Sunteți pe pagina 1din 202

Cobertes.

fh11 4/11/09 06:21 P gina 1

17 17
Publicaciones de la Fundación Gas Natural
Guías técnicas de energía y medio ambiente:
Empresa, tecnología
y medio ambiente
1 Depuración de los gases de combustión en la industria cerámica
2 Generación eléctrica distribuida
3 La degradación y desertificación de los suelos en España
4 El uso del gas natural en el transporte: fiscalidad y medio ambiente
Juan Antonio Tomás Carpi
5
6
La protección jurídica de los espacios naturales
Los jóvenes españoles ante la energía y el medio ambiente. La aplicación de la norma IPPC Es catedrático de economía Aplicada de la Universitat
de Valencia, presidente del Grup IMEDES y director

7
Buena voluntad y frágiles premisas
La fiscalidad ambiental de la energía
en la Comunidad Valenciana del máster de Gestión Ambiental y Desarrollo
Sostenible de la Universitat de Valencia. Es miembro del Club de Roma
8 Las energías renovables en España. Diagnóstico y perspectivas
y asesor de diversas entidades públicas y privadas en temas relacionados
9 Guía de la eficiencia energética para administradores de fincas
10 Las tecnologías de la información y las comunicaciones y el medio ambiente con el desarrollo sostenible. Es autor de más de cien libros y artículos
11 El papel de los bosques españoles en la mitigación del cambio climático científicos.
12 Recuperación energética ecoeficiente de residuos. Potencial en España

Empresa, tecnología y medio ambiente


13 El consumo de energía y el medio ambiente en la vivienda en España.
Análisis de ciclo de vida (ACV)
14 El periodismo ambiental. Análisis de un cambio cultural en España
15 La electricidad solar térmica, tan lejos, tan cerca

La aplicación de la norma IPPC en la Comunidad Valenciana


16 Redes energéticas y ordenación del territorio
17 Empresa, tecnología y medio ambiente Eduardo Amer Mocholí
La aplicación de la norma IPPC en la Comunidad Valenciana Es licenciado en Economía y master en Gestión
Ambiental y Desarrollo Sostenible por la Universitat
Cuadernos energía y medio ambiente:
de Valencia. Ha desarrollado diversas funciones como
1 Señalización de sendas en el Parque Regional de Picos de Europa
consultor ambiental y, desde el año 2005, ejerce como
2 Cambio de clima en el sector de la energía: una nueva ola de oportunidades
de inversión respetuosa con el medio ambiente responsable del Departamento de Formación y Empresa del Instituto
3 Guía de la eficiencia energética en la vivienda de Navarra Mediterráneo para el Desarrollo Sostenible (IMEDES).
4 Calidad del aire urbano, salud y tráfico rodado
5 La energía solar térmica y el gas natural en la Comunidad de Madrid
6 Mejora de la calidad del aire por cambio de combustible a gas natural en
automoción. Aplicación a Madrid y Barcelona
7 Conciencia ambiental y ahorro energético.
Estudio con escolares de la Comunidad de Madrid
Gabriela Munares Sánchez
Serie pedagógica: Es licenciada en Economía, máster en Gestión
1 La calidad del aire en la Comunidad de Madrid Ambiental y Desarrollo Sostenible por la Universitat
2 La calidad del aire en la Comunitat Valenciana
de Valencia y máster en Desarrollo, Instituciones e
Biblioteca historia del gas: Integración Económica por la Universitat de Valencia.
1 Una historia del gas en Alicante
2 La industria del gas en Córdoba (1870-2007)

Mercedes Romero de las Heras


IMEDES Es licenciada en Química por la Universitat de Valencia.
Instituto Mediterráneo para el Desarrollo Sostenible Ha participado en el desarrollo de diversos estudios
de carácter ambiental y es integrante del equipo técnico
del Instituto Mediterráneo para el Desarrollo Sostenible (IMEDES).
Juan Antonio Tomás Carpi
(Director)

Eduardo Amer Mocholí


Gabriela Munares
Mercedes Romero de las Heras
Empresa, tecnología y
medio ambiente
La aplicación de la norma IPPC
en la Comunidad Valenciana

–1–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a1 04/11/09 7:25


Guías técnicas de energía y medio ambiente

17. Empresa, tecnología y medio ambiente


La aplicación de la norma IPPC en la Comunidad Valenciana

Autor
Instituto Mediterráneo para el Desarrollo Sostenible (IMEDES)
Director
Juan Antonio Tomás Carpi

Colaboradores
Eduardo Amer Mocholí
Gabriela Munares
Mercedes Romero de las Heras

Reservados todos los derechos. Está prohibido, bajo las sanciones penales y el resarci-
miento civil previstos en las leyes, reproducir , registrar o transmitir esta publicación,
íntegra o parcialmente, por cualquier sistema de recuperación y por cualquier medio,
sea mecánico, electrónico, magnético, eletroóptico, por fotocopia o por cualquier otro,
sin la autorización por escrito de la Fundación Gas Natural.

Edita

Fundación Gas Natural


Plaça del Gas, 1
Edificio C, 3.ª planta
08003 Barcelona, España
Teléfono: 93 402 59 00 Fax: 93 402 59 18
www.fundaciongasnatural.org

1.ª edición, 2009

ISBN: 978-84-613-5775-8
Depósito legal: B-16.241-2009

Impreso en España

–2–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a2 04/11/09 7:25


Índice
Prólogo de D. Pedro-A. Fábregas ..................................................................................................................................................... 5
Presentación de D. Jorge Lamparero ..................................................................................................................................... 9

1. Desarrollo sostenible, instituciones,


ecoefi ciencia y cambio tecnoeconómico ................................................................................. 13
1.1. La necesidad del desarrollo ecológicamente sostenible....................................................................... 13
1.2. Las fuerzas del desarrollo sostenible ..........................................................................................................16
1.3. Ajuste institucional, modernización ecológica del proceso ........................................17
productivo y competitividad
1.4. Conclusiones ......................................................................................................................................................................... 21

2. La directiva IPPC acerca de la prevención y control


integrados de la contaminación: ajuste institucional
y cambio tecnológico .......................................................................................................................................................... 23
2.1. Finalidad, enfoque y alcance de la directiva ........................................................................................................23
2.2. El ámbito de aplicación de la directiva....................................................................................................................... 26
2.3. La mecánica de implantación de la directiva ......................................................................................................26
2.4. Problemas de implantación de la directiva y proceso de aprendizaje................................... 31

3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas


valencianas ................................................................................................................................................................................................ 35
3.1. Perfil de la economía valenciana ...................................................................................................................................... 35
3.1.1. La situación relativa de la economía valenciana en el contexto.................................. 35
nacional
3.1.2. La estructura sectorial de la economía valenciana ..................................................................... 36
3.1.3. Estructura empresarial................................................................................................................................................. 38
3.1.4. Conclusiones ........................................................................................................................................................................... 40
3.2. Metodología del estudio............................................................................................................................................................. 41
3.3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas ...................................................................... 49
3.3.1. Impacto en la gestión administrativa.......................................................................................................... 49
3.3.2. Impacto en la innovación tecnológica ....................................................................................................... 56
3.3.3. Las mejores técnicas disponibles (MTD) ................................................................................................ 67
3.3.4. Incidencia de la directiva IPPC en los aspectos medioambientales......................... 73
3.3.5. Los aspectos económicos de la directiva IPPC ................................................................................ 84
3.3.6. Efectos ambientales, sociales y económicos de la directiva IPPC .............................94
3.3.7. Conclusiones ........................................................................................................................................................................ 107

–3–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a3 04/11/09 7:25


4. Estudios de caso ......................................................................................................................................................................... 113
4.1. Grupo Gas Natural ........................................................................................................................................................................ 113
4.2. BP Oil Refinería de Castellón, S.A................................................................................................................................ 120
4.3. Ford España, S.L. ............................................................................................................................................................................. 130
4.4. Porcelanosa, S.A. ........................................................................................................................................................................... 138
4.5. IFF Benicarló, S.A. ........................................................................................................................................................................... 145
4.6. Colortex 1967, S.L........................................................................................................................................................................... 152
4.7. Grupo Avícola La Cresta, S.L. (Grupo Huevos Guillén) ....................................................................... 157
4.8. Alcan Packaging Alzira, S.L. Unipersonal ............................................................................................................162
4.9. Vaersa ............................................................................................................................................................................................................ 167
4.10. S.A. Payá Miralles ....................................................................................................................................................................... 173

5. Anexos .............................................................................................................................................................................................................. 181


Anexo 1. Cuestionario .......................................................................................................................................................................... 181
Anexo 2. Listado de informantes clave entrevistados .................................................................................... 195
Anexo 3. Bibliografía ............................................................................................................................................................................. 199

–4–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a4 04/11/09 7:25


Prólogo

La sensibilidad de la Unión Europea en el avance de la sostenibilidad


de las actividades industriales y e n la reducción de su impacto sobre el
medio ambiente, ha estimulado el desarrollo de gran cantidad de iniciativas
legislativas con sus correspondientes regulaciones.
Ya hace unos años, concretamente en 1996, en un afán de simplificación de
trámites y de visión global de la problemática, se puso en marcha la Directiva
IPPC (Directive 1996/61/EC concerning Integrated Pollution, Prevention and
Control), que ha sido recientemente codificada con la Directiva 2008/1/EC.
La orientación de la Directiva IPPC, es de enfoque integrado, es decir, de
evaluación de la eficiencia ambiental global de una instalación industrial,
teniendo en cuenta entre otros factores: las emisiones al aire, el agua y l a
tierra, generación de residuos, uso de materias primas, eficiencia energética,
ruido, prevención de accidentes, y restauración de los suelos después del
cierre de las instalaciones industriales. Los límites de emisión deben estar
conformes a l as Mejores Prácticas Disponibles, tal como se definen en la
propia Directiva.
Desde su puesta en marcha hasta la actualidad se ha conseguido que del
orden de 52.000 i nstalaciones i ndustriales de la Unión Europea estén
cubiertas por la Directiva IPPC, lo que representa una sensible aportación
a la mejora del impacto de la industria en el medio ambiente en el territorio
de la Unión.
La orientación de mejorar el impacto en el medio aportando las mejores
técnicas disponibles, con la consiguiente positiva evolución tecnológica y
de competencia de las empresas, en una gran cadena desde el ecodiseño

–5–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a5 04/11/09 7:25


a los residuos, es una estrategia win-win, dado que ayuda a d esarrollar
empresas mas modernas, mejor posicionadas tecnológicamente, y a la vez,
mas respetuosas con el medio ambiente.
En el caso de la Comunidad Valenciana, se ha aplicado la trasposición de
la Directiva IPPC a más de 600 empresas, en un síntoma de la sensibilidad
por el avance y o rdenado control del impacto en el medio ambiente de
las empresas de la Comunidad Autónoma, por parte de la Generalitat
valenciana, así como el énfasis en la simplificación de las tramitaciones
administrativas.
Por otra parte, es evidente, el interés después de tan amplio recorrido, de
poder evaluar los resultados, y l as consecuencias para el medio ambiente,
pero también para los resultados de las empresas, así como el impacto
en la mejora de las tecnologías aplicadas, y finalmente la evolución de la
competitividad.
Por todo ello, la Fundación Gas N atural y l a Generalitat valenciana,
decidieron r ealizar u n t rabajo d e i nvestigación e valuando t anto l os
resultados globales, a través de una encuesta masiva, como algunos casos
relevantes, para permitir conocer los avances de las empresas, así como la
mayor o menor dificultad de los procesos de evaluación e implantación en
los diferentes sectores de la economía valenciana.
Para el desarrollo de este complejo trabajo, hoy culminado satisfactoriamente
y que presentamos en este libro hemos tenido la suerte de disponer de
un equipo de expertos de primer nivel del Instituto Mediterráneo para el
Desarrollo Sostenible (IMEDES), dirigido por Juan Antonio Tomás Carpi,
y compuesto por Eduardo Amer Mocholí, Gabriela Munares y Mercedes
Romero de las Heras, a los que queremos agradecer su esfuerzo, creatividad,

–6–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a6 04/11/09 7:25


y aportación al trabajo realizado. IMEDES es un referente prestigiado
en el siempre difícil terreno de las sostenibilidad ecológica del desarrollo
económico.
El ejemplo de la Comunidad valenciana, que representa aproximadamente
el 10% del PIB del conjunto de España, con una industria diversificada,
y tecnológicamente avanzada, nos parece u na experiencia claramente
significativa para el conjunto del país, obviamente con su necesidad de
ajuste fina en cada una de las Comunidades Autónomas españolas.
Esperamos que esta nueva publicación de la Fundación Gas Natural, aporte
elementos para facilitar un proceso de reflexión y co nstrucción positiva
de nuevas realidades y nuevos planteamientos en el siempre complejo,
pero trascendental asunto, de asegurar el funcionamiento energético de la
sociedad española.
El libro presenta los resultados de la encuesta a las empresas afectadas por el
IPPC en la Comunidad, que indican que un 78% de las empresas afectadas
creen que han conseguido mejorar su impacto ambiental, un 53% detectan
una mejora de su imagen y la seguridad con que desarrollan sus procesos,
y un 20% evalúan que han avanzado en su nivel de competitividad.
Pero por otra parte, los estudios en profundidad de casos concretos de empresas
que explican su mejora de procesos, tecnología e instalaciones para conseguir
la Autorización Ambiental Integrada, permiten abrir una guía de consulta de
posibilidades concretas de avance en la actividad industrial de las empresas.
Debemos agradecer en profundidad, a todas las empresas y a sus responsables
que han dedicado una parte de su tiempo a clarificar al equipo de trabajo
la realidad y las expectativas de sus trabajos de adaptación al IPPC, y muy
especialmente, en el ámbito de los casos presentados.

–7–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a7 04/11/09 7:25


Gracias a BP Oil Refinería de Castellón, Ford España, Porcelanosa, IFF
Benicarló, Colortex 1967, Grupo Avícola La Cresta, A lcan Packaging
Alzira, Vaersa, S.A. Payá Miralles, y también a Gas Natural-Unión Fenosa,
por su desinteresada colaboración.
Esperamos que la publicación de este libro, estimule el avance de las mejores
prácticas sostenibles en la industria española, con elementos de modernidad,
desarrollo e i nnovación tecnológica, que permitan avanzar en el nivel de
competitividad y ajuste necesario en un contexto cada vez mas global.

Pedro-A Fábregas
Director General
Fundación Gas Natural

–8–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a8 04/11/09 7:25


Presentación

La entrada en vigor de la Ley 16/2002, de 1 de julio de Prevención y Control


Integrados de Contaminación, más conocida por sus siglas en inglés IPPC,
incorporó al ordenamiento jurídico español la Directiva 96/61/CE, del
Consejo, de 24 de septiembre, cuyo objeto es la prevención y la reducción
integrada de la contaminación precedente de una amplia gama de actividades
industriales y agrícolas, así como el mantenimiento de un elevado nivel de
protección del medio ambiente considerado en su conjunto.
Con esta norma surge una nueva figura administrativa, la Autorización Ambiental
Integrada (AAI), la cual aglutina, integra o sustituye, en su procedimiento, a
diversas autorizaciones sectoriales de carácter ambiental preexistentes.
La AAI supedita el funcionamiento de aquellas instalaciones sujetas a s u
régimen, al cumplimiento de una serie de condiciones medioambientales que
van a garantizar una elevada protección del medio ambiente, la seguridad
y la salud de las personas. Al tratar el medio ambiente como un todo, se
regula de manera integrada todas las emisiones posibles y l as medidas
correctoras necesarias para prevenir y reducir en origen las emisiones tanto a
la atmósfera como al agua y el suelo, y cómo van a incorporarse las mejores
técnicas disponibles (MTDs).
Debido a su planteamiento transversal, la Ley IPPC se relaciona con un gran
número de normas ambientales entre las que se incluyen las relacionadas
con: evaluación de impacto ambiental, grandes instalaciones de combustión,
incineración de residuos, disolventes, accidentes graves en los que están
implicadas sustancias peligrosas, vertido de residuos, planificación y gestión
de aguas continentales, costas y a guas marinas, sustancias y p reparados
peligrosos, techos n acionales de emisión relativos a c uatro g rupos de
contaminantes atmosféricos, calidad del a ire, comercio de derechos de
emisión y responsabilidad ambiental.
Al tratarse de legislación básica, fue desarrollada, inicialmente, en el ámbito
de la Comunitat Valenciana por el Decreto 40/2004, de 5 d e marzo, del

–9–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a9 04/11/09 7:25


Consell de la Generalitat, hoy día derogado. N o obstante, conscientes
de la necesidad de adaptar al ámbito territorial valenciano este enfoque
integrado y preventivo en el tratamiento de la contaminación y de basarlo en
criterios de sencillez y agilidad para el administrado, la Generalitat, desde
su potestad para dictar normas adicionales de protección medioambiental,
aprobó la Ley 2/2006 de Prevención de la Contaminación y Calidad
Ambiental y su reglamento de desarrollo mediante Decreto 127/2006, de
15 de septiembre.
Esta norma autonómica, elaborada de manera concertada con todas las
partes implicadas, adapta y perfecciona los mecanismos de acción preventiva
al mismo tiempo que redefine, reestructura y clarifica el sistema autorizador
ambiental vigente en la Comunitat. Su objetivo es que este nuevo modelo
de intervención administrativa sea aplicable a todo tipo de actividades
susceptibles de afectar al medio ambiente.
Este nue vo ré gimen ju rídico de prevención y c ontrol i ntegrado de l a
Contaminación supedita el f uncionamiento de aquellas instalaciones
-incluidas en el Anexo 1 del la Ley 16/02-, a la obtención de la Autorización
Ambiental Integrada, la cual es necesaria para la construcción, montaje,
explotación, traslado o modificación sustancial de estas instalaciones, bien
sean de titularidad pública, bien privada, salvo aquellas instalaciones o partes
de las mismas utilizadas para la investigación, desarrollo y experimentación
de nuevos productos y procesos.
A la entrada en vigor de este marco normativo, existían en la Comunitat
numerosas i nstalaciones e n l as q ue s e d esarrollaba a lguna d e l as
actividades enunciadas en el mentado Anexo 1. Así, tras la realización
del Inventario Europeo de Emisiones y Fuentes Contaminantes (EPER)
de los años 2002 y 2003 se dispuso de un censo aproximado de las
empresas que en la Comunitat Valenciana están sometidas a l régimen
de la Autorización Ambiental Integrada. Actualmente lo integran 590
instalaciones que desarrollan su actividad en el marco de los sectores
establecidos en el Anexo 1.

–10–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a10 04/11/09 7:25


En este contexto, la publicación que ponemos en sus manos, realizada en
colaboración con la Fundación Gas N atural, pretende acercarnos a l as
consecuencias tecnológicas, económicas y medioambientales de la aplicación
de este nuevo régimen jurídico en las empresas de la Comunitat Valenciana
afectadas. El análisis desarrollado ha permitido, entre otros aspectos, evaluar
los impactos ambientales positivos de la aplicación de la norma (disminución
de emisiones o vertidos, ahorro energético, etc.), identificar los avances en
el campo de la eco-innovación realizados por las empresas afectadas por la
norma, conocer los niveles de inversión realizados para el cumplimiento de la
norma e identificar las dificultades o facilidades encontradas por las empresas
en el proceso de aplicación de la norma IPPC y su valoración de la misma,
así como de la política de comunicación llevada a cabo para su implantación.
Para el desarrollo del estudio se ha realizado un amplio trabajo de campo
basado en la realización de encuestas a una muestra representativa de empresas
de alta incidencia ambiental afectadas por la IPPC en la Comunitat Valenciana,
entrevistas a i nformantes clave en el proceso de implantación de la norma
(asociaciones empresariales, administración pública, institutos tecnológicos,…)
y el análisis en profundidad del proceso de aplicación de la norma IPPC en 10
industrias y actividades de alta incidencia ambiental (Estudios de Caso).
El desarrollo de los trabajos, llevado a cabo por el Instituto Mediterráneo
para el Desarrollo Sostenible (Imedes), ha sido realizado entre los meses
de enero y junio de 2009.
La aplicación en la Comunitat Valenciana del régimen de prevención y
control integrado de la contaminación de origen industrial, ha supuesto no
sólo cambios importantes en el procedimiento administrativo, sino también
modificaciones significativas de los sistemas de producción, del control de
emisiones y residuos y de los impactos ambientales de las empresas afectadas
por la nueva regulación. Unas modificaciones que, como es lógico, tienen
consecuencias tanto económicas, relacionadas con la inversión, los costes de
funcionamiento, el ahorro, el empleo y el capital humano, la competitividad,
la rentabilidad y la imagen de la empresa, como sociales, por mediación del
efecto sobre la salud y la seguridad.

–11–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a11 04/11/09 7:25


La aplicación de este nuevo régimen jurídico en la Comunitat Valenciana ha
sido particularmente exitoso en lo que a los resultados medioambientales
se refiere, con una perceptible disminución de los impactos en la mayor
parte de las instalaciones. La consecución de la Autorización Ambiental
Integrada ha tenido especial incidencia en la reducción de la contaminación
acústica y l os residuos, la carga contaminante de los residuos, la porción
de residuos destinados a vertedero y las emisiones a la atmósfera distintas
a las de gases de efecto invernadero.
Un porcentaje no despreciable de empresas ha aprovechado la ocasión que
brindaba esta revisión del proceso productivo a instancias de la Administración
para identificar oportunidades y acometer acciones destinadas a conseguir
ahorro de materias primas y energía, con resultados de cierta importancia.
Esto pone de relieve el efecto inducido de las políticas ambientales cuando
las empresas piensan en el potencial económico que encierran, y que permite
llevar a sus últimas consecuencias la idea de eco-eficiencia.
La conclusión final que cabe extraer del análisis de la experiencia valenciana
es que el régimen de prevención y co ntrol integrado de la contaminación
está resultando eficaz para disminuir los impactos medioambientales y
los riesgos para la salud de las actividades altamente contaminantes, con
beneficios para la imagen de las empresas afectadas por ella, sin merma de
su competitividad, cuando no la mejoran. El grado de madurez alcanzado
por la tecnología más limpia en los diferentes sectores, así como el nivel
de compromiso medioambiental de las empresas en el momento de su
aplicación, han tenido cierta influencia tanto en los logros medioambientales
como en los costes y beneficios económicos generados por esta política.

Jorge Lamparero Lázaro


Director General para el Cambio Climático
Conselleria de Medio Ambiente, Agua,
Urbanismo y Vivienda

–12–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a12 04/11/09 7:25


1. Desarrollo sostenible, instituciones, ecoeficiencia y cambio tecnoeconómico

1.
Desarrollo sostenible,
instituciones, ecoeficiencia y
cambio tecnoeconómico
1.1. La necesidad del desarrollo
ecológicamente sostenible
El desarrollo sostenible no es, en el presente, una cuestión de elección, sino de
necesidad. Algunas de las tendencias que informan la dinámica ecológica actual lo
hacen imprescindible si se quieren evitar procesos irreversibles y catástrofes de alcance
planetario. También ciertas tendencias económicas, así como las posibles consecuencias
económicas y sociales de las tendencias ecológicas, lo hacen necesario.
Probablemente la imaginación humana, el conocimiento y la creatividad tecnológica no
tengan límites perceptibles. Esto es lo que, en el Siglo de las Luces, hizo pensar en la
posibilidad de un progreso ilimitado de la humanidad sustentado en el desarrollo de
la ciencia y la tecnología. Pero esto no significa que no existan límites a cualquier forma
de manifestación de dicho progreso. Especialmente cuando esa forma de manifestación
del progreso se traduce en un flujo creciente de materia y energía procesada y degradada,
que genera un desorden en ascenso en los ecosistemas en general, y en la biosfera en
particular.
El que la capacidad creativa humana no tenga límites perceptibles no supone que su
entorno natural carezca de ellos. Y éste es el dilema al que la humanidad se enfrenta en
el actual momento histórico, cuando se ha pasado de un mundo vacío, el existente hasta
mediados del siglo XX, a un mundo lleno, el del último cuarto de siglo1. Un mundo lleno
en el que la huella ecológica (extensión de tierra necesaria para suministrar los recursos

1 Hablamos de un mundo vacío, parafraseando a Daly y Farley (2004), para referirnos a una situación en la que
la capacidad de carga de l a naturaleza supera holgadamente l a presión que ejerce sobre l a misma l a acción
humana. En el mundo vacío el capital natural es relativamente abundante y el coste en términos de naturaleza
del incremento de la actividad económica es insignificante. Lo contrario ocurre en el mundo lleno, al degradar
la creciente actividad productiva, sin que se den cambios radicales en la tecnología, el capital natural de forma
creciente y más que proporcional al incremento de aquella.

–13–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a13 04/11/09 7:25


utilizados y a bsorber las emisiones de la sociedad humana de forma permanente) ha
superado con creces, y d esde hace años, la capacidad de carga (extensión de tierra
disponible con capacidad de generar recursos y absorber emisiones) del sistema Tierra.
Entre los procesos de la economía humana que generan la creciente sobrecarga destacan:
a) El rápido incremento de la polución y la contaminación, cuyas consecuencias
más notables son: efectos negativos sobre la salud, degradación del patrimonio
(tanto el natural como el creado por el ser humano), destrucción de ecosistemas y
degradación/degeneración de funciones críticas de la biosfera. Actúa tanto por vía
aérea (contaminación del aire), como por vía hídrica, a través de la contaminación de
ríos, acuíferos y mares, o por el suelo, por mediación de los residuos, contaminantes
químicos, etc.
b) El aumento acelerado de la producción de residuos, tanto en cantidad como en
complejidad y p eligrosidad. Además de su impacto sobre el m edio natural, este
flujo creciente de residuos comporta costes de gestión y riesgos para la salud, que
aumentan más que proporcionalmente en su cantidad y peligrosidad debido a los
efectos sinérgicos que se producen.
c) La d estrucción, so breexplotación, a gotamiento y d egradación d e r ecursos
estratégicos, como el agua, suelo, ecosistemas básicos, paisajes emblemáticos y la
propia atmósfera.
d) La rápida destrucción de la biodiversidad, con pérdidas de patrimonio genético,
creciente i nestabilidad de los e cosistemas y r iesgo en a scenso para la c adena
alimentaria.
e) El cambio climático, de incidencia global y efectos catastróficos, aunque de alcance
y temporalidad inciertos, en ausencia de cambios radicales de comportamiento.
Su causa es la emisión de gases de efecto i nvernadero (CO2 , metano…) y s us
efectos inmediatos el c alentamiento de la atmósfera y l a mutación de los ciclos
y procesos climáticos, con i ncidencia sobre la biosfera y e n la generación de
procesos autorreforzantes. Los niveles actuales de concentración de gases de efecto
invernadero en la atmósfera (por encima ya de las 400 partes por millón de CO 2
equivalente) sitúan a l sistema climático cerca del umbral estimado de cambio
peligroso e irreversible (superación de los dos grados sobre los niveles preindustriales,
con una alta probabilidad de generación de un proceso autorreforzante endógeno a
la biosfera, que generaría un aumento de la temperatura de alcance imprevisible).
Para evitar este riesgo se estima necesario estabilizar la concentración de CO2
equivalente en niveles inferiores a las 450 partes por millón (PNUD, 2007). Y esto
supone un plan de reducción de las emisiones de CO2 equivalente, por parte de
los países desarrollados, de más del 30% de los niveles de 1990 en el h orizonte
de 2020 y del 80% en 2050.

–14–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a14 04/11/09 7:25


1. Desarrollo sostenible, instituciones, ecoeficiencia y cambio tecnoeconómico

A la gravedad que suponen los procesos anteriores, se u nen las sinergias que entre
ellos se p roducen, y q ue tienden a i ncrementar, como consecuencia de la interacción,
los efectos de cada uno de ellos por separado. Todo lo cual supone la existencia de un
déficit ecológico generado por la economía humana, en continua progresión, con efectos
económicos corrientes ciertos, aunque no contabilizados (debido al sistema actual de cuentas,
que no introduce los costes medioambientales), y c on efectos diferidos de carácter
catastrófico, tanto sobre la economía como sobre la sociedad.
Este creciente déficit ecológico del sistema productivo, mucho más peligroso para las
futuras generaciones que el f iscal o e xterior de cualquier economía nacional, pero
olvidado o d espreciado por políticos, economistas y h ombres de negocios, corre el
riesgo de convertirse en irreversible y catastrófico para la especie humana si no se
toman medidas a t iempo. Y e stas medidas a t iempo, en una economía de mercado,
sólo pueden darse mediante la acción institucional que, sin eliminar las fuerzas del
mercado, las encauce, con el so porte del conocimiento científico, en la d irección
social y económicamente deseable, que es la ecológica y económicamente sostenible
a largo plazo.
En una situación de esta naturaleza, la salida no es necesariamente el reducir desde ahora
el flujo de bienes y servicios a d isposición de la sociedad humana. Hecho éste que no
entra dentro de lo social y políticamente posible y deseable, en un contexto en el que una
parte importante de la humanidad sobrevive con niveles de alimentación inferiores a los
de subsistencia biológica. Una situación en la que, además, las necesidades creadas por
el efecto demostración del mundo desarrollado llevan ineludiblemente a la implantación
de estrategias de crecimiento económico acelerado en el Tercer Mundo, en los países
emergentes y e n los países en transición. Sin olvidar que, en aras a c rear empleo, los
países desarrollados no pueden renunciar por el momento a esta opción.
Ante tal dilema, sólo queda que el potencial de imaginación, de capacidad de generar
conocimiento y d e creatividad tecnológica e i nstitucional de la actual sociedad se
ponga al servicio de un crecimiento que permita respetar los límites de la naturaleza
(garantizar su normal autoproducción) y reducir la presión creciente e insostenible que
la acción humana ejerce sobre el entorno natural. Y esto pasa por un cambio de modelo
de desarrollo económico en el q ue sea la escasez de capital natural lo que informe el
paradigma tecnoeconómico y el patrón de crecimiento. Un crecimiento en el que la
producción de bienes y servicios (creciente) se desvincule del flujo de materia y energía
y del impacto medioambiental por unidad de producto (descendente).
Generar e se c ambio no sólo e s necesario, s ino p osible y, a m edio y l argo plazo,
productivo. N o sólo porque la ley de los rendimientos crecientes con el a prendizaje
y la producción permitirá producir con menor impacto medioambiental y c oste de
producción inferior al de las actuales tecnologías, sino porque hará posible satisfacer las
crecientes necesidades de la humanidad y evitar las catástrofes ecológicas, económicas,
sociales y p olítico-militares con las que amenaza el m odelo tradicional de desarrollo
(Meadows, Randers y Meadows, 2006).
–15–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a15 04/11/09 7:25


1.2. Las fuerzas del desarrollo sostenible
La idea de desarrollo económico ecológicamente sostenible es el resultado de la evolución
de un concepto y de una concepción estratégica, la del desarrollo como progreso, que
tiene su razón de ser en la gran revolución simbólica y so cial del siglo XVIII, o S iglo
de las Luces. Como concepto creado por el h ombre y p ara el h ombre, el d esarrollo
ha experimentado diversas mutaciones a lo largo de su historia, de más de doscientos
años. Un proceso de mutación que ha sido forjado por la interacción entre los valores,
el conocimiento y las relaciones sociales y de poder, pero que ha supuesto, como en
los procesos de especiación ecológica, una suerte de adaptación al cambio del entorno,
en este caso social y político.
La última manifestación de esta mutación conceptual es la que ha dado origen a la
noción de desarrollo sostenible. Por tal, se entiende aquel «proceso de cambio en el
que la explotación (y uso) de los recursos, la dirección de las inversiones, la orientación
del desarrollo tecnológico y el ajuste institucional son consistentes con las necesidades
tanto presentes como f uturas», para lo que la conservación del entorno natural es
imprescindible (CMMAD, 1987).
Con u n se ntido m ás p rogramático, l a U nión E uropea, e n s u S exto Pr ograma
Comunitario de Medio Ambiente, entiende por desarrollo sostenible un proceso que
permite «aumentar la calidad del crecimiento económico y demás activos humanos para
satisfacer la demanda de bienes y se rvicios y, al mismo tiempo, conseguir un medio
ambiente limpio y sano» (CE, 2001).
Aunque existen muy distintas nociones de desarrollo sostenible, y la ambigüedad del
concepto es notable, en modo alguno se aboga por renunciar al crecimiento, sino por
un tipo distinto de crecimiento. No todo vale en ello, como tampoco vale todo en la
gestión del sistema financiero si quieren evitarse crisis económicas como la que se viene
sufriendo. Y e ste cambio en la orientación del crecimiento, cuando existen límites y
serios riesgos ambientales, exige que el p roceso de inversión y el f uncionamiento del
sistema productivo sean filtrados por el tamiz de la naturaleza y sus leyes, para lo que
son imprescindibles cambios institucionales y cambios en los mecanismos de regulación
del sistema económico informados por criterios científicos.
Lograr u n crecimiento compatible con los l ímites de la naturaleza y q ue permita
elevar l as c apacidades y l ibertades i nstrumentales de l as p ersonas (económicas,
políticas, satisfacción de las necesidades sociales, transparencia informativa y seguridad
protectora) (Sen, 1999) a escala planetaria, en la línea de lo que se ha venido logrando
en los países desarrollados, requiere de un giro radical en la forma de producir y en el
proceso de acumulación de capital. Un giro radical en el que el cambio tecnológico y del
sistema de valores, creencias y hábitos de productores y consumidores constituye la piedra
angular. Un cambio en la producción, la evolución tecnológica y el c omportamiento

–16–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a16 04/11/09 7:25


1. Desarrollo sostenible, instituciones, ecoeficiencia y cambio tecnoeconómico

guiado por la reducción sistemática de la contaminación y l a elevación continua y


sensible del rendimiento del capital natural.
Para a lcanzar e ste objetivo e s i mprescindible modificar las reglas que regulan el
proceso de producción y de inversión. Se trata de generar reglas que permitan asignar
precios reales, y p roporcionados a s u escasez, a l os recursos naturales (en especial
servicios de los ecosistemas, vitales para el bienestar y, en última instancia, la vida
humana) antes de que su degradación y c arencia sean irreversibles. Para conseguirlo
en tiempo y forma es imprescindible un ajuste institucional progresivo que, sin generar
convulsiones desestabilizadoras en el sistema económico, introduzcan en el proceso de
decisión económica los valores fundamentales que informan la sostenibilidad (igualdad
intergeneracional y conservación de los ecosistemas vitales).
Es a través de las políticas económica, medioambiental, sectorial, tecnológica, educativa,
urbanística, infraestructural y de movilidad, que los criterios que informan las decisiones
de los agentes económicos pueden ser guiados por la razón ecológica (Tomás Carpi,
2008).

1.3. Ajuste institucional, modernización


ecológica del proceso productivo
y competitividad
Con no poca frecuencia se relaciona modernización ecológica del proceso productivo
con problemas de competitividad para las empresas afectadas por ella. La cuestión
es, sin embargo, compleja. Aunque el e fecto sobre la competitividad varía con las
características de la actividad (Ludevid, 2000), considerando la desigual regulación
ambiental a nivel internacional, lo importante es la tendencia general y sus implicaciones
a medio y l argo plazo en un contexto de cambio institucional y t ecnológico guiados
por la ecoeficiencia, la ecoeficacia y la sostenibilidad.
Son muchas las experiencias empresariales de mejora de resultados a c onsecuencia
de un mayor compromiso medioambiental de la empresa (Fussler, 1999). De hecho,
muchos impactos medioambientales no sólo originan problemas al entorno natural
y social, generando i neficiencias m acroeconómicas (mala a signación de recursos,
pérdidas de bienestar económico, insostenibilidad a largo plazo del proceso económico
y convulsiones económicas derivadas de la degradación del entorno natural) sino que
encierran ineficiencias empresariales cuya superación tiende a se r beneficiosa. N o es
casual que el e nfoque de la calidad total, llevado a s us últimas consecuencias por las
empresas japonesas, extienda la preocupación, y la consiguiente práctica, al ámbito
medioambiental.

–17–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a17 04/11/09 7:25


Tampoco la experiencia de las sociedades más comprometidas con el medio ambiente, como
los países nórdicos y Alemania, avala la hipótesis de que un mayor rigor medioambiental
empeora la competitividad de las empresas, siendo importante la forma y progresividad
de la estrategia pública. La cuestión, en el fondo, está en la estrategia de modernización
ecológica de las empresas y el a lcance, contenido y p rogresividad de las políticas
públicas.
Cuando la modernización ecológica de la empresa se sitúa en el núcleo de la estrategia
empresarial, y la lucha contra la contaminación se dirige al origen mismo del proceso y
el producto que la origina (ecodiseño, nuevos materiales y transformación del proceso
productivo) y no al final de la línea de producción, el resultado tiende a ser beneficioso,
especialmente en el m edio y l argo plazo. La focalización del proceso de innovación
empresarial en la mejora de la ecoeficiencia y el i mpulso de la ecoeficacia no sólo
permite identificar oportunidades de cambio económicamente beneficiosas (por los
ahorros que se consiguen en materiales y suministros de alto coste y creciente escasez)
hasta entonces no percibidas, sino que se d esencadena un proceso de aprendizaje,
generación de conocimiento, ampliación del ancho de banda conceptual y de absorción de
conocimientos y cambio cultural que hacen de la necesidad virtud: desarrollo, captación
y aplicación de innovaciones que elevan la ecoeficiencia (ecológica y económica) del
sistema productivo.
Pero lo más importante es que, al hacer esto, la empresa está familiarizándose con un
nuevo paradigma tecnológico y entrando en un proceso de desarrollo que, a la luz de las
tendencias internacionales, tiene todos los visos de convertirse en dominante. Y so n
las empresas que antes entran en su dinámica las que se sitúan en mejores condiciones
para generar ventajas competitivas y diversificar su actividad, aprovechando las
oportunidades de desarrollar innovaciones de proceso y de producto que todo nuevo
paradigma tecnológico origina.
Algunas tendencias internacionales, que se van consolidando y reforzando con el tiempo,
introducen sensibles modificaciones en los parámetros que definen la competencia
en los mercados y l a competitividad de las empresas. Cuatro de ellas tienen especial
importancia:
a) La creciente regulación medioambiental y la tendencia a su universalización. Por
un lado, esto supone que la presión administrativa y judicial sobre las fuentes de
la contaminación y l a degradación medioambiental es creciente, y c ada vez más
rigurosa. Por otro, que su universalización tenderá a eliminar el dumping ecológico
y conferir ventaja en la nueva situación a las empresas pioneras en la modernización
ecológica.
b) La progresiva sensibilización medioambiental del ciudadano, algo que el riesgo del
cambio climático y s u creciente comunicación tiende a a celerar. La consecuencia
más importante de esto es doble: mayor presión social sobre las empresas y cambio

–18–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a18 04/11/09 7:25


1. Desarrollo sostenible, instituciones, ecoeficiencia y cambio tecnoeconómico

de preferencias en los mercados en beneficio de los productos y e mpresas más


respetuosos con el m edio ambiente. La mayor conciencia medioambiental del
ciudadano/consumidor/inversor y el c reciente control administrativo, unido a l a
capacidad de difusión que las nuevas tecnologías de la información aportan, harán
que los retrasos en la introducción de buenas prácticas medioambientales sean cada
vez más peligrosos para las empresas, cualquiera que sea el lugar donde se ubique
la producción.
c) El nuevo paradigma tecnológico de la ecoeficiencia y l a sostenibilidad es una
realidad en marcha y e n proceso de maduración, con un potencial de eficiencia
ambiental tan importante como el que ha tenido en la productividad del trabajo el
modelo hasta ahora dominante (Flavin, 2008). Lo que no sólo facilita y acelera
el rigor institucional, sino la necesidad de asumir el reto del aprendizaje de la nueva
trayectoria tecnológica a e fectos de evitar los costes de los retrasos y el d esfase
tecnológico con los competidores.
d) Los costes económicos de los riesgos medioambientales crecen de forma acelerada
conforme se incrementa la probabilidad de sanción de los impactos ambientales, y
esto se t raslada a l as primas de los seguros y a l a tasa de riesgo de los préstamos.
Al depender estos riesgos de la tecnología utilizada, se refuerza la importancia para
la empresa de la innovación orientada por criterios medioambientales y de salud.
Cuando la preocupación por el cambio climático crece, tanto a nivel institucional como
social, y c on ella la valoración del entorno natural como componente fundamental
de la calidad de vida, y el n uevo paradigma tecnológico guiado por la búsqueda de la
ecoeficiencia, la ecoeficacia y la sostenibilidad empieza a superar la fase de emergencia,
como parece estar ocurriendo en estos momentos, resulta lógico inferir que las tendencias
enunciadas se consolidarán y tenderán a autorreforzarse mutuamente. En consecuencia,
la introducción de técnicas de prevención y control en origen de la contaminación, lejos
de constituir un inconveniente para la competitividad de las empresas, se convierte en
su principal impulsor.
Pero también la orientación, a lcance y p erseverancia de la política pública resulta
fundamental. No sólo porque es el cambio institucional el principal impulsor de los
procesos de innovación empresarial en esta materia, sino porque de la orientación
de las políticas de I+D e i ndustrial dependen el a mbiente en el q ue se m ueven las
empresas, los costes que tienen que asumir al iniciar el g iro estratégico y t ecnológico
y las oportunidades de desarrollar y explotar sus nuevas capacidades.
La modernización ecológica del proceso productivo tiene en el ajuste institucional su
principal fuerza motriz (en el caso de España esto viene demostrado en el estudio de
la Fundación Entorno, 2009). Pero las vías por las que la acción institucional puede
discurrir son múltiples:

–19–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a19 04/11/09 7:25


1) Mediante la política fiscal (impuestos, tasas, subvenciones, desgravaciones fiscales),
incidiendo en los precios de los productos, de las materias primas, de la cuantía de
la inversión o del propio coste de las emisiones o residuos.
2) Estableciendo l ímites a bsolutos y g lobales a l as e misiones y g enerando y
distribuyendo derechos de emisión negociables, así como sus correspondientes
mercados.
3) Estableciendo precios garantizados para determinados productos (energía de origen
eólico o fotovoltaico), exigiendo su inclusión en un determinado porcentaje de los
productos finales (aceites recuperados, biocombustibles), facilitando su acceso a
los mercados (redes eléctricas) o i mponiendo su exclusión de los mismos (CFC,
bombillas incandescentes).
4) Mediante la regulación y l a acción administrativa (control, apoyo y p resión),
estableciendo l ímites a l as emisiones, imponiendo determinados estándares o
parámetros, u o bligando/estimulando l a a plicación d e l as m ejores t écnicas
disponibles.
5) Por mediación de las políticas sectoriales y d e transferencia tecnológica, o d e
fomento de buenas prácticas.
6) Por la implantación, mediante norma, del principio de responsabilidad ampliada
del productor (obligando a las empresas a la gestión de sus productos al final de su
vida útil) y de niveles determinados de recuperación de componentes y materiales.
7) A través de los acuerdos voluntarios, en los que los sectores proponen objetivos y
líneas de acción para evitar la intervención directa de la Administración Pública.
Es una vía indirecta pero no menos relevante de acción institucional.
8) Mediante las políticas de I+D+i y d e educación, siempre que su finalidad sea
impulsar el desarrollo del nuevo paradigma tecnológico, la difusión de las mejores
prácticas y el cambio en las creencias y conocimientos.
No existe, a p riori, una vía mejor que las otras. La coyuntura económico-política, el
grado de madurez de las tecnologías limpias (tanto a n ivel general como sectorial),
las características del sistema económico y so cial, o el m omento en la evolución de
la conciencia medioambiental son los factores que marcan la vía o c ombinación más
convenientes. Algunas de estas vías de acción institucional deben marchar en paralelo si
se quieren conseguir resultados significativos. Sin olvidar que las fuerzas del mercado,
cuando los valores, creencias y hábitos de consumidores y ciudadanos están impregnados
del suficiente contenido ecológico (sensibilización medioambiental) y l as empresas lo
han internalizado en su estrategia y s istema de gestión, constituyen los principales
motores de la modernización ecológica del sistema productivo.

–20–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a20 04/11/09 7:25


1. Desarrollo sostenible, instituciones, ecoeficiencia y cambio tecnoeconómico

De forma evolutiva, y en esferas distintas de la problemática medioambiental, la acción


administrativa, los instrumentos que regulan las fuerzas del mercado, la política sectorial
y de I+D y los acuerdos voluntarios pueden coexistir y complementarse. En las primeras
fases de la senda hacia la modernización ecológica del proceso productivo, cuando
tanto la sensibilización como la tecnología están poco evolucionadas, cuando hay que
afrontar impactos relevantes o generar procesos inductores de cambios tecnológicos
y de efectos de demostración significativos, o simplemente, cuando el tiempo apremia
por l a a menaza d e c atástrofe d e l as t endencias m edioambientales, c omo o curre
actualmente con el c ambio climático o l a pérdida de biodiversidad, la regulación y l a
acción administrativa resultan altamente recomendables (Worldwatch Institute, 2008:
56). Aunque en estos casos las políticas de I+D, de transferencia tecnológica y de soporte
económico constituyen un complemento obligado si se quiere conseguir un alto grado
de eficacia en la acción pública y mantener la competitividad de las actividades afectadas.
Los resultados económicos, medioambientales, tecnológicos y sobre la cuantía y calidad
del empleo son tanto más satisfactorios cuanto mayor sea la capacidad de adaptación de
las empresas (experiencia técnica y organizativa, medios económicos y tecnológicos y
disposición positiva de la dirección), y más efectiva la política de desarrollo tecnológico
de la Administración.

1.4. Conclusiones
Las acciones institucionales deben ser valoradas no sólo por lo que logran desde el
punto de vista medioambiental, sino también por lo que aportan económicamente,
especialmente respecto a l a competitividad de las empresas y l a calidad del empleo y
del entorno territorial. Pero cuando de ventajas competitivas sostenibles se trata, más
importante que el e fecto económico inmediato lo es el a prendizaje y l a creación de
capacidades por parte de las empresas y los trabajadores para asimilar productivamente
las innovaciones generadoras de valor a medio y largo plazo.
Los costes que comporta la adaptación empresarial a acciones de regulación pública no
siempre deben considerarse un gasto. Cuando la acción institucional es coherente con las
tendencias sociales, institucionales, económicas y tecnológicas de los tiempos, más que
una carga, constituye el estímulo necesario para anticiparse a la dinámica económica y
tecnológica y capacitar a la organización para adaptarse y posicionarse ventajosamente
en los mercados. En consecuencia, más que como gasto hay que conceptuar como
inversión el coste de internalizar la norma, aunque, como ocurre con cualquier inversión
significativa, sus resultados económicos no sean inmediatos. El que los empresarios no
lo perciban así no implica que ésa no sea su naturaleza. Sólo que los beneficios de dicha
inversión se harán menos perceptibles y más difíciles y distantes. Cambiar las creencias

–21–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a21 04/11/09 7:25


del mundo empresarial debería ser una parte fundamental de las políticas públicas para
lograr su plena efectividad, de ahí la función estratégica de la comunicación.
La mayor o menor dilación de la contribución al beneficio y al desarrollo de las ventajas
competitivas de las empresas por parte de una acción institucional que anticipa las
corrientes sociales, institucionales, tecnológicas y económicas de una época, no es
independiente del aprendizaje previo del receptor, de la actitud de éste, del soporte
de la Administración para que se adapte a las nuevas reglas y de la política pública de
I+D que se despliegue. La mejora de la ecoeficiencia empresarial (eficiencia ambiental
económicamente satisfactoria) depende, en sustancia, t anto del aprendizaje de las
empresas como de la Administración y de la coherencia de la propia acción institucional.
Una norma no es buena o mala en sí. Sus resultados dependen del momento y coherencia
con las corrientes de los tiempos, de la situación del receptor (capacidades y actitudes),
de la adaptación de las propias instituciones a su ejecución y de la forma como se
combine con otras acciones públicas que ayuden a explotar su potencial de crear ventajas
competitivas.

