Sunteți pe pagina 1din 6

UNIDAD DE GESTION DE TECNOLOGIAS

CENTRALES ELECTRICAS
Tema: Tipos y factores que caracteriza las centrales eléctricas
Integrantes: Robert Intriago
Nivel: Sexto Nivel Electromecánica
Fecha: 27-11-2017

1.TEMA:
Tipos de centrales eléctricas
Factores que caracteriza a una central eléctrica

2. DESARROLLO
2.1 Tipos de centrales eléctricas
Una central productora de energía es cualquier instalación que tenga como función transformar
energía potencial en trabajo.

Las centrales eléctricas son las diferentes plantas encargadas de la producción de energía
eléctrica y se sitúan, generalmente, en las cercanías de fuentes de energía básicas (ríos,
yacimientos de carbón, etc.).

También pueden ubicarse próximas a las grandes ciudades y zonas industriales, donde el
consumo de energía es elevado.

Los diferentes tipos de centrales eléctricas dependen de las distintas materias primas empleadas
para obtener la energía eléctrica. Se diferencian en la energía potencial primaria que origina la
transformación.

Hidráulicas o Hidroeléctricas

El costo de construcción de estas centrales es elevado, pero se compensan con los bajos gastos
de explotación y mantenimiento luego la puesta en marcha de las mismas. Como consecuencia
de esto, las centrales hidráulicas son las más rentables en comparación con los restantes tipos.

Estas centrales suelen ubicarse lejos de los grandes centros de consumo y el lugar de
asentamiento de las mismas está condicionado por las características del terreno.
Las turbinas hidráulicas son accionadas por el agua como consecuencia de la energía cinética o
a la de presión que ha desarrollado en su descenso. Anteriormente, el agua es retenida,
encauzada y controlada.

Los modelos más relevantes de estas máquinas motrices son las turbinas Pelton, Francis, kaplan
y de hélice.

Nucleares

La producción de energía se logra mediante la transformación previa de la energía nuclear.


Un combustible nuclear, el uranio, y un reactor nuclear reemplazan a los combustibles y a la
caldera de la central térmica. En el reactor tiene lugar la fisión del uranio (rotura en cadena de
los núcleos de los átomos de este elemento químico), que al liberar una gran cantidad de energía
origina el calor preciso para la obtención del vapor de agua.
El primero de estos combustibles es el único que se encuentra disponible en la naturaleza. Las
centrales nucleares o termonucleares utilizan las turbinas de vapor como maquinas motrices.

El reactor y los sistemas de instalación deben ser sometidos a una continua refrigeración, por lo
tanto, la localización de estas centrales depende de la disponibilidad de caudales de agua de
valor determinado y regular.

La presente demanda de energía puede ser satisfecha en forma suficiente con el rendimiento
logrado por las centrales hidráulicas, térmicas y nucleares. Las siguientes centrales presentan
una serie de dificultades económicas y técnicas. Los rendimientos obtenidos con las mismas son
bajos en comparación con las centrales anteriores. Estas centrales se construyeron con el
propósito de aprovechar al máximo los recursos energéticos naturales, pero presentan un alto
costo de construcción y una escasa prestación de energía eléctrica.

Mareomotrices

La energía eléctrica es consecuencia de la energía de las mareas. Parten del cambio de nivel
periódico y las corrientes de agua de mares, océanos, lagos, etc.

Cuando la marea está alta, se retiene agua del mar en la zona de embalse; al bajar la marea, el
agua retorna al mar a través de las maquinas, haciendo funcionar las mismas. El conjunto de
"máquina motriz – generador" se denomina grupo-bulbo y en su interior se ubican un generador,
los equipos correspondientes y una hélice (turbina eléctrica del tipo Kaplan de eje horizontal o
inclinado).

Geotérmicas

Las altas temperaturas que existen en el interior del globo terráqueo producen un vapor natural
a 200°C aproximadamente. Esta energía térmica acciona directamente las turbinas de vapor de
las centrales geotérmicas.

El subsuelo terrestre es una reserva de energía prácticamente inagotable, pero es de difícil


acceso y por lo tanto poco aprovechable.

Eólicas

Estas centrales utilizan a los vientos o corrientes de aire para generar la energía eléctrica.Su
utilización se limita a situaciones especiales debido a que la obtención de energía eléctrica a
través de estas centrales, tiene un elevado costo.

El viento puede ser aprovechado a partir de ciertas velocidades (mínima 6 m/s), solo en las
centrales eólicas de un tamaño considerable. Los aerogeneradores o turbinas eólicas son
aquellas máquinas que superan algunas decenas de kW. Aún se desconoce la manera de regular
la producción que estas máquinas aportan.

