Sunteți pe pagina 1din 14

Contenido

Introducción…………………………………………………….…….. 1
6. Equilibrio de fases en sistemas ígneos………………………..… 2
6.1 Definiciones de las fases sistemas ígneos …………………… 2
6.2 Regla de Gibbs …………………………………………….……. 3
6.3 Regla de la Balanza ……………………………………………. 6
6.4 Sistemas Binarios ………………………………………………. 7
6.5 Sistemas ternarios y Multicomponentes……………………… 10

Introducción

Para tratar de entender a los sistemas fundidos simplificados, se necesita una base teórica,
para poder analizarlos sobre una base dinámica y valorar la contribución de cada
componente químico a las variaciones de esa dinámica. Si se entiende, como el agregado
de componentes adicionales afectan al sistema, se podrá entender el comportamiento de
sistemas naturales más complejos. La Regla de las Fases es un tratamiento teórico simple
de esta aproximación.

La mineralogía de las rocas muestreadas en la superficie de la Tierra, reflejan las


condiciones de temperatura y presión bajo las cuales fueron formadas y sus composiciones
químicas. Los cuerpos rocosos poseen una amplia variedad de propiedades físicas,
químicas, espaciales y cronológicas que reflejan los procesos geológicos responsables de
su formación. Las propiedades más importantes son la composición química y mineralógica
del cuerpo, su fábrica y sus relaciones de campo. Para comprender como y porque estas
cuatro propiedades son petrológicamente significativas, debemos considerar algunas
relaciones básicas entre energía, materia y estados de equilibrio, gobernados por la
temperatura y la presión.

Todos los procesos naturales, involucran transferencia y transformación de diferentes


formas de energía y movimiento de materia, estableciendo nuevos estados de equilibrio
más estables. Un estado particular de equilibrio mineralógico está gobernado por la presión
(P), la temperatura (T) y la composición química (X) del sistema geológico y es reflejado en
la composición mineralógica del cuerpo de roca. El campo de estudio de estos conceptos
es la termodinámica, que toma su nombre de la energía térmica. La termodinámica se
ocupa de las relaciones que rigen los cambios de un sistema.

1
UNIDAD 6: Equilibrio de fases en sistemas ígneos

6.1 Definiciones de las fases sistemas ígneos

La mineralogía de las rocas muestreadas en la superficie de la Tierra, reflejan las


condiciones de temperatura y presión bajo las cuales fueron formadas y sus composiciones
químicas. Los cuerpos rocosos poseen una amplia variedad de propiedades físicas,
químicas, espaciales y cronológicas que reflejan los procesos geológicos responsables de
su formación. Las propiedades más importantes son la composición química y mineralógica
del cuerpo, su fábrica y sus relaciones de campo. Para comprender como y porque estas
cuatro propiedades son petrológicamente significativas, debemos considerar algunas
relaciones básicas entre energía, materia y estados de equilibrio, gobernados por la
temperatura y la presión.

Todos los procesos naturales, involucran transferencia y transformación de diferentes


formas de energía y movimiento de materia, estableciendo nuevos estados de equilibrio
más estables. Un estado particular de equilibrio mineralógico está gobernado por la presión
(P), la temperatura (T) y la composición química (X) del sistema geológico y es reflejado en
la composición mineralógica del cuerpo de roca. El campo de estudio de estos conceptos
es la termodinámica, que toma su nombre de la energía térmica. La termodinámica se
ocupa de las relaciones que rigen los cambios de un sistema.

Se llama sistema a una porción del universo que se quiere estudiar. P.ej. una galaxia, un
batolito, una falla, una colada, un volcán, una asociación de cristales, una porción de un
cristal. Los petrólogos se refieren por ej. al sistema albita-anortita, en este sentido, significa
todos los sistemas termodinámicos posibles, compuestos por mezclas de albita y anortita,

Sistema aislado: se define así al que no cambia energía ni materia con el exterior.

Sistema cerrado: es aquel que cambia energía con el exterior, pero no materia. Por ejemplo,
la cristalización de un plutón. Los minerales cristalizan por pérdida de temperatura y/o
presión, pero los componentes químicos se mantienen sin cambios.

