Sunteți pe pagina 1din 9

Universidad Tecnológica de Santiago, UTESA

(Sistema Corporativo)

Nombre:
Estephany Santana

Matricula:
2/12/1314

Asignatura:
Anteproyecto

Grupo: 029
Profesora:
Julissa Reyes

Tema:
Fichas sobre Calidad de Vida en paciente Geriátrico Post Infarto

Fecha de entrega:
19/ octubre/ 2017
Título: Factores de estrés y apoyo psicosocial en pacientes con infarto agudo de
miocardio. Cali, 2001-2002
Link: http://www.scielo.org.co/pdf/cm/v35n4/cm35n4a6.pdf
Autores: Carlos A. Reyes, M.D.1 , Mauricio Hincapié, M.D.2 , Julián A. Herrera, M.D.3 ,
Pablo A. Moyano, M.D.2
Revista: Colombia Médica
Volumen: Vol. 35 Nº 4, 2004
Página del artículo: Scielo
Tipo de artículo: Reporte de casos

Resumen

La enfermedad coronaria (EC) es la primera causa de muerte en los ancianos (50%) siendo la
depresión y otros problemas psicosociales (bajo nivel educativo o económico, vivir solo, estrés
agudo o crónico) factores asociados con morbilidad y mortalidad en estos pacientes1.

MATERIALES Y MÉTODOS

Se realizó un estudio descriptivo con grupo control (tipo Fleiss III) evaluando 78 pacientes (40
casos con IAM y 38 controles sanos) mayores de 60 años con diagnóstico definitivo de IAM en el
Hospital Universitario del Valle y en la Clínica Rafael Uribe del Instituto de Seguro Social (ISS)de
Cali, Colombia, en el período comprendido entre junio de 2001 y junio de 2002. Los pacientes del
grupo de casos se entrevistaron cuando estaban estabilizados y sin dolor, explicándoles los
objetivos generales del estudio y obteniendo su consentimiento informado para su inclusión.
Los pacientes del grupo control se equipararon con pacientes del grupo de estudio para variables
sociodemográficas y eran personas sanas que asistían a consulta al Centro de Atención
Ambulatoria (CAA) La Selva del ISS.
La muestra se calculó con base en un grado de confianza del 95% y un margen de error de 5%
considerando la prevalencia local de IAM. El protocolo de este estudio fue aprobado por el Comité
de Ética para Investigación en Seres Humanos de la Facultad de Salud, Universidad del Valle.

RESULTADOS

La edad promedio de los pacientes fue 68.6+6.5 años, 44 (56.4%) eran hombres y 34 (43.6%)
mujeres. En cuanto el estado civil 49 (62.8%) tenían compañero o compañera estable (41 casados
y 8 en unión libre), 4 (5.1%) solteros, 20 (25.6%) viudos y 5 (6.4%) separados. Al analizar el nivel
socioeconómico, 10 (12.8%) pertenecían al estrato 1 (rango 1-6), 21 (26.9%) al estrato 2, 21
(26.9%) al estrato 3, 24 (30.8%) al estrato 4, 2 (2.5%) al estrato 6; 67 (85.9%) tenían menos de 8
años de escolaridad, 55 (70.5%) no pertenecían a grupos sociales y 64 (82%) no pertenecían a
grupos recreativos.

Palabras clave: Depresión; Disfunción familiar; Espiritualidad; Infarto agudo de miocardio;


Eventos de cambio de vida; Ancianos.
Título: SINDROME CORONARIO AGUDO EN EL ANCIANO
Link:
http://www.docvadis.es/grupodetrabajoatencionprimaria/document/grupodetrabajoaten
cionprimaria/s_ndrome_coronario_agudo_en_el_anciano/fr/metadata/files/0/file/Sindro
me%20Coronario%20Agudo%20en%20el%20Anciano.pdf
Autores: Juan Carlos Caballero García
Revista: Geriatra Centro de Salud Arangoiti-Deusto. Comarca Sanitaria de Bilbao (BiE).
Osakidetza/SVS
Tipo de artículo: De investigación

