Sunteți pe pagina 1din 4

CRUCITIC

1. Conjunto de datos organizado de tal modo que permita obtener con rapidez diversos tipos de información".
2. Programa informático diseñado como herramienta para permitir a un usuario realizar uno o diversos tipos de tareas.
3. Diseñar, componer e imprimir textos y gráficos mediante computador, con resultado similar al de la edición original, para uso privado o público.
4. Captura del contenido que se visualiza en la pantalla de un computador, móvil o tableta
5. Dicho de un programa que detecta la presencia de virus y puede neutralizarlos
6. Figura con sonido que en el chat representa un estado de ánimo.
7. Programa que permite acceder a información en internet sobre un tema determinado.
8. Eliminar las restricciones operativas de un teléfono móvil con una determinada compañía telefónica.
9. Es la acción de enviar un mensaje a un grupo de noticias, foro de discusión, comentarios en sitio web o un blog, a una publicación de Facebook o en Twitter,
etc.
10. Conversación electrónica en tiempo real (instantáneamente) entre dos o más personas a través de una aplicación, utilizando Internet.
11. Autorretrato realizado con una cámara fotográfica, típicamente una cámara digital o teléfono móvil.
12. Idea humorística y sarcástica expresada mediante una imagen, video, gif o audio que transmite mediante redes sociales con un fin específico.
13. Página web, generalmente de carácter personal, con una estructura cronológica que se actualiza regularmente y que se suele dedicar a tratar un tema
concreto.
14. Mecanismo de interconexión de dispositivos electrónicos de forma inalámbrica.
REDES SOCIALES Y TECNOLOGÍA

Hoy, el concepto de persona está peligrosamente vinculado al de perfil digital. Ello implica que lo que más les preocupa a muchos es cuál será su imagen o
qué seguimiento tienen en las redes sociales

En la última década ha habido un aumento desmesurado en la utilización de las nuevas tecnologías y las redes sociales. La tecnología, como tal, es algo bueno y
favorece al ser humano en su componente comunicativo y educativo pero lo malo es el uso inadecuado que podemos hacer de ella.

La evolución de la tecnología no solo ha deparado novedades en los medios que podamos utilizar con una mayor o menor significatividad en nuestro día a día: la
evolución de la tecnología ha modificado nuestro concepto de persona y está condicionando, incluso, nuestro modo de pensar.
Para muestra, un dato significativo: el smartphone que podamos tener en el bolsillo es unas 100.000 veces más potente que el ordenador que sirvió para llevar
al hombre a la luna en 1969. Y es que, en los últimos 50 años, la revolución tecnológica ha llegado a cotas inimaginables. Incluso muchos de los presagios de las
películas más futuristas de algunas décadas atrás han llegado a hacerse realidad y, a día de hoy, nos parece de lo más normal: televisión a la carta,
geolocalización, videoconferencia, drones, teletrabajo, teleformación, nanotecnología, domótica, y, en general, digitalización de la vida.

Pero su uso excesivo o inapropiado puede resultar esquivo para los niños, jóvenes y adultos. Hoy, el concepto de persona está peligrosamente vinculado al de
perfil digital. Ello implica que lo que más les preocupa a muchas personas es cuál

será su imagen o qué seguimiento tienen en las redes sociales. Esta circunstancia se agrava aún más cuando estos perfiles no muestran la verdadera identidad
de la persona que está detrás, sino que surgen dobles personalidades para la vida real y digital, pudiendo llegar el momento de confundir la una con la otra.

Además de ello, existe el calvario a engancharse a la tecnología: minutos, horas, tal vez días enteros utilizando videojuegos, comunicación casi enfermiza por
medio de smartphones, o lo que es peor aún, uso de la tecnología para modificar identidades, conectar fraudulentamente con otros personas y llegar, incluso, a
cometer delitos de abuso o de acoso. La tecnología debe hacerse como uso correcto para acabar con algunas diferencias y contribuir a la mejora de la vida
cotidiana. El objetivo de la tecnología es que sea un medio, no un fín en sí mismo.

Como dice el experto en redes sociales Godfried Bogaard, «en el pasado, eras lo que tenías, ahora eres lo que

compartes». Nicolás Junquero 10.04.2017 |

Tomado de: http://www.levante-emv.com/opinion/2017/04/10/redes-sociales-tecnologia/1552742.html