–22–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a22 04/11/09 7:25


2. La directiva IPPC acerca de la prevención y control integrados de la
contaminación: ajuste institucional y cambio tecnológico

2.
La directiva IPPC acerca
de la prevención y control
integrados de la contaminación:
ajuste institucional y
cambio tecnológico

2.1. Finalidad, enfoque y


alcance de la directiva
La directiva IPPC constituye una innovación institucional cuya finalidad es impulsar
un cambio de enfoque en el c ontrol de la contaminación y l os residuos. Un cambio
de enfoque que persigue que las empresas a fronten el c ontrol y l a reducción de la
contaminación y los residuos desde sus orígenes (incidiendo en el proceso de producción
y su diseño) y de forma integrada, evitando los efectos cruzados entre las emisiones a
distintos medios.
Esta apuesta por el control integrado y en origen no responde sólo a motivos de índole
medioambiental, de salud y seguridad, aunque éstos son su razón primera de ser, sino
también a r azones de eficiencia económica, administrativa y d e uso de los recursos.
Generar más transparencia informativa en materia de gestión ambiental por parte de las
empresas con gran potencial de impacto es otro objetivo de la directiva, que su reciente
revisión enfatiza de forma especial (Directiva 2008/1/CE del Parlamento Europeo y
del Consejo de la Unión Europea).
Aunque la garantía de seguridad ambiental y para la salud se sustenta en el establecimiento
de límites de emisión, al igual que en las medidas tradicionales de índole administrativa
y de control a final de línea, la solución pone el énfasis en la transformación del proceso

–23–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a23 04/11/09 7:25


productivo, previniendo y actuando en origen, es decir en la introducción de tecnologías
limpias (Emmott, 1997: 1) por mediación de las mejores técnicas disponibles (MTD).
Este énfasis en el control en origen de la contaminación y en su prevención no sólo
impulsa una trayectoria tecnológica orientada por la minimización del uso de recursos
naturales de escasez creciente (agua, energía y materias primas), la desintoxicación del
proceso productivo y l a recuperación de materia y e nergía a p artir de los residuos,
evitando o reduciendo las inversiones muertas de control a final de tubo, sino que abre
la posibilidad de producción de valor para la empresa por esa vía (reducción de costes,
prevención o relajación de las presiones en los mercados de recursos de escasez creciente
y creación de confianza en las relaciones con la comunidad). En el bien entendido que
las MTD no conllevan sólo nueva tecnología, sino también nuevas prácticas (Pellini y
Morris, 2001: 327) y aprendizaje, que no requieren inversión pero sí generan ahorro.
Esta solución no se agota, por otro lado, en la aplicación de las MTD económicamente
viables en el m omento de su introducción, sino que abre la puerta a u n proceso de
innovación continua y d e aprendizaje que permite explotar el p otencial de eficiencia
medioambiental y e conómica que encierra el n uevo paradigma t ecnológico de l a
ecoeficiencia y l a ecoeficacia, informado por la m inimización del uso de recursos
ambientalmente sensibles, la reducción de la toxicidad, la minimización de los residuos
vertidos y la imitación de la naturaleza por parte del proceso productivo. Así pues, sólo
desde una perspectiva dinámica, y en un horizonte temporal a largo plazo, es posible
apreciar toda la incidencia sobre la eficiencia ambiental y económica de la directiva
IPPC.
Contrariamente al sistema de control a final de línea, la prevención y el control en origen
de la contaminación y l os residuos orienta la búsqueda de soluciones y el p roceso de
I+D+i al interior mismo de la función de producción, con el d iseño del proceso y el
producto, la investigación y sel ección de las materias primas, la reconfiguración y l a
transformación del proceso productivo como espacios centrales de preocupación. Éste
es un ámbito en el que las oportunidades de disminución del impacto medioambiental
y del coste económico son muy importantes y marchan en paralelo, a diferencia de lo
que ocurre con el c ontrol a f inal de línea. Pero lo más importante es que contribuye
a la creación de un mercado de conocimiento de tecnologías limpias, incentiva su
desarrollo y a plicación y g enera una directriz para orientar el d estino de la inversión
pública en I+D.
Al asumir el c arácter evolutivo de las MTD y p rescribir la adaptación del proceso
productivo a ellas, la directiva crea un mecanismo administrativo de mejora continua.
De ahí la trascendencia de la adaptación y el aprendizaje de la propia Administración,
consistente tanto en mantenerse al corriente de los avances tecnológicos como en crear
mecanismos de información y de transferencia de los mismos dentro de la Unión Europea.
Pero la consecuencia más importante es, por un lado, que este cambio institucional

–24–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a24 04/11/09 7:25


2. La directiva IPPC acerca de la prevención y control integrados de la
contaminación: ajuste institucional y cambio tecnológico

sienta las bases para la creación de un mercado amplio, competitivo y d inámico de


las MTD y, por otro, que contribuye a la reducción de los desequilibrios tecnológicos
dentro de la Europa comunitaria, eliminando los problemas de competitividad que
pudiera producir, en el corto y medio plazo, la aplicación de la norma.
El e spacio de l as M TD e s abierto y e volutivo. E s abierto porque no prescribe l a
utilización de una técnica específica, sino de cualquiera que sea susceptible de respetar
los niveles límite de emisión fijados por el Consejo Europeo, o establecidos en acuerdos
internacionales de la Unión Europea o del Estado miembro donde se aplica la directiva.
Niveles límite que serán evolutivos y cambiarán al compás de la evolución tecnológica.
En la elección de la tecnología se tienen en cuenta, además, las características técnicas
de la instalación de que se trate, su implantación geográfica y las condiciones locales del
medio ambiente. Esto deja margen para la competencia entre trayectorias tecnológicas
diferentes y p ara los ajustes y a vances de á mbito empresarial y t erritorial, lo que
conforma fuerzas adicionales de cambio tecnológico.
La directiva IPPC pretende también incrementar la eficiencia en el control administrativo
de las actividades altamente contaminantes mediante la integración en una sola de
todas las autorizaciones de carácter sectorial existentes previamente, al tiempo que
se integra en uno solo los procedimientos de intervención de diferentes autoridades
ambientales. Este es el cometido de la autorización ambiental integrada (AAI). Este
proceso de simplificación de la autorización medioambiental y de coordinación de las
autoridades con competencias medioambientales en el proceso de puesta en marcha de
una instalación nueva, o bien de validación o modificación sustancial de una existente,
constituye, además, una apuesta por la reducción de los costes económicos del control
medioambiental.
La integración de la aplicación de las normas y la coordinación administrativa constituye
una innovación y u n proceso de aprendizaje institucional de indiscutible relevancia,
tanto operativa como transaccional, con significativa reducción de costes para las
empresas cuando el ajuste se haya completado, y culminado el proceso de aprendizaje.
El enfoque integrado del control de la contaminación aporta ventajas medioambientales
y económicas cuya importancia no puede ser minusvalorada. Con independencia de que
se solucionen vacíos legislativos en materia de emisiones, especialmente en lo relativo
al suelo, el enfoque integrado busca evitar la transferencia de contaminación entre los
diferentes medios (aire, agua y suelo), incrementando la eficacia medioambiental de
los mecanismos de control y generando sinergias de valor económico. Estas sinergias
tienen un gran potencial de desarrollo desde una perspectiva dinámica, al estimular
la investigación e innovación que buscan fórmulas integrales, tendencialmente más
eficaces y económicas.

–25–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a25 04/11/09 7:25


2.2. El ámbito de aplicación
de la directiva
La directiva no es de universal aplicación. Sólo se ven afectadas instalaciones industriales
o agrícolas que presentan un elevado potencial de contaminación, con especial mención
de las de carácter transfronterizo. Estas instalaciones se identifican en función de la
actividad que realizan (Anexo 1 d e la Directiva 96/61/CE del Consejo, reafirmadas
en la Directiva 2 008/1/CE) y l a s uperación de c iertos u mbrales de c apacidad de
producción o tratamiento (p. ej.: producción en toneladas del producto final por hora
o día, o número de emplazamientos de animales), potencia térmica o cuantía del flujo
periódico de materia tratada (p. ej.: toneladas de residuos recibidos o de leche procesada)
o sustancia contaminante (p. ej.: kilos/hora de disolvente o toneladas/año).
En las instalaciones afectadas por la directiva se d eben tomar las medidas necesarias
para: prevenir la contaminación de acuerdo con los l ímites establecidos; evitar la
producción de residuos o, en su caso, que se reciclen y valoricen al máximo antes de su
eliminación controlada; utilizar la energía, el agua y las materias primas de la manera
más eficiente posible y, finalmente, prevenir los accidentes graves y evitar todo riesgo
de contaminación cuando finalice la actividad. Garantizar el cumplimiento de estas
obligaciones es el cometido de las autoridades competentes, en el caso español es el
organismo designado por la Comunidad Autónoma donde se ubique la instalación.

2.3. La mecánica de implantación


de la directiva
El control integrado de la contaminación y los residuos de las instalaciones sometidas
a la d irectiva descansa f undamentalmente en la autorización a mbiental i ntegrada
(AAI), una figura de intervención administrativa que sustituyó y aglutinó el conjunto
disperso de autorizaciones de carácter ambiental exigibles hasta el m omento de su
implantación. Las instalaciones ya existentes sometidas a la norma IPPC, que en el caso
español dispusieron de un periodo de adaptación hasta el 3 0 de octubre de 2007, las
modificaciones sustanciales de las mismas, así como las de nueva instalación afectadas
por esta directiva, quedan obligadas, para poder funcionar, a disponer de una AAI, así
como a cumplir con las obligaciones establecidas en la misma.
Para la consecución de esta autorización, los responsables de las instalaciones afectadas
por la directiva deberán solicitar un permiso a la autoridad competente. En dicha solicitud
deberá constar, por un lado, información de la instalación y tipo y alcance de la actividad,
los materiales, sustancias y energía utilizados y generados, las fuentes, tipo y magnitud de
las emisiones previsibles a los distintos medios, así como la determinación de los efectos

–26–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a26 04/11/09 7:25


2. La directiva IPPC acerca de la prevención y control integrados de la
contaminación: ajuste institucional y cambio tecnológico

significativos sobre el m edio y el e stado del lugar de ubicación. Por otro lado, deben
informar también de la tecnología prevista y otras técnicas utilizadas para evitar o reducir
las emisiones, de las medidas de prevención y v alorización de residuos, si procede,
de las medidas previstas para controlar las emisiones al medio ambiente, así como de
todas aquellas necesarias para cumplir con las obligaciones impuestas por la directiva.
La n ormativa e spañola o bliga, a demás, a i ncluir e n l a so licitud el i nforme d el
Ayuntamiento sobre la compatibilidad urbanística de la ubicación de la instalación y
la documentación exigida por la legislación de aguas, que será remitida por la autoridad
competente al Organismo de cuenca, así como el de costas, si procede. En la legislación
valenciana se adjunta el estudio de impacto ambiental a la solicitud y la documentación
exigida por la normativa autonómica en caso de ocupación de suelo no urbanizable
común, para la oportuna declaración de interés comunitario.
Para facilitar el proceso de solicitud, la legislación valenciana contempla la posibilidad
de que el titular de la instalación solicite información al órgano competente relativa al
régimen jurídico aplicable, acompañando dicha petición de una memoria resumen de las
características básicas del proyecto, con el objeto de recibir de dicho órgano competente,
en el p lazo máximo de dos meses, las orientaciones necesarias sobre los aspectos de
índole ambiental más significativos que deban tenerse en cuenta en la elaboración
del documento técnico de la actuación y d el estudio de impacto ambiental (Decreto
127/2006, de 15 de septiembre, del Consell, por el que se desarrolla la Ley 2/2006).
A estos requisitos se añade un resumen no técnico del contenido de la solicitud, con el
objeto de cumplir con el principio de información al público interesado. El principio
de transparencia informativa que suscribe la directiva, y q ue se e nfatiza de manera
especial en la versión de 2008 (Directiva 2008/1/CE, art. 15 y anexo V), tiene por objeto
posibilitar en fase temprana la participación de la comunidad en el procedimiento
administrativo. Una participación que se extiende a la publicitación de las solicitudes de
permiso, el acceso a los informes y dictámenes remitidos a la autoridad competente en el
marco del proceso para la concesión de la AAI, así como al contenido de las decisiones.
Las partes interesadas podrán emitir observaciones y opiniones a la autoridad competente
sobre aspectos relativos al permiso antes de que se adopte una decisión. Tienen también
derecho a recurrir, por el procedimiento administrativo o ante los tribunales de justicia,
las decisiones, acciones u omisiones relacionadas con la AAI.
En el caso de España y de la Comunidad Valenciana, el trámite de información pública
se llevará a c abo una vez completada la documentación, siendo común para todos los
procedimientos cuyas actuaciones se integran en la AAI. El periodo de información
pública no será inferior a 30 días, anunciándose en el Diario Oficial de la Generalitat
en el caso de la Comunidad Valenciana. Se exceptuarán de este trámite de información
pública los datos que, a p etición del solicitante, y d e acuerdo con las disposiciones
vigentes, gocen del derecho a la confidencialidad.

–27–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a27 04/11/09 7:25


Los permisos concedidos deberán especificar, entre otros aspectos, los valores límite
de emisión para las sustancias contaminantes (utilizando como referencia las MTD),
las prescripciones que garanticen la protección del suelo y l as aguas subterráneas,
los procedimientos de gestión de los residuos, los requisitos adecuados en materia
de control de emisiones y r esiduos (especificando la metodología de medición, su
frecuencia y el procedimiento de evaluación de las medidas, así como informar de la
obligación de comunicar a la autoridad competente los datos que permitan comprobar el
cumplimiento de los límites) y las medidas relativas a las condiciones de explotación de
excepción (puesta en marcha, fugas, fallos de funcionamiento, paradas momentáneas y
cierre de instalación). Cuando las MTD no garanticen cierto nivel de calidad ambiental,
la autorización introducirá condiciones adicionales.
En el caso de la Comunidad Valenciana (Ley 2/2006, de 5 de mayo, de Prevención de la
Contaminación y Calidad Ambiental, art. 38) el ó rgano competente dispondrá de un
máximo de diez meses desde la entrada de la solicitud en el registro correspondiente
para resolver y notificar la AAI. El transcurso de dicho plazo podrá ser, sin embargo,
suspendido durante el t iempo que medie entre la petición de informe a l os órganos
que deban pronunciarse sobre la materia de su competencia y s u recepción (Decreto
127/2006, art. 28), con lo que la duración de la tramitación puede ser de más de diez
meses. El camino que sigue la solicitud y las operaciones que conforman el procedimiento
administrativo vienen expuestos en la figura 1.
Una vez concluido el p roceso de información pública y e valuación de impacto del
proyecto y de los informes preceptivos, se remitirá el expediente a la comisión
competente, previa audiencia al interesado. Es esta comisión la que formalmente emite
la propuesta de resolución, que en el caso de resultar favorable da lugar a la resolución
de la AAI por parte del director general del área competente de la Conselleria de Medio
Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda de la Generalitat Valenciana. Esta resolución
es notificada y hecha pública.
La garantía de cumplimiento de las exigencias de la autorización se sustenta en las medidas
de control e inspección que, en el ordenamiento jurídico español, son competencia de
las Comunidades Autónomas. La Ley 16/2002, que traspone la directiva comunitaria,
establece, además, de acuerdo con el p rincipio de transparencia informativa, que los
resultados de las actuaciones de control e i nspección deberán ponerse a d isposición
del público.
En la Comunidad Valenciana la autoridad inspectora en esta materia corresponde a la
Conselleria competente en materia de medio ambiente, sin perjuicio de la facultad de
inspección de otros organismos administrativos de acuerdo con la normativa sectorial.
La autoridad competente podrá elaborar planes de inspección, pudiendo recurrir,
para llevar a cabo la labor de inspección, a entidades públicas o privadas acreditadas
(a través del oportuno procedimiento de acreditación) en el e jercicio de funciones de
calidad ambiental.

–28–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a28 04/11/09 7:25


2. La directiva IPPC acerca de la prevención y control integrados de la
contaminación: ajuste institucional y cambio tecnológico

Consultas
Solicitud AAI previas

Informe
compatibilidad
urbanística Favorable

Archivo Desfavorable

Información pública Alegaciones Si/No

Petición informes Órganos Favorable CMAAUV


intervinientes

Archivo
Desfavorable
Propuesta
Trámite audiencia Si/No resolución
Alegaciones

Notificación
Resolución AAI publicación
DOCV

Figura 1. Procedimiento administrativo de la autorización ambiental integrada (AAI).

La directiva establece también que el titular de la instalación que disponga de AAI deberá
informar regularmente a la autoridad competente de los resultados de la vigilancia de
las emisiones y de cualquier incidente o a ccidente que afecte de forma significativa al
medio ambiente. Además de la obligación de prestar a la autoridad competente toda la
asistencia necesaria para la normal realización de su labor inspectora.
Las infracciones en materia de prevención y control integrados de la contaminación
pueden ser muy graves, graves o l eves. Las primeras se d an cuando se l leva a c abo la

–29–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a29 04/11/09 7:25


actividad, o se ejecuta una modificación sustancial, sin la preceptiva AAI, o se incumplen
las condiciones establecidas en la autorización concedida, produciéndose daños graves
para el medio ambiente o poniéndose en peligro la seguridad y salud de las personas.
También se incurre en infracción muy grave cuando se incumplen ciertas obligaciones
especiales con daños graves para el medio ambiente o peligro para la seguridad y salud
de las personas.
Las sanciones de las infracciones muy graves pueden ser todas o algunas de las siguientes:
multas de entre 200.001 y 2 .000.000 de euros; clausura temporal o d efinitiva, total o
parcial, de las instalaciones; inhabilitación para el ejercicio de la actividad entre uno
y dos años; revocación temporal de la autorización o suspensión temporal de la misma y
la publicitación de las sanciones y la índole de las infracciones y de los nombres de las
personas físicas o jurídicas responsables.
Las i nfracciones son g raves c uando se e jerce l a a ctividad, o se l leva a c abo u na
modificación sustancial de la instalación, sin la preceptiva AAI, o se incumplen las
condiciones establecidas en la autorización concedida, aunque no se haya producido
daño ambiental alguno o p eligro para la seguridad y s alud de las personas. También
se incurre en ellas cuando se o culta o a ltera la información exigida, no se i nforma de
cualquier incidente o a ccidente que afecte de forma significativa al medio ambiente,
se impide, retrasa u o bstruye la actividad de inspección, no se c omunica al órgano
competente las modificaciones no sustanciales o se incumplen ciertas obligaciones
especiales con daño o peligro no grave.
En este caso las sanciones pueden ser multa de entre 20.001 y 200.000 euros, clausura
temporal, parcial o t otal de l a i nstalación p or u n p eriodo m áximo de dos a ños,
inhabilitación para el e jercicio de la actividad por un periodo máximo de un año y
revocación o suspensión de la autorización por un periodo máximo de un año.
Las infracciones leves se producen cuando se incurre en demora no justificada en la
aportación de documentación solicitada por la Administración, se ejerce la actividad
para la que se ha recibido la AAI sin la correspondiente autorización de inicio de
actividad, o se incumplen las prescripciones establecidas en la ley, siempre que no estén
tipificadas como muy graves o g raves. En este caso la sanción es una multa de hasta
20.000 euros.
Con el f in de evitar prácticas perversas, la leyes española y v alenciana añaden una
cláusula según la cual, cuando la multa sea inferior al beneficio obtenido por la comisión
de la infracción, la sanción se a umentará al menos en el d oble del importe de dicha
diferencia.

–30–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a30 04/11/09 7:25


2. La directiva IPPC acerca de la prevención y control integrados de la
contaminación: ajuste institucional y cambio tecnológico

2.4. Problemas de implantación


de la directiva y proceso de
aprendizaje
Como todo procedimiento nuevo y complejo, la aplicación de la directiva conlleva un
proceso de aprendizaje de los distintos actores no exento de dificultades y necesitado
de tiempo para la plena adaptación. El carácter ambicioso y la discontinuidad respecto
a l os p rocedimientos a nteriores d e l a i nnovación i nstitucional q ue s upone e sta
directiva han generado los lógicos problemas de adopción, con efectos en distintos
ámbitos: insuficiencia de medios y conocimientos; problemas de coordinación de
las administraciones i mplicadas; i ncertidumbre y f alta de experiencia respecto a l
procedimiento y documentación, con los consiguientes retrasos y costes de adaptación;
imprecisión en el uso de las MTD; déficit de participación, etcétera.
Como es habitual en los procesos de ajuste institucional, el primer paso en la
implementación de la directiva en España, una vez traspuesta al ordenamiento jurídico
nacional y r egional, ha sido el r econocimiento del terreno (conocer las actividades
afectadas y el a lcance de los problemas medioambientales que son susceptibles de
generar) y dotar de medios al órgano competente. En algunas Comunidades Autónomas
se han llevado a c abo auditorías para generar un conocimiento más completo de las
actividades afectadas, con objeto de mejorar el a juste del proceso de autorización a
las circunstancias particulares de cada una de ellas.
El primer problema con el q ue h a t ropezado la puesta en m archa del proceso de
autorización en España ha sido la insuficiente dotación de recursos materiales y
humanos de las Administraciones para atender al complejo proceso técnico y jurídico
que conlleva el p rocedimiento de la IPPC (Grupo de Trabajo GT-IPPC, 2008) y a l
número de empresas afectadas (más de cinco mil). Esto, unido a la complejidad y falta
de experiencia empresarial y a dministrativa en este tipo de procedimientos, permite
entender que la duración media de la tramitación haya sido de unos dieciocho meses,
con un manifiesto incumplimiento, en muchos casos, de los plazos que la ley nacional
prescribe.
En algunas Comunidades Autónomas, como la valenciana, se h a apelado a l a figura
de la Entidad Colaboradora en Materia de Calidad A mbiental ( ECMCA), creada
con antelación, como soporte cualificado de la Administración para llevar a c abo el
proceso de autorización, tanto en las actividades de toma de muestras y verificación de
mediciones como de visita y comprobación de las instalaciones. Con ello se ha querido
introducir un mecanismo de flexibilidad y d e capacidad de respuesta que permitiese
aligerar los procesos de autorización y respondiese en tiempo y forma al reto planteado
por la aplicación de la directiva. Tales entidades pueden actuar a instancias de los
órganos competentes para el ejercicio de las funciones públicas de tramitación y gestión

–31–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a31 04/11/09 7:25


de los instrumentos de intervención ambiental o a sistir a l os funcionarios públicos
cuando la intervención de estos sea preceptiva.
No ha sido un problema menor la coordinación de las distintas administraciones, lo
que ha llevado, en algunos casos en que ha intervenido la Demarcación Territorial
de Costas, a q ue el p eriodo para la concesión de la autorización se a largase a m ás de
cuarenta meses (Grupo de Trabajo GT-IPPC, 2008). A e sto se u ne la dificultad, por
parte de la propia Administración, de integrar y c oordinar toda la información y l os
datos que provienen de distintas fuentes, con la consiguiente merma de la visión integral
que la directiva persigue.
Aunque los problemas de medios, aprendizaje y c oordinación de la Administración
no son infrecuentes en las primeras fases de las innovaciones institucionales, los costes
que esto conlleva hacen necesaria u na pronta superación. En primer lugar por el
alargamiento del proceso y el a umento de los costes de tramitación y t ransacción de
las empresas. Esto reviste particular importancia en la autorización de modificaciones
sustanciales y en las nuevas instalaciones, al retrasar los proyectos industriales, con los
costes adicionales y m erma de resultados para la empresa y l a desventaja competitiva
para el territorio.
Pero los déficits de aprendizaje no se r educen a l os de la Administración. También
las empresas han encontrado problemas para responder a l as exigencias del proceso
para la autorización ambiental integrada, como se refleja en la deficiente calidad de
la documentación presentada por un buen número de titulares de instalaciones, lo
que ha obligado a la petición de más información por parte de la Administración y la
consiguiente dilación del proceso.
La A AI r equiere d e u n d etallado d osier t écnico q ue e xige d e l as e mpresas u n
amplio conocimiento tecnológico de la actividad que desarrollan, sus implicaciones
medioambientales y l as t écnicas e xistentes p ara prevenir, reducir y c ontrolar l a
contaminación, así como del estado medioambiental del entorno donde operan. Sólo
las empresas más avanzadas en los ámbitos tecnológico y medioambiental (con sistemas
de gestión ambiental implantados), y c on equipos altamente cualificados, están en
condiciones de responder adecuadamente a tal exigencia. En algunos sectores y en las
empresas de menor tamaño no es infrecuente encontrar serias carencias a este respecto,
generando no pocos problemas de adaptación y la necesidad de externalizar la labor de
preparación de la solicitud.
Es en estas situaciones de menor capacitación técnica y m edioambiental donde el
apoyo y g uía de la Administración resulta f undamental. Y t ambién la existencia
en el entorno empresarial de u n cinturón de empresas de consultoría c ualificadas
que sirvan de soporte. Es por ello que merece resaltarse la labor desarrollada por los
órganos competentes de diversas Comunidades Autónomas, consistente en elaborar
guías sectoriales, listados de las mejores tecnologías disponibles por actividades, así

–32–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a32 04/11/09 7:25


2. La directiva IPPC acerca de la prevención y control integrados de la
contaminación: ajuste institucional y cambio tecnológico

como impartición de cursos de formación y divulgación del procedimiento de solicitud


de la AAI, dirigidos a empresas afectadas y empresas de consultoría.
Es evidente que la distinta situación de partida de las empresas ha generado una desigual
respuesta a l a hora de cumplir con la directiva, dando lugar en muchos casos a se rias
perturbaciones, con los consiguientes costes. Pero desde una perspectiva de medio
y largo plazo no cabe duda de que tales tensiones son necesarias para el c ambio de
mentalidad que la modernización ecológica del proceso productivo requiere. Bien
entendido que los potenciales beneficios económicos y sobre la capacidad innovadora que
la directiva IPPC trae consigo sólo se conseguirán plenamente si las empresas afectadas
logran conformar una visión integral de las dimensiones técnicas, medioambientales
y económicas del proceso productivo. Y esto requiere profundizar en sus capacidades
técnicas y d e gestión desde la perspectiva de la ecoeficiencia y l a ecoeficacia, lo que
constituye una exigencia para generar ventajas competitivas sostenibles.
A los problemas enunciados se une la ausencia de homogeneidad de los procedimientos
administrativos entre las Comunidades Autónomas. Esta circunstancia ha dado lugar a
divergencias en la implementación y costes asociados según regiones (Grupo de Trabajo
GT-IPPC, 2008 y CEOE, 2008), lo que ha llevado al Ministerio de Medio Ambiente,
aunque con retraso, a elaborar un reglamento-guía (Real Decreto 508/2007 de 20 de
abril por el que se regula el suministro de información sobre emisiones del Reglamento
E-PRTR y de las autorizaciones ambientales integradas) para facilitar la tramitación de
los expedientes de la AAI y clarificar los criterios de aplicación.
Un problema que afecta a la finalidad última de la directiva es la internalización de las
MTD en el proceso para la obtención de la AAI. El cómo se determinen y utilicen estas
técnicas en el establecimiento de los valores límite de emisión, y cómo se desarrollen,
resulta fundamental para conseguir mejoras en la eficiencia ecológica y e conómica y
ventajas de competitividad.
La utilización de las MTD en la determinación de los valores límite resulta un tema
controvertido. Mientras que las organizaciones empresariales defienden la utilización de
los BREF (documentos de referencia europeos de las mejores técnicas disponibles) como
elementos de referencia, prestando especial atención a las particularidades locales de cada
instalación, y que los límites de emisión deban modularse en función de los esfuerzos
continuos específicos desarrollados por las empresas para la mejora medioambiental de
sus emisiones, supeditando los límites, en caso de duda, a estudios que hay que llevar a
cabo (CEOE, 2008), la representación sindical enfatiza que la aplicación de las MTD no
se ve adecuadamente recogida en la determinación de las condiciones de los permisos. A
esto añaden que los valores límite de emisión que se establecen en muchas AAI son más
laxos y permisivos que los que debieran establecerse a partir de las MTD consensuadas
entre los Estados miembros, los sectores afectados y otras partes interesadas, y de las
que derivan los BREF (CCOO y UGT, 2008).

–33–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a33 04/11/09 7:25


Respecto al fomento de las MTD como vehículo de modernización ecológica del proceso
productivo, es de destacar la necesidad de incentivar la investigación y el desarrollo en
este campo, con una fuerte implicación pública, pero también una pautada implantación,
con plazos razonables, para no generar procesos de destrucción anticipada de capital.
Pero los avances en este ámbito no dependen sólo del desarrollo tecnológico, sino
también de las mejoras del proceso productivo y la organización del trabajo que amparen
la mejora continua. A este respecto, el fomento de la participación de los trabajadores
constituye un mecanismo de indudable valor poco explotado y, con frecuencia, evitado
por las empresas. Esta debilidad del proceso de modernización ecológica del proceso
productivo, así como las limitaciones que definen los mecanismos de participación
pública, constituyen otra restricción a la implantación de la directiva en su fase inicial.
En suma, como todo proceso de ajuste institucional, la implantación de la directiva
IPPC ha tropezado con los problemas propios de socialización de las normas en fase
introductoria. Unos problemas que hay que ver como lógicos, pero de los que hay que
aprender para lograr no sólo la adaptación empresarial a la normativa medioambiental,
sino t ambién para conseguir los f ines perseguidos por u na d irectiva i nnovadora:
simplificar los procesos administrativos, reducir los impactos medioambientales y los
costes económicos que ello conlleva e impulsar un proceso en el que la modernización
ecológica del proceso productivo resulte económicamente beneficiosa para las empresas
y la sociedad, estimulando con ello el desarrollo de las tecnologías limpias.

–34–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a34 04/11/09 7:25


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

3.
Análisis del impacto
de la norma IPPC en
las empresas valencianas

3.1. Perfi l de la economía valenciana

3.1.1. L a situación relativa de la economía valenciana


en el contexto nacional
Con un 4,6% de la superficie española, la Comunidad Valenciana cuenta con el 10,80%
de la población nacional y g enera en torno al 9,7% del producto interior bruto de
España. Esto supone una alta densidad demográfica y económica en relación a la media
nacional pero, al mismo tiempo, una menor capacidad de generación de valor per cápita,
lo que se explica por la más baja productividad de la población ocupada, que se situaba
en el a ño 2007 en torno al 88% de la media nacional. Esto permite entender que el
PIB per cápita se situase, antes del inicio de la crisis, en el 90,8% de la media nacional.
Esta situación es la consecuencia de un proceso de creciente divergencia de la economía
valenciana respecto a la media nacional desde mediados de los noventa, en que el PIB per
cápita se situaba por encima de la media española. Mientras que el peso de la población
valenciana y de la ocupación en el conjunto nacional han venido creciendo desde 1996,
el producto interior bruto per cápita ha seguido una tendencia diametralmente distinta.
La razón de ser de este proceso divergente se e ncuentra en la dispar evolución de la
estructura productiva (escorada hacia actividades de menor valor añadido en el c aso
valenciano) y l as divergencias en los motores del crecimiento (mayor peso del sector
de la construcción y los servicios intensivos en mano de obra poco cualificada), que
se han traducido en una progresiva disminución de la relación entre la productividad
media valenciana y nacional.

–35–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a35 04/11/09 7:25


A pesar de esta dinámica divergente, la economía valenciana constituye una de las
realidades regionales que mejor sintetiza la estructura productiva de España, con una
composición sectorial que guarda un fuerte paralelismo, al menos con respecto a l os
grandes sectores.

3.1.2. La estructura sectorial de la economía valenciana


Como en toda economía relativamente avanzada, es el sector terciario el que domina,
tanto desde la perspectiva de la ocupación como de la producción. Sin embargo, los
motores de la economía valenciana han sido fundamentalmente la industria, desde
los años sesenta, a l a que se h an unido las actividades relacionadas con el t urismo,
especialmente desde los años setenta, y la construcción, de particular relevancia en los
años de gran expansión de la segunda mitad de los noventa y l os siete primeros años
de la presente centuria.
Tomando como referencia el año 2007, no afectado aún por la crisis actual y referente
significativo de este estudio sobre el impacto de la norma IPPC, la valenciana constituye
una economía especializada en la industria y la construcción. La primera representaba el
18,4% del PIB regional y la segunda el 12,7%, frente al 17,5% y el 12,2% que suponían,
respectivamente, en el PIB nacional. El sector terciario, con un 66,5% del PIB, tenía
un peso ligeramente inferior al de la economía nacional, con el 67,2%. La agricultura,
de tanta tradición y se ctor motriz en el s iglo XIX y primera mitad del XX, ha pasado
a tener un peso marginal (2,4% del PIB, frente al 3,1% de España). En cualquier caso,
un hecho relevante para este estudio es la gran similitud estructural entre la economía
española y l a valenciana, que hace de esta región una de las más representativas del
sistema económico español.
En relación al sector industrial, principal actividad por lo que respecta a la aplicación
de la directiva IPPC, la economía valenciana está especializada en productos cerámicos
y materiales de construcción, que antes de la crisis económica representaban el 19%
del valor industrial bruto; en la actividad textil, confección, cuero y c alzado, con un
12,64% del valor bruto industrial; en madera, mueble, caucho y p lásticos, así como
actividades diversas, como el juguete, joyería, etc. Aunque no constituyan actividades
especializadas en el contexto nacional, tienen también gran importancia, absoluta y
relativa, la industria agroalimentaria y l as bebidas, con un 19,6% del valor industrial
bruto; la i ndustria metalúrgica y d e productos metálicos, con m ás del 10% de la
producción industrial regional; la industria química y del papel, la edición y las artes
gráficas, que aportan más del 7% del valor industrial de la región, y l a fabricación
de material de transporte, que venía a g enerar el 6 ,6% del producto industrial (INE,
Contabilidad Regional de España).

–36–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a36 04/11/09 7:25


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

La especialización terciaria de la región se centraba antes de la crisis en el comercio y


la reparación, con el 1 2,3% del valor añadido bruto total, y l a actividad inmobiliaria
y servicios a l as empresas, con el 17,1% del valor añadido. Estas actividades están en
gran medida conectadas a l a actividad turística, especialmente las primeras. También
la hostelería, el transporte y las comunicaciones, dentro de las actividades de mercado,
tienen gran importancia absoluta y relativa.
El sector de la construcción, con el 12,7% del valor añadido bruto, y de la energía, con
el 1,8%, completan el panorama productivo de las actividades de mercado.
El sector industrial lo componen actividades cuyos rasgos más sobresalientes desde el
punto de vista de la demanda, tecnología y emisiones contaminantes son:
a) Demanda débil y bajo potencial de crecimiento.
b) Maduras y poco exigentes en conocimiento.
c) Intensivas en mano de obra de relativa baja cualificación.
d) Impacto medioambiental moderado en promedio, y desigual a nivel sectorial.
Estos rasgos del tejido productivo valenciano y l a condición de sectores en los que
los ofertantes (de maquinaria y m aterias primas) dominan desde la perspectiva de la
innovación permiten entender la baja propensión a la inversión en I+D. Una inversión
que sitúa a la Comunidad Valenciana por debajo de la media nacional (0,95% del PIB
frente al 1,12% en 2006) y m uy por detrás de la media de la Unión Europea (1,82%).
Esta baja propensión a la inversión en I+D se h ace notar aún más cuando se compara
a esta región con N avarra (1,92%), el País Vasco (1,57%) o C ataluña (1,42%), por no
citar a las regiones más avanzadas de Europa.
Esto no implica que no exista innovación, sino que ésta depende de otras actividades
(vía maquinaria, herramientas o materiales) con poca representación en la región, o que
la innovación adopta una forma menos tangible, como el d iseño. En cualquier caso,
también en este ámbito la Comunidad Valenciana reproduce bastante bien el perfil
nacional.
Las características tecnológicas del sistema productivo y el reducido tamaño empresarial
explican la débil dotación relativa en capital humano de la economía valenciana,
especialmente en capacidad de gestión, tecnológica y nivel de formación de la población
ocupada. Prueba de esto último es que el 52,8% de la población ocupada entre 25
y 64 años tenía, en el año 2005, un bajo nivel de formación, frente al 29,1% de la
Unión Europea de los 27 (Cuarto Informe de Cohesión de la Unión Europea, 2007).
Lo que pone de relieve una relativamente débil capacidad de absorción de nuevas y
más sofisticadas técnicas de producción, aunque tampoco en esto existen grandes
divergencias con la media nacional.
Desde la perspectiva medioambiental, las actividades con más capacidad contaminante
son: l as d e m inerales n o m etálicos, e specialmente p roductos c erámicos y d e l a

–37–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a37 04/11/09 7:25


construcción, que c onforman u n i mportante cluster empresarial en la provincia
de C astellón, e n el n orte de l a C omunidad Valenciana; l as de a lgunas e mpresas
metalmecánicas y agroalimentarias, situadas principalmente en el entorno de Valencia,
en la zona centro de la región, y las de la industria química, el sector energético y
la ganadería estabulada, especialmente ubicada en la mitad norte de la Comunidad
Valenciana.
Como pone de relieve un estudio de la Fundación Entorno (Fundación Entorno, 2009:
82), para el c onjunto nacional, son los sectores potencialmente más contaminantes,
como el q uímico (61,4), refino, plásticos y e nergía (60,8), fabricación de material de
transporte (54,9) y m inería e i ndustrias de m inerales no metálicos (54,2), las que
presentan los valores más elevados para el índice de entorno ambiental, o compromiso
medioambiental de las empresas, mientras que es el se ctor agrario (34,9), fabricación
de equipos mecánicos, eléctricos y electrónicos (44,6), alimentación (46,3) y metalurgia
(46,6), los menos comprometidos.
Las características medioambientales y t ecnológicas de la actividad productiva de la
Comunidad Valenciana, junto al tamaño empresarial, permiten entender que el grado de
compromiso y las capacidades de gestión medioambiental y de absorción de tecnologías
limpias sea moderado o bajo, y que la actitud empresarial ante la gestión ambiental sea
de índole básicamente reactiva (comportamiento movido por la presión institucional).
Sólo las empresas de a lgunos se ctores m ás contaminantes y m ás comprometidos
históricamente con la gestión ambiental, como los de la cerámica y química, así como
algunas empresas de mayor tamaño e impacto del sector metalmecánico, de transporte
y agroalimentario, mantienen un posicionamiento más activo en lo que se refiere a las
técnicas más limpias. Sin embargo, esta situación tampoco diverge sensiblemente de
la media nacional.

3.1.3. Estructura empresarial


La estructura por tamaños del sistema empresarial constituye otra dimensión de gran
importancia desde la perspectiva del compromiso medioambiental de las empresas y de
su capacidad de absorción de técnicas más limpias. Como pone de relieve el estudio
de la Fundación Entorno sobre la gestión de la sostenibilidad de la empresa española
(Fundación Entorno, 2009: 87), son las empresas grandes (más de 250 empleados) las que
registran un índice de entorno ambiental más elevado (59,5), en tanto que las pequeñas
(menos de 50 empleados) son las que registran el n ivel más bajo, a g ran distancia del
anterior (42,5). Lo que indica que, tendencialmente, el compromiso medioambiental de
una economía mantiene relación con la estructura por tamaños de su sistema empresarial.

–38–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a38 04/11/09 7:25


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

La característica más sobresaliente del sistema empresarial valenciano es el predominio


de las pequeñas empresas y l as microempresas. Del conjunto empresarial que opera
en la Comunidad Valenciana, el 4 8,5% son autónomos, el 4 5,1% son empresas con
menos de diez trabajadores y el 5,6% son de pequeño tamaño (entre diez y cuarenta y
nueve trabajadores). Sólo el 0,7% de las empresas valencianas pueden conceptuarse de
medianas (entre 50 y 250 trabajadores) y existen menos de quinientas organizaciones que
pueden clasificarse como grandes, es decir, apenas del 0,1% del total (INE). Tampoco
en esto las divergencias con la media española son notables.
Es cierto, sin embargo, que un número no despreciable de empresas de pequeño tamaño
forman parte de grupos empresariales, que constituyen en sustancia una única unidad
de gestión, o c omparten la dirección, los servicios de administración, financieros,
tecnológicos, e i ncluso comerciales y d e comunicación. Por otro lado, el s istema
empresarial valenciano tiende a encuadrarse en distritos industriales, caracterizados
por la especialización productiva y el p equeño tamaño empresarial, con una fuerte
división del trabajo entre las empresas y e specialización en fases o f unciones de la
cadena del valor, y organizaciones que trabajan en red, de manera más o menos formal
o estratégica. En suma, es la especialización y flexibilidad productiva la que subyace a
un sistema de carácter minifundista.
La concentración empresarial en espacios de especialización productiva, trabajo en red
y soporte de un sistema desarrollado de centros tecnológicos (institutos tecnológicos
organizados en el R EDIT) permite entender que éste sea u n sistema empresarial
dinámico y r elativamente innovador en las dimensiones que conforman su núcleo
de competencias, de las que las capacidades medioambientales, desgraciadamente, no
forman parte. Pero estas capacidades no están ausentes del sistema, no sólo porque
las empresas de mayor tamaño y m ás contaminantes las han asimilado, siguiendo un
comportamiento reactivo y a impulsos de la presión institucional, sino porque los
centros tecnológicos las han ido desarrollando, gracias a su labor de apoyo y servicio
a las empresas de su respectivo territorio.
En suma, el predominio de las pequeñas empresas en la economía valenciana hace del
compromiso medioambiental una rara avis en la comunidad empresarial. Sin embargo,
las capacidades para la modernización ecológica del tejido productivo valenciano existen
de la mano de los i nstitutos tecnológicos, y l as empresas l íderes y m ás avanzadas
ambientalmente pueden cumplir funciones de demostración y de difusión de buenas
prácticas medioambientales al amparo de la concentración del tejido productivo y
empresarial en espacios especializados.

–39–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a39 04/11/09 7:25


3.1.4. Conclusiones
La economía valenciana, que ha contado desde los años sesenta con una estructura
sectorial relativamente equilibrada, se ha ido escorando en los últimos años hacia el sector
de la construcción y promoción inmobiliaria, así como hacia las actividades relacionadas
con el turismo. Aunque estas actividades son generadoras de procesos de degradación
ecológica, bien por ocupación del suelo o por contaminación difusa, el sistema productivo
valenciano no es un gran generador de contaminación empresarial claramente identificable.
Especialmente porque la industria dominante, intensiva en mano de obra y poco intensiva
en capital, y por tanto en materia, energía y agua, es de moderado impacto ambiental. A la
vez que la estructura empresarial, con un marcado predominio de las pequeñas empresas
y microempresas, es generadora de contaminación difusa.
Eso no implica que el s istema productivo valenciano no se h aya visto afectado por la
directiva IPPC. Todas las actividades afectadas por esta normativa tienen representación
en la región. Si bien sobresale la industria de minerales no metálicos, en la que la
Comunidad Valenciana está muy especializada por mediación de la industria cerámica
y materiales de construcción, también tiene importancia la industria metalmecánica,
la de materiales de transporte, la industria química, especialmente química aplicada, la
industria petroquímica y energética, de desarrollo más reciente, así como la industria
agroalimentaria, de gran tradición y peso específico, y la actividad ganadera.
Considerando que el s istema productivo valenciano representa una síntesis bastante
fiel de la economía española, resulta evidente que los resultados que puedan obtenerse
del análisis del impacto de la directiva IPPC en esta economía constituyen un buen
reflejo del que dicha acción pública tiene en la economía nacional. En consecuencia,
las empresas afectadas por esta normativa en la Comunidad Valenciana representan
bastante fielmente el e spectro del selecto colectivo empresarial español sobre el q ue
incide la directiva. Este colectivo, si bien no es representativo del tejido empresarial
de España y de la Comunidad Valenciana, sí resulta significativo desde la perspectiva de
la difusión de las buenas prácticas medioambientales, dada su condición de colectivo
empresarial emblemático, líder y de referencia del mundo empresarial.
Aunque el pequeño tamaño empresarial y la escasez de capacidades tecnológicas y de
gestión orgánicas no permiten ser muy optimistas sobre la internalización de las técnicas
más limpias por parte de las empresas típicas de la Comunidad Valenciana, la presencia
de empresas de referencia y líderes sectoriales que las estén introduciendo con resultados
económica y a mbientalmente satisfactorios, así como la disponibilidad en el e ntorno
inmediato de las empresas, en el m arco de los distritos industriales, de un sistema de
institutos y d e empresas de asesoramiento que sí han desarrollado capacidades para
generar servicios cualificados, permite ser más optimistas respecto a la modernización
ecológica sin traumas económicos, siempre y c uando se d en los oportunos ajustes
institucionales de forma progresiva y el o portuno soporte de la Administración al
proceso de modernización ambiental del sistema empresarial.

–40–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a40 04/11/09 7:25


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

Es desde esta perspectiva más a mplia que hay que valorar los resultados a m edio
y largo plazo de la directiva IPPC y l a utilidad de la política medioambiental de la
Generalitat Valenciana (Ley 2/2006 y Decreto 127/2006) que, al tiempo que cumple con
la directiva, extiende sus efectos a las actividades e instalaciones de moderado impacto
ambiental, y m ás representativas del tejido valenciano, mediante la licencia ambiental
y la comunicación ambiental. Con esto no sólo se amplía la protección ambiental y de
la salud, sino que se estimula la difusión de las buenas prácticas medioambientales y se
alimenta la emulación de las experiencias más exitosas de implantación de la directiva.
De ahí la importancia estratégica de una satisfactoria aplicación de la directiva IPPC a
la realidad regional, y por ende nacional.

3.2. Metodología del estudio


El trabajo empírico realizado consta de tres fases:
• Fase 1. Diagnóstico general del impacto de la directiva en las empresas de la
C omunidad Valenciana.
• Fase 2. Análisis de casos.
• Fase 3. Explotación de los resultados y elaboración del informe.
A continuación se describen en detalle cada una de ellas.

Fase 1.
Realización de un diagnóstico general del impacto de la
directiva en las empresas de la Comunidad Valenciana
Como se ha indicado en el análisis de la directiva expuesto anteriormente, el enfoque
integrador de esta norma ha supuesto importantes cambios en los procesos burocráticos
que deben afrontar las empresas para iniciar una actividad industrial afectada por ella,
como por ejemplo la simplificación de todas las licencias, autorizaciones o p ermisos
previos a un único permiso: la autorización ambiental integrada (AAI). Por otro lado,
el establecimiento de valores límite de emisión a partir del concepto de mejores técnicas
disponibles (MTD) ha supuesto un importante motor para el cambio tecnológico
informado por los criterios de ecoeficiencia y e coeficacia. Igualmente, esta norma ha
buscado fomentar el diálogo y el intercambio de información entre las administraciones
y se ctores i ndustriales, c on objeto de e stablecer planes de a ctuación y a cuerdos
voluntarios que permitan alcanzar los objetivos en los plazos fijados por la ley.

–41–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a41 04/11/09 7:25


Por otro lado, la directiva IPPC y s u desarrollo posterior ha l levado a l diseño de
herramientas para promover la puesta en práctica del principio de transparencia
informativa, como el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes (PRTR-
España, antiguamente EPER-España) y otros mecanismos de información.
El objetivo de esta fase de diagnóstico general es analizar los principales impactos de
la aplicación de la directiva en las empresas de la Comunidad Valenciana, considerando
aspectos como la inversión generada, los cambios tecnológicos realizados (tipología
y naturaleza de los mismos), la incidencia en los costes de funcionamiento de las
instalaciones, el ahorro generado, la generación de empleo y la reducción de los impactos
ambientales, entre otros. Igualmente, se b usca conocer aspectos más cualitativos del
proceso que permitan apreciar las dificultades o facilidades encontradas en la aplicación de
la norma, así como los resultados obtenidos en los procesos de diálogo e i ntercambio
de información entre las administraciones y los sectores industriales.
Para ello se utilizaron los tres métodos que se exponen a continuación:

A. Revisión bibliográfica
El primer paso ha consistido en la revisión bibliográfica de publicaciones referentes a la
norma IPPC, a nivel nacional o europeo. Por otro lado, se ha analizado la información
contenida en el Registro Estatal de Emisiones y Fuentes Contaminantes (PRTR-España),
puesto en marcha por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, cuyo
objetivo es disponer de información relativa a las emisiones generadas al aire y al agua
por las instalaciones industriales afectadas por la ley.

B. Análisis cuantitativo del impacto de la norma IPPC en las empresas


valencianas
El análisis cuantitativo se ha realizado a partir de la información recogida mediante
encuesta a u na muestra representativa de e mpresas a fectadas p or l a norma e n l a
Comunidad Valenciana.
a. Diseño de la encuesta
La encuesta diseñada abarca los siguientes temas:
Impacto en la gestión administrativa
– Percepción de los cambios burocráticos implementados.
– Laboriosidad de la gestión administrativa.
– Necesidad de asesoramiento externo.

–42–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a42 04/11/09 7:25


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

Las mejores tecnologías disponibles (MTD)


– C onocimiento.
– Ajuste de las MTD a los valores límite de emisión.
– Dificultades para aplicar las MTD.
Impacto en la innovación tecnológica
– Ecoinnovación a partir de la aplicación de la directiva.
– Introducción de tecnologías ambientales de carácter correctivo: depuración de
aguas residuales, gestión de residuos...
– Introducción de tecnologías ambientales de carácter preventivo: reducción de
consumos de agua, energía y materias primas...
– Introducción de sistemas innovadores medioambientales en el ámbito de la gestión
empresarial: ISO 14.000, EMAS, EFQM, responsabilidad social empresarial.
– Introducción de criterios ambientales en el diseño de productos y servicios.
Impacto económico
– I nversión realizada.
– Ahorro generado a largo plazo.
– Empleo relacionado con tareas de la norma IPPC.
– Impacto en los costes de la empresa.
Impacto ambiental
– Impacto en i ndicadores a mbientales: emisiones, vertidos, a horro energético,
residuos, ruidos, etc.
Impactos generales
– Impacto en indicadores generales de la empresa: competitividad, rentabilidad,
seguridad, imagen y salubridad.
b. Selección de la muestra
La selección de las empresas se ha realizado a partir de la base de datos de 524 empresas
publicada por el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino en la web de
PRTR-España. A pesar de que en este registro no sólo aparecen las empresas afectadas
por la directiva IPPC, existe una opción que permite filtrar las instalaciones que deben
cumplir con esta norma y tramitar la AAI.
Cabe destacar que esta base de datos se revisa y actualiza cada cierto tiempo para dar
de baja a a lgunas empresas que cesan la actividad o que reducen o varían sus procesos y
quedan exentas de la AAI, y se d an de alta a otras empresas que antes no constaban en la
base de datos.

