Sunteți pe pagina 1din 19

UNIVERSIDAD DE ORIENTE

NÚCLEO DE MONAGAS

ESCUELA DE INGENIERÍA Y CIENCIAS APLICADAS

DEPARTAMENTO DE INGENIERÍA DE PETRÓLEO

PETRÓLEO Y AMBIENTE

MATURIN/MONAGAS/VENEZUELA

LEYES Y DECRETOS EN LA ACTIVIDAD


PETROLERA Y EL MEDIO AMBIENTE

PROFESORA: REALIZADO POR:

BELLO NORIS GÓMEZ HÉCTOR L. C.I.: 20.919.568

SECCIÓN: 03

MATURIN, JULIO DE 2016


 LEYES DENTRO DE LA ACTIVIDAD PETROLERA Y LA
PRESERVACIÓN DEL MEDIO AMBIENTE:

1) LEY ORGÁNICA DE HIDROCARBUROS

CAPÍTULO I
DISPOSICIONES FUNDAMENTALES

Sección primera: Del ámbito de la Ley


Artículo 1. Todo lo relativo a la exploración, explotación, refinación, industrialización,
transporte, almacenamiento, comercialización, conservación de los hidrocarburos, así
como lo referente a los productos refinados y a las obras que la realización de estas
actividades requiera, se rige por esta Ley.
Artículo 2. Las actividades relativas a los hidrocarburos gaseosos se rigen por la Ley
Orgánica de Hidrocarburos Gaseosos, salvo la extracción de hidrocarburos gaseosos
asociados con el petróleo que se regirán por la presente Ley.

Sección segunda: De la propiedad de los yacimientos


Artículo 3. Los yacimientos de hidrocarburos existentes en el territorio nacional,
cualquiera que sea su naturaleza, incluidos aquéllos que se encuentren bajo el lecho del
mar territorial, en la plataforma continental, en la zona económica exclusiva y dentro de
las fronteras nacionales, pertenecen a la República y son bienes del dominio público,
por lo tanto inalienables e imprescriptibles.

CAPÍTULO II
DE LAS ACTIVIDADES RELATIVAS A LOS HIDROCARBUROS

Sección primera: Disposiciones Generales


Artículo 4. Las actividades a las cuales se refiere esta Ley, así como las obras que su
realización requiera, se declaran de utilidad pública y de interés social.
Artículo 5. Las actividades reguladas por esta Ley estarán dirigidas a fomentar el
desarrollo integral, orgánico y sostenido del país, atendiendo al uso racional del recurso
y a la preservación del ambiente. A tal fin se promoverá el fortalecimiento del sector
productivo nacional y la transformación en el país de materias primas provenientes de
los hidrocarburos, así como la incorporación de tecnologías avanzadas.
Los ingresos que en razón de los hidrocarburos reciba la Nación propenderán a financiar
la salud, la educación, la formación de fondos de estabilización macroeconómica y la
inversión productiva, de manera que se logre una apropiada vinculación del petróleo
con la economía nacional, todo ello en función del bienestar del pueblo.
Artículo 6. Las decisiones que adopte la República con motivo de los acuerdos o
tratados internacionales en materia de hidrocarburos por ella celebrados, se aplicarán a
quienes realicen las actividades a las cuales se refiere esta Ley.
Artículo 7. Las actividades señaladas en esta Ley están sujetas tanto a las disposiciones
de la misma, como a las contenidas en otras leyes, decretos o resoluciones, dictadas o
que se dictaren, en todo cuanto les fuere aplicable.

Sección segunda: De la competencia


Artículo 8. Corresponde al Ministerio de Energía y Petróleo la formulación, regulación
y seguimiento de las políticas y la planificación, realización y fiscalización de las
actividades en materia de hidrocarburos, lo cual comprende lo relativo al desarrollo,
conservación, aprovechamiento y control de dichos recursos; así como al estudio de
mercados, al análisis y fijación de precios de los hidrocarburos y de sus productos. En
tal sentido, el Ministerio de Energía y Petróleo es el órgano nacional competente en
todo lo relacionado con la administración de los hidrocarburos y en consecuencia tiene
la facultad de inspeccionar los trabajos y actividades inherentes a los mismos, así como
las de fiscalizar las operaciones que causen los impuestos, tasas o contribuciones
establecidos en esta Ley y revisar las contabilidades respectivas.
El Ministerio de Energía y Petróleo realizará la función de planificación a que se refiere
este artículo, en concordancia con el Plan Nacional de Desarrollo. A los fines del
cumplimiento de estas funciones, el Ejecutivo Nacional proveerá los recursos necesarios
conforme a las normas legales pertinentes.
Los funcionarios y particulares prestarán a los empleados nacionales que realicen las
anteriores funciones, las más amplias facilidades para el cabal desempeño de las
mismas.
Sección tercera: De las actividades primarias
Artículo 9. Las actividades relativas a la exploración en busca de yacimientos de los
hidrocarburos comprendidos en esta Ley, a la extracción de ellos en estado natural, a su
recolección, transporte y almacenamiento iniciales, se denominan actividades primarias
a los efectos de esta Ley.
De conformidad con lo previsto en el artículo 302 de la Constitución de la República
Bolivariana de Venezuela, las actividades primarias indicadas, así como las relativas a
las obras que su manejo requiera, quedan reservadas al Estado en los términos
establecidos en esta Ley.

