Sunteți pe pagina 1din 39

INTRODUCCIÓN

Un proyecto planificado adecuadamente permite satisfacer las necesidades de


los beneficiarios, y por lo tanto se basa en un análisis completo y correcto de la
situación existente. Para esto, se deben tomar en cuenta los diferentes puntos
de vista de las partes interesadas, incluyendo sus necesidades, intereses y
actividades.

El proceso de analizar la situación puede realizarse por medio del análisis con
el árbol de problemas, que pertenece al grupo de técnicas participativas de
planificación.

En esta metodología todas las partes interesadas, como beneficiarios,


organizaciones de implementación y gobiernos locales, se involucran en el
proceso de identificar y analizar de una manera conjunta sus necesidades,
apropiándose de las mismas.

De esta manera, al estar todas las partes interesadas involucradas, es más


fácil que acepten los planes establecidos y se comprometan a implementarlos,
lo cual es esencial para el desarrollo de un proyecto.

El árbol de problemas, junto con el árbol de objetivos y el análisis estratégico,


forman parte de una metodología de tres pasos que tiene como finalidad
identificar los principales problemas, en conjunto con sus causas y efectos.
Esto permite a los planificadores de proyectos, definir objetivos claros y
prácticos, así como también plantear estrategias para poder cumplirlos.
CAPÍTULO I

GENERALIDADES

1.1. CONCEPTO
Los árboles de problemas son representaciones gráficas de los
principales problemas y situaciones de desigualdad a los que se enfrenta
una comunidad, sus causas y sus consecuencias.
Los árboles de soluciones presentan las soluciones imaginadas para esos
mismos problemas.
El árbol de problemas es una ayuda importante para entender la
problemática a resolver en la transformación de desigualdades sociales.
En él se expresan, a través de encadenamientos tipo causa/efecto, las
condiciones negativas percibidas por los involucrados en relación con el
problema en cuestión. A través de este encadenamiento, se ordenan los
problemas principales permitiendo identificar el conjunto de problemas
sobre el cual se concentran las cuestiones relevantes a resolver. Esta
clarificación de la cadena de problemas permite mejorar el diseño,
efectuar una supervisión de la investigación durante su hipotética
ejecución y, una vez terminada, facilita la tarea de evaluación, con el fin
de determinar si los problemas han sido resueltos (o no).
1.2. OBJETIVO
El Árbol de Problemas le ayuda a analizar las causas y efectos de un
primer y segundo niveles en un problema central. Cabe destacar que la
elaboración de un ejercicio adecuado y profundo del análisis del problema
nos permitirá además definir los posibles objetivos y las rutas de solución.

1.3. PRINCIPIOS
Para hacerle frente a un problema necesitará comprender qué lo causa y
cuáles podrían ser los efectos.
La comprensión de la forma en que diferentes actores consideran las
causas y efectos de un problema puede ser importante

1.4. ANÁLISIS
El análisis de problemas es una de las herramientas fundamentales en la
planificación, especialmente en proyectos. El análisis del árbol de
problemas, llamado también análisis situacional o simplemente análisis de
problemas, ayuda a encontrar soluciones a través del mapeo del
problema. Identifica en la vertiente superior, las causas o determinantes y
en la vertiente inferior las consecuencias o efectos.

Este método tiene las siguientes ventajas:


 Está relacionado e identifica problemas reales y presentes más que
problemas aparentes, futuros o pasados;
 El problema se puede desglosar en proporciones más manejables y
definibles. Esto permite, priorizar más claramente en relación a que
problema o tema es más importante y esto a su vez, permite enfocar
los objetivos haciendo más efectiva su influencia;
 Hay un mayor entendimiento del problema y por lo general, nos
interconecta con las causas más contradictorias;
 Identifica los argumentos constitutivos y ayuda a establecer quienes
son los actores políticos y procesos en cada etapa;
 Ayuda a establecer que información adicional, evidencia o recurso se
necesita para fundamentar el caso o construir un propuesta de
solución convincente;
 Este proceso de análisis frecuentemente ayuda a construir un
sentimiento compartido de comprensión, propósito y acción;
 Los problemas de desarrollo identificados en el árbol de problemas se
convierten, como soluciones, en objetivos como parte de la etapa
inicial de diseñar una respuesta; y
 Los objetivos identificados como componentes o productos se
convierten en los medios para encarar el problema de desarrollo
identificado y proporcionar un instrumento para determinar su impacto
de desarrollo.

