Sunteți pe pagina 1din 12

PROCEDIMIENTO DE ALMACENAMIENTO Y

MANIPULACIÓN DE SUSTANCIAS PELIGROSAS.

ALCANCE

Este procedimiento está dirigido a todos los trabajadores que realicen labores de
manipulación o almacenamiento de sustancias peligrosas que sean parte de los procesos de
la empresa. Tiene como objetivo explicar a los trabajadores la forma correcta de almacenar
y manipular este tipo de productos, con el fin de minimizar los riegos que conllevan las
sustancias peligrosas.

RESPONSABILIDADES

Empresa: Tiene la responsabilidad de informar obligadamente a sus trabajadores acerca de


las sustancias peligrosas que se almacenan, sobre la identificación de los mismos, sobre los
límites de exposición permisibles de esas sustancias, acerca de los peligros para la salud y
sobre las medidas de control y prevención que deben adoptar para evitar riesgos.

Prevencionistas: Chequear mediante evaluaciones periódicas el nivel de protección contra


riesgos en el manejo y almacenamiento de sustancias peligrosas que ofrecen las
operaciones e instalaciones. Administrar eficientemente los recursos, instalaciones y
elementos destinados a detectar, evitar y controlar el riesgo de incidentes con sustancias
peligrosas. Elaborar y mantener actualizado un catastro de sustancias peligrosas que se
almacenan y sus riesgos potenciales.
INSTRUCCIONES ESPECÍFICAS

 Se deben establecer los controles necesarios para todas las actividades de carga,
transporte y descargas de insumos o productos catalogados como materiales
peligrosos.
 Se debe prohibir fumar y el uso de llamas visibles dentro y alrededor de las zonas
donde se almacenan sustancias inflamables y combustibles, teniendo en cuenta
también que los envases de sustancias no inflamables pueden ser focos de peligro.
El símbolo "NO FUMAR" debe estar indicado prominentemente en todos los
lugares de almacenamiento.
 Se debe tomar especial precaución en el uso de grúas horquillas y otros equipos
móviles en las áreas de almacenamiento de este tipo de sustancias. Los equipos de
transporte eléctrico o diesel deben ser especialmente protegidos para eliminar toda
posible fuente potencial de ignición.
ALMACENAMIENTO.

Para un almacenamiento seguro se debe manejar un alto nivel de conocimiento e


infraestructura; es responsabilidad de los administradores el capacitar al personal e
implementar las medidas que se describen a continuación y que permiten reducir
notablemente los riesgos de cualquier accidente que pueda perjudicar a los trabajadores o a
la población.

Los plaguicidas pueden ser extremadamente peligrosos si son mal manipulados, tienen
distintos niveles de toxicidad, pero en general deben tratarse con las mismas precauciones,
sobre todo cuando se manejan los compuestos activos altamente concentrados.

Los lugares de almacenamiento deben cumplir también con una serie de requisitos que los
hacen más seguros, y son los siguientes:

• Se debe conocer la naturaleza del material con que se está trabajando, incluyendo su nivel
de toxicidad, síntomas de intoxicación y medidas de primeros auxilios. Asimismo, los
trabajadores tienen la obligación de conocer los riesgos que implica la manipulación de
estos productos, conocimientos que deben ser entregados por la empresa.

• Se debe envasar en recipientes sellados y debidamente etiquetados. En general no se


aconseja el traspaso entre recipientes y conviene almacenar las materias primas en los
recipientes entregados por el proveedor. No se deben aceptar productos no etiquetados.

• Tanto los insumos como los productos deben almacenarse en áreas vigiladas, de acceso
restringido y con la debida señalización.

• Se debe proveer de una ventilación adecuada y permanente.

Además, los lugares de almacenamiento deben cumplir también con una serie de requisitos
exigidos por la autoridad sanitaria.
APLICACIÓN Y MANIPULACION.

Las pérdidas o derrames durante el empleo de los plaguicidas pueden ocurrir por diferentes
causas. Cuando se producen, deben ser contenidos y se deben adoptar las medida de
limpieza y control apropiados.

