Sunteți pe pagina 1din 8

1

Análisis de la práctica docente.

La práctica docente presenta diversas características que la definen como tal,

por eso existe dificultad para precisar una definición general y cómo podemos

incluirnos en ella.

La interpretación a priori que tengo acerca de la práctica docente es el

acercamiento profundo, preciso y consistente con los niños; es decir, es un proceso

que como docentes necesitamos conocer.

La práctica docente es más que la simple enseñanza, es un compromiso

laboral, administrativo y social que incluye un sistema de relaciones entre maestros,

alumnos, padres de familia y sociedad.

Dentro de la práctica docente frente a grupo, es necesario que al alumno se le

despierte el interés por el trabajo, ambientarlo para que se sienta a gusto, así como

aplicar los métodos didácticos y pedagógicos adecuados al desarrollo de la clase.

Cecilia Fierro, para analizar la práctica docente, propone considerar las

dimensiones: personal, interpersonal, social, institucional, didáctica y valoral.

“La práctica docente es una praxis social, objetiva e


intencional en la que intervienen los significados, las
percepciones y las acciones de los agentes implicados en
el proceso-maestros, alumnos, autoridades educativas y
padres de familia-, así como los aspectos político-
institucionales, administrativos y normativos, que según el
proyecto educativo de cada país, delimitan la función del
maestro”.1

1
FIERRO, Cecilia, et alt. Transformando la práctica docente. Una propuesta basada en la investigación –
acción. p. 21.
2

Del concepto anterior puedo decir que el principal implicado en la práctica es

el maestro, pues este es el elemento primordial del cambio educativo, el que debe

pensar en sus alumnos, en el proceso de enseñanza, en los conocimientos que

debe guiar y transfórmalos en aprendizajes significativos.

La praxis social es considera como la acción de llevar acabo algo. En una acepción

más general, significa “práctica”, “actividad práctica” o el conjunto de “actividades

prácticas” que realiza el ser humano con la sociedad.

La práctica docente es compleja, debido a la constante interacción con la

sociedad y por la forma de enseñar; así como para elegir métodos y estrategias

apropiadas para facilitar la comprensión, el desarrollo de habilidades, destrezas y

actitudes del niño y que a su vez esto le permita reflexionar sobre su propio

aprendizaje. Es importante llevar buenas relaciones con los implicados en este

proceso; pues la educación es una responsabilidad compartida en la que interviene

el alumno, la familia, la escuela y la sociedad que exige compromisos y participación

de todos.

Coincidiendo con Antoni Zabala Vidiella, la práctica educativa es compleja, en

ellas se expresan múltiples factores, ideas, valores, hábitos pedagógicos, etc. La

práctica está estrechamente relacionada a elementos como la planificación, la

aplicación y la evaluación.
3

En la dimensión personal, el maestro es un individuo que posee cualidades y

características propias como ser dinámico, estratégico, reflexivo, con ideales y

proyectos, que ayudan a tomar decisiones en la vida profesional, el qué hacer, para

poder apoyar a los niños, preocuparse por su estilo de vida, aportando lo poco o

mucho que pueda y sobre todo en lo que esté dentro de la labor educativa.

En la dimensión institucional, realicé una labor regulada por las reglas de la

institución para que existiera un funcionamiento óptimo, pues como se sabe, es

necesario que haya responsabilidad en el trabajo, de esa manera me incluí en

actividades diarias, como cumplir con el horario de trabajo establecido, realizar los

honores a la bandera, firmar las hojas de entras y salidas, entre otras cosas.

Dentro y fuera de la escuela se establecen diversas relaciones entre las

personas que participan en este proceso educativo, como son: alumnos, maestros,

directores, madres y padres de familia, es aquí donde se incluye la dimensión

interpersonal. Existió la necesidad de acordar y disentir, participar en acciones,

construir proyectos, es decir; de realizar un trabajo cooperativo que benefició a la

escuela y fortaleció los lazos entre los maestros.

