Sunteți pe pagina 1din 10

NORMAS DE CONVIVENCIA

1. Ser puntual, llegar a tiempo a la institución.


2. Usar un tono de voz moderado en el salón de clases.
3. Caminar por el lado derecho de los pasillos y escaleras.
4. Saludar a los compañeros cortesmente.
5. Considerar al personal de servicio y administrativo de la
institución.
6. Tratar con respeto a los docentes y al personal directivo.
7. Sentarse adecuadamente, respetando el espacio personal de
los compañeros de clase.
8. Ser aseado y mantener la higiene corporal en todo momento.
9. No engancharse en discusiones y diatribas que puedan derivar
en pelea.
10. Durante las horas de recreo, considerar el lenguaje y trato
hacia otros alumnos.
NORMAS EN EL LABORATORIO

 Mantener informado al profesor de cualquier hecho que ocurra.


 Aclarar con el profesor cualquier tipo de duda.
 Antes de comenzar una práctica debes conocer y entender los procesos
que vas a realizar.
 Es conveniente la utilización de bata, ya que evita que posibles
proyecciones de sustancias químicas lleguen a la piel. También evitarás
posibles deterioros en tus prendas de vestir.
 Si tienes el pelo largo, es conveniente que lo lleves recogido
 Evita los desplazamientos innecesarios y no correr.
 Tampoco se puede comer, ni tomar bebidas, ni, por supuesto, fumar.
 No colocar sobre la mesa del laboratorio, ningún tipo de prenda.
 Debes mantener silencio y estar concentrado en el trabajo que estés
realizando.
 Como regla general, no debes coger ningún producto químico. El
profesor te lo proporcionará.
 Tampoco debes devolver nunca a los frascos de origen los sobrantes de
los productos utilizados sin consultar con el profesor.
 Tanto aparatos como reactivos, estarán lejos del borde de la mesa.
 Nunca pipetees líquidos corrosivos o venenosos.
 Mantén las sustancias inflamables lejos de las llamas de los mecheros
 Si hubiera que calentar tubos con estos productos, se hará al baño
María, nunca directamente a la llama.
 Para prevenir salpicaduras, nunca mires por la boca de los tubos de
ensayo o matraces cuando se está realizando una reacción.
 Cuando mezcles productos, generalmente debes hacerlo en pequeñas
cantidades y despacio.
 No puedes tocar con las manos, ni mucho menos con la boca, los
productos químicos
 Al diluir ácidos, hay que echar siempre el ácido sobre el agua y con
cuidado.
 Si por descuido tocas o te cae algún producto, lávate con abundante
agua la zona afectada, y comunícalo enseguida al profesor.
 Utiliza gafas y guantes en aquellas operaciones que por sus
peculiaridades lo requieran.
 Tira los residuos sólidos a la papelera
 Al acabar, deja limpio y seco el material y puesto de trabajo.
ESTRUCTURA DE LA MONOGRAFIA

Toda monografía tiene una estructura que consiste en:

1) Portada: donde va el título, el autor, a quien es presentada, la materia a la que


corresponde, la facultad o seminario, la ciudad y la fecha (ver ejemplos en
apéndices).
2) Introducción: donde se indica el tema, el propósito, circunstancias que llevaron
a elegirlo, lo que se quiere demostrar y otros elementos que tienen que ver con
aspectos introductorios del tema.
3) Índice: títulos y subtítulos con las páginas donde comienzan.
4) Cuerpo: donde se desarrolla el tema.
5) Conclusión: la página o las páginas donde se remata el trabajo y donde se
resume la investigación sin agregar nuevos datos.
6) Opinión personal: critica
7) Notas: Si las notas con citas de las obras, comentarios, etc. no son ubicadas
al pie de página, son escritas después de la conclusión bajo el titulo NOTAS.
Cada nota lleva un número correlativo.
8) Bibliografía: La bibliografía debe incluir todas las obras consultadas
realmente, citadas o no citadas directamente en el trabajo. La bibliografía debe
hacerse con apellido y nombre del autor, título subrayado o en cursiva, ciudad
donde se editó la obra (si es una edición segunda, tercera, cuarta, etc. debe
consignarse), editorial, año de edición. Para quienes usan PC, en Word: . Esto
permite una mejor visualización de los apellidos, que aparecen sin sangría.
Nota: en la bibliografía final no se consignan páginas de libros completos (solo
las páginas de artículos de revistas o secciones de un libro de varios autores o
con un compilador).
En el caso de las citas textuales, introducidas en el cuerpo de la monografía,
debe procederse así:
Si la cita es menor a tres líneas, debe hacerse entre comillas, y hacer la llamada
a nota al pie (o al final) al terminar las comillas.
Si la cita es mayor a tres líneas, debe hacerse así: dejar un espacio libre luego
de la última palabra del autor de la monografía. Escribir la cita textual dejando un
espacio de sangría desde el margen izquierdo. Al terminar la cita, hacer la
llamada a la nota al pie (o al final) y dejar un espacio libre (una línea en blanco)
para continuar con la redacción propia del autor de la monografía (Ud.).
En ambos casos, en la nota, consignar, en este orden: Nombre y Apellido del
autor, título de la obra en cursivas o subrayado, ciudad, año de edición que se
está citando, página de la que se extrae la cita textual.
AGUA

