Sunteți pe pagina 1din 6

IGLESIA CENTRO DE CELEBRACION

DANDOLE A DIOS EL PRIMER LUGAR EN NUESTRAS VIDAS



Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os
serán añadidas.Mateo 6:33

Este ano entramos en una temporada de Recompensas,Dios siempre juzga las


intenciones y los motivos. Por eso, siempre debemos comprometernos en honrar a
Dios con estas tres cosas al comienzo de cada año.
1. Ayuno —presentando nuestro cuerpo en sacrificio.
Cuando ayunéis, no seáis austeros, como los hipócritas; porque ellos demudan sus
rostros para mostrar a los hombres que ayunan; de cierto os digo que ya tienen su
recompensa. Mateo 6:16
2. Oración —comunicándonos con Dios.
Vosotros, pues, oraréis así: Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu
nombre. Mateo 6:9
3. Primicias —dando honra a Dios.
Guardaos de hacer vuestra justicia delante de los hombres, para ser vistos de ellos;
de otra manera no tendréis recompensa de vuestro Padre que está en los cielos.
Cuando, pues, des limosna, no hagas tocar trompeta delante de ti, como hacen los
hipócritas en las sinagogas y en las calles, para ser alabados por loshombres; de cierto
os digo que ya tienen su recompensa. Más cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda
lo que hace tu derecha.Mateo6:1-3
Usar estas escrituras le traerá un gran rompimiento a su vida.
¿Qué es honra?

Honrar a alguien significa tenerlo en alta estima, ponerlo en primer lugar y considerarlo
de gran valor.
El origen de la honra es Dios. La primera persona que Dios honró fue a Sí mismo.
En Mateo 6:9 encontramos la palabra “santo”, la cual significa honrar. La honra es
un principio establecido por Dios para ubicarse Él primero.
En la sociedad, en la familia, y en la iglesia, hemos visto cómo se pierde la honra. Esto
ocurre porque no hemos entendido este principio.
Honrar significa respetar, reverenciar, valorar, estimar, y considerar un ser preciado.
Por ejemplo, un hijo honra, respeta, valora, y estima a su padre. Estamos para honrar,
respetar, valorar, estimar y tener reverencia a Dios.
Cuando honramos a Dios, evidenciamos madurez espiritual
La honra debe ser una revelación para nosotros. Si a usted le falta entendimiento de
lo que es honra, no podrá honrar. Usted debe tener una revelación personal de ella,

PASTORES BONIFACIO Y CRISTINA CHICA 1


IGLESIA CENTRO DE CELEBRACION

porque una vez que entienda el principio de poner a Dios primero, percibirá quién es
esa persona, y lo que carga en el mundo espiritual.
La honra es una moneda, tal como lo son la fidelidad y la lealtad. Estas virtudes son
bien recompensadas en el Reino de Dios
La revelación de la Honra.