–43–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a43 04/11/09 7:26


Por este motivo, el primer paso del trabajo de campo fue contactar con todas las empresas
de la base de datos para conocer cuál era su situación con respecto a la obligación de solicitar
la AAI. A través de este proceso fueron eliminadas 138. Entre las distintas razones por las
que fueron eliminándose empresas de la base de datos inicial destacan las siguientes:
– Empresa en proceso de cierre.
– Empresa exenta de la AAI.
– Empresa que ya no existe.
A pesar de la eliminación de 138 empresas de la base de datos inicial, el universo
muestral resultante mantuvo la distribución por sectores, tal como se p uede apreciar
en el siguiente cuadro:

Universo Universo
muestral inicial muestral depurado
Análisis sectorial N.º de % N.º de %
empresas empresas
1. Instalaciones de combustión 5 1% 5 1%
2. Producción y transformación de metales 46 9% 30 8%
3. Industrias minerales 240 45% 172 44%
4. Industria química 32 6% 29 8%
5. Gestión de residuos 36 7% 30 8%
6. Industria de papel y cartón 13 2% 10 3%
7. Ganadería intensiva 98 19% 66 17%
8. Productos de origen animal y vegetal de
la industria alimentaria y de las bebidas 25 5% 20 5%
9. Otras actividades 29 6% 24 6%
Total 524 100% 386 100%

Cuadro 1. Distribución sectorial del universo muestral inicial y el depurado


Fuente: elaboración propia.

A continuación se solicitó a las 386 instalaciones que participaran en el estudio respondiendo


al cuestionario diseñado. Se obtuvo una respuesta válida del 34% de la muestra1, obteniéndose
130 cuestionarios considerados válidos. Este colectivo constituye la base del análisis
cuantitativo del impacto de la norma IPPC en las empresas de la Comunidad Valenciana.

1 Se eliminaron 15 encuestas por no tener una respuesta consistente.

–44–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a44 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

Ficha técnica

Población objeto de estudio Empresas q ue d eben c ontar c on l a A AI e n


la Comunidad Valenciana
Marco muestral Base de datos publicada por el Ministerio de Medio
Ambiente en la web de PRTR-España de las
empresas que deben adaptarse a la normativa IPPC
Procedimiento de muestreo Aleatorio por sector de actividad
Instrumento de recogida de información Cuestionario estructurado
Tamaño de la muestra 130 empresas
Error de muestreo 7% para el universo muestral depurado
Nivel de confianza 95 % (dos sigma)

La distribución sectorial de nuestra muestra de trabajo se presenta a continuación, en


el cuadro 2 y el g ráfico 1.

NActividad .º %
1. Instalaciones de combustión 2 2%
2. Producción y transformación de metales 15 12%
3. Industrias minerales 64 48%
4. Industria química 11 8%
5. Gestión de residuos 10 8%
6. Industria de papel y cartón 3 2%
7. Ganadería intensiva 14 11%
8. Industria agroalimentaria y bebidas 6 5%
9. Otras actividades 5 4%
TOT AL 130 100%

Cuadro 2. Distribución sectorial de la muestra de trabajo


Fuente: elaboración propia

–45–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a45 04/11/09 7:26


5% 4%
Industria agroalimentaria y bebidas Otras actividades
11% 2%
Ganadería intensiva Instalaciones de combustión
2% 12%
Industria de papel y cartón Producción y
8% transformación de metales

Gestión residuos 48%


Industrias minerales
8%
Industria química

Gráfico 1. Distribución de la muestra por sectores


Fuente: elaboración propia.

Como puede apreciarse, nuestro colectivo de trabajo mantiene la distribución sectorial


del universo muestral analizado, en el que predominan las industrias minerales.

C. Análisis cualitativo del impacto de la norma IPPC en las empresas


valencianas
La tercera parte de la fase 1 d el presente trabajo ha consistido en la recopilación y
análisis de información cualitativa con respecto al impacto de la norma en las empresas
valencianas.
Para ello se realizaron entrevistas a informantes clave con una visión panorámica de la
situación de las empresas de la Comunidad Valenciana y del proceso relativo a la norma
IPPC: institutos tecnológicos, asociaciones empresariales, técnicos de la Administración
(autonómica y local) y entidades colaboradoras.
En estas entrevistas se a barcaron los m ismos temas que en el a nálisis cuantitativo,
pero centrándose en las opiniones y c onocimientos generales de los expertos. Estas
percepciones y opiniones fueron luego contrastadas con los datos recogidos en el análisis
cuantitativo, enriqueciendo el estudio. El listado de informantes clave entrevistados se
ofrece en el anexo 2.

–46–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a46 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

Fase 2.
Análisis de casos
Según el registro de la Generalitat Valenciana, actualmente 400 empresas han obtenido
la autorización ambiental integrada. De este conjunto se seleccionaron 10 instalaciones
pertenecientes a los principales sectores afectados por la norma IPPC, con el objeto de
realizar una descripción detallada de su proceso de obtención de la AAI.
Se realizaron entrevistas en profundidad a los encargados o responsables de la aplicación
de la directiva en las instalaciones, desde la solicitud de la A AI hasta la puesta en
marcha de los planes de prevención, monitorización y se guimiento que exige esta
norma. Además, se b uscó complementar la información recogida con entrevistas a
técnicos de la Generalitat que hayan participado en estos procesos.
En las entrevistas se prestó especial atención a los avances tecnológicos propuestos por
cada empresa según los retos y e xigencias de la directiva y l a trasposición nacional y
regional, sobre todo los relacionados con la eficiencia energética y l a disminución de
emisiones y vertidos, así como los impactos económicos y ambientales. Por otro lado,
se ha buscado conocer las opiniones y expectativas de las empresas respecto al proceso
relativo a la norma IPPC.
La descripción de los casos se ha realizado a través de una ficha que permite organizar
la información recogida y realizar comparaciones entre los diferentes casos estudiados.
Los diez casos de estudio corresponden a las siguientes instalaciones:
1. Grupo Gas Natural. Central de Ciclo Combinado de Sagunto
2. BP Oil España, refinería de Castellón, S.A.
3. Ford España, S.L.
4. P orcelanosa, S.A.
5. IFF Benicarló, S.A.
6. Colortex 1967, S.L.
7. Grupo Avícola La Cresta, S.L. (Grupo Huevos Guillén)
8. Alcan Packaging Alzira, S.L.Unipersonal
9. V aersa
10. S.A. Payá Miralles

–47–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a47 04/11/09 7:26


Fase 3.
Explotación de resultados y elaboración del informe
A partir del trabajo realizado en las fases 1 y 2 se h a procedido a l a explotación de la
información recopilada, su análisis y, por último, a la elaboración del informe final.

El siguiente esquema resume el trabajo realizado

Fase 1. Diagnóstico general del impacto


de la directiva en las empresas de la
Comunidad Valenciana

A. R evisión bibliográfica. Fase 3.


Explotación de
B. Análisis cuantitativo a partir de encuestas a una resultados y
muestra de 130 empresas a fectadas por l a norma elaboración del
IPPC en la Comunidad Valenciana. informe
C. A nálisis c ualitativo a p ar tir d e e ntrevistas a El i nforme c onsta d e d os
i n for m a nte s c lave ( i n st it utos t e cnológ icos , grandes a par tados q ue s e
a s o c i a c ione s e mpre s a r i a le s , t é c n ic o s d e l a corresponden co n l as d os
Generalitat responsables del proceso IPPC). fases d el t rabajo r ealizado,
así como un tercer apartado
que engloba las conclusiones
de todo el estudio:

Fase 2. A. D iagnóstico general.


Análisis de casos B. Estudios de casos.
C. Conclusiones finales
Descripción del proceso de aplicación de la norma I PPC
y sus principales impactos en 10 empresas que ya cuentan
con la AAI a partir de entrevistas y v isitas a l as empresas
seleccionadas.

Figura 1. Esquema de la metodología del estudio.


Fuente: elaboración propia.

–48–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a48 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

3.3. Análisis del impacto de


la norma IPPC en las empresas
3.3.1. Impacto en la gestión administrativa
Una de las principales novedades de la norma IPPC es la integración en un único
trámite, la autorización ambiental integrada (AAI), de todas las autorizaciones y
permisos sectoriales antes exigidos por la Administración. Dicha autorización afecta
sólo a e mpresas de determinados sectores incluidos en el A nexo 1 d e la Ley 16/2002,
que traspone al ordenamiento jurídico español la directiva europea.
El cuestionario ha recogido la percepción de las empresas con respecto a los cambios
introducidos por esta normativa en los procesos administrativos que deben cumplir las
empresas afectadas. El análisis general de la muestra estudiada evidencia que la mayoría
perciben los cambios como positivos. El 63% de los encuestados opina que la norma
IPPC mejorará la gestión administrativa, lo que repercutirá en una mayor facilidad para
las empresas en la realización de trámites. Sólo el 14% opina que los cambios tendrán
consecuencias negativas.

100%

80%

63%
60%

40%

20% 14%
13%
10%

0%
No sabe/ No tendrá Empeorará Mejorará
No contesta efectos

Gráfico 2. Percepción de los cambios en la gestión administrativa de la IPPC respecto al marco legal
anterior.
Fuente: elaboración propia.

–49–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a49 04/11/09 7:26


El análisis sectorial evidencia, sin embargo, algunos puntos que deben ser tomados en
consideración. El siguiente gráfico presenta el porcentaje de empresas por sector que
perciben la actual gestión administrativa como peor a la del anterior marco legal para
cada sector.

100%

80%

60%

40% 36%

13%
20% 14% 10%
14%
0%
0%
Metal Industrias Química Residuos Ganadería
minerales intensiva

Gráfico 3. Gestión burocrática resultará peor que la anterior. Análisis sectorial.


Fuente: elaboración propia.

Como puede observarse, la media viene fuertemente condicionada por la opinión de


las industrias minerales (cerámicas), del metal y g estión de residuos, que representan
en total el 68% de la muestra. Sin embargo, en el caso de las actividades de ganadería
intensiva, el porcentaje de empresas que perciben como negativos los cambios en la
gestión burocrática introducidos por la nueva legislación es claramente superior a l a
media, alcanzando un 36%. En el otro extremo del espectro está la industria química,
cuyo porcentaje de respuestas negativas se reduce a 0%.
Es conveniente resaltar que la directiva IPPC representó, para muchas empresas del sector
ganadero, un incremento notable de las exigencias medioambientales. Supuso la implantación
de un mayor control por parte de la Administración de la aplicación de la normativa, lo que
trajo consigo un incremento de la actividad administrativa y de gestión ambiental en
empresas que no contaban con capacidad y experiencia para afrontar estas obligaciones.
No es extraño, pues, que en este sector se h aya producido una mayor resistencia y
rechazo que en el resto de actividades afectadas por la directiva.

–50–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a50 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

Por el contrario, las empresas del sector químico, tradicionalmente más familiarizadas
con la gestión ambiental y el c umplimiento de la legislación medioambiental, y q ue
cuentan con una mayor capacidad y conocimientos para enfrentarse a estos procesos,
han visto este cambio en la regulación como una mejora, entendida como reducción
del coste administrativo. Es decir, la directiva es vista como un progreso cuando las
empresas ya soportaban el peso de la legislación medioambiental y habían desarrollado
experiencia y capacidades para comprender y absorber la innovación institucional.
Otro de los temas analizados ha sido la laboriosidad de la gestión burocrática del
proceso de tramitación de la AAI. El 98% de las empresas encuestadas califican este
proceso como bastante o muy laborioso (43% y 55% respectivamente), como se aprecia
en el gráfico 4.

100%

80%

60% 55%

43%
40%

20%

1% 0% 1%
0%
Muy Bastante Poco Nada No sabe
laboriosa laboriosa laboriosa laboriosa No contesta

Gráfico 4. Laboriosidad de la gestión burocrática IPPC.


Fuente: elaboración propia.

Más concretamente, se solicitó a las empresas que valoraran la complejidad de algunos


aspectos relacionados con esta gestión burocrática, como el proceso de información
pública, el contacto con un interlocutor de la Administración, el ajuste a los plazos
establecidos en la legislación o l a obtención de los informes de distintas instituciones
públicas (Confederación Hidrográfica, Administración Local, Conselleria de Medio
Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda) requeridos en el proceso (gráfico 5).

–51–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a51 04/11/09 7:26


100%

80%

60% 57%

47%
44%
38% 42%
40% Muy compleja
38% 32% 32%
Bastante compleja
22% 22% 23%
20% 18% Poco compleja
17%
10% 12% 11%
8% Nada compleja
5%
2% 1%
0% No sabe /No contesta
Proceso de Contacto con Ajuste a Acceso a Obtención
información interlocutor los plazos información de informes
pública de la de la
Administración Administración
pública pública

Gráfico 5. Nivel de complejidad de distintos aspectos.


Fuente: elaboración propia.

Como se desprende del gráfico 5, las empresas han encontrado más compleja la obtención
de informes (muy complejo para un 18% y bastante complejo para un 57%) y conseguir
que el proceso se ajuste a los plazos establecidos en la legislación (muy complejo para
un 22% y bastante complejo para un 42%).
Estas d ificultades r esponden a u n d esajuste d e l os e ngranajes i nstitucionales y
empresariales en los inicios del proceso administrativo. Responden a la novedad y falta
de experiencia, cuando no de medios, de la coordinación entre todas las instituciones
que intervienen en el proceso, a la vez que a la falta de experiencia y capacidad técnica
en las propias empresas que iniciaron el p roceso sin tener un conocimiento claro de
lo solicitado en el t rámite, es decir la elaboración del proyecto. Se trata, pues, de un
problema de aprendizaje en la puesta en marcha del proceso, susceptible de ser superado
una vez se ha tenido la primera experiencia, no de algo inherente a la norma.
Por otro lado, en casos específicos, las dificultades señaladas se encuentran relacionadas
con problemas estructurales en la relación de la empresa con nuevas leyes que restringen
su actividad (ordenación del territorio) y q ue requieren negociación, adaptación y
compromisos que impiden que el p roceso se a juste a l os plazos establecidos por la

–52–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a52 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

normativa, en este caso la valenciana, que establece un periodo de diez meses, ajustable
en función de la gestión de los informes preceptivos. No hay que olvidar que, a n ivel
nacional, el promedio se ha alargado a dieciocho meses, como ya se indicaba en el
análisis de la directiva, y en no pocos casos mucho más, sobre todo cuando se han visto
implicados determinados aparatos del Estado, como las dependencias territoriales de
la Dirección General de Costas.
Dada la laboriosidad y c omplejidad de la gestión burocrática para solicitar la A AI,
muchas empresas necesitaron el apoyo de otras organizaciones en la confección de la
solicitud, es decir, en la preparación del proyecto. El 71% de las empresas encuestadas
buscó el so porte técnico de una empresa asesora especializada. Un 12% utilizó los
servicios de una entidad colaboradora acreditada, un 10% recurrió a l os institutos
tecnológicos y un 8% a los servicios de las asociaciones empresariales (gráfico 6).

100%

80%
71%

60%

40%

10%
20%
12% 12%
8%
1%
0%
No sabe No ha sido Otra Entidad Asociación Instituto
No contesta necesario empresa colaboradora empresarial tecnológico
asesora acrediatada

Gráfico 6. Asesoramiento externo en la preparación de la solicitud.


Fuente: elaboración propia.

Aunque el análisis sectorial reafirma la importancia de las empresas asesoras externas


en la preparación de la solicitud de la AAI, dicho análisis permite identificar algunos
puntos que merecen ser destacados (gráfico 7). En primer lugar, puede apreciarse una
mayor participación del instituto tecnológico, en este caso el I nstituto Tecnológico
Metalmecánico (AIMME), en el asesoramiento a empresas del sector del metal (33% de
las empresas utilizaron sus servicios), situándose muy por encima del promedio de la
muestra. Por otro lado, encontramos que tan sólo en el sector de industrias minerales
(principalmente cerámicas) las empresas han recurrido a l a asociación empresarial
(ASCER) buscando soporte técnico. Las entidades colaboradoras han tenido u na

–53–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a53 04/11/09 7:26


participación similar en todos los sectores con excepción del químico y el g anadero.
Tanto en un caso como en el otro, cuando se ha considerado necesario el apoyo externo,
sólo se ha recurrido a empresas asesoras externas (91% y 79% respectivamente). El sector
de la gestión de residuos, por último, cuenta con el m ás alto porcentaje de empresas
que no consideró necesario buscar un servicio de asesoramiento para la elaboración de
la solicitud de la AAI (40%).

100%
91%

80% 77% 79%

60%
50%
47%
40%
40% Metal
33%
Industrias minerales
20% 21%
20% 17% Química
13% 14%
9% 10% 9% 9% Residuos
0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0%
0% Ganadería intensiva
0%
Instituto Asociación Entidad Otra No ha sido
tecnológico empresarial colaboradora empresa necesario
acreditada asesora

Gráfico 7. Asesoramiento externo en la preparación de la solicitud AAI.


Fuente: elaboración propia.

Cabe resaltar que tanto el sector químico como el ganadero carecen de un instituto
tecnológico d e r eferencia. S in e mbargo, t ampoco h an o ptado p or l as e ntidades
colaboradoras acreditadas o por sus asociaciones empresariales, evidenciando un menor
desarrollo de redes de apoyo en el sector.
Se preguntó, por último, a l as empresas, si habían buscado el a sesoramiento de otras
empresas en la a daptación de s u sistema productivo a l os nuevos requerimientos
planteados por la AAI. En este caso, el porcentaje que requirió este servicio fue mucho
menor: 51% de las empresas declararon que no había sido necesario, un 37% recurrió
a otra empresa asesora, un 10% a u na entidad colaboradora acreditada, un 7% a l a
asociación empresarial y tan sólo un 5% a un instituto tecnológico (gráfico 8).

–54–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a54 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

100%

80%

60%
51%

40% 37%

20%
10%
6% 7% 5%
0%
No sabe No ha sido Otra Entidad Asociación Instituto
No contesta necesario empresa colaboradora empresarial tecnológico
asesora acreditada

Gráfico 8. Asesoramiento externo en la adaptación del sistema de producción.


Fuente: elaboración propia.

Como e n el c aso a nterior, p ueden i dentificarse a lgunas d iferencias e ntre l os


sectores analizados (gráfico 9). La participación de los institutos tecnológicos cae
significativamente en el sector del metal, aunque se mantiene en el sector de las industrias
minerales. N uevamente, sólo estas últimas recurrieron a l a asociación empresarial en
busca de asesoramiento, esta vez para la adaptación del sistema productivo, aunque
en un porcentaje ligeramente menor (14%). Las entidades colaboradoras acreditadas
sólo participaron en el p roceso de adaptación del sistema productivo del 16% de las
instalaciones de industrias minerales y el 2 0% de las de gestión de residuos. Esta vez
las empresas del metal no utilizaron a e stas entidades como factores de apoyo. Por
último, puede observarse que, al contrario de lo que ocurrió con la elaboración de la
solicitud de la AAI, en que todas las empresas del metal consideraron necesario algún
tipo de soporte de organizaciones especializadas, en el caso de la adaptación del sistema
productivo a l os requerimientos que impone la norma IPPC, el 67% de las empresas
encuestadas en este sector no consideraron necesario recurrir al apoyo externo.

–55–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a55 04/11/09 7:26


100%

80%
67%
57%
60% 55%
50%
45%
41% 43% 41% 40%
40% Metal

Industrias minerales
20% 20%
20% Química
14% 16%
7% 9% Residuos
0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% Ganadería intensiva
0%
Instituto Asociación Entidad Otra No ha sido
tecnológico empresarial colaboradora empresa necesario
acreditada asesora

Gráfico 9. Asesoramiento externo en la adaptación del sistema de producción.


Fuente: elaboración propia.

3.3.2. Impacto en la innovación tecnológica


La introducción de tecnologías más limpias en las empresas era uno de los principales
efectos esperados de la aplicación de la directiva IPPC. El establecimiento de valores
límite de emisión más exigentes, la negociación entre la Administración y las empresas
para la introducción de mejores técnicas planteada en el proceso de obtención de la AAI,
así como un mayor rigor en el c ontrol y se guimiento de algunos sectores han tenido
un impacto importante en la introducción de dichas tecnologías por las empresas de la
Comunidad Valenciana afectadas por la mencionada directiva.
El t rabajo de c ampo realizado muestra que u n 55% de l as empresas encuestadas
introdujeron nuevas tecnologías a raíz de la aplicación de la norma IPPC para la
obtención de la AAI. Existen, sin embargo, importantes diferencias entre los sectores,
como se puede apreciar en el siguiente gráfico. Mientras que en el sector de industrias
minerales el porcentaje de empresas que llevó a cabo ajustes tecnológicos se eleva hasta
un 66%, en el caso de la actividad ganadera este porcentaje se reduce a tan sólo un 14%

–56–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a56 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

100%

80%
66%
60%
53%
55%
45%
40%
30%

20% 14%

0%
Metal Industrias Química Residuos Ganadería
minerales intensiva

Gráfico 10. Innovación tecnológica. Análisis sectorial.


Fuente: elaboración propia.

Las tecnologías introducidas pueden ser de carácter correctivo, es decir, aplicadas en


el punto de emisión para corregir los impactos ambientales que desprende la actividad,
o preventivo, aquéllas aplicadas en los procesos productivos para prevenir o e vitar
que se genere la contaminación. Por regla general, las empresas existentes (sobre todo
las a ntiguas) t ienden a a plicar técnicas de carácter correctivo a ntes que de í ndole
preventiva, lo que puede requerir una menor inversión, pero mayor conocimiento y
control tecnológico del proceso productivo. De acuerdo con la información obtenida de
los responsables de la Conselleria de Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda,
las innovaciones realizadas a raíz de la aplicación de la AAI han sido fundamentalmente
de carácter correctivo (80% frente a un 20% de carácter preventivo).
Los resultados de la muestra, que no toman en consideración la cuantía y d imensión
de las técnicas introducidas por las empresas según el tipo de tecnología (correctiva o
preventiva), y p or lo tanto no pueden ser comparados con los datos aportados por la
Conselleria, muestran que las organizaciones productivas utilizaron tanto las tecnologías
correctivas (77% de los casos) como preventivas (71%) en sus procesos de adaptación
tecnológica para la obtención de la AAI (gráfico 11).

–57–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a57 04/11/09 7:26


100%

77%
80%
71%

60%

40%

20%

0%
Tecnologías Tecnologías
correctivas preventivas

Gráfico 11. Incorporación de tecnologías correctivas y preventivas en las empresas


Fuente: elaboración propia.

Los objetivos de las i nnovaciones realizadas se p resentan en los g ráficos 12 y 1 3,


distinguiendo entre los relativos a las tecnologías de carácter correctivo y los perseguidos
por las innovaciones de naturaleza preventiva.

100%

80%
65%
58%
60%
48% 45%
40%

20%

0%
Amortiguar la Optimizar la Mejorar sistemas Mejorar sistemas
contaminación gestión de de depuración de depuración de
acústica residuos de emisiones aguas residuales
atmosféricas

Gráfico 12. Objetivos de las tecnologías correctivas aplicadas


Fuente: elaboración propia.

–58–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a58 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

Como puede apreciarse, los principales objetivos perseguidos por las tecnologías de
carácter correctivo introducidas para la obtención de la AAI han sido la mejora de los
sistemas de depuración de emisiones atmosféricas (65% de los casos) y la amortiguación
de la contaminación acústica (58%).
Por otro lado, las técnicas preventivas han estado principalmente dirigidas a r educir
las emisiones atmosféricas (71%), disminuir el c onsumo energético (64%), a l a menor
generación de residuos (60%), la reducción del consumo de agua (53%) y la amortiguación
de la contaminación acústica.

100%

80%
71%
64%
60%
60%
51% 53%
44%
40% 38% 36%
27%
20%

0%
de protección de suelos
Incrementar medidas

Reducir generación

Reducir peligrosidad
de la materia prima
de residuos

Reducir
contaminación acústica

Reducir
consumo energético

Reducir
emisiones atmosféricas

Reducir carga contaminate


de aguas residuales

Reducir
consumo de agua

Reducir consumo
de materias primas

Gráfico 13. Objetivos de las tecnologías preventivas aplicadas.


Fuente: elaboración propia.

Cabe resaltar que, dada la distribución sectorial de la muestra, los resultados presentados
se encuentran muy condicionados por el se ctor de industrias minerales (básicamente
industrias cerámicas). Por este motivo resulta conveniente desglosar sectorialmente los
resultados. En la siguiente tabla se exponen los objetivos perseguidos por el empleo de
las tecnologías correctivas y preventivas en los sectores más significativos.

–59–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a59 04/11/09 7:26


Objetivos priorizados
Sector Tecnologías de carácter correctivo Tecnologías de carácter preventivo
Producción y · Mejorar los sistemas de · Reducir el consumo de
transformación depuración de aguas residuales. materias primas.
de metales · Optimizar la gestión de residuos. · Reducir la generación de residuos.

Industrias · Amortiguar la contaminación · Reducir las emisiones atmosféricas.


minerales acústica. · Reducir el consumo energético.
· Mejorar los sistemas de depuración · Reducir la contaminación acústica.
de emisiones atmosféricas. · Reducir la contaminación por residuos.
· Mejorar los sistemas de depuración · Reducir las emisiones atmosféricas.
Industria de emisiones atmosféricas. · Reducir la carga contaminante
química · Mejorar los sistemas de depuración en aguas residuales.
de aguas residuales. · Reducir el consumo de agua.
· Optimizar la gestión de residuos.

Gestión · Optimizar la gestión de residuos. · Reducir las emisiones atmosféricas.


de residuos · Mejorar los sistemas de depuración · Reducir el consumo de agua.
de aguas residuales.
Ganadería · Optimizar la gestión de residuos. · Reducir la generación de residuos.
intensiva · Mejorar los sistemas de depuración · Reducir el consumo de agua.
de emisiones atmosféricas.

Tabla 1. Objetivos priorizados en las técnicas implementadas por sector y tipo de técnica.
Fuente: elaboración propia.

La optimización en la gestión de residuos y la depuración de las emisiones atmosféricas


son objetivos que aparecen en prácticamente todos los sectores analizados para el c aso
de las tecnologías de carácter correctivo. En relación con las tecnologías preventivas los
objetivos prioritarios son la reducción del consumo de materias primas, agua o energía,
dependiendo de las características productivas del sector. La reducción de las emisiones
atmosféricas también es uno de los temas recurrentes en varios de los sectores analizados.
Estos resultados coinciden con lo expresado por los responsables de la Conselleria
encargados del proceso de obtención de l a A AI, que señalaban c omo c uestiones
prioritarias en esta etapa de implantación de la norma la reducción de emisiones
atmosféricas, de la contaminación acústica y d e la generación de residuos. Por otro
lado, la importancia dada a l as acciones dirigidas a d isminuir tanto el c onsumo de
energía como de agua, a p esar de no ser objetivos prioritarios para la obtención de la
autorización, responderían a que muchas empresas han aprovechado los cambios en el
proceso productivo por los requerimientos de la AAI para introducir otros cambios
cuya finalidad era la reducción de costes de producción (ahorro de energía, agua o
materias primas). Es decir, se ha hecho de la necesidad de cumplir con la norma, virtud
económica, en un momento de expectativas ascendentes de los precios de estos insumos
con efectos medioambientales, como son los mencionados. Éste es un caso evidente de

–60–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a60 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

influencia de la actividad reguladora, por inducción, en la competitividad (vía coste) y


rentabilidad de las empresas.
Con respecto a la procedencia de las tecnologías aplicadas, las nuevas técnicas provienen en
un 27% de los casos de países de la Unión Europea, en un 19% el origen es nacional y
en un 15% regional. Tan sólo un 1% procede de otros países fuera de la Unión Europea.
Lo que pone de relieve el efecto inducido que la aplicación de la directiva está teniendo
en las actividades que producen instrumentos y conocimiento destinados al control de la
contaminación, pues si bien es cierto que una parte importante de estos bienes procede
de fuera del país, la oferta nacional y regional también se ve sensiblemente beneficiada,
y con ella la generación de valor añadido y d e capacidades tecnológicas, humanas y
empresariales en actividades de futuro y rápido crecimiento.
Aunque no sabemos su alcance cuantitativo, lo que sí resulta evidente es la influencia que
la directiva está teniendo en el desarrollo de efectos inducidos sobre otras actividades
del propio entorno territorial por parte de las actividades afectadas por dicha norma. Lo
que implica la existencia de un efecto multiplicador de carácter estructural que no puede
menospreciarse cuando se apuesta por un cambio de modelo de desarrollo. Efecto que,
considerando el sesgo hacia la ecoeficiencia y ecoeficacia del sistema de producción que
imprime la dinámica institucional y el p aradigma tecnológico emergentes, supone un
impulso a actividades motoras de la economía sostenible, de gran relevancia económica
y para la creación de ventajas competitivas sostenibles del territorio.

100%

80%

60%

40%
27% 25%
19%
20% 15% 13%
1%
0%
Regional

Nacional

No sabe/
No contesta
Una combinación de
todas ellas
De otros
países
De la
Unión Europea

Gráfico 14. Procedencia de las tecnologías aplicadas.


Fuente: elaboración propia.

–61–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a61 04/11/09 7:26


Las técnicas de ecodiseño están consideradas como las técnicas de carácter preventivo
por excelencia, ya que su fin es prevenir la contaminación a l o largo de todo el c iclo
de vida del producto. Sin embargo, son consideradas como una segunda generación de
medidas preventivas, que requieren un cambio de concepción del proceso y el producto
(sustentado en el análisis del ciclo de vida del producto) y que conllevan un salto radical
respecto de las técnicas preventivas tradicionales.
Lo que e sta i nvestigación pone de relieve e s el e scaso i mpacto que el p roceso de
obtención de la AAI ha tenido en la incorporación de técnicas de ecodiseño en las
empresas afectadas (gráfico 15). Sólo el 11% de las encuestadas manifiestan haberlas
incorporado o t enido en cuenta (4% sólo en el p roceso de producción, 1% sólo en el
diseño del producto y un 6% en ambos). El análisis por sectores permite conocer que
esta nueva concepción del diseño sólo está siendo tenida en cuenta en tres de los sectores
de la muestra: las industrias minerales (17% de las empresas del sector), la industria
química (18% del sector) y l a industria agroalimentaria y b ebidas (16%). A p esar de
ser porcentajes bajos, constituye un resultado interesante desde el p unto de vista de
la excelencia ambiental, ya que evidencia la penetración que este nuevo enfoque de la
producción está teniendo en el sistema económico.

15% 4%
No sabe/No contesta Sólo en el proceso
de producción

74% 1%
No ha sido necesario Sólo en el diseño
del producto
6%
En ambos

Gráfico 15. Incorporación de técnicas de ecodiseño.


Fuente: elaboración propia.

–62–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a62 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

Se quiso, por último, conocer el impacto de la aplicación de la norma en la incorporación


de innovaciones en la gestión de la empresa. Para ello se les preguntó si, a raíz de las
exigencias planteadas por la AAI, habían incorporado alguno de los siguientes sistemas
de gestión:
• Sistema de prevención de riesgos laborales (SPRL).
• Sistema de responsabilidad social empresarial (RSE).
• Sistema de gestión ambiental (SGA).
• Sistema de gestión de la calidad (SGL).
Como puede apreciarse en el siguiente gráfico, el i mpacto fue limitado. El porcentaje
de empresas que han i ntroducido estas i nnovaciones de gestión a estímulos del
proceso de obtención de la AAI oscila entre el 3% (sistemas de RSE) y el 14% (SGA).
Es necesario, sin embargo, hacer algunas matizaciones.

100%

80%

55% 62%
60%
42% 45%
38%
40% Si
29%
20% 20% 18% No
18%
20% 14% 14%
12% Ya se había introducido
5% 6% antes de la AAI
3%
No sabe / No contesta
0%
Sistemas de
prevención de
riesgos laborales

Sistemas
de responsabilidad
social empresarial

Sistemas
de gestión
ambiental

Sistemas
de gestión
de calidad

Gráfico 16. Incorporación de innovaciones en la gestión de las empresas.


Fuente: elaboración propia.

En primer lugar, hay que destacar la elevada implantación previa de sistemas de gestión
de calidad y sistemas de prevención de riesgos laborales (62% y 55% respectivamente), lo
que deja un espacio de expansión menor al que existe en otras innovaciones en la gestión,
como la responsabilidad social empresarial (tan sólo un 18% de empresas contaban con
este tipo de sistema de gestión antes de la aplicación de la norma). En el caso de los

–63–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a63 04/11/09 7:26


sistemas de gestión ambiental, considerados la tercera generación de innovaciones en la
gestión empresarial (primero la calidad y segundo la prevención de riesgos laborales),
el impacto de la directiva ha sido mayor que en el resto de casos (14%).
Según la apreciación de algunos de los expertos entrevistados, el trámite para la obtención
de la AAI fue mucho más sencillo y fácil para aquellas empresas que contaban con un
sistema de gestión ambiental. Si consideramos la suma de las que habían introducido alguno
de los sistemas propuestos y las que los introdujeron a raíz de la norma, encontramos
que los sistemas de gestión ambiental casi han alcanzado el n ivel de implantación de
los sistemas de prevención de r iesgos laborales (59% y 6 0% respectivamente), y
están muy cerca de los sistemas de gestión de calidad (68%), dejando rezagada la
responsabilidad social empresarial (21% de aplicación y el m ayor porcentaje de No
sabe / No contesta 38%).
Analizando la cuestión sectorialmente (gráficos 17-20) podremos conocer cuáles son
las actividades que mayores avances han realizado a raíz de la aplicación de la directiva
en la innovación de la gestión. En el caso de los sistemas de gestión de la calidad puede
observarse, en primer lugar, que la norma sólo ha tenido un impacto en la incorporación
de este tipo de sistemas en el sector de la gestión de residuos (20%), el sector del metal
(13%) y el sector de las industrias minerales (6%). Tanto en el sector químico como en el
ganadero, aunque por muy distintas razones, el impacto fue nulo. Teniendo en cuenta
el porcentaje de empresas de cada sector que a d ía de hoy cuentan con un sistema de
gestión de calidad, el sector químico es líder (82%) mientras que el sector ganadero es

100%

82%
80%
67%
61% 60%
60%

40%
29%
20%
20%
13% Incorporación por AAI
6%
0% 0% Incorporación
0% previa a la AAI
Metal Industrias Química Residuos Ganadería
minerales intensiva

Gráfico 17. Incorporación de sistemas de gestión de la calidad. Análisis sectorial.


Fuente: elaboración propia.

–64–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a64 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

el más atrasado del grupo (29%), lo que indica que en el primer caso la técnica estaba
ya superada en general, y en el segundo, son las actitudes y el n ivel de conocimientos
y medios económicos y humanos lo que dificulta su introducción.
En el caso de los sistemas de prevención de riesgos laborales (gráfico 18) ocurre algo
similar. Nuevamente, sólo en tres sectores se consideró conveniente incorporar este tipo
de sistema para cumplir con mayor facilidad los requerimientos de la norma, siendo
en este caso el sector del metal (7%), las industrias minerales (5%) y el sector químico
(9%) los beneficiados. En el sector ganadero, al igual que con la calidad, y en el sector
de gestión de residuos, no hubo impacto.
En este caso el comportamiento ha divergido algo respecto al anterior. Han sido los
sectores en los que ya estaba muy introducido el sistema de prevención de riesgos
laborales –el sector del metal (74%), el sector químico (73%) y el de las industrias
minerales (61%)– los que, posiblemente i nfluidos por el e fecto demostración de
su e ntorno se ctorial, m ás se h an beneficiado del proceso de c onsecución de l a
AAI. Lo contrario ha ocurrido con el sector de gestión de residuos (donde sólo
un 40% de las instalaciones contaban ya con esa certificación) y el ganadero (con
sólo 21% de certificación).

100%

80%
67% 64%
60% 56%

40%
40%

21%
20% Incorporación
7% 9% previa a la AAI
5%
0% 0% Incorporación
0% por AAI
Metal Industrias Química Residuos Ganadería
minerales intensiva

Gráfico 18. Incorporación de sistemas de prevención de riesgos laborales. Análisis sectorial.


Fuente: elaboración propia.

–65–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a65 04/11/09 7:26


Con respecto a los sistemas de gestión ambiental, el impacto es mayor, pero no por igual
en todos los sectores. Tan sólo se aprecian efectos en tres de ellos: sector químico (36%),
sector de gestión de residuos (20%) e i ndustrias minerales (17%). El sector ganadero
repite como sector indiferente y lo acompaña el sector del metal, aunque también en este
caso por razones muy distintas. Incluyendo a las nuevas empresas que han incorporado
SGA, el sector químico se convierte en el líder en la implantación de este tipo de sistemas
(81%), seguido por el sector de la gestión de residuos (80%), el sector del metal (60%),
las industrias minerales (56%) y finalmente el sector ganadero (29%).

100%

80%

60% 60%
60%
45%
39%
40% 36%
29%
20%
20% 17%
Incorporación por AAI
0% 0% Incorporación
0% previa a la AAI
Metal Industrias Química Residuos Ganadería
minerales intensiva

Gráfico 19. Incorporación de sistemas de gestión ambiental. Análisis sectorial.


Fuente: elaboración propia.

La incorporación de la responsabilidad social empresarial trae algunas sorpresas. Por


ejemplo, encontramos que esta vez el se ctor ganadero es uno de los tres en los que se
puede ver un impacto de la norma (7%), junto con el sector del metal (13%) y el de las
industrias minerales (2%). Tanto el sector químico como el de gestión de residuos no
acusan el impacto en la incorporación de este instrumento. El sector químico es el que
mayor implementación de la RSE tiene (45%), seguido por el se ctor del metal (20%),
las industrias minerales (19%), el sector ganadero (14%) y, por último, el de gestión de
residuos (10%).

–66–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a66 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

100%

80%

60%

45%
40%

20% 13% 17%


10% Incorporación
7% 7% 7% previa a la AAI
2% 0% 0% Incorporación por AAI
0%
Metal Industrias Química Residuos Ganadería
minerales intensiva

Gráfico 20. Incorporación de sistemas de responsabilidad social empresarial (RSE). Análisis sectorial.
Fuente: elaboración propia.

Cabe resaltar que el proceso de información pública, parte de la tramitación de la AAI, ha


supuesto para muchas empresas un reto al tener que enfrentarse con grupos de interés con
los que hasta el momento no se había tenido contacto. Es muy posible que esta novedad
haya llevado a a lgunas empresas a a doptar una estrategia de mayor rigor en la gestión
y transparencia en su ejercicio, por mediación de las certificaciones, a e fectos de lograr
un acercamiento positivo a los distintos grupos de interés relacionados con la empresa.

3.3.3. Las mejores técnicas disponibles (MTD)


Hasta el momento se ha analizado el impacto en la innovación tecnológica de la aplicación
de la directiva IPPC y la obtención de la AAI. A continuación, se considerará el rol de
las MTD en estos procesos de innovación. Como se h a comentado anteriormente, el
establecimiento de los valores límite de emisión toma como referencia las MTD, por lo
que uno de los objetivos de la directiva es incentivar la aplicación de estas técnicas. Sin
embargo, existen algunas controversias con respecto al acceso, la utilidad y la eficacia
de las MTD en los distintos escenarios empresariales.
En primer lugar, se preguntó a las empresas de la muestra por sus conocimientos sobre
las MTD relativas a s u sector. De las 130 empresas encuestadas un 81% respondió
tener conocimiento de ellas. N o existe una diferencia significativa entre los sectores
analizados; en todos, el porcentaje de empresas que no conoce las MTD es bajo.

–67–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a67 04/11/09 7:26


100%
100%
81%
80% 81%
80%

60%
60%

40%
40%

20%
20% 10% 9%
10% 9%
0%
0% Sí No No sabe/ No contesta
Sí No No sabe/ No contesta

Gráfico 21. Conocimiento de las MTD.


Fuente: elaboración propia.

Con respecto a las dificultades para identificar las MTD, la mayoría de las empresas
ha encontrado poca o n inguna dificultad en esta tarea (66%). Entre los sectores con
mayor porcentaje de empresas con mucha o bastante dificultad encontramos el químico,
el metal o el de industrias minerales, con porcentajes que oscilan entre 36% y 23%.

100%

80%

56%
60%

40%

18%
20%
10% 11%
5%

0%
Mucha Bastante Poca Ninguna No sabe/
dificultad dificultad dificultad dificultad No contesta

Gráfico 22. Dificultades para identificar las MTD.


Fuente: elaboración propia.

–68–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a68 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

100%

80%

60%

40% 36%
27%
23%
20%
7%
0%
0%
Metal Industrias Química Residuos Ganadería
minerales intensiva

Gráfico 23. Empresas con mucha o bastante dificultad para identificar la MTD. Análisis sectorial.
Fuente: elaboración propia.

La dificultad para acceder a las MTD identificadas en las empresas de la muestra es mayor.
El porcentaje de empresas que encontraron mucha o b astante dificultad para acceder a
ellas es casi el doble (39%) que las que encontraron ese mismo nivel de dificultad en la
tarea de identificarlas (23%). Los sectores con mayor porcentaje de empresas con mucha
o bastante dificultad son el de las industrias minerales (48%) y el metal (40%), seguidos
a gran distancia por la actividad ganadera (29%) y la industria química (27%).

100%

80%

60%

39%
40%
24%
20% 18% 13%
18%

0%
Mucha Bastante Poca Ninguna No sabe/
dificultad dificultad dificultad dificultad No contesta

Gráfico 24. Dificultades para acceder a las MTD.


Fuente: elaboración propia.

–69–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a69 04/11/09 7:26


100%

80%

60%
48%
40%
40%
27% 29%
20%
20%

0%
Metal Industrias Química Residuos Ganadería
minerales intensiva

Gráfico 25. Empresas con mucha o bastante dificultad para acceder a las MTD. Análisis sectorial.
Fuente: elaboración propia.

Como se señaló en la parte 2 de este trabajo, existe una controversia en cuanto a la


utilización de las MTD en la determinación de los valores límite de emisión. Se hizo
referencia, por ejemplo, a l a opinión de la representación sindical (CCOO y U GT,
2008) que señala que los valores límite que se establecen en muchas AAI son más laxos
y permisivos que los que debieran establecerse a p artir de las MTD consensuadas, y
que determinan los BREF (documentos de referencia europeos de las mejores técnicas
disponibles). Esto implicaría que los valores límite de emisión no estarían ajustados
a las MTD. Con objeto de clarificar en lo posible tal controversia, se incluyó, en el
cuestionario del trabajo de campo, una pregunta que recogiera la opinión de las empresas
con respecto al ajuste de los valores límite de emisión a las MTD.

100%

80%

61%
60%

40%

22%
20% 17%

0%
Sí No No sabe/
No contesta

Gráfico 26. Ajuste de los valores límite de emisión a las MTD.


Fuente: elaboración propia.

–70–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a70 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

Los resultados, presentados en el g ráfico 26, muestran que un 17% de las empresas
encuestadas opinan que las MTD no se ajustan a los valores límite de emisión establecidos
en sus AAI.
Con el o bjetivo de conocer c uál ha sido la penetración de las M TD como opción
escogida por las empresas en los nuevos procesos de innovación fomentados por la
obtención de la AAI, se preguntó a los encuestados cuál de las siguientes fue la solución
tecnológica aplicada en su empresa:
• Sólo se utilizaron MTD.
• Se utilizaron tanto MTD como otras tecnologías no propuestas en el catálogo.
• Se utilizaron sólo tecnologías no incluidas en el catálogo de MTD.
• No sabe / No contesta.

22%
No sabe/No contesta
28%
Sólo MTD

5%
Sólo otras
tecnologías 45%
Combinación MTD
y otras

Gráfico 27. Solución tecnológica aplicada.


Fuente: elaboración propia.

Los resultados (gráfico 27) muestran que en el 28% de las empresas que introdujeron
alguna innovación tecnológica sólo utilizaron MTD. En la mayoría de los casos, la
opción elegida fue una combinación de MTD y o tras tecnologías. Sólo en un 5% se
utilizaron solamente técnicas no recogidas en el catálogo de MTD para el sector.
La información obtenida permite hacer algunos matices entre los sectores analizados
con respecto a la elección de la solución tecnológica aplicada. Como puede observarse
en el gráfico 28, ninguna de las empresas encuestadas del sector ganadero y de residuos
utilizó solamente MTD en sus procesos de innovación relacionados con la AAI; en la
mayoría de los casos (67% y 50% respectivamente) se utilizó una combinación de MTD
y otras tecnologías. Esto podría indicar la existencia de ciertas carencias en las opciones

–71–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a71 04/11/09 7:26


del catálogo MTD para estos sectores y/o un especial peso de las particularidades del
entorno, que aconsejan optar por otras tecnologías. A d iferencia de estos sectores, en
la industria química y l a industria de minerales un alto porcentaje de empresas (40%
en ambos casos) sólo recurrió a las MTD como solución tecnológica.

100%

80%
67%

60% 56%
50%
Metal
40% 40% 40%
40% Industrias minerales

20% 25% Química


20%
11% Residuos
2%
0% 0% 0% 0% 0% Ganadería intensiva
0%
Sólo MTD Combinación MTD Sólo otras tecnologías
y otras

Gráfico 28. Solución tecnológica aplicada en el proceso de innovación relacionado con la AAI.
Análisis sectorial.
Fuente: elaboración propia.

Las razones que se a ducen para explicar el p erceptible desajuste entre las mejores
técnicas disponibles y las soluciones aplicadas son múltiples, aunque la que más destaca
es el elevado coste de su implementación (59%) (gráfico 29). También son relevantes la no
adecuación al problema específico (44%) y la complejidad de la instalación y desarrollo
(34%) o l a no disponibilidad. Todo lo cual refleja los problemas de maduración y
aprendizaje que arrastran las MTD y la necesidad de prestar una mayor atención, por
parte de los responsables públicos, a s u desarrollo. En especial si se q uiere realmente
impulsar la lucha contra la contaminación sin afectar a la competitividad de las empresas.
Este proceso exige una mayor colaboración entre la Administración y l os sectores
productivos a fectados, cosa que no siempre parece que propicien los responsables
europeos, al decir del mundo empresarial.

–72–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a72 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

100%

80%

59%
60%
44%
40% 34%
31%
23% 23%
18%
20%

0%
Porque no existen
MTD que
resuelvan los
desajustes

Porque no están
disponibles

Porque su
instalación y
desarrollo es muy
compleja

Porque no se
adapta bien al
problema

Por su falta
de eficacia

Por su
elevado coste
Gráfico 29. Motivos por los que se descarta el uso de las MTD.
Fuente: elaboración propia.

3.3.4. Incidencia de la directiva IPPC en los aspectos


medioambientales
Los resultados presentados en el apartado dedicado al análisis del impacto de la directiva
sobre la innovación tecnológica evidencian que dicho impacto ha estado principalmente
ligado al cumplimiento de objetivos ambientales. Este esfuerzo innovador debe ser
coherente con las exigencias que la aplicación de la norma impone en relación con
los principales aspectos ambientales de la empresa, de acuerdo con el se ctor al que
pertenezca. En el presente apartado se analizarán los efectos de los cambios introducidos
para la obtención de la AAI en los siguientes indicadores ambientales:
• V ertidos
• Carga contaminante en los vertidos
• Emisiones GEI (gases de efecto invernadero)
• O tras emisiones
• Niveles de ruido
• Generación de residuos
• Porcentaje de residuos destinados a vertedero
• Uso de materias primas
• C onsumo energético

–73–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a73 04/11/09 7:26


Este análisis permitirá conocer no sólo la naturaleza del impacto, es decir, si ha sido
positivo o negativo, sino también el g rado del impacto y las diferencias sectoriales, al
tiempo que establecerá posibles relaciones con otras variables, como la cualificación
en la gestión de la empresa.
Las consecuencias que la aplicación de la directiva IPPC ha tenido sobre el i mpacto
medioambiental de las empresas valencianas varía según el a specto medioambiental
que se considere. Para identificar ciertos rasgos de este distinto efecto, se ha recurrido
a algunos criterios de clasificación que más adelante se explicitan. El gráfico 30 ofrece
una síntesis de tales efectos según aspectos medioambientales. Presenta al colectivo
empresarial de acuerdo con el efecto que la consecución de la AAI ha tenido sobre los
impactos de la empresa (Ha aumentado, No ha tenido efecto, Ha disminuido o No
sabe/No contesta) en los distintos aspectos medioambientales considerados. El gráfico
31 ofrece una mayor desagregación de estos efectos.

