Sunteți pe pagina 1din 5

RESUMEN DE LA LEY DE AGUAS NACIONALES

Fue publicada el 1° de Diciembre de 1992 en el DOF y se realizaron algunas


modificaciones que entraron en vigor en junio de 2013. Dicha ley es reglamentaria
al Art. 27 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia
de aguas nacionales y aplica a todo el territorio nacional, la cual tiene por objeto
regular la explotación, uso, distribución y control de dichas aguas, así como la
preservación de su calidad y cantidad para un desarrollo sustentable. En esta ley
se definen los conceptos relacionados con aguas.

Capítulo II

Corresponde al poder ejecutivo federal la autoridad y administración de este bien,


el cual lo ejercerá mediante la comisión nacional del agua.

Corresponde también al ejecutivo federal reglamentar cualquier aprovechamiento


de las aguas nacionales, así como expedir decretos para zonas de veda, zonas de
reserva, declaratorias de rescate, así como decretos de expropiación, de
ocupación temporal, total o parcial de los bienes , aprobar el programa nacional
hídrico, realizar convenios internacionales en materia de aguas y nombrar al
director general de la comisión.

Capítulo II Bis

Le corresponde a la SEMARNAT proponer al ejecutivo federal una política hídrica


para el país, proyectos de ley, reglamentos, decretos, instrumentación de
lineamientos, expedir NOMs en materia hídrica, entre otros aspectos.

Legislación Ambiental

Capítulo III

La comisión es un órgano administrativo desconcentrado de la secretaría, el cual


se encarga de regular conforme a las disposiciones de la Ley de Aguas
Nacionales y sus reglamentos, de la Ley Orgánica de la Administración Pública
Federal y de su reglamento interior. La comisión se organiza en dos modalidades,
una es a nivel nacional y otra a nivel regional hidrológico.
Sus atribuciones a nivel nacional son fungir como autoridad en materia de
cantidad y calidad de aguas y su gestión en el territorio nacional y ejercer
atribuciones que correspondan a la autoridad en materia hídrica. Además debe
formular la política hídrica nacional y proponerla al Poder Ejecutivo Federal por
medio de la secretaria, así como dar seguimiento y evaluar periódicamente el
cumplimiento de ésta. Debe también proponer a la secretaría las Normas Oficiales
Mexicanas en materia hídrica, así como de realizar declaratorias de clasificación
de zonas de alto riesgo por inundación y elaborar los atlas de riesgos
conducentes. Coordinar el servicio meteorológico nacional, mantener actualizado y
público el inventario de aguas nacionales y de la infraestructura hidráulica federal,
clasificar las aguas con respecto a sus usos. En situaciones de emergencia,
escasez extrema o sobreexplotación debe tomar las medidas necesarias.

Capítulo V

En el ámbito federal, la comisión acreditará, promoverá y apoyará la organización


de los usuarios para mejorar el aprovechamiento del agua y la preservación y
control de calidad, así como de impulsar la participación de éstos a nivel nacional,
estatal y regional.

Se brindarán apoyos para que las organizaciones ciudadanas con objetivos en


materia de recursos hídricos y su gestión, participen en los consejos de cuenca.
Igualmente se facilitará la participación de colegios de profesionales, grupos
académicos especializados y otras organizaciones participen y enriquezcan la
planificación hídrica y gestión de los recursos hídricos.

Legislación Ambiental

El consejo consultivo de agua es un organismo autónomo de consulta que está


integrado por personas físicas del sector privado y social, estudiosas o sensibles a
la problemática en materia de agua y su gestión, así como de las formas de
atención y solución con vocación altruista y que cuenten con elevado
reconocimiento y respeto. Estos consejos consultivos podrán asesorar,
recomendar, analizar y evaluar respecto a problemas nacionales con la
explotación, uso o aprovechamiento de los recursos hídricos.
El sistema meteorológico nacional tiene por objeto generar, interpretar y difundir la
información meteorológica, su análisis y pronóstico que se consideren de interés
público y estratégico de acuerdo con lo establecido en la Ley Nacional de Aguas y
sus reglamentos. El instituto mexicano de tecnología del agua es un organismo
público descentralizado que tiene por objeto realizar investigación, desarrollar,
adaptar y transferir tecnología, prestar servicios tecnológicos y preparar recursos
humanos calificados para el manejo, conservación y rehabilitación del agua y
entorno, a fin de contribuir al desarrollo sustentable. El instituto se apegará a lo
dispuesto en la Ley de Aguas Nacionales y en sus reglamentos en materia de
descentralización del sector agua y favorecerá la participación de instituciones
académicas y de investigación del país en el cumplimiento de las atribuciones
contenidas en este artículo.

