Sunteți pe pagina 1din 5

DIPLOMADO EN PSICOTERAPIA COGNITIVO

CONDUCTUAL Y PSICOTERAPIAS BASADAS EN


EVIDENCIA.

MODULO 1.

CONTROL DE LECTURA 1.
La Psicoterapia Basada en Evidencias.

ALUMNO:
Oscar Eduardo Areyano Fernández.
PSICOTERAPIA BASADA EN EVIDENCIAS.
RESUMEN.
La Psicología, está cobrando un carácter cada vez más relevante como ciencia, y es a
razón de ello que ha surgido la necesidad de comprobar su eficacia a través de evidencias
que sustenten la funcionalidad de sus métodos y técnicas, mismas que se soportan en el
conocimiento teórico y parten de la aplicación empírica, que se va sistematizando como
forma de validación para entonces convertir un ejercicio hipotético, en un ejercicio probado
y evaluado a través de estándares, normativas de la comunidad científica y de los organismos
encargados de vigilar las prácticas de la psicología; para que tanto los métodos como las
técnicas adquieran dicha validez, son sujetos a rigurosas revisiones y es a partir de las
evidencias que aumenta la credibilidad y más que eso la certeza de que son funcionales para
ser aplicados en determinadas circunstancias, así se han desarrollado desde guías de
tratamiento, pruebas y test, hasta protocolos específicos a trastornos y afecciones
psicológicas específicas, entonces la psicología adquiere un lugar cada vez más
preponderante entre las ciencias de la salud y las ciencias humanas, puesto que cada
demostración incrementa la acreditación de su ejercicio. Lo anterior demanda al gremio
psicológico una preparación más rigurosa y también un soporte que no solo mejora y ayuda
a un mejor desempeño, también permite erradicar imágenes absurdas como “sanadores
místicos”, “adivinos y lectores de la mente”, “curanderos milagrosos”, “solucionadores de
problemas”, entre otros tantos erróneas maneras de llamar a quienes ejercen dicha profesión.
La necesidad de incrementar las evidencias en la intervención psicológica es manifiesta
dentro de un mundo que posee mayor apertura a la información y conocimiento y también a
una demanda cada vez más alta en el servicio, a causa de un mundo cada vez más caótico,
así se vuelve casi una obligación para el profesional de la psicología estar preparado para
demostrar con evidencia, le efectividad de sus tratamientos.

SURGIMIENTO DE LA EXPERIMENTACIÓN EN PSICOLOGÍA.


El surgimiento de la psicología experimental se oficializa con Wundt, al establecer el primer
laboratorio de psicología en Liepzig Alemania en 1879, se puede decir que desde ese
momento la psicología adquiere un carácter científico y sistemático, es gracias a este tipo de
trabajos que se desarrollan los primeros ejercicios prácticos aplicados para la comprobación
de los tratamientos e intervenciones psicológicas y también las primeras evidencias de
comprobación de la existencia de fenómenos psicológicos, se acuñan conceptos como el de
introspección y también se aplican los bocetos de lo que serían guías clínicas y entonces poco
a poco la psicología paso de ser una ciencia meramente filosófica a una ciencia explicativa y
metodológica. A la par de Wundt, estaba la escuela rusa con Pavlov, posteriormente surge el
psicoanálisis y el conductismo y en Estados Unidos Edward Thorndike realiza experimentos
para probar el aprendizaje como fenómeno conductual.
A partir de esto, desapareció la fiabilidad en el mero ojo clínico y en la suposición e
interpretación como parte del ejercicio clínico, se fue reconociendo la necesidad de
evaluaciones más estructuradas y de la participación de la psicometría para medir criterios y
confirmar apreciaciones. A partir de estas aportaciones, se fueron creando manuales de
tratamiento, procedimientos eficaces y con el nacimiento de la APA (Asociación Psicológica
Americana), se solidifica la necesidad de establecer directrices en el desempeño de la
psicología y por ende de la psicoterapia.

LA PSICOTERAPIA BASADA EN EVIDENCIAS COMO NECESIDAD


Entre los criterios que la APA establece para elaborar guías que permitan comprobar la
eficacia de los tratamientos psicológicos están los siguientes: 1) Respeto a los derechos y
dignidad humana; 2)Explicar su necesidad; 3)Diseño a su alcance: contenido, usuarios y
contexto; 4)Evitación de sesgos (revisión y cita de toda literatura relevante); 5) valor
educativo para los psicólogos, público y otras personas interesadas; 6) consistencia interna;
7) flexibilidad; 8) basada en las mejores fuentes disponibles actualmente a nivel de la teoría,
investigación y códigos legales de conducta y/o estándares para la práctica; 9) viabilidad de
ser implementada en el lugar de la práctica actual; 10) redactada en un lenguaje que anime o
recomiende, sin utilizar un lenguaje impositivo; 11) deben ser claras, breves y sin
ambigüedades; y, 12) compatibles con las leyes, práctica profesional y código ético.
(BECOÑA, CASETE Y OTROS, 2004).

Concretamente la evaluación de tratamientos se centra en dos dimensiones: 1) Eficacia del


tratamiento y evaluación sistemática y científica y 2) Utilidad clínica, aplicabilidad,
posibilidad y utilidad de la intervención; para con esto brindar la posibilidad de evidencias
concretas, específicas y claras que validen y sobre todo demuestren la eficacia de los
tratamientos e intervenciones, disminuyendo costes y dificultades que inhiban las
posibilidades de demostración de estos tratamientos.

