Sunteți pe pagina 1din 8

1- Elaboración de una demanda laboral tomando en cuenta las disposiciones

contenidas en el Código de Trabajo.

Al: MAGISTRADO JUEZ DEL TRIBUNAL DE TRABAJO DEL JUZGADO DE PRIMERA


INSTANCIA DEL DISTRITO JUDICIAL DE SANTIAGO, EN SUS ATRIBUCIONES LABORALES.

Asunto: ESCRITO DE DEMANDA EN COBRO DE PRESTACIONES LABORALES, DERECHOS


ADQUIRIDOS, NO SEGURIDAD SOCIAL (LEY 87-01) Y DAÑOS Y PERJUICIOS POR DESPIDO
INJUSTIFICADO Y SOLICITUD DE FIJACIÓN DE AUDIENCIA..

Demandante: JOSÉ RODRÍGUEZ

Abogado: LICDO. JONÁS BONILLA SANTANA

Demandado: EDENORTE

Honorable Magistrado:

El suscrito, Licdo. JONÁS BONILLA, de nacionalidad dominicana, mayor de edad,


Abogado de los Tribunales de la República, portador de la cédula de identidad y
electoral No. 031-0259109-0, con estudio profesional abierto en la calle Libertad No.
20, Pueblo Nuevo, Santiago, quien actúa en nombre y en representación de la Señor;
José Rodríguez, dominicano, mayor de edad, soltero, empleado privado, titular de la
cédula de identidad y electoral No. 036-0015852-2, domiciliado y residente en la calle
Independencia No. 15 de Santiago, provincia Santiago, que hace elección de domicilio
en la oficina de su abogado constituido y apoderado especial para todo los fines y
consecuencias legales de la presente instancia, contra la EDENORTE, el cual tiene su
domicilio social y comercial en esta ciudad de Santiago, República Dominicana, tiene a
bien interponer formal demanda en reclamación de prestaciones laborales, derechos
adquiridos, no Seguro Social, SFS, ASP, ARS Y ARL ley 87-01 y daños y perjuicios, según
las consideraciones de hechos y de derechos siguientes:

POR CUANTO: A que entre mi representado y su empleador existió un contrato de


trabajo por tiempo indefinido e ininterrumpido con una duración de Cuatro (4) Años,
Ocho (8) meses y Dieciocho (18) días, fungiendo para dicho Empleador como Técnico
General, devengando un Salario promedio Mensual de (RD$20,000.00) pesos;

POR CUANTO: A que mi representado fue Despedido injustamente, por voluntad


unilateral de su empleador, en fecha 30-06-2015, alegando supuestamente una falta
que cometiera en virtud del artículo 88, inciso 7, 10 y 19 del código de trabajo, en
busca de una causa para despedir al trabajador y así no pagarle sus prestaciones que le
corresponden.

POR CUANTO: A que mi representado trabajaba todos los días de lunes a sábados,
desde la 9:00 a. m. horas de la mañana hasta la 9, 10 y 11 p. m., horas de la noche,
trabajando 14 horas diarias y sin que le pagasen las horas extras y extraordinarias
trabajadas en excesos, violando así con actitud las disposiciones de los artículos 147 al
161 y 204 del código de trabajo.

POR CUANTO: A que entre mi representado y su empleador convinieron en el contrato


de trabajo que su horario de trabajo era de 9:00 a. m. hasta la 6:00 p. m., pero al no
ser así, se violaba las disposiciones de los artículos precitados, pero además, no le
pagaban los días feriados trabajados como lo establecen los artículos 163, 164, 165 y
205 del código de trabajo, por lo que deben ser pagadas las horas rendidas en excesos
aumentadas en un cien por ciento a favor de el demandante.

