Sunteți pe pagina 1din 2

UNIVERSIDAD FERMIN TORO

VICE RECTORADO ACADEMICO

FACULTAD DE CIENCIAS JURIDICAS Y POLITICAS

ESCUELA DE DERECHO

ENSAYO

AUTOR:

MARIA PIERO

CI: 19.188.341

BARQUISIMETO, 2017.
El abogado como funcionario publico

Es la alta expresión de unión del jurista con el estado ya que se trabaja con el fin de defender a las
personas que lo necesiten por las causas que sobrellevan al caso además Debe destacarse, que
según el código de ética profesional del abogado en Venezuela en sus artículos 14,15, 16, 17, 18,
expresa que, en resumen, el abogado como servidor de la justicia y colaborador en su
administración, no deberá olvidar que la esencia de su poder profesional consiste en defender los
derechos de su representado o asistido con diligencia.

Limitaciones del ejercicio profesional

El Abogado en defensa de la justicia y de la verdad ejercerá libremente y con moderación


su ministerio con la sola limitación que le imponen la Ley y los principios de ética
profesional es decir que solo tendrá limitaciones según su campo de accion

El abogado como juez

El abogado desempeñándose como juez está encargado de solucionar conflictos a través de la


aplicación de normas, lo cual es de gran importancia por cuanto al dictar una sentencia que queda
definitivamente firme en un procedimiento no se puede volver a juzgarse nada al respecto
produciendo lo que se llama la cosa juzgada ,ahora bien Hoy día es indispensable que la conducta
del Juez esté enmarcada dentro de los principios de solidaridad social, por cuanto ello le permitiría
ganarse la confianza pública Para estar acordes con los valores superiores y con el Estado
democrático y social de Derecho y de Justicia, consagrado en la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela.

Su autonomía. Idoneidad e independencia ante las causas y las partes

los jueces gozan de autonomía e independencia al decidir las causas sometidas a su


conocimiento, de igual forma disponen de una amplio margen de valoración del derecho aplicable a
cada caso, por lo cual pueden interpretarlo y ajustarlo a su entendimiento, como actividad propia
de su función de juzgar. Dentro de este análisis, no puede por vía de amparo revisarse los
fundamentos que motivan al Juez a dictar su decisión, a menos que tales criterios contravengan de
manera flagrante derechos constitucionales de las partes