Solares o Heliotérmicas

En un primer procedimiento, la energía luminosa y térmica proveniente del Sol en forma de


radiación electromagnética es transformada en energía eléctrica mediante el empleo de células.
La irradiación solar equivale a 1 kW/m 2 siempre que el tiempo se encuentre despejado.

La obtención de este tipo de energía es muy irregular, debido a que depende de las variaciones
horarias y estacionales y de las modificaciones en la nubosidad.

Hidrotérmicas
Estas centrales producen la energía a través del aprovechamiento de la energía térmica de
grandes extensiones de agua. El lugar de emplazamiento de estas centrales suele ser en los
mares y océanos.

Térmicas

El alimento de estas centrales está constituido por los distintos combustibles sólidos (carbón
mineral); líquidos (gas-oil y fuel-oil, originados en la refinación del petróleo crudo); y gaseosos
(gas natural). La energía eléctrica surge como consecuencia de la energía térmica de
combustión.

La proximidad a un yacimiento de carbón, o a una refinería de petróleo o a un grupo industrial


son algunos de los condicionantes del lugar donde estas centrales pueden ubicarse. El vapor de
agua producido en una caldera posibilita el funcionamiento de las turbinas de vapor
(máquinas motrices) al hacer girar el eje de dichas máquinas.

En el caso de que las turbinas sean accionadas por gas proveniente de la combustión del gas
natural, gas de altos hornos o aceite de petróleo destilado, se trata de turbinas de gas.

2.2 Factores que caracterizan a una central eléctrica

Factores que caracterizan la carga de una central

Vamos a definir algunos conceptos relacionados con la carga que puede suministrar una central
eléctrica y con la demanda de energía de los consumidores. Estos conceptos son:

Potencia instalada

Es la suma total de las potencias nominales de todos los receptores de energía conectados a la
red que alimenta la central. Se llama también carga instalada.

Factor de carga

Para tener una medida que indique la naturaleza de la carga instalada se introduce el
denominado factor de carga, definido como la relación de potencia media a la potencia máxima
de punta, es decir:

M= Potencia media [kva] / Potencia máxima [kva]

Para una central eléctrica resulta desfavorable que el factor de carga sea pequeño puesto que
ello indica que, a pesar de tener que construirse la central eléctrica para potencia de punta Pmáx.,
no suministra más que un pequeño porcentaje de este valor de forma que la central eléctrica
desaprovecha durante casi todo el día sus posibilidades, ya que la potencia de punta solamente
se precisa durante breves periodos de tiempo, como muestran los gráficos de carga. En la
práctica pueden tomarse los siguientes valores:

Para pequeñas instalaciones y pueblos m=0,15 a 0,2

Para pequeñas ciudades m=0,2 a 0,3

Para centrales agrícolas m=0,3 a 0,35

Para grandes ciudades m=0,3 a 0,4

Para una provincia m=0,4 a 0,45


Para una región (varias provincias) m=0,45 a 0,5

Factor de demanda

Es la relación entre la demanda máxima de un sistema y la respectiva potencia instalada, es


decir

A= Demanda máxima en [kva] / Potencia instalada en [kva]

Generalmente esta relación oscila entre 0,2 para instalaciones de pequeñas potencias y de 0,5
para instalaciones de grandes potencias.

Factor de instalación

Está relacionado con el anterior ya que una central eléctrica determinada se proyecta para
suministrar una demanda determinada. El factor de instalación es la relación entre la potencia
total de la central y la potencia conectada a a la red alimentada por dicha central, es decir

B= Potencia total de la central [kva] / Potencia instalada[kva]

En la práctica el factor de instalación adopta los siguientes valores:

Pequeñas instalaciones hasta 5000 hab. B = 0,2 a 0,3

Poblaciones hasta 20000 hab. B = 0,3 a 0,35

Centrales agrícolas B = 0,25 a 0,28

Grandes centrales B = 0,4 a 0,5

A este factor también se lo conoce con el nombre de factor de simultaneidad.

Factores de utilización

Es la relación entre el número de horas de utilización anual y él número total de horas del año.