El agua es un compuesto que se forma a partir de la unión, mediante enlaces


covalentes, de dos átomos de hidrógeno y uno de oxígeno; su fórmula molecular
es H2O y se trata de una molécula muy estable.

En la estructura de la molécula los dos átomos de hidrógeno y el de oxígeno están


dispuestos en un ángulo de 105°, lo cual le confiere características relevantes.

Es una molécula dipolar – en la que el átomo de oxígeno central comparte un par


de electrones con cada uno de los dos átomos de hidrógeno – con un exceso de
carga negativa junto al oxígeno, compensada por otra positiva repartida entre los
dos átomos de hidrógeno.
Puesto que los átomos de hidrógeno y oxígeno en la molécula contienen cargas
opuestas, moléculas de agua vecinas se atraen entre sí. Esta estructura permite que
muchas moléculas iguales se unan con gran facilidad, formando enormes cadenas
que constituyen el líquido que da la vida a nuestro planeta.
El agua es una sustancia elemental que permite la vida en nuestro planeta, es un
líquido incoloro, inodoro e insípido, que en grandes masas adquiere un color azul.

La composición y estructura molecular del agua son responsables de las


propiedades físico-químicas que la distinguen de otras sustancias.

Estados físicos
El agua es una sustancia que se encuentra en el ambiente en cualquiera de los tres
estados de la materia sólido, líquido y gaseoso.
En su estado sólido, presenta menor densidad que en su fase líquida, forma
estructuras ordenadas en las que cada molécula de agua queda establemente unida
a otras cuatro moléculas.
En su estado líquido, las moléculas tienen una elevada fuerza de cohesión que las
mantiene dinámicamente unidas, consecuencia de la rápida formación y ruptura de
los enlaces entre estas moléculas.
Finalmente, en su fase gaseosa, las moléculas se encuentran muy separadas y en
desorden.

EL AGUA PARA EL MUNDO

El agua es imprescindible para que exista la vida, no solo porque es parte de la


composición de su estructura molecular, sino también por la innumerable cantidad
de procesos y reacciones químicas, biológicas y físicas en las que participa.

Para el ser humano, no solo esta el rol de dar y mantener vida, sino que también es
utilizada en muchos otros procesos, que se adentran mas en una índole social,
productiva o industrial.

Inclusive el cuerpo de la mayoría de los seres vivos esta compuesto en su mayor


parte por agua, y mantener este nivel es esencial para que el organismo funcione
como es debido.

El agua cubre tres cuartas partes de la superficie terrestre, y de esa cantidad de


agua, un 3% es agua dulce y de ese 3% de agua dulce, solo un 1% esta en estado
liquido, formando ríos, lagos y lagunas, por lo que cuidar este recurso se está
volviendo una necesidad mas que una opción.

Solo el 3% del agua de todo el planeta es apta para el crecimiento y desarrollo de


la vida terrestre en el planeta, y aun así esta desigualmente distribuida
concentrándose mas del 90% en glaciares, casquetes polares y masas de hielo del
planeta.

