Sunteți pe pagina 1din 5

El Sol es la estrella del sistema planetario en el que se encuentra la Tierra; por tanto, es la más

cercana a la Tierra y el astro con mayor brillo aparente, aunque comparada con las demás estrellas
es pequeña y amarillenta. Su presencia o su ausencia en el cielo determinan, respectivamente, el
día y la noche, es la principal fuente de energía de la vida.

Algunas de sus características principales son:

- El Sol, es vital para generar y regenerar la vida, uno de los ejemplos más importantes es durante
la fotosíntesis de las plantas, en donde el Sol actúa como un dador de energía para que este
proceso pueda llevarse a cabo.

- El calor procedente del sol llega a la atmósfera terrestre y es atenuado por acción de ésta,
favoreciendo una temperatura estable y óptima para el desarrollo de las diferentes formas de vida
que pueblan el planeta.

- Emite luz y energía por los procesos nucleares que se forman en su interior.

- La atracción gravitatoria del Sol controla el movimiento de los nueve planetas y de los otros
cuerpos celestes que giran a su alrededor.

- La luz solar viaja a una velocidad de 300.000 km por segundo y tarda ocho minutos en llegar a la
Tierra.

- Contiene el 98% de la masa total del Sistema Solar.

-El diámetro de esta estrella de mediano tamaño es de aproximadamente 1.400.000 kilómetros, es


decir, 109 veces el de la Tierra.

- Se calcula que el Sol tiene unos 5.000 millones de años y se estima que aún le quedan otros
5.000 millones de años de vida como estrella.

- Se compone principalmente de hidrógeno (71%), aunque también contiene helio (25%) y otros
elementos más pesados (4%).

ESTRUCTURA DEL SOL

Núcleo: es la zona del Sol donde se produce la fusión nuclear debido a la alta temperatura, es
decir, el generador de la energía del Sol. Su temperatura es de aproximadamente 16.000.000 °C

Zona Radiactiva: las partículas que transportan la energía (fotones) intentan escapar al exterior en
un viaje que puede durar unos 100.000 años debido a que éstos fotones son absorbidos
continuamente y reemitidos en otra dirección distinta a la que tenían.

Zona Convectiva: en ésta zona se produce el fenómeno de la convección, es decir, columnas de gas
caliente ascienden hasta la superficie, se enfrían y vuelven a descender.
La Fotosfera: es la capa exterior visible del Sol. Mantiene una temperatura de 6,000°C.

La Cromosfera: está sobre la fotósfera. La energía solar pasa a través de esta región en su
trayectoria de salida del Sol. Las Fáculas y destellos se levantan en la cromósfera.

La Corona: es la parte exterior de la atmósfera del Sol. Es en ésta región donde aparecen las
protuberancias, que son inmensas nubes de gas resplandeciente que erupcionan desde la parte
superior de la cromósfera. Las regiones externas de la corona se estiran hacia el espacio y
consisten en partículas que viajan lentamente alejándose del Sol constituyendo el viento solar. La
corona se puede ver sólo durante los eclipes totales de Sol.

La luna es el satélite natural de la Tierra. Gira sobre sí misma, pero también gira
alrededor del planeta, lo que le toma un tiempo aproximado de 27.3 días. Desde la
Tierra, las personas la miran como uno de los objetos más brillantes del cielo, a pesar
de que este brillo es en realidad el reflejo de la luz del Sol.
A medida que la luna orbita alrededor de la Tierra, parece que continuamente cambia
de forma. A veces se observa una pequeña sección de ella, pero otras se mira
completa, en todo su esplendor. Se dice entonces que la luna tiene fases, estados
transitorios que son resultado de su movimiento y de la luz solar que refleja su
superficie. Así pues, las fases de la luna no son más que los ángulos desde los que
las personas en la Tierra, ven la parte iluminada de su área.
Un ciclo lunar es el lapso de 29.5 días durante los cuales se observan todas las fases.
Al término de la última fase, el ciclo se repite y así sucesivamente, siempre en el
mismo orden. Las 4 formas más conocidas son la luna nueva, la luna llena, el cuarto
menguante y el cuarto creciente, pero existen otras intermedias

Cuáles son las fases de la luna?


Luna Nueva o Novilunio.
En esta etapa el satélite natural de la Tierra está muy oscuro y es difícil vislumbrarlo,
porque prácticamente toda la superficie que se ve desde el planeta está en las
sombras, iluminada del otro lado que no es visible para los humanos.
Luna Creciente.
La luna comienza a vislumbrarse. En el Hemisferio Norte es visible del lado derecho y
del lado izquierdo en el Hemisferio Sur. Puede observarse tras la puesta del Sol.
Cuarto creciente.
Está iluminada la mitad del disco lunar; el lado derecho en el Hemisferio Norte y el
lado izquierdo en el Hemisferio Sur. Es observable desde el mediodía hasta la
medianoche, y ya durante la puesta del Sol se ve alta en el cielo.
Luna Gibosa creciente.
A veces también recibe el nombre de gibosa creciente. La superficie iluminada es
mayor; en el Hemisferio Norte se mira una curva en el lado izquierdo y en el
Hemisferio Norte la curva se vislumbra en el lado derecho. Se pone antes del
amanecer y alcanza su altura máxima en el cielo al anochecer.

Luna Llena o Plenilunio.


El disco lunar está completamente iluminado en la cara que muestra a la Tierra, pues
esta, el Sol y la luna están alineados de forma casi recta, con la Tierra en el centro.
Puede verse desde la puesta del Sol hasta el amanecer y a la medianoche alcanza su
máxima altura en el cielo.
Luna gibosa menguante.
La superficie iluminada comienza a mermar y por eso se observa una curva en el lado
izquierdo si se está en el Hemisferio Norte, y en el lado derecho si se ve en el
Hemisferio Sur. El área brillante está un 51-99 por ciento iluminada por la luz solar.
Sale después de la puesta del Sol y se ve más alta a la medianoche.

Cuarto menguante.
Es la fase contraria al cuarto creciente. Se ve iluminada solo la mitad de la luna; el
lado izquierdo en el Hemisferio Norte y el derecho en el Hemisferio Sur. Sale a la
medianoche y se observa más alta al amanecer.
Luna menguante.
Fase también conocida como creciente menguante y luna vieja. A estas alturas, solo
un delgado segmento de la superficie es visible. En el Hemisferio Norte es el
izquierdo, y el derecho en el Hemisferio contrario. Sale después de la medianoche,
por lo que es más notoria al final de la madrugada y durante la mañana.
Después de la luna menguante, un ciclo lunar de fases ha sido completado y
comienza la luna nueva. Al intervalo de 29.5 días que transcurre entre dos eventos de
una fase (por ejemplo, entre una luna nueva y otra) se llama mes sinódico.