Sunteți pe pagina 1din 4

Llamada también “contabilidad de los recursos” o “contabilidad económica y ambiental

integrada”, se refiere a la modificación del Sistema de Cuentas Nacionales para


incorporar en éste el uso o agotamiento de los recursos naturales.

Dentro de los pasivos estimados existe un grupo llamado pasivos contingentes, que
representan las situaciones que por representar una posibilidad de ocurrencia, crean
una incertidumbre financiera en la empresa. En las relaciones comerciales y civiles
que una empresa suele tener con terceros, pueden surgir hechos controvertibles,
litigiosos, que pueden llevar a que la empresa deba asumir una responsabilidad que
puede implicar un alto costo financiero.

En la contabilidad, las contingencias se definen como hechos futuros inciertos que de


producirse van a generar una pérdida o una ganancia.

La norma internacional de contabilidad 37 trata sobre provisiones, pasivos


contingentes y activos contingentes.

La norma define un pasivo contingente como:

 Toda obligación posible, surgida a raíz de sucesos pasados, cuya existencia quedará
confirmada solo si llegan a ocurrir, o en caso contrario si no llegan a ocurrir, uno o más
sucesos futuros inciertos que no están enteramente bajo el control de la empresa; o
 Toda obligación presente, surgida a raíz de sucesos pasados, pero no reconocida en
los estados financieros, ya que:
1. No es probable que por la existencia de la misma y para satisfacerla, se requiera que
la empresa tenga que desprenderse de recursos que incorporen beneficios
económicos; o
1. El importe de la obligación no puede ser valorado con la suficiente fiabilidad.

Son considerados pasivos ambientales aquellas instalaciones, efluentes, emisiones,


restos o depósitos de residuos producidos por operaciones mineras, en la actualidad
abandonadas o inactivas y que constituyen un riesgo permanente y potencial para la
salud de la población, el ecosistema circundante y la propiedad.

Si es probable de registra

Si es posible no se registra pero se informa en las notas

“Una obligación legal de realizar un futuro pago debido a la pasada o actual


manufactura, uso, vertido o amenaza de vertido de una sustancia particular, u otras
actividades que afectan adversamente al medio ambiente

“Los pasivos ambientales son obligaciones relacionadas con los costos ambientales de
una empresa, que satisfacen los criterios para el reconocimiento como pasivos. En
algunos países, cuando existe incertidumbre acerca de la cuantía o el calendario de
los gastos en que se incurrirá para liquidar el pasivo, los pasivos ambientales se
denominan reservas para pasivos ambientales” (UNCTAD, 1998, 7).

Según Conesa et al (2006, 104 y 105) existe una obligación presente conocida, sea
legal, contractual o asumida de manera voluntaria, como resultado de:
* Derivada de un daño pasado o presente al medio ambiente, causado por la
compañía o por terceros en su nombre, o por propietarios anteriores;

* La compañía se compromete a realizar un conjunto de operaciones tendientes a


reducir y/o reparar el daño causado, a no realizar determinados actos susceptibles de
causar daños al medio ambiente o a afectar una o varias transacciones económicas
pecuniarias como compensación de los mismos.

El mismo autor, analizando la recomendación de la Comisión Europea (2001), señala


que no se reconoce un pasivo ambiental cuando:

* Se presente la posible existencia de daños futuros, ya que en el momento no se


conoce que decisiones adoptará la organización;

* Los casos en que no se disponga de evidencia razonable de la existencia de una


obligación, sea efectiva, probable o condicionada, en el momento en que se considere
su reconocimiento; y* La obligación de adquirir en el futuro activos destinados a la
prevención, corrección o reducción de daños ambientales.

2.4. Pasivo ambiental contingente o potencial

“Una obligación legal potencial de realizar un futuro pago debido a la actual o futura
manufactura, uso, vertido o amenaza de una sustancia particular u otras actividades
que afectan adversamente al medio ambiente. Una obligación es potencial cuando
depende de futuros eventos o cuando la ley o regulación creadora del pasivo todavía
no es efectiva” (USEPA, 1996, citado por Conesa et al, 2006, 103; Fronti de García y
Wainstein, 2000, 17 y 25).

