Sunteți pe pagina 1din 10

EXPEDIENTE Nº : XXXXXXXXXXXXXX

ESPECIALISTA : Dra. Hernández Medina, Patricia


ESCRITO Nº : 01
CUADERNO : Principal
SUMILLA : Contesto Demanda de Suspensión de
Patria Potestad

AL CUARTO (4°) JUZGADO DE FAMILIA DE LA CORTE SUPERIOR DE JUSTICIA DE LIMA:

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX, identificado con DNI Nº XXXXXX, con domicilio


real en XXXXXX, distrito de XXXXXXX, provincia y departamento de Lima,
fijando domicilio procesal en: XXXXXXX, y con Casilla Electrónica N°
XXXX, en los seguidos con XXXXXXXXXXXXXXXXX sobre proceso de
SUSPENSIÓN DE PATRIA POTESTAD, ante Usted con el debido respeto me
presento y digo:

Que, he sido notificado con fecha xxxxxx con el contenido de la Demanda de Suspensión de Patria
Potestad presentada por XXXXXXXXXXXXXXXXXXXX, por lo que me apersono a la presente
instancia, señalando domicilio procesal y casilla electrónica en el exordio del presente escrito;
domicilio en el cual se me deberá notificar todas las resoluciones a expedirse en adelante, y
asimismo; CONTESTO: la Demanda de Suspensión de Patria Potestad, negándola y
contradiciéndola en todos sus extremos en base a los fundamentos de hecho y de derecho que a
continuación paso a exponer:

I.- FUNDAMENTOS DE HECHO:

La demandante interpone una Demanda de Suspensión de Patria Potestad, pero antes es necesario
que establecer que es la Patria Potestad, el artículo 418º del Código Civil, establece la noción de
Patria Potestad, como el deber y el derecho de los padres de cuidar de sus hijos así como de los
bienes de estos.

Ahora bien, la demandante sustenta su demanda de Suspensión de Patria Potestad, de acuerdo en


lo previsto en el literal f) del artículo 75º del Código de los Niños y Adolescentes, la misma que
establece: “La Patria Potestad se suspende en los siguientes casos: (…) f) Por negarse a prestarles
alimentos;”¸ entonces el argumento principal de la accionante para interponer la presente
demanda es que el recurrente se habría negado a prestar alimentos a mi menor hija; nada más
lejos de la verdad.

En el presente escrito pasare a demostrar que mi persona SI CUMPLE CON LA PENSIÓN


ALIMENTICIA, y que este proceso no es más que otra estratagema de la accionante para inducir
a error a su Despacho, y aprovecharse de la tenencia que ejerce sobre la menor; olvidando que
ambos somos padres de XXXXXXXXXXXXXXX y tenemos el deber y el derecho de cuidar a nuestra
hija.

En el punto 4 de la Demanda, la demandante señala que me ha solicitado una pensión alimenticia,


indicando que no la obtuvo de buena fe, pues tuvo que recurrir al Poder Judicial; al respecto debo
precisar que si bien es menester en el presente proceso la discusión sobre la Pensión Alimenticia a
favor de mi menor hija, resulta conveniente aclarar algunos aspectos con los cuales pretende la
demandante sorprender al Juzgado.

a. La demandante no busco llegar a un acuerdo de buena fe con el recurrente, sino más bien
imponer una pensión alimenticia, que excedía a mis posibilidades, sin considerar siquiera
que la situación laboral en el Perú y por ende, acordar una suma mayor, sabiendo que no
podría cumplirla, sería irresponsable. Es por ello que la demandante, lejos de buscar un
acuerdo armonioso en beneficio de nuestra menor hija, decidió acudir al Poder Judicial y
entablarme una demanda de alimentos.

b. En ningún momento me negué me desentendí de mi menor hija, siendo que pese a las
pésimas relaciones que tenía con la demandante, veía la forma de acudir con una suma
mensual, de acuerdo a mis posibilidades, sin embargo para la demandante no fue
suficiente y decidió acudir al Poder Judicial, no porque fuese necesario, sino por su propio
interés; ahora el proceso se encuentra en trámite, como bien refiere, no obstante, pretende
culpar a la administración de justicia por los retrasos en su proceso, sin embargo considero
que ello se debe a una deficiente defensa técnica, que al parecer está complicando su
proceso más de lo que debería ser, generando con ello un perjuicio para sí misma, para el
recurrente y peor aún para nuestra menor hija.