Esta construcción social surgió porque no hay participación de los padres;

mucho menos la comunicación entre todos estos actores. Como consecuencia cada

quien quería imponer surgiendo diferencias.


4

En toda escuela es fundamental tener un clima de trabajo agradable porque lo

más importante son los niños y si no sabemos tratar las situaciones los afectados

son ellos, así mismo es necesario evitar los problemas con los padres de familia

saberlos tratar aunque muchas veces sea difícil.

El trabajo docente en su dimensión social abarca ciertos espacios cuyo

ambiente principal es la sociedad y lo que en este momento necesita, preparar a los

alumnos para que sean analíticos y reflexivos en este ambiente de desigualdad, pero

sobre todo que conozcan el papel que van a desempeñar en su comunidad que

desafortunadamente muestra una situación de desigualdad, problemas políticos, de

ideologías y múltiples necesidades.

La dimensión didáctica se basa en la forma de trabajo del profesor, en su

metodología, las estrategias y recursos que utiliza, para que los alumnos construyan

su propio conocimiento. En este aspecto el profesor realiza una forma de trabajo

bastante tradicional así como su forma de evaluar por lo que es necesario aplicar

otra metodología.

La práctica docente en su dimensión valoral es fundamental y muy valiosa

pues los valores fundamentales se están perdiendo en este mundo de la

globalización. En esta escuela era necesaria la comunicación constante con los

niños, sobre todo porque no había respeto a las opiniones, formas de pensar y de

vivir, se expresaba una intolerancia y discriminación viven de rencor y de egoísmo

que se ha extendido por los mismos padres o tutores.


5

Por último tenemos la relación pedagógica que en la práctica docente se

refiere a la relación de todas las dimensiones es decir; que todas van de la mano

ninguna se puede quitar porque la escuela no tendría un buen funcionamiento.

Sin duda puedo decir que la práctica docente es una actividad difícil que se

desarrolla en escenarios diferentes, con conflictos políticos, pero también de

triunfos. Así también son espacios de análisis, reflexión y producción de

conocimiento sobre la enseñanza.

Para Elena Achilli la práctica docente es “Un conjunto de actividades,

interacciones, relaciones que configuran el campo laboral del sujeto, en

determinadas condiciones institucionales y socio históricas”. 2

Del concepto anterior considero que la práctica incluye muchas características

que conforman la institución y su contexto para realizar un trabajo lo más adecuado

posible determinado por condiciones y reglas que están dentro de la escuela.

“Así mismo, la práctica docente es el conjunto de posibilidades en los que se

aplican los conocimientos teóricos que se aprenden en las clases, su objetivo es

crear destrezas en el alumno.”3

De este concepto se entiende a la práctica como la oportunidad para dar

nuestros primeros pasos en la tarea docente, comprender a la institución escolar

como un escenario complejo, atravesado por múltiples dimensiones de la vida social;

así como crear en los niños las habilidades para hacer bien las cosas.

2
ACHILLI, Elena. La práctica docente: una interpretación desde los saberes del maestro. p. 20
3
Enciclopedia, Ciencias de la Educación, p. 868.
6

Si bien es cierto en la Escuela Normal nos brindan, como estudiantes en

formación, ciertas estrategias para estar frente a grupo, estas no son suficientes,

pues siempre ocurren acontecimientos que solo a través de las vivencias se puede

dar solución y conformar a lo largo del tiempo, aprender a utilizar el tacto pedagógico

para poder hacerlo de la mejor manera.

Muchas veces los profesores, dentro de las aulas, queremos tratar a los niños

como indica la teoría y creemos que así será en la realidad, sin embargo ocurre lo

contrario pues los niños son muy diferentes, varían en gustos, comportamientos y

habilidades; en este transcurso de práctica docente de casi ocho meses lo pude

constatar.

