Sunteți pe pagina 1din 3

NO Desmayes

por Enrique Monterroza


“No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te
esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia”.

Isaías 41:10

Nadie puede negar que la vida cristiana tiene momentos en los cuales pareciera que todo
se nos viene abajo. En momento determinado todos hemos experimentado como las
circunstancias de la vida opacan muchas veces el gozo que Dios quiere que permanezca
en nuestra vida.

Muchos que un día declararon fidelidad a Dios han ido cayendo en esta batalla, muchos
de nuestros amigos mas queridos los cuales un día estuvieron junto a nosotros alabando
a nuestro Creador ya no esta mas, ¿Por qué? Porque desmayaron en esta carrera.

Por el contrario aquellos que tratamos la manera de seguir adelante soñamos con un día
estar frente a Jesús cara a cara, es por eso que no desmayamos pese a nuestro errores y
nuestros defectos, sino que tratamos cada día de mejorar para ser un olor fragante
delante de Dios.

Es difícil asimilar porque muchos desmayan, porque teniendo un Dios


TODOPODEROSO se regresan al mundo, porque si un día prometieron fidelidad
eterna terminan tirando la toalla, porque después que Jesús curo sus heridas vuelven y
se hacen otras mas letales. ¿Por qué? Te has preguntado: El ¿Por qué ?.

Bueno después de analizar un poco te voy a dar algunas de las razones porque los
jóvenes y no tan jóvenes desmayan en esta lucha diaria de la vida Cristiana.

¿POR QUÉ LOS JÓVENES MUCHAS VECES


DESMAYAN?
Porque son atraídos por el mundo: Un dicho secular dice: “El que juega con fuego se
quema”, muchos comenzamos a realizar ciertas actividades que solo el mundo que no
conoce de Cristo lleva a cabo. Hoy en día es común ver como la Iglesia se va
acomodando a lo que el mundo ofrece, es decir fiestas paganas, celebraciones que van
en contra de los principios Bíblicos, tradiciones que no exaltan a Dios, formas de vida
que exaltan mas la mundanalidad que la espiritualidad, etc. Mientras nosotros nos
acomodamos al mundo, el enemigo gana ventaja y nos envía mísiles de desgano y
acomodo espiritual. La Biblia dice: “Conviértanse ellos a ti, pero tu no te conviertas a
ellos”. Que triste es ver que hoy en día difícilmente se distingue a un Cristiano con un
Mundano, pues su modo de vida es casi similar, lastimosamente estamos siendo atraídos
por el Mundo y eso te puede llevar a desmayar en esta carrera.

Porque hacen alianzas equivocadas. No voy a decir que las amistades son malas, sino
mas bien que tanto efecto están haciendo en nuestra vida. Recuerda: “El que es amigo
del mundo se constituye enemigo de Dios”. Mientras tratamos de agradar a gente que no
tiene a Cristo en su corazón, nos estamos olvidando de predicar el evangelio y de
agradar al que agrado merece, esto es a Jesús nuestro Salvador. Muchos jóvenes
desmayan porque han permitido que las alianzas enemigas influya en su vida de tal
manera que te alejas de Dios.

Porque no han permitido que Dios los libere de las cadenas del mundo. Cuanta
gente desmaya porque tienen ataduras del mundo como por ejemplo: la música, los
vicios, la fornicación, el adulterio, la masturbación, etc. Muchas gente esta atada a estas
cadenas, es normal escuchar a jóvenes que dicen: “es que no puedo dejar de tener
relaciones sexuales”. Como que ese bajo instinto lo dominara por completo. Tienes que
entender que Jesús te a dotado de fuerza para resistir al enemigo, la Biblia dice: “resistid
al Diablo y huirá de vosotros”, pero pareciera que nosotros somos los que huimos de
Dios al no poder resistir las tentaciones que se nos presentan.

