Sunteți pe pagina 1din 4

MOVIMIENTO DEL AGUA A TRAVES DEL SUELO

La conductividad hidráulica o la velocidad con la que el agua–o cualquier fluido-


traspasa la superficie del suelo y, una vez hecho esto, se desplaza por su interior
depende fundamentalmente del volumen y características del espacio poroso,
del agua almacenada en el perfil (humedad previa) y de la altura de la lámina de
agua que pueda existir sobre el terreno en el momento de realizar la medida.
El agua debe desplazarse por los conductos que quedan entre las partículas
sólidas (orgánicas y minerales), haciéndolo lógicamente con mayor facilidad
cuanto mayor tamaño tengan los huecos y mejor comunicados estén.
Si por el contrario los huecos son muy pequeños, el agua queda retenida sobre
la superficie de las partículas por atracción capilar, con lo que la velocidad de
circulación decrece. Lo mismo ocurre a medida que el espacio poroso está
ocupado por agua. La acción de la gravedad y la presión hidrostática asociada
al encharcamiento del terreno producen el efecto contrario: su aumento acelera
el desplazamiento (figura 1).

Figura 1.- Fuerzas condicionantes del movimiento de un fluido en un medio


poroso.

1. PERMEABILIDAD
Se define a la permeabilidad como la capacidad que posee un cuerpo
para permitir el paso de un fluido a través de este, de tal manera que su
estructura interna no se vea alterada. La permeabilidad se determina
mediante la imposición de n gradiente hidráulico en una sección del
cuerpo. La permeabilidad puede tomar el nombre de conductividad o
transitividad hidráulica.
Para poder conocer numéricamente que tan permeable es un material
(suelo), se ha definido el coeficiente de permeabilidad. Coeficiente que se
define como la velocidad con la que se traslada el agua para un gradiente
unitario.
Para poder estudiar la permeabilidad del suelo se realizan suponen las
siguientes hipótesis. El agua es incompresible, una muestra de suelo
saturado, e volumen de agua que entra es igual al volumen de agua que
sale (no hay presencia de acumulación en el interior), la ecuación de
Terzaghi es válida, el agua tiene una viscosidad dada.
1.1. ECUACION DE BERNOULLI
La carga total en un punto en agua en movimiento se da obtiene de la
suma de las cargas de presión, cargas de velocidad y cargas de
elevación como se presenta en la siguiente ecuación.

Donde h es la carga total, u es la presión, v es la velocidad, g es la


aceleración de la gravedad y 𝛾𝑤 es el peso específico del agua.

1.2. LEY DE DARCY


Henri Philibert Gaspard Darcy encontró que la cantidad de agua que
fluye por unidad de tiempo a través de una sección transversal total
unitaria de suelo perpendicular a la dirección del flujo depende
directamente del coeficiente permeabilidad. Es importante mencionar
que esta ley aplica para flujo laminares.
En palabras más sencillas la velocidad de la corriente de agua a través
del suelo es proporcional al gradiente hidráulico y a un coeficiente k,
llamado coeficiente de permeabilidad del suelo.

𝑣=𝑘𝑖

Donde v es la velocidad de infiltración, k es el coeficiente de


permeabilidad e i es el gradiente hidráulico.

1.3. COEFICIENTE DE PERMEABILIDAD


El coeficiente de permeabilidad varía dependiendo del suelo que se esté
tratando. Incluso varía dependiendo si el suelo se encuentra saturado o
no. Cuando se tiene suelo saturados el coeficiente de permeabilidad
aumenta.
En la siguiente tabla se presentan algunos valores típicos de
permeabilidad para suelos saturados.
Adicionalmente, la permeabilidad está relacionado con las propiedades
del flujo que lo atraviesa.

Donde 𝛾𝑤 es el peso especifico del agua, 𝜂 es la viscosidad del agua y 𝐾̅


es la permeabilidad absoluta.

2. INFILTRACION
La infiltración es el proceso por el cual el agua en la superficie de la tierra
entra en el suelo. La tasa de infiltración, en la ciencia del suelo, es una
medida de la tasa a la cual el suelo es capaz de absorber la precipitación
o la irrigación.

Variación en la infiltración por textura del suelo

2.1. ECUACION DE CONTINUACION DE LAPLACE

La ecuación de continuidad de Laplace se aplica para flujos de agua que


no se mueve en una única dirección y no es uniforme sobre toda el área
perpendicular al flujo. El flujo del agua subterránea se calcula usando
graficas de redes de flujo.
La ecuación de continuidad de Laplace se presenta a continuación.

Si el suelo presenta permeabilidad constante se obtiene


3. METODOS DE MEDIDA

La conductividad hidráulica, o velocidad con la que circula el agua a través


del espacio poroso del suelo, puede ser medida directamente mediante
diferentes métodos adaptados a las condiciones de circulación del fluido:

Existen distintas técnicas para medir la velocidad con la que circula el


agua a través del suelo, por ejemplo:

 Técnica del Auger-Hole


 Técnica del doble anillo
 Técnica del permeámetro de laboratorio
 Técnica del simulador de lluvia

En conclusión el agua es un recurso que intervine en el comportamiento del


suelo. Un suelo saturado se va a comportar diferente frente a un suelo no
saturado. En muchas ocasiones se puede suponer que el agua permanece
constante, es decir no hay flujo en el mismo. Afirmación que no es tan cierta, ya
que el agua siempre está en movimiento, en muchos casos va a depender de la
estación en la que se encontré.
La conductividad hidráulica, que como hemos visto es la velocidad a la que el
agua circula a través del espacio poroso, la permeabilidad y la infiltración son
términos que definen el mismo proceso pero que sin embargo responden a
conceptos diferentes,
Existen diferentes técnicas de medida adaptadas a las condiciones específicas
de los suelos a estudiar, y a las condiciones de humedad previa en las que se
encuentran en el momento de realizar la medida.