1.5. PROPÓSITO
Contar con una herramienta visual multipropósito para identificar y
priorizar problemas, objetivos o decisiones. El problema principal es
representado como el tronco de un árbol y los factores relevantes,
influencias y resultados se reflejan como raíces y ramas

Algunos ejemplos de tipos de árboles son:


 Un árbol de decisiones puede usarse para ilustrar los costos y
beneficios asociados con decisiones;
 Un árbol de problemas ilustra las variables dependientes e
independientes que afectan un problema en particular y es muy útil
para entender las causas subyacentes de problemas complejos; y
 Un árbol de objetivos puede ser usado para discernir necesidades
prioritarias. Los árboles de problemas y objetivos –por lo general- se
elaboran en tándem.

1.6. PASOS
a) Tronco. Identificar el problema: En el caso del acompañamiento a
personas que hayan vivido una violación a Derechos Humanos o de
discriminación. Es importante preguntar y/o identificar la problemática
que considera más importante o urgente.
b) Ramas y hojas. Examinar los efectos que provoca el problema:
¿Qué efectos ha tenido dicho problema? ¿cómo se manifiesta el
problema? (En éste espacio es importante tener claro que es
importante colocar sólo los que existen en este momento y que se
pueden observar)
c) Raíces: Identificar las causas del problema: ¿Por qué se ha
producido este problema?, ¿cuál es el origen del problema? (en éste
espacio pueden existir causas de primer nivel y segundo nivel que son
aquellas que han originado el primer nivel)

Segundos pasos del método:


a) Establecer la situación deseada (definir los objetivos para la solución).
b) Identificar medios para la solución del problema (se construye
buscando las situaciones contrarias a las indicadas en el árbol del
problema).
Efectos se transforman en fines
Causas se transforman en medios

c) Definir acciones y configurar alternativas (se verifica la lógica y


pertinencia del árbol de objetivos, si el “negativo” no es inmediato hay
un problema en el Árbol Causas-Efectos y es el momento de eliminar
redundancias y detectar vacíos)
CAPÍTULO II
PROCEDIMIENTO PARA LA ELABORACIÓN DE UN ÁRBOL DE
PROBLEMAS

2.1. A MODO DE INTRODUCCIÓN


Como se dijo anteriormente, la identificación y el análisis de problemas
es el primer paso para la identificación de los objetivos estratégicos de
desarrollo.
Además, este tipo de análisis es el que se utiliza para la identificación de
alternativas de solución a un determinado problema; y constituye, por
tanto, la primera fase de un proceso de planificación.
La “identificación” de ideas, es una etapa muy importante. Por lo
general, la tendencia es que, más que analizar problemas, lo que se
hace es proponer, a priori, soluciones.

Son comunes frases como:


 Lo que aquí hace falta es un hospital;
 Hay que construir una escuela;
 La ausencia de medicamentos ha incrementado los casos de
diarrea;
 Es necesario construir un nuevo centro polideportivo para disminuir
la delincuencia juvenil.

Aseveraciones como estas, corresponden a propuestas de soluciones,


pero sin tener una cabal comprensión de cuál es el asunto que se quiere
resolver y si, en realidad, ellas se ajustan y corresponden a la
problemática que se quiere solucionar.
Es conocido que si se identifica bien el problema que aqueja a una
determinada comunidad, de partida se tiene un gran porcentaje de la
solución del mismo; y es por ello que es importante hacer hincapié en
esta fase, que además nos conducirá a identificar los objetivos de
desarrollo

