Sunteți pe pagina 1din 5

LA HOJA VOLANDERA

RESPONSABLE SERGIO MONTES GARCÍA


Correo electrónico sergiomontesgarcia@yahoo.com.mx
En Internet www.lahojavolandera.com.mx

¿DE QUÉ SIRVE LA


TEORÍA EDUCATIVA?

Mtra. Susana Cepeda Islas*

*Licenciada en Ciencias Políticas y Administración Pública, UNAM.


Especialidad en Formación de Educadores de Adultos,
Universidad Pedagógica Nacional.
Maestría en Psicología Social de Grupos e Instituciones, UAM.
Actualmente estudia el Doctorado en Planeación y Liderazgo Educativo
en la Universidad Autónoma del Noreste.
Maestra investigadora en la
Universidad Autónoma Agraria “Antonio Narro”, Saltillo Coahuila.
ceis17@hotmail.com

Introducción
Desde la aparición del concepto de educación, mucho se discute sobre el tema de teoría
de la educación: su construcción, los elementos que la constituyen, su filosofía, entre
otros elementos. En referencia a este tema el presente trabajo tiene la intención de dar
algunas ideas sobre el libro Introducción a la teoría de la educación, de T. W. Moore.
De ahí que iniciemos este escrito con la necesidad de plantearnos como educado-
res la siguiente pregunta: ¿De qué sirve la teoría educativa? Estas líneas tienen la inten-
ción de hacer una serie de reflexiones que nos ayuden a dar una respuesta.
Se trata entonces, en primer lugar, de entender cómo se interpreta la definición
de teoría educativa, cómo se concibe, bajo qué parámetros y, sobre todo, desde qué es-
pacio y tiempo. En segundo lugar, se tiene la idea de presentar la estructura de las teo-

Junio 10 de 2008
www.lahojavolandera.com.mx

¿DE QUÉ SIRVE LA TEORÍA EDUCATIVA?


rías educativas, de su andamiaje, para adentrarnos en la filosofía; finalmente, después de
este recorrido, dar algunas conclusiones, que permitan al lector tener otra perspectiva
sobre la tan controvertida teoría de la educación.

La teoría educativa

Para dar carácter de científico a la educación, se considera que debe tener determinados
ejes que la sostengan como tal. Moore inicia sus comentarios señalando la dificultad que
se presenta en algunos espacios educativos entre los docentes, sobre la necesidad de en-
señar a los alumnos la teoría educativa proporcionando información útil que les ayude a
tener una visión integral de ésta.
Moore hace una clara explicación sobre el tema, él define, en primera instancia,
el concepto de teoría y sobre su uso, para dar mayor claridad a sus afirmaciones señala
dos concepciones que sobre teoría reconoce: por un lado la concibe como “un instru-
mento para la explicación y la predicción razonadas” y por otro la menciona como “el
intento de dar cuenta de un conjunto de hipótesis o leyes de la naturaleza subsumiéndo-
las en una explicación más general”. Es necesario hacer este tipo de aclaraciones, pues
abundan las definiciones sobre el tema, de esta forma se define hacia dónde se quiere
llevar la discusión permitiendo con esto dar una visión clara de lo que se argumenta.
En la primera definición, la teoría se enfoca en el interés de dar una explicación
sobre alguna creencia con respecto a la educación y, por otra parte, utiliza el concepto
de predicción; es decir, anunciar en lo educativo algo que ha de suceder.
Lo que queda claro, es que la teoría educativa es producto de la práctica, se cons-
truye en el contexto que se vive, se construye esta práctica educativa con un objetivo, y
ese objetivo debe estar centrado en el hombre que se desea formar.
En este sentido, Moore presenta la existencia de dos teorías, una explicativa y otra
práctica. Nos comenta que “el objetivo principal al hacer ciencia es captar la verdad so-
bre el mundo y expresar esa verdad en forma de leyes de la naturaleza”, la teoría de la
educación nos dice, es, en primera instancia, una teoría práctica y la función de la teoría
es la prescripción.
La educación es considerada por Moore como una serie de actividades que están
interrelacionadas y que se llevan a cabo en diferentes niveles. Los niveles son considera-
dos como diferencias lógicas, es decir un nivel depende de otro:

╣2╠
www.lahojavolandera.com.mx

¿DE QUÉ SIRVE LA TEORÍA EDUCATIVA?