POR CUANTO: Que los salarios correspondientes a las horas de la jornada nocturna
deben pagarse a los trabajadores con un aumento no menor del Quince (15%) por
ciento sobre el valor de la hora normal, según lo establece el artículo 204 del código de
trabajo POR CUANTO: A que ningún trabajador está obligado a renunciar a los
derechos o parte de lo mismo, de acuerdo a nuestro código de trabajo en su artículo
38 y los principios fundamentales V y VI y lo reglamento, por lo que mi representado
exige el pago de sus prestaciones que le corresponden y los derechos adquiridos sin
excepción.

POR CUANTO: A que el contrato de trabajo termina con responsabilidad para alguna
de las partes: a) por el desahucio, b) por el despido del trabajador, c) por la dimisión
del trabajador, articulo 69 C. T.,

POR CUANTO: A que el Empleador, al momento de Despedir al Trabajador


demandante, no le dio cumplimiento a la disposición del artículo 70 del código de
trabajo, por lo que viola el mismo y es un daños que se le ha causado al trabajador.

POR CUANTO: A que el Empleador ha violado en todas sus extensiones las


disposiciones de los Arts. 76, 80, 177, 179,180, 203, 219, 220, 223, 224 228, 712 y 713,
720, 721 y 728 del Código de trabajo, en perjuicio del demandante, por lo que deberá
de responder por cada uno de los artículos, a favor de la misma;

POR CUANTO: A que por otro lado, el Empleador, de acuerdo a la disposiciones de los
artículos 720, 721 y 728 del código de trabajo, debió de darle fiel cumplimiento a cada
uno de estos artículos, según la ley 87-01 en lo que se refiere a los requisitos de la
Seguridad Social, SFS, ARS, AFP, ARL, de lo contrario deberá de responder a favor de el
trabajador demandante por su falta graves cometida.

POR CUANTO: A que el empleador deberá de respetar en todas sus partes el Contrato
Poder de Cuota Litis, realizado entre mi representado y sus abogados apoderados
especiales, por lo que cualquier transacción que se realice sin el consentimiento por
escrito de sus abogados, será nulo de pleno derecho, y estarán sujetos a una demanda
en daños y perjuicio tanto mi representado como a la parte demandada.

POR CUANTO: A que toda parte que sucumbe en justicia será condenada al pago de las
costas a favor y provecho del abogado que la haya avanzado en su totalidad:

POR CUANTO: A que los intereses corren a partir de la fecha de la introducción de la


Instancia ante la Secretaria del Tribunal o su recepción como punto de partida.

POR CUANTO: A que las demás razones se harán valer oportunamente; por tales
motivos y razones oiga la parte demandada EDENORTE, pedir a mi representado JOSÉ
RODRÍGUEZ y al Magistrado Juez presidente apoderado, mediante JOSÉ RODRÍGUEZ,
sentencia

FALLAR

PRIMERO: En cuanto a la forma, Declarar buena y válida la presente demanda laboral


en reclamación de cobros de prestaciones laborales, derechos adquiridos, daños y
perjuicios, y no Seguro Social SFS, ASP, ARS Y ARL, incoada por el señor; JOSÉ
RODRÍGUEZ, a EDENORTE, por haberse hecho en tiempo hábil y de acuerdo a la ley.

SEGUNDO: en cuanto al fondo, declarar resuelto el contrato de trabajo que existió


entre mi representado y su empleador mediante el despido injustificado por voluntad
unilateral del empleador.

TERCERO: Condenar a la empleador; EDENORTE, a pagar a favor de el trabajador


demandante; JOSÉ RODRÍGUEZ, los valores que resulten de un Salario Diario de
($839.28) o lo que es igual un salario mensual de (RD$20,000.00):

a) 28 días de preaviso por $839.28 igual a- (RD$23,499.84). b) 97 días de auxilio de