2.2. ANÁLISIS DE PROBLEMAS


El primer paso metodológico consiste en la elaboración del árbol de
problemas. Al efecto, se siguen los siguientes pasos:
 Analizar e identificar los que se consideren que son los principales
problemas de la situación analizada.
 A partir de esta primera “tormenta de ideas”, se establece cuál es, a
juicio del grupo, el problema central que nos afecta.
 Definir los efectos más importantes del problema en cuestión, de tal
forma de analizar y verificar su importancia. Se trata, en otras
palabras, de tener una idea del orden de gravedad de las
consecuencias que tiene no resolver la problemática que se ha
detectado y que hace que se amerite la búsqueda de soluciones.
 Anotar las causas del problema central detectado.
 Diagramar el árbol de causas y efectos asociado al problema.
 Revisar la validez e integralidad del árbol dibujado todas las veces
que sea necesario.

Para la elaboración del árbol de causas y efectos se sugiere seguir las


siguientes recomendaciones:
 Un problema no es la ausencia de su solución, sino un estado
existente negativo;
 Centrar el análisis de causas y efectos sólo en un problema central;
 No confundir el problema con la falta de algo.

A partir del problema central hacia abajo, se identifican y se sigue la


pista a todas las causas que pueden estar originando éste. Es esencial
tratar de determinar el encadenamiento que tienen ellas. En particular,
es muy importante tratar de llegar a las causales primarias e
independientes entre sí que se piensa que están originando el problema.
Mientras más raíces se puedan dibujar en el árbol de causas, más cerca
se estará de las posibles soluciones que se deben identificar para
superar la condición restrictiva que se ha detectado.
Se debe utilizar la misma lógica que la utilizada en el árbol de resultados
estudiado dentro del Sistema de Programación de Operaciones. En este
sentido, la solución a dos causas terminales, sugieren la automática
solución de la causa agregada.
El análisis del problema tiene una importancia primordial en la
planificación del proyecto, pues ejerce una fuerte influencia en
todas las posibles intervenciones.

El análisis del problema incluye:


 Definir el marco y objetivos de análisis;
 Identificar los problemas que enfrentan los grupos de destinatarios y
beneficiarios;
 Visualizar el problema en forma de diagrama, con el uso del
denominado “árbol de problemas”, lo cual aporta al análisis y
clarifica las relaciones entre causas y efectos.

El árbol de problemas, como su nombre lo indica es un árbol, que tiene


tres partes: tronco, raíces y hojas. En donde el tronco es el problema
principal, las raíces son sus causas, mientras que las hojas representan
sus efectos. En la siguiente figura se puede observar un ejemplo de un
árbol de problemas relacionado con la contaminación de un río.
Para la elaboración del árbol de problemas sería ideal realizar un evento
participativo, que incluya a todos los grupos de actores involucrados, en
donde se empleen técnicas visuales como papelógrafos o tarjetas de
colores en las cuales los actores puedan escribir los problemas que
consideren pertinentes.
Es recomendable que en un taller no se involucren a más de 25
participantes para proveer un entorno propicio de aprendizaje. Como
primer paso de este taller, se debería usar el “método de lluvia de ideas”,
así los participantes pueden plantear los problemas que consideren
prioritarios. De todos los problemas encontrados se seleccionará tan
solo uno, al cual se le considerará como el “problema central” (el tronco
del árbol).
Posteriormente, según la opinión de los participantes se
jerarquizan las causas y efectos, de la siguiente manera: problemas que
causan directamente el problema central se colocan abajo, mientras que
los que son el efecto directo de éste se colocan arriba. A continuación,
todos los problemas se deben ordenar de la misma manera (usando la
siguiente pregunta, como guía: “¿cuál es la causa de esto?”). Una vez
que los problemas han sido colocados, deben conectarse unos con otros
por medio de flechas causa efecto, señalando claramente sus vínculos
claves. Al término de este proceso, es necesario que los participantes
revisen y validen el árbol de problemas.
Una vez finalizado el árbol de problemas se podrá observar, que es una
representación gráfica resumida de la situación negativa existente.
Con el uso del árbol de problemas no solo se identifican las raíces
de las causas del o los problemas, sino también proporciona un
desglose visual de éste, en donde sus síntomas son claramente visibles
así como también sus causas; además el árbol de problemas es un
resultado visual, que puede ser entendido por cualquier persona. Este
proceso puede ser un método útil para la sensibilización de la
comunidad sobre el problema: como la comunidad y otros contribuyen al
problema, y al mismo tiempo como éste puede afectar sus vidas. El uso
de este método puede ser un importante paso cuando se intente crear
apoyo para cualquier tipo de intervención, como el uso de nuevas
técnicas o en la mejora de tecnologías.