Así pues, se tiene que el proceso de alimentos mencionado, fue iniciado por la demandante, no
porque mi menor hija se encontrara en necesidad o no contara con mi apoyo, sino más bien como
parte de una estrategia legal, que maliciosamente preparada por su asesor legal.

Efectivamente, como menciona la demandante en el punto 2 de su Demanda, mediante Resolución


N° 32 de fecha 19 de agosto de 2016, ante el 7° Juzgado de Familia de Lima, se declaró disuelto el
vínculo matrimonial entre la demandante y el recurrente mediante Expediente
NXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX sin embargo no menciona que el vínculo matrimonial se disolvió
debido a que la demandante fue descubierta cometiendo infidelidad durante el matrimonio, siendo
que estos hechos de infidelidad fueron debidamente probados en el proceso y más aún reconocidos
por la propia demandante.

Es así que, a raíz de estos hechos, la demandante recurrió a una defensa legal que inicio una serie
de acciones cuestionables, pues se valieron de una falsa denuncia por violencia familiar, de carácter
psicológico, la misma que se interpuso en mi contra, calificándoseme como persona que agresora,
inestable emocionalmente y que agredía psicológicamente a la demandante, lo cual es falso. Todo
esto se inició con el propósito de obtener la tenencia y los bienes conyugales.

Cabe destacar que, durante el transcurso del proceso de violencia familiar, se le otorgo la tenencia
a la demandante, la misma que hasta la fecha mantiene, sin embargo ello ha venido generando un
perjuicio para la única persona, que supuestamente la demandante protege; nuestra menor hija.
Señora Jueza nuestra menor hija XXXXXXXXXXXXXXXX, viene atravesando problemas psicológicos,
los cuales se encuentran debidamente acreditados que son causa de la conducta desplegada por la
demandante (ANEXO 1-A) QUE PRUEBAS SE TIENEN?); es por ello que he presentado una
Demanda a fin de solicitar la variación de la tenencia, que acredito con el cargo de la Demanda
(ANEXO 1-B)

En el punto 6 de la demanda, señala que me vengo negando a cumplir con lo ordenado en la


medida cautelar, esto es los alimentos para nuestra menor hija, debo señalar que ello es
absolutamente falso, como a continuación cumplo con demostrar:

a. La medida cautelar que solicito la demandante al Juzgado, establecía que se me debía


descontar el 30% de mis haberes en la empresa XXXXXXXXXX., la misma que se realizaría
de forma directa a través de la empresa vía descuento y abono directamente en una
cuenta indicada por la demandante.
b. Esto se realizó de manera regular, sin embargo mi empleadora entro en una situación de
atrasos en los pagos de sueldo al personal por lo cual al no realizar los pagos respectivos a
los trabajadores, tampoco podía realizar el descuento del 30% que debía ser abonado a la
demandante, esta situación no solo perjudico a la demandante sino también al recurrente,
toda vez que dicho trabajo constituía mi única fuente de ingresos.
c. Esta situación con los pagos se vino prolongando y persistiendo, lo cual me obligo a
presentar mi renuncia a la empresa, a fin de emprender proyectos personales, pero ello no
significo que me desentendiera de mi menor hija, como pretende hacer creer la
demandante a su Despacho.

SOBRE LOS GASTOS QUE REALIZA EL RECURRENTE EN FAVOR DE MI MENOR HIJA:

Al respecto, debo manifestar que si bien la demandante retiro a nuestra menor hija del hogar
conyugal (toda vez que obtuvo la tenencia, valiéndose de argucias y mentiras), nunca me
desentendí de sus necesidades, no he dejado de verla y llamarla por teléfono (lo cual hago de
forma diaria), asistir a las actividades de su colegio o reunirme con sus profesores para tratar los
temas relacionados a su rendimiento económico, y es que mi labor como padre no solo se debe
limitar a pasar una “fuerte” suma económica a la demandante, sino también de estar al tanto de las
necesidades emocionales y afectivas de la menor, pues como su padre esa es mi obligación;
preocuparme por su desempeño escolar, escucharla y hablar de padre a hija, estar presente en los
momentos que me necesite, entre otros; ya que ello fortalece nuestra relación.

