Sunteți pe pagina 1din 6

República Bolivariana de Venezuela

Ministerio del Poder Popular para la Educación Superior, Ciencia y Tecnología

Instituto Universitario de Tecnología

“Antonio José de Sucre”

Ampliación Charallave

Psicología Industrial
(Ensayo)

Estudiante:

Yira Galiffa

C.I.:27.322.537
Introducción

La psicología industrial organizacional es una disciplina científica social cuyo


objeto de estudio es el comportamiento humano en el ámbito de las organizaciones
empresariales y sociales. Por psicología industrial organizacional debe comprenderse la
aplicación de los conocimientos y practicas psicológicas al terreno organizacional para
entender científicamente el comportamiento del hombre que trabaja, así como para
utilizar el potencial humano con mayor eficiencia y eficacia en armonía con la filosofía
de promoción humana.

Los principios y prácticas de la Psicología industrial moldean en forma directa e


indirecta sus conductas y actitudes; y es por esta razón que es conveniente tener un
conocimiento a profundidad sobre su importancia. Pasamos la mayor parte de la vida
adulta en algún empleo, y la índole de la carrera profesional determina no solo nuestro
nivel económico, sino también nuestra seguridad emocional y felicidad. El trabajo
proporciona un sentido de identidad; nos dice a nosotros mismos y a los demás lo que
somos; mejora nuestro sentido de autoestima, afiliación y pertenencia. Si estamos
frustrados o insatisfecho con él, lo más seguro es que volvamos tristes al hogar al
finalizar la jornada.

La insatisfacción en el trabajo puede perjudicar también la salud física y


psíquica. En consecuencia, encontrar el tipo idóneo de trabajo es la decisión más
trascendente que cada individuo debe tomar en su vida. Los Psicólogos industriales
ayudan inicialmente a realizar este paso, pues intervienen de manera decisiva en la
selección de candidatos; investiga si usted es el candidato idóneo para el puesto al que
está optando.
Desarrollo

Las empresas han dado un gran salto en el área de recursos humanos, cambiando
su visión de los trabajadores de la organización por colaboradores que forman parte
fundamental de la misma.

Las personas buscan trabajos por diversas razones y éstas son importantes para
los puestos a los que ellos se postulan. Es por ello que el psicólogo industrial debe
tomar en cuenta las características de los colaboradores que formarán parte de la familia
empresarial.

El psicólogo industrial puede analizar los requerimientos de cada puesto para


que las personas que lo ocuparán sean las adecuadas y que tanto el trabajador como el
patrón puedan adquirir oportunidades de crecimiento personal y laboral.

Además de formar parte del proceso de reclutamiento y selección, el psicólogo


industrial puede participar en las actividades relacionadas con la capacitación del
personal. Las empresas introducen con mayor frecuencia nuevos cursos y talleres que
les permitan a los colaboradores contar con un ambiente de trabajo adecuado, el cual
favorezca los resultados y contribuya al desarrollo de las personas que trabajan en
conjunto para lograr un bien común.

A modo de conclusión, contar con un psicólogo industrial beneficiará a las


partes que conforman una relación laboral y logrará resultados favorables para los
trabajadores. El patrón logrará visualizar a los colaboradores como un equipo de trabajo
que ejecutará las acciones de acuerdo a su puesto con el objetivo de ser mejores como
empresa.

La psicología industrial a largo plazo se refiere a la ciencia de la psicología y su


aplicación en el lugar de trabajo. Debido a la alta demanda de psicólogos industriales, el
campo se ha convertido en uno de los más lucrativos dentro de la psicología. Los
jóvenes capacitados en psicología industrial pueden encontrar trabajo en una variedad
de campos que van desde la investigación hasta las altas esferas de las corporaciones.
Las tareas específicas implican la resolución de problemas con los empleados a gran
escala cuando su trabajo afecta a todos los niveles de una organización.
La debida aplicación de la psicología industrial en las empresas permite conocer
y mejorar el comportamiento de los funcionarios de una organización, buscando
conocer sus necesidades, anhelos y sueños que contribuyan integralmente tanto al logro
de los objetivos individuales como los organizacionales.

Entre las temáticas de la Psicología Industrial encontramos:

La motivación: Es lo que hace que un individuo actúe y se comporte de una


determinada manera. Es una combinación de procesos intelectuales, fisiológicos y
psicológicos que decide, en una situación dada, con qué vigor se actúa y en qué
dirección se encauza la energía. La motivación es un término genérico que se aplica a
una amplia serie de impulsos, deseos, necesidades, anhelos, y fuerzas similares. Decir
que los administradores motivan a sus subordinados, es decir, que realizan cosas con las
que esperan satisfacer esos impulsos y deseos e inducir a los subordinados a actuar de
determinada manera. Todo administrador de negocios debe aplicar la motivación al
talento humano de su empresa con el fin de que éste realice con entusiasmo sus
actividades generando mayor productividad y logrando una satisfacción laboral y
personal.