Primero, encontramos las actividades educativas como enseñar, aprender, instruir,
demostrar y castigar; después construimos los principios, consejos y recomendaciones
que se dan en el primer nivel; y, por último, está la filosofía, que es fundamental para
clasificar los conceptos que se dan en el segundo nivel, dando consistencia y validez al
primero.
Se considera entonces, que cada teoría educativa se construye desde el contexto
en que se vive, de las necesidades de la sociedad, desde el ideal de hombre que se quie-
re formar.

La estructura

Toda teoría tiene una estructura, estructura que se apoya con una teoría práctica y que
conduce hacia el logro de su objetivo educativo: el deseable.
La lectura de Moore señala tres ejes para lograr ese objetivo deseable:
1. Primero debemos formular el fin o los fines que se desean, es decir los objetivos
de la educación. Platón por ejemplo deseaba formar un hombre justo, y Locke
formar un hombre responsable así como los demás teóricos que se mencionan en
la teoría.
2. Se dirige a los sujetos, es decir a quienes deben ser educados los niños o los
alumnos en general. Rousseau consideraba que los niños eran buenos, la socie-
dad los dañaba, y Froebel, consideraba al niño como una manifestación viviente
de un modelo divino.
3. Y finalmente, se orienta a la formación de una persona equipada para vivir de de-
terminada manera, para responder al mundo en que se desenvuelve. Por ejemplo,
Dewey afirma que el conocimiento científico permite al hombre controlar su en-
torno y su calidad de vida.
El resultado dependerá del modelo educativo en que estemos situados, ya sea el tra-
dicional o el progresivo. Moore dice que en el primero, se debe enseñar al niño dando
órdenes, coaccionando y prohibiendo; en resumen, se debe imponer por la fuerza la
educación. De manera contraria la educación progresiva concibe al niño como dispues-
to al aprendizaje, tiene impulsos espontáneos de curiosidad e interés.
Por otro lado, una teoría educativa desde el modelo que sea, se conforma de una es-
tructura compleja desde el punto de vista lógico, de manera que se puede evaluar de
muy diferentes formas. Y todas tienen validez, lo importante para los educadores es te-
ner los elementos necesarios para hacer un análisis sobre ella, y ese análisis debe de es-
cudriñar perfectamente los supuestos que la conforman y objetivo al que desea llegar.

╣3╠
www.lahojavolandera.com.mx

¿DE QUÉ SIRVE LA TEORÍA EDUCATIVA?