100%
Grupo 1 Grupo 2 Grupo 3
80%
68%
60% 60%
60% 55% 55%
52%
47%
42% 41% 41%
39%
40% 34%
31% 26% 32% 32%
28%
25%
20%
20% 14%
12% 11% 10% 12% 10% 12%
9% 8% 5% 4%
1% 1% 2%
0% 0% 0%
0%
Vertidos Carga Emisiones Otras Niveles Generación % de residuos Uso de Consumo
contaminante de GEI emisiones de ruido de residuos destinados materias energético
en vertidos a vertedero primas

Ha aumentado No hay efecto Ha disminuido No sabe/No contesta

Gráfico 30. Impactos en indicadores ambientales de las empresas.


Fuente: elaboración propia.

–74–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a74 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

100%

Grupo 1 Grupo 2 Grupo 3


80%

68%
60% 60%
60%
55% 55%
52%
47%
39% 41%
40%
32%
28%
21% 23% 22%
18%
20% 8%
16% 11% 15%
12% 12% 9% 14% 10% 11% 12% 12%
10%
9%
7% 5% 8% 11% 5% 8% 10% 5%
6% 3% 2%
4% 4% 4% 2%
1% 2% 2%
1% 1% 1%
0%
Vertidos Carga Emisiones Otras Niveles Generación % de residuos Uso de Consumo
contaminante de GEI emisiones de ruido de residuos destinados materias energético
en vertidos a vertedero primas

No sabe/No contesta Ha aumentado mucho Ha aumentado bastante Ha aumentado poco

No ha tenido efectos Ha disminuido poco Ha disminuido bastante Ha disminuido mucho

Gráfico 31. Impacto de la aplicación de la IPPC en los aspectos ambientales.


Fuente: elaboración propia.

Para facilitar el análisis de los resultados presentados, se clasifican los aspectos


ambientales en tres grupos:
– Grupo 1. Aspectos con un alto grado de control previo a la aplicación de la directiva
IPPC debido a l a existencia de una legislación ya consolidada: vertidos, carga
contaminante de vertidos y emisiones a la atmósfera.
– Grupo 2. Aspectos de interés para la administración pública en los que existía
un menor control antes de la aplicación de la directiva debido a que la legislación
correspondiente era reciente o se carecía de herramientas o medios para impulsar
su aplicación real: otras emisiones (principalmente las de focos difusos, como los
de partículas producidas por la industria mineral), niveles de ruido, volumen de
generación de residuos y porcentaje de residuos destinados a vertedero.

–75–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a75 04/11/09 7:26


– Grupo 3. Aspectos controlados por las propias empresas como parte de una política
de disminución de costes y ahorro: uso de materias primas y consumo energético
y de agua.
Como se desprende del gráfico 30, los aspectos ambientales de los grupos 1 y 3 so n
los que se h an v isto a fectados en menor medida por el n uevo procedimiento. El
porcentaje de empresas que no han experimentado ningún cambio como consecuencia
de la aplicación de la normativa IPPC (entre un 55% y u n 68%) es mayor que los
del grupo 2 (entre un 39% y u n 52%). Esta diferencia es coherente con la idea de
que los aspectos ambientales del grupo 2 h abían recibido menor atención antes de
la aplicación de la norma, lo que explica la existencia de un mayor recorrido para la
mejora. También refleja el mayor esfuerzo realizado desde la Administración pública
por mejorar estos aspectos ambientales y reforzar el nuevo marco normativo (Ley de
7/2002, de Protección contra la Contaminación Acústica, Plan Integrado de Residuos
de la Comunidad Valenciana, etc).
Si nos centramos en las empresas que sí han experimentado algún cambio en los citados
aspectos ambientales, el g ráfico 30 permite apreciar con claridad que este impacto ha
sido básicamente positivo en todos los aspectos ambientales analizados, mientras que
el gráfico 31 nos indica que el grado de esta mejora ha sido de nivel medio y alto en un
porcentaje significativo de empresas.
Es de destacar la especial incidencia de la aplicación de la normativa en la generación de
ruido y residuos, así como la disminución de la carga contaminante de los vertidos y la
consiguiente disminución de los residuos destinados a vertedero. La disminución de los
niveles de ruido se ha dado en el 42% de las empresas encuestadas, la disminución de la
generación de residuos en el 41% de los casos, la disminución de la carga contaminante
de los vertidos en el 3 4% y l a disminución del porcentaje de residuos destinados a
vertedero en el 32% de los casos.
También es de destacar el gran número de empresas (28%) que han visto disminuir sus
emisiones distintas a los GEI, pues el alto porcentaje de entidades que no contestaron
este apartado de la encuesta (32%) corresponde, en gran medida, a aquellas que no
generan emisiones diferentes a los GEI, por lo que el peso real de las instalaciones que
sí las generan y que ha mejorado en este concepto es muy considerable.
Todos l os a spectos d estacados c orresponden a l g rupo 2 , e xceptuando l a c arga
contaminante de los vertidos, y so n coherentes con los principales objetivos de la
Administración Pública para la primera etapa de aplicación de la AAI: ruido, residuos y
emisiones. Lo que pone de relieve el éxito de la estrategia también en lo que ha objetivos
específicos respecta.

–76–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a76 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

La reducción de vertidos en el 31% de las empresas, la disminución en el uso de materias


primas o el consumo energético en el 20% y 28% de los casos, así como el descenso de
emisiones GEI (en un 25% de las empresas), muestran también los importantes avances
conseguidos merced al mayor control que ha ejercido la Administración Pública sobre
estos aspectos (vertidos y e misiones) y a l aprovechamiento por parte de las empresas
del proceso de cambio iniciado a e stímulos de la aplicación de la directiva IPPC para
introducir mejoras que permitan disminuir costes (ahorro de insumos y energía).
El c ontrapunto a e stas m ejoras e s q ue u n p equeño p orcentaje d e e mpresas h a
experimentado un aumento, aunque ligero, de algunos aspectos ambientales como
resultado de los cambios impuestos por la A AI. Encontramos, por ejemplo, que la
generación de residuos ha aumentado un poco en el 5% de las empresas encuestadas
y bastante en el 4%. También el c onsumo energético ha aumentado algo en el 4% y
bastante en 1% de las empresas a resultas de las nuevas instalaciones y procesos. Los
efectos en las emisiones son poco significativos, ya que tan sólo un 1% de las empresas ha
aumentado un poco o mucho sus emisiones de GEI y otras emisiones. Entre las razones
que explican estos efectos negativos se puede destacar que la aplicación de tecnologías de
carácter correctivo conlleva un mayor consumo de energía (filtros, depuradoras, etc.).
Con el o bjeto de conocer y c omprender con más detalle los efectos significativos
que la directiva IPPC ha tenido, se r ealiza a c ontinuación un a nálisis sectorial de
sus consecuencias positivas en los aspectos ambientales (gráfico 32) y d e los casos
de empresas que no experimentaron ninguna mejora (gráfico 33). Este análisis nos
permitirá conocer qué sectores son los que han experimentado el m ayor avance a
impulsos de la AAI y s i existe algún sector que evidencia un retraso en la aplicación
de medidas y mejoras.
Los sectores que más avances relativos han experimentado en la disminución de vertidos
y en la carga contaminante de esos vertidos son el sector del metal (60% y 47% de las
empresas del sector han experimentado una mejora en estos aspectos, respectivamente)
y el q uímico (36% y 4 5% de empresas han mejorado en los dos aspectos señalados)
(gráfico 32).

–77–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a77 04/11/09 7:26


100%

80%

66%

60% 60%
55%
50%
47% 45% 45% 45%
42%
40% 41% 40% 38%
40% 36% 38% 36%
34% 36%
31% 30% 31% 32%
27% 27% 30% 28%
30%
28% 28% 28%
27% 27% 27% 27%
25%
20% 20% 20% 20% 20% 20% 20%
20%
14%
13% 10%
7% 9% 7%
7% 7%

0%
Vertidos Carga Emisiones Otras Niveles Generación % de residuos Uso de Consumo
contaminante de GEI emisiones de ruido de residuos destinados materias energético
en vertidos a vertedero primas

Producción y transformación de metales Industrias minerales Industria química Gestión de residuos ganadería intensiva General

Gráfico 32. Los efectos positivos en los aspectos ambientales. Análisis sectorial.
Fuente: elaboración propia.

Este resultado es relevante ya que uno de los principales impactos ambientales generados
por estos sectores son los derivados de los vertidos. Cabe destacar, además, que la
disminución conseguida ha sido elevada en el 7% de las empresas del metal y en el 9%
de las químicas, y significativa en el 20% de las primeras y en el 18% de las segundas.
Es decir, en conjunto, los resultados han sido considerables. En el otro extremo, el sector
ganadero es el que menos avances ha experimentado en los aspectos relacionados con
vertidos (sólo un 7% de las empresas ganaderas han disminuido sus vertidos y un 14%
ha disminuido la carga contaminante de los mismos).

–78–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a78 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

Con respecto a l a disminución de emisiones atmosféricas de GEI, todos los sectores,


con excepción del ganadero, han experimentado mejoras, con un porcentaje similar
de empresas (entre el 27 y 31%). Cabe destacar que la emisión de GEI (metano,
en particular) constituye un impacto importante de las actividades ganaderas; sin
embargo, la posibilidad de control (canalizarlas y aprovecharlas energéticamente) por
las empresas ganaderas es aún reducida, por no decir ínfima, a p esar de los notables
avances tecnológicos experimentados en este campo en los últimos años (producción
de biogás, fundamentalmente). La razón principal es el tamaño de las explotaciones y
la capacidad económica, a lo que cabe añadir el grado de concienciación y la dificultad
de que se generen respuestas colectivas en el propio sector sin una seria implicación de
la Administración.
En el caso de las emisiones atmosféricas distintas a los GEI, el sector químico destaca
claramente frente a los otros sectores, con un 55% de empresas que han experimentado
una mejora en este aspecto. Además, la disminución conseguida ha sido elevada en un
18% de las empresas y significativa en un 27%. La inexistencia de empresas del sector
ganadero que hayan experimentado mejoras en este aspecto obedece a que dicho tipo
de emisiones no se da en esta actividad.
El alto porcentaje de empresas que diminuyó sus niveles de ruido tiene como sector
protagonista a l a i ndustria m ineral. En e ste se ctor, conformado básicamente por
empresas cerámicas, un 66% de las empresas han visto disminuir los niveles de ruido
en procesos como la molienda, preparación de la pasta o la atomización de la materia
prima. El impacto ha sido considerable, pues la reducción ha sido significativa en el
36% de las empresas del sector.
La generación de residuos ha disminuido en un porcentaje similar de empresas en todos
los sectores analizados. Destaca el sector del tratamiento de residuos, en el que el 50% de
las empresas han conseguido mejoras en la generación de rechazo. La industria mineral
y el sector químico destacan por la disminución del porcentaje de residuos destinados a
vertedero, empleando prácticas de reutilización y aprovechamiento de materiales dentro
del mismo proceso productivo.
El sector que más ha destacado en la disminución del uso de materias primas es el
del metal (40% de empresas del sector), mientras que en la disminución del consumo
energético, el se ctor que sobresale es el q uímico (45%). N o obstante, los avances en
todos los sectores para ambos aspectos ambientales han sido muy modestos.

–79–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a79 04/11/09 7:26


100%
93% 93% 93% 93%
86% 86%

80%
80%
71% 73%
70%
67% 68%
67% 67%
64% 63% 64% 64% 64%
63% 60% 59% 60% 60% 60%
60%
55% 55% 53% 55% 55% 55%
50% 52% 53% 50%
47% 48% 47% 47% 47%
45%
43% 41%
40% 41% 40%
39% 36%
40%
30% 30%
27%

20%
20%
9%

0%
Vertidos Carga Emisiones Otras Niveles Generación % de residuos Uso de Consumo
contaminante de GEI emisiones de ruido de residuos destinados materias energético
en vertidos a vertedero primas

Producción y transformación de metales Industrias minerales Industria química Gestión de residuos Ganadería intensiva General

Gráfico 33. Aspectos ambientales que no se han visto afectados. Análisis sectorial.
Fuente: elaboración propia.

El gráfico 33 muestra el porcentaje de empresas de cada sector que no ha experimentado


cambios en los distintos aspectos ambientales analizados. Mientras que en los resultados
generales, la falta de efecto se p odía explicar según el n ivel de control previo de los
distintos aspectos ambientales (ya sea por legislación o control propio de la empresa),
el análisis sectorial permite identificar diferencias en el se ctor ganadero con respecto
a los demás sectores.
Como se ha señalado anteriormente, para el sector ganadero, la aplicación de la norma
IPPC y la obtención de la AAI han supuesto un incremento notable de las exigencias
medioambientales, en un colectivo empresarial con menor capacidad y experiencia para
afrontar las nuevas obligaciones. La Administración pública, siendo consciente de estas
limitaciones, se h a centrado básicamente en un aspecto ambiental en los procesos de
obtención de la AAI en la mayoría de empresas del sector: la gestión de los residuos
(que ha tenido como consecuencia la disminución de la generación de residuos en el
36% de las empresas). Esta situación explicaría los pobres resultados alcanzados por

–80–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a80 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

las empresas del sector ganadero y l os elevados porcentajes de empresas que no han
experimentado ningún cambio en otros aspectos ambientales importantes.
En este sentido, los resultados presentados en el gráfico 33 se explicarían no sólo por la
dirección del esfuerzo desde la Administración pública, sino también por una falta de
cualificación ambiental y de gestión en las empresas, cuando no de capacidad económica,
dadas las inversiones que exigen determinadas actuaciones efectivas.
Con el objeto de conocer el grado de relación entre cualificación ambiental y el impacto
de la norma IPPC en los aspectos ambientales, se compararon los efectos y la cualificación
ambiental de las empresas (distinguiendo las empresas que cuentan con un SGA de las
que no), encontrándose que el g rado de eficacia conseguida en los diferentes aspectos
ambientales considerados es superior en el colectivo de empresas que contaban con un
sistema de gestión ambiental, como se desprende de los cuadros 3, 4 y 5.

V olumen Carga contaminante Emisiones


de vertidos de los vertidos de GEI
Efecto Con SGA Sin SGA Con SGA Sin SGA Con SGA Sin SGA
N .º %N .º %N .º % N .º % N .º %N .º %
Ha aumentado mucho 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha aumentado bastante 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha aumentado un poco 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 1 1% 0 0%
N o ha tenido efectos 44 58% 34 63% 41 53% 30 55% 44 58% 34 62%
Ha disminuido un poco 13 17% 3 6% 16 21% 7 13% 14 18% 7 13%
Ha disminuido bastante 10 13% 6 11% 9 12% 3 6% 5 7% 2 4%
Ha disminuido mucho 3 4% 5 9% 2 3% 7 13% 2 3% 3 6%
N s/N c 6 8% 6 11% 8 11% 7 13% 10 13% 8 15%
TOTAL 76 100% 54 100% 76 100% 54 100% 76 100% 54 100%

Cuadro 3. Impacto ambiental de la norma IPPC en función de la cualificación ambiental de la empresa


(vertidos y emisiones de GEI).
Fuente: elaboración propia.

–81–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a81 04/11/09 7:26


Otras emisiones Niveles de ruido Generación % de residuos
de residuos destinados a vertedero
Efecto Con SGA Sin SGA Con SGA Sin SGA Con SGA Sin SGA Con SGA Sin SGA
N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º %
Ha aumentado mucho 00 % 12 % 00 %0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha aumentado bastante 00 % 00 % 00 %0 0% 2 3% 3 6% 1 1% 1 2%
Ha aumentado un poco 00 % 00 % 00 %0 0% 2 3% 4 7% 2 3% 2 4%
N o ha tenido efectos 27 36% 24 44% 36 47% 25 46% 25 33% 28 52% 34 44% 33 60%
Ha disminuido un poco 12 16% 2 4% 13 17% 10 19% 31 40% 6 11% 24 32% 6 11%
Ha disminuido bastante 11 14% 2 4% 16 21% 11 20% 9 12% 5 9% 8 11% 2 4%
Ha disminuido mucho 6 8% 4 7% 2 3% 3 6% 1 1% 1 2% 1 1% 0 0%
N s/N c 20 26% 21 39% 9 12% 5 9% 6 8% 7 13% 6 8% 10 19%
TOTAL 76 100% 54 100% 76 100% 54 100% 76 100% 54 100% 76 100% 54 100%

Cuadro 4. Impacto ambiental de la norma IPPC en función de la cualificación ambiental de la empresa


(otras emisiones, ruido y residuos).
Fuente: elaboración propia.

Uso de materias primas Consumo energético


Efecto Con SGA Sin SGA Con SGA Sin SGA
N .º N
% .º N
% .º N
% .º %
Ha aumentado mucho 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha aumentado bastante 0 0% 2 4% 0 0% 1 2%
Ha aumentado un poco 1 1% 0 0% 3 4% 2 4%
N o ha tenido efectos 53 70% 35 64% 40 52% 31 56%
Ha disminuido un poco 14 18% 6 11% 21 28% 8 15%
Ha disminuido bastante 1 1% 3 6% 4 5% 2 4%
Ha disminuido mucho 2 3% 0 0% 2 3% 0 0%
NNs/ c 5 7% 8 15% 6 8% 10 19%
TOTAL 76 100% 54 100% 76 100% 54 100%

Cuadro 5. Impacto ambiental de la norma IPPC en función de la cualificación ambiental de la empresa


(consumo de materias primas y energía).
Fuente: elaboración propia.

–82–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a82 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

De acuerdo con estos resultados, existiría una relación entre cualificación ambiental y
aprovechamiento positivo de los cambios requeridos por la directiva IPPC. Es decir,
que frente a las nuevas exigencias de la norma, aquellas empresas que contaban con una
mayor cualificación ambiental (SGA) tienen más probabilidades de alcanzar mejores
resultados en los diferentes aspectos ambientales que las menos cualificadas. Sin olvidar
que, con toda probabilidad, ya partían de niveles de impacto menores.
Se preguntó a l as empresas si consideraban que los logros conseguidos se ajustaban a
las medidas y esfuerzos realizados. En general la respuesta ha sido positiva (64% de los
casos), si bien un 15% de empresas no comparten esta opinión (gráfico 34).

100%

80%
64%

60%

40%

21%
20% 15%

0%
Sí No No sabe/No contesta

Gráfico 34. Resultado ambiental obtenido proporcionado con las medidas adoptadas.
Fuente: elaboración propia.

Como puede apreciarse en el gráfico 35, el sector ganadero presenta el porcentaje mayor
de empresas que considera que los resultados no se ajustan a los esfuerzos realizados,
seguidos del químico, con un 27%.

–83–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a83 04/11/09 7:26


100%

80%
73% 71%
63%
60% 60%
60%

40%
29%
27%

20% 13% 13%


10% Es proporcional

No es
0% proporcional
Metal Industrias Química Residuos Ganadería
minerales intensiva

Gráfico 35. Proporcionalidad entre el resultado ambiental obtenido y las medidas adoptadas. Ánalisis
sectorial.
Fuente: elaboración propia.

Como se verá en el siguiente apartado, los niveles de inversión en el sector químico


son elevados, lo que podría explicar el alto porcentaje de empresas que no consideran
los resultados obtenidos como proporcionales a las medidas aplicadas. En el caso
del sector ganadero, las inversiones realizadas son relativamente de pequeña cuantía,
aunque la capacidad económica de las empresas, en general, también lo es, al igual que
la cualificación ambiental del empresariado. Esto lleva a pensar que, en este último caso,
la razón del desajuste entre esfuerzo y resultados obtenidos sea el atraso, la inmadurez
tecnológica, la falta de cualificación ambiental y l a propia capacidad económica, que
explica en buena medida las anteriores carencias.

3.3.5. Los aspectos económicos de la directiva IPPC


El impacto económico era una de las principales preocupaciones empresariales con
motivo de la implantación de la directiva. Un primer indicador de este impacto es el
nivel de inversión realizada para llevar a cabo los cambios requeridos por la AAI. Un
segundo aspecto importante es la incidencia en los costes de funcionamiento de la
empresa. Pero también es relevante considerar las consecuencias que sobre el c apital
humano ha tenido esta medida.

–84–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a84 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

La inversión, como es lógico, varía según el tamaño de la instalación y las características


de la actividad productiva, de ahí que la inversión haya sido muy variable. Para la
mayoría de las instalaciones (un 64% de las que han contestado a e sta cuestión con
la suficiente precisión), la inversión necesaria para adaptarse a la norma IPPC ha sido
inferior a un millón de euros (gráfico 36). En el otro extremo está el grupo que ha
invertido más de 20 millones. Pero es importante tener en cuenta que casi una tercera
parte de las instalaciones que han aportado información a e ste respecto han gastado
menos de 100.000 euros para conseguir la AAI.

100%

80%
Inversión realizada

60%

40%
32% 32%
22%
20%
6% 4% 5%
3%
0%

No contesta
y 10.000.000
Menos de
100.000
euros

Entre
100.001
y 1.000.000
de euros

Entre
1.000.001
y 5.000.000
de euros

Entre
5.000.001
de euros

Entre
10.000.001
y 20.000.000
de euros

Más de
20.000.000
de euros

No sabe/
Gráfico 36. Inversión realizada.
Fuente: elaboración propia.

Las mayores inversiones realizadas para adaptar las empresas a los requisitos que impone
la aplicación de la directiva IPPC se concentran en dos sectores: el químico y el cerámico.
Hay que decir que las inversiones han sido muy altas en las actividades de combustión
o energéticas (en todos los casos superiores a l os diez millones de euros), pero no se
han incluido en el análisis sectorial al no ser la muestra significativa (dos empresas de
las cinco afectadas en este sector en la Comunidad Valenciana). Por otro lado, se puede
apreciar que en los demás sectores analizados (metal, gestión de residuos y ganadero)
las inversiones son en todos los casos menores al millón de euros, destacando el sector
ganadero, donde un 79% de las empresas señalaron haber realizado una inversión menor
a los 100.000 euros (el resto de las empresas del sector no sabe o no contesta). Qué duda
cabe de que el t amaño empresarial, el m ínimo crítico viable de las instalaciones y l a
complejidad del proceso productivo en los distintos sectores, se e ncuentra en la base
de esta desigualdad.

–85–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a85 04/11/09 7:26


100%

80% 79%

60%
47% 44%
40%
40% 33% 36% 36%
30%
Menos de 100.000
euros
19% 18%
20% 16% Entre 100.000 y
1.000.000 de euros
0% 0% 0% 0% Más de 1.000.000 de euros
0%
Metal Industrias Química Residuos Ganadería
minerales intensiva

Gráfico 37. Tamaño de la inversión realizada. Ánalisis sectorial.


Fuente: elaboración propia.
Estos niveles de inversión han significado un gran esfuerzo para todas las empresas
implicadas, y a unque muchas de ellas esperan recibir un retorno a e sta inversión, en
la mayoría de las instalaciones (56%) no se h a sido capaz de estimar el p eriodo de
recuperación de la misma (gráfico 38).

100%

80%

60%
56%

40%

18%
20% 11% 11%
4%

0%
Hasta
2 años

Entre 2 y
5 años

Entre 5 y
10 años

Más de
10 años

No sabe/
No contesta

Gráfico 38. Periodo estimado de retorno de la inversión.


Fuente: elaboración propia.

–86–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a86 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

Otro indicador de las consecuencias económicas para las empresas de la directiva


IPPC es la incidencia en los gastos corrientes de la empresa debida a los cambios en
los procesos productivos generados por la AAI. Se preguntó a las empresas cuál había
sido el efecto en los siguientes tipos de gasto:
• G asto energético
• Gasto en consumo de agua
• Gasto en materias primas
• Gestión de residuos
• Gestión de aguas residuales
• C ostes laborales
• Costes de mantenimiento
Al igual que se h izo en el a partado anterior, se h an agrupado los distintos conceptos
de gasto en tres grupos:
• Grupo 1: gastos en suministros y materias primas
• Grupo 2: gastos en gestión de residuos y desechos
• Grupo 3: gastos de operación
Como puede observarse en el gráfico 39, los gastos en insumos (grupo 1) son los únicos
en los que el porcentaje de empresas que han logrado disminuirlos (28% en el caso del
gasto energético, 27% en el consumo de agua y 12% en el consumo de materias primas)
es mayor que el de empresas que han experimentado un aumento en los mismos (14%,
3% y 8% respectivamente). En cualquier caso, esto pone de relieve que la AAI es no
sólo una fuente de gastos, sino también de beneficios cuando los cambios se a doptan
con una perspectiva de aprendizaje y de gestión orientados por la ecoeficiencia. Algo
que la mayoría de las empresas afectadas aún no ha asimilado, como lo demuestra el
gran porcentaje de las que no han experimentado cambios en estos gastos.
Lo que acaba de decirse se reafirma al observar el impacto en otras partidas de gasto,
como la gestión de residuos. En los gastos de gestión de residuos y desechos (grupo
2) y e n los gastos de operación (grupo 3), el i mpacto negativo, es decir, el p orcentaje
de empresas que ha sufrido un aumento en estos gastos, es mayor que el positivo. Sin
embargo, mientras que en el caso de los gastos de gestión de residuos y desechos la
diferencia entre los porcentajes de empresas con un impacto negativo y positivo es muy
reducida, en los gastos del grupo 3, la disparidad entre el número de empresas con un
impacto negativo sobre las que han visto disminuir este tipo de gasto es considerable.
Estos resultados son el r eflejo del proceso de adaptación a u n nuevo escenario de
mayores exigencias ambientales (impacto en gastos del grupo 2 y 3), así como también
de la mayor concienciación de las empresas en relación al ahorro de insumos en los
procesos productivos (impacto en gastos del grupo 1). El aumento en los costes laborales
respondería a la creación de nuevos puestos de trabajo, como podremos comprobar

–87–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a87 04/11/09 7:26


más adelante, mientras que el a umento en los costes de mantenimiento estaría ligado
a las nuevas o mayores exigencias de las nuevas tecnologías introducidas, especialmente
las de carácter correctivo.
El aumento en los gastos de gestión de residuos y desechos en algunas empresas se
explicaría por el m ayor esfuerzo en la correcta gestión de residuos y vertidos exigida
por la AAI.

100%

Grupo 1 Grupo 2 Grupo 3

80%

66%

58% 59%
60%
50%
45% 45%

40%
33%
28% 29% 28% 28%
27% 25% 24%
18%
20% 14% 13% 12% 12% 13% 12% 12%
8% 9% 10% 12%
3% 5%

0%
Gasto energético Consumo de agua Materias primas Gestión de residuos Gestión de aguas Costes laborales Costes de
residuales mantenimiento

Ha ido en aumento No ha tenido efectos Ha disminuido No sabe/No contesta

Gráfico 39. Impacto de la aplicación de la norma IPPC en el gasto corriente de la empresa.


Fuente: elaboración propia.

El n ivel de impacto en los gastos de f uncionamiento es bastante variable, como se


puede apreciar en el gráfico 40, si bien en la mayoría de empresas en las que los gastos
han variado este cambio ha sido moderado. Las variaciones muy significativas (ha
aumentado mucho y h a disminuido mucho) son apenas perceptibles (entre el 1 y el 3 %
de las empresas han contestado haber experimentado este tipo de efecto), concentrándose
las respuestas en el efecto nulo (el mayor) y el poco relevante (aumentado un poco o
disminuido un poco). Tampoco puede considerarse relevante el número de empresas
que han experimentado un cambio de cierta significación en los mencionados gastos
(ha aumentado bastante o disminuido bastante).

–88–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a88 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

100%
Grupo 1 Grupo 2 Grupo 3

80%

59%
60% 58%

45% 45%
39%
40%
29% 28%
25% 23%
20%
20% 18%
16% 15% 13%
13% 12% 13% 14%
2% 9% 12% 12% 11% 12%
8% 9% 8%
6% 3% 3% 5% 5% 5% 4%
4% 3% 3% 4% 2%
0% 2% 2% 2% 2% 1%0%
0% 0% 0% 1% 0% 0% 0% 0% 0%
0%
Gasto energético Consumo de agua Materias primas Gestión de residuos Gestión de aguas Costes laborales Costes de
residuales mantenimiento

Ha aumentado mucho Ha aumentado bastante Ha aumentado un poco No ha tenido efectos


Ha disminuido un poco Ha disminuido bastante Ha disminuido mucho No sabe/No contesta

Gráfico 40. Grado del impacto de la aplicación de la IPPC en el gasto corriente de la empresa.
Fuente: elaboración propia.

Esto permitiría inferir que, para la mayoría de empresas, el impacto de la aplicación de la


directiva IPPC sobre sus costes de funcionamiento ha sido nulo o muy moderado en
la casi totalidad de conceptos de gasto, y q ue sólo en los costes de mantenimiento se
aprecia un mayor efecto. Un efecto que no pocas empresas han podido compensar con
reducciones de coste en suministros y gestión de residuos. La información disponible
no nos permite, sin embargo, hablar de la importancia del saldo, aunque el análisis
sectorial permitirá echar algo más de luz sobre la cuestión.
La descomposición sectorial de la información (gráfico 41) permite deducir algunas
razones de los cambios que se h an producido en los costes de las empresas afectadas.
Uno de los resultados que destaca es el alto porcentaje de empresas del sector ganadero
que han v isto aumentada la partida de gasto en gestión de residuos (86%). Según
la entrevista realizada a l os responsables del proceso de t ramitación de l a A AI
en la Conselleria de Medio A mbiente, Agua, Urbanismo y V ivienda, el p rincipal
avance que se ha conseguido en este sector ha sido la gestión adecuada de los residuos
ganaderos. Este avance, muy importante en una actividad con un impacto especialmente
centrado en los residuos, ha implicado el fin de prácticas como la quema de residuos o

–89–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a89 04/11/09 7:26


la disposición inadecuada de los mismos, obligando a l a mayoría de estas empresas a
contratar los servicios de gestores autorizados, lo que ha elevado considerablemente los
costes de su gestión. El mismo motivo podría explicar el alto porcentaje de empresas del
sector que han experimentado un aumento en los costes de gestión de aguas residuales.
En realidad, la elevación de los costes de gestión en este caso es el resultado de la
eliminación de una práctica perversa mediante la internalización de los costes externos
de la actividad productiva, que en la situación originaria no sólo suponían un coste que
asumía la sociedad, sino también una manifestación de la competencia desleal existente
con respecto a los que sí cumplían con la normativa vigente.
Puesto que en este sector son poco perceptibles la reducción de costes en suministros
y m aterias primas, resulta e vidente que el i ncremento a gregado de los c ostes de
funcionamiento con la aplicación de la directiva IPPC ha sido de relativa consideración.
Fenómeno que no hay que atribuir sólo al impacto del mayor rigor ambiental, sino
también a la escasez de capacidades técnicas y gerenciales, cuando no económicas, de
esta actividad en la Comunidad Valenciana.
En todos los sectores, un porcentaje similar de empresas ha experimentado un aumento
en sus costes de mantenimiento (un 27% de empresas del sector del metal, un 40% del
sector de residuos, un 50% del sector ganadero, un 52% de industrias minerales y un
55% del sector químico). El porcentaje de empresas de la muestra general (50%) que
ha experimentado un aumento en esta partida de gasto es coherente con el porcentaje
de empresas de la muestra que han introducido nuevas tecnologías (especialmente
correctivas) en el proceso de obtención de la AAI, lo que explicaría el aumento de los
costes de mantenimiento.
En otro orden de cosas, no se ha encontrado ninguna relación clara entre la cualificación
en la gestión de la empresa (utilización de sistemas de gestión ambiental, de gestión de
calidad, de prevención de riesgos laborales o de responsabilidad social empresarial) y
el impacto de la aplicación de la directiva en los conceptos de gasto corriente de los
grupos 1 y 3. Esta relación sí es perceptible en los gastos del grupo 2. Es decir, que las
empresas que contaban con un sistema de gestión ambiental o un sistema de gestión de
la calidad han aprovechado los cambios realizados a r aíz de la norma para disminuir
sus costes en la gestión de residuos y desechos.
Resulta reconfortante apreciar que también algunas empresas menos avanzadas en la
utilización de tecnologías limpias han sacado partido de las oportunidades que brinda
la revisión de su sistema productivo a instancias de la presión institucional, haciendo
de la necesidad de cumplir la norma, virtud económica mediante la introducción de
prácticas que reducen el c onsumo de luz y a gua y l a generación de residuos. Lo que
viene a indicar que han entrado en un proceso de aprendizaje informado por el criterio
de ecoeficiencia.

–90–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a90 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

100%

86%

80%

60% 57%
55%
52% 50%

40%
40% 36%
30% 30%
27% 27% 27%
25%
20% 20% 20%
20% 20%
20% 16%
13% 13%
9% 9%
7% 7%
3%
0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0%
0%
Gasto energético Consumo de agua Materias primas Gestión de residuos Gestión de aguas Costes laborales Costes de
residuales mantenimiento

Producción y transformación de metales Industrias minerales Industrias químicas Gestión de residuos Ganadería intensiva

Gráfico 41. Aumento del gasto corriente de las empresas. Ánalisis sectorial.
Fuente: elaboración propia.

Se ha buscado, finalmente, conocer el impacto de la AAI en el empleo. Para ello se ha


preguntado a las empresas, en primer lugar, si contaban con un encargado responsable de
la adaptación a la normativa IPPC. Como puede verse en el gráfico 42, la gran mayoría
de empresas (64%) afirman tener a u na persona encargada de esta tarea. Aunque no
existen diferencias importantes entre los sectores, es en el sector ganadero donde menos
presente se encuentra esta figura (74% de las instalaciones), lo que no es de extrañar
dadas las características de las empresas, especialmente en lo que respecta al tamaño
y cualificación de plantilla, y el atraso en materia de gestión ambiental y de aplicación
de tecnologías más limpias.

–91–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a91 04/11/09 7:26


100%

84%
80%

60%

40%

20% 13%
3%
0%
Sí No No sabe/No contesta

Gráfico 42. Empresas que cuentan con encargado de adaptación a la normativa.


Fuente: elaboración propia.

A pesar de que la mayoría de empresas ha señalado que cuenta con un encargado para
cumplir con las exigencias de la directiva IPPC, esto no significa que haya existido
un impacto positivo significativo en el e mpleo. Como se d esprende de los resultados
representados en el g ráfico 43, el e ncargado en esta tarea ha sido designado entre los
miembros de la plantilla ya existente, pues tan sólo en un 16% de los casos se han creado
nuevos puestos de trabajo a raíz de la aplicación de la norma.

100%

82%
80%

60%

40%

20% 16%

2%
0%
Sí No No sabe/No contesta

Gráfico 43. Creación de nuevos puestos de trabajo.


Fuente: elaboración propia.
Si tenemos en cuenta que un 24% de las empresas ha indicado que sus costes laborales
se incrementaron como consecuencia de la aplicación de la directiva, en un 16% de
los casos este aumento estaría relacionado con la contratación de nuevo personal (ya
sea para la tramitación y m antenimiento de la autorización ambiental o p ara realizar
tareas técnicas necesarias para su cumplimiento), y en el 8% restante, el incremento

–92–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a92 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

podría explicarse por un mayor número de horas de trabajo o p or un aumento de la


remuneración debido a una superior carga de trabajo o a las nuevas competencias de los
empleados que han asumido la responsabilidad de conseguir y hacer el seguimiento de
la AAI. Aunque no hay que descartar que, en algunos casos, este mayor coste laboral
se haya atribuido a la contratación de servicios externos para llevar a cabo el proceso
de tramitación administrativa o la adaptación técnica.
El efecto más importante sobre el factor humano de las empresas ha sido la formación
para adaptarse a l os cambios que la norma ha impuesto o q ue se h an generado por
efecto inducido. En el 52% de las instalaciones (gráfico 44) se llevaron a cabo acciones
formativas para afrontar el reto de la AAI. Este resultado es coherente con el nivel de
complejidad encontrado en el proceso de obtención de autorización y de la aplicación
general de la directiva IPPC.

100%

80%

60% 52%
42%
40%

20%
6%

0%
Sí No No sabe/No contesta

Gráfico 44. Realización de acciones formativas de adaptación a la norma IPPC.


Fuente: elaboración propia.

Según puede apreciarse en el siguiente cuadro, las empresas con una mayor cualificación
en la gestión de la calidad, medio ambiente y p revención de riesgos laborales, y m ás
comprometidas con la excelencia a través de la aplicación de sistemas de responsabilidad
social empresarial, han apostado en mucha mayor medida por la formación de su capital
humano para afrontar adecuadamente el nuevo escenario creado por la directiva IPPC.

–93–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a93 04/11/09 7:26


SGC SGA RSE SPRL
Realizaciones Total
formativas Tiene No tiene Tiene No tiene Tiene No tiene Tiene No tiene
N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º %
Sí 53 60% 14 33% 49 64% 18 33% 21 78% 46 45% 50 64% 17 33% 67 51%
N o 33 38% 21 50% 25 33% 29 54% 6 22% 48 46% 26 33% 28 54% 54 42%
N s/N c 2 2% 7 17% 2 3% 7 13% 0 0% 9 9% 2 3% 7 13% 9 7%
TOTAL 88 100% 42 100% 76 100% 54 100% 27 100% 103 100% 78 100% 52 100% 130 100%

Cuadro 6. Realización de acciones formativas de adaptación de la norma IPPC según la cualificación en


la gestión de la empresa.
Fuente: elaboración propia.

Por otro lado, el análisis sectorial (gráfico 45) nos permite identificar al químico y el de residuos
como los sectores que más han apostado por la formación de sus trabajadores, mientras que
las empresas del sector ganadero y del metal serían las menos proclives a hacerlo.

100%

80%
73%
67%
60%
60% 53%
50%
41% 40%
40%
29%
27% 27% Sí
19% 21%
20%
No
7% 6%
0% 0% No sabe/
0% No contesta
Metal Industrias Química Residuos Ganadería
minerales intensiva

Gráfico 45. Realización de acciones formativas de adaptación a la norma IPPC. Análisis sectorial.
Fuente: elaboración propia.

3.3.6. Efectos ambientales, sociales y económicos de la directiva


IPPC
Las consecuencias de la aplicación de la directiva en el funcionamiento, posicionamiento
estratégico y rentabilidad económica de las empresas que han conseguido la AAI en la
Comunidad Valenciana puede vislumbrarse a través de las respuestas obtenidas sobre
el efecto de dicha aplicación en las siguientes variables:

–94–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a94 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

• C ompetitividad
• I magen
• S eguridad
• S alubridad
• I mpacto ambiental
• Re ntabilidad económica
Los datos que a continuación se analizan simplemente reflejan la valoración que desde
las empresas se h ace de los efectos en estos conceptos de la obtención de la AAI. La
influencia sobre la competitividad expresa el c ambio (real o e sperado) en la posición de
la empresa en los mercados, que en síntesis se manifiesta en la variación de la cuota de
mercado.
Como se d esprende del cuadro 7, el e fecto sobre las distintas variables consideradas
es muy desigual, aunque hay una inferencia general: mientras que el e fecto sobre las
variables ambientales y so ciales es absolutamente positivo, en mayor o m enor grado,
hay más disparidad en lo referente a l os efectos de índole económica. El efecto sobre
la seguridad, la salubridad y el medio ambiente es considerado como positivo por la
gran mayoría de las empresas. Lo que viene a i ndicar que los objetivos de la directiva
de reducir el impacto medioambiental de las actividades altamente contaminantes y de
preservar la salud y se guridad de las personas parecen conseguirse en opinión de los
responsables de las empresas.

Efecto Competi- Imagen Seguridad Salubridad Impacto Rentabilidad


tividad ambiental económica
N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º %
N s/N c 14 11% 12 9% 13 10% 13 10% 9 7% 23 18%
Ha empeorado mucho 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 1 1%
Ha empeorado bastante 2 2% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 9 7%
Ha empeorado un poco 10 8% 1 1% 0 0% 0 0% 0 0% 34 26%
No ha tenido efectos 78 59% 48 37% 49 38% 49 38% 20 15% 47 36%
Ha mejorado un poco 21 16% 42 32% 52 40% 50 38% 64 49% 11 8%
Ha mejorado bastante 3 2% 21 16% 14 11% 17 13% 31 24% 4 3%
Ha mejorado mucho 2 2% 6 5% 2 2% 1 1% 6 5% 1 1%
TOTAL 130 100% 130 100% 130 100% 130 100% 130 100% 130 100%

Cuadro 7. Impacto de la norma IPPC sobre el funcionamiento y resultados de las empresas.


Fuente: elaboración propia.

–95–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a95 04/11/09 7:26


El que haya un porcentaje relativamente significativo de empresas que manifiesten
que no ha mejorado la seguridad y la salubridad con la implantación de la directiva
no significa que no se haya conseguido el objetivo con la medida, sino que ya se había
alcanzado con anterioridad o q ue sólo se h a considerado el e fecto sobre la salud y l a
seguridad en el puesto de trabajo, no en el entorno. Las que así contestan son las empresas
más avanzadas en materia de gestión de la calidad, gestión ambiental y seguridad en el
trabajo. N o hay que olvidar, por otro lado, que esta cuestión es la que preocupa más
a los sindicatos, la más vigilada y l a que con toda probabilidad más ha preocupado a
las empresas. Esta última razón podría también explicar el q ue la mayor parte de las
empresas cuya contestación es de índole positiva no consideren que las mejoras han
sido significativas (cerca del 80% indican que tanto la seguridad como la salubridad
han mejorado un poco o nada).
El efecto sobre el impacto medioambiental de la actividad es más satisfactorio. En torno
a un 30% responden que ha mejorado bastante o mucho, y un 49% un poco. Sólo el 15%
responde que no ha tenido efectos. Esto viene a indicar que la aplicación de la directiva
IPPC ha tenido resultados claramente positivos a nivel agregado en su principal razón
de ser, la protección ambiental, que a su vez incrementa la seguridad y salubridad en el
entorno de la empresa. La consecución de la AAI ha obligado a las empresas a ser más
rigurosas en el c ontrol de sus emisiones y r esiduos de lo que las normas sectoriales de
aplicación previa exigían.
Es importante constatar que este efecto positivo en el impacto de la actividad productiva
sobre el e ntorno de la instalación se h a traducido en una mejora constatada por la
empresa de su imagen social. Un 21% por ciento de las empresas considera que tal efecto
ha sido importante o muy importante y un 32% que ha tenido alguna importancia.
El impacto sobre los resultados económicos es más variable. Para la mayoría de las
empresas (59%) la competitividad no se ha visto afectada de forma perceptible, al
menos a c orto plazo. Lo que no resulta extraño, dado el p oco tiempo transcurrido y
la complejidad de la relación entre una medida de esta naturaleza y el desarrollo de
capacidades que se t raduzcan en resultados perceptibles en el mercado, tal y c omo se
indicaba más arriba (partes 1 y 2). Es por esto que hay que atribuirle gran importancia
al hecho de que un 16% haya percibido cierta mejora y un 4% bastante o mucha; y que
sólo un 2% considere que ha afectado bastante negativamente a su competitividad y un
8% que la haya afectado en escasa medida.
Los efectos negativos sobre la rentabilidad han sido algo mayores. Lo que indica que
la medida, al obligar a llevar a cabo ciertas inversiones no consideradas productivas y a
los gastos de implantación y funcionamiento adicionales, ha afectado a la rentabilidad
a corto plazo de las empresas. Especialmente de aquellas que no se han beneficiado de
mejoras en la ecoeficiencia. A pesar de ello, un 36% de las empresas no han experimentado
quebranto alguno en su rentabilidad y u n 12% la han mejorado. Además, el 2 6% ha
experimentado poca merma en su rentabilidad y sólo un 8% manifiesta que ésta ha
sido significativa o m uy importante. En suma, aunque el e fecto sobre la rentabilidad
–96–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a96 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

ha sido dispar, en general, o bien no ha tenido consecuencias para la empresa o ha sido


perfectamente asumible; en algunos casos los beneficios son ya perceptibles.
De cuanto se viene diciendo se desprende que no sólo la aplicación de la directiva IPPC
está cumpliendo con los objetivos de carácter medioambiental y social que ha sido su
razón de ser, sino que esto se ha conseguido sin merma de la rentabilidad de una parte
muy significativa de las empresas, o c on un impacto asumible por las que sí se h an
resentido; y en modo alguno ha afectado de manera significativa a la competitividad
de las empresas afectadas, según su propia opinión.
Los efectos medioambientales de la aplicación de la directiva IPPC varían según los
sectores (cuadro 8). Aunque es en la actividad ganadera donde más empresas reconocen
haber disminuido el impacto de su actividad (un 93% reconoce haber mejorado en este
concepto), el grado de mejora reconocido no es, sin embargo, considerado de relevancia,
ya que el 86% declaran haber mejorado un poco. Esto puede reflejar más una cuestión
de actitud frente a la medida que el auténtico impacto ambiental de la misma.
Es e n l as i ndustrias q uímica y d e m inerales d onde m ás se v alora l a i ncidencia
medioambiental de la AAI, pues además de reconocer (en torno al 90% de las empresas)
los efectos positivos que su obtención ha generado, más del 35% consideran que el efecto
ha sido significativo o m uy importante. También en el se ctor de gestión de residuos y
metal los efectos de cierta significación, aunque menores, son relevantes, con un porcentaje
superior al 20% de empresas que reconocen mejoras importantes o muy importantes.

Impacto ambiental Total Metal Industrias Química Residuos Ganadería Agroalimentaria


minerales intensiva y bebidas

N .º % N .º %
N .º %
N .º % N .º % N .º % N .º %
Ha empeorado mucho 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha empeorado bastante 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha empeorado un poco 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
N o ha tenido efectos 20 15% 4 27% 9 14% 1 9% 4 40% 1 7% 0 0%
Ha mejorado un poco 64 49% 7 46% 29 46% 6 55% 2 20% 12 86% 5 83%
Ha mejorado bastante 31 24% 1 7% 20 31% 3 27% 3 30% 1 7% 1 17%
Ha mejorado mucho 6 5% 2 13% 0 0% 1 9% 0 0% 0 0% 0 0%
N N
s/ c 9 7% 1 7% 6 9% 0 0% 1 10% 0 0% 0 0%
TOTAL 130 100% 15 100% 64 100% 11 100% 10 100% 14 100% 6 100%

Cuadro 8. Impacto de la norma IPPC sobre los efectos ambientales2.


Fuente: elaboración propia.
2 En los cuadros 8, 9, 10, 11, 12 y 13 se muestran los resultados de los sectores más representativos.

–97–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a97 05/11/09 7:21


Por lo que respecta a l os efectos sobre la seguridad y s alubridad, también aparecen
algunas diferencias entre sectores (cuadros 9 y 10). Las actividades que más acusan la
mejora son la ganadería y las industrias minerales. De nuevo se repite el sesgo actitudinal
de la valoración de la actividad ganadera, donde más del 70% reconocen haber mejorado,
pero sólo aceptando un débil impacto. La valoración de las empresas del segundo sector
es más ponderada, con un 13% que manifiestan haber mejorado bastante y u n 42%
(seguridad) y 48% (salubridad) que declaran haber mejorado algo.
El efecto estimado de la aplicación de la normativa en la seguridad y la salubridad por
parte de las empresas de los sectores químico y d el metal es más modesto. El 50% o
más estiman que no ha afectado a e stas variables (en el se ctor químico el p orcentaje
de empresas que piensan así es mayor que en el d el metal), pero algunas empresas
consideran, sin embargo, que su incidencia ha sido significativa (18% en relación con la
seguridad en el caso del sector químico y 13% en la salubridad en el sector del metal).
En el sector de gestión de residuos es donde el impacto parece haber sido menor, aunque
un 30% de las empresas considera que la salubridad ha mejorado bastante.

Seguridad Total Metal Industrias Química Residuos Ganadería Agroalimentaria


minerales intensiva y bebidas

N .º %
N .º % N .º % N .º %
N .º % N .º % N .º %
Ha empeorado mucho 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha empeorado bastante 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha empeorado un poco 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
N o ha tenido efectos 49 38% 7 46% 21 33% 6 55% 5 50% 4 29% 1 17%
Ha mejorado un poco 52 39% 6 40% 27 42% 3 27% 2 20% 9 64% 4 66%
Ha mejorado bastante 14 11% 1 7% 8 13% 2 18% 1 10% 1 7% 0 0%
Ha mejorado mucho 2 2% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
N s/N c 13 10% 1 7% 8 13% 0 0% 2 20% 0 0% 1 17%
TOTAL 130 100% 15 100% 64 100% 11 100% 10 100% 14 100% 6 100%

Cuadro 9. Impacto de la norma IPPC sobre la seguridad laboral de las empresas.


Fuente: elaboración propia.

