Sunteți pe pagina 1din 9

El ENFOQUE IDEALIZACIONAL DE LA ESCUELA DE POZNAN Y UNA CRÍTICA ESTRUCTURALISTA DE C.U.MOULINES #

Rafael E. Beltramino (UCEL) rbeltramino@ucel.edu.ar

La concepción de Nowak

La idealización tiene una venerable tradición en la Economía y uno de los autores que constituye una referencia obligada en el tema es Leszek Nowak y en general la llamada “Escuela de Poznan”.

Para Nowak y Nowakova (1994), en realidad toda ciencia aplica la idealización, por eso caracterizan al método científico como:

The pure abstract of a given type of phenomena is formed by depriving them of some of their features, those who are considered to be secondary. What remains still contains merely the principal properties of the empirical original. If some simple formulae connecting them (idealizational laws) are valid, it is for the pure abstract alone. The idealizational statement is concretized by gradually admitting the previously neglected secondary properties and modifying its formula. The laws become more and more complicated and therefore ever closer to the empirical reality And also the body of them in subsequent models of increasing realism becomes larger and larger. This procedure continues until the more realistic model becomes a sufficient approximation of the given system. Whether this is the case or not, only experience will decide. (Nowak & Nowakova 1994, p. 135)

Es decir que para Nowak, la idealización es un proceso, cuyo proceso inverso sería la concretización. En el citado proceso de idealización, se van agregando condiciones ideales, hasta llegar a un modelo k, es decir con k condiciones idealizantes. Paralelamente partiendo de ese Modelo K, pueden obtenerse Modelos k-1, k-2 , etc. a medida que van sustrayéndose condiciones idealizantes en el proceso que él denomina de concretización, hasta llegar al Modelo i que sería el menos abstracto, para extraer de él una aproximación del mismo hacia la realidad empírica. De acuerdo con Nowak, la Idealización es una de las corrientes más importantes dentro del

y que tuvo su origen

“estructuralismo metodológico” (methodological structuralism en el original) 1

en la década del 70, siendo inspirado por la confluencia de dos corrientes: el hipotético- deductivismo Popperiano y la dialéctica Hegeliano/Marxista. 2 No podemos dejar de acotar que la elección de términos por Nowak no es demasiado feliz, ya que aporta más confusión, ya que se suele entender por estructuralismo dentro de la metaciencia a la postura de Stegmuller, Moulines, etc. Nowak comenzó originalmente su análisis muy ingeniosamente remarcando que existe

que analizó detalladamente en un trabajo

toda una familia de “procedimientos deformantes” 3

posterior. Por ejemplo sea un objeto 'a', existente, con un conjunto de propiedades, su “potenciación” o “potencialización” (potentialization, en el original), consistiría en suponer que existe un elemento a‟ que sólo difiere de 'a' en el grado en que a‟ tiene la propiedad P; si el grado es mayor, será una potencialización positiva y si el grado es menor será una negativa. 4

1 Nowak, 1994

2 Nowak (1994), p. 304. Lo que transforma a los anteriores idealizadores en algo así como precursores intuitivos y no hace más que aumentar la confusión que, es cierto, no es totalmente atribuible a Nowak.

3 Nowak, 1989 p.224 y passim

4 Nowak, 1989 p.225

Puede rápidamente inferirse que el grado máximo de potencialización negativa será lo que comúnmente se denomina “abstracción” y el grado extremo de potencialización positiva es denominado por Nowak, “mitologización” (mythologization). Pero esta “potencialización” tanto positiva como negativa, es definida como un procedimiento “suave” o “blando” por Nowak, ya que preserva el cuerpo de propiedades que se supone que el objeto posee (sólo las exagera). Por el contrario existen otros procedimientos que denomina “duros” y que describe como “reducción” (se postula la existencia de un a‟ que no tiene las propiedades que el objeto original tiene) Se diferencia de la abstracción porque ésta supone el mínimo valor posible de la propiedad P, no su desaparición. La contraparte de la reducción es denominada “trascendentalización” en donde se supone que un objeto a‟ tiene propiedades que el original no posee. Para Nowak toda actividad cultural usa alguno o varios de estos “procedimientos deformantes”. Por ejemplo lo característico de las artes es el empleo conjunto de la reducción y de la potencialización positiva (casi mitologización). Aunque pueda parecer excesivamente pretenciosa, no deja de ser interesante esta generalización de procedimientos propuesta por Nowak.