cesantías por $839.28 igual a- (RD$81,410.16). c) 14 días de vacaciones por $839.28
igual a - (RD$11,74992). d) Salario de navidad en proporción a seis meses -
(RD$9,999.99), e) al pago de los beneficios de la empresa (Bonif.) igual a -
(RD$50,000.00), f) Seis (6) meses de salarios ordinarios, en virtud del Art. 95 párrafo
3ro. Del código de trabajo - (RD$120,000.00). h) Al pago del completivo del DESCANSO
SEMANAL de 36 días aumentado al cien (100%) por ciento igual a - (RD$60,428.16). i)
Al pago de (12) días feriados trabajados y no pagados aumentado a un (100%) por
ciento igual a - (RD$20,142.72). g) Al pago de (3,072) horas extras aumentada en un
(100%) trabajada y no pagada igual a - (RD$644,567.04). j) Al pago de (4,608) horas
extras aumentada en (35%) trabajada y no pagada igual a - (RD$652,631.04). k) al pago
de las propinas del diez por ciento, según el artículo 228 del código de trabajo. m) Al
pago de los salarios retroactivo dejados de pagar y descuentos indebidos.

CUARTO: Condenar al y/o Empleador /a; EDENORTE, a pagar las horas nocturna
trabajada aumentada en un (15%) por ciento sobre la hora normal, en virtud del
artículo 204 del código de trabajo.

QUINTO: Condenar a la empleador; EDENORTE, a pagar una indemnización a favor de


la trabajador; JOSÉ RODRÍGUEZ, la suma de Un Millón Pesos (RD$1,000.000.00) a favor
del trabajador demandante, como justa reparación de los daños y perjuicios causados
a este, de no pagarle ni darle las vacaciones, la bonificación, el descanso semanal de 36
horas, como lo indica la ley, y de no darle cumplimiento a la ley 87-01 de la Seguridad
Social, SFS, ASP, ARS Y ARL, durante la existencia del contrato de trabajo.

SEXTO: Que hacemos reserva de depositar documentos en el curso del proceso por no
poseerlo al momento de depositar la demanda por causa de fuerza mayor en especial:
Informe del I.D.S.S., Informe de inspección, planilla de personal fijo de la Empresa,
Certificación de Impuestos Internos, carnet de identidad, carta de despido hecho por el
empleador y comunicada a la Secretaría Local de Trabajo, comunicación de falta,
cheques, recibos de pagos, certificados médicos, Carter de horarios, etc. y cualquier
otros documentos que existieran al momento de depositar dicha demanda.

SÉPTIMO: Que el Juez, al momento de dictar la sentencia de las condenaciones, tomar


en cuenta la variación en el valor de la moneda, en virtud del artículo 537 del C. T.,

OCTAVO: Que la sentencia a intervenir sea ejecutoria y sin fianza, no obstante


cualquiera recurso en su contra.

NOVENO: Que se Condene a la empleador; EDENORTE, al pago de las costas, del


procedimiento distrayéndola en favor y provecho del abogado concluyente LICDO.
JONÁS BONILLA, quien afirma haberla avanzado en su mayor parte.
En la ciudad de Santiago, República Dominicana, a los quince (15) días del mes de
Agosto del Año Dos Mil Quince (2015).-

LICDO. JONÁS BONILLA


Abogado Apoderado

2- Diseño de un informe con las funciones del presidente de la Corte de trabajo como
juez especial para las medidas jurídicas con carácter de urgencia.

El Presidente de la Corte de Trabajo en el ordenamiento jurídico de la jurisdicción


laboral nacional, bajo el texto legal alguno del Código de Trabajo, conoce de recursos
de apelación o de alzada, sino que corresponde al pleno de la Corte. En ese orden,
debemos hacer un estudio combinado del texto de la ley, cuando se indica que el
recurso de apelación será formalizado ante la Corte de Trabajo y por definición
legislativa, debe de entenderse que la Corte es el tribunal de alzada compuesto por
cinco jueces, como se ha examinado.