–98–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a98 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

Salubridad Total Metal Industrias Química Residuos Ganadería Agroalimentaria


minerales intensiva y bebidas

N .º % N .º %
N .º %
N .º % N .º %
N .º % N .º %
Ha empeorado mucho 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha empeorado bastante 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha empeorado un poco 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
No ha tenido efectos 49 38% 8 53% 18 28% 7 64% 4 40% 4 29% 3 50%
Ha mejorado un poco 50 38% 4 27% 31 48% 3 27% 0 0% 9 64% 2 33%
Ha mejorado bastante 17 13% 2 13% 8 13% 1 9% 3 30% 1 7% 0 0%
Ha mejorado mucho 1 1% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
N s/N c 13 10% 1 7% 7 11% 0 0% 3 30% 0 0% 1 17%
TOTAL 130 100% 15 100% 64 100% 11 100% 10 100% 14 100% 6 100%

Cuadro 10. Impacto de la norma IPPC sobre la salubridad de las empresas.


Fuente: elaboración propia.

Los efectos sobre el posicionamiento estratégico de la empresa difieren a nivel sectorial


(cuadro 11), si bien su escasa incidencia en general, por lo que se comentaba más arriba,
hace que tales diferencias no sean muy relevantes. En sectores cuyas empresas funcionan
con concesiones administrativas y c on precio regulado, como es el d e la gestión de
residuos, es lógico que se c onsidere que la obtención de la AAI no haya influido en
la competitividad, y s í en la rentabilidad, con ligeras reducciones de ésta en algunos
casos, aunque la mayoría no manifiesta haber sufrido merma alguna. Tampoco ha
sido muy significativa la influencia sobre la competitividad en los sectores químico y
del metal, aunque en el primer caso parece haber afectado más en sentido negativo, si
bien de forma poco sensible, que en sentido positivo. En el segundo caso, el sector del
metal, sólo aparecen empresas beneficiadas, aunque de manera moderada. En el sector
ganadero tampoco se aprecian efectos significativos sobre esta variable, aunque un 21%
de la muestra reconoce ligeras mejoras.
Sólo en el sector agroalimentario y en las industrias minerales se aprecian más efectos
sobre esta variable. En el se ctor agroalimentario dos tercios de la muestra reconocen
haber experimentado cambios, la mitad en sentido positivo y la otra mitad de carácter
negativo, aunque de forma moderada en ambos casos. En las industrias minerales, si
bien un 55% no reconoce efecto alguno, más de un 20% declara haber mejorado su
posición competitiva merced a l os cambios introducidos, en algunos casos de forma
sensible. También un 11% de las empresas considera que su posición ha empeorado.

–99–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a99 04/11/09 7:26


Competitividad Total Metal Industrias Química Residuos Ganadería Agroalimentaria
minerales intensiva y bebidas

N .º % N .º %
N .º %
N .º % N .º % N .º % N .º %
Ha empeorado mucho 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha empeorado bastante 2 2% 0 0% 1 2% 0 0% 0 0% 1 7% 0 0%
Ha empeorado un poco 10 8% 0 0% 6 9% 2 18% 0 0% 0 0% 2 33%
No ha tenido efectos 78 59% 10 67% 36 55% 8 73% 8 80% 9 65% 1 17%
Ha mejorado un poco 21 16% 3 20% 10 16% 1 9% 1 10% 3 21% 2 33%
Ha mejorado bastante 3 2% 0 0% 2 3% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha mejorado mucho 2 2% 0 0% 1 2% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
N s/N c 14 11% 2 13% 8 13% 0 0% 1 10% 1 7% 1 17%
TOTAL 130 100% 15 100% 64 100% 11 100% 10 100% 14 100% 6 100%

Cuadro 11. Impacto de la norma IPPC sobre la competitividad de las empresas.


Fuente: elaboración propia.

Donde el e fecto negativo de la medida se a cusa más, y d e forma generalizada a n ivel


sectorial, es en la rentabilidad (cuadro 12). Hay, sin embargo, a lgunas diferencias
sectoriales que vale la pena tener en cuenta. En la industria química (con un 55% de
las empresas afectadas negativamente), la gestión de residuos (con un 40% de empresas
que declaran haber visto mermados sus resultados), la ganadería (con el 3 5% de las
empresas que han visto reducidos sus beneficios o i ncrementadas sus pérdidas) y l as
industrias minerales (con el 33% de perjudicadas en la rentabilidad) un alto porcentaje
de las empresas encuestadas declaran haber acusado efectos negativos en sus resultados,
y muy pocas reconocen haberse beneficiado económicamente de la medida (sólo entre
las industrias minerales y químicas existen casos en que se ha mejorado). Sin embargo,
en el se ctor del metal y e n el a groalimentario las empresas que han mejorado igualan
o superan a las que han empeorado sus resultados.

–100–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a100 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

Rentabilidad Total Metal Industrias Química Residuos Ganadería Agroalimentaria


económica minerales intensiva y bebidas

N .º % N .º %
N .º %
N .º % N .º % N .º % N .º %
Ha empeorado mucho 1 1% 0 0% 1 2% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha empeorado bastante 9 7% 0 0% 5 8% 0 0% 1 10% 2 14% 0 0%
Ha empeorado un poco 34 26% 3 20% 15 23% 6 55% 3 30% 3 21% 2 33%
No ha tenido efectos 47 36% 7 46% 23 36% 3 27% 4 40% 6 44% 1 17%
Ha mejorado un poco 11 8% 4 27% 4 6% 0 0% 0 0% 0 0% 2 33%
Ha mejorado bastante 4 3% 0 0% 1 2% 1 9% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha mejorado mucho 1 1% 0 0% 1 2% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
N s/N c 23 18% 1 7% 14 22% 1 9% 2 20% 3 21% 1 17%
TOTAL 130 100% 15 100% 64 100% 11 100% 10 100% 14 100% 6 100%

Cuadro 12. Impacto de la norma IPPC sobre la rentabilidad económica de las empresas.
Fuente: elaboración propia.

Donde más coincidencia sectorial se aprecia es en el efecto sobre la imagen. En todos


los sectores, un alto porcentaje de empresas reconocen haber experimentado un efecto
positivo sobre su imagen. Esto oscila desde un 34% en el sector agroalimentario hasta
un 79% en la ganadería, pasando por un 63% en el sector químico, un 50% en el
de gestión de residuos (donde un 30% le da una ponderación alta), y u n 49% en las
industrias minerales. En el sector del metal, en que un 47% manifiesta haber mejorado
en imagen, sólo aparece una empresa que declara haber visto empeorarla algo.

Imagen Total Metal Industrias Química Residuos Ganadería Agroalimentaria


minerales intensiva y bebidas

N .º % N .º %
N .º %
N .º % N .º % N .º % N .º %
Ha empeorado mucho 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha empeorado bastante 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha empeorado un poco 1 1% 1 7% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
No ha tenido efectos 48 37% 6 39% 25 38% 4 36% 4 40% 3 21% 3 49%
Ha mejorado un poco 42 32% 3 20% 21 33% 4 36% 2 20% 10 72% 1 17%
Ha mejorado bastante 21 16% 3 20% 8 13% 3 27% 3 30% 0 0% 1 17%
Ha mejorado mucho 6 5% 1 7% 2 3% 0 0% 0 0% 1 7% 0 0%
N s/N c 12 9% 1 7% 8 13% 0 0% 1 10% 0 0% 1 17%
TOTAL 130 100% 15 100% 64 100% 11 100% 10 100% 14 100% 6 100%

Cuadro 13. Impacto de la norma IPPC sobre la imagen de la empresa.


Fuente: elaboración propia.
–101–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a101 04/11/09 7:26


El impacto ambiental, social y económico de una acción pública viene no sólo influido
por la capacidad de absorción y valorización de las innovaciones por parte de la empresa,
sino también por su grado de percepción del potencial de explotación de las mejoras
ambientales que dicha acción genera, lo que en buena medida depende de la estrategia de la
empresa y de su capacidad, de naturaleza conceptual, de identificación de oportunidades.
Para mostrar esta conexión se ha relacionado la valoración de los efectos ambientales,
sociales y económicos de la obtención de la AAI por parte de las empresas con algunas
capacidades de la organización, como la disposición de certificaciones de calidad, medio
ambiente, gestión de riesgos laborales y responsabilidad social corporativa.
Lo que se desprende de la información obtenida de las encuestas a las empresas es que
aquellas que cuentan con un sistema de gestión más evolucionado en los ámbitos de la
calidad, gestión ambiental, seguridad en el trabajo y responsabilidad social corporativa
son las de mayor propensión a s acar partido de la obtención de la AAI para mejorar
los resultados ambientales y d e seguridad (cuadros 14 y 15). Las que más valoran el
impacto sobre la imagen y han sabido aprovecharla en mayor medida son las que han
asumido el reto de la responsabilidad social corporativa y/o cuentan con certificación
medioambiental (cuadro 16).

SGC SGA RSE SPRL


Impacto ambiental Total
Tiene No tiene Tiene No tiene Tiene No tiene Tiene No tiene
N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º %

Ha empeorado mucho 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%

Ha empeorado bastante 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%

Ha empeorado un poco 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%

No ha tenido efectos 8 9% 12 29% 6 8% 14 26% 1 4% 19 18% 10 13% 10 19% 20 15%

Ha mejorado un poco 44 50% 20 48% 42 55% 22 41% 14 52% 50 49% 36 46% 28 54% 64 49%

Ha mejorado bastante 28 32% 3 7% 23 30% 8 15% 9 33% 22 21% 24 31% 7 13% 31 24%

Ha mejorado mucho 5 6% 1 2% 2 3% 4 7% 2 7% 4 4% 4 5% 2 4% 6 5%

Ns/Nc 3 3% 6 14% 3 4% 6 11% 1 4% 8 8% 4 5% 5 10% 9 7%

TOTAL 88 100% 42 100% 76 100% 54 100% 27 100% 103 100% 78 100% 52 100% 130 100%

Cuadro 14. Impacto de la norma IPPC sobre los resultados ambientales en función de la cualificación previa de las
empresas.
Fuente: elaboración propia.

–102–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a102 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

SGC SGA RSE SPRL


Seguridad Total
Tiene No tiene Tiene No tiene Tiene No tiene Tiene No tiene
N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º %
Ha empeorado mucho 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha empeorado bastante 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha empeorado un poco 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
No ha tenido efectos 29 33% 20 48% 27 36% 22 41% 7 26% 42 40% 30 38% 19 37% 49 38%
Ha mejorado un poco 39 44% 13 31% 35 45% 17 31% 16 59% 36 35% 32 42% 20 38% 52 39%
Ha mejorado bastante 12 14% 2 5% 8 11% 6 11% 2 7% 12 12% 10 13% 4 8% 14 11%
Ha mejorado mucho 1 1% 1 2% 1 1% 1 2% 1 4% 1 1% 1 1% 1 2% 2 2%
Ns/Nc 7 8% 6 14% 5 7% 8 15% 1 4% 12 12% 5 6% 8 15% 13 10%
TOTAL 88 100% 42 100% 76 100% 54 100% 27 100% 103 100% 78 100% 52 100% 130 100%

Cuadro 15. Impacto de la norma IPPC sobre la seguridad en función de la cualificación previa de las empresas.
Fuente: elaboración propia.

SGC SGA RSE SPRL


Imagen Total
Tiene No tiene Tiene No tiene Tiene No tiene Tiene No tiene
N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º %
Ha empeorado mucho 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha empeorado bastante 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha empeorado un poco 1 1% 0 0% 1 1% 0 0% 0 0% 1 1% 0 0% 1 2% 1 1%
No ha tenido efectos 30 34% 18 43% 24 32% 24 44% 4 15% 44 42% 27 35% 21 40% 48 37%
Ha mejorado un poco 32 36% 10 24% 31 41% 11 20% 13 48% 29 28% 27 35% 15 29% 42 32%
Ha mejorado bastante 14 16% 7 17% 13 17% 8 15% 7 26% 14 14% 15 19% 6 12% 21 16%
Ha mejorado mucho 5 6% 1 2% 3 4% 3 6% 2 7% 4 4% 4 5% 2 4% 6 5%
Ns/Nc 6 7% 6 14% 4 5% 8 15% 1 4% 11 11% 5 6% 7 13% 12 9%
TOTAL 88 100% 42 100% 76 100% 54 100% 27 100% 103 100% 78 100% 52 100% 130 100%

Cuadro 16. Impacto de la norma IPPC sobre la imagen en función de la cualificación previa de las empresas.
Fuente: elaboración propia.

–103–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a103 04/11/09 7:26


SGC SGA RSE SPRL
Competitividad Total
Tiene No tiene Tiene No tiene Tiene No tiene Tiene No tiene
N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º %
Ha empeorado mucho 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0% 0 0%
Ha empeorado bastante 1 1% 1 2% 1 1% 1 2% 1 4% 1 1% 1 1% 1 2% 2 2%
Ha empeorado un poco 7 8% 3 7% 6 8% 4 7% 3 11% 7 7% 7 9% 3 6% 10 8%
No ha tenido efectos 53 61% 25 59% 46 60% 32 59% 14 51% 64 61% 44 56% 34 65% 78 59%
Ha mejorado un poco 17 19% 4 10% 15 20% 6 11% 5 19% 16 16% 16 21% 5 10% 21 16%
Ha mejorado bastante 1 1% 2 5% 1 1% 2 4% 0 0% 3 3% 1 1% 2 4% 3 2%
Ha mejorado mucho 2 2% 0 0% 2 3% 0 0% 1 4% 1 1% 2 3% 0 0% 2 2%
Ns/Nc 7 8% 7 17% 5 7% 9 17% 3 11% 11 11% 7 9% 7 13% 14 11%
TOTAL 88 100% 42 100% 76 100% 54 100% 27 100% 103 100% 78 100% 52 100% 130 100%

Cuadro 17. Impacto de la norma IPPC sobre la competitividad en función de la cualificación previa de las empresas.
Fuente: elaboración propia.

SGC SGA RSE SPRL


Rentabilidad Total
económica Tiene No tiene Tiene No tiene Tiene No tiene Tiene No tiene
N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º % N .º %

Ha empeorado mucho 0 0% 1 2% 0 0% 1 2% 0 0% 1 1% 0 0% 1 2% 1 1%

Ha empeorado bastante 4 5% 5 12% 2 3% 7 13% 2 7% 7 7% 7 9% 2 4% 9 7%

Ha empeorado un poco 24 27% 10 24% 24 32% 10 19% 10 36% 24 23% 24 31% 10 19% 34 26%

No ha tenido efectos 32 37% 15 37% 30 39% 17 31% 8 30% 39 38% 26 33% 21 40% 47 36%

Ha mejorado un poco 10 11% 1 2% 6 8% 5 9% 1 4% 10 10% 6 8% 5 10% 11 8%

Ha mejorado bastante 3 3% 1 2% 1 1% 3 6% 1 4% 3 3% 2 3% 2 4% 4 3%

Ha mejorado mucho 1 1% 0 0% 1 1% 0 0% 0 0% 1 1% 1 1% 0 0% 1 1%

Ns/Nc 14 16% 9 21% 12 16% 11 20% 5 19% 18 17% 12 15% 11 21% 23 18%

TOTAL 88 100% 42 100% 76 100% 54 100% 27 100% 103 100% 78 100% 52 100% 130 100%

Cuadro 18. Impacto de la norma IPPC sobre la rentabilidad económica en función de la cualificación previa de las
empresas.
Fuente: elaboración propia.

La relación entre grado de excelencia empresarial y efecto sobre la competitividad y


rentabilidad económica de la aplicación de la norma IPPC es más imprecisa (cuadros 17
y 18). Si bien es cierto que el efecto sobre la competitividad es algo más favorable a las
empresas que cuentan con certificación de calidad, medio ambiente y responsabilidad

–104–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a104 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

social corporativa, lo cierto es que dicha relación es demasiado endeble como para
considerarla significativa. Lo mismo ocurre con respecto al efecto sobre la rentabilidad
económica, si bien en este caso la balanza se inclina a favor de las menos excelentes.
En suma, puede afirmarse que las empresas más cualificadas en la gestión de la calidad
y m edio a mbiente y m ás c omprometidas c on l a e xcelencia, p or m ediación de l a
responsabilidad social corporativa, han tendido a sacar mayor partido de la obtención de
la AAI en los logros ambientales y sobre la seguridad. También, son más conscientes
de los beneficios que ello tiene para su imagen social y han sabido aprovecharlo mejor
a tales efectos. Sin embargo, esta mayor cualificación no les ha permitido rentabilizar
mejor económicamente a corto plazo el proceso ni sacar una ventaja competitiva clara.

100%

80% 78%

60% 53% 52% 52%

40%
34%

20%
20% Ha mejorado
9% 12%

0% 1% 0% 0% 0% 0% Ha empeorado
0%
Competitividad

Imagen

Seguridad

Salubridad

Impacto
ambiental

Rentabilidad
económica

Gráfico 46. Efectos ambientales, sociales y económicos de la diretiva IPPC.


Fuente: elaboración propia.

A pesar de que todos los sectores analizados han experimentado impactos positivos
significativos en la mayoría de indicadores presentados, cabe destacar algunos matices
de interés (gráficos 47 y 48). El sector ganadero es el que ha experimentado un mayor
impacto positivo en indicadores como la imagen (79%), la seguridad (71%), la salubridad
(71%) y el i mpacto ambiental (93%). También, en el se ctor químico, un porcentaje
considerable de empresas considera haber experimentado un efecto positivo tanto en la
imagen (64%) como en el impacto ambiental (91%). Por otro lado, la industria mineral
destaca entre los demás sectores por la mejora en salubridad (61%) y el sector del metal
por el incremento en la rentabilidad económica (27%).
En la otra cara de la moneda, puede observarse que el sector químico es el que ha visto más
afectada su rentabilidad económica (55%) y su competitividad (18%), mientras que el único
sector que muestra un impacto negativo en la imagen ha sido el del metal (7%) (gráfico 48).

–105–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a105 04/11/09 7:26


100%
93%
91%

79% 77%
80%
71% 71%
67%
64%
61%
60% 55%
50% 50%
47% 48% 47% 45%
40%
40% 36%
30% 30%
27%
20% 20% 21%
20%
9% 10% 9% 9%

0% 0%
0%
Competitividad Imagen Seguridad Salubridad Impacto ambiental Rentabilidad económica

Produción y Industrias minerales Industria química Gestión de residuos Ganadería intensiva


transformación
de metales

Gráfico 47. Impactos positivos en los indicadores generales de las empresas. Análisis sectorial.
Fuente: elaboración propia.

100%

80%

60% 55%

40%
40% 36%
33%

20%
18%
20%
11%
7% 7%
0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0% 0%
0%
Competitividad Imagen Seguridad Salubridad Impacto ambiental Rentabilidad económica

Produción y Industrias minerales Industria química Gestión de residuos Ganadería intensiva


transformación
de metales

Gráfico 48. Impactos negativos en los indicadores generales de las empresas. Análisis sectorial.
Fuente: elaboración propia.

–106–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a106 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

3.3.7. Conclusiones
La aplicación en la Comunidad Valenciana de los principios y reglas de la directiva
IPPC, traspuesta al ordenamiento jurídico español y v alenciano en sendas leyes de
2002 y 2 006, ha supuesto, para el sel ecto colectivo de empresas a fectadas, no sólo
cambios importantes del procedimiento administrativo, sino también modificaciones
significativas, en la mayoría de los casos, de los sistemas de producción, del control de
emisiones y r esiduos y d e los impactos ambientales. Unas modificaciones que, como
es lógico, tienen consecuencias económicas relacionadas con la inversión, los costes
de f uncionamiento, el a horro, el e mpleo y el c apital humano, la competitividad, la
rentabilidad y l a imagen de la empresa. Asimismo tienen consecuencias sociales, por
mediación del efecto sobre la salud y la seguridad.
Este estudio, sustentado en la información obtenida de una muestra significativa de la
población empresarial valenciana afectada por la mencionada norma, pone de relieve
algunas cuestiones que merecen ser resaltadas por su relevancia en la comprensión del
proceso de modernización ecológica del sistema productivo. Un proceso que no sólo
supone la necesidad de un ajuste institucional y tecnológico de gran relevancia, sino que
también tiene un considerable impacto económico, tanto en el corto como en el medio
y el l argo plazo. Este análisis sólo ha pretendido identificar y, a se r posible, evaluar,
las consecuencias ambientales, sociales, económicas y sobre el coste administrativo de
corto plazo de una acción pública de naturaleza administrativa.
Pero se t rata de una acción pública que persigue estimular el c ambio en el s istema
de producción con una perspectiva dinámica, es decir, sustentada en el aprendizaje
y la innovación continua, al amparo de un proceso de cambio tecnológico que busca
minimizar el impacto medioambiental fundamentalmente en origen, en el que la acción
empresarial, estimulada por la presión administrativa, debe coordinarse con una política
de I+D con el mismo horizonte, la mejora de la ecoeficiencia del proceso de producción.
Este análisis pone de relieve las virtudes de una política informada por esta visión, pero
también las dificultades de conseguir resultados nítidos a corto plazo.
De este análisis derivan algunas conclusiones que permiten vislumbrar las consecuencias
inmediatas de la aplicación de la directiva IPPC y, al mismo tiempo, entender la
complejidad de la modernización ecológica del proceso productivo. Unas conclusiones
que podemos resumir en los siguientes puntos:
1) Uno d e l os o bjetivos d e l a d irectiva I PPC e s l a s implificación d el p roceso
administrativo que comporta el cumplimiento de la legislación medioambiental
mediante un procedimiento único que, a l m ismo tiempo, persigue el c ontrol
integrado de la contaminación y la generación de sinergias ambientales a corto plazo.
Unas sinergias que, en una perspectiva temporal de más largo plazo, son también
económicas. La investigación realizada muestra que, a pesar de los costes iniciales

–107–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a107 04/11/09 7:26


de aprendizaje y del difícil proceso de adaptación administrativa que la aplicación de
esta innovación institucional comporta en el corto plazo, con los consiguientes
costes para las empresas, la mayor parte de las que han sido encuestadas perciben
una disminución del coste administrativo con este nuevo procedimiento. Pero,
para apreciar esta mejora en la aplicación de la legislación medioambiental que
la directiva IPPC trae consigo, es necesario haber experimentado los costes de la
práctica anterior. De ahí que las empresas con menor experiencia en el cumplimiento
de las normas ambientales sean las más críticas con ella, a lo que no es indiferente
el mayor control de que han sido objeto gracias a la directiva IPPC.
2) La novedad del procedimiento de autorización ambiental integrada, la necesidad
de integrar los distintos impactos y c oordinar diferentes administraciones, así
como los tiempos del aprendizaje de la Administración y los retrasos y dificultades
en la provisión y a rticulación de medios para llevar a c abo su labor de apoyo y
control, han hecho el p roceso de obtención de la AAI laborioso, complicado y,
con frecuencia, demasiado dilatado en el tiempo. Al ser las empresas entrevistadas
las primeras en experimentar la «prueba de fuego» de la aplicación de la norma,
es lógico que acusen los costes del aprendizaje, tanto de la Administración como
de sus propios técnicos y organizaciones asesoras.
3) En la puesta en práctica de la directiva ha sido importante la labor de soporte
realizada por el c inturón de entidades que proveen de servicios a l as empresas,
especialmente las que proporcionan servicios de apoyo al proceso administrativo.
Menos i mportante h a s ido l a f unción de l as organizaciones proveedoras de
conocimientos técnicos, lo que i ndica que a lgunas empresas c uentan con las
capacidades necesarias para su adaptación tecnológica y q ue la mayoría no han
ido al origen del problema, el propio proceso de producción, sino a la corrección
de los efectos a la salida del mismo.
4) La d irectiva I PPC h a t enido d os g randes o bjetivos: u no e xplícito, r educir
significativamente la contaminación y l a generación de residuos, y o tro más
implícito, estimular la aplicación de las mejores técnicas disponibles económicamente
viables. El resultado lógico es que esta política ha constituido un poderoso
impulsor del proceso de cambio tecnológico cuya consecuencia principal es la
modernización ambiental de las empresas. Pero esto puede conseguirse mediante
técnicas correctivas, de control a f inal de tubo y q ue encarecen la producción,
y técnicas preventivas, que modifican el p roceso de producción para reducir la
contaminación, la generación de residuos y el u so de materiales, agua y e nergía,
y que son generadoras de a horros. Aunque tendencialmente se p retende que
estas últimas sean las dominantes con la maduración del nuevo paradigma de la
ecoeficiencia y la ecoeficacia, en el i nterregno las técnicas correctivas mantienen
una fuerte presencia. Esto es lo que la experiencia de la aplicación de la directiva
IPPC en la Comunidad Valenciana pone de relieve, pues si bien las técnicas

–108–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a108 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

preventivas han tenido una presencia puntual aparentemente amplia, han sido
las correctivas las más extendidas y l as que han prevalecido. Para la depuración
de las emisiones a la atmósfera y la amortiguación de la contaminación acústica,
han sido las técnicas de índole correctiva las que se han impuesto por exigencias
de la Administración (efecto imperativo). Para la reducción de las emisiones a l a
atmósfera, la disminución del consumo de energía y agua y la menor generación de
residuos, un número significativo de empresas han utilizado técnicas de carácter
preventivo. En no pocos casos las propias empresas han aprovechado la labor de
revisión y transformación impuesta por la nueva política para introducir estas
mejoras (efecto inducido).
5) El avance en la prevención ha variado de acuerdo con los sectores y l a cualificación
empresarial, siendo mayor en aquellas actividades en las que la tecnología más limpia ha
evolucionado en mayor medida y en aquellas empresas que ya tienen experiencia en su
implantación. Los sectores menos evolucionados en este aspecto, como el de la ganadería,
apenas se h an visto afectados por las tecnologías preventivas, siendo las de carácter
correctivo las que han dominado de forma casi absoluta el proceso de adaptación.
6) El esfuerzo por cumplir con las exigencias de la directiva ha generado en ocasiones
cambios inducidos en el s istema de gestión de la empresa y, en algunos casos,
innovaciones radicales que han dado lugar a n uevos procesos o p roductos, con
el consiguiente efecto sobre la diversificación de las empresas beneficiarias. Un
porcentaje nada desdeñable de empresas ha aprovechado la ocasión que brindaba
la revisión y adaptación medioambiental de su sistema productivo para implantar
y certificar un sistema de gestión ambiental normalizado (algo que la consecución
de la AAI ha facilitado de manera considerable). Fenómeno que ha añadido una
nueva fuerza al proceso de modernización medioambiental de la empresa.
7) La adaptación a l as exigencias administrativas y t ecnológicas que conlleva la
aplicación de la directiva IPPC se ha visto facilitada en aquellas empresas que ya
contaban con sistemas normalizados de compromiso medioambiental, es decir,
con sistemas de gestión ambiental certificados. Hecho que pone de relieve el coste
decreciente de la modernización medioambiental de las empresas con el cambio
conceptual y el aprendizaje de las tecnologías más limpias.
8) El ajuste t ecnológico originado por l a aplicación de l a d irectiva I PPC en l a
Comunidad Valenciana ha dado lugar a u na demanda de técnicas, maquinaria,
herramientas y se rvicios empresariales cuyos beneficiarios han sido, en parte
significativa, empresas y actividades regionales y nacionales. Lo que implica que
además de los beneficios medioambientales y, en algunos casos, económicos y
sobre la competitividad empresarial de las organizaciones afectadas por la norma,
hay que unir los efectos inducidos sobre otras actividades, claros exponentes de la
economía orientada a l a sosteniblidad del proceso productivo, a m odo de efecto
multiplicador estructural de la aplicación de la directiva IPPC.

–109–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a109 04/11/09 7:26


9) Las mejores técnicas disponibles, referencia fundamental tanto en la determinación
de los valores límite de emisión como en la orientación tecnológica de la directiva,
son bien conocidas por la gran mayoría de las empresas afectadas por esta norma,
y su aplicación ha sido muy relevante. Esto no excluye la existencia de dificultades
de índole económica (alto coste) o tecno-productiva (adaptación a las necesidades
específicas de la producción) para su aplicación, amén de la relativa inmadurez de
algunas de ellas. Lo que hace necesaria una mayor atención pública a su desarrollo
y una más intensa colaboración entre actores públicos y privados para acelerar su
evolución e introducción en el proceso productivo.
10) La aplicación de la directiva IPPC en la Comunidad Valenciana ha sido
particularmente exitosa en lo que a los resultados medioambientales se refiere, con
una perceptible disminución de los impactos en la mayor parte de las instalaciones.
El efecto no ha sido, sin embargo, similar en todos los aspectos medioambientales,
destacando aquellos en los que el control anterior a la norma era más liviano. Es
por ello que la consecución de la AAI ha tenido especial incidencia en la reducción
del ruido y los residuos, en la carga contaminante de los residuos, en la porción de
residuos destinados a vertedero y en las emisiones a la atmósfera distintas a las
de gases de efecto invernadero.
11) Un porcentaje no despreciable de empresas ha aprovechado la ocasión que brindaba
la revisión del proceso productivo a instancias de la Administración para identificar
oportunidades y a cometer acciones destinadas a c onseguir ahorro de materias
primas y e nergía, con resultados que no hay que desdeñar. Esto pone de relieve
un importante efecto inducido de las políticas ambientales cuando las empresas
tienen en cuenta el potencial económico que encierran, y que permite llevar a sus
últimas consecuencias la idea de ecoeficiencia.
12) Han sido los sectores más evolucionados en el u so de tecnologías más limpias,
como el químico, el energético, el de minerales o del metal, así como las empresas
mejor preparadas desde el p unto de vista de la gestión ambiental, los que han
resultado también más eficaces en la reducción del impacto medioambiental a
consecuencia de la aplicación de la directiva IPPC. Este hecho es más relevante
si se t iene en cuenta que las empresas con un sistema de gestión medioambiental
certificado ya llevan camino hecho en la reducción de los impactos. Lo que muestra
que con el aprendizaje surgen rendimientos crecientes en materia medioambiental.
13) La valoración que la mayoría de empresas hace de la relación entre las medidas
utilizadas y l os esfuerzos realizados, por un lado, y l os resultados ambientales
conseguidos, por el otro, es satisfactoria, lo que reafirma el nivel de eficiencia de la
política y su aplicación. Sólo las empresas con menor tradición en el uso de técnicas
más limpias, como las ganaderas, y a quellas cuyas inversiones en tecnología de
índole correctiva ha sido considerable, opinan de forma distinta. En cualquier

–110–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a110 04/11/09 7:26


3. Análisis del impacto de la norma IPPC en las empresas valencianas

caso, una política y un modo de gestión de la misma cuyo grado de eficacia ha sido
notable en su principal objetivo, el control de la contaminación y la reducción de
los residuos, y que se h a aplicado con un alto grado de eficiencia, es merecedora
de una positiva valoración y una especial atención como experiencia que informe
cambios institucionales futuros dentro de la estrategia de desarrollo sostenible.
14) La obtención de la AAI ha obligado a l as empresas a l levar a c abo importantes
inversiones. Aunque existen grandes diferencias en los valores absolutos, dado el
muy distinto tamaño de las empresas, en términos relativos la inversión ha sido
relevante en la mayoría de casos. Una gran parte de dicha inversión se h a hecho
en tecnología de carácter correctivo, lo que hace difícil, cuando no imposible, la
recuperación del valor de la misma. En el caso de las inversiones en tecnología
preventiva la recuperación del valor no sólo es posible, sino que en muchos casos
se espera conseguir en un breve periodo de tiempo.
15) El impacto sobre el g asto ha variado según la naturaleza del mismo. Mientras
que un número muy relevante de instalaciones ha visto incrementar los gastos de
mantenimiento, ha ocurrido lo contrario con los gastos en suministros (energía
y a gua f undamentalmente) y e n m aterias primas, e n l os q ue u n p orcentaje
significativo de empresas han conseguido ahorro. En cuanto a los gastos de gestión
de residuos, si bien hay un número considerable de empresas que los han visto
incrementar, otro grupo de casi tanta importancia los ha reducido. En cualquier
caso, los aumentos del gasto han sido nulos o muy moderados en la mayor parte
de la población analizada. Y en las empresas cuya estrategia y gestión contiene el
sesgo de la ecoeficiencia, los ahorros han desplazado o a compañado al aumento
del gasto. Lo interesante es que la aplicación de la directiva ha contribuido a l a
inoculación de este sesgo en algunas empresas.
16) La aplicación de la directiva IPPC en la industria valenciana ha tenido escasa incidencia
en el empleo directo, no así en el indirecto, dada la tendencia a la contratación de
servicios por parte de las empresas afectadas y a l a nueva demanda de maquinaria
y herramientas para adaptar el p roceso productivo a l as exigencias de la A AI.
Mayor ha sido su influencia en el proceso de formación a impulsos de los nuevos
conocimientos y h abilidades requeridos. Especial atención a l a formación han
prestado las empresas más comprometidas con la producción más limpia.
17) Si los b eneficios e n los a spectos medioambientales y p ara l a s alud h an s ido
considerables, a la vez que generalizados a nivel sectorial y empresarial, no puede
decirse lo mismo de los efectos sobre la competitividad, o posicionamiento en los
mercados, y l a rentabilidad de las empresas. En relación con la competitividad,
la mayoría de empresas no ha notado cambio alguno, aunque un porcentaje
significativo s í a cusan mejoras, y a penas e xisten organizaciones que l a ven
empeorar. Es en la cuenta de resultados donde más presente se hace el efecto

–111–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a111 04/11/09 7:26


negativo de la medida, aunque cuando ello ocurre es de manera ligera y como
consecuencia del peso de las inversiones correctivas y l os gastos adheridos, sin
olvidar el relativamente pobre aprovechamiento efectuado del potencial de ahorro
existente.
18) Es en el e fecto sobre la imagen donde una gran parte de las empresas percibe
mejoras manifiestas, lo que sin lugar a d udas redunda en su valoración social
y en las relaciones con la comunidad, lo que no puede despreciarse ni social ni
económicamente.
La conclusión final que cabe extraer del análisis de la experiencia valenciana es que la
directiva IPPC está resultando eficaz para disminuir los impactos medioambientales y
los riesgos para la salud de las actividades altamente contaminantes, con beneficios para
la imagen de las empresas, sin merma de su competitividad, cuando no la mejoran, y
con efectos muy moderados o inexistentes sobre su rentabilidad económica. El grado de
madurez alcanzado por la tecnología más limpia en los diferentes sectores, así como el
nivel de compromiso medioambiental de las empresas en el momento de su aplicación,
han tenido cierta influencia tanto en los logros medioambientales como en los costes
y beneficios económicos generados por esta política.

–112–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a112 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

4.
Estudios de caso

4.1. Grupo Gas Natural

Datos de la empresa

Nombre de la empresa: Web: www.gasnatural.com


Grupo Gas Natural. Sector (según epígrafes Ley IPPC):
Central Ciclo Combinado de Sagunto. Epígrafe 1. Instalaciones de combustión.
Actividad:
Producción de energía eléctrica de ciclo combinado
Carretera acceso IV planta.
Polígono industrial del puerto N.º de trabajadores: 62
46520 Sagunto (Valencia)
Año de creación: 2007
Contacto Área Medio Ambiente:
jpalomar@unionfenosa.es

El Grupo Gas N atural, al que pertenece la Central Ciclo Combinado de Sagunto, se


rige por unos firmes compromisos de sostenibilidad, buscando hacer compatibles las
actividades de generación, transporte, distribución y comercialización de electricidad
y gas y el v alor añadido que genera con la protección del entorno y la calidad de vida
de los ciudadanos.

–113–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a113 04/11/09 7:26


Con esta concepción interiorizada en su estrategia empresarial, Gas Natural ha integrado
los mercados de gas natural y electricidad y se ha internacionalizado, estando presente
actualmente en 23 países del mundo, donde cuenta con más de 20 millones de clientes,
de los que más de la mitad corresponden al mercado internacional, y u na potencia
eléctrica instalada de más de 18GW. Este compromiso con la sosteniblidad está presente
en el desarrollo de las nuevas infraestructuras, en la incorporación del gas natural –la
energía fósil menos contaminante– al negocio energético, en el fomento de las energías
renovables y en la apuesta por las mejores tecnologías disponibles para la reducción de
emisiones, residuos y vertidos.
El mix de generación de Gas Natural es rico y diversificado e incluye ciclos combinados,
hidráulica, nuclear, carbón fuel y r enovables, en España y t ambién en otros países,
especialmente en México, donde cuenta con un total de 3.783 MW de potencia instalada
en ciclos combinados.
La Central Ciclo Combinado de S agunto, h a i nteriorizado desde s u creación los
principios de sostenibilidad energética en su estrategia de gestión empresarial, lo que
se ha plasmado en procesos y procedimientos más respetuosos con el medio ambiente.
La pertenencia a este grupo ha sido un elemento clave en el proceso de introducción de
innovaciones ambientales y de asentamiento de una cultura empresarial de preocupación
y respeto por el medio ambiente.
Todo ello ha supuesto la introducción de técnicas de minimización de los principales
impactos de la producción de energía eléctrica, más concretamente, las de reducción
de las emisiones a l a atmósfera derivadas de la combustión del gas natural, las de
minimización del impacto de las aguas residuales, las de disminución de los niveles
sonoros y las de mayor eficiencia en el uso de recursos.
La puesta en práctica efectiva de estas actuaciones ha contado con dos elementos
facilitadores de relevancia: la creación de un departamento de medio ambiente y la
aplicación de principios de ecodiseño. Esta cualificación ambiental se traduce en una
mayor eficiencia en la gestión del impacto de la actividad, facilitando la adecuación al
nuevo escenario normativo.

–114–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a114 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

Innovación tecnológica y aspectos medioambientales


A c ontinuación se s intetizan l as a ctuaciones a mbientales i ntroducidas p ara el
cumplimiento de los requisitos de la AAI:
1. Quemadores de bajo NOx.
2. Aislamiento acústico.
3. Planta de tratamiento de agua de aporte.
4. Instalación de torres de refrigeración.
5. Red de vigilancia de la calidad del aire.
6. Sistemas de precalentamiento de gas.
7. E misario submarino.

1. Quemadores de bajo NOx


La producción de energía eléctrica en la central se fundamenta en la conjunción de
un ciclo de gas con un ciclo de vapor (tecnología de ciclo combinado); este último
aprovecha la energía térmica procedente de los gases de escape del ciclo de gas para
generar vapor de agua, que también se a provecha para producir energía. Las a ltas
temperaturas alcanzadas en el proceso de combustión del gas natural, combustible
utilizado para el proceso, favorecen la generación de compuestos de óxidos de nitrógeno
(NOx), que aumenta proporcionalmente a l a temperatura de la llama. Con objeto de
garantizar las bajas emisiones de NOx conforme a las exigencias de la AAI, Gas Natural
ha instalado quemadores de bajo NOx. Estos quemadores, que mejoran la mezcla de
aire y combustible, dosifican el aire que se aporta al quemador, reduciendo parte del
aire del núcleo de la llama más caliente y creando una atmósfera reductora con defecto
de O 2. El resto de aire se recircula envolviendo el núcleo más caliente y produciendo
una atmósfera oxidante para terminar la combustión. Al retirar O 2 de la zona más
caliente se evita la combinación de N 2 con O2, limitando la generación de NO que es
catalizado por la temperatura.
Esta actuación ha permitido reducir drásticamente la emisión de uno de los principales
agentes contaminantes de la generación térmica, el NOx. No en vano se ha conseguido
alcanzar porcentajes de reducción superiores al 50%.

–115–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a115 04/11/09 7:26


2. Aislamiento acústico
El grupo de ciclo combinado formado por una turbina de gas, una turbina de vapor,
una caldera de recuperación de calor y un generador eléctrico (isla de potencia) tienen
un elevado impacto sonoro que ha sido mitigado con la insonorización de estos
equipos mediante el c erramiento de las naves de turbina y d e caldera y l a instalación
de a tenuadores a cústicos y s ilenciadores. E l p orcentaje de re ducción de l n ivel
sonoro de estos equipos se sitúa en torno al 15%.

3. Planta de tratamiento de agua de aporte


Para cubrir las necesidades de agua se ha instalado una unidad de desalación y una planta
de tratamiento de agua de aporte, que permiten ajustar los parámetros de calidad del
agua captada de mar a los valores específicos que requieren las distintas instalaciones.
En la unidad de desalación se lleva a cabo un pretratamiento consistente en coagulación
y filtrado, seguido por un primer tratamiento por ósmosis inversa mediante el cual se
obtiene agua para ser utilizada en distintos servicios de la central (riegos o b aldeos,
PCI...) o para ser llevada a la unidad de potabilización o a l a planta de tratamiento de
agua de aporte al ciclo agua-vapor.
En e sta ú ltima planta, el a gua se so mete a u na segunda etapa de ósmosis i nversa
seguida de una desmineralización mediante electrodesionización. Para utilizar el agua
desmineralizada en la caldera, se somete a un sistema de dosificación química para
controlar el pH, un sistema de purgas para mantener la calidad de agua en los calderines
y un sistema desgasificador para minimizar el oxígeno residual.
Este sistema permite el t ratamiento de agua de mar, eliminando el i mpacto sobre un
recurso ambiental y so cialmente crítico en la Comunidad Valenciana, y g enerando
una aportación adicional a l a oferta regional sin efectos medioambientales dignos de
mención, habida cuenta del adecuado tratamiento de la salmuera.

4. Instalación de torres de refrigeración


Para la refrigeración de la central se ha elegido un sistema en circuito semicerrado
mediante torres de tipo húmedo de tiro mecánico de agua de mar, una para cada
grupo de generación. El funcionamiento se basa en hacer circular el agua usada en el
enfriamiento del vapor de escape de la turbina de vapor de los condensadores a través
de las torres, que se e nfría por intercambio térmico con la atmósfera y se d evuelve al
condensador, cerrando el ciclo de refrigeración. Las pérdidas de agua por evaporación
y las purgas de control de la salinidad se compensan con un aporte desde el mar.
Este sistema de refrigeración permite l a reducción de l a t emperatura del vertido
correspondiente en 10 ºC, minimizando el impacto en el medio receptor.

–116–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a116 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

5. Red de vigilancia de la calidad del aire


Con el objeto de comprobar la incidencia real de las emisiones en los valores de inmisión de
los contaminantes emitidos y reducir las emisiones en caso de que se superen los criterios
de calidad del aire vigentes, se ha instalado, a instancias de la AAI, una red de vigilancia
de la calidad del aire en la zona de influencia del penacho de la central. La red de vigilancia
está formada por cuatro estaciones de medida automáticas y u na torre meteorológica y
permite la medida en continuo de los siguientes contaminantes: partículas PM10 y PM2,5,
dióxido de azufre, óxidos de nitrógeno, monóxido de carbono y ozono. Todas ellas están
conectadas en tiempo real con la Red de Vigilancia y Control de la Calidad del Aire de
la Generalitat Valenciana y deberá contar con su informe previo. Esta red de vigilancia
permite un adecuado control de todos los contaminantes emitidos.
Asimismo, se han instalado tres estaciones de medida automática para el control de cada
uno de los focos de emisiones canalizadas.

6. Sistemas de precalentamiento de gas


La eficiencia en la generación de la energía es un indicador importante de las emisiones
de gases a l a atmósfera. Una forma de reducir la emisión de gases contaminantes por
unidad de energía generada es la optimización del consumo de energía y del proceso de
generación. La Central de Ciclo Combinado de Sagunto ha incorporado a su proceso
un sistema de precalentamiento del gas que permite la adecuación de la temperatura
del mismo a 140 ºC previamente a s u combustión en la turbina de gas. Este sistema
contribuye a aumentar la eficiencia térmica, mejorando el rendimiento de la instalación
en un 0,7% (rendimiento aproximado de la planta: 57%), optimizando, por ende, el
consumo de recursos naturales y minimizando las emisiones de gases a la atmósfera.

7. Emisario submarino
Los efluentes del sistema de refrigeración y de las etapas de desmineralización mediante
ósmosis están formados por agua concentrada en sales, por lo que son vertidos directamente
al mar, junto con las aguas pluviales de zonas limpias (las aguas pluviales van separadas del
vertido de la central y se llevan al mar por un canal de pluviales). Con el objeto de minimizar
el impacto de este vertido sobre el medio litoral, se i nstaló un emisario submarino con el
que alejar el efluente de la costa y garantizar las condiciones de dispersión del mismo. Para
ello la conducción de evacuación consta de 1,8 km de longitud, 1,6 metros de diámetro y
dispone de 6 difusores dispuestos cada 28 metros en el tramo final. Esta conducción parte
de la parcela de la central, discurriendo enterrada bajo la zona terrestre para ir después
adosada al contradique por la zona exterior a la dársena del puerto. En la zona marítima la
tubería discurre apoyada sobre el terreno y protegida por escollera.

–117–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a117 04/11/09 7:26


Tras la obtención de la AAI y la puesta en marcha de la actividad, se inició el proceso
para la certificación del sistema de gestión ambiental según la norma ISO 14001. Dada
la adaptación del proceso a l as exigencias de la AAI, la obtención de la certificación
fue sencilla y c onsistió principalmente en documentar las actuaciones emprendidas
en el m arco de la normativa. La certificación y el c umplimiento de los programas de
gestión ambiental avalan el compromiso de la central con la mejora continua, integrando
sus acciones con las estrategias ambientales y d ando continuidad al camino hacia la
sostenibilidad iniciado con la obtención de la AAI.
En este escenario de mejora continua, la introducción de innovaciones ambientales
se sustenta en a spectos clave como las novedades normativas, la seguridad de las
instalaciones, la prevención de los riesgos, los avances técnicos detectados o las propias
necesidades identificadas desde los distintos departamentos (medio ambiente e I+D+i,
principalmente) que conforman la central. La identificación de estas innovaciones se
apoya en la propia experiencia del grupo y el asesoramiento de ingenierías especializadas
en la materia de interés, con objeto de obtener una visión general de las alternativas
existentes en el mercado y facilitar la toma de decisiones para su selección.

Figura 1. Central de Ciclo Combinado de Sagunto.


Fuente: Grupo Gas Natural.

–118–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a118 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

Aspectos económicos y sociales


de la autorización ambiental integrada
La obtención de la AAI por parte de la Central de Ciclo Combinado de Sagunto ha
supuesto una inversión de unos 35 millones de euros aproximadamente. La práctica
totalidad de las inversiones son de carácter técnico, dirigidas principalmente a p aliar
las afecciones sobre la atmósfera y el agua, los dos principales impactos de la actividad.
La incorporación de las innovaciones tecnológicas de carácter ambiental en el marco
de la AAI es percibida como una mejora de la competitividad y la imagen de la central,
más aún en un entorno socioeconómico con una creciente sensibilidad medioambiental
que también requiere cubrir sus necesidades energéticas para dar continuidad a s u
desarrollo social y económico. Las mejoras introducidas demuestran la compatibilidad
entre la generación de energía y el desarrollo sostenible que se perciben como mejora de
la imagen de la actividad. A esto se une la ventaja de la utilización del gas natural como
principal materia prima del proceso, que es considerado hoy en día como el combustible
fósil más eficiente y menos contaminante. Esta eficiencia queda demostrada en el alto
rendimiento, 57%, de la Central de Ciclo Combinado de Sagunto, sustentado por las
mejoras introducidas, frente a los obtenidos por centrales térmicas que usan fueloil o
carbón que tan sólo obtienen un rendimiento del 30%.
Aunque gran parte de las innovaciones introducidas en el marco de la adecuación a la AAI
son de carácter correctivo y son percibidas como un coste para la instalación, la Central
de Ciclo Combinado de Sagunto sí aprecia una mejora de la rentabilidad económica a
largo plazo como consecuencia de la instalación de una planta de tratamiento de agua
de aporte y del sistema de precalentamiento de gas, lo cual ha permitido alcanzar un
mayor rendimiento de la central e i nciden en un ahorro de los recursos (consumo de
agua y de gas natural).
El proceso de obtención de la AAI ha comportado la contratación de servicios externos,
principalmente para los trabajos de tramitación, con el consecuente impacto indirecto
para el empleo.

–119–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a119 04/11/09 7:26


4.2. BP Oil Refinería de Castellón, S.A.

Datos de la empresa

Web: www.bp.com
Sector (según epígrafes Ley IPPC):
Epígrafe 1. Instalaciones y combustión.
Actividad: Refino de crudo de petróleo y
coquización retardada
N.º de trabajadores: 450
Nombre de la empresa: Año de creación: 1967
BP Oil Refinería de Castellón, S.A.
Contacto Área Medio Ambiente:
Polígono Industrial El Serrallo, s/n rogelio.orti@bp.com
12100 Castellón.