Sección cuarta: De las actividades de refinación y comercialización


Artículo 10. Las actividades relativas a la destilación, purificación y transformación de
los hidrocarburos naturales comprendidos en esta Ley, realizadas con el propósito de
añadir valor a dichas sustancias y la comercialización de los productos obtenidos,
configuran actividades de refinación y comercialización y pueden ser realizadas por el
Estado y los particulares, conjunta o separadamente, conforme a lo dispuesto en el
Capítulo VIII de esta Ley.
Las instalaciones y obras existentes, sus ampliaciones y modificaciones, propiedad del
Estado o de las empresas de su exclusiva propiedad, dedicadas a las actividades de
refinación de hidrocarburos naturales en el país y al transporte principal de productos y
gas, quedan reservadas al Estado en los términos establecidos en esta Ley.
Artículo 11. Las refinerías a ser construidas deberán responder a un plan nacional para
su instalación y operación y deberán estar vinculadas a proyectos determinados
aprobados por el Ejecutivo Nacional por órgano del Ministerio de Energía y Petróleo.
Estas refinerías deberán estar dirigidas, principalmente, a la modernización de los
procesos a ser utilizados y a la obtención de combustibles limpios.
Artículo 12. Las empresas para ejercer las actividades de refinación de los
hidrocarburos naturales, deberán obtener licencia del Ministerio de Energía y Petróleo,
quien podrá otorgarla previa definición del correspondiente proyecto y conforme a lo
establecido por esta Ley y su Reglamento. La cesión, traspaso o gravamen de las
licencias deberá contar con la previa aprobación del Ministerio de Energía y Petróleo,
sin la cual no surtirán efectos. En caso de traspasos forzosos por ejecución, el Estado
podrá sustituir al ejecutante previo pago del monto de la ejecución.

ANÁLISIS DE LA LEY ORGÁNICA DE HIDROCARBUROS BASADO EN LOS


ARTÍCULOS MENCIONADOS

La Ley Orgánica de Hidrocarburos declara a todas las actividades reguladas


como actividades de utilidad pública e interés social. Igualmente, estas actividades
deben de estar dirigidas a fomentar el desarrollo integral, orgánico y sostenido del país,
atendiendo al uso racional del recurso y a la preservación del ambiente. En este mismo
orden de ideas, la mencionada Ley Orgánica en cumplimiento de los postulados
establecidos en nuestra Constitución, dispone que los ingresos provenientes de los
hidrocarburos que reciba la Nación se orientarán a financiar la salud, a la educación, a
la inversión productiva, de manera que se logre una apropiada vinculación del petróleo
con la economía nacional, en función del bienestar del pueblo Venezolano.
El Estado hace una reserva de estas actividades, la cual es solo exclusiva en
cuanto a las actividades relativas a la exploración para la búsqueda de yacimientos de
los hidrocarburos, a la extracción de ellos en estado natural, a su recolección, transporte
y almacenamiento iniciales, las cuales son denominadas actividades primarias. Las
actividades primarias indicadas anteriormente (Artículo 9), así como las relativas a las
obras que su manejo requiera, están reservadas al Estado, por tanto serán realizadas por
el Estado, ya directamente por el Ejecutivo Nacional (Ministerio de Energía y Minas) o
mediante empresas de su exclusiva propiedad (PDVSA). Igualmente podrá hacerlo
mediante empresas donde tenga control de sus decisiones, por mantener una
participación mayor del cincuenta por ciento (50%) del capital social, estas empresas
son denominadas Mixtas.
La Ley prevé la posibilidad de que el Ejecutivo Nacional mediante Decreto
podrá transferir a las empresas operadoras, el derecho al ejercicio de las actividades
primarias. Asimismo, podrá transferirles la propiedad u otros derechos sobre bienes
muebles o inmuebles del dominio privado de la República, requeridos para el eficiente
ejercicio de tales actividades.
En cuanto a las actividades relativas a la destilación, purificación y
transformación de los hidrocarburos naturales, realizadas con el propósito de
añadir valor a dichas sustancias y la comercialización de los productos obtenidos,
configuran actividades de refinación y comercialización, el referido Decreto Ley
permite que dichas actividades puedan ser realizadas por el Estado y los particulares,
conjunta o separadamente, Según el artículo 12 de la Ley Orgánica, para ejercer las
actividades de refinación de los hidrocarburos naturales, dichas empresas deberán
obtener licencia del Ministerio de Energía y Minas, quien podrá otorgarla de acuerdo al
tipo de proyecto correspondiente conforme a lo establecido por la Ley y su Reglamento.