Árbol de Problemas de Capitalismo (Modelo de Desarrollo no sustentable). Las “raíces” del


árbol demuestran las raíces de los problemas, en el tallo se especifica el problema en sí y en
la copa del árbol se encuentran las consecuencias

2.3. ANÁLISIS DE OBJETIVOS


En esta fase, se debe procurar una descripción de la situación esperada,
la imagen objetivo que se espera alcanzar en la medida de que se
pueda solucionar el problema central que se ha detectado. Esta lógica
nos permite identificar las posibles alternativas de solución, que bajo la
forma de proyectos o programas de inversión pueden contribuir a
superar esta situación

Para la elaboración del árbol de objetivos (también denominado árbol de


medios y fines), se sugiere seguir los siguientes pasos:
 Poner en positivo todas las condiciones negativas del árbol de
problemas que se estime que son deseadas y viables de ser
alcanzadas. Al hacer esto, todas las que eran causas en el árbol de
problemas se transforman en medios y los que eran efectos se
transforman en fines. Como se puede comprender, si el segundo no
es más que poner en blanco el primero, es muy importante haber
confeccionado bien el árbol de causas y efectos para poder llegar a
buenos fines y medios. La importancia, además, radica en que de
este último se deberán deducir las alternativas de solución que se
deben plantear para superar el problema. Las deficiencias en la
reformulación señalan deficiencias en el análisis de problemas; en
este caso se debe retornar a la discusión del problema (¿Qué se
quiso decir en realidad?).
 Una vez que se ha construido el árbol de objetivos es necesario
examinar las relaciones de medios y fines que se han establecido,
para, de este modo, garantizar la validez e integridad del esquema
de análisis. Si al revelar el árbol de causas y efectos se determinan
inconsistencias, es necesario volver a revisarlo para detectar las
fallas que se pueden haber producido.
 Si se estima necesario, y siempre teniendo presente que el método
debe ser todo lo flexible que sea posible, se deben modificar las
formulaciones que no se consideren correctas, se deben agregar
nuevos objetivos que se consideren relevantes y no estaban
incluidos, y se deben eliminar aquellos que no eran efectivos.

En este contexto, lo que era el problema central ahora se transforma en


el gran objetivo de planificación. Para alcanzar este logro, los que antes
eran efectos ahora son fines. Las que antes eran las causas que
provocaban el problema ahora son los medios para resolverlo. Esto
resulta tremendamente importante, porque si las causas han sido bien
identificadas, se está muy cerca de identificar los medios, las
alternativas, para la resolución del problema.
De aquí la importancia de que las causas se ramifiquen todo lo que sea
posible, porque, de ser así, se podrán tener mucho más desagregadas
las posibles vías de solución al problema en estudio.
Podría asimismo, en una segunda vuelta de análisis de la situación,
llegarse a la conclusión de que algunos de estos medios no son
relevantes o que faltan otros que sí lo son.

Si suponemos que todos son medios relevantes, es preciso tener en


cuenta las siguientes consideraciones:
 Que algunos de estos medios pueden ser complementarios y otros,
excluyentes entre sí;
 Que algunas de estas acciones pueden estar dentro del ámbito de
nuestra gobernabilidad y que otras pueden ser acciones que deban
emprender otras entidades públicas, a las cuales sólo se les podrá
hacer la sugerencia de implementarlas; y
 Que de estos medios será necesario identificar las alternativas de
proyectos que se pueden deducir.