“Cuando la liquidación de la obligación no es probable que origine salida de recursos o


cuando la obligación esté condicionada a que ocurra un suceso incierto o poco
probable sobre el que la entidad no puede influir y que conforma el origen de la
obligación” (Larrinaga y Llull, 1999, Citado por Conesa et al, 2006, 109).

Clasificación
 Cantidad de pérdidas: son aquellas en que si se produce el hecho, se genera un
resultado negativo. Implican aumentos del pasivo o reducciones del activo. Ejemplos
de esta categoría son: el descuento en bancos de pagarés recibidos de clientes; el
resultado de un juicio que nos ha entablado un tercero por responsabilidad civil; la
posibilidad de que alguno de los clientes que nos adeuda facturas al cierre del ejercicio
se torne definitivamente incobrable y nunca cancele el importe que nos debe.
 Cantidad de ganancias: son aquellas que, en caso de producirse el hecho aleatorio,
generarán un ingreso o un resultado positivo. Implican aumentos del activo o
reducciones del pasivo. Ejemplos de esta categoría son: el posible aprovechamiento
futuro del derecho de aplicar quebrantos impositivos contra futuras ganancias
(disminución de pasivos); la posible resolución favorable de un juicio contra un tercero
en el que se reclama el pago de determinada indemnización (aumento de activo).
 Por su posibilidad de ocurrencia
 Por su posibilidad de cuantificación

Reconocimiento contable
Para definir si un activo o pasivo debe ser reconocido contablemente, debe tenerse en
cuenta el concepto de devengamiento, según el cual cabría su contabilización cuando:
a. El hecho generador del activo o pasivo se produjo con anterioridad a la fecha de
cierre

b. La medición del pertinente resultado puede practicarse sobre bases objetivas

Las contingencias admiten tres alternativas de reconocimiento en la información


contable referida a un ejercicio determinado:

1. Reducir el resultado de ese ejercicio a través del reconocimiento de un gasto. Puede


agregarse una nota explicativa entre la información complementaria.
Para modificar la medición contable al cierre de ejercicio deben cumplirse tres
requisitos:
a) El hecho sustancial generador del presunto quebranto debe ser anterior al cierre del
ejercicio.
b) Debe poder cuantificarse objetivamente el importe del hecho mencionado.
c) La probabilidad de ocurrencia de la contingencia debe ser alta.
2. No modificar el resultado del ejercicio, sino de exponerse únicamente entre la
información complementaria a través de una nota a los estados contable.
3. No exponer la contingencia de manera alguna entre la información contable.
Por lo tanto la aparición de un activo o pasivo contingente, debería contabilizarse
cuando haya probabilidad de ocurrencia y el importe de la ganancia o perdida pueda
ser razonablemente estimado. Si estas condiciones no se dan concurrentemente
no se puede reconocer contablemente.

Factores que determinan su tratamiento contable


Las formas para decidir de qué manera las contingencias pueden afectar la
información contable son:

1. Momento de ocurrencia del hecho sustancial que genera la contingencia: puede ser
anterior o posterior a la fecha de cierre del ejercicio.
2. Posibilidad de cuantificación objetiva del impacto que el hecho contingente puede
provocar en el patrimonio. Para su esto deben tomarse en consideración los
acontecimientos posteriores al cierre de ejercicio, vinculados con la contingencia en
cuestión.
3. Probabilidad de ocurrencia del hecho contingente: puede ser alta, media o baja. Para
estimar la probabilidad de ocurrencia de la contingencia, hay que tomar en
consideración los acontecimientos posteriores al cierre del ejercicio que se vinculan
con la misma.
Ejemplos de pasivos contingentes
Un ejemplo muy común es un litigio. La empresa desconoce cómo va a terminar, pero
puede verse obligada a pagar una cantidad de dinero si lo pierde. En ese caso, es
posible que lo recoja con una provisión.

También son muy habituales las insolvencias ante posibles morosos. Estas
provisiones tienen gran importancia en la contabilidad de entidades bancarias.
Para terminar, cabe destacar que las contingencias siempren se asocian a la
existencia de hechos futuros, lo que a su vez implica incertidumbre; es por ello de
suma importancia proceder a un análisis de los hechos posteriores al cierre del
ejercicio económico, y nos referiremos a aquellos hechos que sucedieron entre la
fecha de cierre de lo estados contables y la de su aprobación por el directorio.