Una vez excluida la posibilidad que este funcionario judicial conozca de recursos de
apelación, debemos reconocer que “el presidente de la corte puede siempre prescribir
en referimiento las medidas conservatorias que se impongan, sea para prevenir un
daño inminente, sea para hacer cesar una turbación manifiestamente ilícita. En los
casos que la obligación no es seriamente discutible, puede otorgar una garantía al
acreedor. Puede asimismo, establecer fianzas, astreintes o fijar las indemnizaciones
pertinentes”, atribución que le es exclusiva. Como juez de referimiento, corresponde al
Presidente de la Corte de Trabajo determinar cuándo se ha producido una turbación
ilícita, que deba hacerse cesar y si la misma es capaz de producir un daño; que
asimismo es a quien corresponde cuando procede la suspensión de la ejecución de una
sentencia dictada por un juzgado de trabajo; se rechaza la demanda en suspensión de
ejecución de la sentencia dictada por el Presidente del Juzgado de Trabajo, actuando
como juez de ejecución, al estimar que la medida adoptada por ese magistrado no
constituye una turbación ilícita ni ocasionó daño, en vista de que el crédito que le
acordaba la sentencia que decidió la demanda estaba garantizado con el depósito de
una fianza por el monto del duplo de las condenaciones; que no podía producir daños
la orden de levantamiento del embargo que había practicado, al haberse ordenado
previamente, por el juez de referimiento, que ésta depositara el duplo de las
condenaciones para evitar la ejecución de la sentencia condenatoria, lo que hizo a
través de la contratación de la póliza, lo que fue apreciado atinadamente.
“En los casos de ejecución de sentencias o de otro título ejecutorio, el presidente de la
corte puede ordenar, en referimiento, todas las medidas que no colidan con una
contestación seria o que se justifiquen por la existencia de un diferendo”.

El Código de Trabajo reconoce en su artículo 668 que el Juez de los Referimientos


“tendrá también las facultades reconocidas por la Ley 834 de 1978 y el Código de
Procedimiento Civil, en la medida que no sean incompatibles con las normas o
principios que rigen el proceso en materia de trabajo”.

3- Realización del procedimiento para la declaratoria de huelga laboral, tomando en


cuenta las disposiciones de contenidas en la Ley 16-92.

DE LAS HUELGAS

Art. 401.- Huelga es la suspensión voluntaria del trabajo concertada y realizada


colectivamente por los trabajadores en defensa de sus intereses comunes.

Art. 402.- La huelga debe limitarse al solo hecho de la suspensión del trabajo.

Los actos de coacción o violencia física o moral sobre las personas o de fuerza física
sobre las cosas, o cualquier otro acto que tenga por objeto promover el desorden o
quitar a la huelga su carácter pacífico, son sancionados con las penas señaladas en este
Código o en otras leyes, para lo cual el empleador puede gestionar la puesta en
movimiento de la acción pública contra las personas responsables.

Art. 403.- No se permiten las huelgas ni los paros en los servicios esenciales, cuya
interrupción fuese susceptible de poner en peligro la vida, la salud o la seguridad de la
persona en toda o parte de la población. Sin embargo, tanto los trabajadores como los
empleadores de esta clase de servicios tienen derecho a proceder con arreglo a lo
previsto en el artículo 680 de este Código. Cuando el conflicto se limite al salario
mínimo, el asunto debe someterse al Comité Nacional de Salarios.

Art. 404.- Son servicios esenciales, para los fines de aplicación del artículo precedente,
los de comunicaciones, los de abastecimiento de agua, los de suministro de gas o
electricidad para el alumbrado y usos domésticos, los farmacéuticos, de hospitales y
cualesquiera otros de naturaleza análoga.
Art. 405.- En caso de huelga realizada en violación del artículo 403, el Poder Ejecutivo
puede asumir la dirección y administración de los servicios suspendidos por el tiempo
indispensable para evitar perjuicio a la economía nacional, y dictar todas las
providencias necesarias para restablecer dichos servicios y garantizar su
mantenimiento.

Las disposiciones del presente artículo se aplican igualmente a aquellas huelgas y


paros cuya duración o extensión amenacen o pongan en peligro la vida o las
condiciones normales de existencia de toda o parte de la población.