BP es una compañía energética global cuyas principales actividades son: exploración y


producción de crudo y g as, refino y c omercialización de ambas materias primas, y
desarrollo de energías alternativas, suministrando combustibles fósiles, productos
petroquímicos, gas y electricidad. BP, consciente de que para afrontar los retos energéticos
actuales y futuros se necesita contar con un mix dinámico de productos energéticos
que abarquen desde los tradicionales hidrocarburos hasta la energía de cero emisiones,
contribuye activamente a l a transición a u n futuro de energía con bajas emisiones de
carbono, invirtiendo en el desarrollo de energías alternativas como la eólica, la solar y
los biocombustibles.
Este compromiso se expresa en diversas actuaciones encaminadas a eliminar o minimizar
el impacto de su actividad en el entorno. Ejemplo de ello es el uso de energía solar
para generar parte de la electricidad necesaria de las propias operaciones, ya sea en
plataformas de producción de crudo, en estaciones de servicio o en edificios de oficinas,
como es el caso de la sede central BP España.
No obstante, el compromiso de BP con la protección del medio ambiente no acaba en sus
operaciones sino que se extiende al impacto que genera el consumo de los carburantes y
combustibles que produce. Para hacer esto posible, BP trabaja en tres frentes distintos:

–120–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a120 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

– Mejorando los combustibles actuales a través del desarrollo de los carburantes BP


Ultimate, una nueva fórmula que aumenta las prestaciones del motor, reduciendo
su consumo y el n ivel de emisiones contaminantes.
– Contribuyendo al desarrollo del mercado del gas natural y p romoviendo el u so
preferente de esta fuente para satisfacer las nuevas necesidades de energía, sobre
todo para usos estáticos, dado que el menor contenido en carbono del gas natural
reduce sensiblemente el nivel de emisiones de CO2 frente a los combustibles fósiles
sólidos y líquidos.
– Desarrollando nuevas energías, renovables y alternativas. BP lleva más de 20 años
invirtiendo en el d esarrollo de la energía solar fotovoltaica y e s hoy una de las
empresas líderes mundiales en este campo. También participa en el desarrollo del
hidrógeno como fuente energética para el transporte. Un ejemplo de ello lo podemos
hallar en el proyecto Transporte Urbano Limpio para Europa, patrocinado por
la Unión Europea, en que BP se encarga del suministro de hidrógeno en cinco de
las diez ciudades participantes. En una de ellas, Barcelona, parte del hidrógeno
suministrado se p roduce con electricidad generada mediante energía solar. BP
proporciona la infraestructura que permite repostar a l os autobuses propulsados
con hidrógeno que circulan por la ciudad condal.
BP Oil Refinería de Castellón, como i ntegrante del g rupo, sustenta su estrategia
en la combinación de la creación de valor, la preservación del medio ambiente y la
preocupación por el cuidado del entorno, buscando minimizar el impacto de su actividad.
Es su pertenencia al grupo BP una de las principales razones de la introducción de la
variable ambiental en los principios que rigen el funcionamiento de la planta de refino
de Castellón.
Conscientes de su compromiso, la i ntroducción de i nnovaciones a mbientales y el
establecimiento de los objetivos de mejora se i mpulsan tomando en consideración
las n ovedades l egislativas, l a m ejora d el c omportamiento a mbiental, l as n uevas
preocupaciones sociales, los avances técnicos detectados o l as propias necesidades
identificadas. Este proceso se inicia con el análisis de la situación de la planta; a partir de
esta valoración inicial y de los objetivos de mejora fijados, se identifican las innovaciones
a través de la consulta de la bibliografía de referencia, principalmente los Bref y las
MTD del sector, y del asesoramiento de ingenierías especializadas que informan sobre
las alternativas de mejora de las unidades del proceso. Las innovaciones ambientales
buscan tanto la disminución del impacto medioambiental de los sistemas y procesos ya
implantados (siendo, en este caso, principalmente, tecnologías de final de tubo), como
de los de nueva instalación (que incorporarán preferentemente técnicas de carácter
preventivo).
El nuevo marco normativo de la IPPC y l a adecuación a l as exigencias de la AAI ha
supuesto un importante estímulo a la incorporación de innovaciones ambientales en el

–121–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a121 04/11/09 7:26


proceso productivo de BP Oil Refinería de Castellón, que han redundado en una notable
disminución de las emisiones a l a atmósfera, minimización de la carga contaminante
de las aguas residuales y reducción del impacto sonoro.
La compañía ya contaba con herramientas de gestión, como un sistema de gestión
ambiental certificado y u n departamento de medio ambiente consolidado, que han
ayudado al proceso de obtención de la A AI. Esta capacitación ambiental previa se
aprecia en las mejoras ambientales introducidas antes de la entrada en vigor de este nuevo
marco normativo, que le confería a BP Oil Refinería de Castellón un posicionamiento
avanzado y u na mejor capacitación a l a hora de hacer frente a l as nuevas exigencias
legislativas.
Prueba de ello son las unidades de recuperación de azufre (unidades Claus), la planta de
tratamiento de aguas ácidas y la correspondiente al tratamiento de las aguas residuales
ya instaladas en la refinería, que han incidido en la minimización de los dos vectores
ambientales clave sobre los que impacta su actividad: las emisiones a la atmósfera y el
vertido de aguas residuales.
A pesar del avance tecnológico de las instalaciones, la complejidad y a lcance de las
actividades desarrolladas por BP Oil Refinería de Castellón han obligado a una adaptación
progresiva a los requerimientos establecidos por la legislación, tal y como reflejan las tres
AAI obtenidas en los últimos seis años. La primera de ellas, obtenida en el año 2004, se
centraba en la adecuación de las que fueron las nuevas instalaciones relativas al proyecto
de combustibles de última generación. Ésta fue la primera AAI otorgada por parte de la
administración competente a una empresa de la Comunitat Valenciana.
En el año 2006 se obtuvo la AAI para la actividad de refino de crudo de petróleo,
completando, sin n inguna excepción, el á mbito de actuación de BP Oil Refinería
de Castellón. Por último, en 2007, se introdujeron modificaciones sustanciales en la
instalación (se sustituyó el combustible utilizado hasta el momento, fueloil por fuelgas
y gas natural, con objeto de dar cumplimiento a l a Estrategia Española de Cambio
Climático y Energía Limpia, horizonte 2007-2012-2020, y se instaló una nueva planta
de coquización retardada) que obligaron a la obtención de una nueva AAI.
Parte de las innovaciones ambientales introducidas a l o largo de este proceso se h an
dirigido a a umentar la capacidad de tratamiento y p restaciones de las tecnologías ya
instaladas, principalmente en lo relativo a la planta de tratamiento de aguas ácidas,
la correspondiente a l t ratamiento biológico de las aguas residuales y l a planta de
recuperación de azufre, esta última mejorada con la conversión a unidades SuperClaus.
Asimismo se han incorporado nuevas tecnologías que, como se expone a continuación,
atenúan el i mpacto ambiental principalmente de las emisiones a l a atmósfera y d e la
carga contaminante de las aguas residuales, sin olvidar el ruido y la eficiencia energética.

–122–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a122 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

Innovación tecnológica y aspectos medioambientales


A modo de aproximación, se exponen seguidamente las actuaciones ambientales llevadas
a cabo en el marco del proceso de consecución de la AAI en sus tres versiones:
1. Catalizadores mejorados (Des-SOx).
2. Unidades de absorción de H 2S por aminas.
3. U nidades SuperClaus.
4. Quemadores de bajo NOx.
5. Reducción de COV.
6. Sistema de recuperación de gases en la unidades de antorcha.
7. Tratamiento de aguas ácidas.
8. Tratamiento biológico de las aguas residuales.
9. Sistema de dosificación dual de aditivos en el tratamiento secundario de aguas
residuales.
10. Sistemas de cogeneración.
11. Sistemas de insonorización.

1. Catalizadores mejorados (Des-SOx)


Una de las unidades del proceso que sobresalen en la generación de emisiones de SO2
es la de craqueo catalítico, proceso de conversión que, mediante calor y un catalizador,
permite obtener fracciones ligeras más valiosas a partir de hidrocarburos pesados.
Las emisiones de SO2 se generan en el regenerador de esta unidad. El catalizador empleado
tiende a desactivarse durante el proceso de craqueo catalítico; su recuperación se realiza en
el regenerador mediante un proceso de oxidación durante el cual el azufre retenido en el
catalizador se oxida, formando SO2 que finalmente sale a la atmósfera junto con los humos.
BP Oil Refinería de Castellón ha minimizado las emisiones de SO2 de la unidad de
craqueo catalítico mediante la introducción de un catalizador específico que transfiere
al reactor una proporción del azufre asociado al craqueo catalítico. En el reactor, el
SO2 se convierte en H2S, saliendo con los vapores de los productos formados y siendo
retenido en el sistema de lavado con aminas y transformado en azufre en la planta de
recuperación de este elemento.

2. Unidades de absorción de H2S por aminas


Diversos procesos que transcurren en condiciones reductoras descomponen el a zufre
orgánico que entra en la refinería con el crudo y lo transforman en H2S. Para evitar su
emisión es necesario eliminar H 2S formado de la corriente hidrocarbonada.

–123–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a123 04/11/09 7:26


La refinería ha i nstalado cuatro nuevas unidades de a minas que permiten depurar
cualquier corriente gaseosa que contenga H 2S u o tro gas de tipo ácido, mediante su
disolución en un absorbente de aminas. La corriente rica en H 2S se destina a una unidad
de tipo SuperClaus.

3. Unidades SuperClaus
BP Oil Refinería de Castellón disponía, con anterioridad a l a obtención de la A AI,
de dos unidades de recuperación de azufre mediante el proceso Claus destinadas a la
reducción de las emisiones de este elemento. Como se ha comentado más arriba, diversos
procesos que transcurren en condiciones reductoras descomponen el a zufre orgánico
que entra en la refinería con el c rudo y l o transforman en H 2S. Las unidades Claus
permiten oxidar el H 2S y c onvertirlo en azufre elemental, que se r ecoge y a lmacena
para su comercialización.
Sin embargo, la reacción Claus no transcurre de forma completa, por lo que una pequeña
fracción del azufre, en forma de compuestos gaseosos sin reaccionar, se e mite con el
denominado «gas de cola». BP Oil Refinería de Castellón ha aumentado la eficiencia del
sistema y ha minimizado este efecto mediante la mejora de sus dos unidades Claus, que
se han transformado a unidades SuperClaus, y con la instalación de una nueva unidad
de recuperación de azufre, que también aplica el proceso SuperClaus. Esta tecnología
consiste en la introducción, a continuación del proceso Claus normal, de un reactor en
serie cargado con un catalizador especial de oxidación selectiva que transforma el H2S
en azufre elemental. Todo el azufre, en forma de H 2S, contenido en el gas residual se
oxida, convirtiendose en azufre que se incorpora al depósito de producto fundido para
su posterior comercialización.
El total de SOx eliminado mediante los catalizadores mejorados (Des-SOx), las unidades
de absorción de H 2S por aminas y las unidades SuperClaus se sitúa en torno al 70%.

4. Quemadores de bajo NOx


Durante el proceso de combustión, utilizando aire como comburente, se forma una mezcla
de óxidos de nitrógeno (principalmente NO y, en pequeña proporción, NO2), conocidos
genéricamente como N Ox. El mecanismo predominante de formación de N Ox es el
denominado «NOx térmico», generado por oxidación directa del nitrógeno atmosférico
a las altas temperaturas de la llama. La participación de este mecanismo está directamente
relacionada con la temperatura de llama y se favorece con el exceso de aire (mezclas pobres).
Con el fin de reducir las emisiones de NOx, debidas a la combustión de hornos, calderas
de los procesos y turbinas de gas de la planta de cogeneración, y adecuarse a la AAI, BP

–124–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a124 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

Oil Refinería de Castellón ha introducido quemadores de bajo NOx. Estos quemadores,


que mejoran la mezcla de aire y combustible, dosifican el aire que se aporta al quemador,
reduciendo parte del aire del núcleo de la llama más caliente y creando una atmósfera
reductora con defecto de O 2. El resto de aire se recircula envolviendo el núcleo más
caliente y produciendo una atmósfera oxidante para terminar la combustión. Al retirar
O2 de la zona más caliente se evita la combinación de N2 con O2, limitando la generación
de NO que es catalizado por la temperatura.
Esta tecnología ambiental ha permitido alcanzar porcentajes de reducción de NO x
superiores al 30%.

5. Reducción de COV
En general, toda la refinería es un emisor potencial de COV, y su correcta gestión
integral es un elemento clave para el control de las emisiones: programas de detección y
control de fugas, buenas prácticas de conservación y limpieza, etc. No obstante, existen
unidades críticas que, incluso con una adecuada operación, emiten hidrocarburos a la
atmósfera. BP Oil Refinería de Castellón ha incidido especialmente sobre la evaporación
de los tanques de almacenamiento, instalando dobles sellos en los mismos que permiten
minimizar la emisión de este tipo de contaminantes en porcentajes cercanos al 30%.

6. Sistema de recuperación de gases en las unidades de antorcha


Las antorchas son elementos de seguridad como sumidero de gases en situaciones de
emergencia o incidentes, e indirectamente, cumplen funciones de control medioambiental
de las descargas de combustibles indeseadas o excedentes. Al sistema de antorcha entran
todas las corrientes gaseosas que, por diversos motivos (el principal, la seguridad), deben
ser eliminados rápidamente en condiciones fiables. Sin embargo, siempre existe una
corriente de gas «parásita» que se quema innecesariamente en la antorcha. La unidad de
recuperación de gases de la antorcha recobra los hidrocarburos valorizables, como fuel
gas, presentes en los gases que son quemados en el sistema de antorchas de la refinería.
BP Oil Refinería de Castellón ha instalado un sistema de recuperación de estas corrientes
sistemáticas de pérdidas. El gas procedente de los depósitos colectores de las antorchas
entra en el sistema de recuperación y es comprimido y enfriado; a continuación, pasa a
un depósito separador de líquidos, y ambas corrientes se reciclan y vuelven a refinería,
a procesos acordes con su composición. El compresor cuenta con sistemas de seguridad
para prevenir la entrada de aire a la antorcha.

–125–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a125 04/11/09 7:26


Como consecuencia de la recuperación de parte de los gases que se queman en la antorcha
se reducen las emisiones de gases contaminantes a la atmósfera y aumenta la eficiencia
energética, por la reducción del consumo de vapor necesario para la dispersión de
humos en las antorchas.

7. Tratamiento de aguas ácidas


La práctica totalidad de los procesos de refino tienen sistemas de inyección de vapor para
mejorar la destilación o separación de fracciones. La condensación de este vapor arrastra en
disolución diversos contaminantes de carácter ácido: amoniaco y sulfuro de hidrógeno
principalmente, con menores cantidades de cianuros, fenoles y otros hidrocarburos.
Antes de enviar este efluente a la planta común de tratamiento de aguas, y con el objeto
de mejorar el f uncionamiento y e ficiencia final de esta planta, BP Oil Refinería de
Castellón ya disponía de dos unidades de tratamiento de aguas ácidas que permitían
eliminar la mayor parte de los gases e hidrocarburos disueltos mediante el arrastre por
vapor en una columna especializada.
No obstante, con el f in de garantizar la calidad de las aguas vertidas conforme a l as
prescripciones de la AAI, se ha mejorado la capacidad hidráulica del tratamiento de las
corrientes ácidas instalando una nueva unidad de tratamiento de aguas ácidas.
Cabe destacar que los gases ácidos que salen de la columna se destinan a la unidad de
recuperación de azufre.

8. Tratamiento biológico de las aguas residuales


El vertido de aguas residuales es el se gundo aspecto ambiental de importancia, por
detrás de las emisiones a la atmósfera. Durante el proceso de tratamiento del crudo se
utiliza agua en grandes cantidades, y de una u otra forma en la práctica totalidad de las
unidades de procesos. La instalación de BP en Castellón ya disponía de una planta de
tratamiento de aguas residuales que trataba los efluentes generados en todo el proceso
y que constaba de:
a. Balsas de recogida, donde se gestiona la segregación y distribución del agua a tratar.
b. Tratamiento primario: el e fluente pasa primero por un separador de agua/aceite
para la eliminación de sólidos en suspensión y aceite libre.
c. Tratamiento secundario o fisicoquímico: en esta fase se eliminan los hidrocarburos
emulsionados y sólidos suspendidos de tamaño muy pequeño mediante un proceso
de flotación y floculación.

–126–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a126 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

d. Tratamiento terciario o biológico: después de ser eliminado el aceite en el proceso


de flotación, el a gua se d irige a u n biotratamiento, usualmente lodos activados o
filtro percolador. Las bacterias consumen casi todos los hidrocarburos y o tras
materias orgánicas disueltas.
El c ontaminante m ás s ignificativo d e l as a guas d e p rocesos e stá f ormado p or
hidrocarburos y, por t anto, s u el iminación e s la f unción m ás c aracterística de la
planta de tratamiento de aguas residuales. BP Oil Refinería de Castellón, en el marco
del proceso de obtención de la AAI, incidió en la eliminación de este contaminante
duplicando la capacidad del tratamiento biológico con la instalación de un segundo
tanque, aumentando de esta forma la capacidad hidráulica de la planta.

9. Sistema de dosificación dual de aditivos en el tratamiento secundario


de aguas residuales
El tratamiento secundario consiste en la retirada, mediante flotación con aire, del aceite
emulsionado y sólidos finamente dispersados, donde con la ayuda de polielectrolitos se
forman flóculos que los capturan. El lodo así formado es elevado a la superficie debido
a que pequeñas burbujas de aire son también atrapadas por los flóculos de lodo.
Con el objeto de mejorar este tratamiento, en el marco del proceso de obtención de la
AAI, se ha sustituido el coagulante-floculante utilizado hasta el momento por otros
más efectivos que mejoran la separación de aceites y sólidos en suspensión, reduciendo
la carga contaminante de las aguas tratadas. Asimismo, se ha incorporado un sistema de
dosificación dual de los aditivos utilizados que facilita un preciso ajuste de los productos
químicos, evitando consumos excedentes de los mismos.

10. Sistemas de cogeneración


Una importante aportación de la instalación a la mejora de la eficiencia energética ha
sido la decidida implantación de la cogeneración. Se trata de sistemas diseñados para
producir simultáneamente electricidad y c alor útil. Oil Refinería de Castellón posee
tres instalaciones de cogeneración, con una potencia total de 25 MW.
Asimismo, la planta posee un alto n ivel de integración térmica y d e proceso entre
las diferentes unidades, facilitando la fabricación de productos acabados sin tancaje
intermedio y con alta eficiencia energética.

–127–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a127 04/11/09 7:26


11. Sistemas de insonorización
La unidad de craqueo catalítico y los sistemas antorcha tienen un elevado impacto
sonoro que ha sido m itigado con la i nsonorización de estos equipos mediante la
instalación de atenuadores acústicos y silenciadores. El porcentaje de reducción del
nivel sonoro de estos equipos se sitúa en torno al 25%.

Figura 2. Planta BP Oil Refinería de Castellón.


Fuente: BP Oil Refinería de Castellón, S.A.

Aspectos económicos y sociales de la autorización


ambiental integrada
La adaptación de la planta BP Oil Refinería de Castellón al nuevo marco de la normativa
IPPC y la AAI ha supuesto una inversión de 45 millones de euros, la mayor parte
destinada a la introducción de innovaciones tecnológicas ambientales.

–128–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a128 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

Dado que la práctica totalidad de las tecnologías introducidas son de carácter correctivo,
las a ctuaciones l levadas a c abo para a decuarse a l a A AI son percibidas como u n
incremento del coste de operación de la planta. Únicamente la nueva instalación de
cogeneración genera un ahorro económico directo al mejorar la eficiencia energética
del proceso.
Sí se aprecia una mejora de la imagen como consecuencia de la rápida adaptación al
nuevo marco normativo y un aumento de la competitividad al situarse en una posición
avanzada en cuanto al desarrollo de su actividad dentro del marco normativo vigente.
Más aún, esta mejora de competitividad, sustentada en el liderazgo ambiental perseguido
por BP Refinería de Castellón, que en el corto plazo puede verse reducida frente a otros
competidores instalados fuera de la Unión Europea que operan con unos estándares de
calidad ambiental inferiores a los del entorno europeo, se verá potenciada a largo plazo
si se continúa con la tendencia actual de aumento de la preocupación y el compromiso
ambiental a nivel mundial, como se pone de manifiesto con la ratificación de acuerdos
como el Protocolo de Kyoto. Desde el punto de vista de la empresa, consideran que
su posicionamiento y capacidad de adaptación a escenarios ambientales más exigentes
constituye una ventaja que le distancia de buena parte de sus competidores.
En otro orden de cosas, en la medida en que las mejoras ambientales introducidas
contribuyen a mejorar el puesto de trabajo, se percibe una mejora de la salubridad y la
seguridad laboral, así como una mejor valoración de la comunidad local.
Otro efecto inducido del proceso de obtención de la AAI ha consistido en el desarrollo
de innovaciones ambientales de potencial valor comercial. Los catalizadores mejorados
(Des-SOx), las unidades SuperClaus y l as unidades de absorción de H 2S por aminas
han permitido incrementar la recuperación del azufre, que se recoge y se comercializa,
dadas las aplicaciones industriales que posee. La mayor recuperación de azufre y s u
comercialización como insumo en diversas industrias (textil, fabricación de fertilizantes,
obra civil, etc.) permite ampliar la actividad comercial de la refinería y r efuerza su
política de diversificación.
Si bien ha sido necesaria la participación de aproximadamente el 30% del personal de
la compañía para la adecuación de las instalaciones a l os condicionamientos exigidos
por la AAI, poniéndose de manifiesto su notable esfuerzo para la consecución de esta
autorización, este proceso no ha tenido consecuencias directas sobre el e mpleo, ya
que no ha sido necesaria la contratación de nuevos trabajadores para esta actuación.
Sin embargo, sí se p ercibe indirectamente su repercusión sobre el e mpleo en otras
actividades del sector medioambiental o d e los servicios a l as empresas, a c ausa de la
contratación de empresas externas (ingenierías, consultorías) para el asesoramiento e
introducción de las innovaciones ambientales requeridas.

–129–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a129 04/11/09 7:26


4.3. Ford España, S.L.

Datos de la empresa

Web: www.ford.es
Sector (según epígrafes Ley IPPC):
Epígrafe 10. Consumo de disolventes
orgánicos.
Actividad: Fabricación de vehículos a
motor
N.º de trabajadores: 7.152
Nombre de la empresa:
Ford España, S.L. Año de creación: 1975
Contacto área medio ambiente:
Polígono Industrial s/n fmateoa1@ford.com
46440 Almussafes (Valencia)

El grupo Ford, empresa líder en la fabricación de vehículos a motor, posee unos firmes
compromisos con el desarrollo sostenible en todos sus ámbitos, que son transferidos a
cada una de las unidades de producción que lo constituyen. Consciente de las notables
implicaciones sobre la sostenibilidad medioambiental del proceso de producción de
vehículos, así como del uso y tratamiento al final de la vida útil del producto fabricado,
el grupo Ford ha emprendido en los últimos años una firme estrategia de reducción
del impacto medioambiental a t ravés de la incorporación de innovaciones de carácter
ambiental.
Buen ejemplo de ello son el Centro Diésel de Dagenham (Reino Unido), primera planta
de automoción que, desde las turbinas de viento in situ, recibe el 100% de la electricidad
para sus necesidades de fabricación, o la planta de motores de Bridgend, en Gales, sede
del centro de fabricación de automoción con la instalación solar fotovoltaica integrada
más grande de Europa. Esta planta cuenta con 26 paneles fotovoltaicos que generan
electricidad suficiente para iluminar una zona de unos 10.000 metros cuadrados, lo
que permite una reducción de emisiones de CO 2 de 4.400 toneladas cada a ño. En
cuanto al tratamiento de vehículos al final de su vida útil, el g rupo Ford ha asumido
el compromiso Vertido Cero (ZeroLandfill) y ha desarrollado y puesto en marcha un
programa de reciclaje completo de los vehículos, que incluye las directrices de «diseñar
para reciclar», mejora del uso de materiales reciclados y reducción del uso de materiales
peligrosos (ecodiseño).

–130–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a130 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

Otras líneas de trabajo del Grupo Ford en este ámbito son, por una parte, el desarrollo
de vehículos Flexifuel, que pueden alimentarse con combustibles tradicionales (gasolina
sin plomo) o con E85 (mezcla de 85% de bioetanol y 15% de gasolina sin plomo) y que
ya se encuentra disponible en el mercado español. Por otro lado, se está desarrollando
una nueva generación de motores diésel con inyección directa y t ratamiento de los
gases de escape, que permitirá una combustión más eficiente y más limpia. Una tercera
línea de trabajo se basa en la investigación en el ámbito de motores de combustión de
hidrógeno internos y células de combustible de hidrógeno.
La introducción de innovaciones ambientales en el proceso no sólo permite lograr
notables mejoras de los indicadores ambientales de esta compañía, sino también reducir
costes de producción a m edio plazo (sustitución de fuentes de energía convencionales
por renovables, reducción de los consumos, técnicas de ecodiseño…) en un contexto de
fuerte competencia en el m ercado que ha obligado a a justar al máximo los márgenes
de los fabricantes.
Ford España, como integrante del grupo, asume este compromiso e i ntegra entre sus
principios la protección del medio ambiente, impulsando la mejora continua desde el punto
de vista ambiental tanto del proceso productivo como del propio producto. Por tanto,
una de las variables de mayor peso en el proceso de introducción de nuevas tecnologías
ambientales es la pertenencia a u n grupo multinacional sensibilizado con la protección
del medio ambiente y el d esarrollo sostenible y que, además, opera en un sector que ha
asumido importantes compromisos en materia de lucha contra el cambio climático.
En este contexto, la introducción de innovaciones ambientales en la entidad está
motivada por las nuevas exigencias sociales, las novedades normativas, los avances
técnicos detectados o las propias necesidades identificadas internamente desde el área de
medio ambiente y las distintas áreas de producción. La identificación de oportunidades
de innovación se r ealiza a p artir de la propia experiencia del grupo y m ediante la
consulta a i ngenierías especializadas en las materias de interés con objeto de obtener
una visión panorámica de las opciones que presenta el m ercado y f acilitar la toma de
decisiones para su selección.
En este escenario, las exigencias de la directiva IPPC han supuesto para Ford España
un estímulo adicional para la introducción de innovaciones ambientales. Un proceso
de innovación que se h a traducido en una importante reducción de sus emisiones a
la atmósfera, la sustitución de materias primas por otras menos contaminantes, la
minimización de la carga contaminante de las aguas residuales, una mayor protección
de los suelos y una optimización de la gestión de residuos.
Un aspecto que ha facilitado de forma notable la adaptación a l os nuevos parámetros
exigidos por la AAI ha sido la certificación de la planta Ford de Almussafes en un Sistema
de Gestión Ambiental (ISO 14001). Desde la puesta en marcha de dicho sistema en el año
1998, la planta cuenta con un sólido sistema de seguimiento, control y reducción de los

–131–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a131 04/11/09 7:26


impactos sobre el entorno. Por su parte, tal y como corresponde a una empresa líder en
su sector, Ford España fue pionera en la creación de un departamento de medio ambiente
encargado del control de todos los aspectos medioambientales del proceso de fabricación.
En este sentido, estos ú ltimos a spectos (certificación en u n Sistema de Gestión A m-
biental y e xistencia de un departamento de medio ambiente consolidado) han consti-
tuido elementos facilitadores en la de obtención de la AAI cuyo proceso, no obstante,
no ha estado exento de dificultades de tipo administrativo, a c ausa del incremento de
la carga burocrática de la empresa (al menos en el corto plazo) por la preparación de la
documentación y s u adecuación conforme a l os modelos establecidos reglamentaria-
mente. Asimismo, la adaptación al nuevo escenario legislativo ha supuesto una fuerte
inversión en tecnologías de carácter medioambiental que se h a situado en torno a l os
18 millones de euros.

Innovación tecnológica y aspectos medioambientales


Se exponen a continuación las actuaciones en materia de innovación ambiental llevadas
a cabo en el marco de la IPPC:
1. Mejoras para la reducción de las emisiones de compuestos
orgánicos volátiles (COV).
2. Minimización de la carga contaminante de los efluentes líquidos.
3. Prevención de la contaminación de suelos.
4. Compactación de residuos de cartón.
5. Análisis de las alternativas de reciclaje de los residuos.

1. Mejoras para la reducción de las emisiones de COV


Una de las etapas del proceso productivo con un mayor impacto en la atmósfera es la
correspondiente al proceso de aplicación de pinturas, que principalmente emite COV.
La reducción de estas emisiones se ha logrado mediante el desarrollo de un proyecto
específico, apoyado por la realización de pruebas piloto en otras plantas del grupo
Ford en Europa, que ha supuesto la mejora de las cabinas de aplicación de pinturas, la
introducción de pinturas high solids (aumento del contenido en sólidos respecto al de
disolventes) y la instalación de oxidadores térmicos (RTO).
La introducción de este tipo de medidas ha permitido una importante reducción de las
emisiones de COV a l a atmósfera y u na mejora en las condiciones ambientales de la
operación, alcanzando unos valores de emisión de 60 mg/m 2 de COV, muy inferiores
a los registrados con anterioridad a la obtención de la AAI.

–132–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a132 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

Figura 3. Oxidadores térmicos.


Fuente: Ford España, S.L.

2. Minimización de la carga contaminante de los efluentes líquidos


En el p roceso de fabricación de vehículos a m otor de Ford se g eneran dos efluentes
de distinta composición, uno con una elevada carga de sustancias oleosas y otro sin
ella, que requieren la aplicación de técnicas de depuración diferenciadas. En el primer
caso se aplica la ultrafiltración y, en el caso del efluente no oleoso, un tratamiento
fisicoquímico. Antes de la aplicación de la ley IPPC y u na vez satisfecho este primer
tratamiento, ambos efluentes se c analizaban hasta la planta de tratamiento biológico,
última fase de la depuración de los efluentes generados en el proceso, cumpliéndose
los valores límites de vertido establecidos por la autorización sectorial otorgada. Las
aguas depuradas se vertían en una laguna artificial para emplearlas en el r iego de las
zonas verdes de la instalación.

–133–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a133 04/11/09 7:26


Figura 4. Laguna artificial.
Fuente: Ford España, S.L.

Con la aplicación de la IPPC, los valores límite de vertido establecidos en la A AI


concedida a Ford son muy inferiores a los fijados por la autorización sectorial previa.
Su cumplimiento ha requerido, en primer lugar, el análisis diferenciado de los efluentes
generados, identificándose el n íquel ( Ni) y el f lúor ( F) presentes en las corrientes
procedentes del proceso de fosfatación de la planta de pinturas como los contaminantes
que superaban los nuevos límites de vertido establecidos. Para tratar este efluente se
ha instalado una nueva planta de tratamiento fisicoquímico que ha permitido reducir
la cantidad de dichos contaminantes en el e fluente generado. Las aguas depuradas
resultantes de este proceso se so meten al tratamiento biológico, junto con el r esto
de efluentes, tal y como se ha descrito anteriormente. Mediante esta medida, se han
conseguido alcanzar unos valores de vertido de níquel de 0,2 mg/l y de fluor de 1,7 mg/l,
lo que supone un porcentaje de reducción de estos contaminantes de aproximadamente
80% y 70%, respectivamente.

–134–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a134 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

Figura 5. Nueva planta de tratamiento fisicoquímico.


Fuente: Ford España, S.L.

Por su parte, el c umplimiento de los valores límite de vertido de cloruros y s ulfatos


ha supuesto la sustitución de los productos químicos utilizados en las operaciones de
limpieza del proceso productivo y el ajuste en la dosificación de los productos químicos
utilizados en el propio proceso de depuración. Esto ha permitido reducir el vertido de
cloruros en un 38% y de sulfatos en un 34%, cumpliendo los valores límite de vertido
de 250 mg/l para los cloruros y de 400 mg/l para los sulfatos.

3. Prevención de la contaminación de suelos


En el contexto de la obtención de la AAI, se ha realizado una caracterización ambiental
del terreno mediante la realización de analíticas de suelos. Dicha caracterización permite
conocer el grado de afección a este medio de acuerdo con el Real Decreto 9/2005, de 14
de enero, por el que se establece la relación de actividades potencialmente contaminantes
del suelo y l os criterios y e stándares para la declaración de suelos contaminados.
Asimismo, se han establecido aproximadamente 19 puntos de muestreo en el perímetro
de las instalaciones de la planta tomando en consideración las corrientes de aguas
subterráneas y la propia actividad de la planta con el objeto de realizar controles anuales
sobre las aguas subterráneas y detectar posibles afecciones sobre el terreno.
Otra de las medidas introducidas para prevenir la contaminación que se pudiera generar
por vertido accidental de las materias primas ha sido el mejoramiento de todas las áreas
de la planta mediante el acondicionamiento de los fosos de recepción de los residuos
líquidos (fosos de doble piel).

–135–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a135 04/11/09 7:26


4. Compactación de residuos de cartón
Un elevado volumen de materias primas utilizadas en el p roceso de producción se
presenta en envases o embalajes de cartón que, tras su uso, se convierten en residuos.
Su adecuación previa a su retirada por el gestor autorizado de residuos es primordial
para la optimización del transporte. Por ello, Ford ha introducido dos compactadoras
de cartón que permiten una reducción del volumen de este material, con el consiguiente
beneficio ambiental y económico al reducir los costes de transporte y las emisiones de
gases de efecto invernadero asociados al mismo.

Figura 6. Compactadora de cartón.


Fuente: Ford España, S.L.

5. Análisis de las alternativas de reciclaje de los residuos


Con el o bjeto de priorizar el r eciclaje de los propios residuos se h an realizado, entre
otras actuaciones, estudios para determinar el poder calorífico de los lodos de pintura
y los de depuración, a f in de determinar su potencial de valorización energética con
vistas a examinar su viabilidad como combustibles alternativos en sustitución de los
tradicionales.
Por lo que respecta a la aplicación de herramientas de ecodiseño, ha de señalarse que el
grupo Ford ha venido introduciendo a lo largo de los últimos años importantes novedades
relacionadas con la disminución del impacto ambiental a lo largo de todo el ciclo de vida del
producto (motores flexifuel, sustitución de materias primas, incremento de la reciclabilidad
de los vehículos, etc.). Sin embargo, este tipo de actuaciones no se v incula directamente, al
menos en el corto plazo, con la aplicación de la normativa IPPC y la obtención de la AAI.

–136–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a136 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

Aspectos económicos y sociales de la autorización


ambiental integrada
La adaptación de la planta Ford de Almussafes a las nuevas exigencias establecidas en la
AAI ha supuesto un notable esfuerzo económico que se ha traducido en una inversión
aproximada de unos 18 millones de euros.
Por orden de importancia, las inversiones de carácter técnico realizadas han sido las siguientes:
– Mejora de las cabinas de aplicación de pinturas, la introducción de pinturas high solids
y la instalación de oxidadores térmicos con el objeto de reducir las emisiones de COV.
– Construcción de una nueva planta de tratamiento fisicoquímico.
– Acondicionamiento de los fosos de recepción de los residuos líquidos (fosos de doble piel).
– Equipos compactadores de cartón.
La adecuación a la AAI ha supuesto igualmente mayores exigencias en cuanto al control
y medición de la contaminación. Los esfuerzos en este sentido se h an centrado en la
identificación de 249 focos de emisión a l a atmósfera, que comportan su medición
periódica con un gasto anual considerable, el muestreo de las aguas subterráneas para
el control de la contaminación de suelos y, finalmente, la actuación previa emprendida
por Ford consistente en la caracterización de los suelos donde se asienta la entidad con
mayor probabilidad de contaminación.
Tratándose en su mayoría de medidas de carácter correctivo o relacionadas con el
control y medición de la contaminación, las actuaciones desarrolladas para adecuarse
a la AAI son percibidas como un incremento del coste de operación de la planta. La
excepción, dentro de este grupo de medidas, lo constituye la compactación de los
residuos de cartón, que han supuesto un ahorro económico directo al optimizar las
operaciones de transporte de esta tipología de residuo.
Sin embargo, la rápida adaptación a l a normativa en materia de medio ambiente, y
más concretamente a la ley IPPC, se ha percibido como una mejora de la competitividad
y de la imagen de la compañía, máxime en un sector en el que la excelencia tecnológica y
ambiental se ha convertido en factor de primer orden desde el punto de vista estratégico
y comercial. Otros factores, tales como la salubridad o l a seguridad, no se h an visto
afectados por las mejoras medioambientales.
La adaptación al nuevo escenario legislativo no ha tenido efectos directos significativos
sobre el e mpleo. Los recursos humanos asignados al proceso de obtención de la AAI
pertenecen íntegramente a la propia organización. Se ha contado con la dedicación
exclusiva de las cuatro personas que forman el d epartamento de medio ambiente de
Ford y la participación a tiempo parcial (20-30%) de los ocho coordinadores de plantas.
Sus actuaciones se han apoyado en el asesoramiento jurídico de una asesoría externa.

–137–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a137 04/11/09 7:26


4.4. Porcelanosa, S.A.

Datos de la empresa

Web: www.porcelanosa.com
Sector (según epígrafes Ley IPPC):
Epígrafe 3. Industrias minerales.
Actividad: Fabricación de baldosas cerámicas

Nombre de la empresa: N.º de trabajadores: 1.100


Porcelanosa, S.A. Año de creación: 1973

Carretra N-340, km 56,2 Contacto área medio ambiente:


12540 Vila-real (Castellón) jfabregat@porcelanosa.com

Porcelanosa Grupo, empresa de referencia internacional en la fabricación de baldosas


cerámicas, sustenta su estrategia en valores como la innovación, la creación de valor,
la calidad y l a preocupación por el c uidado del entorno y l a preservación del medio
ambiente. Estos principios guían la actividad de la planta de Porcelanosa en Vila-real
que, desde el propio diseño del producto, valora la incidencia en el entorno que provocará
su fabricación, tomando en consideración desde las materias primas utilizadas hasta el
impacto de cada una de las etapas de su proceso productivo y de la propia distribución.
Con objeto de dar cumplimiento a e ste compromiso, en el p roceso de fabricación de
baldosas se introducen innovaciones ambientales destinadas a minimizar el impacto
medioambiental que aseguren, a su vez, la calidad de producto final. Estas innovaciones,
que contemplan los nuevos avances técnicos, también vienen a c ubrir los requisitos
exigidos por la nueva legislación. Su experiencia y aprendizaje, junto al asesoramiento de
la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (ASCER),
del Instituto de Tecnología Cerámica (ITC) y d e los propios proveedores, orientan y
apoyan el proceso de búsqueda e introducción de nuevas tecnologías.
Con anterioridad a la aplicación de la norma IPPC, Porcelanosa ha ido adaptando su
proceso productivo a las exigencias normativas y a los avances tecnológicos aplicables
al sector, priorizando las actuaciones dirigidas a m inimizar los principales impactos
ambientales de su actividad. En este sentido cabe destacar:

–138–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a138 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

– La instalación y mejora progresiva de los sistemas de depuración de las emisiones


canalizadas en las etapas de molienda, atomización, prensado, secado, esmaltado
y preparación de esmaltes.
– La mejora de los sistemas de depuración de aguas residuales existentes, modificando
infraestructura y a ditivos, a sí como i ntroducción de sistemas a dicionales de
tratamiento de aguas residuales de proceso que complementan a l os anteriores,
incluido el mecanizado.
– La potenciación de sistemas de eficiencia energética: cogeneración y conducción
de los gases calientes generados hacia la zona de atomización para el se cado de
la barbotina (disolución acuosa producida tras la molienda en la preparación del
soporte), sistemas de reaprovechamiento de los gases calientes de la zona de cocción
en las fases previas de secado, etc.
Uno de los elementos que ha favorecido y sustentado el proceso de innovación tecnológica
ambiental ha sido la introducción de un sistema de gestión ambiental. La certificación
en la norma ISO 14001 por parte de Porcelanosa supuso un punto de partida para
aplicar métodos de gestión a mbiental más eficientes. El control y se guimiento de
indicadores ambientales del proceso productivo, las exigencias de mejora continua y el
cumplimiento de obligaciones legales son requisitos de la norma ISO 14001, que sitúan
a esta herramienta como pieza clave para impulsar la prevención de la contaminación.
Tanto es así, que la posición avanzada en la gestión ambiental, certificada con la ISO
14001, ha facilitado la obtención de la AAI.
Asimismo, Porcelanosa cuenta con un departamento de medio ambiente, integrado por
cuatro personas, que son responsables de la evaluación continua del impacto ambiental de la
actividad y, en definitiva, de la integración de la variable ambiental en el proceso productivo.
Otra de las herramientas en las que se apoya Porcelanosa para conseguir sus objetivos
ambientales es el ecodiseño. De esta forma, la planta de Porcelanosa incorpora
sistemáticamente aspectos medioambientales en el diseño y desarrollo de sus productos,
al objeto de reducir su eventual impacto negativo en el medio ambiente a lo largo de
todo su ciclo de vida.
Esta estructura ambiental a nivel organizativo (certificación ISO 14001, departamento
de medio ambiente, ecodiseño) permite canalizar la estrategia ambiental definida por
Porcelanosa, que se t raduce en una mejor gestión del impacto de su actividad, lo que
ha facilitado su adecuación a la normativa IPPC.
En este contexto, la aplicación de la IPPC y la obtención de la AAI han supuesto más un
esfuerzo en la tramitación administrativa y preparación de la documentación requerida
para la obtención de la AAI (año 2006), que en la adaptación del proceso productivo y
la introducción de innovaciones ambientales.

–139–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a139 04/11/09 7:26


El cumplimiento de las nuevas exigencias de la directiva IPPC conlleva y/o supone la
incorporación de mejoras tecnológicas principalmente en aquellos vectores ambientales
en los que la AAI ha introducido parámetros más exigentes que los que existían hasta
el momento. Éste es el caso de aspectos como las emisiones difusas de partículas, las
emisiones de flúor procedentes de la etapa de cocción y la contaminación acústica.

Innovación tecnológica y aspectos medioambientales


A modo de aproximación se s intetizan a c ontinuación las actuaciones ambientales
iniciadas en el marco de la IPPC:
1. Adecuación del almacenamiento y transporte interno de las materias primas del soporte.
2. Insonorización de las instalaciones para la reducción del impacto acústico.
3. Adecuación del almacenamiento de los residuos peligrosos y no peligrosos.
4. Proyecto de instalación de un filtro de mangas en la etapa de cocción.

1. Adecuación del almacenamiento y transporte interno de las


materias primas del soporte
Una de las etapas del proceso de fabricación de baldosas con mayor impacto en la
emisión a l a atmósfera de partículas d ifusas es el a lmacenamiento, m anipulación
y t ransporte i nterno a l a ire l ibre de las m aterias primas pulverulentas (arcillas y
feldespatos), principales componentes de la baldosa. El elevado consumo y trasiego de
estos materiales hace que el impacto de las emisiones difusas sea un aspecto a considerar
en la tarea de prevención de la contaminación.
Las medidas emprendidas por Porcelanosa, en el m arco del proceso de obtención de
la A AI, encaminadas a r educir estas emisiones a l a atmósfera han consistido en el
cerramiento de las zonas de acopio/almacenamiento de las materias primas mediante
la instalación de silos semicerrados (graneros), techado con dos aberturas, y cerrados
(silos interiores) con delimitación de la zona máxima de acopio, y la incorporación de
un sistema de humectación para reducir aún más la emisión de material pulverulento. El
transporte interno de las materias primas de la pasta a través de las cintas transportadoras
también transcurre en su totalidad por naves cerradas, minimizando la emisión difusa
a la atmósfera. El control de estas emisiones se realiza mediante mediciones periódicas.
Esta actuación ha permitido cumplir con los valores límite de emisión de partículas
difusas (PM10) situándose la emisión por debajo de los 40 µg/m3.

–140–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a140 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

2. Insonorización de las instalaciones para la reducción del impacto


acústico
La adaptación de la planta para evitar que se transmitan al entorno niveles superiores
a lo establecido por la legislación vigente en materia de ruido se c orrigió mediante el
traslado de la operación de molienda, con un elevado impacto acústico, a una zona más
alejada del perímetro de la planta, así como mediante la sustitución de las torres de
refrigeración de la etapa de prensado por enfriadores que se caracterizan por su menor
impacto sonoro, a la vez que eliminan el riesgo de contagio por legionella.
Con este mismo objetivo se han instalado sistemas de aislamiento acústico en aquellas
actividades del proceso que requerían una reducción de las emisiones acústicas, como
la etapa de preparación de pastas, molienda, atomización y distribución de gas.
Los resultados de las medidas incorporadas para minimizar el impacto acústico de la
actividad se traducen en una reducción porcentual del nivel sonoro diurno y nocturno
en torno al 20% en puntos críticos, dando cumplimiento a los límites establecidos para
este aspecto ambiental.

3. Adecuación del almacenamiento de los residuos peligrosos y no


peligrosos
Dado que la planta ya disponía de una zona cubierta específica para la recogida y
almacenamiento selectivo de los residuos peligrosos, su adecuación a las exigencias de
obtención de la AAI ha consistido en la minimización del riesgo de vertidos accidentales
y contaminación de suelos, a t ravés de la incorporación de sistemas antiderrame que
evitan el posible vertido de agentes contaminantes y la adquisición de depósitos de doble
casco para residuos concretos. Asimismo, esta zona ha sido incluida dentro del sistema
general de protección contra incendios de la planta, incorporándose un dispositivo de
detección de humos.
La adecuación del almacenamiento de los residuos no peligrosos ha comportado
adaptaciones similares al de peligrosos, integrándose también en el plan de protección
contra incendios de la planta.
Las actuaciones emprendidas en este aspecto ambiental evitan al 100% el posible vertido
a cauce público de sustancias contaminantes y l a potencial contaminación del suelo,
mejorando su gestión interna.

–141–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a141 04/11/09 7:26


4. Proyecto de instalación de un filtro de mangas en la etapa de
cocción
Uno de los principales contaminantes presentes en la emisión de humos en chimeneas
procedentes de l a e tapa de c occión de l as ba ldosas e s el f lúor ( F), sobre t odo en
composiciones de pavimento. La tecnología existente para la reducción de este
contaminante en las emisiones se basa en la instalación de filtros de mangas que aportan
hidróxido de calcio (Ca(OH)2), compuesto que, al entrar en contacto con el flúor,
reacciona y l o neutraliza, formando un precipitado y m inimizando su emisión a l a
atmósfera.
Principalmente en la planta de pavimento, se estudiarán en detalle las distintas
posibilidades encaminadas al cumplimiento de este requisito legal. En principio, todo
se dirige a la instalación de este tipo de filtros.
La reducción del f lúor de la corriente de gases emitida en la etapa de cocción de las
baldosas mediante la incorporación de un filtro de mangas específico se sitúa en torno
al 100%, logrando eliminar las emisiones de fluoruros.

Figura 7. Planta de Porcelanosa.


Fuente: Porcelanosa, S.A.

–142–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a142 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

Por lo que se r efiere al ecodiseño, un ejemplo de las actuacioens v inculadas a e sta


herramienta ambiental que se h a introducido en el p roceso de obtención de la A AI
ha sido la sustitución de las materias primas que contienen plomo (Pb) utilizadas en
la preparación de esmaltes y se rigrafías por otras que no contengan este metal. Esta
actuación ha permitido la eliminación de este contaminante en las corrientes residuales
a la atmósfera, derivadas del proceso de cocción, y e n el v ertido de aguas residuales
procedentes de las secciones de preparación y aplicación de esmaltes

Aspectos económicos y sociales de la autorización


ambiental integrada
La i nversión r ealizada p or Porcelanosa p ara l a o btención d e l a A AI a lcanzará
aproximadamente los 550.000 euros, siendo las inversiones de carácter tecnológico de
mayor envergadura económica las correspondientes a la adecuación del almacenamiento
y transporte interno de las arcillas (ya concluida) y a l a instalación del sistema de
depuración de los gases emitidos en la etapa de cocción (en proyecto).
Si bien las reformas planteadas (adecuación del almacenamiento y t ransporte interno
de las materias primas, instalación de un filtro de mangas en la etapa de cocción,
insonorización de las instalaciones para la reducción del impacto acústico y adecuación
del a lmacenamiento de los residuos peligrosos y no peligrosos) son i nnovaciones
de carácter correctivo, que suponen un coste añadido al proceso productivo, estas
adecuaciones ambientales asociadas al cumplimiento de los requisitos exigidos por la
AAI son consideradas por la empresa una fuente de mejora de la imagen de marca de
Porcelanosa, dando continuidad a su constante y claro compromiso de respeto al medio
ambiente en la obtención de productos de máxima calidad.
De esta forma, Porcelanosa se posiciona estratégicamente en el mercado situando sus
productos a la vanguardia de la innovación ambiental en un entorno socioeconómico
con una creciente sensibilidad medioambiental y v aloración de los productos más
respetuosos por el m edio ambiente. Este posicionamiento facilita la inclusión de sus
productos en otros mercados con altos estándares de calidad ambiental, aumentando
la competitividad de Porcelanosa frente al resto de sus competidores.
Otro efecto inducido del proceso de obtención de la A AI es una mejora notable de
la capacidad de adaptación a la legislación, lo que reducirá los costes de adaptación a
escenarios futuros de mayores exigencias medioambientales, tanto en el marco nacional
como en el internacional, dado el carácter exportador de la industria cerámica en
general, y de Porcelanosa en particular.