2) CONSTITUCIÓN DE LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE


VENEZUELA (1999)

Capítulo VI - De los Derechos Culturales y Educativos

Artículo 107: La educación ambiental es obligatoria en los niveles y modalidades del


sistema educativo, así como también en la educación ciudadana no formal. Es de
obligatorio cumplimiento en las instituciones públicas y privadas, hasta el ciclo
diversificado, la enseñanza de la lengua castellana, la historia y la geografía de
Venezuela, así como los principios del ideario bolivariano.

Capítulo IX - De los Derechos Ambientales

Artículo 127: Es un derecho y un deber de cada generación proteger y mantener el


ambiente en beneficio de sí misma y del mundo futuro. Toda persona tiene derecho
individual y colectivamente a disfrutar de una vida y de un ambiente seguro, sano y
ecológicamente equilibrado. El Estado protegerá el ambiente, la diversidad biológica,
los recursos genéticos, los procesos ecológicos, los parques nacionales y monumentos
naturales y demás áreas de especial importancia ecológica. El genoma de los seres vivos
no podrá ser patentado, y la ley que se refiera a los principios bioéticos regulará la
materia. Es una obligación fundamental del Estado, con la activa participación de la
sociedad, garantizar que la población se desenvuelva en un ambiente libre de
contaminación, en donde el aire, el agua, los suelos, las costas, el clima, la capa de
ozono, las especies vivas, sean especialmente protegidos, de conformidad con la ley.

Artículo 128: El Estado desarrollará una política de ordenación del territorio


atendiendo a las realidades ecológicas, geográficas, poblacionales, sociales, culturales,
económicas, políticas, de acuerdo con las premisas del desarrollo sustentable, que
incluya la información, consulta y participación ciudadana. Una ley orgánica
desarrollará los principios y criterios para este ordenamiento.

Artículo 129: Todas las actividades susceptibles de generar daños a los ecosistemas
deben ser previamente acompañadas de estudios de impacto ambiental y socio cultural.
El Estado impedirá la entrada al país de desechos tóxicos y peligrosos, así como la
fabricación y uso de armas nucleares, químicas y biológicas. Una ley especial regulará
el uso, manejo, transporte y almacenamiento de las sustancias tóxicas y peligrosas. En
los contratos que la República celebre con personas naturales o jurídicas, nacionales o
extranjeras, o en los permisos que se otorguen, que afecten los recursos naturales, se
considerará incluida aun cuando no estuviera expresa, la obligación de conservar el
equilibrio ecológico, de permitir el acceso a la tecnología y la transferencia de la misma
en condiciones mutuamente convenidas y de restablecer el ambiente a su estado natural
si éste resultara alterado, en los términos que fije la ley.

ANÁLISIS

Estos artículos de la constitución de la República Bolivariana de Venezuela


(1999), describen que todos los daños ocasionados al ecosistema deben ir acompañados
de un tratamiento o estudio que garantice su recuperación y evitar el impacto ambiental,
de allí se establece una ley que regule la continuidad de dicho criterio y su fiel
cumplimiento. Además, todo proceso que el estado adquiere y que genere daño al
ambiente, aunque éste no esté señalado en el contrato, deberá restablecerse una vez
culminado el período.

3) LEY ORGÁNICA DEL AMBIENTE (2006)

CAPITULO I
DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1. La presente Ley tiene por objeto establecer dentro de la política del
desarrollo integral de la Nación los principios rectores para la conservación, defensa y
mejoramiento del ambiente en beneficio de la calidad de la vida.

Artículo 2. Se declaran de utilidad Pública la conservación, la defensa y el


mejoramiento del ambiente.

“Artículo 49: El aprovechamiento de los recursos naturales y de la diversidad biológica


en las diferentes cuencas hidrográficas, ecosistemas, áreas naturales protegidas, áreas
privadas para la conservación y demás áreas especiales, estará sujeto a la formulación e
implementación de los respectivos planes de manejo. En los correspondientes
instrumentos de control se fijarán las condiciones y limitaciones a las que queda
sometida la actividad.” El artículo señala que se establecerán planes de manejo para la
conservación de la diversidad biológica, del ambiente y el ecosistema. Es por ello que
dichos planes fijaran las especificaciones en cuanto a limitación y condición a la cual se
podrá someter una actividad específica.