Inteligencia emocional: Es la capacidad de responder de la mejor manera posible


a las exigencias que el mundo nos presenta captando las emociones de las personas que
nos rodea y conduciéndolas hacia un resultado positivo. También se dice que es una
forma de interactuar con el mundo que tiene muy en cuenta los sentimientos, y engloba
habilidades tales como el control de los impulsos, la autoconciencia, la motivación, el
entusiasmo, la perseverancia, la empatía y la agilidad mental.

¿Cómo Influyen Las Emociones En Mi Trabajo/Profesión?

Las tensiones de la vida moderna, la híper-competencia en el terreno individual


y empresario, la presión del reloj, la exigencia de un constante perfeccionamiento
profesional, etc., son situaciones que tienden a alterar el estado emocional de la mayoría
de las personas consideradas normales, llevándolas al borde de sus propios límites
físicos y psíquicos. El resultado, a menudo, es el desequilibrio emocional.

Este desequilibrio no sólo afecta la vida más íntima de una persona, sino que
afecta su trabajo y su desarrollo profesional, porque las emociones desempeñan un
papel importante en el ámbito laboral. De la ira al entusiasmo, de la frustración a la
satisfacción, cada día nos enfrentamos a emociones -propias y ajenas. La clave está en
utilizar las emociones de forma inteligente, para que trabajen en beneficio propio, de
modo que nos ayuden a controlar nuestra conducta y nuestros pensamientos en pos de
mejores resultados.

Hoy no basta con un alto coeficiente intelectual para triunfar profesionalmente,


para competir o para desarrollar una empresa; se requiere un control emocional
adecuado, que nos permita tener una interacción armónica en nuestro ambiente laboral:
socios, colegas, empleados, proveedores, clientes, etc.

El clima laboral o de su organización dependerá de factores de liderazgo y


prácticas de dirección, con el sistema formal y la estructura de la organización y de las
consecuencias de los comportamientos del trabajo.

El Clima Organizacional es un fenómeno interviniente que media entre los


factores del sistema organizacional y las tendencias motivacionales que se traducen en
un comportamiento que tiene consecuencias sobre la organización (productividad,
satisfacción, rotación, etc.).
Conclusión

Lo que distingue claramente a la psicología en el campo de aplicación a la


industria y a las organizaciones son sus objetivos a lograr: Obtención de recursos
humanos idóneos. Cumplir las metas de productividad. Alcanzar niveles de optimismo y
satisfacción humana en el cumplimiento de las responsabilidades asignadas al cargo. En
la medida en que más avanzamos en el conocimiento de la psicología industrial y sus
aplicaciones, más se percibe la necesidad de un trabajo multiprofesional.

Recordemos que cualquier tipo de evaluación es de suma importancia en nuestra


vida. Algunas veces evaluamos cómo nos desempeñamos frente a los compañeros, la
familia, etc., y sacamos conclusiones que nos sirven para tratar de mejorar nuestras
actitudes. Cuando somos evaluados en nuestro sitio de estudio o trabajo, nuestros
superiores conocen qué y cómo estamos haciendo determinada labor, así mismo
nosotros sabemos si nuestro esfuerzo es el indicado o si por el contrario debemos
mejorar.

Así mismo, para los subordinados, a quienes se les realiza la evaluación, ésta es
de gran ayuda ya que conocen los aspectos de comportamiento y desempeño que la
empresa valora más en ellos, conoce cuáles son las expectativas de su superior en
cuanto a fortalezas y debilidades en el desempeño de su trabajo, sabe qué medidas está
tomando el supervisor para mejorar el desempeño y lo más importante, sirve para
adquirir un sistema de autoevaluación y autocrítica para mejorar su desarrollo en la
labor que se esté realizando.

Un aspecto importante a considerar es la tendencia natural de las personas de


resistirse al cambio. Hay que crear y desarrollar una actitud y mentalidad abierta a los
cambios, una cultura, que permita acoger las buenas iniciativas, así como desechar las
malas. Los cambios organizacionales no deben dejarse al azar, ni a la inercia de la
costumbre, menos a la improvisación, deben planificarse adecuadamente. Para concluir,
podemos decir que el proceso de cambio juega un papel importante en las
organizaciones.