–143–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a143 04/11/09 7:26


Asimismo, otros factores como la salubridad y l a seguridad se h an visto netamente
mejorados. La mejora ambiental en la producción redunda en un entorno más saludable
y seguro para el personal de la planta, así como en una mejor valoración de la comunidad
local, y mayor fluidez en las relaciones con los actores públicos y sociales de la misma.
Otro efecto inducido de importancia consiste en la generación de una innovación de
potencial valor comercial. La revisión del proceso y su adaptación a las exigencias de la
AAI ha llevado al nacimiento de un nuevo procedimiento y producto a partir de la
recuperación de los residuos generados en el transcurso de la producción. El rechazo
generado durante el p roceso productivo previo a l a cocción (tiesto crudo defectuoso
proveniente del prensado, piezas crudas esmaltadas con defectos apreciables procedentes
del esmaltado y polvo de aspiración desprendido durante la manipulación y el transporte
del material en las etapas precedentes al horneado) se r eaprovecha para confeccionar
una nueva baldosa con un valor medioambiental indudable. El nuevo producto, STON-
KER ECOLOGIC, es un gres porcelánico obtenido en su totalidad a partir de material
reciclado de las distintas líneas de fabricación, y permite, además de un menor consumo
de materias primas, un importante ahorro energético, ya que se elimina la etapa de
molienda (el m aterial crudo y el p olvo de a spiración se m ezcla d irectamente con
agua, también recuperada, y se o btiene la barbotina que será la generadora del polvo
atomizado utilizado como base para el prensado). Este nuevo producto ha tenido una
buena aceptación y no ha pasado inadvertido para el mercado en general, pasando a ser
una opción importante en aquellos proyectos que priman el respeto al medio ambiente.
A pesar de que la obtención de la AAI no ha requerido la incorporación a la empresa de
nuevo personal, para la preparación y tramitación de la documentación se ha contado con
el asesoramiento de una empresa externa. También la introducción de las innovaciones
ambientales ha requerido la contratación de ingenierías, organismos de control y otros
proveedores, lo que en definitiva ha supuesto un impacto indirecto en el empleo.
Desde el p unto de v ista del trámite administrativo, la A AI ha ayudado a i ntegrar
los permisos/autorizaciones sectoriales en un único procedimiento, ofreciendo una
ventanilla ú nica, positivamente valorada desde Porcelanosa, a l reducir los costes
administrativos que tienen que soportar las empresas.

–144–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a144 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

4.5. IFF Benicarló, S.A.

Datos de la empresa

Web: www.iff.com
Sector (según epígrafes Ley IPPC): Epígrafe 4.
Industria química.
Actividad: Fabricación de productos químicos
Nombre de la empresa: diversos para uso en perfumería y cosméticos
IFF Benicarló, S.A. N.º de trabajadores: 204

C/ Felipe Klein, n.º 2 Año de creación: 1924


12580 Benicarló (Castellón)

International Flavors & F ragrances I nc. ( IFF) es l íder mundial en la creación de


sabores y fragancias utilizadas en una amplia variedad de productos de consumo. Los
consumidores pueden apreciar estos aromas y sabores únicos en la perfumería fina y
cosmética, detergentes y a rtículos de uso doméstico, así como bebidas, alimentos y
productos de confitería. Con las ventajas que supone el conocimiento de las marcas y los
gustos del consumidor combinadas con su dirección en I+D e innovación, la compañía
obtiene los beneficios para proporcionar a sus clientes una gama de productos diferente.
Incluida en el Í ndice S&P 500, IFF tiene oficinas de ventas, plantas de fabricación y
centros creativos en 31 países de todo el mundo.
IFF Benicarló, S.A. f ue f undada en el a ño 1924 bajo la razón social de Destilerías
Adrian & K lein, S.A. (DAKSA) dedicándose a l a extracción de aceites esenciales y a
la fabricación de aromas y zumos de frutas y exportando su producción, ya desde sus
inicios, a todo el mundo. En el año 1986 fue adquirida por la multinacional americana
International Flavors & Fragrances Inc. (IFF).
La empresa inició, a p rincipios de los años 90, el d esarrollo de un proyecto para la
incorporación de criterios ambientales en la gestión de sus operaciones, poniendo en
marcha un plan interno de actuación ambiental. Los objetivos principales fueron la
concienciación y formación de sus empleados en las buenas prácticas medioambientales

–145–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a145 04/11/09 7:26


y asegurar la mejora continua. En la actualidad, IFF Benicarló cuenta con un equipo
técnico de personas que trabajan en la sostenibilidad e i mpacto olfativo y u n comité
interno dedicado a la identificación y puesta en marcha de acciones de mejora continua,
en el que el área de medio ambiente de la entidad tiene un papel activo.
La modernización ambiental de IFF Benicarló se h a sustentado en el c umplimiento
de los requisitos impuestos por la normativa medioambiental vigente, el respeto a los
principios medioambientales de IFF Inc. y el principio de mejora continua adoptado
por la entidad. Con estos referentes, y c ontando con la participación y propuestas de
las distintas áreas que conforman la empresa (producción, procesos, ingeniería, medio
ambiente, etc.), el g rupo de sostenibilidad e i mpacto olfativo define las necesidades
y propuestas de mejora que, con la aprobación de la dirección, se incorporarán al
proceso productivo para la adecuación a l as nuevas exigencias y l a prevención de la
contaminación. La identificación y búsqueda de las nuevas técnicas surge de la propia
experiencia acumulada por el á rea de medio ambiente, que ocasionalmente se a poya
en la consulta a asesorías externas (proveedores, universidades, Centro de Tecnologías
Limpias y Cámara de Comercio). La prioridad en la puesta en marcha de las actuaciones
atiende al binomio medioambiente/eficacia de producción y, por supuesto, al coste de
la inversión.

Figura 8. Planta de IFF Benicarló.


Fuente: IFF Benicarló, S.A.

–146–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a146 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

En este contexto, la necesidad de adaptarse a las nuevas exigencias de la AAI, más rigurosas
que las establecidas en el anterior escenario normativo, ha supuesto un importante
impulso a la introducción de innovaciones ambientales. Las nuevas tecnologías aplicadas
se han centrado en aspectos tales como la reducción de las emisiones atmosféricas, la
reducción de la carga orgánica de las aguas residuales, la mejora en la gestión de los
residuos y la prevención de la contaminación del suelo.
Es de señalar que IFF-Benicarló posee un sistema de gestión ambiental (ISO 14001) y un
sistema de seguridad y salud en el trabajo (OHSAS 18001) certificados tras la obtención
de la AAI. En este caso, el proceso emprendido para la adaptación a la directiva IPPC
simplificó y f acilitó la obtención de las certificaciones, siendo necesario únicamente
documentar las actuaciones emprendidas en el m arco de la A AI para acreditar la
excelencia de la planta en materia de medio ambiente y seguridad y salud laboral.

Innovación tecnológica y aspectos medioambientales


Las a ctuaciones a mbientales l levadas a c abo e n el m arco d e l a a daptación a l os
condicionamientos de la AAI se pueden resumir en los siguientes aspectos:
1. Minimización de las emisiones a la atmósfera.
2. Reducción de la carga contaminante de los efluentes líquidos.
3. Adecuación del almacenamiento de los residuos generados.
4. Prevención de la contaminación del suelo.

1. Minimización de las emisiones a la atmósfera


Teniendo en cuenta que el objetivo final de los procesos industriales de la empresa es la
obtención de productos que poseen un alto impacto olfativo para su uso en perfumería,
detergentes y artículos de uso doméstico, uno de los retos más importantes es minimizar
ese impacto. IFF Benicarló, en el marco de la obtención de la AAI, ha emprendido
numerosas actuaciones encaminadas a lograr ese objetivo. Entre las mejoras tecnológicas
introducidas caben destacar:
• Introducción de un sistema de oxidación atmosférico para la transformación de
moléculas gaseosas en efluentes líquidos y su posterior depuración biológica.
• Instalación de tanques para emisiones accidentales debidas a posibles sobrepresiones.
• Cerramiento del a lmacenaje de gases de proceso e i nstalación de sistemas de
detección automática del contaminante, ventilación forzada y absorción de fugas
mediante scrubbers.

–147–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a147 04/11/09 7:26


• Instalación de torres de lavado o scrubbers para:
a) Depósito y almacenamiento de materias primas volátiles con puntos de ebullición
por debajo de 100 ºC y/o presión de vapor mayor que 1 mm de Hg a 25 ºC.
b) Eliminación de contaminantes volátiles gaseosos en el escape de bombas de
vacío.
c) Sistemas de absorción de gases en determinados reactores y destiladores de
plantas productivas.
• Cabinas de vaporización para limpieza de equipos móviles.
• Intercambiador de calor en la entrada del agua de procesos a los fosos de tratamiento
primario.
• Grupos de frío en reactores de producción.
• Cubrimiento e instalación de rociadores en fosos de tratamiento fisicoquímico de
aguas de proceso.
• Introducción de dos tipos de sistemas de inertización con nitrógeno (N 2) con el
objeto de evitar oxidaciones e incidentes.
a) Tipo mecánico en todos los depósitos auxiliares de producción, tales como
neutralizadores, materias primas, disolventes, intermedios, subproductos y
residuos. Inventariadas más de 500 unidades.
b) Tipo automático en los equipos de reacción y destilación. En este caso las válvulas
de suministro de N 2 y l as válvulas de venteo son activadas electrónicamente a
través de un transmisor de presión instalado en el r ecipiente. Los puntos de
consigna son fijados en el o rdenador de proceso y el s istema de control es el
encargado de regular la apertura de ambas válvulas.
• Instalación de equipos para la captación de contaminantes en gases calientes,
mediante «trampas de frío» o condensadores donde circula agua muy fría.
• Mejora en condensadores en varias columnas de destilación.
Las medidas i ntroducidas en el m arco de la obtención de la A AI han tenido u na
repercusión directa en las emisiones de contaminantes a l a atmósfera, alcanzándose
una reducción superior al 50%.

–148–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a148 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

2. Reducción de la carga orgánica de los efluentes líquidos


Desde el año 2002, todos los efluentes líquidos con restos orgánicos e inorgánicos son
tratados en la instalación de aguas residuales que consta de las siguientes fases:
• Pretratamiento de separación de aceites y sólidos en suspensión
• Tratamiento primario fisicoquímico de flotación por aire de cavitación.
• Tratamiento secundario biológico para la eliminación de la materia biodegradable.
Las a guas depuradas resultantes del t ratamiento se v ierten a l colector i ndustrial
municipal. Las principales actuaciones encaminadas a r educir la carga contaminante
de los vertidos generados y a mejorar su control son las siguientes:
• Automatización del sistema de neutralización del tratamiento primario.
• Instalación de una depuradora biológica con fangos activos en triple etapa con
oxígeno puro. Dispone de una capacidad de 4.500 m3, equivalente a una instalación
destinada a l t ratamiento de los e fluentes generados p or 120.000 h abitantes,
aproximadamente.
• Instalación de un grupo de frío en la depuradora biológica.
• Instalación de dos t anques i noxidables de 5 0 m 3 para el almacenamiento de
determinados efluentes residuales que, por su elevada demanda química orgánica
(DQO), no pueden ser depurados en las propias instalaciones y se destinan a gestión
externa.
• Instalación de un tanque inoxidable de 70 m 3 para el almacenamiento de aguas
residuales de alta salinidad que, por esa razón, también requieren una gestión
externa específica.
• Instalación de equipos auxiliares en balsa de retención de aguas pluviales de 1.000 m3.
• Instalación de un nuevo colector interno y una balsa de seguridad de 6.000 m3 para
la contención de las aguas pluviales y posterior depuración interna.
• Recubrimiento polimérico de canales de agua de servicios.
• Instalación aérea inoxidable para recogida y conducción de agua de procesos.
La instalación y mejora de una depuradora biológica, junto con la automatización del
sistema de neutralización del tratamiento primario y l a adecuación de los sistemas
de recogida y a lmacenamiento de los efluentes generados, han supuesto un notable
avance en este aspecto medioambiental, lográndose una importante reducción de la
carga orgánica del efluente que permite cumplir la normativa establecida de vertidos
a la red municipal.

–149–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a149 04/11/09 7:26


3. Adecuación del almacenamiento de los residuos generados
La producción de residuos en la planta alcanza las 15.000 toneladas, de las que 5.000
se gestionan a través de un gestor autorizado, 6.000 son reutilizadas internamente y/o
puestas en el m ercado como materias primas secundarias y 4 .000 (fondos orgánicos
generados en las columnas de destilación de las plantas de proceso) son autogestionadas
como combustible líquido de sustitución, empleándolo en las calderas de vapor. La gestión
interna de esas 4.000 toneladas de fondos orgánicos ha supuesto el aprovechamiento
energético de parte de los residuos generados en el proceso, reduciendo en un 20% el
total de residuos generados que han de recibir una gestión final.
Las mejoras introducidas con motivo de la obtención de la AAI se han centrado en la
adecuación del almacenamiento de residuos a través de las siguientes medidas:
• Instalación de 5 tanques inoxidables de 30 m 3 para almacenamiento de residuos.
• Instalación de 5 tanques poliéster de 50 m3 para almacenamiento de residuos ácidos.
• Instalación de un reactor i noxidable de 15 m 3 para procesamiento de residuos
internos.
• Instalación de un almacén para ubicación de residuos peligrosos.
Asimismo, se ha reducido el volumen de lodos generados en el proceso de depuración
biológica de aguas residuales mediante la instalación de un filtro prensa y un compresor
de aire.

4. Prevención de la contaminación del suelo


La principal actuación llevada a c abo para prevenir la contaminación del suelo ha
consistido en el vaciado, limpieza y clausura del depósito metálico de 1.000 m3 enterrado
para almacenamiento del fuel utilizado como combustible para la producción de vapor.
Como sustitutos de este depósito se han instalado cuatro depósitos inoxidables de
30 m 3 para almacenamiento de combustibles.

–150–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a150 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

Aspectos económicos y sociales de la autorización


ambiental integrada
La inversión económica que la obtención de la AAI ha supuesto para la empresa ha sido
de unos 9 millones de euros aproximadamente. La práctica totalidad de esta inversión
ha tenido un carácter técnico, siendo de mayor envergadura la cantidad destinada a
reducir la carga orgánica de las aguas residuales y a m inimizar el impacto olfativo.
Dado el carácter de las medidas implantadas, no se aprecia un ahorro económico directo
por las innovaciones introducidas en el proceso de obtención de la AAI. No obstante,
sí puede apreciarse reducción de costes relacionados con un menor consumo de agua
y disminución de los residuos que son gestionados a través de gestores autorizados.
La i ncorporación de l as t écnicas mencionadas para l a mejora de l as c ondiciones
ambientales de la actividad atendiendo a las exigencias de la AAI es percibida por IFF
Benicarló como una importante ventaja competitiva y u na mejora de la imagen de la
compañía con respecto al resto de competidores. Esta condición, junto con la calidad
y cantidad de productos elaborados, más de 800 compuestos diferentes, mejora su
posicionamiento estratégico en el mercado, situándose como referente del sector de la
química orgánica fina. Asimismo, aspectos como la seguridad y salud en el trabajo se han
visto también netamente mejorados dada la vinculación de las medidas implementadas
con estos factores.
La adaptación a la AAI no ha tenido un impacto directo sobre el empleo, ya que todos
los recursos humanos destinados a e ste proceso pertenecen a l a propia entidad. Se
ha contado con la participación de cuatro personas de las áreas de medio ambiente,
producción, procesos e i ngeniería. La subcontratación de servicios externos se h a
centrado en el servicio de asesoramiento y tramitación.

–151–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a151 04/11/09 7:26


4.6. Colortex 1967, S.L.

Datos de la empresa

Web: www.colortex.net
Sector (según epígrafes Ley IPPC):
Epígrafe 7. Industria textil.
Actividad: Estampación, tinte y
acabados textiles

Nombre de la empresa: N.º de trabajadores: 250


Colortex 1967, S.L. Año de creación: 1967

Avenida textil, N.º 60 Contacto área medio ambiente:


46870 Onteniente (Valencia) igil@colortex.net

Colortex, grupo empresarial dedicado al ennoblecimiento textil, integra entre sus


componentes a Colortex 1967, que se ocupa de la estampación, tinte y acabados textiles.
Desde su creación, han tratado gran diversidad de tejidos y c olorantes, aplicando
un control integrado a t odo el p roceso que da como resultado un amplio abanico
de soluciones. Colortex busca el l iderazgo en el se ctor a t ravés de valores como la
innovación, la calidad y l a preservación del medio ambiente y c uenta como principal
herramienta la mejora continua. Esta política empresarial facilita la adecuación de sus
productos a l as necesidades y r equisitos de sus clientes y a l a demanda del mercado,
mejorando su competitividad y afianzando su posicionamiento en él.
El proceso de innovación ambiental en Colortex 1967 se inició en los años noventa.
Progresivamente ha ido adaptando su proceso productivo a l as exigencias normativas
y a l os avances tecnológicos aplicables al sector, priorizando las actuaciones dirigidas
a reducir los principales impactos ambientales de su actividad. Entre las actuaciones
de modernización ambiental llevadas a c abo, destaca la implantación de un sistema de
depuración de aguas residuales que incluye tamizado, neutralización, aireación-agitación,
reactor biológico aerobio, flotación, acondicionamiento de fangos y d eshidratación de
los mismos. Su finalidad es minimizar la carga contaminante de las aguas residuales

–152–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a152 05/11/09 7:32


4. Estudios de caso

generadas, uno de los principales aspectos ambientales de mayor incidencia del sector, al ser
numerosos los procesos que pueden generar efluentes con elevadas cargas contaminantes,
principalmente en las operaciones de limpieza del producto.
En el año 2001 se certificó el sistema de gestión medioambiental (SGMA) por la norma
ISO 14001, siendo uno de los instrumentos sobre el que se ha sustentado el proceso de
innovación tecnológica. Las exigencias de mejora continua y el cumplimiento de las
obligaciones legales requeridos por la norma ISO 14001 han promovido la incorporación
de tecnologías que minimizan el impacto ambiental del proceso de estampación, tinte
y acabados textiles.
La creación de un departamento de medio ambiente es otro de los elementos que ha
facilitado la introducción de innovaciones ambientales en Colortex. La asignación
de personal con dedicación exclusiva a tareas de evaluación y corrección del impacto
ambiental de la actividad ha reforzado la política ambiental de la empresa, por la que
se apuesta decididamente.
En este contexto, la introducción de nuevas tecnologías ambientales en Colortex se lleva
a cabo a e stímulos del principio de mejora continua que rige el f uncionamiento de la
entidad, de las nuevas exigencias normativas, así como de los avances técnicos que se
han ido produciendo en el sector o las propias necesidades identificadas. Su experiencia
y aprendizaje, junto al asesoramiento del Instituto de Tecnología Textil (AITEX), de los
propios proveedores y l a consulta de publicaciones especializadas, orientan y apoyan
el proceso de búsqueda e introducción de nuevas tecnologías.
El posicionamiento ambiental avanzado de Colortex con antelación a la aplicación de la
norma IPPC ha facilitado el proceso de obtención de la AAI. Las mejoras tecnológicas
introducidas para dar cumplimiento a los condicionantes de la autorización inciden
principalmente en los principales aspectos de la actividad, y más concretamente sobre
la carga contaminante de las aguas residuales del proceso de mercerizado, las emisiones
de COV del proceso de recubrimiento textil, el t ratamiento de las aguas residuales
generadas y los lodos originados en el proceso de depuración.

Figura 9. Planta Colortex 1967.


Fuente: Colortex 1967, S.L.

–153–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a153 04/11/09 7:26


De manera general, el proceso de adaptación y obtención de la AAI como impulsor de la
introducción de técnicas de prevención de la contaminación es percibido positivamente
por Colortex 1967. No obstante, también se apunta alguna debilidad del proceso, y en
concreto del procedimiento administrativo, que ha sido considerado un trámite largo
y complejo.

Innovación tecnológica y aspectos medioambientales


A modo de aproximación, las actuaciones ambientales llevadas a cabo en el marco del
proceso de obtención de la AAI se pueden resumir en los siguientes puntos:

1. Planta de recuperación de sosa.


2. Secado térmico de los lodos de depuración.
3. Planta de fangos activados de carga reducida.
4. Precipitador electrostático en el proceso de recubrimiento textil.
5. Planta de cogeneración.

1. Planta de recuperación de sosa


Uno de los pretratamientos que reciben el a lgodón y l as f ibras de c elulosa e s el
mercerizado, que mejora la resistencia a la tracción, la estabilidad y el lustre del algodón,
así como el rendimiento del colorante durante la tintura (reducción del 30-50% de su
consumo). Este tratamiento, que consiste en la aplicación de una disolución de sosa, es
responsable de la presencia de álcalis en las aguas residuales, que deben ser neutralizadas.
Colortex 1967 h a i nstalado u na u nidad de re cuperación de sosa para re sponder a
las exigencias de la AAI. En esta operación, la sosa presente en las aguas residuales
se concentra mediante evaporación para ser recirculada. Este sistema permite una
reducción drástica de la carga alcalina y d e la conductividad de las aguas residuales,
y, en consecuencia, del ácido necesario para la neutralización de las mismas. La sosa
recuperada se utiliza de nuevo en el proceso de mercerizado reduciendo las necesidades
de esta materia prima.

–154–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a154 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

2. Secado térmico de los lodos de depuración


Colortex 1967 dispone de una planta para el tratamiento de las aguas generadas en los
diferentes procesos de pretratamiento, tintura, estampación, acabados, etc., e i ncluso
de las procedentes de otras plantas industriales, que constan de tratamiento primario y
secundario. Este tratamiento genera un elevado volumen de fangos que son gestionados
a través de un gestor autorizado.
Con el objeto de reducir la cantidad de lodos de depuración se ha instalado un secado
térmico de los mismos. El lodo se c arga en una cinta transportadora sobre la que se
aplica aire caliente como medio de secado, que fluye a través de la misma y absorbe la
humedad del lodo. El volumen de lodo se ha reducido un 75%.

3. Planta de fangos activados de carga reducida


Complementariamente a la planta de tratamiento de aguas residuales existente, Colortex
1967 ha implantado un sistema de fangos activados de carga reducida, es decir, con
baja relación de alimento por microorganismos (food/microorganisms). Consiste en un
tratamiento de digestión aerobia que permite eliminar los compuestos biodegradables
del efluente residual. Para conseguir esa baja relación de alimento por microorganismos
se re quieren t anques de a ireación de g ran t amaño, lo que h a s upuesto u na f uerte
inversión inicial.
Gracias a esta planta de fangos activados, la reducción de la carga orgánica de las aguas
residuales, medida en términos de demanda química de oxígeno (DQO), supera el 80%.

4. Precipitador electrostático en el proceso de recubrimiento textil


El principal impacto ambiental de las operaciones de recubrimiento y l aminado es
la emisión a l a atmósfera de los COV que provienen de los disolventes y l os aditivos
contenidos en los compuestos utilizados.
Colortex 1967 ha reducido notablemente las emisiones de este tipo de contaminante
generadas en el p roceso de recubrimiento mediante la instalación de un precipitador
electrostático. El plastificante retenido en el precipitador se recoge y se utiliza de nuevo
en el p roceso, por lo que el b eneficio ambiental es doble: por un lado se r educen las
emisiones de COV en porcentajes próximos al 98% y, por otro, disminuye el consumo
de plastificante al aprovechar el que es retenido en el sistema de depuración.

–155–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a155 04/11/09 7:26


5. Planta de cogeneración
La necesidad de generar calor en muchos de los procesos, principalmente baños y
operaciones de secado y de polimerización, hace que uno de los principales impactos
de la industria de la estampación, tinte y acabados textiles sea el consumo de energía.
La instalación de una planta de cogeneración ha permitido a Colortex 1967 mejorar la eficiencia
de su sistema productivo, reduciendo el consumo de energía por unidad de producto.

Aspectos económicos y sociales de la autorización


ambiental integrada
La inversión realizada por Colortex 1967 para la obtención de la AAI ha ascendido a
un millón de euros aproximadamente, destinándose más de la mitad de esta cantidad
a las tecnologías de tratamiento de fangos activos y secado térmico.
La percepción, por parte de la compañía, del impacto sobre su imagen y competitividad
a consecuencia del proceso de adaptación a los condicionantes de la AAI es considerada
como muy positiva. Colortex 1967 es la primera empresa del sector textil que obtiene
la AAI, lo que ha supuesto una evidente mejora de su posicionamiento en el mercado
del sector. Adicionalmente, el e sfuerzo inversor en la implementación de las citadas
tecnologías ambientales, que inicialmente se percibió como un coste dado el carácter
correctivo de la mayoría de ellas, se estima que permitirá un ahorro a largo plazo por
el aprovechamiento y reciclado de los materiales recuperados (sosa, plastificante), por el
ahorro en la gestión de los lodos de depuración, al disminuir su volumen, y por la eficiencia
energética conseguida.
A resultas del proceso de obtención de l a A AI, C olortex solicitó y o btuvo de l a
Administración la condición de gestor autorizado de los lodos de depuración. Esto le
ha permitido gestionar sus propios residuos (lodos de depuración) y los generados por
otras empresas, con la consiguiente ventaja económica derivada de las economías de
escala conseguidas y la diversificación de su actividad.
Los efectos sobre la salubridad y l a seguridad laboral han sido considerados también
positivos, especialmente por las implicaciones que sobre ello tiene la reducción de
la carga contaminante de las aguas residuales y l a disminución de las emisiones a l a
atmósfera.
En lo relativo a los efectos sobre el empleo, dado el avanzado posicionamiento ambiental
de la organización, l a obtención de l a A AI sólo requirió l a participación de dos
personas de la propia organización pertenecientes a la oficina técnica de Colortex,
no habiendo sido necesaria la subcontratación de servicios externos.

–156–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a156 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

4.7. Grupo Avícola La Cresta, S.L.


(Grupo Huevos Guillén)

Datos de la empresa

Web: www.huevosguillen.com
Sector (según epígrafes Ley IPPC):
Epígrafe 9. Industria agroalimentaria y
ganadera
Actividad: Explotación avícola de gallinas
de puesta
Nombre de la empresa:
Grupo Avícola La Cresta, S.L. N.º de trabajadores: 50
(Grupo Huevos Guillén)
Año de creación: 2001
Paraje de las Covatillas Contacto Área Medio Ambiente:
46320 Sinarcas (Valencia) gestionambiental@huevosguillen.com

El Grupo Huevos Guillén se c ompone de cinco empresas consolidadas, líderes en


el sector avícola de la Comunidad Valenciana, que desarrollan y c ontrolan el c iclo
avícola desde su inicio (recría de la pollita, control sanitario, alimentación y c iclo de
producción) hasta su distribución.
La apuesta del Grupo por la calidad y la innovación ha sido clara y decidida desde el inicio
de su actividad. Muestra de ello es la granja ubicada en el municipio de Sinarcas (Valencia)
cuyas instalaciones se h allan entre las más modernas de Europa, estando el proceso de
recolección y posterior clasificación de los huevos completamente automatizado, lo que
permite que el periodo transcurrido desde la puesta hasta la venta sea mínimo.
La empresa es pionera en la producción de huevo «campero», siendo el grupo con mayor
número de plazas de cría alternativa de España. Para ello, dispone de instalaciones de tipo
aviario donde las gallinas circulan libremente por su interior y cuentan, a su vez, con acceso
al exterior, donde disponen de los 4 m 2 por ave, exigidos por la legislación actual. Estas
instalaciones, además de permitir la libertad de movimiento de las gallinas, cuentan con
todos los beneficios de las naves más modernas (recogida automática de los huevos, recogida
de la gallinaza mediante cintas, control de las condiciones ambientales por ordenador,
paneles de refrigeración…) y pueden albergar hasta 25.000 aves.
La adaptación a los nuevos requisitos exigidos por la legislación constituye una variable
de entrada f undamental en el proceso de introducción de innovaciones de carácter
medioambiental en el Grupo Huevos Guillén, sin olvidar, evidentemente, variables de

–157–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a157 04/11/09 7:26


carácter estrictamente económico. En este sentido, el cumplimiento de los condicionantes
de la AAI ha supuesto no sólo la incorporación de tecnologías ambientales con
impactos favorables sobre la generación de residuos y vertidos, emisiones atmosféricas
y contaminación de suelos, sino también un factor impulsor de la modernización
ecológica de la empresa. Como consecuencia del nuevo escenario normativo, se ha
creado un departamento técnico de ingeniería encargado del desarrollo de la AAI, se
han ampliado las funciones del departamento de calidad, asignándole competencias
medioambientales y se ha implantado un sistema de gestión medioambiental (SGMA)
certificado según la norma ISO 14001 en el año 2008.
En este contexto, el p roceso de adaptación y o btención de la AAI es percibido por el
Grupo Huevos Guillén como abiertamente positivo, si bien también ha sido considerado
un proceso laborioso.

Innovación tecnológica y aspectos medioambientales


Las nuevas técnicas introducidas por el Grupo Avícola La Cresta, S.L. (parte del Grupo
Huevos Guillén) a raíz de la obtención de la AAI son las que se detallan a continuación:
1. Secado y adecuación de la gallinaza.
2. Instalación de nuevos filtros de mangas para reducción de contaminación atmosférica.
3. Mejora de la gestión de subproductos animales (huevo roto).
4. Formulación de piensos con proteína controlada para minimizar la presencia de
nitrógeno en heces.

1. Secado y adecuación de la gallinaza


Dada su elevada carga orgánica de origen animal, la gallinaza generada en el proceso
de puesta tiene aplicaciones agronómicas evidentes, siendo utilizada como enmienda
orgánica de suelos. N o obstante, también posee un alto contenido en humedad que
dificulta su manejo y gestión, y que puede favorecer el deterioro y la contaminación
de l as a guas s ubterráneas y l os s uelos. L a solución a doptada, e n el m arco de l a
obtención de la AAI, para adecuar su gestión y m inimizar su impacto ha consistido
en la implantación de un sistema de secado de la gallinaza. Este material es recogido
mediante cintas transportadoras dispuestas por debajo del piso de las jaulas, aplicando
sobre las cintas un secado por ventilación. El secado se realiza aprovechando el calor
residual de la nave de puesta, que se extrae, se conduce y aplica sobre la gallinaza recogida.
Mediante este sistema se disminuye el calor interior de los alojamientos, garantizando
una a decuada t emperatura y r enovación del a ire, dos premisas e senciales para el
bienestar de los a nimales y el m antenimiento de sus rendimientos productivos, a l

–158–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a158 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

tiempo que se reduce la humedad de la gallinaza y las emisiones de amoniaco, al inhibirse


las reacciones químicas. El contenido en materia seca es clave por lo que respecta a l as
emisiones: si aumenta el contenido de esta materia, las emisiones disminuyen. Cuanto
más rápidamente se seque la gallinaza, menores serán las emisiones contaminantes.
El secado forzado de la gallinaza se combina con su retirada frecuente, obteniéndose
la máxima reducción de las emisiones de amoniaco del alojamiento y t ambién de las
instalaciones de recogida, aunque supone un coste energético.
La impermeabilización de las zonas de salida de la gallinaza a través de las cintas
transportadoras es otra de las medidas introducidas que previene la contaminación
de las aguas subterráneas y los suelos debida a la generación y gestión de este residuo.
Los beneficios ambientales de las medidas descritas han sido la eliminación completa de los
vertidos generados en el proceso descrito, el descenso en un 15% de los residuos de gallinaza
y la disminución del coste de su transporte debido a la reducción del volumen generado.

2. Instalación de nuevos filtros de mangas para reducción de


contaminación atmosférica
El Grupo Avícola La Cresta, S.L. tiene integrado en su proceso productivo la formulación
y elaboración de piensos compuestos, preparando el a limento de las aves en la propia
instalación. Esta actividad, que permite garantizar el suministro de pienso en función
de la calidad deseables de la producción de huevos y reducir los impactos ambientales
relacionados con el trasporte, tiene un impacto directo sobre la atmósfera. La manipulación
y descarga de las materias primas alimentarias (cereales y harina de soja principalmente,
junto con correctores vitamínicos minerales en las proporciones adecuadas), su molienda
y su mezcla, entre otras, son operaciones que emiten a la atmósfera partículas sólidas. Este
impacto se h a minimizado con la instalación de nuevos filtros de mangas que depuran
las emisiones provenientes de estas etapas de la fabricación de pienso.

3. Mejora de la gestión de subproductos animales (huevo roto)


Entre los residuos generados en la granja se e ncuentran los huevos rotos. Hasta la
aplicación de la norma IPPC, no se h abía contemplado mejorar la gestión de este
subproducto de origen animal, que se cedía a gestores autorizados para su eliminación.
En el proceso para la obtención de la AAI, se estudiaron distintas alternativas para
mejorar la gestión ambiental de los huevos rotos y minimizar su impacto. Actualmente,
este subproducto es gestionado a través de un gestor autorizado que separa en dos las
fracciones aprovechables del huevo roto, harinas y g rasas. Las grasas, por su poder
calorífico, son aprovechadas energéticamente en el p ropio proceso de separación,
utilizándose como combustible alternativo en sustitución de los tradicionales. Las

–159–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a159 04/11/09 7:26


harinas, con un contenido energético pobre, se destinan a plantas cementeras, donde,
junto con otros residuos, como disolventes saturados, se u tilizan como combustible
en procesos con mayor poder de asimilación de combustibles a lternativos que los
desarrollados en l as plantas del gestor. Posteriormente, l as c enizas generadas en
las plantas cementeras se i ncorporan a p roductos de construcción, satisfaciendo su
necesidad de incorporar un determinado porcentaje de material inerte. De este modo,
con el a provechamiento de grasas y h arinas se c onsigue una reducción del uso de
combustibles fósiles no renovables y se aporta una solución al problema ambiental del
destino de estos residuos.

4. Formulación de piensos con proteína controlada para minimizar la


presencia de nitrógeno en heces
La estrategia nutricional (composición y c ontenido en nutrientes del pienso) de la
empresa no sólo t iene u na elevada i nfluencia en el r endimiento productivo de las
gallinas, sino que constituye uno de los ejes principales en el contexto medioambiental
de prevención de impactos de una granja.
Existe una relación directa entre este factor y las características de la gallinaza generada,
que es responsable de las principales emisiones e impactos asociados a esta actividad. Si
se reduce la excreción de nutrientes (nitrógeno y fósforo) y, por tanto, su concentración
en la gallinaza, se minimizarán las emisiones que se puedan producir a lo largo de todo
el proceso productivo (alojamientos, almacenamiento, gestión y aplicación agrícola).
En el marco de la obtención de la AAI, con objeto de evitar el exceso de nutrientes
ingeridos con la ración y reducir el impacto de la generación de la gallinaza, Grupo
Avícola La Cresta, S.L. ha diseñado y aplicado una formulación de piensos con proteína
controlada que, atendiendo al óptimo desarrollo del animal, limita el exceso de ingesta
proteica.
La aplicación de esta técnica supone una de las medidas preventivas más eficientes para
reducir la concentración de elementos contaminantes en la gallinaza, disminuyendo la
necesidad de aplicar medidas correctoras en las fases posteriores del proceso productivo.
Su eficacia en la reducción de emisiones se prolonga a lo largo de toda la cadena de
producción, minimizando la emisión global de la instalación. Su aplicación permite
reducir entre un 1 ó 3% de nitrógeno y fósforo respectivamente en la gallinaza.
Por su parte, la adaptación a los condicionantes de la AAI ha tenido consecuencias relevantes
sobre aspectos relativos a innovación en la estructura de la gestión ambiental de la planta, al
impulsar y sustentar la certificación de la entidad en la ISO 14001. En este caso, los notables
esfuerzos desarrollados en materia de control y análisis de los impactos ambientales de la
actividad, así como la necesidad de poner en marcha un sistema de seguimiento de dichos
impactos a través de indicadores para la adaptación a las exigencias de la norma IPPC, han
tenido un evidente efecto retroalimentador sobre el proceso de implantación de un SGMA.

–160–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a160 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

Figura 10. Planta de Grupo Avícola La Cresta, S.L.


Fuente: Grupo Huevos Guillén.

Aspectos económicos y sociales de la autorización


ambiental integrada
La inversión realizada por Grupo Avícola La Cresta, S.L. para la obtención de la AAI
ha ascendido a aproximadamente 215 mil euros.
La percepción por parte del Grupo Huevos Guillén del impacto sobre la competitividad del
proceso de adaptación a los condicionamientos de la AAI es muy favorable. Conscientes de
pertenecer a un sector con importantes debilidades en cuanto a gestión ambiental se refiere,
la modernización ecológica de la estructura empresarial y la incorporación de tecnologías
de protección ambiental han supuesto un evidente posicionamiento en el mercado en el que
opera la compañía, siendo percibido como altamente positivo por parte de los grupos de
interés, y muy especialmente por parte de los clientes (mejora de la imagen).
Los efectos sobre la salubridad y la seguridad laboral han sido considerados igualmente
como positivos, especialmente por las implicaciones que sobre ello tiene la reducción
y el control de los residuos.
En l o r elativo a l os e fectos so bre el e mpleo, l a o btención d e l a A AI r equirió l a
participación de cuatro personas de la propia organización pertenecientes a las áreas
técnica, veterinaria y a grícola, que llevaron a c abo la correspondiente tramitación.
Se subcontrataron servicios externos para la introducción de nuevas tecnologías.
Aunque no se requirió la contratación de nuevo personal, posteriormente se creó un
departamento técnico de ingeniería responsable de proyectos de construcción y reforma
al que se asignó la tarea de llevar a cabo las modificaciones estipuladas en la AAI.

–161–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a161 04/11/09 7:26


4.8. Alcan Packaging Alzira, S.L.Unipersonal

Datos de la empresa

Web: www.alcan.com
Sector (según epígrafes Ley IPPC):
Epígrafe 10. Consumo de disolventes
orgánicos.
Actividad: Edición, artes gráficas y
Nombre de la empresa: reproducción de soportes grabados
Alcan Packaging Alzira, N.º de trabajadores: 240
S.L.Unipersonal
Año de creación: 1942
Caretera CV-50, km 18,1 Contacto Área Medio Ambiente:
46600 Alzira (Valencia) belen.fernandez@alcan.com

Alcan Packaging Alzira es integrante del grupo Alcan Packaging, líder mundial en
el envasado especializado de valor a ñadido, que ofrece soluciones innovadoras de
múltiples materiales (plásticos, película plástica tratada, aluminio, papel, cartón y
cristal) a clientes de todo el mundo para los mercados de alimentación, farmacéutico,
belleza y tabaco. En 2007, el grupo poseía 130 plantas y 30.000 empleados en 31 países.
Su excelencia en la impresión dentro de los sectores de laminado, cartón, cilindros y
tuberías, etiquetas y envoltorios, su innovación en el empaquetamiento especializado
y, además, sus logros tecnológicos, se sustentan no sólo en principios de creación de
valor sino también en valores sociales y ambientales.
Alcan Packaging A lzira, como i ntegrante del g rupo A lcan Packaging, a sume los
principios de desarrollo sostenible marcados por el g rupo y desarrolla sus productos
sobre tres criterios fundamentales: medioambiental, social y económico. La pertenencia
a este grupo internacional, con unos fuertes compromisos en el c uidado del entorno
y la preservación del medio ambiente, es el m otor principal que impulsa la puesta en
marcha efectiva de iniciativas encaminadas a introducir innovaciones ambientales con
el fin último de lograr la mejora ambiental del proceso productivo.
La identificación de las alternativas técnicas de eficiencia ambiental y de prevención
de la contaminación se sustenta en la experiencia del propio grupo. Atendiendo a los
principales impactos ambientales de la actividad, a las propias necesidades identificadas

–162–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a162 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

internamente y a l as exigencias normativas y so ciales, se p rioriza la implementación


de determinadas innovaciones ambientales, desarrolladas con éxito en otras plantas
del grupo.
Este proceso de introducción de innovaciones ambientales se ha visto favorecido por
la implantación de un sistema de gestión ambiental certificado (ISO 14001). Dicho
sistema de gestión no es el único que apoya la gestión eficiente y de calidad del proceso
productivo. A lcan Packaging A lzira también cuenta con otros sistemas de gestión
certificados, como son el s istema de gestión de calidad (ISO 9001), de prevención de
riesgos laborales (OHSAS 18001) y de seguridad alimentaria (BRC y AIB), este último
introducido para asegurar la correcta gestión de los productos fabricados que se destinan
al envasado de alimentos de consumo humano. Todos ellos han sido impulsados desde
el propio grupo Alcan Packaging, que considera estas herramientas de gestión como
factores de competitividad en los que sustenta su estrategia empresarial, dado el mercado
internacional en el que opera.
La consecución de estos objetivos ambientales y de calidad desde el punto de vista del
proceso y d el producto es tan efectiva gracias a l a existencia de un departamento de
medio ambiente con dedicación exclusiva a la puesta en marcha de iniciativas enfocadas
a la prevención de la contaminación y orientado por el criterio de mejora continua.
Alcan Packaging A lzira i ncorpora otra herramienta a l a t oma de decisiones del
desarrollo de sus productos, el ecodiseño. La organización cuenta con un programa
específico de análisis del ciclo de vida del producto que permite el d iagnóstico de los
impactos ambientales de todas las fases de sus productos, desde el diseño, pasando por
la producción y la gestión posterior a su uso.
Este escenario ha facilitado la aplicación de la AAI en Alcan Packaging Alzira, que
ha contado con los citados instrumentos de apoyo para su consecución. Pero ha sido
necesaria t ambién la i ntroducción de importantes i nnovaciones a mbientales en el
proceso productivo, principalmente en el a specto ambiental de mayor impacto, las
emisiones de COV, alcanzado una inversión de 3,5 millones de euros. Cabe destacar
que el cambio de ubicación de la empresa motivó el inicio de este proceso de acuerdo
con las exigencias de la nueva legislación de prevención y c ontrol integrados de la
contaminación.

–163–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a163 04/11/09 7:26


Innovación tecnológica y aspectos medioambientales
A continuación se presentan las actuaciones ambientales llevadas a cabo para la obtención
de la AAI:
1. Oxidador térmico regenerativo (RTO).
2. Instalación de una depuradora.
3. Uso de adhesivos alternativos.
4. Mejoras en las instalaciones para la minimización de la generación de residuos.

1. Oxidador térmico regenerativo (RTO)


Uno de los principales impactos sobre el medio ambiente de esta actividad es el debido
a las emisiones a l a atmósfera. Los procesos de i mpresión mediante la técnica de
huecograbado y d e flexografía utilizados en el p roceso productivo requieren grandes
cantidades de disolventes, emitiéndose a l a atmósfera compuestos orgánicos volátiles
(COV). Alcan Packaging Alzira, a instancias de la AAI, ha mejorado notablemente este
proceso con la instalación de un oxidador térmico regenerativo (RTO) que permite la
oxidación de los COV de los gases de extracción y reduce notablemente las emisiones a
la atmósfera de los mismos. En este sistema, el aire contaminado entra en una primera
torre, se precalienta y se c analiza a la cámara de combustión ya caliente, donde acaba
alcanzando la temperatura de destrucción de los COV. Una vez descontaminada, la
corriente gaseosa pasa por una segunda torre, donde se enfría, para salir por la chimenea
a la temperatura adecuada.
Previamente a l as modificaciones realizadas, las emisiones de COV variaban entre
0-4 gC/Nm 3, reduciéndose en la actualidad a un máximo de 50 mg/Nm 3, lo que
porcentualmente supone una reducción de aproximadamente el 90%.
Sobre este aspecto ambiental, Alcan Packiging Alzira está considerando mejorar su
actuación mediante la instalación de un recuperador de disolventes que permitiría
su aprovechamiento y evitaría las emisiones a la atmósfera de COV.

2. Instalación de una depuradora


El cumplimiento de los valores límite de vertido establecidos en la AAI ha exigido la
depuración mediante desbaste, el t ratamiento biológico aerobio, la decantación de las
aguas residuales domésticas de la planta y de las purgas del sistema de refrigeración de
circuito de cerrado, únicos efluentes vertidos a cauce público. El resto de aguas residuales
generadas se almacenan en fosa séptica y son retiradas por un gestor autorizado.

–164–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a164 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

La instalación de estas innovaciones ambientales tiene una repercusión directa en la


reducción de la contaminación de los efluentes.
El vertido de un efluente menos contaminante repercute directamente en el c anon de
vertido, que se calcula atendiendo, entre otros factores, a la naturaleza, características
y grado de contaminación del vertido.

3. Uso de adhesivos alternativos


Tradicionalmente los adhesivos utilizados en la etapa de extrusión han sido de naturaleza
orgánica, con la consecuente emisión de compuestos orgánicos volátiles. Su sustitución
por otros en base acuosa evita al 100% la emisión a la atmósfera de los COV asociados
al uso de adhesivos, reduciendo el impacto de la actividad sobre este medio.

4. Mejoras en las instalaciones para la minimización de la


generación de residuos
La incorporación de nuevos equipos en el proceso de impresión y e n el d iseño de los
productos con objeto de minimizar la generación de residuos ha consistido en:
– Instalación de la cuatricomía. Los procesos de impresión exigen el empleo de
elevadas cantidades de tinta y de disolventes que se convierten después en residuos.
La instalación de una cuatricomía, que se basa en la simulación de colores con la
superposición de sólo cuatro de ellos, cyan, magenta, amarillo y n egro, permite
el ahorro en el consumo de tinta y disolvente, con la consecuente reducción de la
generación de los residuos correspondientes.
– Lavadora de planchas de impresión flexográfica. Las placas de impresión flexográfica
son el insumo principal en el proceso de impresión. La limpieza de las planchas tras
su uso, mediante una lavadora de planchas, permite alargar su vida útil y reducir
el consumo y generación de sus residuos.
– Cilindre Proof. Este equipo permite la realización de pruebas piloto de los
productos con el o bjeto de controlar e i nspeccionar su calidad de manera previa
a su producción final. Los resultados de las pruebas facilitan, posteriormente, la
adecuación del proceso productivo a l as exigencias de calidad del producto. Con
la introducción del Cilindre Proof se consigue la reducción de las mermas en el
proceso productivo.

–165–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a165 04/11/09 7:26


Aspectos económicos y sociales de la autorización
ambiental integrada
La inversión realizada por Alcan Packaging Alzira para su adecuación a l a A AI ha
alcanzado aproximadamente los 3,5 m illones de euros. Las inversiones de carácter
tecnológico de m ayor envergadura e conómica corresponden a l oxidador térmico
regenerativo (RTO), que supone tres cuartas partes del total de la inversión.
Las innovaciones tecnológicas introducidas a raíz de la aplicación de la ley IPPC y de la
obtención de la AAI encaminadas a la minimización de las afecciones sobre la atmósfera
(RTO) y l as aguas (depuradora biológica) son de carácter correctivo y so n percibidas
como un coste del proceso productivo. Con todo se aprecian ahorros económicos a largo
plazo derivados de las mejoras introducidas en la gestión de los aspectos ambientales. Un
ejemplo de ello es el sistema de depuración de las aguas residuales generadas, que permite
reducir la carga contaminante y, en consecuencia, el c anon de vertido al reducirse el
coeficiente de cálculo dependiente del grado de contaminación del vertido. La reducción
del volumen de residuos y el coste de gestión de los mismos es otro de los aspectos que
hay que considerar en el c ómputo del ahorro generado. Y n o menos importantes son
los ahorros en el coste de las materias primas.
Por otro lado, las iniciativas tecnológicas implementadas a raíz de la adecuación a la AAI
han reforzado el c ompromiso de Alcan Packaging Alzira por el c uidado del entorno
y la preservación del medio ambiente, demostrando la capacidad de la organización
para adaptarse a las nuevas exigencias de la legislación en materia de medio ambiente,
mejorando s u i magen y s u c ompetitividad, factores c lave e n el p osicionamiento
estratégico internacional frente al resto de sus competidores.
Más aún, a partir de las mayores exigencias ambientales ha surgido un nuevo producto
que abre las puertas a posibles nuevas aplicaciones, y por ende nuevas vías de negocio.
Parte de los productos fabricados en el proceso de producción están dirigidos al envasado
de productos alimentarios, debiendo de cumplir las exigentes normas de este ámbito. La
utilización de adhesivos en bases acuosas en sustitución de los tradicionales de carácter
orgánico evita la presencia de compuestos orgánicos debidos al uso de disolventes en
el producto final, facilitando el c umplimiento de la legislación vigente alimentaria y
mejorando la competitividad y comercialización del producto.
Otros ámbitos que se v en netamente mejorados en la empresa son la salubridad y l a
seguridad, con un importante impulso a la mejora de las relaciones con actores públicos
y sociales que aprecian un entorno más saludable y seguro.
Si bien el proceso de adaptación para la consecución de la AAI no ha supuesto la
contratación de nuevo personal, todos los trabajos relacionados con ello se han llevado
a cabo a través de una empresa externa subcontratada, lo que en definitiva ha supuesto
un impacto indirecto en el empleo.