“Artículo 63: A los fines de la conservación, prevención, control de la contaminación y


degradación de los suelos y del subsuelo, las autoridades ambientales deberán velar por:
1. La utilización de prácticas adecuadas para la manipulación de sustancias químicas y
en el manejo y disposición final de desechos domésticos, industriales, peligrosos o de
cualquier otra naturaleza que puedan contaminar los suelos. 2. La realización de
investigaciones y estudios de conservación de suelos. 3. La prevención y el control de
incendios de vegetación. 4. El incremento de la cobertura vegetal a través de la
reforestación.”

ANÁLISIS DE LOA

La Ley Orgánica del Ambiente (LOA) (2006), como instrumento jurídico que
contribuye a operacionalizar el mandato constitucional de hacerla extensiva a todos los
niveles y modalidades del sistema educativo venezolano y demás ámbitos de la
sociedad, en el marco de lo establecido en el artículo 107 de la Constitución de la
República Bolivariana de Venezuela (1999). Se busca presentar didácticamente las
principales orientaciones contenidas en la LOA en relación con la definición conceptual
de la Educación Ambiental, su consideración como parte de la gestión ambiental,
algunos lineamientos para su ejecución, su incorporación por parte de las empresas en la
formación del personal, la consideración de los aspectos culturales y comunitarios en su
desarrollo y el papel de los medios de comunicación en su difusión, entre otros.
Aspectos que revisten particular interés para el desarrollo de las actividades
pedagógicas en esta materia tanto en los contextos formales como no formales.

4) LEY SOBRE SUSTANCIA, MATERIALES Y DESECHOS


PELIGROSOS

Objeto: La Ley tiene por objeto establecer las normas para el uso, manejo, transporte y
almacenamiento y la disposición final de las sustancias y desechos peligrosos que en
ella se regulan, a fin de proteger el ambiente y la salud. Anteriormente el proyecto se
denominaba Ley Especial sobre el uso, manejo, transporte, almacenamiento y
disposición de sustancias y desechos tóxicos y peligrosos.

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1. Esta Ley tiene por objeto regular la generación, uso, recolección,
almacenamiento, transporte, tratamiento y disposición final de las sustancias, materiales
y desechos peligrosos, así como cualquier otra operación que los involucre con el fin de
proteger la salud y el ambiente.
Artículo 3. Se declara de utilidad pública e interés social el control de la utilización de
sustancias y materiales peligrosos, la recuperación de los materiales peligrosos y la
eliminación y disposición final de los desechos peligrosos.
Artículo 5. Se prohíbe la introducción de desechos patológicos y peligrosos al país, de
conformidad con lo establecido en los numerales 4 y 5 del artículo 9° de esta Ley.
Artículo 7. Se prohíben todos los usos, importación y distribución de los productos
químicos contaminantes orgánico persistentes, a excepción del DDT, que podrá ser
utilizado en forma restringida, y sólo por los organismos oficiales, bajo la supervisión
del Ministerio de Salud y Desarrollo Social y con la aprobación del Ministerio del
Ambiente y de los Recursos Naturales, en caso de requerirse para control de epidemias.
El listado de productos químicos contaminantes orgánico persistentes será determinado
por la reglamentación técnica y los Convenios Internacionales ratificados por la
República que regulen esta materia.

SUSTANCIAS, MATERIALES Y DESECHOS RADIOACTIVOS

Artículo 51. Toda persona natural o jurídica, pública o privada que importe, fabrique,
maneje o use con fines industriales, comerciales, científicos, médicos o cualquier otra
fuente capaz de generar radiaciones ionizantes o sustancias radiactivas debe cumplir con
la reglamentación técnica respectiva para garantizar el manejo adecuado en salvaguarda
de la salud y el ambiente.
Artículo 56. En los casos de desechos radiactivos que por su naturaleza, niveles de
actividad y cantidad, puedan ser vertidos al ambiente, la descarga se realizará previa
autorización del Ministerio de Energía y Minas, según su competencia en coordinación
con el Ministerio del Ambiente de conformidad con la reglamentación técnica que
regula la materia y de la Alcaldía.
ANÁLISIS

Se ha creado la Ley de Sustancias, Materiales y Desechos Peligrosos debido a que


el manejo inadecuado de las sustancias, materiales y desechos genera una variedad de
impactos potenciales sobre el ambiente y la salud, ya que los procesos naturales actúan
de tal modo que dispersan los contaminantes y sustancias peligrosas por los factores
ambientales (aire, agua, suelo, ecosistemas frágiles como la bahía, la montaña, las áreas
protegidas, así como las áreas urbanas y asentamientos poblacionales, entre otros). La
naturaleza y dimensión de estos impactos depende de la cantidad y composición de los
desechos, así como de los métodos adoptados para su manejo, es por ello necesario la
implementación de esta ley la cual tiene por objeto regular la generación, uso,
recolección, almacenamiento, transporte, tratamiento y disposición final de las
sustancias, materiales y desechos peligrosos, así como cualquier otra operación que los
involucre con el fin de proteger la salud y el ambiente.