El análisis de objetivos es un enfoque metodológico empleado para


describir la situación a futuro, planteando un escenario en donde los
problemas que fueron una vez identificados han sido solucionados, para
esto se representan los medios y fines en un diagrama llamado “árbol de
objetivos”.
En el árbol de objetivos, las situaciones negativas que fueron expuestas
en el árbol de problemas se convierten en soluciones, estas se expresan
como “logros positivos”. Por ejemplo, en el caso de la contaminación del
río, que se presentó anteriormente, “el deterioro de la calidad del agua
del río” se convierte en “mejora de la calidad del agua del río”. Estos
logros positivos ahora son objetivos, que se presentan en la parte central
del árbol de objetivos, en donde también se indica la jerarquización de
los medios y fines.
Puesto que las situaciones negativas del árbol de problemas tienen que
ser reformuladas en situaciones positivas deseadas y realistas, es de
primordial importancia que todos los involucrados en el proceso de
discusión proporcionen su retroalimentación. Una consulta preparada
adecuadamente ayudará a considerar prioridades, evaluar que tan
realista puede ser cumplir con ciertos objetivos, así como identificar los
recursos para lograr los fines deseados. Incluso podría ser necesario la
reformulación de ciertos problemas, añadir nuevos problemas o eliminar
algunos de estos que no sean relevantes o idóneos. Aparte de esto, con
el uso del árbol de objetivos se puede identificar varios objetivos que no
pueden ser alcanzados al mismo tiempo, para lo cual se tendrá que
elegir y priorizar.
El árbol de objetivos, una vez que está terminado, es un resumen visual
completo de la situación deseada a futuro, que incluye medios, objetivos
y fines a alcanzar.
2.4. DEFINICIÓN DE ACCIONES
La identificación de acciones es un proceso analítico que permite definir
acciones concretas tendientes a materializar los medios. Los medios que
deben operacionalizarse son los que están en la parte inferior del árbol
de objetivos. Es decir, son aquellos que no tienen otro medio que los
genere y están en correspondencia con las causas independientes que
estén en la parte más baja del árbol del problema.
Para operacionalizar un medio pueden existir distintas formas de
hacerlo, esto implica que para cada medio existen diversas acciones
posibles. La identificación de éstas dependerá de la creatividad y
experiencia de quienes analizan un problema. Es recomendable y
posible contar con un buen número de acciones por cada medio.
Es importante verificar, también, la coherencia entre causa, medio y
acción. Esto, porque existe una relación lógica entre estos tres aspectos
del análisis. En este sentido la relación se puede expresar como sigue:
la existencia de un problema se explica por la existencia de una causa
que lo provoca, para solucionarlo es necesario recurrir a unos medios
que eliminen la causa, para hacer efectivos este medio se debe
identificar una acción.
Si atendemos este esquema podríamos decir, leyendo de izquierda a
derecha, que la acción que se propone permite obtener unos medios
que eliminan la causa que genera el problema. Por lo tanto, es necesario
revisar que exista coherencia entre estos elementos para así no caer en
inconsistencias que afectarían el análisis.
A partir del árbol de objetivos, debemos analizar cuáles serían las
acciones posibles de llevar a cabo para resolver el problema. Para cada
base del árbol de objetivos se busca creativamente acciones que
concreten el medio, de la siguiente forma:
ACCIÓN MEDIO

2.5. ALTERNATIVAS
Una vez que contamos con las acciones definidas para resolver el
problema, en necesario establecer alternativas viables y pertinentes.
Para ello es necesario el examen de las acciones propuestas en varios
aspectos:
 Lo primero es discriminar entre acciones, esto se hace
clasificándolas en dos tipos: complementarias y excluyentes.
 Las “complementarias” serán aquellas que son factibles en conjunto
y que van a complementar sus aportes a la solución del problema,
por lo tanto es posible agruparlas en torno a la solución.
 Las acciones “excluyentes”, por el contrario, no es posible realizarlas
en conjunto, estas nos ayudan a decidir por una estrategia. Esto se
puede expresar a modo de ejemplo entre dos proposiciones, “reparar
un equipo” o “comprar uno nuevo”, la decisión entre hacer una o la
otra acción las clasifica como excluyentes.
 Verificar el grado de interdependencia entre las acciones propuestas
y agrupar las que sean complementarias. Cada agrupación de
acciones complementarias podrá configurar una alternativa.
 Analizar su nivel de incidencia en la solución del problema. Dar
prioridad a las de mayor porcentaje de incidencia presumible.
 Verificar la factibilidad de las alternativas.
o Costos totales en valores presentes y futuros,
o Viabilidad financiera y económica,
o Viabilidad técnica,
o Sostenibilidad,
o Contribución al fortalecimiento institucional y construcción de
capacidades,
o Impacto ambiental,
o Aceptación por parte de los beneficiarios,
o Compatibilidad del proyecto con las prioridades gubernamentales.