La filosofía

Otro aspecto muy importante es el papel que juega la filosofía educativa, la construcción
de diferentes posiciones con respecto a este punto es muy variada, y ésta va acorde con
el momento histórico que viven los teóricos. Para hacer referencia a esto, Moore nos
muestra la posición de algunos teóricos con respecto a este tema; él nos plantea cómo se
ha desarrollado la teoría educativa desde Platón hasta Dewey, pero si ponemos aten-
ción en este recorrido, es indiscutible que el ideal de hombre que desea cada teórico,
toca diferentes objetivos; cada propuesta sobre el ideal de hombre se constituye de dife-
rente manera, porque son diferentes los contextos, la humanidad a lo largo de la historia
ha evolucionado, llevando a cabo de manera lógica el proceso, pasando de un estado a
otro.
Se mencionan algunos: Platón, por ejemplo, deseaba que la educación formara a
un “hombre justo”, y el término justo hace referencia a que la educación debería ir enfo-
cada a la necesidad del Estado y éste debería tener para lograr ser justo un orden jerár-
quico, y cada ciudadano debería desempeñar el papel social que le correspondiera; en
este contexto se estaba preocupado por fortalecer al Estado y la manera de lograrlo era
mediante la jerarquía que proponía Platón. Rousseau afirmaba que “los niños son bue-
nos por naturaleza”, el problema estaba en la influencia externa que recibían, como po-
demos ver estaba enfocado a lo “natural”, recordando que en ese momento se daba im-
portancia a la “Ley Natural” y no a la “Ley Divina”. Dewey está en otro contexto cuan-
do trabaja sobre su teoría educativa, su propósito es hacer al hombre útil para la socie-
dad enmarcándolo en un ambiente democrático, producto también de su contexto.
Como observamos entonces, el objetivo educativo cambia porque cambian las ne-
cesidades de la sociedad. Actualmente la sociedad demanda individuos no que llenen
sus cabezas de información, sino que den respuesta expedita a los problemas que vive la
sociedad, pero sobre todo que tengan la capacidad de adaptarse sin dificultad a los
cambios de paradigmas.
Y es aquí donde juegan un papel fundamental las disciplinas de la psicología y la
sociología, porque es importante saber cómo aprenden los individuos en cada sociedad,
ya que los cambios que sufre en el interior de ésta, repercuten en los hombres, los niños
de ahora nacen con más información que los niños que nacieron en la época de nues-
tros abuelos. La sociedad también se transforma por los cambios que sufre: la economía,
lo cultural, lo político, la tecnología, la naturaleza entre otros factores.

╣4╠
www.lahojavolandera.com.mx

¿DE QUÉ SIRVE LA TEORÍA EDUCATIVA?


Conclusiones

Después de los comentarios antes expuestos es hora de contestar la pregunta eje de este
documento: ¿De qué sirve la teoría educativa?, podemos decir que sirve de parámetro
para medir el avance de la práctica educativa a través de la evolución de la humanidad,
nos proporciona categorías importantes de análisis, nos ayuda a saber a qué elementos
se resaltaron y en que momento se les dio importancia. Se coincide con la idea de mate-
rialismo histórico de Marx, dónde nos dice que aprender a analizar el pasado nos ayu-
dará a resolver los problemas presentes.
Cada teoría educativa ofrece a los docentes las herramientas necesarias lograr cali-
dad en la práctica educativa, tomando en cuenta las experiencias vividas.
Se considera que la educación es un proceso vital, imprescindiblemente necesario
para el hombre y la sociedad, mediante el cual, el individuo recurriendo a su propio es-
fuerzo y gracias a las influencias de bienes y valores, desarrolla su potencialidad, su ca-
pacidad, sus posibilidades creadoras. Al mismo tiempo, la educación permite al educan-
do asimilar la herencia social y en general las formas de vida de su comunidad a efecto
de incorporarlo como miembro activo de ella, con la aspiración de formar plenamente
su personalidad para que tenga un efectivo desempeño en la vida, además, la sensi-
bilidad necesaria para adaptarse a las circunstancias histórico-culturales de cambio que
sufre la sociedad, debido a los avances tecnológicos y científicos. La educación es un
proceso que repercute en el contexto del sujeto y fortalece su experiencia mediante el
aprendizaje continuo.
Finalmente, la historia nos ha enseñado que en la épocas de crisis de la
humanidad es inevitable que los grandes pensadores como Sócrates, Platón, Durkheim,
Marx, Weber, entre otros, hayan construido reflexiones en torno a la educación ¿Qué
sucede tanto con el orden social como con la formación del hombre?, ellos han
propuesto en su tiempo, superar la crisis a través de una forma racional y la
incorporación del hombre a ese nuevo orden mediante una educación planificada e
intencional, sobre la base de nuevos ideales y valores. Por esto, se considera importante
el conocimiento de las teorías educativas.

╣5╠