C = Número de horas de utilización anual / Número de horas del año

En la práctica para la determinación de la energía suministrada por una centra; eléctrica


durante un año, podemos adoptar estos valores para el factor de utilización:

Suministros a pequeñas ciudades c = 0,15 a 0,25

Suministros a grandes ciudades c = 0,25 a 0,4

Suministros a grandes (regiones) c = 0,4 a 0,5

Factor de reserva

No basta construir una central eléctrica para la máxima punta de potencia que aparezca durante
el año. Un grupo de generadores puede quedar parado, por avería o por inspección. Por lo tanto,
hay que disponer de máquinas que sustituyan a las que han quedado fuera de servicio, lo que
quiere decir que la potencia total de la central, ha de ser mayor que la población máxima para la
que ha sido proyectada. Este hecho se expresa por medio del factor de reserva, que es la relación
entre la potencia total de la central y la potencia máxima que ha de suministra:

D = Potencia total de la central [kva] / Potencia máxima de la central [kva]


El factor de reserva es mayor que 1 y en la práctica alcanza estos valores:

Para pequeñas instalaciones (pueblos) d = 1,3 a 4,6

Para poblaciones medias d = 1,6 a 1,75

Para centrales agrícolas d = 1,6 a 1,7

Factor de capacidad de una central

El factor de capacidad de una central eléctrica indica en qué medida se aproxima el


funcionamiento de dicha planta a la plena capacidad de la misma.

El grado de uso de la " capacidad de la central" se mide con el "factor de capacidad"


(frecuentemente llamado también factor de planta). Si durante un cierto tiempo una central se
mantiene completamente cargada (es decir, a plena potencia), es evidente que resultaría usada
en su máxima extensión
u operada al 100 % del factor de capacidad. En cambio, si no se produce energía en el período
citado, el factor de capacidad o factor de planta es cero (0 %).

Factor de utilización de una central

El factor de utilización de una central eléctrica depende del tipo de sistema eléctrico de potencia
del que forma parte. Un factor de utilización "bajo" puede significar que la central es utilizada
solamente como reserva en un sistema compuesto por varias centrales y que en el período
considerado o no entró en funcionamiento o la carga máxima a la que funcionó es
muy inferior a su capacidad, o que se instaló capacidad con mucha anticipación. Un valor alto
del factor de utilización, en el caso de una central generadora de un gran sistema, indica que la
planta es probablemente la más eficiente del sistema, y por tal motivo se la aprovecha al máximo,
constituyendo una "central de base".

Factor de Reserva

No basta con construir una central eléctrica capaz de satisfacer apenas la máxima punta de carga
que aparezca durante el año. Un grupo de generadores puede quedar detenido:

•Avería
•Inspección y mantenimiento preventivo.

Por lo tanto, hay que prever una "reserva" de capacidad de máquinas, que pueda sustituir a las
que han quedado "fuera de servicio".

El factor de reserva también es conocido como "reserva relativa". Se define como "reserva
absoluta anual", a la diferencia:

Res = Cap - PMWaamaxa

Factor de utilización real de la central

Durante los estudios de proyecto, diseño y posterior operación de las centrales eléctricas,
también se utiliza el concepto de "coeficiente de utilización real de la central", que es un indicador
de la medida en que se aprovecha la energía "posible de generar" para satisfacer la real energía
demandada por el sistema atendido por la planta.

Factor de Tiempo anual de utilización "equivalente" de la central


Para tener una idea apropiada del grado de aprovechamiento de una central eléctrica, se emplea
en las explotaciones el llamado "tiempo anual de utilización equivalente -TAUE-" de la central,
indicado con
TAUE (en h), y que, como luego se va a estudiar, está vinculado al concepto de "factor de carga".

El TAUE es el tiempo teórico en que, funcionando una central eléctrica a "plena capacidad
nominal", produciría la energía anual realmente equivalente a la de período considerado.

Factor de Potencia firme

La potencia firme de una central es aquella que puede atender hasta determinada carga
(demanda), en cualquier momento, con un alto grado de seguridad.

En el caso de una central hidroeléctrica, es la equivalente a la carga que puede ser atendida en
cualquier momento con alta seguridad hidrológica. Está determinada por el gasto mínimo del
cauce.

Factor de Disponibilidad

El concepto de disponibilidad (de potencia generadora útil) nos brinda la posibilidad de conocer
cuál es la condición en que se encuentran los equipos para hacer frente a la demanda de la red.

Factor de Potencia firme

La potencia firme de una central es aquella que puede atender hasta determinada carga
(demanda), en cualquier momento, con un alto grado de seguridad. En el caso de una central
hidroeléctrica, es la equivalente a la carga que puede ser atendida en cualquier momento con
alta seguridad hidrológica.

Está determinada por el gasto mínimo del cauce

3. BIBLIOGRAFIA.
- http://sistemamid.com/panel/uploads/biblioteca/2014-11-06_10-34-
34112370.pdf