No obstante, la demandante pretende por todos los medios interrumpir nuestra relación, o
perjudicarlo de algún modo, a base de mentiras e intrigas; en mi condición de padre siempre voy a
estar presente y acompañar a nuestra menor hija en todo lo que concierne a su desarrollo como
persona.

Y es que, tampoco me he limitado en “cumplir” tan solo con una pensión alimenticia basada en la
retención que por mandato judicial, se venía realizando sobre mis haberes en mi condición de
trabajador de la Empresa XXXXXXXXXXX, como pretende hacer creer la demandante a vuestro
Despacho.

a. En las Vacaciones Útiles:

Hasta el año 2014, nuestra mejor hija estuvo asistiendo a vacaciones útiles en el Club Lima
Cricket, siendo el recurrente quien asumía el pago de la suma de S/ 1,700.00 soles
(ANEXO 1-C) (DOCUMENTOS QUE PRUEBA LOS GASTOS), y así también me encargaba
de llevar, esperar y retornar a mi hija a su domicilio. Sin embargo todo esto fue suspendido
de forma abrupta por la demandante, quien decidió unilateralmente que nuestra menor hija
ya no continúe asistiendo a dicho club desde el año 2015, todo ello con el único propósito
de desligar y cortar los fuertes vínculos que tengo con mi menor hija.

La demandante, pretende hacer creer a vuestro Despacho, que no me preocupo por los
gastos de la menor durante sus vacaciones, pero ello no es cierto; solo es otra argucia más
de la demandante para separarme y cortar los vínculos que tengo con mi menor hija; y lo
más grave es que la accionante pretende que el recurrente cubre todos los gastos de las
actividades que la madre organiza solo con el propósito de separarme de mi menor hija.

b. En el Colegio:

Como señala la demandante, ella es quien realiza los pagos de las mensualidades del
Colegio, pero ello no es una afirmación del todo exacta; lo que la accionante no indica es
que desde el año 2012 (año en que la demandante abandono el departamento familiar,
llevándose a nuestra menor hija), el departamento familiar es alquilado y es la propia
demandante quien percibe los ingresos producto del alquiler por la suma de más de S/
2,000.00 (ANEXO 1-D) (SE ADJUNTA EL CONTRATO COMO PRUEBA), siendo ello así, se
obtiene que la demandante anualmente recibe la suma de S/ 24,000.00 soles, que son
utilizados y gastados en su integridad por la accionante.

Debo precisar que dicho acuerdo se efectué (respecto del alquiler del departamento
familiar), fue para que sea utilizado únicamente en los gastos de nuestra menor hija, pero
pese a que dicho acuerdo evidentemente favorecía a la demandante, ésta no ha tenido
ningún tipo de consideración ni remordimiento para demandarme y señalar que soy un mal
padre que no se preocupa por su hija.

Cabe destacar que la accionante y el recurrente registran a su nombre una camioneta,


conforme es de observarse de la Copia de la Tarjeta de Propiedad (ANEXO 1-E) (SE
ADJUNTA COPIA DE LA TARJETA), pero de forma maliciosa la demandante ha intentado
vender la camioneta, y para ello ha venido inventando una serie de circunstancias, todo
ello con el propósito de hacerse con la cantidad total del monto de la venta, para ello alega
que la mencionada camioneta se encuentra malograda, y que debe pagar mucho dinero
para su reparación, de aproximadamente S/ 1,200.00 soles (lo cual es falso, su propósito
es venderla y quedarse con el dinero obtenido). No obstante debo señalar que es la propia
demandante quien utiliza dicho vehículo de forma exclusiva desde el año 2012, intente
buscar un acuerdo con la accionante y pagar la mitad de los gastos de reparación, sin
embargo luego de ello señala que los gastos de reparación ya no son de S/ 1,200.00 sino
de S/ 9,000.00 soles, con lo cual se demuestra son argumentos carecen de veracidad.

c. Sobre los Útiles Escolares:

Como ya he mencionado, el recurrente no solo se ha limitado al descuento que se venía


realizando de mis haberes, sino que cada año, yo soy quien asume los gastos por la
compra de los útiles escolares de nuestra menor hija.