5) LEY ORGÁNICA QUE RESERVA AL ESTADO, LA INDUSTRIA Y


EL COMERCIO DE LOS HIDROCARBUROS

Artículo 1. Se reserva al Estado, pro razones de conveniencia nacional, todo lo relativo a la


exploración del territorio nacional en busca de petróleo, asfalto y demás hidrocarburos; a la
explotación de yacimientos de los mismos, a la manufactura o refinación, transporte por vías
especiales y almacenamiento; al comercio interior y exterior de las sustancias explotadas y
refinadas, y a las obras que su manejo requiera, en los términos señalados por esta ley. Como
consecuencia de lo dispuesto en este artículo, quedarán extinguidas las concesiones otorgadas
por el Ejecutivo Nacional y la extinción se hará efectiva el día 31 de diciembre de mil
novecientos setenta y cinco.

Se declaran de utilidad pública y de interés social las actividades mencionadas en el presente


artículo, así como obras, trabajos y servicios que fueron necesarios para realizarlas.
Lo referente a la industria del gas natural y el mercado interno de los productos derivados de
hidrocarburos, se regirá por lo dispuesto en la Ley de Reserva al Estado la Industria del Gas
Natural y la Ley que Reserva al Estado la Explotación del Mercado Interno de los Productos
derivados de Hidrocarburos, respectivamente, en cuanto no colida con lo dispuesto en la
presente ley.

Artículo 2. El comercio exterior de los hidrocarburos estará bajo la gestión y el control


exclusivos del Estado, quien lo ejercerá directamente por el Ejecutivo Nacional o a través de los
entes estatales creados o que se crearen para realizar los fines de la presente ley.

Artículo 3. La gestión del comercio exterior de los hidrocarburos se efectuará teniendo como
objetivos esenciales los siguientes:

Llevar al máximo el rendimiento económico de la exportación, en concordancia con los


requerimientos del desarrollo nacional; la conquista con los requerimientos del desarrollo
nacional; la conquista y conservación de un mercado exterior estable, diversificado y suficiente;
el apoyo al fomento de nuevas exportaciones de productos venezolanos; la garantía del
abanderamiento en términos convenientes, de insumos, equipos y demás elementos de
producción, así como también los bienes esenciales de consumo que el país requiere.

Artículo 4. En las negociaciones para vender hidrocarburos en el mercado exterior, el


Ejecutivo Nacional o los entes estatales podrán utilizar, reservándose los derechos de
comercialización, diversos medios y formas, orientados preferentemente a establecer
transacciones regulares con los Estados o entes estatales de los países consumidores, para la
captación y conservación de mercados de los hidrocarburos venezolanos.

Artículo 10. El Ministro de Minas e Hidrocarburos, mediante resolución que se publicará en la


GACETA OFICIAL, determinará, dentro de un plazo de diez (10) días contados a partir de la
promulgación de la presente ley, las materias que deben ser objeto de la fiscalización y control
por parte de la Comisión Supervisora de la Industria y el Comercio de los Hidrocarburos, así
como los actos y decisiones de los concesionarios que, para su adopción, requerirán la previa
autorización de la Comisión.

La fiscalización y control se ejercerá, primordialmente, sobre la planificación y prácticas


operacionales, financieras y comerciales de las empresas y sobre los sistemas y prácticas
laborales de las mismas, así como sobre los costos de la industria petrolera. Las funciones de
autorización se ejercerán, primordialmente sobre los contratos de venta y de intercambio de
crudos y de productos, las remisiones de fondos y pagos al exterior, los presupuestos de
inversiones y los contratos relativos a la transferencia de tecnología. Esta enumeración no
restringe las facultades que en la materia tiene el Ejecutivo Nacional por las leyes existentes o
las que puedan ser determinadas por el Ministerio de Minas e Hidrocarburos en cumplimiento
de la presente ley.

Artículo 11. Para el mejor cumplimiento de sus funciones, la Comisión Supervisora de la


Industria y l Comercio de los Hidrocarburos. Así como con la debida autorización de la
Comisión, cualquiera de sus miembros y los funcionarios auxiliares que a proposición de la
Comisión designe el Ministerio de Minas e Hidrocarburos, tendrán libre acceso, sin restricción
alguna, a todas las instalaciones y oficinas de concesionario; a sus organismos directivos y
administrativos y a su contabilidad y archivos.
Los concesionarios deberán prestar a la Comisión, a sus miembros y a los indicados
funcionarios auxiliares, las más amplias facilidades para el cabal desempeño y cumplimiento de
sus funciones.