DEFINICION Y CLASIFICACION

El síndrome coronario agudo (SCA) comprende un conjunto de entidades producidas por


la erosión o rotura de una placa de ateroma, que determina la formación de un trombo
intracoronario, causando una angina inestable (AI), infarto agudo de miocardio (IMA) o
muerte súbita, según la cantidad y duración del trombo, la existencia de circulación
colateral y la presencia de vasospasmo en el momento de la rotura (1). La Comisión
Conjunta de las sociedades europea y americana de cardiología publicó, en el el año 2000,
un documento en el que se define el infarto de miocardio (IMA) como necrosis celular, en
tanto que pueda ser detectada (2) . A partir de esta definición el número de IMA en el SCA
se incrementa considerablemente y será preciso hacer referencia al tamaño del área
necrosada si queremos estratificar los IMA. A su vez, el contingente de anginas inestables
(AI) se verá reducido, justo en aquellas que suponían mayor grado de gravedad, en favor
del IMA sin elevación del segmento ST (SCASEST). El IMA con ST elevado no varía con esta
modificación. Sin duda, la aplicación de este concepto de IMA repercutirá en la
epidemiología y el pronóstico del SCA (1). La nueva clasificación del SCA va a modificar
sustancialmente la incidencia y el pronóstico de la AI y del SCASEST, va a facilitar la
estrategia de tratamiento y no va a modificar apenas el manejo del SCA en la práctica
diaria
Título: Calidad de vida en los pacientes con demencia vascular post–ictus isquémico
Link: http://www.medigraphic.com/pdfs/revcubneuro/cnn-2014/cnn141b.pdf
Autores: Ernesto Canciano. Chirino1 , Sunaidy Valdés Busquet2 , Saily Sosa Pérez3 ,Elio León
López4
Revista: Revista Cubana de Nefrología y Neurocirugía
Volumen: 2014;4(1):7–13
Tipo de artículo: Ensayo de Cohorte

RESUMEN
Objetivo: Determinar los factores relacionados con la calidad de vida en la evolución de
los pacientes luego de un primer ictus isquémico agudo, con y sin demencia vascular (DV).
Métodos: Se realizó un estudio de cohorte prospectivo desde enero 2011–junio 2013 en
pacientes con criterios clínicos y por neuro imagen de primer ictus isquémico agudo
ingresado en Salas de Medicina Interna de los Hospitales Iván Portuondo y Ciro Redondo
García, Provincia Artemisa. Por muestreo por conglomerados usando los criterios
diagnósticos de DV se seleccionaron al egreso hospitalario dos grupos de 90 pacientes:
Grupo A (con ictus y DV) y Grupo B (con ictus sin DV) los que fueron asistidos en consulta
regional de deterioro cognitivo por un tiempo de seguimiento de 18,5 ±3,2 meses (rango:
0,03–24,2). Se estableció calidad de vida como variable dependiente y como variables
independientes: la recuperación funcional, el estado de ánimo, la comorbilidad, la edad, el
género, el estado civil y la recurrencia del ictus.
Resultados: El 64,4 % de los pacientes del grupo A tuvieron mala calidad de vida, siendo
la edad mayor de 75 años (p=0,016) y las comorbilidades asociadas las variables de mayor
significación estadística. El 75,5 % del total de los estudiados era hipertenso. Un 51,7 % de
los pacientes del grupo A con mala calidad de vida fueron hipertensos no controlados
(Riesgo relativo 10; IC 7,8 – 14,3). El Índice de Charlson global (18 ±3,4) fue la variable de
mayor significado en el análisis pronóstico (valor exponencial del coeficiente B 70,123;
p=0,011). Conclusiones: La coexistencia de DV en los pacientes con un primer ictus
isquémico se asocia con mala calidad de vida, muy relacionada con el escaso control de los
factores de riesgo vasculares.

Palabras clave. Demencia vascular. Deterioro cognitivo vascular. Ictus. Infarto cerebral.
Pronóstico.
Título: Percepción de Calidad de Vida en Paciente post IAM y factores relacionados
Link: http://cybertesis.uach.cl/tesis/uach/2015/fmc357p/doc/fmc357p.pdf
Autores: Lucía Abigail Catalán Peña Tomás Osvaldo Echeverría Bravo Leonel Alexis
Martínez Matamala
Revista: Universidad Austral de Chile
Tipo de artículo: De investigación