Con los cursos anteriores de práctica docente que se imparten en la Escuela

Normal, he adquirido la capacidad para percibir las dinámicas de trabajo, propias de

cada escuela, actuar conforme a los rasgos del perfil de egreso, que responden a las

necesidades del curriculum de la escuela primaria, así como a los valores que

caracterizan al buen educador, que me han servido para fortalecer ciertas cosas que

afectaban mi desarrollo como docente, por ejemplo, el miedo a estar frente a un

grupo de niños, las criticas del profesor titular, la observación de un maestro asesor,

no dejar claras las explicaciones a los niños y el poco conocimiento de los temas, sin

embargo, es aquí donde comencé a tener respeto a la profesión pues ser maestro no

es nada fácil.

Esas experiencias fortalecieron la idea de ser maestro y comencé a entender

la forma de vida de cada niño y la capacidad para superar las dificultades como la
7

falta de tacto para resolver los problemas cotidianos o la duda de saber si los resolví

bien con las pocas estrategias (uso de dibujos, láminas de explicaciones, mapas

mentales) que tenía para dar clases y el escaso material de apoyo (enciclomedia).

Como menciona Elsie Rockwell el trabajo docente es una buena oportunidad

para reflexionar y ubicar nuestra posición como maestros en el marco de

orientaciones.

Las prácticas intensivas que desarrollé en esta ocasión fueron en una escuela

de organización completa con grupos multigrado. Es una tarea complicada para

cualquier docente atender a más de dos grados donde interactúan diversos niños y

niñas en un solo salón de clases, lo cual limita la organización de la enseñanza de

los contenidos por el poco tiempo que se le dedica a cada grado.

Desde el periodo de observación me percaté, de un problema en esta escuela,

la gran pérdida de tiempo que se tenía en cuanto a la enseñanza de las asignaturas,

el maestro se podía pasar horas con un mismo tema de una misma materia y con la

misma actividad.

El docente puede organizar sus actividades si lleva a cabo una metodología

de enseñanza en los contenidos de acuerdo al interés y al contexto en que se

encuentra el alumno, siempre y cuando diferencié actividades para cada grado

logrando así la mejor comprensión de los temas.

Entre los aspectos que afectan la calidad educativa en las escuelas multigrado

se encuentran: fuerte irregularidad del servicio, tiempo reducido de clase en la


8

jornada escolar, insuficiente dominio en estrategias de enseñanza eficaces para dar

atención a grupos multigrado, prácticas centradas en la repetición y ejercicios

mecánicos, poco aprovechamiento de los recursos educativos disponibles, y débil

vinculación pedagógica con los padres de familia.

Así mismo en la escuela de práctica lo que afecta también es la pérdida de

tiempo en actividades extraescolares, la mala organización de los docentes, poco

apoyo a la escuela por parte del comité de padres de familia, y la inadecuada

planeación del profesor.

En ese sentido, una política que busque mejorar los resultados de dichas

escuelas requiere incluir diferentes ámbitos de intervención, principalmente lo que se

refiere a la práctica docente, formación, actualización y a la gestión escolar,

considerando que el propósito fundamental es que todos los educandos aprendan; el

reto principal es que las diferentes acciones se traduzcan, en última instancia, en

mejores aprendizajes para los alumnos.

Ante tal preocupación de los docentes de estas escuelas y por las grandes

limitaciones que se observaban y que actualmente, en algunas escuelas se viven,

surgió la propuesta educativa multigrado 2005, consistente básicamente en una

organización de contenidos comunes por ciclo o nivel (1° y 2°, 3° y 4°, 5° y 6°) y

diversas sugerencias metodológicas para el trabajo docente, la cual tiene como

propósito mejorar la enseñanza y el aprendizaje a través de una organización del

trabajo más pertinente a la situación multigrado, el aprendizaje colaborativo entre los

alumnos y el desarrollo de competencias para la vida y el aprendizaje autónomo.