El dominio de la fe en cambio suele ser el de la “absolutización” que incluye la trascendentalización y la potencialización positiva, tal vez la mitologización. En contraste, la peculiaridad del conocimiento parece ser el de la aplicación de la “Idealización” compuesta conjuntamente por la reducción y la potencialización negativa (en particular, la abstracción). Todos los constructos científicos son tipos ideales de los sujetos reales. Lo siguiente a considerar es porque al hacer idealizaciones hay propiedades que reducimos y otras que simplemente abstraemos (igualadas a cero), esto conduce a la definición de una propiedad esencial. Pero aclara luego “It is obvious that nobody knows a priori which factors are in fact principal, for a given one; everything is a matter of trial and error” 6 . Lo importante afirma Nowak, es comprender cómo funciona la idealización. Empleando la reducción de los factores no esenciales y la abstracción de factores considerados secundarios, apuntando a la reconstrucción de la estructura esencial de la magnitud investigada. 7 Para Nowak esta simplificación es la esencia del trabajo teórico y además agrega que, al menos en las ciencias sociales, la economía parece poseer una prioridad histórica en aplicar la idealización, porque ha sido introducida por Marx en el terreno teorético.

5

the economy seems to possess a historical priority in applying the method of idealization as it had been introduced in the theoretical work of K.Marx under the name of the “method of abstraction”. All this suggests to hypotethically assuming that idealization is the “very essence” of the economic modelling”. (Nowak 1989, pp. 231-232)

No comparto esa afirmación, la tradición idealizante en economía es muy anterior a Marx, y comienza por lo menos con David Ricardo y su “corn model”, si bien es cierto que cada autor entendía algo diverso por “idealización. La concepción de Nowak por lo tanto, no se limita a la Economía, sino que sostiene que, a partir de Galileo, toda ciencia trabaja de manera idealizacional y que por lo tanto la idealización en Economía sería solo una manifestación particular de esa ciencia social, de la concepción idealizante común.

5 Nowak introduce a continuación su concepción de las propiedades esenciales, pero declara que no posee “fe” alguna en ella.

6 Nowak (1989), p. 229.

2. Las respuestas de Nowak a sus críticos y desarrollos posteriores

En Nowak (1994) el autor polaco responde a algunas críticas incluidas en el mismo volumen, que iré anotando, por resultar un excelente resumen de las objeciones principales a su posición, de acuerdo a la propia clasificación de Nowak para responderlas:

Para Nowak se asume que no todas las nociones metodológicas tienen que definirse necesariamente, algunas pueden ser introducidas como términos primitivos conceptuales. Uno de

esos conceptuales primitivos es la noción de “influencia” sobre la que se justifica la construcción de

la noción de estructura esencial. 8

Pero además, aclara bien a mi entender Nowak que la noción de esencialidad significa mucho menos para la metodología idealizacional de lo que uno podría esperar. 9 La objeción central que reproduce Nowak sería “de acuerdo a Nowak, para descubrir la esencia, el investigador tendría que conocerla de antemano, ¿cuál es entonces el propósito del método de la idealización?”. 10 Esto es así responde Nowak, únicamente si pedimos a la noción de influencia (y por ende

a la estructura esencial) que sea efectiva en sí misma (self-effective, en el original) en una suerte

de „operacionalismo à la Bridgman‟ y por lo tanto susceptible de todas las críticas que se le hicieron

éste y por el que se abandonó esta concepción por la cual todos los conceptos podían ser reducidos a conjunto de operaciones. 11

Por el contrario, para Nowak el propósito de la metodología idealizacional es reconstruir la forma en que la ciencia funciona. 12 De acuerdo a la misma hay tres fases de la conducta científica:

la fase pre-teórica en la que se postulan las hipótesis esencialistas

adelantando imágenes posibles de las estructuras esenciales de las magnitudes consideradas.

la fase teórica en la que se postula un cuerpo de hipótesis idealizacionales que luego son sometidas al proceso de concretización. 13

la contrastación empírica de la teoría.

