Sunteți pe pagina 1din 11

Trabajo Práctico

Bullying

Bullying es un anglicismo que no forma parte del diccionario, pero cuya utilización
es cada vez más habitual en nuestro idioma.

El concepto refiere al caso escolar y a toda forma de maltrato físico, verbal o


psicológico que se produce entre escolares, de forma reiterada y a lo largo del
tiempo.

El bullying suele tener lugar en el aula y en el patio de la escuela.

Este tipo de violencia por lo general afecta a niños y niñas de entre doce y quince
años, aunque puede extenderse a otras edades.

Estas son las principales señas de identidad que lo definen:

*El acosador es alguien que necesita tener el dominio sobre otro para sentirse
poderoso y así ser reconocido.

*Carece de habilidades sociales y no muestra ningún tipo de capacidad de


empatía.

*Por regla general, es alguien que suele tener problemas de violencia en su propio
hogar.

* No tiene capacidad de autocrítica y manipula a su antojo la realidad.

En el segundo caso, el de los acosados estos podemos decir que son las
características que lo suelen identificar.

*Es alguien sumiso.

* Tiene baja autoestima y además no posee una personalidad segura.

*Presenta una incapacidad absoluta para defenderse por si mismo.

* Se trata de una persona muy apegada a su familia y que no tiene autonomía.


* Suele presentar algún tipo de diferencia con el resto de sus compañeros de
clases en lo que se refiere a raza, religión, físico.

El agresor o acosador molesta a su víctima de distintas maneras, ante el silencio o


la complicidad del resto de los compañeros.

Es habitual que el conflicto empiece con burlas que se vuelven sistemáticas y que
pueden derivar en golpes o agresiones físicas.

Los casos del bullying revelan un abuso de poder. El acosador logra la


intimidación del otro chico, que lo percibe como más fuertes, más allá de si, esta
fortaleza es real o subjetiva.

Poco a poco el niño acosado comienza a experimentar diversas consecuencias,


psicológicas, ante la situación teniendo temor de asistir a la escuela, mostrándose
retraído ante sus compañeros.

El bullying se ha convertido en una de las principales preocupaciones que tienen


los padres respecto a sus hijos.

Por tanto, es importante que aquellos presten atención a los signos que pueden
indicar que sus hijos están sufriendo acoso escolar:

 El adolescente presenta cambios de humor muy bruscos.


 Tiene miedo de ir al colegio y por eso siempre pone excusas para faltar a
clases.
 Se produce un importante cambio en el rendimiento escolar.
 No cuenta nada sobre su día a día en la escuela.
El siguiente trabajo trata sobre los diversos comportamientos y cambios en el
adolescente en edad escolar ya sea primaria o secundaria.

Los signos que pueden presentar los mismos pueden ser detectados por padres y
por profesores, los cuales pueden ayudar a sus hijos o alumnos dentro de la
escuela y en los hogares, tratare de explicar las causas, desarrollo y posibles
soluciones al llamado “Bullying”, o acoso escolar.
Causas del bullying

Personales:

.
Adquiere esta conducta cuando es frecuentemente humillado por los adultos.
Se siente superior, ya sea porque cuenta con el apoyo de otros atacantes o
porque el acosado es un niño con muy poca capacidad de responder a las
agresiones.

Familiares:

Existen situaciones de ausencia de algún padre, divorcio, violencia, abuso o


humillación ejercida por los padres y hermanos mayores; tal vez porque es un niño
que posiblemente vive bajo constante presión para que tenga éxito en sus
actividades o por el contrario es un niño sumamente mimado.

Todas estas situaciones pueden generar un comportamiento agresivo en los niños


y llevarles a la violencia cuando sean adolescentes.

En la escuela:

Cuanto más grande es la escuela hay mayor riesgo de que haya acoso escolar,
sobre todo si a este factor se le suma la falta de control físico, vigilancia y respeto;
humillación, amenazas o la exclusión entre personal docente y alumnos.

Por otro lado los nuevos modelos educativos a que son expuestos los niños como
la ligereza con que se tratan y ponen en práctica los valores, la ausencia de límites
y reglas de convivencia, han influenciado para que este tipo de comportamiento se
presenten con mayor frecuencia.
Consecuencias para el o los agresores

Pueden convertirse posteriormente en delincuentes, la persona se siente frustrada


porque se le dificulta la convivencia con los demás niños, cree que ningún
esfuerzo que realice vale la pena para crear relaciones positivas con sus
compañeros.

Consecuencias para la víctima

Evidente baja autoestima, actitudes pasivas, pérdida de interés por los estudios lo
que puede llevar a una situación de fracaso escolar, trastornos emocionales,
problemas psicosomáticos, depresión, ansiedad, pensamientos suicidas,
lamentablemente algunos chicos, para no tener que soportar más esa situación se
quitan la vida.
Responder a la agresión para combatir el bullying

Coleman un psicólogo clínico cree que el bullying o acoso escolar se acabará al


responder a la agresión en el mismo tono, escribió un artículo en respuesta a la
reacción negativa que provocó el comentario en defensa del contraataque en estos
casos, que hizo en un programa de radio.