Sistema abierto: es el que intercambia energía y también materia con el exterior. Por
ejemplo, el metasomatismo de contacto entre una caliza y un intrusivo ácido (skarn de
contacto); la asimilación de roca de caja por un granito; la alteración hidrotermal, etc.

Las partes del sistema: Un sistema está compuesto por los componentes y las fases.

Se llama componente al número más pequeño de elementos químicos en función de los


cuales queda representada una fase. Generalmente un componente de un sistema
petrológico se representa por el porcentaje en óxido, por el número de moles o por la
fracción molar de ese componente. Esto depende del sistema que tratamos. Por ejemplo,
el Sistema Agua, tiene un sólo componente H2O, mediante el que se expresa su estado o

2
fases presentes, hielo, agua y vapor. En el sistema Forsterita-sílice, la composición se
expresa por sus fracciones molares o por sus porcentajes en peso, para establecer la
reacción entre ambos para dar Enstatita.

Fases: son las porciones del sistema, físicamente homogéneas en todas sus propiedades
y mecánicamente separable del resto del sistema. En los ejemplos dados, en el sistema
agua, pueden existir tres fases: hielo, agua líquida y vapor de agua. En el sistema Forsterita-
Sílice, pueden coexistir fases cristalinas y fundido, además los diversos minerales
Forsterita, Tridimita y Enstatita, constituyen las fases del sistema.

Las propiedades termodinámicas de un sistema pueden divididas en variables extensivas


o intensivas.

Las variables extensivas: dependen de la cantidad de material del sistema, tales como
masa, volumen, número de moles, etc. y valor total es igual a la suma de sus valores en
cada una de las partes del sistema. Tales variables no son propiedades intrínsecas de las
substancias del sistema.

Las variables intensivas: son las que no dependen de la cantidad de materia del sistema y
son propiedades de las substancias que lo componen, tales como presión, temperatura,
densidad, concentración de componentes en cada fase, etc. Hay un gran número de
variables intensivas y muchas son interdependientes. Volviendo a la cuestión de
interpretación de las rocas, nosotros debemos especificar como conocer el estado de un
sistema.

6.2 Regla de Gibbs

Esta regla nos define los grados de libertad que posee el sistema dependiendo del tipo de
variables que consideremos. Establece la siguiente relación: V = c + 2 – f ≥ 0

Donde V es el número de grados de libertad o varianza, c es el número de componentes


independientes necesarios para definir la composición de las fases en el sistema, y f es el
número de fases.

La varianza del sistema es el máximo número de variables intensivas a las que se les
pueden asignar valores arbitrarios, o que pueden ser cambiadas independientemente, sin
causar cambios en el número de fases en el sistema en equilibrio. Si se le asignan valores
específicos a V, el estado del sistema está definido y así las otras variables intensivas del
sistema también tienen valores específicos.

El término “independiente” se aplica a los componentes cuya composición no puede ser


expresada en términos de otros componentes. La varianza o grados de libertad del sistema,
se define como en número mínimo de variables intensivas necesarias para definir
completamente el estado de un sistema en equilibrio. La regla de las fases puede ser
expresada como:

3
V=c–f+2 (regla de las fases de Gibbs)

La regla de las fases se aplica sólo a estados de equilibrios de un sistema y requiere:

 Equilibrio homogéneo en cada fase


 Equilibrio heterogéneo entre las fases coexistentes
Además, nos da información con respecto a la velocidad de reacción.

Es importante observar que en la regla de las fases de Gibbs se supone que hay equilibrio
termodinámico y las condiciones de equilibrio durante el procesamiento de los materiales
no se mantiene. La condición termodinámica importante es que en equilibrio el cambio de
la energía de Gibbs cuando se producen pequeñas transferencias de masa entre las fases
es cero. Esta condición equivale a que el potencial químico de cada componente sea el
mismo en todas las fases, esto impone r=C(P-1) restricciones o ecuaciones más para un
sistema en equilibrio.