Art. 406.- Son ilegales las huelgas que afectan la seguridad nacional, el orden público,
los derechos y libertades ajenos o que se acompañen de violencia física o moral sobre
las personas o cosas, del secuestro de personas o bienes o uso indebido de los equipos
e instalaciones de la empresa, o que se acompañen de transgresiones a la
Constitución.

También son ilegales las que se promueven en violación a la disposición del artículo
407, así como las que continúen por setenta y dos horas después de vencido el
término legal para la reanudación del trabajo ordenado por el juez competente.

Art. 407.- Para ser declarada la huelga los trabajadores notificarán por escrito a la
Secretaría de Estado de Trabajo una exposición contentiva de los elementos
siguientes: 1ro. Que la huelga tiene por objeto la solución de un conflicto económico o
de derecho que afecte el interés colectivo de los trabajadores de la empresa. 2do. Que
la solución del conflicto ha sido sometida infructuosamente a los procedimientos de
conciliación administrativa y las partes o una de ellas no han designado árbitros o no
han declarado oportunamente la designación de éstos conforme a lo dispuesto en el
artículo 680. 3ro. Que la huelga ha sido votada por más de cincuenta y uno por ciento
de los trabajadores de la empresa o empresas de que se trata; y 4to. Que los servicios
que la huelga va a comprender no son servicios esenciales.

La huelga no puede declararse sino diez días después, por lo menos, de la fecha de la
exposición que los representantes del sindicato hayan notificado a la Secretaría de
Estado de Trabajo.

En las cuarenta y ocho horas subsiguientes al recibo de la notificación, dicha Secretaría


enviará copia de la misma a la parte empleadora.

Art. 408.- La huelga declarada después de cumplidas las formalidades del artículo 407
produce los efectos siguientes: 1ro. Da facultad a los trabajadores de reclamar la
protección de las autoridades del trabajo y de la policía, para el ejercicio pacífico de
sus derechos; y 2do. Suspende los trabajos de la empresa de que se trata, salvo lo que
se dispone en el artículo 409.

Art. 409.- El empleador puede exigir, mientras dure la huelga, que los trabajadores
que sean necesarios a juicio del Departamento de Trabajo o de la autoridad local que
ejerza sus funciones, practiquen las labores indispensables para la seguridad y
conservación de las máquinas, centros de trabajo y materia prima.

Dentro de las doce horas de recibir la solicitud, el Departamento de Trabajo, o la


autoridad local que ejerza sus funciones, escuchará la opinión del sindicato y dictará la
resolución correspondiente.

Art. 410.- Los efectos señalados en el artículo 408 cesan:

1ro. Cuando cesa la huelga por cualquier causa;

2do. Cuando se inicia el procedimiento de arbitraje.

El procedimiento de arbitraje se reputa iniciado desde la fecha de la notificación del


auto mencionado en el artículo 684.

Art. 411.- La huelga legal no pone fin al contrato de trabajo. Sólo suspende la ejecución
de éste, conforme a lo prescrito en el artículo 408.

Después de terminada la huelga la reanudación de los trabajos se sujetará a lo


prescrito en el artículo 59.

Art. 412.- La huelga ilegal termina, sin responsabilidad para el empleador, los
contratos celebrados con los trabajadores que han participado en ella.

Si la huelga ha sido declarada ilegal por razones de procedimiento, se mantienen


vigentes los contratos de trabajo si los trabajadores en huelga se reintegran
voluntariamente a sus labores dentro de las veinticuatro horas de haberse dictado la
sentencia de calificación, y no se hayan producido hechos contra la propiedad o las
personas.

En caso de que intervengan nuevos contratos de trabajo con los mismos trabajadores,
o con una parte de éstos, las condiciones de trabajo serán las que regían antes de
iniciarse la huelga, a menos que el empleador acepte u ofrezca otras mejores para los
trabajadores.