Para Nowak, estas tres fases están mutuamente ligadas, en el sentido que lo que se decide en una puede luego ser cuestionado en otra fase, lo que obliga al teórico a regresar a una etapa anterior. 14 En definitiva más que orden, se trata de una red de conexiones mutuas. Para Nowak hay tres clases de legitimación filosófica del conocimiento en la epistemología europea. La de Platón: conocer algo significa reconocer con certeza la esencia oculta de las cosas;

siguiendo en orden cronológico la de Hume según la cual lo único que tenemos disponible son nada más que suposiciones basadas en la experiencia (y muy lejanas de la certeza platónica) y por último la Popperiana, que es una concepción conjetural e hipotética, porque lo que nos interesa es formular hipótesis arriesgadas con una baja probabilidad subjetiva inicial. De acuerdo entonces a Nowak, la metodología idealizacional intenta combinar el esencialismo no Platónico si no en el estilo Hegeliano con la idea de Popper del conocimiento hipotético. Lo primero que aclara Nowak es que es auto-reflexiva, es decir que el método de Idealización, también se aplica sobre sí mismo. Luego presenta una idealización de como

8 Nowak (1994), p. 304.

Nowak (1994), p. 305.

9

10

Nowak (1994), p. 305.

11 El propio Rudolf Carnap impulsor de una variante del operacionalismo, lo abandonó en instó a los científicos a abandonarlo, culpando a los epistemólogos de haber convencido a los hombres de ciencia de adoptar dicha postura equivocada. Citado por Klimovsky (1994), p. 326.

12 Nowak (1994), p. 307.

13 Me alejo aquí de la terminología de Díez & Lorenzano (2002), que prefieren “especialización” para usar dentro del marco de la concepción estructuralista, usando la de Nowak.

14 Nowak (1994), p. 307.

evoluciona la tarea de un investigador desde que intenta construir la primera teoría científi ca en un campo dado comparándola atinadamente a mi juicio, con la idealización de un sistema económico en competencia perfecta. También Nowak va a intentar responder las principales objeciones de sus críticos. A pesar de lo afirmado por muchos autores, Nowak insiste en que idealización no es abstracción, resaltando que a su juicio es un punto crucial. Abstracción ejemplifica Nowak sería pasar de una Economía capitalista abierta a una economía capitalista (a secas), por el contrario Idealización sería pasar de la misma economía capitalista abierta a una economía capitalista cerrada. También aclara que las idealizaciones no son falsables directamente.La peculiaridad del conocimiento es para Nowak, la aplicación conjunta de los procedimientos anteriormente descriptos de reducción y de potencialización negativa (hasta la abstracción) que originan la idealización. Por último en un trabajo más reciente sobre el tema, Nowak (1999) retoma y expande su elucidación de manera sumamente aguda. En primer lugar, distingue cuatro enfoques diversos o paradigmas sobre la idealización que se diferencian de acuerdo a donde colocan el procedimiento de idealización; resulta interesante seguirlo en las distinciones que postula:

El paradigma Neo-Duhemiano: para el cual la Idealización es un proceso para transformar los datos básicos o crudos, para cocinarlos de manera de hacerlos digeribles. Nowak atribuye este enfoque al influyente artículo de Suppe (1972).

El paradigma Neo-Weberiano: de acuerdo a cual la Idealización es básicamente un método para construir nociones científicas, es decir teniendo una cierta tipología en mente, uno puede identificar su miembro más extremo. Si ese miembro extremo es un conjunto vacío, es denominado “tipo ideal” e idealización al proceso que lo produce. Obviamente Nowak lo considera inspirado por Max Weber, pero desarrollado modernamente por Hempel.

El paradigma Neo-Leibniziano: para el que la Idealización es una falsificación deliberada que nunca aspira a ser más que verosímil. Una proposición idealizacional entonces es un

que se relaciona con los mundos posibles a los que se

refiere el antecedente del condicional; cuanto menor es la distancia entre el mundo posible aludido y el mundo real, más verosímil es el contrafáctico. Nowak atribuye a la posición de Lewis sobre el tema contrafácticos, el haber iniciado el enfoque. 16 García (2008), por su parte, anota que la postura requiere que se acepte el carácter gradual de los valores

tipo especial de contrafáctico

15

veritativos.

El paradigma Neo-Milleano; para el cual la Idealización es un medio de cubrir la brecha entre una formulación matemática y un recorte de la realidad, es decir de crear una construcción para que encaje perfectamente en ella, la formulación matemática disponible. Nowak atribuye el enfoque originalmente a John Stuart Mill, con desarrollos posteriores.