2.6. ESTRUCTURA ANALÍTICA


Con la información que se recogió para la selección de la estrategia
óptima se construye la Estructura Analítica del Proyecto, que consiste en
diagramar un árbol de objetivos ajustado a la alternativa seleccionada
pero con 4 niveles jerárquicos: objetivos generales (fin), objetivo
específico (propósito), resultados y actividades.
El fin y propósito se toman del árbol de objetivos original, mientras que
los resultados y actividades deberán construirse a partir de la
información producto del análisis de alternativas.
 Medios, se refiere a los recursos materiales y no materiales
necesarios para realizar las actividades;
 Actividades, tareas realizadas a través de las cuales se alcanzan los
resultados;
 Resultados, fruto de las actividades realizadas para alcanzar el
objetivo específico,
 Objetivos específicos, propósitos que en conjunto contribuyen a los
objetivos generales.
Los objetivos generales se seleccionan de la parte superior del árbol de
medios y fines, describiendo por orden de importancia la perspectiva con
la cual se realizará la intervención.
El objetivo específico se selecciona de la situación esperada
correspondiendo al “revelado” del problema que se había identificado.
Los resultados son los “medios” que conducen a alcanzar el objetivo
específico.
Las actividades son aquellas acciones identificadas y priorizadas de
acuerdo a lo descrito en los apartados anteriores.
Es posible también incorporar otros resultados que anteriormente no
fueron identificados y que provienen de un análisis posterior.

Lo anteriormente expuesto se detalla en el esquema siguiente

2.7. ANÁLISIS ESTRATÉGICO


Después de haber sido planteada la situación a futuro, se deben
seleccionar las posibles intervenciones con la finalidad de determinar el
alcance del proyecto, p.ej.: que es lo que debería o podría incluirse en el
proyecto, y que se debe dejar afuera.
Esta fase analítica es la más difícil y exigente, pues implica la síntesis de
una cantidad significante de información y la toma de decisiones con
respecto a la mejor estrategia a seguir. En la práctica, la estrategia
seleccionada debe alcanzar un equilibrio entre los intereses de los
diferentes actores, las exigencias políticas y las limitaciones existentes.
Sin embargo, antes de que se inicien los trabajos de diseño en detalle,
tienen que ser examinadas completamente las ventajas potenciales
y las dificultades relacionadas con la estrategia a escoger.
Existen preguntas típicas que deben realizarse y responderse, tales
como: ¿Pueden o deben solucionarse todos los problemas
identificados? ¿Se deberían solo resolver algunos? ¿Qué intervenciones
son las más factibles para alcanzar los resultados esperados? ¿Cuáles
intervenciones serán las que producirán un mayor beneficio en el grupo
de estudio? ¿Estas intervenciones son sostenibles a largo plazo?
¿Están disponibles los medios financieros? ¿Existe la capacidad técnica
para la implementación de las acciones planteadas?.
Estas y otras preguntas incluyendo los aspectos ambientales, sociales y
económicos, ayudarán a identificarlas estrategias que no pueden
incluirse en el proyecto. Esto a su vez permitirá definir aquellas que sean
realistas y ofrezcan mayores beneficios para solucionar los problemas
planteados.
CAPÍTULO III

ÁREAS DE INTERVENCIÓN: ÁRBOL DE OBJETIVOS

3.1. CONCEPTO
El Árbol de Objetivos es la versión positiva del Árbol de Problemas.
Permite determinar las áreas de intervención que plantea el proyecto.
Para elaborarlo se parte del Árbol de Problemas y el diagnóstico. Es
necesario revisar cada problema (negativo) y convertirlo en un objetivo
(positivo) realista y deseable. Así, las causas se convierten en medios y
los efectos en fines.