Artículo 12. El Ejecutivo Nacional, dentro de los cuarenta y cinco días continuos y
subsiguientes a la fecha de promulgación de esta ley y por órgano del Ministerio de Minas e
Hidrocarburos, hará a los concesionarios formal oferta de una indemnización por todos los
derechos que tengan sobre los bienes afectos a las concesiones de las cuales sean titulares,
indemnización calculada conforme a los establecido en el artículo 15 de esta ley para ser pagada
según lo dispuesto en los artículos 16 y 17 de ella. El concesionario contestará la oferta dentro
de los quince días continuos siguientes a haber recibido la comunicación del Ejecutivo
Nacional. El avenimiento, si lo hubiere, se hará constar en Acta suscrita por el Procurador
General de la República, conforme a las instrucciones que al efecto le imparta el Ejecutivo
Nacional por órgano del Ministro de Minas e Hidrocarburos, y el respectivo concesionario, con
efecto para la fecha de extinción de las concesiones según se prevé en el artículo 1 de la
presente ley. El Ejecutivo Nacional, por órgano del Ministro de Minas e Hidrocarburos, deberá
someter inmediatamente esta Acta a la consideración y aprobación de las Cámaras en sesión
conjunta, las cuales deberán pronunciarse dentro del término más breve posible, que en ningún
caso podrá ser superior a treinta (30) días continuos contados a partir de la fecha de la
recepción.

ANÁLISIS

La presente Ley Orgánica que reserva al Estado, la industria y el comercio de los


hidrocarburos prevee un fondo constituido en el Banco Central de Venezuela que se regirá por
la reglamentación que al efecto se dicte, y su capital podrá ser colocado únicamente con
autorización de sus beneficiarios en inversiones seguras, rentables y de alta liquidez. Las
ganancias que produzcan las inversiones mencionadas serán distribuidas en proporción al saldo
acreedor que tenga cada trabajador en el fondo, y a opción de cada trabajador, acumuladas o
distribuidas. Los fondos fiduciarios instituidos con las prestaciones sociales de los trabajadores,
no pierden su naturaleza estableciendo asi mediante los artículos mencionados que el trabajador
podrá garantizar con el saldo de su cuenta, obligaciones contraídas o se contraigan para
financiar la adquisición, ampliación o mejoras de la vivienda, el equipamiento del hogar, la
educación de los hijos y el mantenimiento de la salud de la familia.

La presente ley no afecta en esta forma alguna los derechos transferidos y las áreas
asignadas a la Corporación Venezolana de Petróleo conforme a lo dispuesto en el artículo 3º de
la Ley de Hidrocarburos sin perjuicio de los establecido en los artículos 6º y 21 de esta ley. Asi
como menciona en su artículo 12 que el ejecutivo nacional como pilar y administrador de los
bienes y activos generados en forma de recursos debido a la comercialización establecida en los
artículos 2 y 3 que propone los estatutos reguladores que solo el ejecutivo nacional tiene el
poder para desenvolverse en materia de exportación del preciado recurso no renovable, es decir
los Hidrocarburos cuyos principales son (agua, petróleo y gas).
6) LEY ORGÁNICA DE HIDROCARBUROS GASEOSOS

CAPÍTULO I
DISPOSICIONES FUNDAMENTALES

Artículo 1. Los yacimientos de hidrocarburos gaseosos existentes en el territorio nacional,


bajo el lecho del mar territorial, de la zona marítima contigua y en la plataforma continental,
pertenecen a la República, son bienes del dominio público y por tanto inalienables e
imprescriptibles.

Artículo 2. Las actividades de exploración en las áreas indicadas en el artículo anterior, en


busca de yacimientos de hidrocarburos gaseosos no asociados y la explotación de tales
yacimientos; así como la recolección, almacenamiento y utilización tanto del gas natural no
asociado proveniente de dicha explotación, como del gas que se produce asociado con el
petróleo u otros fósiles; el procesamiento, industrialización, transporte, distribución, comercio
interior y exterior de dichos gases, se rigen por la presente Ley y pueden ser ejercidas por el
Estado directamente o mediante entes de su propiedad o por personas privadas nacionales o
extranjeras; con o sin la participación del Estado, en los términos establecidos en esta Ley.

Queda igualmente comprendido en el ámbito de esta Ley, lo referente a los hidrocarburos


líquidos y a los componentes no hidrocarburados contenidos en los hidrocarburos gaseosos,
así como el gas proveniente del proceso de refinación del petróleo.