El psicólogo recomienda que el mejor consejo que los padres les pueden dar a sus
hijos acerca del tema es que simplemente se defiendan , por lo que muchos oyentes
expresaron su sorpresa ante tal sugerencia.

El especialista irlandés afirma que si el chico se defiende desde el principio tiene menos
posibilidades de ser víctima de empujones, puñetazos, patadas o acoso psicológico.

"Si un ataque físico no se responde del mismo modo, entonces volverá a suceder. Si
un niño descubre que puede zarandear a otro, por lo general continúa haciéndolo",
asegura David Coleman.

El especialista dice que comprende que esa idea pueda poner incómoda a mucha
gente, porque puede interpretarse como fomentar la violencia, pero él no aboga por
esta. Al contrario, se trata de empoderar al niño para que tome control de una
situación que lo asusta.

Escuelas y educadores deben empoderar a las víctimas de acoso escolar y no


castigarlas si deciden defenderse, ya que necesitan comprensión y la oportunidad de
detener ese comportamiento agresivo por sí mismos, manifiesta.
Posibles soluciones

Prevenir y evitar las consecuencias con una participación activa y en conjunto entre padres,
docentes, profesionales y la sociedad misma.

En la familia

La familia es lo más importante para el niño, es allí donde aprende a socializar, teniendo en
cuenta valores y reglas. Es por ello que hay que establecer normas de comportamiento,
evitar costumbre que deriven a conductas agresivas, como el ser muy permisivos o
demostrar un ambiente incompatible.

Los hijos deben confiar en sus padres, si algún problema los afecta. Los padres tienen la
responsabilidad de demostrar esa confianza, de que se puede contar con ellos en cualquier
situación, lo más importante es la comunicación.

En la escuela

La escuela es el segundo hogar de los niños y adolescentes, es por ello que el docente debe,
además de enseñar a sus alumnos a mantener buenas costumbres y fomentar la empatía en
los estudiantes, también debe identificar casos de acoso y frenarlos en la brevedad posible.

Se deben establecer reglas de buena convivencia y compañerismo entre los estudiantes.


Prevenir la intolerancia, el sexismo, la xenofobia.

Pueden realizarse cursos o conferencias para padres y docentes en donde se trate el tema
del bullying.

Instituciones gubernamentales

En las escuelas constantemente se dictan capacitaciones sobre anticonceptivos, vicios, sida,


entre otros. De esta manera, debería tratarse el tema del Bullying , educar a los niños y
jóvenes a tomar costumbres que prevengan cualquier tipo de acoso, que sepan dónde y a
quién acudir en caso de que estén siendo víctimas. Se debe afrontar el problema y ayudar a
víctimas y agresores.

Medios de comunicación y sociedad

Son los menores lo que “imitan” lo que ven en la televisión, los niños son más propensos a
que los programas de acción y violencia influyan en su comportamiento. Los medios de
comunicación deberían controlar los contenidos que se emiten en horario de protección al
menor.

Así también, la sociedad misma puede ser parte de la solución controlando a que no se den
situaciones que parecerían simples bromas. En cuanto un niño acosa a otro, se debe
intervenir y no callarlo.

Existe una campaña en Argentina sobre el bullying, se llama:”Si no haces nada, sos parte”,
Toma como punto de referencia el compromiso por parte de jóvenes y adultos a no
permitir actos de violencia o acoso y sostienen que la solución comienza cuando
todos nos comprometemos. En el sitio web de la campaña pueden encontrarse
varios datos útiles acerca del bullying

Sin embargo podemos sentir que esto no es suficiente y que quisiéramos alguna ayuda
adicional. En general las instituciones que acompañan a niños en situación de violencia o
maltrato son buenos referentes o lugares de derivación para una consulta de este tipo.

También profesionales psicólogos, o psicopedagogos están preparados para ayudar a


orientar este tipo de situaciones. Se pueden realizar consultas en los Centros de Salud
Mental, barriales, municipales y en los Hospitales Públicos que tengan servicios de Salud
Mental.
Sabemos que la situación que nos preocupa ocurre en la escuela, debemos empezar por allí.

Los profesores de nuestros hijos son las primeras personas con que se debe hablar, para que
esta situación sea conocida por otras instancias escolares como la Dirección o el gabinete
psicopedagógico según el caso.

Lo importante es que en la familia y en la escuela sepan lo que ocurre y así puedan empezar a
intervenir desde su lugar y con las herramientas que ellos tienen para ayudar en estas situaciones.

Fomentar valores en la familia y escuela, hablar, dialogar con los hijos adolescentes es un buen
comienzo para hablar sobre el bullying y sus consecuencias en una sociedad, escuela y futuras
familias de nuestros hijos.
Objetivo General

Determinar las causas y consecuencias del bullying.


Objetivos Específicos

 Establecer las causas del bullying en la escuela y en las familias


 Identificar las posibles soluciones del bullying
 Determinar las consecuencias en los niños afectados por el bullying
 Determinar las consecuencias en los niños que hacen bullying