RESUMEN
Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en la población
adulta chilena, de éstas, el infarto agudo al miocardio (IAM) representa la primera causa
de muerte con un total de 7.789 fallecidos (tasa de 45,6 por 100.000 habitantes). Dentro
de las complicaciones se sabe que un 6-8% de los sobrevivientes a esta patología arriesgan
sufrir un re-infarto y la mortalidad durante el primer año es entre un 4 y 10%, a causa de
un nuevo IAM, insuficiencia cardiaca o arritmias.
Además, la mala percepción de salud a nivel físico y psicológico es una de las principales
consecuencias en los sobrevivientes a esta patología, por lo tanto están más propensos a
depresión, cesantía, pérdida de autonomía y aislamiento social, por lo que surge la
interrogante ¿Cuál es la percepción de calidad de vida de pacientes residentes en Valdivia
que han sufrido un IAM, durante el primer semestre del 2014, a más de un año de
ocurrido el evento.
Este estudio tiene por objetivo determinar la percepción de calidad de vida y factores
relacionados durante el primer semestre del 2014, en pacientes que sufrieron un IAM
durante el periodo Julio 2012 - Junio 2013, residentes en Valdivia. Se realizó un estudio
cuantitativo, descriptivo, transversal y de asociación, a una muestra de 33 pacientes. La
recolección de datos se realizó a través de dos instrumentos: el Cuestionario SF-36 v.2 que
mide la Calidad de Vida Relacionada con la Salud, y una encuesta sociodemográfica de
confección propia.
Se encontró que del total de pacientes que sufrieron un IAM, durante el periodo de julio
2012 a junio de 2013, a un año de ocurrido el evento había fallecido el 9,7%. De la
población en estudio, el 42,4% percibe una mala salud física, el 48,5% percibe una mala
salud mental, luego de más de un año del IAM. También se demostró que existe
asociación estadística significativa entre la percepción de salud física y sexo. El sexo
femenino percibe con mayor frecuencia una mala salud física a más de un año de haber
sufrido un IAM. Sin embargo con las variables edad y nivel educacional, no se encontró
asociación.
Título: Prevención Secundaria y Rehabilitación Cardiaca Post Infarto del Miocardio
Link:
http://www.cenetec.salud.gob.mx/descargas/gpc/CatalogoMaestro/152_GPC_REHABILIT
ACION_CARDIACA/Ssa_152ER.pdf
Autores: Dr. Antonio Arcadio Cicero Álvarez. Dr. Francisco José Ramos Becerril. Dra.
Juana Zavala Ramírez. Lic. Martín Gutiérrez Olvera. M. en A. Héctor Javier González
Jácome. M. en A. Luis Agüero y Reyes. Dr. David Leonardo Hernández Santillán
Revista: Catalogo Maestro de Guias de Practica Clinica
Volumen: SSA-152-08.
Tipo de artículo: Ensayo Clínico

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo, en la


población de mayores de 30 años de edad. En años recientes, se ha observado un
incremento paulatino en su frecuencia, sobre todo en países en vías de desarrollo, como
México, donde ha llegado a ser la primera causa de mortalidad general, debido a que la
mayor parte de los casos no se diagnostican ni reciben atención oportuna, mientras que
los sobrevivientes llegan a sufrir nuevos infartos por falta de orientación para la
modificación de sus factores de riesgo.

La prevalencia de diabetes por diagnóstico médico previo en los adultos, a nivel nacional,
fue de 7%, y mayor aún en las mujeres (7.3%) que en los hombres (6.5%). En el grupo de
50 a 59 años de edad, dicha proporción llegó a 13.5%, 14.2% en mujeres y 12.7% en
hombres. En el grupo de 60 a 69 años, la prevalencia fue de 19.2%, 21.3% en mujeres y
16.8% en hombres. La prevalencia de hipertensión arterial en la población de 20 años de
edad o mayores resultó ser de 30.8%. En las mujeres, el porcentaje obtenido por
diagnóstico médico previo fue mayor (18.7%) que el mismo tipo de diagnóstico realizado
en los hombres (11.4%). Una relación inversa se observó en el hallazgo de hipertensión
por la encuesta, con 20.1% en hombres y 12.1% en mujeres. Más de 50% de los hombres a
partir de los 60 años presenta hipertensión arterial, mientras que, en las mujeres, la
afección se presenta en casi 60% para el mismo periodo de edad. Es importante destacar
que la mayor parte de los casos en las mujeres, los diagnósticos eran ya conocidos por
ellas, mientras que la mayor parte de los hombres fueron diagnosticados en el
levantamiento de esta encuesta (ENSANUT 2006).
La rehabilitación cardiaca RC, es definida por la OMS en el Informe 2007, como un de
actividades necesarias para asegurar a los cardiópatas una condición física, mental y social
óptima, que les permita ocupar por sus propios medios un lugar tan normal como les sea
posible en la sociedad . Desde que la OMS definiera los programas de RC han surgido
múltiples definiciones ampliando y completando la original. Citaremos aquí la que
propone la American Heart Association (AHA) en el año 2005.
Título: Enfermedad cardiovascular en el anciano
Link: http://www.revespcardiol.org/es/enfermedad-cardiovascular-el-
anciano/articulo/90024425/
Autores: Charles F. Jackson a, Nanette K. Wenger a
Revista: Revista Española de Cardiologia
Volumen: Rev Esp Cardiol. 2012;65:196
Tipo de artículo: Ensayo Clínico