Aún con todo lo anterior, se considera que es complejo determinar la validez de evidencias
en la intervención psicológica, y esto es debido a algunas aristas que forman parte todavía
del desarrollo de la ciencia, entre ellas podemos mencionar: La manualización de
tratamientos, el determinar tratamientos concretos para trastornos específicos, la
temporalidad de algunos criterios clínicos, la variabilidad y versatilidad terapéutica, de
pacientes y las mimas variables del proceso psicoterapéutico, los sesgos que existen en la
selección de estudios y los tipos de evaluación y resultados.

Sin embargo, y a pesar de las críticas y dificultades aun existentes, es necesario reconocer
que el ejercicio práctico de la psicología y más de la psicoterapia requieren de sustentos que
sean más sólidos y sobre todo que garanticen al terapeuta la eficacia de tratamientos probados
y con resultados tangibles que potencien el desempeño y también devuelvan la credibilidad
al terapeuta y del mismo modo respalden su ejercicio a la luz de la ciencia.

Oscar Eduardo Areyano Fernández.


GLOSARIO DE TÉRMINOS

1. Guías: Son pronunciamientos, declaraciones o informes que sugieren y/o


recomiendan unas líneas de intervención determinadas, así como un comportamiento
específico del profesional ante diversas situaciones.
2. Guías Prácticas: Son recomendaciones dirigidas a profesionales que tratan sobre su
conducta ante diversos problemas en las principales temáticas de actuación para ser
consideradas en algunas áreas o ámbitos específicos de intervención.
3. Guía De Tratamiento: Es aquella que ofrece recomendaciones específicas sobre los
tratamientos que se pueden ofrecer y constituye declaraciones desarrolladas
sistemáticamente para ayudar a decidir al clínico y al paciente sobre cuál es la mejor
opción terapéutica.
4. Psicología Basada En La Evidencia: es un modelo teórico que asume el método
científico de otras disciplinas que han sido capaces de demostrar empíricamente sus
presupuestos a través del control experimental.
5. Relación Terapéutica: Es la relación establecida entre el cliente y el terapeuta, que
implica comportamientos públicos y privados, realizados por el cliente y por el
terapeuta, orientados a un objetivo y guiados por un modelo teórico
6. Tratamiento Psicológico: Intervención profesional especializada basada en técnicas
psicológicas, en un contexto clínico, en el cual un especialista generalmente
psicólogo clínico, busca eliminar el sufrimiento de otra persona o auxiliarle en el
descubrimiento de habilidades adecuadas para hacer frente a los diversos problemas
de la vida cotidiana.
7. Tratamiento Psicológico Eficaz: Es aquel tratamiento que ha pasado los controles y
pruebas científicas adecuadas, de modo que es funcional respecto a otros por sus
efectos.
8. Tratamiento Psicológico Eficiente: Se refiere a aquel tipo de tratamiento en el que
su aplicación obtiene los mayores beneficios y menores costes que otras alternativas
al problema.
9. Tratamiento Psicológico Efectivo: Es aquel tratamiento que ha demostrado su
utilidad en la práctica clínica habitual.
10. Utilidad Clínica: Se refiere a la consideración que tiene la evidencia propuesta por
las investigaciones disponibles y el consenso clínico alcanzado, respecto a las
posibilidades de generalización viabilidad y costes-beneficios del tratamiento.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

BECOÑA Iglesias, Elisardo, Vázquez Domínguez, Y Otros (2004). Guías de Tratamiento y


Guías para la práctica clínica psicológica: Una Visión desde la clínica.
En Papeles del Psicólogo nº 87, pp. 9-19. España.

EGUIA Aguilera, R., Zafra Santos, E. Y Otros (2014). Niveles de evidencia y grados de
recomendación (I). Hacia la perspectiva Grade. En Rev. Soc. Esp. Dolor; 21(2): 92-96. Chile.
GONZALEZ-BLANCH, César y Carral-Fernández Laura (2017). ¡Enjaulad a dodo, por
favor! El cuento de que todas las psicoterapias son igual de eficaces. En Papeles Del
Psicólogo Vol. 38(2), pp, 94-106. España.

MORIANA A., Juan y Martínez Víctor A. (2011). La psicología basada en evidencia y el


diseño de evaluación de tratamientos psicológicos eficaces. En Revista de Psicopatología y
Psicología Clínica, Vol. 16, No. 2, pp. 81-100. España.

PRIMERO, Gerardo y Moriana, Juan Antonio (2011). Tratamientos con apoyo empírico.
Una aproximación a sus ventajas, limitaciones y propuestas de mejora. En Revista de
Investigación en Psicología, Vol. 14, No.2, pp. 271-276. Argentina.

SANABRIA, Andrea Juliana, Rigau, David y Otros (2013). Sistema GRADE: metodología
para la realización de recomendaciones para la práctica clínica. En Atención Primaria 47(9),
pp. 48-55. España.

TORTELLA-Feliu, Miquel, Vázquez, Carmelo y Otros (2016). Retos en el desarrollo de


intervenciones psicológicas y la práctica asistencial en salud mental. En Clínica y salud 27.
Pp. 65-71. España.