Finalmente para su propio enfoque propone el nombre de Neo-Hegeliano, ya que refiere a la idea Hegeliana de idealización (Nowak 1999, p. 2).

it refers to Hegel's idea that idealization ("abstraction") consists in focussing on what is essential in a phenomenon and in separating the essence from the appearance of the phenomenon. Yet, not all idealizations may be interpreted realistically in this sense. Since I am interested here more in the methodological contents of the conception in question than in the philosophical presuppositions of it (cf. Part V below), I shall label that conception the idealizational approach to science.

15 Como una introducción al tema de los contrafácticos, sus usos y abusos, me ha sido muy útil el trabajo de Tomasini (1990). Por su parte, Palau (2004) sirve como una interesante, aunque demandante (al menos para mí), profundización del tema.

16 Palau (2004) analiza en el cap. 3, y en un anexo, detalladamente la concepción de Lewis.

Coincido con García (2008) que una de las claves de la posición de Nowak es comprender el uso que hace del término “esencia” referido a fenómenos científicos, ya que cuando se usan los procedimientos deformantes lo que se hace en realidad es intentar eliminar lo “no esencial”. García hace aquí, a mi juicio, un aporte significativo al distinguir entre noción de esencialidad y criterio de esencialidad:

Pero la metodología idealizacional evita cometer ese error al no confundir las nociones de esencialidad y de criterio de esencialidad. La metodología debe explicar la noción y el papel cognitivo que desempeña la esencialidad, tal y como funciona en la ciencia empírica y no le corresponde determinar „a priori‟ cuales factores son esenciales en cada caso. (García 2008, p. 144)

La idealización entonces, intentará reconstruir el modo en que funciona la ciencia, no imponer un criterio normativo de cómo debería funcionar. Posteriormente al referirse específicamente a la Economía Nowak (1999) sostiene que es apart from physics, the classical discipline for the idealizational conception of science” 17 y luego de hacer una larga y detallada reseña de las reconstrucciones intentadas en la disciplina, particularmente de las teorías marxistas, agrega: “Idealization in micro-economics appears quite often in the form of the rationality assumption.” Por último resulta particularmente interesante también destacar la opinión de Nowak sobre la cláusula “ceteris paribus”; en resumen sostiene que dicha cláusula es una condición semi- idealizacional que origina proposiciones semi-idealizacionales.

18

Thus, in order to formulate any explicit statement, the theoretician must adopt the semi- idealizing condition that neglects all the other factors there are no disturbances is called a semi-idealizing condition. (Nowak 1999, p. 54)

Nowak presenta después dos propuestas para eliminar esa condición semi- idealizacional; la primera sostiene que la remoción de la claúsula o condición semi-idealizacional, transforma al enunciado en uno empírico de naturaleza probabilística. El otro sostiene que lo transforma también en un enunciado empírico, pero con un cierto rango de desviaciones admitidas, y sin embargo unívoco.

3. Las diferencias entre Nowak y Moulines

En un trabajo reciente, Moulines destaca netamente sus diferencias con la postura del autor polaco sobre el concepto de Idealización. Allí, después de destacar su coincidencia con Nowak acerca de la importancia de la elucidación de dicho concepto, señala sus tres diferencias a las que define como tal vez no cruciales pero de todas formas importantes “perhaps not crucial but nevertheless important” (Moulines 2007, p. 258). La primera de ellas es que, para Moulines, la posición de Nowak es sintacticista al analizar la idealización, coincidiendo en este punto con la crítica de Balzer y Zoubek como consigné anteriormente. Los objetos de la misma son las proposiciones legaliformes; algo con lo que no concuerda Moulines para quien, en concordancia con su posición semanticista, deberían ser los modelos o estructuras los objetos a considerar. Concretamente, “to my view, idealization has primarily to do with model construction and with model comparison, and only derivately with the comparison of lawlike statements” (Moulines 2007, p. 258). La segunda objeción de Moulines, es que el análisis de Nowak supone una innecesaria postura esencialista metafísica para distinguir entre “objetos reales” e “ideales”, con todos los