–166–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a166 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

4.9. V aersa

Datos de la empresa

Web: vaersa.com
Sector (según epígrafes Ley IPPC):
Epígrafe 5. Gestión de Residuos
Actividad: Tratamiento de residuos urbanos
y vertedero controlado
Nombre de la empresa:
Vaersa N.º de trabajadores: 1.000
Año de creación: 2005
Planta de tratamiento de residuos urbanos
y vertedero controlado de Villena Contacto área medio ambiente:
(Alicante) alleo@vaersa.com

Partida Cabezos, Km 1,5


3400 Villena (Alicante)

Vaersa es una empresa pública de la Generalitat Valenciana que presta todo tipo de
servicios relacionados c on l a gestión medioambiental: desarrollo a grario y r ural
sostenible, e ducación y se nsibilización a mbiental, g estión forestal, formación y
voluntariado a mbiental, i ngeniería y r edacción de proyectos a mbientales, mejora
medioambiental y paisajista, ocio medioambiental, gestión de residuos y otras obras e
infraestructuras ambientales.
Esta empresa pública tiene una gran experiencia en el diseño, construcción y gestión de
plantas de tratamiento de residuos urbanos (RU) y vertederos controlados. Una de las
plantas que actualmente gestiona Vaersa es la planta de tratamiento de RU y vertedero
controlado de Villena.

–167–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a167 04/11/09 7:26


En esta planta se g estionan los residuos urbanos generados en las poblaciones de
la zona XIII del Plan Integral de Residuos de la Comunitat Valenciana (PIR). En la
planta de tratamiento, los RU recepcionados se se paran en dos fracciones: residuos
orgánicos e i norgánicos. Los residuos orgánicos se u tilizan para la fabricación de
compost (enmienda de suelos, sustrato y a bono orgánico), mientras que los residuos
inorgánicos se c lasifican según los principales grupos de reciclaje (vidrios, metales,
papel y c artón, plásticos) para ser enviados a c entros de reciclaje. Aunque el o bjetivo
de toda gestión medioambiental es el reciclaje, existe todavía la necesidad de disponer
de vertederos controlados como destino final de los rechazos que no son valorizables
materialmente. El rechazo final, tanto del proceso de clasificación y r ecuperación de
fracciones inorgánicas como del proceso de compostaje, se d eposita en el v ertedero
controlado junto a la planta, diseñado a la medida del tipo de residuo, según la orografía
de la zona.
Esta planta se puso en marcha en el año 2005 y fue diseñada tomando en consideración
todas las exigencias contempladas por la legislación europea, española y a utonómica,
habiéndose e mpleado l as ú ltimas t ecnologías que g arantizan el m ayor c ontrol y
prevención d e l a c ontaminación d e e sta a ctividad y l a m ayor se guridad d e s us
instalaciones. El tratamiento de residuos y s u disposición final en vertedero tiene
entre sus principales impactos ambientales la contaminación atmosférica (partículas,
gases de efecto invernadero, malos olores, etc.) y c ontaminación de suelos y a guas
subterráneas (lixiviados), por lo que las tecnologías empleadas tienen por objeto el
control y prevención de esos impactos.
La propia razón de ser y filosofía de la entidad facilita los procesos de incorporación de
nuevas tecnologías, de forma que cada nuevo proyecto busca la mayor reducción posible
del impacto ambiental. Para ello no sólo cuentan con un equipo técnico cualificado,
sino que se recurre también a la colaboración de empresas de ingeniería externas. Este
compromiso con la mejora ambiental continua se encuentra reflejada en su certificación
ISO 14001 (2007).
Con estos a ntecedentes y so bre las bases estratégicas y d e capacitación expuestas,
Vaersa ha sabido incorporar los nuevos requisitos impuestos por la directiva IPPC,
utilizando las mejores técnicas disponibles, desde el i nicio, en el p ropio diseño de la
planta de Villena.

–168–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a168 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

Figura 11. Planta de tratamiento de residuos urbanos y vertedero controlado de Villena.


Fuente: Vaersa.

Innovación tecnológica y aspectos medioambientales


A modo de aproximación, se exponen las actuaciones ambientales llevadas a cabo:
1. Impermeabilización del vaso de vertido con barrera geológica natural y artificial.
2. Depuración de aguas residuales (lixiviados) a través de un sistema final de filtrado
(electrofísico).
3. Instalación de un sistema de sedimentación de sólidos solubles en los acopios de
material de cubrición de vertedero.
4. Introducción de un sistema de biofiltros de materia orgánica para el lavado de gases

–169–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a169 04/11/09 7:26


del proceso de compostaje.
5. Instalación de una red de desgasificación del biogás producido en el vertedero y
una antorcha de combustión para su eliminación.
6. Instalación de un sistema de filtrado (físico) para la depuración de emisiones en el
proceso de afino del compost.

1. Impermeabilización del vaso de vertido con barrera geológica


natural y artificial
Uno de los principales problemas ambientales de los vertederos es la generación de
lixiviados, con su alto potencial contaminante de las aguas subterráneas. Estas aguas
residuales se f iltran a t ravés del suelo contaminando y d egradando la calidad natural
de las aguas subterráneas, debido a s u a lto n ivel de m ineralización. Para evitar la
contaminación de aguas subterráneas por lixiviados, Vaersa ha impermeabilizado el
vaso de vertido utilizando tanto una barrera geológica natural (material granular de
baja permeabilidad) como una artificial (capas y revestimientos de distintos materiales
sintéticos).
En el fondo del vaso de vertido se disponen una capa de arcilla y láminas geotextiles y
de polietileno para impermeabilizarlo. La capa de arcilla se sitúa debajo de la lámina de
polietileno de alta densidad, lo que impide el movimiento del lixiviado fuera del depósito
de residuos. Esta lámina se encuentra protegida por geotextiles de polipropileno que,
además, evitan la mezcla de las capas de arena y grava.

2. Depuración de aguas residuales (lixiviados) a través de un sistema


final de filtrado (electrofísico)
Junto con la impermeabilización de los vasos de vertidos es necesaria la instalación
de sistemas de drenaje y depuración de los lixiviados generados. Con este objetivo se
desarrolló un sistema de drenaje con capa de gravas y depuración de lixiviados por
filtrado físico en la planta de tratamiento de RU y el vertedero controlado en Villena.
A través de un conjunto de zanjas y tuberías se recolectan los lixiviados producidos
en el vertedero para luego ser tratados in situ. En este proceso se separa el agua de los
contaminantes mediante un sistema de tratamiento electrofísico.

–170–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a170 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

3. Instalación de un sistema de sedimentación de sólidos solubles en


los acopios de material de cubrición del vertedero
La barrera de retención del sedimento consiste es un sistema de filtro físico que capta
sólidos solubles y otros sedimentos. Esta barrera está constituida por material orgánico
absorbente que evita la erosión del suelo, mejorando la calidad de las aguas de escorrentía
y evitando que se difundan los sedimentos e impurezas a la red colectora de las aguas
superficiales.

4. Introducción de un sistema de biofiltros de materia orgánica para


el lavado de gases de proceso de compostaje
Otra técnica empleada en esta planta de tratamiento es el b iofiltrado de los gases del
proceso de compostaje, previniendo la generación de malos olores y la contaminación
ambiental, uno de los principales impactos de este tipo de actividad. La aplicación de
biofiltros es una técnica de control de la contaminación atmosférica que utiliza materiales
orgánicos para capturar y degradar biológicamente los compuestos odoríferos.
Los biofiltros utilizan microorganismos para eliminar la contaminación atmosférica y
odorífera. Durante el proceso de biofiltración, el aire contaminado es recirculado a baja
presión a través del material de relleno. Los contaminantes son adsorbidos en la superficie
del material de filtración y p or el b iofiltro. Simultáneamente, los microorganismos
consumen, es decir, metabolizan los contaminantes, produciendo energía, biomasa y
productos finales del metabolismo, principalmente CO2 y agua.

5. Instalación de una red de desgasifi cación del biogás producido en


el vertedero y una antorcha de combustión para su eliminación
La liberación de la mezcla de gases originada en el vaso de vertido, es decir de biogás
de vertedero, constituye un impacto ambiental importante no sólo por sus efectos
contaminantes de la atmósfera, sino también por el aumento del riesgo de incendios y
explosiones que puede generar una atmósfera altamente inflamable. Entre los efectos
de las emisiones de biogás a la atmósfera podemos citar los siguientes:
– Potenciales incendios y e xplosiones asociadas a u n elevado poder inflamable y
explosivo del metano en determinadas condiciones físicas.
– Intensificación del efecto invernadero como consecuencia de la emisión de gases
de efecto invernadero.
– Generación de malos olores.
– Formación de ozono troposférico.

–171–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a171 04/11/09 7:26


Por estos motivos, Vaersa ha instalado una red de desgasificación del biogás generado
en el vertedero que permite una gestión adecuada y segura del mismo, que finalmente
es eliminado en una antorcha de combustión con funcionamiento automatizado.

6. Instalación de un fi ltrado (físico) para la depuración de emisiones


en el proceso de afi no del compost
El proceso de afino del compost tiene por finalidad separar las partículas y elementos
que, por su tamaño o características, perjudican la calidad y/o el aspecto del compost
producido. Este proceso es un foco potencial de contaminación atmosférica por emisión
de partículas (polvo). Para minimizar este impacto, la planta de tratamiento de RU de
Villena ha instalado un sistema de filtrado físico que permite captar el polvo generado
y evitar así que se propague en la atmósfera, tanto en el interior de la propia planta
como, por extensión, al exterior de la misma.

Aspectos económicos y sociales de la autorización


ambiental integrada
La construcción de la planta de tratamiento de RU y el vertedero controlado de Villena
se realizó empleando las mejores técnicas disponibles con miras a la adaptación de
la directiva IPPC y sus mayores exigencias ambientales. La inversión realizada para
la aplicación de las MTD fue inferior al millón de euros.
Dado que el coste de valorización y eliminación de los residuos ha de tener en cuenta
la amortización de las inversiones, los gastos de mantenimiento, de explotación, etc.,
de acuerdo con lo establecido por la normativa ( Real Decreto 1481/2001, de 27 de
diciembre, que regula la eliminación de residuos mediante su depósito en vertedero),
las inversiones adicionales en mejoras técnicas se han de repercutir en los precios de los
servicios ofrecidos. Sin embargo, esto no ha incidido sobre la competitividad, debido
a su condición de servicio público y a l a inelasticidad precio de la demanda que tiene
este tipo de servicios.
La mayoría de técnicas utilizadas buscan la depuración o tratamiento de los efluentes
y emisiones a l a atmósfera (depuración de vertidos, filtros de polvo, lavado de gases
con biofiltros). Estas medidas han actuado no sólo sobre los principales impactos
ambientales, sino que también han afectado a aspectos altamente sensibles de cara a la
imagen de la empresa: los olores. La minimización y el control de emisiones atmosféricas
responsables de malos olores es una medida fácilmente percibida por las comunidades
próximas y los trabajadores, impactando favorablemente en la imagen de la empresa
y mejorando la valoración de las comunidades locales. Asimismo, se ha percibido una
mejora en otros aspectos como la seguridad laboral y la salubridad en sus instalaciones.

–172–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a172 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

4.10. S.A. Payá Miralles

Datos de la empresa

Web: www.miquelycostas.com
Sector (según epígrafes Ley IPPC):
Epígrafe 6. Industria del papel y cartón
Actividad: Fabricación de papel

Nombre de la empresa: N.º de trabajadores: 96


S.A. Payá Miralles Año de creación: 1943
(Grupo Miquel y Costas)
Contacto área medio ambiente:
Calle San Antonio, N.º 10 jlmateos@miquelycostas.com
46920 Mislata (Valencia)

S.A. Payá Miralles centra su actividad en la fabricación de papeles finos, opacos y


especiales de bajo gramaje (desde los 13 g/m 2 hasta los 60 g/m 2), principalmente en la
especialidad de alta tecnología de papel para cigarrillos. La compañía ha aplicado el
saber hacer y l a experiencia tecnológica en la fabricación de papel de fumar a l a línea
de papeles finos de impresión y e scritura, para satisfacer las necesidades de editores,
impresores y almacenistas de todo el mundo. No en vano posee clientes en más de 35
países, exportando el 70% de su producción.
S.A. Payá M iralles inició su actividad en el a ño 1902, en el t érmino municipal de
Alcoy, bajo la razón social de Ivorra, Payá y C ompañía. La demanda hídrica de la
propia actividad unida a las dificultades de captación de agua en la zona motivaron su
traslado en 1943 a Mislata, fundándose S.A. Payá Miralles. Posteriormente, en el año
1975 se integra en el grupo Miquel y Costas & Miquel, S.A., sociedad compuesta por
nueve empresas que, sin perder el carácter papelero, abarcan desde la comercialización
a los servicios.
La actividad industrial del grupo está dotada de un alto nivel de integración del que
se deriva el a provechamiento de las sinergias en las áreas de investigación aplicada y
en las tecnológicas, tanto en el d esarrollo de nuevos productos como, en especial, en
el control y la gestión de procesos, en los que están obteniendo significativos avances.

–173–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a173 04/11/09 7:26


La calidad obtenida en la fabricación de papel para cigarrillos, libritos de papel de
fumar, papel pa ra i mpresión, papeles e speciales y pa stas textiles sitúan a l g rupo
Miquel y Costas & Miquel, S.A. en una posición de liderazgo en el sector español
de fabricantes de papeles especiales de bajo gramaje y e n un lugar preeminente en
el ámbito mundial.
Su objetivo de alcanzar la excelencia en sus productos, impulsó a S.A. Payá Miralles a
introducir entre 1985 y 1995 importantes mejoras tecnológicas en su proceso productivo,
principalmente en las fases de size-pres, sección de prensas, refino y se quería. Poco
después, en 1996, la certificación ISO 9001 obtenida avaló su apuesta decidida por la
gestión de calidad de la planta.
La introducción de innovaciones de carácter ambiental se ha sustentado en el
cumplimiento de los requisitos exigidos por la legislación, la mejora del proceso
productivo y el ahorro económico. Con estos referentes S.A. Payá Miralles instaló una
planta de tratamiento de aguas residuales consistente en un sistema de pretratamiento
mediante desbaste y p osterior tratamiento primario fisicoquímico (dosificación de
reactivos, floculación y f lotación), minimizando uno de los principales impactos del
proceso productivo de fabricación de papel: el vertido de aguas residuales.
Otra de las iniciativas puestas en práctica por S.A. Payá Miralles es la certificación
de la cadena de custodia, que implica la evaluación de la línea de producción forestal,
desde el á rbol hasta el p roducto final, incluyendo todas las etapas de procesamiento,
transformación, manufactura y d istribución, para verificar que la madera utilizada
procede de un bosque bien gestionado.
Por su parte, el G rupo Miquel y C ostas & M iquel, S.A. impulsó en 2003 la creación
de Miquel y Costas Tecnologías, S.A., con el objetivo de servir de apoyo e impulsar
la modernización tecnológica en general y d e carácter ambiental en particular de las
empresas integrantes, atendiendo a las necesidades y características territoriales de cada
una de las plantas que conforman el grupo.
La i dentificación y b úsqueda de o portunidades de i nnovación a mbiental s urge
fundamentalmente de la propia experiencia adquirida por la empresa en su amplia
trayectoria, y m ás r ecientemente d e M iquel y C ostas Tecnologías, S .A., c reada
específicamente para este fin. Adicionalmente, esta búsqueda se apoya en la consulta
a empresas especializadas, ingenierías, otras empresas integrantes del propio grupo y
del sector de la fabricación de papel y la Asociación Española de Fabricantes de Pasta,
Papel y Cartón (ASPAPEL), cuyo comité de medio ambiente asesora en este ámbito a
las empresas asociadas.

–174–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a174 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

La certificación ISO 14001, obtenida en el a ño 2006, confirma su compromiso con la


mejora ambiental. Este proceso, junto con la con la propia filosofía de la entidad, facilitó
y simplificó la adaptación a la norma IPPC, que ha supuesto un impulso adicional en
el proceso de introducción de innovaciones de carácter medioambiental, al incorporar
tecnologías ambientales que minimizan el impacto de la emisión de gases a la atmósfera,
la contaminación acústica y la generación de residuos.
S.A. Payá Miralles valora positivamente el proceso de adaptación y obtención
de la AAI, no sólo como elemento impulsor de la introducción de técnicas de
prevención de la contaminación, sino también como promotor de la creación de un
departamento de medio ambiente. La obtención de la AAI ha supuesto la ordenación
y centralización de la cualificación ambiental, ya adquirida por la empresa, mediante la
creación de dicho departamento, que se traduce en una mayor eficiencia en la gestión
del impacto de la actividad, facilitando la adecuación a nuevos escenarios normativos.
Sin embargo, t ambién se a puntan a lgunas d ificultades encontradas en el p roceso,
destacando la relativa al procedimiento administrativo, que ha requerido un intenso
trabajo en la preparación de la documentación. Por otra parte, la ubicación de la
instalación, integrada en el entorno urbano del municipio de Mislata, ha comportado
unas exigencias ambientales superiores a las requeridas para localizaciones en suelo
terciario, lo que se h a t raducido en u n mayor esfuerzo técnico e i nversor para la
adaptación al nuevo marco normativo.

1939 2009

Figura 12. Planta de S.A. Payá Miralles.


Fuente: S.A. Payá Miralles.

–175–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a175 04/11/09 7:26


Innovación tecnológica y aspectos medioambientales
A modo de aproximación, se exponen las actuaciones ambientales iniciadas en el marco
de adaptación a la normativa IPPC
1. Sustitución de la caldera de fuel por una de gas natural.
2. Insonorización de las instalaciones para la reducción del impacto acústico.
3. Mejora de la segregación de los residuos.

1. Sustitución de la caldera de fuel por una de gas natural


Para la obtención del papel es necesario aplicar un proceso de secado que tiene como
objetivo fundamental la eliminación de gran parte del contenido de humedad hasta
alcanzar una cantidad de materia seca final del 95-97%. Este secado se realiza utilizando
cilindros calentados con vapor, obtenido a partir de un sistema de combustión. Uno de
los principales problemas ambientales de estos sistemas es la emisión de contaminantes
a la atmósfera, especialmente con el uso de combustibles fósiles.
Para minimizar la contaminación a la atmósfera debida al sistema de combustión
S.A. Payá Miralles ha sustituido la caldera de fuel utilizada para la producción de vapor
por otra que emplea gas natural como combustible. El uso de gas natural ha permitido
la reducción de contaminantes atmosféricos, como el S O x y N Ox , en un 90% y d el
CO2, responsable del efecto invernadero en un 25%.
Asimismo, la incorporación de esta nueva caldera se t raduce en un ahorro energético
del 14% derivado del mayor rendimiento del combustible y, en definitiva, de la mejora
de la eficiencia del proceso.

2. Insonorización de las instalaciones para la reducción del impacto


acústico
El ruido de las máquinas de papel tiene un impacto local notable, que para el entorno
laboral y el vecindario puede ser el más importante de los impactos medioambientales
causados por una fábrica de papel. Las máquinas de papel, consideradas instalaciones
ruidosas, poseen como principales fuentes de ruido las secciones de tela, prensa, sequería,
estucado, bobinado y ventilación.
S.A. Payá Miralles es especialmente sensible al impacto sonoro que genera su
actividad. Su ubicación, en el p ropio c asco u rbano de M islata y a dyacente a u na
zona docente, conlleva un límite sonoro muy exigente (45 dB), 20 unidades por
debajo de los establecidos para suelo terciario. Esta circunstancia comporta un
notable esfuerzo por parte de S.A. Payá Miralles para adecuar sus instalaciones

–176–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a176 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

a l os c ondicionam ientos e n m ater ia d e r uido d eterm inados p or l a A AI.


Para dar cumplimiento a estos límites, se determinó la necesidad de ejecutar medidas
correctoras, actuando sobre los paramentos verticales en los focos correspondientes
a la máquina de papel y z ona de tinas y, finalmente, sobre la cubierta de la fábrica
correspondiente a e sos focos. A t al efecto, se h a planificado una serie de medidas
correctoras, a desarrollar en tres fases de forma consecutiva:
– Fase 1: pantalla acústica en el perímetro exterior de la fachada posterior.
– Fase 2: cerramiento acústico zona de tinas.
– Fase 3: tratamiento acústico de cubierta de fábrica.
Su aplicación permite la reducción de los niveles sonoros en torno a un 25%.
De manera complementaria, y l igado a l a adecuación urbanística del entorno de la
instalación, se proyecta la ejecución de un apantallamiento vegetal en el perímetro de
la planta, empleando especies de hoja perenne. Igualmente condicionado por normativa
urbanística municipal, el horario de carga y descarga se ha limitado al periodo establecido
entre las 8:00 y las 22:00 horas.

3. Mejora de la segregación de los residuos


La creación del departamento de medio ambiente en S.A. Payá Miralles con motivo de
la adecuación a l os condicionamientos de la AAI ha permitido mejorar notablemente
la segregación de los residuos. La introducción de la figura del responsable de medio
ambiente ha permitido la implementación de una gestión coordinada de los residuos,
aplicando pautas comunes de segregación que h an mejorando la eficiencia de e sta
operación. El beneficio obtenido es tanto ambiental, al facilitar la valorización de los
residuos aprovechables, como económico, la optimización de la segregación aumenta el
valor económico de los residuos valorizables generados consiguiendo un mayor precio
por su cesión.
Dado que la adecuación de la instalación para el almacenamiento de residuos ya era
efectiva, la eficiencia de esta medida se ha basado en la formación del personal y no ha
supuesto ninguna inversión económica.
La principal dificultad surgida del proceso de innovación tecnológica en S.A. Payá
Miralles viene derivada de su ubicación. La integración en el casco urbano y limitaciones
de espacio han sido factores determinantes en la toma de decisiones para la selección de las
innovaciones ambientales, que, por supuesto, también debían satisfacer los requerimientos
del proceso productivo.

–177–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a177 04/11/09 7:26


Tras la consecución de las actuaciones ambientales iniciadas en el m arco de la norma
IPPC, la empresa se plantea nuevas metas de mejora ambiental, principalmente aquellas
que inciden en la reducción del consumo energético y del consumo de agua. Se pretende
mejorar el rendimiento de los refinadores del proceso de refino de la preparación de
la pasta, tratamiento que se a plica para mejorar la resistencia del material y q ue es
responsable del 60-70% del total de la energía consumida en el proceso de fabricación
de papel. De esta forma, se da continuidad a la mejora ambiental iniciada en este proceso
con la sustitución del sistema de control de los refinadores, previo a l a adecuación de
la AAI.
A nivel de grupo, Miquel y C ostas & M iquel, S.A. está desarrollando un proyecto
global de reducción del consumo de agua que consecuentemente repercutirá en la
minimización del vertido de aguas residuales.

Aspectos económicos y sociales de la autorización


ambiental integrada
La adecuación a l os condicionamientos de la A AI por parte de S.A. Payá Miralles
se ha valorado en más de dos millones de euros. La fuerte inversión en medidas de
minimización de la contaminación acústica está fuertemente condicionada por la
ubicación de la planta y su entorno urbano.
La compañía percibe un ahorro económico directo por las innovaciones de carácter
preventivo introducidas en el proceso de obtención de la AAI. La sustitución de la
caldera de f uel por una de gas natural ha contribuido a a umentar la eficiencia del
sistema de combustión mejorando el rendimiento energético en un 14%. Por su parte,
la mejora de la segregación de residuos, que no ha supuesto una inversión de capital
significativa, sí repercute en el ahorro de costes de la gestión de los residuos, obteniendo
un beneficio económico por su correcta gestión.
Aunque la insonorización de las instalaciones es de carácter correctivo y es percibida
como un coste para la S.A. Payá Miralles, esta innovación incide sobre el ruido, uno de
los aspectos de mayor impacto social en la comunidad local. La reducción del impacto
sonoro es una medida altamente valorada por la vecindad y los trabajadores, con una
repercusión directa en la mejora de imagen a nivel local.
El carácter público de la obtención de la A AI también ha contribuido a m ejorar la
comunicación en el á mbito local. Las consideraciones y q uejas de las comunidades
próximas derivadas del funcionamiento de la instalación se analizan, valoran y resuelven,
atendiendo y satisfaciendo tanto sus necesidades como las de la propia actividad.
Las innovaciones ambientales asociadas al cumplimiento de los requisitos exigidos por la

–178–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a178 04/11/09 7:26


4. Estudios de caso

AAI también se perciben como una fuente de mejora de la imagen a nivel internacional.
La oferta de sus productos, con altos estándares de calidad ambiental, en un mercado
internacional con una mayor valoración de los productos más respetuosos por el medio
ambiente mejora la imagen y la competitividad de S.A. Payá Miralles frente al resto de
sus competidores, más aún si se considera el f uerte carácter exportador de la empresa
que cuenta entre sus clientes con multinacionales altamente exigentes en todos los
ámbitos de la calidad.
Asimismo, el m arco de l a A AI h a c ontribuido a a umentar l a c olaboración de l a
Administración P ública co mpetente. E sta m ejora d e l a co municación y m ayor
accesibilidad de la Administración, que sin duda favorecerá adaptaciones futuras de la
empresa a la legislación, es percibida favorablemente por S.A. Payá Miralles.
La obtención de la AAI ha requerido la participación de cuatro personas, tres empleados
de la propia organización pertenecientes al área de medio ambiente y de proyectos, y
una persona contratada temporalmente para el p roceso de implantación del sistema
de gestión medioambiental y que extendió su colaboración para la adecuación de
la instalación a l a A AI. Asimismo, se c ontó con el a sesoramiento de una empresa
externa para la elaboración de la documentación requerida y se c ontrató a e mpresas
especializadas e i ngenierías para la incorporación de las innovaciones ambientales, lo
que en definitiva ha supuesto un impacto indirecto en el empleo.
En los aspectos organizativo y estructural, este proceso ha favorecido la creación
del departamento de Medio A mbiente, c onsolidando l as t areas que ya se v enían
desarrollando en este ámbito.

–179–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a179 04/11/09 7:26


–180–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a180 04/11/09 7:26


5. Anexos

5.
Anexos

Anexo 1. Cuestionario

Empresa

Persona de contacto

Cargo

Fecha

1. Tramitación administrativa
1.1. La Ley 16/2002 sobre Prevención y Control Integrados de la Contaminación,
conocida p opularmente p or l as s iglas I PPC, i ncorpora e n s u o rdenamiento
disposiciones que sustituyen a l as del anterior marco jurídico. En este sentido,
¿cómo valoraría los efectos de la nueva normativa sobre la gestión burocrática con
la Administración pública en comparación con el anterior marco jurídico?

Marcar con una X


• Mejorará
• Empeorará
• No tendrá efectos
• N s/N c

–181–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a181 04/11/09 7:26


1.2. Una de las principales novedades que ofrece la normativa IPPC es la concesión
de la Autorización Ambiental Integrada (AAI). ¿Está obligada su empresa a obtener
dicha autorización?

Marcar con una X


• Sí
• No (fin de la entrevista)
• N s/N c

1.3. En términos generales, ¿cómo calificaría la gestión burocrática y administrativa


desarrollada por su empresa para obtener la autorización ambiental?

Marcar con una X


• Muy laboriosa
• Bastante laboriosa
• Poco laboriosa
• N ada laboriosa
• N s/N c

1.4. A continuación se describen una serie de cuestiones relacionadas con el proceso


de obtención de la AAI. Para cada uno de estos aspectos, ¿podría indicar el grado de
complejidad que ha representado su gestión? (Marcar con una X lo que corresponda
en cada caso).

Muy Bastante Poco


N adaNNs/ c
compleja compleja compleja
• Obtener los informes requeridos para presentar
la solicitud de la AAI
• Acceder a la información de la
Administración pública
• Ajustarse a los plazos marcados por
las Administraciones públicas
• Contactar con un interlocutor idóneo en
la Administración pública para resolver dudas
• Proceso de información pública
(resumen no técnico y respuesta a alegaciones)

–182–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a182 04/11/09 7:26


5. Anexos

1.5. Durante el proceso de preparación de la solicitud para la AAI y la adaptación


de su sistema de producción y control, ¿ha contado su empresa con asesoramiento
externo? (Marcar con una X la opción u opciones que correspondan en cada caso).

Instituto Asociación Entidad Otra No ha sido Ns/Nc


tecnológico empresarial colaboradora empresa necesario
acreditada asesora

• En la preparación de la solicitud
• En la adaptación del sistema
de producción y control

2. Valores límite de emisión


2.1. La normativa IPPC incorpora el concepto de valores límite de emisión, que
serán aplicables según determinadas características. En el caso de su empresa,
¿podría indicar el grado de dificultad en el proceso de medición?

Marcar con una X


• Mucha dificultad
• Bastante dificultad
• Poca dificultad
• N inguna dificultad
• N s/N c

2.2. En cuanto a la localización de instrumentos de medición válidos, ¿podría


indicar qué grado de dificultad ha tenido su empresa?

Marcar con una X


• Mucha dificultad
• Bastante dificultad
• Poca dificultad
• N inguna dificultad
• N s/N c

–183–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a183 04/11/09 7:26


2.3. En lo que se r efiere a l a localización de organismos colaboradores de l a
Administración que den fiabilidad a l a medición, ¿podría señalar el g rado de
dificultad que ha supuesto para su empresa?

Marcar con una X


• Mucha dificultad
• Bastante dificultad
• Poca dificultad
• N inguna dificultad
• N s/N c

3. Ajuste a la autorización ambiental integrada:


mejores técnicas disponibles y otras técnicas
3.1. La normativa IPPC establece que los valores límite de emisión se basarán en
las llamadas mejores técnicas disponibles (MTD). ¿Está su empresa al corriente
de las MTD consideradas para su sector?

Marcar con una X


• Sí
•N o
• N s/N c

3.2. ¿Puede indicar qué grado de dificultad ha tenido su empresa para identificar y
acceder a las MTD? (Marcar con una X lo que corresponda en cada caso).

Mucha Bastante Poca Ninguna Ns/Nc


dificultad dificultad dificultad dificultad

• Identificar las MTD


• Acceder a las MTD

–184–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a184 04/11/09 7:26


5. Anexos

3.3. ¿Considera que las MTD para su sector permiten alcanzar los valores límite
de emisión definidos por la normativa IPPC?

Marcar con una X


• Sí
•N o
• N s/N c

3.4. Para adaptarse a los requerimientos de la AAI, ¿cuál de las siguientes opciones
se ajusta mejor a su caso?

Marcar con una X


• Se han incorporado sólo las MTD del catálogo (pasar a pregunta 3.6)
• Se ha utilizado una combinación de las MTD del catálogo y otras tecnologías
• Se han incorporado sólo tecnologías que no pertenecen a las MTD del catálogo
• No ha sido preciso implementar nuevas tecnologías (pasar a pregunta 3.11)
• N s/N c

3.5. En relación con las razones por las que su empresa ha descartado utilizar o
seguir utilizando técnicas o t ecnologías registradas como MTD, o p or qué han
preferido utilizar o c omplementar esas técnicas con otras alternativas, indique,
por favor, cuál/es de los siguientes motivos se ajustan más a s u decisión. (Marcar
con una X lo que corresponda en cada caso).

Marcar con una X


• Su elevado coste
• Falta de eficacia/resolución
• No se adaptan al problema
• Su instalación y desarrollo es muy compleja
• No se encuentran disponibles
• No existen MTD que resuelvan los desajustes
• Otros motivos: (especificar)

–185–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a185 04/11/09 7:26


3.6. ¿Son de carácter correctivo algunas de estas técnicas o t ecnologías que ha
incorporado? Es decir, ¿han sido aplicadas a final de línea (punto de emisión) para
reparar los impactos ambientales que desprende la actividad?

Marcar con una X


• Sí
• No (pasar a la cuestión 3.8)
• Ns/Nc (pasar a cuestión 3.8)

3.7. ¿Podría indicar cuál/es de los siguientes objetivos perseguía su empresa al


aplicar dicha tecnología? (Marcar con una X lo que corresponda en cada caso).

Sí No Ns/Nc

• Mejorar los sistemas de depuración de aguas residuales


• Mejorar los sistemas de depuración de emisiones atmosféricas
• Mejorar u optimizar la gestión de los residuos
• Amortiguar la contaminación acústica
• Otras (especificar tantas como sean necesarias)

3.8. ¿Es de carácter preventivo alguna de las mejoras tecnológicas que la empresa
ha incorporado o debe incorporar? Es decir, ¿son tecnologías aplicadas en origen
en los procesos productivos para prevenir o evitar la contaminación?

Marcar con una X


• Sí
• No (pasar a la cuestión 3.10)
• Ns/Nc (pasar a cuestión 3.10)

–186–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a186 04/11/09 7:26


5. Anexos

3.9. ¿Podría indicar en este caso cuál/es de los siguientes objetivos perseguía su
empresa al aplicar dicha tecnología? (Marcar con una X l o que corresponda en
cada caso).

Sí No Ns/Nc

• Reducir el consumo de materias primas


• Reducir la peligrosidad de las materias primas empleadas
• Reducir el consumo de agua
• Reducir la carga contaminante en las aguas residuales
• Reducir las emisiones atmosféricas
• Reducir el consumo energético
• Reducir la contaminación acústica
• Reducir la generación de residuos
• Incrementar las medidas de protección de suelos
• Otros (especificar tantas como sean necesarias)

3.10. ¿Podría indicar cuál ha sido mayoritariamente la procedencia de las tecnologías


aplicadas?

Marcar con una X


• Regional
• N acional
• De la Unión Europea
• De otros países
• Una combinación de todas ellas
• N s/N c

–187–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a187 04/11/09 7:26


3.11. ¿Ha incorporado su empresa técnicas de ecodiseño en el proceso de producción
o en el diseño de sus productos para conseguir los objetivos fijados por la AAI?

Marcar con una X


• Sólo en el proceso de producción
• Sólo en el diseño del producto
• En ambos
• No ha sido necesario
• N s/N c

3.12. Como consecuencia de las exigencias establecidas por la AAI, ¿ha incorporado
su empresa alguno de los sistemas de gestión que a c ontinuación se r elacionan?
(Marcar con una X lo que corresponda en cada caso).

Sí No Ya se había Ns/Nc
introducido antes
de la AAI
• Sistemas de gestión de la calidad
• Sistemas de gestión ambiental
• Sistemas de responsabilidad social empresarial
• Sistemas de prevención de riesgos laborales
• Otros (especificar tantas como sean necesarias):

–188–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a188 04/11/09 7:26


5. Anexos

3.13. Para finalizar con las medidas adoptadas por los requerimientos de la AAI,
le rogamos indique cuáles de las siguientes mejoras o m edidas específicas en el
ámbito de la eficiencia energética ha incorporado su empresa. (Marcar con una X
lo que corresponda en cada caso).

Sí No Ns/Nc

• Cogeneración
• Equipamientos de generación de energías renovables
• Sistemas de recuperación de calor
• Sistemas de combustión más eficientes
• Sustitución de combustibles fósiles a gas natural
• Sistemas de sellado térmico
• Acondicionamiento de la materia prima previamente al tratamiento térmico
• Auditorías energéticas
• Otras (especificar tantas como sean necesarias)

3.14. Como resultado del proceso de obtención de la AAI ¿ha considerado su empresa
conveniente externalizar servicios para una gestión energética más eficiente?

Marcar con una X


• No se ha considerado necesario
• Se está considerando externalizar servicios de gestión y ahorro energético
• Se han subcontratado algunos servicios para el ahorro energético
a empresas especializadas
• Se han contratado los servicios de una empresa de soluciones energéticas
para que se encargue de la gestión integral de la energía
• No conoce empresas que presten este tipo de servicios
• N s/N c

–189–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a189 04/11/09 7:26


4. Resultado de los cambios
4.1. Tras los cambios introducidos por su empresa para adecuarse a los requerimientos
de la AAI, ¿podría decirnos cuál ha sido su efecto en los indicadores ambientales
que se i ndican a c ontinuación? (Marcar con una X l o que corresponda en cada
caso).

Ha Ha No Ha Ha Ha Ns/Nc
disminuido disminuido ha tenido aumentado aumentado aumentado
mucho bastante efectos un poco bastante mucho

• V ertidos
• Carga
contaminante
de vertidos
• Emisión de
gases de efecto
invernadero
• Otras emisiones
¿Cuáles?
• Niveles de ruido
• Uso de materias
primas
• Consumo
energético
• Generación de
residuos
• % de residuos
destinados a
vertedero
• Otros:

–190–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a190 04/11/09 7:26


5. Anexos

4.2. ¿Considera que el resultado medioambiental obtenido es proporcional a las


medidas técnicas/tecnológicas adoptadas?

Marcar con una X


• Sí
•N o
• N s/N c

4.3. ¿Podría indicar el g rado de complejidad del proceso técnico emprendido por
su empresa para adecuarse a los requisitos de la AAI?

Marcar con una X


• Muy complejo
• Bastante complejo
• Poco complejo
• N ada complejo
• N s/N c

4.4. Para concluir con este bloque, ¿podría valorar la repercusión que han tenido los
cambios introducidos por su empresa en los ámbitos que se indican a continuación
(marcar con una X lo que corresponda en cada caso).

Ha Ha No Ha Ha Ha Ns/Nc
disminuido disminuido ha tenido aumentado aumentado aumentado
mucho bastante efectos un poco bastante mucho

• Competitividad
• Imagen
• Seguridad
• Salubridad
• Impacto
ambiental
• Rentabilidad
económica

–191–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a191 04/11/09 7:26


5. Repercusión económica
5.1. Una vez incorporadas a su empresa todas las medidas necesarias para cumplir
con los requisitos de la AAI, ¿podría estimar aproximadamente la inversión que
ha sido necesaria para implantarlas?

Marcar con una X


• Menos de 100.000 euros
• Entre 100.001 y 1.000.000 de euros
• Entre 1.000.001 y 5.000.000 de euros
• Entre 5.000.001 y 10.000.000 de euros
• Entre 10.000.001 y 20.000.000 de euros
• Más de 20 millones de euros
• NNs/ c

5.2. ¿En cuánto tiempo aproximadamente se ha estimado el periodo de retorno


de esta inversión?

Marcar con una X


• Hasta 2 años
• Entre 2 y 5 años
• Entre 5 y 10 años
• Más de 10 años
• N s/N c

–192–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a192 04/11/09 7:26


5. Anexos

5.3. ¿Podría indicar qué efecto ha tenido la incorporación de estas medidas sobre
los costes (en el plazo de x años) en las partidas que se relacionan a continuación?
(Marcar con una X lo que corresponda en cada caso).

Ha Ha No Ha Ha Ha Ns/Nc
disminuido disminuido ha tenido aumentado aumentado aumentado
mucho bastante efectos un poco bastante mucho

• Gasto energético
• Gestión de
residuos
• Gestión de
aguas residuales
• Consumo de
agua
• Materias primas
• Costes laborales
• Costes de
mantenimiento

6. Repercusión laboral
6.1. ¿Tiene en la actualidad su empresa alguna persona encargada de asegurar el
cumplimiento de la norma IPPC?

Marcar con una X


• Sí, ¿cuántas personas?
•N o
• N s/N c

–193–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a193 04/11/09 7:26


6.2. ¿Ha contratado su empresa nuevo personal como consecuencia de la normativa
IPPC?

Marcar con una X


•N o
• Sí, ¿para realizar qué tareas?
Tramitación de la AAI
Mantenimiento de la AAI
Cuestiones técnicas necesarias para el cumplimiento de la AAI
Otras:
• N s/N c

6.3. Como consecuencia de la entrada en vigor de la normativa IPPC, ¿ha llevado


a c abo su empresa acciones formativas para adaptarse a l os c ambios que ésta
promueve?

Marcar con una X


• Sí
•N o
• N s/N c

–194–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a194 04/11/09 7:26


5. Anexos

Anexo 2. Listado de informantes


clave entrevistados
2.1. Personas entrevistadas para la elaboración del análisis del impacto de la norma
IPPC en las empresas valencianas

N.º INSTITUCIÓN CONTACTO

Cargo
Nombre
INSTITUTOS TECNOLÓGICOS

Instituto de Tecnología Responsable de Medio Ambiente,


1 Cerámica (ITC) Eliseo Monfort
Energía y Salud Laboral
Instituto Tecnológico Técnico de Calidad y
2 Agroalimentario (AINIA) Alfredo Rodrigo
Medioambiente
Instituto Tecnológico del Responsable de Reciclado y Medio
3 Plástico (AIMPLAS) Eva Verdejo
Ambiente
Instituto Tecnológico Textil
4 (AITEX) Enrique Rivas Responsable de Medio Ambiente

Instituto de Tecnología Eléctrica Responsable del departamento


5 (ITE) Maite Gil
de Química
Instituto Tecnológico del
6 Mueble, Madera, Embalaje y Carlos Soriano Responsable de Medio Ambiente
Afines (AIDIMA)
Instituto Tecnológico del Cuero
7 (INESCOP) Joaquín Ferrer Responsable de Medio Ambiente

–195–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a195 04/11/09 7:26


N.º INSTITUCIÓN CONTACTO

Cargo
Nombre
ASOCIACIONES EMPRESARIALES

Asociación de Fabricantes
8 de Baldosas Cerámicas Victoria Zaera Responsable de Medio Ambiente
(ASCER) Balma Godes Técnico de Medio Ambiente

Federación Empresarial
9 de Agroalimentación de José Granell Secretario general
la Comunidad Valenciana
(FEDACOVA)
Federación Empresarial
10 Metalúrgica Valenciana Marcel Cerveró Director de Calidad y Medio Ambiente
(FEMEVAL)
Asociación de Empresarios
11 Textiles de la Comunidad Antonio Serna Responsable de Medio Ambiente
Valenciana (ATEVAL)
Asociación Química y
12 Medioambiental del Sector Jesús Carretero
Químico de la Comunitat Responsable de Medio Ambiente
Valenciana (QUIMACOVA)
Federación Empresarial
de la Madera y Mueble de Rafael Pérez
13 la Comunidad Valenciana Secretario general
(FEVAMA)

–196–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a196 04/11/09 7:26


5. Anexos

N.º INSTITUCIÓN CONTACTO

Cargo
Nombre
ADMINISTRACIÓN PÚBLICA

Jefe de área del Centro de Tecnologías


14 Joaquín Niclós Limpias. Conselleria de Medio
Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda
Técnico del Centro de Tecnologías
15 Germán Giner Limpias. Conselleria de Medio
Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda
Jefa del servicio de Control Integrado de
16 Patricia Callaghan la Contaminación. Conselleria de Medio
Ambiente, Agua, Urbanismo y Vivienda
Técnico del servicio de Control
Integrado de la Contaminación.
17 Miquel Jordá
Conselleria de Medio Ambiente, Agua,
Urbanismo y Vivienda
Técnico del servicio de Control
Generalitat Valenciana Integrado de la Contaminación.
18 Sergio Callejas
Conselleria de Medio Ambiente, Agua,
Urbanismo y Vivienda
Jefe de Calidad de las Aguas.
19 Manuel Torán
Confederación Hidrográfica del Júcar
Jefe de servicio de Evaluación de
20 Impacto Ambiental. Conselleria de
Carmen Zorrilla
Medio Ambiente, Agua, Urbanismo y
Vivienda
Responsable del servicio territorial
21 de Industria, Comercio e Innovación.
Francisco Ponsoda
Conselleria de Industria, Comercio e
Innovación.
22 Ayuntamiento de Sagunto Francisco Crispín Jefe Sección I. Técnica de Actividades

23 Ayuntamiento de Villena Dori Ganell Técnico de Medio Ambiente

24 Ayuntamiento de Onda Imnaculada Escrich Técnico de Medio Ambiente

Cámara de Comercio de Responsable del Servicio de Industria y


25 Rafael Mossi Medio Ambiente. Cámara Valencia
Valencia
Cámara de Comercio de Responsable del Servicio de Industria y
26 Frances Garrrigos Medio Ambiente. Cámara Alicante
Alicante
Cámara de Comercio de Responsable de Medio Ambiente.
27 Victoria Rubio Cámara Castellón
Castellón

–197–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a197 04/11/09 7:26


N.º INSTITUCIÓN CONTACTO

Cargo
Nombre
ENTIDADES COLABORADORAS DE LA ADMINISTRACIÓN

Instituto Tecnológico Textil Responsable de


28 Enrique Rivas Medio Ambiente
(AITEX)
European Quality Assurance Delegada en la zona
29 Paqui Giménez de Levante
(EQA)

2.2. Personas entrevistadas para los estudios de caso

N.º EMPRESA CONTACTO

Cargo
Nombre

1 BP OIL REFINERÍA DE
Rogelio Ortí Responsable de Medio Ambiente
CASTELLÓN, S.A.
2 Ford España, S.L. Fani Mateo Responsable de Medio Ambiente

3 Jorge Fabregat Responsable de Medio Ambiente


PORCELANOSA, S.A.
Juan José Cid Técnico de Medio Ambiente

4 IFF Benicarló, S.A. Joaquín Moreno Responsable de Medio Ambiente

5 S.A. PAYÁ MIRALLES José Luís Mateo Responsable de Medio Ambiente

6 COLORTEX 1967, S.L. Ignacio Gil Responsable de Medio Ambiente


GRUPO AVÍCOLA LA
7 CRESTA, S.L. GRUPO Sergio Laguna Responsable de Calidad y Medio Ambiente
HUEVOS GUILLÉN.

ALCAN PACKAGING Belén Fernández Responsable de Medio Ambiente


8 Director de Instalaciones y
ALZIRA, S.A. Eduardo Bononad
Mantenimiento

Vicente Sanchís Técnico del Departamento de


Explotaciones de Residuos.
9 VAERSA
Técnico del Departamento de
María Furió Desarrollo de Infraestructuras de
Residuos y Calidad Ambiental

CENTRAL DE CICLO
COMBINADO DE Javier Palomar Responsable del Servicio
10 SAGUNTO. GRUPO GAS Químico y Medio Ambiente
NATURAL

–198–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a198 04/11/09 7:26


5. Anexos

Anexo 3. Bibliografía

CCOO y U GT: «Aspectos sociales y p articipación de los trabajadores», Congreso


Nacional de Medio Ambiente, 2008.
CE: Sexto Programa Comunitario de Medio Ambiente 2001-2010, 2001.
CEOE: «Posición de la CEOE sobre la implantación de la directiva IPPC: experiencia
de los sectores afectados», Confederación Española de Organizaciones Empresariales,
Madrid, 21 de octubre de 2008.
CMMAD: Nuestro futuro común, Madrid, Alianza Editorial, 1987.
DALY, H. E. y J . FARLEY: Ecological economics. Principles and applications, Island
Press. Washington (2004).
E MMOTT, N .: «The t heory a nd practice of I PPC: Case studies from t he U K a nd
Hungary a nd t he i mplications for f uture E U e nvironmental p olicy», European
Environment, vol. 7, 1997.
FLAVIN, C.: «Construir una economía baja en carbono», en The Worldwatch Institute,
La situación del mundo 2008. Innovación para una economía sostenible, Barcelona,
Icaria, 2008.
Fundación Entorno: Entorno 2009. Informe sobre la gestión de la sostenibilidad en la
empresa española, Madrid, Fundación Entorno, 2009.
FUSSLER , C.: Ecoinnovación. Integrando el medio ambiente en la empresa del futuro,
Madrid, Ediciones Mundi-Prensa, 1999.
Grupo de Trabajo GT-IPPC: «Análisis y perspectivas de la IPPC», Congreso Nacional
de Medio Ambiente. CONAMA 9.
LOVINS , L. H.: «Reconsiderando el modo de producción» en The Worldwatch Institute,
La situación del mundo 2008. Innovación para una economía sostenible, Barcelona,
Icaria, 2008
LUDEVID, M.: La gestión ambiental de la empresa, Barcelona, Editorial Ariel, 2000.
M EADOWS , D., J. R ANDERS y D . M EADOWS: Los límites del c recimiento 30 años
después, Barcelona, Galaxia Gutenberg, 2006.
PELLINI, T. y J. MORRIS: «A framework for assessing the impact of the IPPC directive
on the performance of the pig industry», Journal of Environmental Management, 63,
2001.

–199–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a199 04/11/09 7:26


PNUD: Informe sobre Desarrollo Humano 2007-2008. Lucha contra el cambio climático.
Barcelona, Mundi-Prensa, 2007
SEN, A.: Desarrollo y libertad, Barcelona, Planeta, 1999.
TOMÁS CARPI, J. A.: «Indicadores económicos y estrategia de desarrollo sostenible»,
en A. Erias Rey (ed.): Economía, Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, A Coruña,
Diputación da Coruña, 2003.
TOMÁS CARPI, J. A.: «El desarrollo local sostenible en clave estratégica», Revista de
Economía Pública, Social y Cooperativa, n.º 61, Agosto 2008.
WACKERNAGEL , M . y o tros: «Tracking t he e cological overshoot of t he h uman
economy», Proceedings of the N ational Academy of Sciences of the United States o
America, julio 9, 2002, vol. 99, n.º 14.
Worldwatch I nstitute: Green jobs: Towards decent work in a sustainable, low-carbon
world, United Nations Environmental Programme, 2008.

–200–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a200 04/11/09 7:26


5. Anexos

–201–

Cambios Libro 17- IMEDES.indd a201 04/11/09 7:26