Sunteți pe pagina 1din 3

ANALISIS DE PELICULA DETRÁS DE LA PIZARRA

Él sabía que era diferente: el espejo le reflejaba una imagen de color negro
mientras que sus padres eran blancos como la nieve. Por sus diferencias físicas
podía darse cuenta que ellos no eran sus padres biológicos. En la escuela recibía
todo tipo de sobrenombre e insultos por su color de piel. Un día después de un
recreo, apareció en el aula con su cara, brazos y piernas llenas de talco. Las
maestras le preguntaron el por qué había hecho eso y simplemente contestó que
no quería ser negro. Nadie supo qué hacer. Meses después, él no regresó a la
escuela…

La anterior anécdota muestra la desigualdad en los centros educativos y la nula


intervención por parte de profesionales ya que se ha legitimado una discriminación
activa hacia las personas diferentes o pertenecientes a otra cultura o etnia. Toda
sociedad es mestiza, ya que es el producto de migraciones y mezclas culturales
que aportan nuevas costumbres, idiomas, creencias y demás.

En la comunidad educativa se puede evidenciar una actitud que partiendo del


respeto por las culturas diferentes busca y practica el dialogo desde la igualdad y
tiene una visión crítica de todas las culturas, también de la propia, lo cual Besalú
(2002), mencionado por Díez (s.f) define como interculturalidad.

Stacey Bess es una maestra de primaria recién graduada que se enfrenta a su


primer trabajo en una escuela sin nombre, un proyecto del gobierno de Estados
Unidos para las personas indigentes, sin hogar, con problemas socio económicos,
que se refugian temporalmente en los recursos limitados que les brinda el estado.

Estas personas sin hogar, sin trabajo, con problemas de desempleo, adicciones,
violencia doméstica, lo que supone un gran reto para la maestra Bess quien se
integra al trabajo con entusiasmo y grandes expectativas. No obstante, el lugar no
cuenta con los recursos ni implementos necesarios para llevar a cabo a labor de
educar. Ella pone todo su empeño y recursos propios en hacer del lugar un
espacio confortable para los niños.

Entre otras imitaciones, el sistema educativo no le brinda apoyo al programa en


asuntos administrativos, ni materiales de estudio, ni facilidades de ningún tipo por
lo que ella debe lidiar con niños de todas las edades y de diferentes niveles
académicos en un solo salón escolar. También difiere con las actitudes
negligentes e indiferentes de los padres de familia que no encuentran motivación
para participar activamente de la educación de los hijos.

Los niños parte de este proyecto provenían de diferentes condiciones culturales:


latinos, estadounidenses, indígenas entre otros. Este programa del gobierno de
Estados Unidos permite agrupar personas de diferentes culturas y que puedan
convivir de una manera relativamente armoniosa. Díez (s.f) mencionando a
Ainscow, 2001 indica que la “inclusión no es asimilación, no es un acto de
integración de la diferencia en la cultura dominante de la escuela… se reconoce la
insuficiencia de las escuelas para los estudiantes de minorías culturales y étnicas
y de las comunidades más perjudicadas de clase trabajadora” (p. 10).

Todos ellos tenían en común las condiciones socio económicas asociadas a la


pobreza, la drogadicción, falta de empleo, sin un hogar donde vivir, algunos de
ellos huérfanos y víctimas de violencia doméstica. La maestra Bess no ignoró la
situación real que estaban viviendo los estudiantes sin embargo aportó una visión
positiva de las desventajas que estos tenían, lo cual impulsó a una mayor
motivación y colaboración de parte de los estudiantes.

La falta de apoyo del sistema administrativo le brinda a este programa una


educación deficiente y carente de recursos, debido a juicios preestablecidos en los
que se asocia la inmigración y la pobreza a las mayores problemáticas de la
sociedad, por ende son excluidos de las políticas que brindan recursos para una
mejor calidad de vida. Según indica Díez (s.f) los extranjeros se ven como “los
otros”, pertenecientes a un rango inferior y se perciben como un peligro.

Nuevas propuestas demandan la necesidad de fomentar la integración escolar de


grupos culturales minoritarios con el fin de desarrollar tolerancia y prevenir el
racismo, de manera que todos los escolares se puedan integrar a las aulas sin
verse discriminados por la etnia mayoritaria. Es necesario que los maestros estén
capacitados para enfrentar la multiculturalidad y sepan atender las necesidades
individuales de cada estudiante.

En la película se observa que la maestra Bess está comprometida con su labor de


educadora de manera que en lugar huir del lugar como lo han hecho otros
maestros, ella implementa técnicas novedosas y creativas de aprendizaje. Lo
primero que hizo fue aprender de los niños y de su situación particular, sus
problemas, sus miedos, sus frustraciones, se sentó a escuchar sus necesidades
no sin antes hablar de ella misma, una forma de enseñar con el ejemplo. Le dio
mucha importancia a la condición humana de cada uno de los muchachos.

Además del aporte material, la maestra se concentra en educar desde los valores
y principios morales, haciéndolos entender que pueden modificar el esquema de
valores que han aprendido y que han asumido como los únicos que existen, con el
objetivo de suministrarles nuevas herramientas psicológicas de afrontamiento.

La participación de la maestra en este programa, resulto de gran provecho para


los estudiantes, estimulo su motivación, inteligencia, esfuerzo y dedicación,
creando en los niños una pauta diferente y productiva de comportamiento.
Referencias

Díez, E (s.f) Educación Intercultural, Igualdad Educativa y Diferencia Cultural,