Asimismo, no solo asumo los gastos de los útiles sino también de los accesorios que
necesita, tales como su maleta de colegio, lonchera, tomatodo, cartucheras, entre otros.

Y es que conforme se puede acreditar con las Boletas de Venta y Comprobantes de Pago
(ANEXO 1-F) (DOCUMENTOS QUE PRUEBA LOS GASTOS), es el recurrente quien se
encarga de comprar los útiles escolares y demás accesorios, tal como se puede observar
con las fotografías que se adjuntan al presente (ANEXO 1-G) (FOTOGRAFIAS DE LOS
UTILES COMPRADOS).

d. Sobre los Gastos de Vestido:

Debo precisar que nunca me he negado a comprarle ropa a nuestra menor hija, ello
teniendo en cuenta que cada año crece y requiere de cambiar de ropa, debido a su natural
desarrollo físico, yo no le controlo si la ropa que le compro se la lleva a su casa, como si lo
hace la accionante.

Efectivamente, como se puede observar en las fotografías que se acompañan (ANEXO 1-


H) (SE ANEXAN LAS FOTOGRAFIAS), es el propio recurrente quien se encarga de comprar
la vestimenta y calzado de la menor.

e. Sobre los Gastos de Alimentación:

Al respecto, debo precisar que las veces que la menor se queda con el recurrente (de
permitirlo la demandante), la alimento con comida preparada en casa, ya que me interesa
que se alimente de forma adecuada y balanceada.
No obstante, por indicación de la accionante, le doy S/ 10.00 soles a nuestra hija, para que
pueda almorzar en el colegio (lo más conveniente sería que se le prepare comida de casa y
de esa forma pueda alimentarse de forma nutritiva).

Asimismo, cada vez que mi menor hija, se queda bajo a mi cuidado, me encargo de todos
sus gastos de manutención, traslado a su colegio y recojo del mismo, sus gastos de
lonchera y de su almuerzo diario, los cuales se representan de la siguiente manera:

 Traslado de ida al colegio (taxi) s/. 15.00

 Lonchera s/. 5.00

 Menú s/. 10.00

 Recojo del colegio (taxi): s/. 15.00

Lo que representa un gasto diario de s/.55.00

f. Sobre los Gastos de Recreación:

El recurrente asume los gastos por recreación, y prueba de ello son los boletos y
comprobantes de pago de Coney Park, Divercity, así como algunas fotografías que se
acompañan al presente (ANEXO 1-I) (SE ADJUNTAN LOS COMPROBANTES Y
FOTOGRAFIAS).

Así también existen algunos gastos que he realizado para que mi menor hija se pueda
entretener, y que la demandante no menciona ni considera:

 2018

Juego Nintendo Switch S/.220.00

 2017

Diciembre 2017

Nintendo Switch s/. 1,699.00

Estuche Nintendo Switch s/. 69.00

Octubre 2017

13/10/2017 s/. 4.80

Setiembre 2017

15/09/2017 s/. 25.40

Agosto 2017

05/08/2017 s/. 21.80


 Abril 2017

Tablet Galaxy Tab E 9 s/. 699.00

 Febrero 2017

18/02/2017 s/.30.00

 Enero 2017

08/01/2017 s/. 15.60

Accesorios Clase Guitarra Clásica

05/01/2017 s/. 153

g. Sobre los Gastos de Salud:

Asimismo, debo precisar que además de los aportes que mensualmente recibe la
demandante (esto es la Pensión Alimenticia y el pago por el alquiler del Dpto. Familiar), me
encargo de los gastos de salud necesarios para nuestra menor hija, y es que recientemente
me vengo encargando de llevarla a sus terapias psicológicas.