Las atribuciones de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente son


formular denunciar y aplicar sanciones que sean de su competencia, sustanciar y
resolver procedimientos y recursos administrativos de su competencia, imponer
medidas técnicas correctivas y de seguridad que sean de su competencia en los
términos de la Ley de Aguas Nacionales y de la Ley General de Equilibrio
Ecológico y la Protección al Ambiente. También es atribución promover las
acciones para reparar o compensar el daño ambiental a los ecosistemas que
estén asociados con el agua.

Legislación Ambiental

Art. 14

El agua es un buen de dominio público federal, vital, vulnerable y finito, con valor
social, económico y ambiental, cuya preservación en cantidad y calidad y
sustentabilidad es tarea del Estado y la sociedad, así como asunto de seguridad
nacional. La gestión de los recursos hídricos se llevará a cabo en forma
descentralizada. Los usos del agua en las cuencas hidrológicas deben ser
regulados por el Estado. El ejecutivo Federal se asegurará que las concesiones y
asignaciones de agua estén fundamentadas en la disponibilidad efectiva del
recurso en las regiones hidrológicas y cuencas hidrológicas que correspondan.
El ejecutivo federal también promoverá que los estados, el DF y los municipios se
hagan responsables de la gestión de las aguas nacionales bajo su administración
y custodia, la cual debe generar recursos económicos y financieros necesarios
para realizar sus tareas inherentes, bajo el principio de que “el agua paga el agua”
y los usuarios deben pagar por su explotación, uso o aprovechamiento y las
personas físicas o morales que hagan un uso eficiente y limpio del agua se harán
acreedores a incentivos económicos, así mismo si estos usuarios contaminan los
recursos hídricos son responsables de restaurar su calidad y se aplicará el
principio de “quien contamina, paga”. El uso doméstico y el uso público urbano
tendrán preferencia en relación con cualquier otro uso.

Art. 15

La planeación hídrica es de carácter obligatorio. El programa nacional hídrico cuya


formulación será responsabilidad de la comisión; dicho programa se actualizará y
mejorará periódicamente. Las aguas residuales provenientes del uso de las aguas
nacionales, también tendrán el mismo carácter, cuando se descarguen en cuerpos
receptores de propiedad nacional, aun cuando sean objeto de tratamiento. Es libre
la explotación, uso y aprovechamiento de las aguas nacionales superficiales por
medios manuales para uso doméstico siempre que no se desvíen de su cauce ni
se produzca una alteración.

Legislación Ambiental

Art. 17

Es libre la explotación, uso y aprovechamiento de las aguas nacionales


superficiales por medios manuales para uso doméstico, siempre que no se
desvíen de su cauce ni se produzca una alteración en su calidad o una
disminución en su caudal. No se requiere concesión para la extracción de aguas
marinas interiores, salvo aquellas que tengan como fin su desalinización.

Art. 18

Las aguas nacionales del subsuelo podrán ser libremente alumbradas mediante
obras artificiales, salvo cuando se establezca zona reglamentada, de veda o
reserva.
Art. 19

La comisión será responsable de realizar periódica, sistemática y prioritariamente


los estudios y evaluaciones necesarias para ampliar y profundizar el conocimiento
sobre la ocurrencia del agua en el ciclo hidrológico.

Capítulo II

Se habla sobre las concesiones para aguas nacionales. Menciona que es el


Ejecutivo Federal a través de la comisión, quien haga entrega de las concesiones,
a través de los organismos de cuenca. En dicho capítulo se aclaran los requisitos
que debe cumplir una solicitud de concesión. El capítulo III habla sobre los
derechos y las obligaciones de los concesionarios, así como de la suspensión,
extinción, revocación de las concesiones, así como de la asignación y permiso de
descarga. En el capítulo IV se habla sobre el registro público de derechos de
agua. A partir de dicho capítulo se prosigue haciendo mención a las características
que debe cumplir los registros, solicitudes y formatos para lo relacionado a los
temas de aguas nacionales, así como también se menciona quienes son los
responsables en cada caso de emitir permisos y de vigilarlos, así como de
normatividades.