17 Nowak (1999), p. 42.

18 Nowak (1999), p. 43

problemas que dicha postura conlleva, siendo además esos problemas ajenos al tema en cuestión de la idealización. Aquí escribe Moulines:

Now, whatever metaphysical grounds for espousing any kind of essentialism one may have, I dont think there are any cogent methodological or metatheorethical reasons for endorsing it if our task is to explicate the idealization practice in empirical science. (Moulines 2007, p. 258)

Por ultimo, Moulines señala que la tercer diferencia entre su postura y la Nowak está en el papel que cada uno asigna a la aproximación. Mientras que Nowak le asigna un papel secundario, “epsilontics”, es decir, limitado a la comparación de los diferentes valores de los parámetros en cada proposición legaliforme, para Moulines es un procedimiento al menos tan importante como la idealización y del que deber ser diferenciada. Al respecto escribe: “Very roughly speaking idealization is rather connected with model construction, whereas approximation is a relationship between already constructed models” (Moulines 2007, p. 259). Luego Moulines pasa a proponer un meta-modelo que denomina onto-epistemológico para considerar el tema de la idealización. Moulines parte de la definición de Quine de ontología (“the discipline of what there is”). Para Moulines el punto de partida acerca de lo que es, son los textos científicos; en sus palabras “I feel no inhibition in pleading for a „scientistic‟ ontology” (Moulines 2007, p. 260). El punto de partida de cualquier investigación científica es una situación experiencial (experiencial situation) (ES) de objetos a los que llamamos p y que es descripta en lenguaje ordinario (puntitos luminosos en el cielo que se mueven lentamente) y la meta final es develar lo que hay detrás de la misma. A través de la comunicación e interacción entre científicos la observación sistemática y/o la manipulación de objetos de tamaño medio se crea una base operacional (OB en inglés) para la ES que la transforma en una situación experiencial intersubjetivamente controlada ICES (Intersubjetively controlled experiential situation). Este paso ya conlleva una idealización. Además esa construcción de una ICES, supone indefectiblemente la existencia de una comunidad, de un “group of partners”. Luego ese grupo decide representar esa ICES con respecto a p (que recordemos son los puntos luminosos que se mueven), lo que da lugar a un modelo de correspondencia de datos entre la ICES sobre p y su representación. Si una Teoría T funciona bien respecto de ICES de p, como diría Moulines para ponerlo crudamente, los miembros del grupo podrían tomar compromisos ontológicos, como por ejemplo considerar a los planetas como puntos en el cielo. Es claro entonces que todo depende de un acuerdo pragmático entre los miembros del grupo acerca de lo que significa “funcionar bien” (Moulines 2007, p. 266).

4.

Conclusiones

Comparto con Nowak la relevancia de la idealización en el desarrollo de la economía. En una posición similar, Pablo García (2008) sostiene que la posición de Nowak reúne “de manera original y desafiante” los principales lineamientos de la metodología de la Economía y que la perspectiva idealizante es una “línea de investigación cuya importancia promete acrecentarse dentro de las ciencias sociales.” 19 No coincido con García en el carácter original de la idealización en la Economía, lo que es original es la elucidación de Nowak, que aclaró lo que intuitivamente se hacía desde hace mucho tiempo en la disciplina, como intenté mostrar anteriormente. Por otra parte el propio Nowak sostendría que en realidad toda disciplina científica funciona de manera similar, desde las “idealizaciones galileanas”.

19 García 2008, p.148

Las diferencias entre la idealización y la concepción estructuralista no parecen ser insalvables ni irreductibles, sino todo lo contrario, como el propio Moulines señala sobre Nowak. Creo que el elemento fundante de la crítica de Moulines a Nowak debe ser recordado, esto es, que hay en el concepto de idealización de Nowak un residuo sintacticista que lo hace soslayar el papel de la idealización en la construcción y comparación de los modelos. También es importante destacar que a su vez, Jack Birner siguiendo a Mario Bunge comparte la relevancia de la idealización en la construcción de modelos, es decir la médula de la crítica de Moulines a Nowak. Es pertinente recordar que Suppe incluyó a nuestro compatriota dentro de las Concepciones Semánticas, familia a la que pertenece la concepción estructuralista. Es decir, siempre es mejor ser precisamente equivocado como escribió Bunge a aproximadamente correcto, si se piensa en la construcción de modelos científicos como una actividad dinámica para lograr mejores modelos.