Artículo 3. Las actividades relativas a los hidrocarburos gaseosos estarán dirigidas


primordialmente al desarrollo nacional, mediante el aprovechamiento intensivo y eficiente de
tales sustancias, como combustibles para uso doméstico o industrial, como materia prima a
los fines de su industrialización y para su eventual exportación en cualquiera de sus fases.
Dichas actividades se realizarán atendiendo a la defensa y uso racional del recurso y a la
conservación, protección y preservación del ambiente.

Artículo 4. Las actividades a las cuales se refiere esta Ley, así como las obras que su manejo
requiera, se declaran de utilidad pública.

Artículo 5. Las actividades relacionadas directa o indirectamente con el transporte y


distribución de gases de hidrocarburos destinados al consumo colectivo, constituyen un
servicio público.

CAPÍTULO II
DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 6. El Ejecutivo Nacional, por órgano del Ministerio de Energía y Minas, ejercerá la
competencia nacional en materia de los hidrocarburos a los cuales se refiere esta Ley y en
consecuencia, podrá planificar, vigilar, inspeccionar y fiscalizar a todos los fines previstos en
las leyes, las actividades relacionadas con los mismos.

Artículo 7. El Ejecutivo Nacional, por órgano del Ministerio de Energía y Minas, dictará
medidas que propicien la formación y la participación de capital nacional en las actividades
señaladas en esta Ley, así como aquellas necesarias para que los bienes y servicios de origen
nacional concurran en condiciones de transparencia y no desventajosas en el desarrollo de
proyectos relacionados con las indicadas actividades.

Artículo 8. Los almacenadores, los transportistas y los distribuidores de hidrocarburos


gaseosos a los cuales se refiere esta Ley, tendrán la obligación de prestar el servicio en forma
continua y de conformidad con las normas legales, reglamentarias y técnicas de eficiencia;
calidad y seguridad.

Artículo 9. Una misma persona no puede ejercer ni controlar simultáneamente en una región,
dos o más de las actividades de producción, transporte o distribución previstas en esta Ley.
Cuando la viabilidad del proyecto así lo requiera, el Ministerio de Energía y Minas podrá
autorizar la realización de más de una de dichas actividades por una misma persona, en cuyo
caso deberá llevar contabilidades separadas como unidades de negocio diferenciadas.

Artículo 10. Los almacenadores, los transportistas y los distribuidores de hidrocarburos


gaseosos y sus derivados, están obligados a permitir el uso de sus instalaciones a otros
almacenadores, transportistas y distribuidores, cuando dichas instalaciones tengan capacidad
disponible para ello. Su utilización se realizará en las condiciones que las partes convengan
contractualmente. A falta de acuerdo, el Ministerio de Energía y Minas establecerá dichas
condiciones.

Artículo 11. Es competencia del Ejecutivo Nacional, garantizar las condiciones de operación
del actual sistema de transporte y distribución de los hidrocarburos gaseosos, comprendidos
en el artículo 2º de esta Ley. A tal fin, podrá realizar dichas actividades directamente o
autorizar para que sean ejercidas por entes de su propiedad o por personas privadas,
nacionales o extranjeras, con o sin la participación del Estado.

CAPÍTULO IV
DE LA REALIZACIÓN DE ACTIVIDADES
CON HIDROCARBUROS GASEOSOS NO ASOCIADOS

Artículo 22. Las actividades referentes a la exploración y explotación de hidrocarburos


gaseosos no asociados, así como las de procesamiento, almacenamiento, transporte,
distribución, industrialización, comercialización y exportación, podrán ser realizadas
directamente por el Estado o por entes de su propiedad, o por personas privadas nacionales o
extranjeras, con o sin la participación del Estado.

Las actividades a ser realizadas por personas privadas nacionales o extranjeras, con o sin la
participación del Estado, requerirán licencia o permiso, según el caso, y deberán estar
vinculadas con proyectos o destinos determinados, dirigidos al desarrollo nacional, conforme
al artículo 3º de esta Ley.

Artículo 23. El Ejecutivo Nacional por órgano del Ministerio de Energía y Minas, mediante
resolución, delimitará las áreas geográficas en las cuales se realizarán las actividades de
exploración y explotación de los hidrocarburos gaseosos no asociados, de acuerdo con lo que
establezca el Reglamento.