Hay niveles y medidas de autoridad en el Reino. Usted tiene que discernir el nivel
de autoridad de la persona, o se familiarizará con ella , pensará que es igual a ella, y
la menospreciará. Por ejemplo: Es bueno que los padres esten cerca de sus hijos y
sean como amigos de ellos, pero muchas veces los hijos comenzarán a pensar que
ellos son igual que sus padres, y ya no los honrarán.
La revelación de la honra produce un gran impacto. Si usted honra a un profeta,
entonces la unción, gracia y favor sobre la vida de él, vendrá sobre su vida.
A través de la honra usted tendrá acceso a lo que esa persona carga en el espíritu.
Usted no necesita esperar que un apóstol le imponga manos y le imparta. Eso
comienza en las manos suyas.
La honra coloca una demanda sobre lo que una persona carga.
Una vez que usted entiende y tiene revelación de los principios de la honra, debe
trabajar ese principio y demostrar honra a aquellos que están por encima y al nivel
suyo.
Los primeros frutos honran a Dios
Y aconteció andando el tiempo, que Caín trajo del fruto de la tierra una ofrenda a
Jehová. Y Abel trajo también de los primogénitos de sus ovejas, de lo más gordo de
ellas. Y miró Jehová con agrado a Abel y a su ofrenda; pero no miró con agrado a Caín
y a la ofrenda suya. Y se ensañó Caín en gran manera, y decayó su semblante.
Entonces Jehová dijo a Caín: ¿Por qué te has ensañado, y por qué ha decaído tu
semblante? Génesis 4:3-6
¿Qué tocó el corazón de Dios de tal manera que honró la ofrenda de Abel?
Abel era quien cuidaba las ovejas, mientras Caín labraba la tierra. Abel dio de los
primeros frutos de la manada y su grosura, y Caín dio una ofrenda de frutos de la tierra.
El Señor honró la ofrenda de Abel, pero no respetó la de Caín. Caín trajo sólo una
ofrenda; allí no había sacrificio.
¿Qué es una ofrenda de primeros frutos?
Una ofrenda de primeros frutos indica que “Dios es lo primero para mí”. Una
ofrenda de primeros frutos se hace desde un lugar de sacrificio.
Abel trajo su ofrenda de primeros frutos desde un lugar de sacrificio.
Esto va más allá de una ofrenda normal, por encima de lo que usted usualmente da.
Cuando usted pone a Dios en segundo plano, da desde un lugar de conveniencia.
No es un sacrificio para usted, y no es un sacrificio a Dios.

PASTORES BONIFACIO Y CRISTINA CHICA 2


IGLESIA CENTRO DE CELEBRACION

Aquello que no es un sacrificio para usted no es un sacrificio a Dios.


La honra pone a trabajar la ley del intercambio.

Por tanto, Jehová el Dios de Israel dice: Yo había dicho que tu casa y la casa de tu
padre andarían delante de mí perpetuamente; mas ahora ha dicho Jehová:
“Nunca yo tal haga, porque yo honraré a los que me honran, y los que me desprecian
serán tenidos en poco”. 1 Samuel 2:30
Abel dio una ofrenda espiritual de un sacrificio. La sangre ofrendada representa que a
él le costó algo, y ese costo fue más allá de lo normal. Algo tiene que morir para que
algo viva.
Honra a Jehová con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos; y serán llenos
tus graneros con abundancia, y tus lagares rebosarán de mosto. Proverbios 3:9-10
Los primeros frutos son la raíz que gobierna el resto.
Lo que usted haga con la primera porción determinará lo que pase el resto del año.
Un primer fruto tiene el poder de redención; todo lo que quede será multiplicado por
Dios.
Un primer fruto trae favor. Usted no tendrá favor hasta que honre a Dios.
Honre a Dios este mes y todo lo que reciba por el resto del año será incrementado
y multiplicado. Todo primer fruto que sea dado será multiplicado; todo lo que sea
robado será perdido. Si un primer fruto es santo, el resto será santo. Éste le pondrá un
seguro a sus finanzas, las protegerá, echará fuera al devorador, etc. Usted tuvo
aumento, bendición y favor el año pasado; ahora honre a Dios con el primer frutos.

PASTORES BONIFACIO Y CRISTINA CHICA 3


IGLESIA CENTRO DE CELEBRACION

“HONRANDO A DIOS CON NUESTRAS PRIMICIAS”.

Las primicias de los primeros frutos de tu tierra traerás a la casa de Jehová tu Dios...- Éxodo 23:19

Cada comienzo de año, como hijos de Dios debemos apartar nuestras


primicias para honrar a Dios y las presentamos durante los servicios de los dos
primeros meses del año. Esto es tan importante que no quisiéramos que nadie
se quede sin esta bendición.

¿Que son primicias?

