Sunteți pe pagina 1din 1

Escrito en la piel

(Mara Teresa Di Dio)

La llovizna persista desde la madrugada. Soledad despert tan pronto el reloj son, como todos
los daslas siete en punto. Que pesadilla! Durante unos minutos se qued pensativa. Tena
recuerdos de lo que haba soado, las imgenes pasaban ante su mirada, vea un automvil
dar varias vueltas y luego incendiarse, quedando una persona atrapada en su interior.

Y as, como quien no quiere desprenderse de un sueo, ella se meti debajo del agua de la
ducha, saba que deba apurarsealgunos sorbos de caf y rpidamente estaba en la calle
rumbo a la editorial del diario, donde trabajaba desde haca cinco aos. Las noticias corran
rpido, cada minuto era crucial, una manifestacin, algo de poltica, de aqu y de all. Tambin
le tocaba hacer reportajes a veces sus notas eran tristes y no tan gratas como hubiese deseado.

Su compaero haba enfermado y tena que cubrirlo, mientras ella se diriga rumbo al aeropuerto
para entrevistar a un funcionario, consult la hora, las 9,30 se dio cuenta que se le haca tarde,
el avin llegaba en ese momentode pronto un perro se cruza en el camino, Soledad aprieta
los frenos bruscamente, no se da cuenta que la velocidad era excesiva ni que el asfalto tena
agua y hielo, el auto da varias vueltas y finalmente se estrella contra un rbol para terminar
incendiado.

Meses ms tarde ella despierta en una fra sala de hospital. No recuerda cmo lleg, su memoria
est lenta, su rostro y sus brazos araados y quemados forman extraos dibujos. Ellahaba
amanecido con un escrito en la piel que permanecer en su vida por el resto de los das.

Fin