Sunteți pe pagina 1din 2

LOS SIETE SABERES PARA LA EDUCACIÓN DEL FUTURO

INTRODUCCIÓN

Existe una incertidumbre consistente en el devenir, en lo que se deparará para


nuestros hijos y posteriores generaciones. Hay una necesidad de construir un futuro
viable y sostenible, ya que de continuar al ritmo que arrasa la humanidad, en menos
tiempo de lo esperado, se habrán agotado en su absoluta mayoría, todos los
recursos naturales del planeta, además de los recursos sociales y espirituales de la
humanidad.
Palabras clave: futuro viable, democracia, equidad, justicia social, la paz, armonía
con nuestro entorno natural.
Es importante trabajar en la noción de durabilidad a nivel global.
Edgar Morín es actualmente un filósofo francés muy importante, debido a su tesis
acerca del “pensamiento complejo”, tesis que ha llevado hasta el terreno educativo;
allí se reconoce su importante contribución hecha a una moderna filosofía de la
educación. Su aporte puede ser ubicado dentro de lo que se conoce como la
epistemología del conocimiento pues se ha ocupado de reflexionar sobre la
educación que, a fin de cuentas, es la forma de transmitir el conocimiento.
Primer saber: las cegueras del conocimiento: el error y la ilusión
Segundo saber: los principios de un conocimiento pertinente
Tercer saber: enseñar la condición humana
Cuarto saber: enseñar la identidad terrenal
Quinto saber: enfrentar las incertidumbres
Sexto saber: enseñar la comprensión
Séptimo saber: la ética del género humano

ACERCA DEL ERROR Y LA ILUSIÓN

El conocimiento está basado en nuestros sentidos, percepciones y


representaciones. Uno de ellos, el más importante es el ojo: es la fuente de ingreso
del conocimiento a nuestro cerebro, pero nuestro cerebro tiene mapas mentales
basados en la cultura en la que nos formamos. De tal suerte, el error y la ilusión
están dentro de nuestra condición humana. Cada quien piensa como vive, aprende
y ha sido educado. Es un hecho que estamos llenos de prejuicios y rara vez
logramos desatarnos de ellos. La educación del futuro deberá entrar a subsanar los
errores del conocimiento derivados de los elementos subjetivos impregnados por
factores culturales.
LA ÉTICA DEL GÉNERO HUMANO

La construcción de una Antropoética, un hombre ético que ayude a la construcción


relacional individuo – sociedad – especie. Posibilidad de construcción de la
democracia abierta, que es nada más que la construcción de la ciudadanía global
que se auto regule y contribuya al mejoramiento del sujeto colectivo. Crear una
humanidad más humana que cuide el planeta integralmente para los ciudadanos
del mundo.