Las pérdidas durante la aplicación implican riesgos para los aplicadores y otras personas
que desarrollan sus actividades o viven en las proximidades del lugar. Esto se debe,
normalmente, a roturas o conexiones desajustadas en los pulverizadores. Este tipo de
pérdidas se puede producir tanto en el caso de aplicaciones aéreas como terrestres.

La aplicación aérea no controlada de plaguicidas puede ocasionar la contaminación del aire


en los poblados próximos a las zonas agrícolas y causar intoxicaciones en las poblaciones
expuestas. Además, se ha informado que, durante la aplicación, ocurren pérdidas estimadas
de plaguicidas del orden del 20-35% en volumen e, incluso, se han registrado pérdidas de
hasta 50%. Asimismo, la aplicación terrestre, cuando no es apropiada, puede provocar
impactos negativos en el medio ambiente. En efecto, se puede causar la contaminación de
las aguas superficiales y subterráneas como consecuencia de derrames del producto, lavado
de equipos y envases en los canales o ríos, inadecuada disposición de los envases, etc. En
ese contexto, el triple lavado constituye una práctica recomendable para disminuir estos
impactos.

La evaluación del grado de contaminación del suelo por plaguicidas es de particular


importancia, debido a la transferencia de estos contaminantes a los alimentos. En el caso de
la ganadería, los residuos de plaguicidas pasan del suelo al forraje y finalmente son
absorbidos por los animales, depositándose en su grasa, lo que puede aumentar las
concentraciones de residuos en carne y leche7.

Entre los problemas de contaminación ambiental ocasionados por los plaguicidas no se


puede omitir lo referente a la inactivación y destino final de los remanentes y envases de
plaguicidas. En general, el destino final que tienen estos residuos no es adecuado. Por
ejemplo, es frecuente que los tambores plásticos se utilicen para acumular agua potable,
lavado de vajilla o de ropa, con los consiguientes efectos en la salud de la población
expuesta.
COMO DEBE SER LA BODEGA.

• Piso lavable, impermeable y no poroso de tal manera que facilite una limpieza oportuna y
completa.

• Estructura sólida, malla de acero, cinc-aluminio, nunca madera.

• Sistema de ventilación forzada cuando existen sacos y solventes.

• Sistemas de captación de líquidos derramados contaminados (canaletas, declive, etc.),


para captar, tratar y neutralizar dichos líquidos.

• Plan de emergencia en caso de derrames o incendios. Este plan debe considerar


necesariamente a los Bomberos en el tema de incendios.

• Demarcación con líneas amarillas el camino libre.

• Existencia de extintores en cantidad y calidad, bien señalizados.

• Almacenamiento ordenado sobre pallets o estanterías, segregados según su clasificación.


Esta segregación debe contemplar la separación física entre los productos incompatibles y
un plan de almacenamiento físico de acuerdo a esta incompatibilidad.

• Deben existir letreros de clasificación de los productos (Corrosivos, inflamables, etc.).

• Instalación eléctrica en buenas condiciones y realizado por un técnico autorizado por la


SEC y compatible con las características de los productos como materias primas o producto
final. Las instalaciones eléctricas en caso de sustancias inflamables deben ser a prueba de
explosión.

• Implementar un registro en español, con todas las hojas de datos de seguridad de los
productos almacenados. Este registro debe mantenerse en un lugar seguro y a disposición
del personal a cargo de la bodega y en caso de emergencia, de bomberos con su respectivo
letrero.

• Implementar sistemas de detección de humos:

a) Ionización del aire por efectos de los productos de la combustión.

c) Incrementos de la temperatura ambiente.

d) Generación de rayos infrarrojos debido a la combustión violenta.


• Sistemas de rociadores automáticos con un producto adecuado al elemento combustible
(Polvo químico seco, espuma, CO2, etc.).

• Identificación de estanques con letreros visibles.

• Identificación de dirección de flujos.

