreciosdel café,el petró-

ináemnización por Panamáy los grandesempréstitosex-

los gobiernosde entoncesembarcarse

entonces,al permitirlefortalecerlascadenasdel

y superarparcialmenteel

extremodualismodepoderes,quehabíasidoseñala-

¿oenet siglo

de dosesferasde gobierno:el nacionaly el gamonalicio'

JoséMaría Samper, (1974y 1976)comola coexistencia

xx por

Ur.¡EsrADon¡ coNsrnucclót¡

109

Sinembargo,el aumentodelos ingresosdel Estadocentralsiguieronsien- doinsuficientesparasatisfacertodaslas necesidades,lo quehacíaquelas in- versionesseconcentraranen lasregionesy los políticoslealesal gobierno,en unrepartode favoresqueimposibilitabaun manejoracionaly planificadode losrecursos,como sehizo evidenteen los planesde obraspúblicas.Por otra parte,estanuevasituaciónmodificó el sentidode la actividadpolíticalocal,al convertira los gamonaleslocalesy a los parlamentariosen intermediariosde losintereseslocalesy regionalesfrenteal gobiernocentral,lo quea suvez,dio lugara la formaciónde maquinariaselectorales.Obviamente,estesistemade maquinariaselectoralesilustra el hechode quelos partidostradicionalesfun- cionaban,en la realidad,como "federacionesde caciques",dondesusfaccio- nesinternasy sus disidenciasproducíaninnumerablesconflictos localesy departamentales,1oque hacía que el sistemasolo pudiera denominarse bipartidistaen un sentidomuy vago. En1923,conla Misión Kemmerer,seinicia un peúododemodernización dela administraciónestatal.Dicha misión hizo unaseriede recomendaciones queabarcabanla reformabancaria,la creacióndel Bancodela República,afin deordenarel caóticosistemamonetario,la reorganizaciónfiscal del Estado, mediantela racionalizacióndel manejopresupuestal,la administraciónde los impuestos,la contabilidadgeneraly el controlfiscal, mediantela creaciónde laConfraloríaGeneralde la República.Seprodujo asíuna mayor capacidad delEstadopararegularla economíanacionalmedianteel gastopúblico. Esteprocesode modernizacióndel Estadoseprofundizariaconla Repú- blicaLiberalde los añostreinta,despuésdel colapsode los preciosdel caféy losproblemasdela deudaexterna,agudizadospor la crisisde 1929.La refor- matributariade 1935significóun notableaumentodelos ingresosestatales,y permitióal gobiernode entoncesunapresenciamássignificativaen la socie- dadcolombiana.No obstante,ello no permitióel fortalecimientodela política intervencionistaparael desanollode la economía,debidoa la resistenciade lossectorescafeterose industrialesy, en general,de los sectorestradicionales deambospartidos.Por otraparte,el Estadosiguíamanejándosecon los crite- riosdela políticapartidistatradicional:el personaladministrativodel Estado sereclutabasegúnla adscripciónal partidodegobierno,y losaltoscargosdela políticaeconómicase llenabancon dirigentesprovenientesde los gremios empresariales,lo quehacíaquelos interesesprivadossiguieranprevaleciendo onel senodel propio gobierno.Estasituaciónes calificadapor Pecautcomo verdadero"cogobierno"conlos gremios.El hechodequeel presidenteLópez Pumarejosiguieramoviéndoseenla lógicadela divisiónbipartidista,esinter- pretadopor dicho autor(1987:84 y 294-300)como una reafirmacióndel ca- riáctercasinaturalde esadivisión, queno sereducíaa antagonismosclasistas

110

Ll

cnrsts PoLÍTICAcoLoMBIANA

ni populistas,a pes¿Irde que

trun¿iasUsraícesen

divisiónnaturalde

diferencias quemotivabanlas disputasentrelos partidos' A pesardela moderacióndelasreformasdeLópez,lasresistenciasdelos

Sectorestradicionalesde ambospartidosy el rechazodel sectorlaureanistadel partidoconservador, junto con la jerarquíade la Iglesiacatólica,bloquearon

ios intentosreformistasdeLópez,lo que lleva al surgimientodel populismo gaitanista.Lalecturacomplotistade sectoresfundamentalistasdelconservatismo

y el clerollevanaun

enun ambienteproclive

López

sostenía que el bipartidismocolombiano

"inconscientearcaico" que lo hacíaver como "una

un

los colombianos", peroqueno respondíaya a las antiguas

ambientedepolarizaciónpolítica y social,queseexpresa

a la violencia.

El

FrenteNacional significaráun intento importantede civilizar los

enfrentamientos delos partidosy un nuevointentodemodernizacióndel Esta-

do,peroen

cióndela

lasbasessocialesy culturalesdel sistema políticotradicional,cuyalegitimidad

escuestionadacadavez más.Perola resistenciade los poderestradicionales y

la timidezdelasreformaspolíticasy socialeslograronobstaculizarlos esfuer-

zosdel Estadopor expandirsuregulacióndirecta,generale

la sociedad,lo

continuamentecon las estructurasde poderregionales y locales'Estoredujo

lasexigenciasmodernizantesdel

denciai excesivamentecentralizantes y homogenizantes, que generalmente expresanla mentalidadde las elitestecnocráticas, pococonscientesde las di-

versidadesregionales y localesa.

un contextosocialmuy diferente, puesla urbanización,la amplia-

coberturaeducativay la secularizacióndel paísempiezanaerosionar

impersonalsobre

cual, én la práctica,significaba que que

éstedebíanegociar

Estadocentral,peromoderótambiénsusten-

La persisienciadeestospoderestradicionalesobedece,segúnMarcoPala-

movimientos populistasde en-

hicieronen oftospaísesdeAméricaLatina,a

ciudadanía y a ciertastransformaciones democráticasdel

cios (2d01c),a la inexistenciaen Colombiade

vergadura queobligaran,comolo

una"ampliación dela

Estado.Por

sedebe,precisamente,a

economía y a

subculturabipartidista.

presentaronen Colombia, como si ocurrió en otros países

latinoamericanos, unaampliaciónsignificativadelascapasmediasurbanas,ni

gtandespresionesdelasmasaspopulares,queobligaranal Estadoaincremen-

suparte,Pecaut (2001)considera quela inexistenciadel populismo

precariedaddel Estado,al modeloprivatizadode

la adscripciónde la población a la división generadapor la

la

Tampocose

4 En esesentido,convendríarecordarlos

hallazgosdeJuliánPitt-Rivers quemuestracómola estructura

local o caciquilde podersirvió

Francoen E