Porque creyeron que estaban desperdiciando su juventud. Muchos jóvenes piensan


que están desperdiciando su vida, al estar en una mal llamada “religión”. No somos
religiosos, sino que tratamos de agradar a aquel que un día nos perdono nuestros
pecados, esto es a Jesús a quien debemos de agradar, la religión no te salva, el que salva
se llama Jesús, si tu crees que estas desperdiciando tu vida sirviendo o tratado de
agradar a Cristo, te tengo una mala noticia: “tu ojos están vendados por el enemigo”. Es
triste ver a jóvenes rebeldes que no quieren saber nada de Jesús, creen que todo lo saben
y que no les hace falta nada. Jesús nunca te va obligar a que creas en El. Fe es la certeza
de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve, bienaventurados aquellos que no
viendo creímos y mas bienaventurados aquellos que aprovechamos nuestra juventud en
Cristo para vivirla de la mejor manera.

Porque pusieron los ojos en un hombre. Basta ya del viejo pretexto: “es que yo
confiaba en el y fallo” No eso no es valido para Dios, el que te salvo no fue un hombre,
sino que fue Dios, el se merece que pongas los ojos en El, a lo mejor habrán personas
las cuales impacten tu vida de manera positiva, pero tu fe no tiene que depender de
ellos, sino que de Jesús, pues el hombre en su naturaleza humana fallara, pero Jesús en
su naturaleza divina JAMÁS te fallara. Muchos desmayan porque ponen sus ojos en el
hombre, argumento no valido para la salvación.

Porque no recibieron lo que tanto anhelaban. Muchos al no ver su respuesta optan


por desmayar y volver a la vieja vida que antes llevaban, sin darse cuenta que eso no los
hará feliz, sino mas bien lo contrario. No entiendo porque alejarse de Jesús cuando no
vemos nuestros anhelos cumplidos, ¿Será que alejándonos de El se cumplirán?, ¿Será
que es la mejor decisión?, ¿Seremos mas felices? NO!!!! Definitivamente NO!!!
Entonces no desmayes jamás.

La pregunta hasta acá seria:

¿CREES QUE SON VALEDERAS LAS RAZONES


POR LAS CUALES MUCHOS DESMAYAN?
Se necesita ser osado y valiente para resistir todo viento contrario y permanecer firme
en medio de la tempestad. Si tomaste la decisión de prevalecer, y sientes que se te van
las fuerzas, recuerda que es el momento preciso para creer y no dudar de que el
Todopoderoso Dios está ahí para sostenerte. “No temas, cree solamente.” Si Dios es
por nosotros, ¿quién contra nosotros?

No dejes tu lugar, no cedas, no te rindas, que el que prometió ha de cumplir. Ni una sola
de sus palabras ha caído en tierra; cada una de ellas hace aquello para lo cual es enviada.
Esfuérzate, confía y espera; tu Dios no te fallará. Él está a tu lado como Poderoso
Gigante.

Posiblemente tu estés a punto de desmayar, ponte a recordar el día que le entregaste tu


vida a Jesús, la felicidad que sentiste cuando lo recibiste como salvador, las veces que
orabas y cantabas con todo tu corazón, la paz interior que nada ni nadie te pudo dar sino
que solo Jesús, recuerda las veces que estuviste a punto de colapsar y Jesús estuvo ahí
para darte una mano, para abrazarte y para darte una nueva oportunidad. Si consideras
que todo esto no vale la pena como para no desmayar, entonces hazlo, desmaya, regresa
al mundo, pero nunca digas que JESÚS no fue bueno contigo, nunca digas que El no te
fortaleció ni que El no quiso ayudarte.

Puedo ver a Jesús con lagrimas en sus ojos mientras muchos desmayan, con su voz
entre cortada diciéndote con el amor jamás encontrado: “Hijo mío, no desmayes, yo
nunca te he dejado ni te dejare, yo te amo y por eso di mi vida por ti, dame la
oportunidad de levantarte y hacer que seas de bendición para las naciones”.

JESÚS TE AMA NO DESMAYES, EL


ESTA CONTIGO