Las variables (intensivas) necesarias para describir el sistema son la presión (+1), la
temperatura (+1) y las fracciones molares relativas de los componentes en cada fase (+F(C-
1)) de cada uno de los componentes de cada fase, eso nos da un número máximo de grados
de libertad m = F(C-1)+2 para un sistema cualquiera.

La condición termodinámica importante es que en equilibrio termodinámico el cambio de la


energía libre de Gibbs cuando se producen pequeñas transferencias de masa entre las
fases es cero. Esa condición equivale a que el potencial químico de cada componentes sea
el mismo en todas las fases, eso impone r = C(F-1) restricciones o ecuaciones más para un
sistema en equilibrio.

La regla de Gibbs para el equilibrio afirma precisamente que L = m - r = C - F +2. A patir de


esta ecuación se puede despejar cualquier término de la igualdad.

Veamos con un ejemplo la utilidad de esta ecuación, sobre un diagrama de equilibrio binario
de una aleación totalmente soluble en estado líquido y en estado sólido.

4
Punto 1. Estamos en la situación en que, si nos fijamos en la concentación de los
componentes, nos encontramos un metal puro, y si nos fijamos en la temperatura, nos
situamos en su punto de fusión.

Por tanto:

los componentes son 1 (el metal puro): C=1

las fases son 2 (sólido + líquido, pues al estar en el punto de fusión ya se están empezando
a formar los primeros cristales de sólido): P=2

Así pues, aplicando la regla de las fases de Gibbs obtenemos que F=0, con lo que podemos
deducir que el punto de fusión es un punto fijo que se da a una temperatura y presión fijas,
ya que no hay ningún grado de libertad.

Punto 2. Si nos situamos en un punto donde coexisten dos fases:

los componentes son 2 (los dos metales de la aleación): C=2

las fases son 2 (sólido + líquido): P=2

En esta situación obtenemos que F=1. Es decir, tenemos un único grado de libertad, con lo
que es posible mantener la microestructura de dos fases mientras se modifica la
temperatura del material (en un rango limitado).

Punto 3. Cuando nos situamos en la región donde hay una sola fase a una composición
intermedia:

los componentes son 2 (los dos metales de la aleación): C=2

las fases son 1 (sólido o líquido): P=1

Es por esto que F=2, por lo que tenemos dos grados de libertad, es decir, podemos variar
tanto la temperatura como la composición de la aleación en un rango limitado manteniendo
la microestructura de la fase.

6.3 Regla de la Balanza


Es un concepto comúnmente utilizado en la determinación de la composición química
“real” de una aleación en equilibrio a cualquier temperatura en una región bifásica.
Consideremos el siguiente diagrama bifásico:

5
El protocolo a seguir consiste en entrar en el diagrama de equilibrio de la aleación AB por
la línea de concentración que deseamos analizar, línea vertical X y por la línea isoterma
de la temperatura indicada, línea horizontal L-O-S.

La intersección de la isoterma con las líneas de liquidus y de solidus determina unos


puntos de intersección, los puntos L y S.

La intersección de la isoterma con la línea de concentración de nuestra aleación


determina el punto O.

Si proyectamos sobre el eje de concentraciones esos puntos de intersección se obtienen


las concentraciones de la fase líquida, wL y de la fase sólida, wS, así como de la muestra
que vamos a estudiar.

Una vez determinadas estas concentraciones, aplicando la regla de la palanca podemos


obtener el porcentaje de cada una de las fases en las condiciones del problema.

6.4 Sistemas Binarios


Los sistemas binarios son aquellos que están compuestos de 2 componentes (C = 2). En
Geología, estos sistemas son los más pedagógicos y diagnósticos para expresar el
comportamiento de:

6
• sistemas fundidos sometidos a cristalización (solidificación de un magma)

• sistemas sólidos sometidos a fusión (fusión de rocas ígneas)

Debido a la presencia de 1 componente más, el sistema se transforma en una mezcla de


dos entidades mínimas e independientes, que expresan la composición química total del
sistema. Ya que la composición de la mezcla varía entre 2 extremos (2 componentes),
debemos expresar gráficamente el sistema de la siguiente forma:

Podemos apreciar que en ambos casos hemos sacrificado una variable intensiva (la presión
o temperatura dejada constante) en pro de una variable extensiva (la composición o fracción
molar del nuevo componente).