La vida sin agua es imposible, por lo que nos hemos vistos forzados a emplear
nuestros conocimientos tecnológicos en formas para purificar el agua, hacerla apta
para el consumo y utilización en nuestras actividades.

Consideraciones a tener en cuenta

El agua no es un bien que podamos crear, por lo que es muy importante que lo
cuidemos y que cuidemos las fuentes que sí pueden incidir en ella. En este sentido,
debemos deciros que es importante no desperdiciar el agua y, para ello, solo basta
con cerrar el grifo cada vez que no estemos usando el agua en vez de dejar que
vaya cayendo. Además, como también hemos dicho, hay ciertos elementos que
influyen en el hecho de tener más o menos agua disponible: los árboles. Es por ello
que es esencial que los cuidemos, ya que con ellos tendremos lluvia y la lluvia nos
dará el agua, el bien más preciado que necesitamos y no se puede crear.
Además de lo mencionado, debemos también tener en cuenta que hay muchos
sitios en los que no hay agua potable. Cada vez son más las personas que mueren
al día en los países subdesarrollados por no tener agua limpia y cerca de dónde
viven. Es por ello que más que nunca debemos ser consciente de la suerte que
tenemos al poder disfrutar del agua que usamos a diario. Si quieres ver lo mucho
que se complicaría tu vida sin agua, solo debes hacer la prueba en casa y cortar el
agua durante un día. Al día siguiente, la vuelves a conectar y verás lo mucho que
la usas al día y por qué es tan necesaria.
La humanidad necesita agua
Una gota de agua es flexible. Una gota de agua es poderosa. Una gota de agua es más
necesaria que nunca.
El agua es un elemento esencial del desarrollo sostenible. Los recursos hídricos, y la gama
de servicios que prestan, juegan un papel clave en la reducción de la pobreza, el crecimiento
económico y la sostenibilidad ambiental. El agua propicia el bienestar de la población y el
crecimiento inclusivo, y tiene un impacto positivo en la vida de miles de millones de personas,
al incidir en cuestiones que afectan a la seguridad alimentaria y energética, a la salud
humana y al medio ambiente.
En la actualidad más de 663 millones de personas viven sin suministro de agua potable
cerca de su hogar, lo que les obliga a pasar horas haciendo cola o trasladándose a fuentes
lejanas, así como a hacer frente a problemas de salud debido al consumo de agua
contaminada.

La respuesta está en la naturaleza


La celebración de este año se centra en explorar cómo la naturaleza puede ayudarnos a
superar los desafíos que plantea el agua en el siglo XXI.
Los problemas medioambientales, junto con el cambio climático, provocan las crisis
asociadas a los recursos hídricos que ocurren en todo el mundo. Las inundaciones, sequías
y la contaminación del agua se agravan con la degradación de la cubierta vegetal, los suelos,
los ríos y los lagos.
Cuando descuidamos los ecosistemas, dificultamos el acceso a los recursos hídricos,
imprescindibles para sobrevivir y prosperar.
Las soluciones naturales pueden dar respuesta a muchos de los desafíos relacionados con
el agua. Queda mucho por hacer para implantar las infraestructuras ecológicas y
armonizarlas con las tradicionales allí donde sea posible. Plantar bosques, reconectar los
ríos con las llanuras aluviales y restaurar los humedales devolverá el equilibrio al ciclo del
agua, además de mejorar la salud pública y los medios de vida.
El Objetivo de Desarrollo número 6, Garantizar la disponibilidad de agua y su gestión
sostenible y el saneamiento para todos, incluye una meta de reducir a la mitad la proporción
de agua dilapidada y aumentar su reciclaje.
El Día Mundial del Agua está coordinado por UN-Water en, un mecanismo de colaboración
de la ONU para temas relacionados con el agua potable en el que participan gobiernos y
otras entidades.
Objetivos Específicos

1. Reconocer la importancia del agua para los seres vivos y los ecosistemas
2. Identificar las diferentes fuentes y tipos de contaminación del agua
3. Indagar sobre las fuentes de abastecimiento de agua potable
4. Desarrollar actitudes y valores en favor de una cultura y aprovechamiento adecuado del
agua
5. Fomentar una cultura del agua en la comunidad educativa