• En caso de manejo de productos explosivos, solicitar documento actualizado de la


Comandancia de Guarnición.
CONTROL DE LA CONTAMINACIÓN EN LA BODEGA

Existen tres recomendaciones básicas a seguir para el almacenamiento de plaguicidas:

1. Proteger los contenedores de plaguicidas contra daños físicos;

2. Almacenar materiales compatibles; y

3. Aislar los materiales inflamables del calor, flamas y chispas.

De estas tres recomendaciones, la más difícil de realizar es la segunda debido al poco


conocimiento de los encargados sobre la compatibilidad de sustancias y materiales. El
almacenamiento compatible se refiere a evitar mezclas de compuestos que pueden ser
causantes de fuego, generación de calor, corrosión de los contenedores, generación de gases
venenosos y otras condiciones peligrosas. Además de las consideraciones de
almacenamiento compatible, otro factor importante en el almacenamiento de plaguicidas es
el tipo de envase y/o embalaje más adecuado. El almacenamiento apropiado de plaguicidas
está basado en dos conceptos básicos, la protección del personal y protección del medio
ambiente. El manejo inapropiado de materiales peligrosos tiene resultados muy costosos,
por ejemplo:

• Ausentismo de personal,

• Demandas por daño a la salud del personal y

• Limpieza de sitios contaminados entre otros (remediación).


LOCALIZACION.

Al elegir la localización de una nueva bodega, se debe evitar la proximidad de casas,


escuelas, hospitales, centros comerciales, locales donde se fabrican o almacenan productos
alimenticios y zonas densamente pobladas. Se debe dar preferencia a los lugares aislados o
a áreas dedicadas al desarrollo industrial. Evitar además las zonas inundables y las áreas
utilizadas para la captación de aguas.
PROCEDIMIENTO EN CASO DE INCENDIO

 Si detecta una llama sin control o humo que indique un posible inicio de incendio,
salga del lugar y avise inmediatamente a los trabajadores del área y jefatura
disponible.
 Si escucha la alarma o grito de advertencia de incendio, deje sus funciones y evacúe
el lugar de trabajo hacia la zona de seguridad definida por la empresa.
 Si hay visitas y/o clientes en la empresa, facilite su pronta evacuación. Hágalo con
calma, no corra.
 Llame a los Bomberos, indicando la dirección de la empresa, comuna, referencia de
la ubicación y cualquier otra información que solicite la central de alarma.
 Corte el suministro eléctrico y de gas, siempre que esto no lo exponga al calor y
humo emanado por el incendio. Informe de esta acción a la llegada de los Bomberos
y oriéntelos respecto a la ubicación del foco de la emergencia.
 Manténgase en la zona de seguridad a la espera de instrucciones de su jefatura y
autoridades. Siempre considere estar alejado del calor y humo, facilitando también
el acceso al personal de emergencia.
 Se podrán retomar las labores e ingresar a las dependencias, sólo cuando la
autoridad lo permita y la gerencia de la empresa lo indique.
PROCEDIMIENTO EN CASO DE DERRAME

 Evacuar el área afectada a fin de no exponer innecesariamente al personal.


 Avisar inmediatamente a la jefatura y trabajadores presentes en las dependencias
cercanas.
 Llamar e informar la emergencia a Bomberos y Carabineros, detallando al menos el
tipo de emergencia y característica general de la sustancia en fuga o derramada,
idealmente se debe proporcionar la información de la Hoja de Datos de Seguridad,
en particular el código internacional N.U. (Número de Naciones Unidas).
 En caso de gases y líquidos, y siempre que no signifique un riesgo, intentar cortar el
suministro.
 Mantener a los trabajadores lo más alejado posible de las áreas contaminadas.
Procure trasladar a las personas hacia la zona de seguridad definida por la empresa.
INVENTARIO DE LOS MATERIALES RECOMENDADOS PARA EL CONTROL
DE DERRAMES

EQUIPO DE PROTECCIÓN PERSONAL:

 Gafas protectoras contra salpicaduras de sustancias químicas


 Guantes resistentes a las sustancias químicas de diversos tamaños
 Protectores de calzado
 Mandiles.

MATERIALES ABSORBENTES:

 Material para camas de animales domésticos, sin cloro


 Tampones para derrames de ácidos y bases
 Disolventes de aceites.
 Recipientes/surtidores diversos:
 Bolsas plásticas de polietileno resistente
 Un recipiente plástico de tapa rosca
 Escoba y recogedor que calzan juntos.