Recordando la Regla de las Fases de Gibbs:

F+P=C+2

Sin embargo, debemos restar 1 grado de libertad al sistema debido a la pérdida de la


variable intensiva “presión”, con lo cual obtenemos la Regla Condensada de la Fases de
Gibbs:

F+P=C+1

En consecuencia, para sistemas binarios isobáricos el número de fases presentes será:

P=3–F

Los diagramas de fase binarios son el resultado de estudios experimentales de enfriamiento


de fundidos silicatados artificiales de composición conocida. La técnica se denomina
“quenching”, y corresponde al enfriamiento controlado del sistema a presión constante.
Consideremos el enfriamiento de once muestras de fundido de composición de diferentes
composiciones.

Enfriamiento rápido controlado (quenching) de la muestras en un horno (furnace).

7
Sistemas Binarios Isobáricos

Tipos de Sistemas

1. Sistemas Binarios sin solución sólida (Diagrama Eutéctico Simple)

2. Sistemas Binarios (SB) con solución sólida


SB con solución sólida completa SB con solución sólida parcial

8
9
Utilizando la Regla de las Fases:

F= 3 – P

- campo del líquido: 1 sola fase, por ende es un campo bivariante

- liquidus: al aparecer una fase sólida (P=2) tenemos F=1 línea univariante

- campo de líquido más sólido: tenemos 2 fases, F=1 campo univariante

- eutéctico: están en equilibrio 2 fases sólidas y la última gota de líquido, tenemos 3 fases
y F=0 punto Invariante

- solidus: están en equilibrio 2 fases sólidas y la última gota de líquido, tenemos 3 fases y
F=0 línea invariante (temperatura eutéctica).

- campo de sólidos: 2 sólidos (P=2), F=1, campo univariante

2. Sistemas Binarios isobáricos con solución sólida

6.5 Sistemas ternarios y Multicomponentes


Los sistemas ternarios son aquellos que están formados de 3 componentes (C = 3). En
Petrología Ígnea estos sistemas permiten modelar en forma más realista los fenómenos de
cristalización y fusión, como por ejemplo:

• Cristalización de fundidos silicatados ácidos (sistemas graníticos)

• Fusión de rocas ultrabásicas lerzolíticas (fusión del manto)

La construcción de un diagrama ternario requiere del conocimiento de tres sistemas binarios


isobáricos. Al integrar dichos sistemas por sus extremos, cada componente define el vértice
de un triángulo en el plano (x,y), y la variable temperatura queda ubicada en el eje vertical
(z). De esta forma, el sistema ternario representa un volumen prismático.

Ejemplo: sistema A-B-C

10
Para sistemas ternarios (C = 3), utilizamos la Regla Condensada de la Fases de Gibbs:

F+P=C+1

F+P=4

11
Este sistema se caracteriza por la presencia de una fase intermedia entre Ne y SiO2: la Ab.
La aplicación de la primera ley del teorema de Alkemade determina que la línea de
Alkemade corta a su pertinente curva límite, por lo que se obtendrá un máximo térmico.

Diagramas Ternarios con una fase binaria que funde incongruentemente

Sistema Fo-SiO2-An

12
Sistemas con más de tres componentes

En los sistemas con más de tres componentes es dificultoso mostrar gráficamente todos
los detalles de evolución de los líquidos en una superficie plana. En un sistema de cuatro
componentes (cuaternario) es posible representar los cuatro componentes por los vértices
de un tetraedro. Cada cara del tetraedro corresponde a un sistema ternario y los límites son
proyectados desde las caras, al interior del tetraedro que representan los límites
cuaternarios. Mientras los diagramas triangulares son divididos en áreas en las que los
minerales individuales son las fases primarias (las primeras que cristalizan desde el líquido),
el tetraedro cuaternario es dividido en fases primarias representadas por volúmenes.