Bibliografía

. Angelelli, I. (2004), “Adventures of Abstraction”, en Coniglione et. al. (2004), pp. 11-35.

Birner, J. (1994), “Idealizations and theory developments in Economics. Some History and Logic of the Logic Discovery”, en Hamminga & de Marchi (1994), pp. 277-300.

Brzezinki, Jerzy, Klawiter, Andrzej, Kuipers, Theo A.F., Lastowski, Krzysztof, Paprzycka, Katarzyna & Przybysz ,Piotr (ed) “The Courage of Doing Philosophy.Essays presented to Leszek Nowak”, Rodopi, 2007.

Diez, José y Lorenzano, Pablo (2002) Desarrollos actuales de la metateoría estructuralista, ed. Univ Rovira i Virgili.

García, Pablo (2008) “El método idealizacional en Ciencias Sociales” en Ensayos de Filosofía y Metodología de las Ciencias Económicas comp. Miroli, Alejandro y Ruggeri, Hernán. Universidad de Buenos Aires, Buenos Aires, 2008, pp 133-149.

García de la Sienra, Adolfo (1993) “The logical foundations of the Marxian theory of value”, ed. Kluwer Academic Publishers, Dordrecht, 1993.

García de la Sienra, Adolfo (1994) “Idealization and empirical adequacy in economic theory” en Hamminga, B y de Marchi, N (1994). pp.117-133.

García de la Sienra, Adolfo (2009) “La Aplicación a la Economía de la Concepción Estructuralista de las Teorías” en Sobre la Economía y sus Métodos, Ed. Juan Carlos García Bermejo-Ochoa, Madrid-Trotta, 2009, 355-366.

García de la Sienra, Adolfo (2002) (2011) “La Concepción Estructuralista como Metateoría de la Economía” fue preparado originalmente para el III Encuentro Iberoamericano sobre Metateoría Estructural, Granada, 2002. Se publicará en 2011 en Filosofía de la Ciencia en Iberoamérica: Metateoría Estructural, Editada por Peris-Vigné, Luis, Ed. Tecnos. 275-291 El texto me fue enviado por el autor, cuya amabilidad agradezco, antes de la impresión del libro.

• García de la Sienra, A y Reyes, P (2000) “The Theory of Finite Games in Extensive Form”en Structuralist Knowledge Representation. Paradigmatic examples pp. 51- 67 editado por Balzer, W, Sneed, J y Moulines, C.U. Rodopi, Amsterdam, 2000.

Moulines, Ulises y Straub, Reinhold (1994) “Approximation and Idealization from the Structuralist point of view” en Kuokkanen, Marti (1994) pp.25-48.

Moulines, C. Ulises (2007) “Model construction, idealization and scientific ontology” en Brzezinki, Jerzy et.al. 2007 pp.257-272.

Nowak, Leszek (1971) “The Problem of explanation in Karl Marx‟s Capital” en Quality & Quantitity Vol 5 Nr. 2, 1971 pp.311-337

Nowak, Leszek (1989) “On the Idealizational Structure of Economic Theories” en Philosophy of Economics Ed. por Wolfgang Balzer y Bert Hamminga (pp.225-246).

• Nowak, Leszek (1994) “The idealizational methodology and Economics” en Idealization VI Idealization in Economics, editado por Hamminga, Bert y De Marchi Neil, Rodopi, Amsterdam, 1994, pp.303-337.

Nowak, Leszek y Nowakowa, Izabella (1994) “On correspondence between economic theories” en Idealization VI, Idealization in Economics (pp.135-146) Hamminga, Bert y De Marchi, Neil, editores. Rodopi, Amsterdam, 1994.

Nowak, Leszek (1999) “The Idealizational approach to science. A new survey” A significantly expanded version of the paper published in: J. Brzeziński, L. Nowak, Idealization III: Approximation and Truth, Amsterdam/Atlanta 1992, pp.9-63. Ed. Rodopi Obtenida en la página web personal del Dr.Nowak:

Palau, Gladys y colaboradores (2004) “Lógicas condicionales y razonamiento de sentido común”, Gedisa-UBA, Buenos Aires.2004

Tomasini Bassols, Alejandro (1990) “Contrafácticos” en Analogía. Año IV No 12 (1990), México.