Teniendo en cuenta lo anteriormente expuesto, es necesario reiterar los siguientes aspectos que
deben tomarse en cuenta al momento de sentenciar:

A. SOBRE LA RETENCIÓN MENSUAL DE MIS HABERES:

Como ya he señalado anteriormente, la empresa en donde me encontraba laborando hasta


el mes de marzo de 2017, comenzó a tener problemas financieros y es que a consecuencia
de ella existieron atrasos en el pago al personal; es por ello que no se vino efectuando la
retención del 30% de mis haberes, por lo cual se acumuló una deuda para con la
demandante.

Ahora bien, seamos claros, el Juzgado ordeno se efectuó una retención sobre mis haberes
mensuales; mi entonces empleador acatando lo ordenado por el Juzgado, procedió a
efectuar la retención mensual de mis haberes, depositándose la retención en la cuenta de
la demandante.

Ello se vino realizando con normalidad, pero como ya indique la empresa comenzó a
retrasarse en los pagos a sus trabajadores, afectándome y perjudicando a mi menor hija,
ya que no podía realizar los gastos o actividades que normalmente realizaba con ella, por lo
que me vi obligado a renunciar a la empresa; y es que he indicado no me limitaba a la
retención ordenada por el Juzgado, sino también realizábamos diversas actividades juntos.

Entonces, es lógico que se pretenda calificarme como padre irresponsable al no poder la


demandante recibir la pensión alimenticia, de la empleadora, la misma que se ha retrasado
en los pagos? Es bastante injusto que la accionante acuda al Poder Judicial, sabiendo
perfectamente la difícil situación que atravesaba en mi centro de labores.
A fin de acreditar lo expuesto, se adjunta al presente una serie de correos electrónicos y
mensajes enviados por mi empleadora (ANEXO 1-J) (SE ADJUNTA CUADRO DE LOS
MENSAJES ENVIADOS), explicando la situación, e incluso con correos a la accionante, lo
cual demuestra que ésta tenía pleno conocimiento de la situación de la empresa.

B. LOS APORTES QUE REALIZABA POR CUENTA PROPIA INDEPENDIENTE DE LA


RETENCION LABORAL:

Como ya he señalado, si bien es cierto mi entonces empleadora retenía una parte (30%)
de mis ingresos mensuales, por cuenta y voluntad propia acudía mensualmente con los
gastos de la menor (tales como su educación, salud, recreación, vestido, etc.).

Y es que como padre responsable que soy, no necesito que un Juzgado me indico lo que
debo o no debo dar a mi hija, o la forma en la que puedo hacerlo; como padres (ambos)
estamos obligados a proveer y/o cubrir las necesidades de nuestros hijos, por lo cual desde
antes de la presente demanda y sobre todo después de renunciar a mi trabajo he venido
asistiendo mensualmente a mi menor hija cubriendo sus gastos hasta donde mis recursos
económicos me lo permitieran.

C. RENUNCIA A LOS BENEFICIOS DE LOS BIENES SOCIALES DE LA SOCIEDAD


CONYUGAL EN FAVOR DE MI MENOR HIJA.

Como es de conocimiento de la demandante, renuncie a las rentas del departamento


familiar (el cual siempre ha sido alquilado a terceros) así como de la camioneta, que se
encuentra a nombre de la sociedad conyugal.

El Juzgado determino que los bienes sociales perteneces a ambas partes, sin embargo
desde que se inició el proceso de alimentos hasta la fecha, es la accionante, quien recibe
mensualmente y al 100% los ingresos producto del alquiler del departamento.

Cabe destacar que esta renuncia a los bienes sociales (que pertenecen tanto al recurrente
como a la accionante) en favor de mi menor hija, siempre ha sido comunicado en todos los
procesos que se me ha iniciado, pues es una forma de demostrar que no tengo tipo de
interés en repartirme los bienes conyugales, sino me preocupa que nuestra menor hija,
pueda desarrollar una vida dentro de lo normal; a diferencia de la demandante, cuya
agenda parece diferir de los intereses de nuestra menor hija.

En ese orden de ideas, es más que evidente que la demandante utiliza a la menor como un medio
para obtener beneficios económicos, y es que al no conseguirlos es que ha decidido tomar
represalias con mi persona (a través de juicios e intentar abrumarme en litigios judiciales), sino
también contra la menor, pues ha generado que se restricciones en el tiempo que paso con mi hija,
influye en la menor diciéndole que no la quiere, provocando con ello graves problemas psicológicos,
que actualmente vienen siendo tratados en coordinación con el Colegio y el Centro Psicológico que
atiende a mi menor hija. Sin embargo es la demandante quien viene obstruyendo y entorpeciendo
a través de argucias y engaños para que mi menor hija no reciba la asistencia psicológica que
necesita.