3.2. PASOS
Los pasos a seguir son:
a) Traducir el Problema Central del Árbol de Problemas en el Objetivo
Central del proyecto. (un estado positivo al que se desea acceder).
La conversión de problema en objetivo debe tomar en cuenta su
viabilidad. Se plantea en términos cualitativos para generar una
estructura equivalente (cualitativa). Ello no implica desconsiderar que
el grado de modificación de la realidad es, por definición, cuantitativa.

b) Cambiar todas las condiciones negativas (causas y efectos) del Árbol


de Problemas en estados positivos (medios y fines). Esta actividad
supone analizar cada uno de los bloques y preguntarse: ¿A través de
qué medios es posible alcanzar este fin?. La respuesta debe ser el
antónimo de las causas identificadas.
El resultado obtenido debe presentar la misma estructura que el
Árbol de Problemas. Cambia el contenido de los bloques pero no su
cantidad ni la forma en que se relacionan. Si en este proceso surgen
dudas sobre las relaciones existentes, primero se debe revisar el
Árbol de Problemas para luego proseguir con el de Objetivos.

c) Identificar los parámetros, que son aquellas causas del problema que
no son modificables por el proyecto, ya sea porque son condiciones
naturales (clima, coeficiente intelectual) o porque se encuentran fuera
del ámbito de acción del proyecto (poder legislativo, otra
dependencia administrativa).
Estos parámetros se señalan en el Árbol de Objetivos sin modificar el
texto del de Problemas.
Al ubicar un parámetro, es posible sacar de ambos árboles todas sus
causas ya que aun cuando alguna sea modificable, no se producirá
ningún efecto sobre el problema central.

d) Convertir los efectos del Árbol de Problemas en fines. Al igual que en


las causas, por cada efecto se debe considerar sólo un fin.
e) Examinar la estructura siguiendo la lógica medio-fin y realizar las
modificaciones que sean necesarias en ambos árboles.

En resumen, el Árbol de Objetivos (Medios-Fines) refleja una


situación opuesta al de Problemas, lo que permite orientar las áreas
de intervención que debe plantear el proyecto, que deben constituir
las soluciones reales y factibles de los problemas que le dieron
origen.

3.3. ÁREAS DE INTERVENCIÓN


Para identificar los cursos de acción, se revisa el Árbol de Objetivos y se
relevan los medios a través de los que es posible intervenir para lograr el
o los Objetivos de Impacto del Proyecto (el Objetivo Central y, en
algunos casos, aquellos que se ubican en torno a éste, ya sea como
medio o fin).

Para esto es necesario:


1. Clasificar los medios según su viabilidad y complementariedad,
excluyendo los parámetros.
2. Escoger las vías de acción que ameriten una evaluación más
profunda, utilizando criterios tales como:
- Recursos disponibles
- Capacidad institucional
- Ventajas comparativas
3. Destacar las posibles áreas de intervención.

Con esta labor sólo se han identificado las áreas de intervención. Para
convertirlas en “alternativas” deben desarrollarse en forma detallada
(considerando un área en forma independiente o complementando dos o
más). Esto requiere especificar las inversiones (si las hay), los recursos
humanos, los insumos y las actividades necesarias para lograr las metas
de producto propuestos, estudiar sus costos y estimar los impactos.
En algunos casos, los medios pueden asociarse directamente a
productos (por ejemplo, el medio "vacunas disponibles", se traduce en el
producto vacunas). En otros, el medio no deriva en un único producto
("personal de salud capacitado" se puede traducir en distintas formas de
capacitación, que van desde la entrega de información vía medios de
comunicación, hasta un curso formal).
CONCLUSIONES