En el Antiguo Testamento las primicias representaban los primeros frutos que


recogían las familias israelitas al comenzar la cosecha. En el mundo moderno,
las primicias se traducen como el primer ingreso financiero del año; por ejemplo,
su primer cheque de trabajo o su primera comisión del año; en fin, cualquier
primer ingreso. Hay quienes apartan el cheque con el sueldo de la primera
semana del año, otros destinan el ingreso de las dos primeras semanas. Lo
importante es separar lo primero y dárselo a Dios.

El propósito de honrar a Dios

Cuando honramos a Dios con nuestras primicias, en el mundo espiritual estamos


enviando una señal que indica que nada ni nadie está por encima de Él, ni a la
par de Él.
Honrar a Dios es una actitud del corazón que demuestra humildad. Dice
proverbios 18:12 que, “Antes del quebrantamiento se eleva el corazón del
hombre, y antes de la honra es el abatimiento”. Por eso es que al orgulloso
no le nace el deseo de honran a Dios.

PASTORES BONIFACIO Y CRISTINA CHICA 4


IGLESIA CENTRO DE CELEBRACION

Hay muchas maneras de honrar a Dios. Sin embargo, la biblia enseña que a
Dios se le debe honrar con ofrendas.

“Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; Y
serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de
mosto”.- Proverbios 3:9-10

Las primicias tienen un poder redentor

La Biblia muestra que cuando consagramos lo primero a Dios, Él redime el


resto. Redimir significa comprar de vuelta o restaurar algo que estaba perdido.
Cuando damos las primicias, en lo natural parece que nos quedamos corto de
ingresos, pero entonces Dios redime el resto; es decir, lo multiplica, alarga,
expande y estira, para que haya provisión y todas nuestras necesidades sean
suplidas.

Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es


gracia. Y si por obras, ya no es gracia; de otra manera la obra ya no es
obra. – Romanos 11:6

Cuando separamos nuestras primicias para Dios y las consagramos, también


estamos consagrando nuestra entrada financiera para todo lo que resta del año.

Dar las primicias es un acto de fe


En lo natural todos necesitamos dinero, por tanto, cuando le damos a Dios
nuestra primicias, demostramos que confirmamos más en Dios que en un
cheque. La Escritura nos enseña que para mostrar nuestra fe tenemos que
tomar una acción.

PASTORES BONIFACIO Y CRISTINA CHICA 5


IGLESIA CENTRO DE CELEBRACION

“ Así también la fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma. Pero alguno


dirá: Tú tienes fe, y yo tengo obras. Muéstrame tu fe sin tus obras, y yo te
mostraré mi fe por mis obras.” – Santiago 2:17-18 .

Es día de pactar con Dios.


Cuando usted entrega sus primicias, estas se convierten en semilla; y
toda semilla para dar frutos necesita ser sembrada. Cuando usted la siembra, la
semilla cae en tierra, primero muere, pero luego crece hasta llegar a convertirse
en un árbol, que produce muchos frutos, y más semillas.

“De cierto, de cierto os digo, que si el grano de trigo no cae en la tierra y


muere, queda solo; pero si muere, lleva mucho fruto.” – Juan 12:24

Hoy es el día de honrar a Dios voluntariamente con nuestras primicias. Si usted


no ha dado sus primicias y quiere hacerlo en este momento, pida un sobre. Si ya
las entregó, únase a nuestra oración por sus primicias.

Oración por las primicias

“Amado Padre celestial, en esta hora vengo delante de Ti, a honrarte con mis
primicias. Estas representan el primer fruto de mi trabajo en este año. Hoy hago
un pacto contigo Señor, y las traigo confiando que Tú redimes y multiplicas el
resto de mis ingresos durante el año. Siembra esta ofrenda en tierra fértil, en
señal de agradecimiento, y declaro que este año no habrá escasez en mi casa,
sino que seré bendito en mi entrada y en mi salida; que el bien y la misericordia
Tuya me seguirán todos los días de mi vida, ¡Te doy gracias Padre, en el
poderoso nombre de Jesús, amén!”.

PASTORES BONIFACIO Y CRISTINA CHICA 6