Cabe hacerse la siguiente pregunta Señora Jueza, teniendo en cuenta todo lo anteriormente
expuesto, ¿Cuál sería el propósito de la demandante para solicitar la suspensión de la Patria
Potestad?, ello pues tiene un propósito, la accionante pretende con ello, (además de vender los
bienes que le pertenecen a la sociedad conyugal y que son para el uso y beneficio de mi menor
hija; y es que su objetivo sería intentar salir del país con mi hija, y con el dinero obtenido de la
venta de los bienes, irse a vivir a otro país, sin comprender que todas estas acciones vienen
dañando a una persona que no lo merece, nuestra menor hija.

Por lo cual, atendiendo los fundamentos anteriormente expuestos, SOLICITO: se declare


INFUNDADA la Demanda de Suspensión de Patria Potestad interpuesta por la
demandante XXXXXXXXXXXXXXXX, por cuanto la causal que se invoca (el literal f), no se
encuentra probada ya que como he indicado, el recurrente si cumple con la pensión alimenticia, y
prueba de ello son los voucher y comprobantes de pago que acreditan los gastos, asimismo fuera
del aspecto económico; en la medida de lo posible (si la demandante lo permite), paso tiempo de
calidad con mi hija, lo cual para mi tiene mucho más valor, que cualquier suma de dinero que
pretenda la demandante.

III.- FUNDAMENTOS JURIDICOS:

1. Que, la Constitución Política del Perú, en su artículo 6°, establece que: “(…) Es deber y
derecho de los padres alimentar, educar y dar seguridad a sus hijos. Los hijos tienen
el deber de respetar y asistir a sus padres. Todos los hijos tienes derechos y deberes iguales
(…)”.
2. El Artículo 481° del Código Civil, establece que “Los alimentos se regulan por el juez en
proporción a las necesidades de quien los pide y a las posibilidades del que debe darlos,
atendiendo además a las circunstancias personales de ambos, especialmente a las
obligaciones a que se halle sujeto el deudor. No es necesario investigar rigurosamente el
monto de los ingresos del que debe prestar los alimentos.”.
3. El artículo 418º del Código Civil, que establece: “Por la patria potestad los padres tienen el
deber y el derecho de cuidar de la persona y bienes de sus hijos menores”.
4. El artículo 423º del Código Civil, que establece: “Son deberes y derechos de los padres que
ejercen la patria potestad: 1. Proveer al sostenimiento y educación de los hijos” ¸ como se ha
sostenido en el presente escrito es falso que me niegue a prestar los alimentos, ello no es más
que una estrategia de la demandante para alejarme de mi menor hija.
5. El artículo 74º del Código de los Niño y Adolescentes, que establece:
“Son deberes y derechos de los padres que ejercen la patria potestad:
a) Velar por su desarrollo integral;
b) Proveer su sostenimiento y educación;
c) Dirigir su proceso educativo y capacitación para el trabajo conforme a su vocación
y aptitudes;
d) Darles buenos ejemplos de vida y corregirlos moderadamente.
e) Tenerlos en su compañía (…).

Entonces Señora Jueza, debe merituar si teniendo en cuenta lo expresado en el presente


escrito, no he actuado como un padre responsable para con mi menor hija, dentro de la
medida de mis posibilidades.
6. El artículo 75º del Código de los Niños y Adolescentes, la demandante invoca los alcances del
literal f), para sustentar su pretensión de suspensión de la patria potestad, sin embargo ello
no se encuentra probado, en ningún momento me he negado a prestar alimentos a mi
menor hija, como pretende hacer creer la demandante; máxime si no cuenta con alguna
prueba que ratifique su aseveración; existe un proceso judicial, el cual se inició por interés de la
demandante y no porque me negare a brindar los alimentos a mi hija. Y ahora pretende
recurrir a acciones judiciales con el único propósito de restringirme y frustrar la relación que
tengo con mi menor hija.
7. Los demás artículos que resulten aplicables del Código Civil, del Código de los Niños y
Adolescentes, y del Código Procesal Civil.
IV.- MEDIOS PROBATORIOS:

Se ofrece el mérito de los siguientes medios probatorios:

1. El mérito probatorio de los documentos que acreditan los graves problemas psicológicos que
viene atravesando la menor, producto de las acciones de la demandante.
2. El mérito probatorio de la Demanda para solicitar la variación de la tenencia presentada ante el
Juzgado de Familia de Lima.
3. El mérito probatorio de los gastos efectuados en el Club Lima Cricket, donde mi menor hija
realizaba actividades de vacaciones útiles, y que fueron asumidos por el recurrente.
4. El mérito probatorio del contrato de alquiler del Departamento Familiar que realiza la
demandante, percibiendo por ello la suma de S/ 2,000.00 soles.
5. El mérito probatorio de la tarjeta de propiedad del vehículo de placa ROS-284, el cual es
utilizado exclusivamente por la demandante.
6. El mérito probatorio de los gastos realizados respecto a los útiles escolares, vestido,
alimentación, recreación y salud, para lo cual se acompañan comprobantes, boletas de pago y
fotografías.
7. El mérito probatorio de los mensajes y correos electrónicos de mi entonces empleadora, con lo
cual acredito los retrasos en los pagos de haberes y que incluso ello era conocido por la
demandante, pues se comunicaban con ella para coordinar las retenciones.

POR TANTO:
A Ud., Señor Juez solicito tener por contestada la Demanda de Suspensión de Patria Potestad,
solicitando que en su oportunidad la declare infundada, por ser de Justicia.

PRIMER OTROSI DIGO: Que, de conformidad con el Art. 80 del Código Procesal Civil otorgo al
ABOGADO que autoriza la presente demanda, las facultades generales de representación a que se
refiere el Art. 74º y 75º del mencionado Código adjetivo, designando mi domicilio como el mismo
que figura en el exordio de la presente, declarando estar instruido de la representación que otorgo
y de sus alcances.

SEGUNDO OTROSI DIGO: Que, cumplo con SEÑALAR mi DOMICILIO PROCESAL, en calle
XXXXXXXXXXXXX, lugar en el que se me deberá notificar con todas y cada una de las Resoluciones
que expida su Despacho en el presente proceso.

TERCER OTROSI DIGO: Que, cumplo con SEÑALAR mi CASILLA ELECTRONICA N° xxxxx,
lugar en donde se me podrá notificar electrónicamente con las resoluciones que recaigan en el
presente proceso.

CUARTO OTROSI DIGO: Que, CUMPLO con adjuntar a la presente Contestación de Demanda la
respectiva Tasa por Ofrecimiento de Pruebas, y las respectivas Cedulas por Derecho de Notificación
Judicial.

QUINTO OTROSI DIGO: Que, se adjuntan a la presente Demanda, los siguientes anexos:

ANEXO 1-A: Copia de los documentos que acreditan los graves problemas psicológicos que viene
atravesando mi menor hija.
ANEXO 1-B: Copia del cargo de la Demanda para solicitar la variación de la tenencia presentada
ante el Juzgado de Familia de Lima.
ANEXO 1-C: Copia de los gastos realizados en Club Lima Cricket, para las vacaciones útiles de mi
hija.
ANEXO 1-D: Copia del contrato de alquiler del Departamento Familiar.
ANEXO 1-E: Copia de la tarjeta de propiedad del vehículo de placa XXXXXX.
ANEXO 1-F: Copia de las Boletas de Venta y Comprobantes de Pago sobre Útiles Escolares.
ANEXO 1-G: Impresión de Fotografías en los que se puede observar los útiles escolares que se
compran para la menor.
ANEXO 1-H: Impresión de Fotografías de la ropa que compro a la menor.
ANEXO 1-I: Copia de las Boletas de Venta y Comprobantes por concepto de recreación así como
las fotografías que lo acreditan.
ANEXO 1-J: Impresión de los mensajes y correos electrónicos enviados por mi empleadora.

Lima, 9 de abril de 2018