El análisis con el árbol de problemas es una herramienta participativa, que se


usa para identificar los problemas principales con sus causas y efectos,
permitiendo a los planificadores de proyectos definir objetivos claros y
prácticos, así como también plantear estrategias para poder cumplirlos. Existen
tres fases en el proceso de análisis:
 identificar los aspectos negativos de la situación existente y colocarlos
en el árbol de problemas, incluyendo sus “causas y efectos”;
 elaborar el árbol de objetivos, que es tan solo la inversión delos
problemas en objetivos; y
 determinar el alcance del proyecto en el análisis estratégico.
Este tipo de evaluación tiene un mayor valor si se realiza un taller en donde
puedan intervenir todos los actores involucrados; así tendrán la oportunidad de
establecer su punto de vista sobre la situación existente.
BIBLIOGRAFIA

Ministerio de Economía y Finanzas, Manual metodológico general de


identificación, formulación y evaluación de proyectos de inversión pública,
Lima, julio del 2001
ANEXO
PROCESO DE ELABORACIÓN DEL ARBOL DE PROBLEMAS
CAUSA Y EFECTOS

DEFINIR EL PROBLEMA
Lo primero que debemos establecer es el problema que el proyecto pretende
solucionar, expresado en necesidades insatisfechas y/o oportunidades no
aprovechadas. Es recomendable que el problema no se exprese como la falta
de una solución, ya que no se contaría con otras alternativas para su análisis.
Por ejemplo, no es correcto definir el problema siguiente: "Falta de equipos de
cómputo en el departamento de personal de la empresa", ya que los equipos
son una alternativa de solución a un problema distinto, que puede ser: "limitado
manejo de la información del personal de la empresa".

Así mismo, es importante usar verbos adecuados en la definición de problema


y tener mucho cuidado en términos como carencia, falta, etc.

CAUSA DEL PROBLEMA


Una vez definido el problema, se procederá a identificar las causas directas e
indirectas que lo generan, eliminándose aquellas que están fuera del alcance
del proyecto, por ejemplo algunos sucesos externos que pueden estar
presentes.
EFECTOS DEL PROBLEMA
Los efectos son todos aquellos sucesos que se derivan del problema y
permanecerán en caso de no ejecutarse el proyecto. En forma similar, se tiene
que identificar los efectos directos e indirectos según su relación con el
problema.

Si se superponen ambos esquemas obtenemos el árbol causas y efectos,


donde se muestra de una manera lógica lo que se pretende modificar.

EL ÁRBOL DE MEDIOS Y FINES


En base del árbol causa y efectos, se construye el árbol de medios y fines de
una manera opuesta y positiva, obteniéndose a partir de ello los objetivos del
proyecto

Los objetivos específicos son lo opuesto de las causas directas.


Lo opuesto a las causas indirectas son los medios fundamentales, a partir de
ellos se encontrarán las acciones respondiendo a la pregunta ¿Cómo? Para el
caso, de Máquinas adecuadas, la pregunta sería cómo las obtendremos; una
de las acciones es alquilarlas, otra acción es comprar máquinas. Y así para
cada medio se halla sus acciones correspondientes, para luego agruparlas y
formar las alternativas del proyecto.
Alternativa de Proyecto 1
 Comprar máquinas
 Realizar programas de mantenimiento
 Estandarizar actividades
 Capacitar personal

Alternativa de proyecto 2
 Rentar máquinas
 Realizar programas de mantenimiento
 Estandarizar actividades
 Contratar personal

En resumen la metodología analizada nos permite hallar lo siguiente:


Objetivo General del Proyecto
Mejorar el nivel de estandarización en los productos de la empresa.

Objetivos Específicos del Proyecto


 Mejorar la utilización de la maquinaria
 Poseer un mayor control del proceso productivo.

Productos del Proyecto


El proyecto entregará con la inversión:
 Máquinas adecuadas
 Amplia cobertura de mantenimiento
 Uso correcto de normas de producción
 Personal mejor informado en tareas de la producción
ANEXO
MODELO DE ÁRBOL DE OBJETIVOS
MEDIOS – FINES
PROYECTO EDUCACIÓN JUVENIL
ÁREAS DE INTERVENCIÓN
PROYECTO EDUCACIÓN JUVENIL
http://www.fao.org/wairdocs/x5405s/x5405s07.htm#TopOfPage