El diagrama correspondiente al sistema albita-


anortita-diópsidoforsterita. La importancia de este
diagrama, está dada porque las fases cristalinas de
este sistema son las que corresponden a gabros y
basaltos. El tetraedro está dividido en volúmenes
que representan las fases líquidas de los minerales:
plagioclasa, diópsido, forsterita y espinela. La
presencia de espinela, muestra que este es un
sistema pseudo-cuaternario, en el que la
composición de la espinela no está dentro del
tetraedro, mientras que la mayoría de los líquidos del
sistema deberían inicialmente caer dentro del
volumen de fase de la plagioclasa, diópsido o
forsterita y la cristalización del mineral
correspondiente debería migrar desde una de las
tres superficies de fase (dos minerales en equilibrio
con el líquido) y dos minerales deberían cristalizar juntamente hasta que el líquido alcance
la curva de las cuatro fases (tres minerales en equilibrio con el líquido). La curva es
mostrada en el diagrama con el descenso desde 1270ºC a 1135ºC. La composición de
líquido debe migrar siguiendo esta curva de cristalización de las plagioclasas cálcicas (+
diópsido + forsterita) a la izquierda del líquido enriquecido en los componentes de las
plagioclasas sódicas.

Sistema pseudo-cuaternario Albita-anortita-diópsido-forsterita. En un tetraedro las


tendencias internas son difíciles de dibujar y en la práctica se hace necesario proyectar los
detalles sobre caras particulares, o mostrar cortes del tetraedro. Un corte triangular puede
verse como un diagrama ternario ordinario, pero el mismo contendrá componentes
cuaternarios, cuya composición no cae sobre el plano de la sección y es así una sección
pseudo-ternaria. Una de las cuatro fases de la línea univariante en un sistema cuaternario,
corresponde a tres sólidos en equilibrio con un líquido y puede tener la apariencia de un
punto invariante ternario, cuando es intersectado por una unión pseudo-ternaria, tal como
la intersección llamada “punto de perforación”.

13
Conclusión:
Se llama sistema a una porción del universo de la que se hace abstracción. P.ej. una
galaxia, un batolito, una falla, una colada, un volcán, una asociación de cristales, una
porción de un cristal. Los petrólogos se refieren por ej. al sistema albita-anortita, en este
sentido, significa todos los sistemas termodinámicos posibles, compuestos por mezclas de
albita y anortita. Se llama componente al número más pequeño de elementos químicos en
función de los cuales queda representada una fase. Generalmente un componente de un
sistema petrológico se representa por el porcentaje en óxido, por el número de moles o por
la fracción molar de ese componente.

Pueden darse casos especiales como, por ejemplo, en un sistema compuesto por roca
sólida y fluidos que rellenan fisuras en equilibrio, si las paredes de las fisuras son
mecánicamente fuertes, el sólido y el fluido pueden estar a presiones diferentes, de manera
que el sistema total tiene dos presiones diferentes. Hay que notar que la regla de las fases
solo se aplica a sistemas que están en equilibrio químico. No se puede aplicar a
asociaciones en desequilibrio, tales como en rocas graníticas que se están enfriando,
porque el equilibrio cambia constantemente.

Bibliografía:
Best, M. 1982. Igneous and Metamorphic Petrology. 630 pp. W.H.Freeman & Co.
Bowen, N., 1913. The melting phenomena of the Plagioclase Feldspars. American Journal of
Sciences. Serie 4, 35: 577-599.
Bowen, N.L. 1951. The crystallization of haplodioritic, and related magmas. Amer. Jour. Sci.
40: 161-185.
Cox, K.G., Bell, J.D., y Pankhurst, R.J. 1979. The Interpretation of Igneous Rocks. 450 pp.
London. George Allen & Unwin.
Deer, W.A., Howie, R.A., y Zussman, J. 1962. Rock-forming minerals, 5 volúmenes. London.
Longman.

14