Resumen

El envejecimiento de la población en todo el mundo dará lugar a un número creciente de


pacientes ancianos, en los que la cardiopatía es la principal causa de muerte. Las
alteraciones de la fisiología cardiovascular con el envejecimiento normal y las
comorbilidades causan diferencias en los problemas cardiacos y en la respuesta a los
tratamientos en los pacientes ancianos. Los objetivos de la asistencia centrados en el
paciente, como el mantenimiento de la independencia y la reducción de los síntomas,
pueden ser más prioritarios que el aumento de la longevidad. Es probable que los nuevos
tratamientos menos invasivos mejoren los resultados obtenidos en pacientes ancianos en
los que antes se consideraba que el riesgo de los procedimientos tradicionales impedía su
aplicación. Los ensayos clínicos en los que se ha incluido a pacientes ancianos son
limitados y es frecuente que las recomendaciones de tratamiento basadas en pacientes de
menor edad carezcan de respaldo en la evidencia para los pacientes de edad superior a 75
años.

En 2000, el 12% de la población de Estados Unidos tenía una edad superior a 65 años, y la
previsión para el año 2030 es que aumente hasta el 20%; los individuos de más de 85 años
constituían el 27% de este segmento de la población de mayor edad1. La primera causa de
muerte de las personas de más de 65 años es la cardiopatía, que plantea considerables
dificultades para el diagnóstico y el tratamiento2. La asistencia de los pacientes ancianos
con trastornos cardiacos tiene múltiples diferencias importantes respecto a la de los
pacientes de menor edad con los mismos diagnósticos. En este artículo se revisan algunas
de las consideraciones especiales para el tratamiento de los pacientes de mayor edad con
trastornos cardiacos frecuentes.

En la práctica clínica, la reducción de la distensibilidad y la elasticidad vasculares se


observa con frecuencia en forma de hipertensión sistólica aislada. El síndrome se
caracteriza por aumento de la presión sistólica, disminución de la presión diastólica y, por
lo tanto, aumento de la presión del pulso. La incapacidad de los vasos sanguíneos
envejecidos de absorber suficientemente la energía de la onda pulsátil de eyección
sistólica de la sangre del corazón se traduce en energía cinética mediante el aumento de la
velocidad del flujo sanguíneo por la aorta y las arterias centrales7, 8. La mayor velocidad de
la sangre da lugar a un reflejo prematuro del frente de onda pulsátil en sentido retrógrado
hacia el corazón, de manera que llega durante la sístole y aumenta la poscarga cardiaca. El
reflejo normal de la onda que regresa al corazón durante la diástole aumenta el flujo
coronario. La pérdida de esta ayuda para la perfusión coronaria, combinada con el
aumento de la poscarga, puede conducir a la isquemia miocárdica en el paciente anciano,
incluso en ausencia de lesiones ateroscleróticas graves, sobre todo cuando hay un
aumento de la demanda de oxígeno del miocardio, como ocurre en la hipertrofia
ventricular izquierda (HVI), o una disminución de la capacidad de aporte de oxígeno (como
en el caso de la anemia).

Palabra Clave: Medicina geriátrica. Enfermedad coronaria. Estenosis de válvula aórtica.


Título: Calidad de Vida en Pacientes Postinfarto de Miocardio
Link: https://encolombia.com/medicina/revistas-medicas/enfermeria/ve-
122/calidaddevidaenpacientespostinfarto/

Autores: Elizabeth Romero*,


Yuleidis Gambin Zabaleta**,
Darlin Gutiérrez Quintana**,
Laurin Salas Ricardo**,
Evila Soto Álvarez**,
Jennifer Torres O´neill**,
Gloria Valderrama Gómez*
Revista: encolombia
Tipo de artículo: Ensayo clínico

Resumen

En la actualidad, la valoración de la calidad de vida en los pacientes coronarios es una


herramienta útil que permite realizar mediciones de la efectividad de intervenciones. Sin
embargo, no se conoce la calidad de vida en pacientes post infarto.

El objetivo fue determinar la calidad de vida en los pacientes post infartados en Cartagena
de Indias, Colombia. Se realizó un estudio descriptivo con pacientes dos meses después del
diagnóstico de infarto agudo de miocardio. Se cuantificó la calidad de vida con el
cuestionario de salud SF-36 en el que participaron 100 personas. El estudio describe la per-
cepción de la calidad de vida en las dimensiones de la salud mental general y la salud física
de estos pacientes. La mejor calidad de vida de los pacientes post infarto se obtuvo en las
subescalas de salud mental, en la función social, función física y vitalidad. La peor calidad
de vida se percibió en las limitaciones del rol físico y el dolor.

Conclusión: se encontró que la población estudiada percibe un mejor estado de salud en el


índice global de su calidad de vida e incluye la dimensión de la percepción de la salud
general y la valoración personal del estado de salud.