Sunteți pe pagina 1din 3

CONCEPTO DE SOSTENIBILIDAD EN PROFUNDIDAD:

El origen del concepto 'sostenibilidad' se remonta a 1987 cuando aparece por primera
vez en el Informe Brundtland (también titulado 'Nuestro futuro común') elaborado por
varios países para la ONU. Por eso el desarrollo sostenible es aquel que se logra sin
perjudicar al medio ambiente y sin poner en riesgo las posibilidades de desarrollo de
las generaciones futuras.

Este resultado es el que mostraba que las actividades humanas eran las responsables
de los cambios que amenazaban sobrepasar los límites del planeta y ponían en grave
peligro el futuro y presente de la humanidad, algo que sigue siendo igualmente
perjudicial a día de hoy.

Según Gallopín, G. C. (2003) “la sostenibilidad de un sistema puede representarse


mediante una función no decreciente de valuación de las salidas o productos del
sistema analizado que son de interés”.

Existen dos extremos, por una parte, los que prestan atención a la sostenibilidad del
sistema socioeconómico y, por otra parte, quienes se fijan únicamente defienden el
derecho a una vida saludable (libre de contaminación ambiental, alimenticia...) a
través de un consumo responsable que sea compatible con los límites del crecimiento.

Carlos Taibo explica: "es evidente que en un planeta de recursos limitados no es


concebible en ningún ámbito un crecimiento ilimitado. Por lo tanto, es necesario que
haya un consumo sostenible". Teniendo en cuenta esto, sería importante vivir en un
mundo donde se le diera el valor correspondiente a la sostenibilidad. Es cada vez más
evidente que la búsqueda de la sostenibilidad y del desarrollo sostenible exige integrar
factores económicos, sociales, culturales, políticos y ecológicos.

Existen diferentes tipos de sostenibilidad como la ambiental, la económica, la política


y la social:

 Sostenibilidad Ambiental: capacidad de poder mantener los aspectos


biológicos en su productividad y diversidad a lo largo del tiempo y, ocuparse
por la preservación de los recursos naturales fomentando una responsabilidad
consciente sobre lo ecológico y, al mismo tiempo, crecer en el desarrollo
humano cuidando el ambiente donde vive.
 Sostenibilidad Económica: Capacidad de generar riqueza en forma de
cantidades adecuadas y equitativas, solventar los problemas económicos y
fortalecer la producción y consumo en sectores de producción monetaria.
 Sostenibilidad Política: Se refiere a redistribuir el poder político y económico y
establecer un marco jurídico que garantice el respeto a las personas y el
ambiente fomentando relaciones solidarias entre comunidades y regiones para
reducir la dependencia de las comunidades generando estructuras
democráticas.
 Sostenibilidad Social: Se refiere a adoptar valores que generen
comportamientos como el valor de la naturaleza y a mantener un buen nivel de
vida en la población de un país en los aspectos sociales.

Hay diferentes maneras de entenderla:

En primer lugar, la sostenibilidad entendida como un proyecto social y político de la


humanidad y se asume indirectamente como sinónimo del concepto de desarrollo
sostenible, es decir, es el desarrollo que satisface las necesidades de las generaciones
presentes sin poner en riesgo la capacidad de satisfacción de las futuras.

El segundo lugar corresponde al enfoque dominante en el que la sostenibilidad de un


sistema se entiende como la relación equilibrada de los seres humanos con el entorno
social, económico y ambiental. Sin embargo, esta no es adecuada para entender la
sostenibilidad de todos los sistemas socioecológicos.

La tercera perspectiva es la que asume la sostenibilidad como un fenómeno que


pueden ser observados en determinados sistemas socioecológicos. Desde este punto
de vista, la sostenibilidad es un sistema se entiende como la resiliencia socio-ecológica
del mismo.
Este concepto está basado en el mantenimiento de la cohesión social y de su habilidad
para trabajar en conseguir objetivos comunes, se considera que sus aspectos
esenciales son el fortalecimiento de un estilo de desarrollo que no perpetúe ni
profundice la pobreza ni, por tanto, la exclusión social, sino que tenga como uno de sus
objetivos centrales la erradicación de aquélla y la justicia social, y la participación social
en la toma de decisiones, es decir, que las comunidades y la ciudadanía se apropien y
sean parte fundamental del proceso de desarrollo.

Presenta dos tipos de inquietudes como son: por un lado, la inestabilidad


medioambiental, y por otro lado la crisis ecológica global. Estos desequilibrios son
causados por hechos tales como: por excesos de fertilizantes, la desaparición de
envases, las lluvias ácidas, la desforestación de arboles y de zonas verdes, la
contaminación ambiental y de residuos.

En definitiva se refiere al uso equilibrado y eficiente de los recursos sin que estos se
agoten teniendo en cuenta también que las generaciones futuras tienen que disfrutar
de estos recursos sin comprometer existentes en el presente. Sería iluso pensar que la
transición a la sostenibilidad, es decir, el logro de sociedades sostenibles es una tarea
simple. Se precisan cambios profundos.