Sunteți pe pagina 1din 2

Historia de los acueductos

Aunque se le atribuye a los romanos el primer acueducto por la construcción del


Aqua Apia (332 a.C.), un acueducto subterráneo de 16 km de longitud, mucho antes
alrededor del 700 a.C. ya existían pequeñas conducciones de agua como el
acueducto llamado “Jerwan” mandado a construir por Senaquerib, rey de Asiria con
el fin de abastecer a la ciudad de Nínive y por la misma época, Ezequías, rey de
Judá, edificó un acueducto de aproximadamente 30 km para llevar agua a
Jerusalén.

Desde el 332 a.C. los romanos fueron avanzando en cuanto a la construcción de


sistemas de acueductos, siendo estos cada vez más largos e incluso superficiales,
con estructuras majestuosas de las que todavía se halla evidencia. Para el año 70
a.C. ya existían más de 10 sistemas que suministraban 135.000 m3 de agua al día.
Los romanos también construyeron acueductos en otros lugares de su imperio,
muchos de los cuales se mantienen todavía en buen estado: el acueducto sobre el
canal de Francia; el de Segovia en España y el de Éfeso en Turquía.

En tiempos más recientes se han construido extensos acueductos en Europa. El


acueducto que transporta agua a Glasgow mide 56 km; el de Marsella, terminado
en 1847, 97 km; el de Manchester tiene 154 km de longitud; el de Liverpool mide
109 km; y el segundo acueducto Kaiser Franz Joseph, en Viena mide 232
kilómetros.

En el contexto Colombiano, los primeros acueductos de los que se tiene información


fueron construidos en Bogotá, estos constaban de canales abiertos que por medio
de la gravedad conducían el agua hasta la Plaza Mayor, allí los habitantes tomaban
el agua en pilas públicas, debido a que no existía el abastecimiento domiciliario; el
agua de la pila era traída directamente del río sin ningún tratamiento previo.

El primer acueducto de Bogotá fue el Acueducto de Los Laureles, se construyó en


el año de 1584 y se trataba de una conducción de agua desde el río San Agustín
hasta la Plaza Principal, mediante cañería de cal, ladrillo y piedra.

Con la expansión de la ciudad, hubo la necesidad de construir más acueductos, más


pilas de agua en las plazas, pero fue un proceso de expansión a largo plazo.

Desde 1757 hasta 1888, se construyeron nuevas pilas con otros afluentes como el
rio San Francisco y el río Arzobispo, pero el agua no era muy potable ya que se
arrojaban basuras a los ríos. En el año de 1888 se construye el primer acueducto
con tubería de hierro, pero no fue la respuesta a las necesidades de la población
por lo que desde el año 1914 hasta hoy en día se han realizado obras importantes
como embalses, plantas de tratamiento, represas, con el fin de abastecer de servicio
de agua potable a la ciudad.

Después de la construcción e inauguración del primer acueducto de Bogotá le


siguieron las ciudades de Cartagena y Medellín en el año 1905 y Cali en el año
1919.

BIBLIOGRAFÍA
 Tomado de https://www.nacion.com/opinion/foros/los-acueductos-en-la-
historia/VCP24WTPKJFUHAQKXHH4XZ43PY/story/, recuperado el 05 de
febrero de 2018 [online].
 Tomado de https://es.scribd.com/document/315796854/Historia-Del-
Acueducto-en-Colombia, recuperado el 06 de febrero de 2018 [online]