Sunteți pe pagina 1din 11

Honestidad Laboral

Integrante
 Paulina Pérez
Introducción
 En estos tiempos, en el ámbito laboral o en cualquier
otro ámbito, la honestidad es un valor requerido
para llegar alto en cualquier situación, pero de donde
proviene esta palabra.
Bueno, la honestidad proviene del Latín “honestias”
que significa dignidad, honor, lo cual nos hace pensar
que el ser honestos nos ara ser dignos de un puesto
alto en cualquier empresa, tarea o cargo público
ordenado y eso nos llevara a tener un honor mas
grande y gratificante, ya que en estos tiempo en el
ámbito laboral ser honesto nos llevara a ganarlos una
confianza de parte de muchas personas y así abrirnos
puertas importantes para conseguir metas y
objetivos.-
Bueno como ya dijimos antes la palabra honestidad, viene del latín “Honestias”
que significa dignidad y honor, pero el filosofo chino, Confucio (551 A.C – 479
A.C) dicto que la honestidad tiene 3 niveles los cuales son:

A.- LI : este nivel habla sobre, el cumplir las propias metas y deseos pero de una
forma sincera.

B.- YI : en este nivel, el actuante no busca cumplir sus propios deseos, si no que
busca el principio moral de la justicia basándose en la reciprocidad.

C.- REN : en este nivel el actuante necesita auto comprensión para lograr
comprender a los demás ya que el actuante debe tratar a las personas de una
escala mas baja igual que como a el le gustaría que lo trataran sus superiores.
Dos frases de Confucio
que podemos aplicar a
la HONESTIDAD
LABORAL
 Honestidad significa:
 No hacer nunca un mal uso de lo que se nos confía
 No mentir continuamente
 No simular trabajar
 No cumplir con los compromisos hechos
 No dar información confidencial a un tercero
 No aceptar sobornos
 No trabajar bajo el efecto del alcohol o las drogas
 No utilizar los recursos de la empresa para beneficio personal

 Estas y otras cualidades más hacen que una empresa opte por un trabajador
honesto para que consigo haya un proceso de evolución dentro de la
empresa.
Los últimos años están marcados por una conciencia creciente
acerca del daño sustancial que lleva consigo el comportamiento
corrupto y no confiable mostrado por ejecutivos y empleados en
las organizaciones.

Si alguna vez hiciéramos un listado de las cualidades que nos


gustaría encontrar en los empleados, seguramente
enunciaríamos la honestidad, porque garantiza confianza,
seguridad e integridad.

Hoy en día, las compañías saben que contratar a un empleado


inadecuado abre la posibilidad de prácticas ilegales dañinas,
agresión hacia los clientes, demandas legales y pérdida de
reputación. Algunas compañías inclusive, hacen revisiones de
antecedentes anuales de sus empleados o lo hacen cuando sus
empleados están siendo considerados para puestos más altos o
de mayor sensitividad.
Es el derecho y responsabilidad de cada empresa verificar que el candidato que está
por emplear en su organización sea realmente quien dice ser, y que sus habilidades,
historia y experiencia de trabajo sean las necesarias para esa posición. Asimismo debe
de revisar si el candidato no tiene un pasado de trabajo problemático o inclusive una
historia criminal que puede poner en peligro a los empleados, clientes y proveedores.
La selección sistemática, profesional y objetiva de candidatos a un puesto, debe incluir
además de las pruebas de predictibilidad del desempeño, entrevistas de selección por
competencia, evaluación de potencial, estudios socioeconómicos y médicos, entre
otros, la evaluación de integridad y honestidad.
Las evaluaciones de integridad y honestidad fueron creadas con el objetivo de
apoyar tanto los procesos de selección en las empresas y así poder tomar
mejores decisiones de contratación, como de evaluar el nivel de riesgo de un
empleado a cometer ofensas en contra de la organización y su tendencia a ser
deshonestos, a presentar actitudes de poco compromiso con la empresa, a robar
o a no observar las reglas de la Organización.

Podemos concluir diciendo que una valoración adecuada


de la honestidad de nuestros candidatos y empleados es
fundamental en los procesos de selección y de evaluación,
ya que contar con empleados confiables es la clave del
éxito, debido a que ellos contribuyen a la rentabilidad,
estabilidad, crecimiento y prestigio de la organización.
Para finalizar, la honestidad en el ámbito
laboral es imprescindible ya que permite
generar confianza entre compañeros de
trabajo, y por otro lado es necesario que la
información que circula por la empresa sea
verídica puesto que de no ser así pueden
ocasionarse o agravarse un problema. Por
otro lado muchos de los valores presentados
en presentaciones anteriores depende de la
confianza ya que en una empresa se mueve
mediante la buena comunicación entre
quienes la componen por lo que si la
información no es verídica o si no hay
confianza es imposible que la empresa
avance.