ANÁLISIS LEY ORGÁNICA DE HIDROCARBUROS GASEOSOS

A fin de hacer un desarrollo estable y permanente de esta industria, se requiere


incrementar las reservas de gas libre, para no depender demasiado del gas asociado
sujeto a las variables de la producción petrolera. Para ello, se ha concebido estimular
la búsqueda de yacimientos de gas libre y propiciar una adecuada utilización de dicho
gas junto con el asociado. Ello se lograría mediante una ley que de mayor oportunidad
al sector privado nacional y extranjero, de participar en todas las fases y actividades
relativas a dicha industria. Este es el propósito de la Ley Orgánica de Hidrocarburos
Gaseosos, cuyo carácter orgánico le ha sido atribuido porque atiende a materias que
afectan o modifican disposiciones contenidas en otras leyes del mismo rango, como lo
es la de nacionalización. Su denominación obedece a que el ámbito de su aplicación
se contrae a todos los hidrocarburos gaseosos como lo son el gas natural asociado o
no a la producción del petróleo u otros fósiles y a los gases provenientes de la
refinación del petróleo, además incluye los líquidos del gas natural. Ella ha sido
formulada con el propósito de que sea permanente, regule la situación futura y no sola
las presentes.

 DECRETOS DENTRO DE LA ACTIVIDAD PETROLERA Y


LA PRESERVACIÓN DEL MEDIO AMBIENTE

1) DECRETO 883 NORMAS PARA LA CLASIFICACIÓN Y EL


CONTROL DE LA CALIDAD DE LOS CUERPOS DE AGUA Y
VERTIDO DE EFLUENTES LÍQUIDOS.

CAPITULO I
DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1: El presente decreto establece las normas para el control de la calidad de


los cuerpos de agua y de los vertidos líquidos.
Artículo 10: A los efectos de éste decreto se establecen los siguientes rangos y
límites máximos de calidad de vertidos líquidos que sean o vayan a ser descargados,
en forma directa o indirecta, a ríos, estuarios, lagos y embalses. El cual defina que el
límite máximo de calidad permisible para la disposición de órgano clorados en
cuerpos de aguas es de 0,05 mg/l.” Acotando que aunque el artículo anterior señala
los límites permisibles para cuerpos de agua, el sedimento estudiado se encuentra en
el fondo de la laguna y está en contacto con agua, es por ello que el artículo aplica a
este estudio. Tomando en cuenta que la biotratabilidad será aplicada al sedimento de
la laguna B, los límites permisibles de los hidrocarburos órgano clorados a estudiar no
pueden superar los 0,5 mg/l, de lo contrario se considera fuera de los límites
permisibles y se declara contaminación en el área estudiada.
SECCION III: De las descargas a cuerpos de agua
Artículo 11: El Ejecutivo Nacional, mediante Decreto, podrá establecer límites
diferentes para los vertidos a determinados cuerpos de agua, en función de sus
características específicas. Igualmente, podrá fijar el caudal de diseño de control para
cada curso de agua receptor y condiciones especiales para determinadas épocas del
año, conforme a la variación de las condiciones de caudal por cada período estacional,
y límites de efluentes para determinados sectores industriales en los parámetros que
les son relevantes, sujetos a las restricciones adicionales que imponga la capacidad de
asimilación del cuerpo de agua receptor.
Artículo 13: Quienes realicen operaciones de explotación o exploración petrolera en
la Plataforma Continental y la Zona Económica Exclusiva, dispondrán de los sistemas
necesarios para evitar la descarga de hidrocarburos o la mezcla de ellos, al medio
marino.
ANÁLISIS DECRETO 883

Estas normas tienen por objeto establecer los procedimientos conforme a los
cuales se realizará la evaluación ambiental de las actividades susceptibles de degradar
el ambiente, como parte del proceso de toma decisiones en la formulación de
políticas, planes, programas y proyectos de desarrollo, a los fines de la incorporación
de la variable ambiental en todas sus etapas. El Decreto respectivo mediante la
clasificación y control de los efluentes busca un bienestar ambiental, ocupacional de
los trabajadores expuestos a estos efluentes en el sentido de calidad y preservación de
su salud, ya que muchos de estos efluentes son tóxicos e inclusive radiactivos
perjudiciales para la salud y los ecosistemas.

2) DECRETO 2635 (NORMATIVA AMBIENTAL VENEZOLANA


RELACIONADA A LA ACTIVIDAD INDUSTRIAL)

El decreto 2289 y reforma parcial 2635 establece las normas para el control de
la recuperación de materiales peligrosos y el manejo de los desechos peligrosos, dicho
decreto establece una amplia y a su vez explícita exposición de los pasos a seguir
cuando se está manejando con sustancias denominadas peligrosas, a través de los
tomos se puede sintetizar la importancia y el aporte que la misma aporta para las
industrias venezolanas en cuanto a la conservación o el impacto mínimo de los daños
ocasionados al medio ambiente por la injerencia de las industrias; sabiendo que
nuestro país se caracteriza por ser productor de hidrocarburo las empresas que
asociadas a la misma tengan vida dentro de los espacios de la nación deberán
acogerse y manejarse adecuadamente de acuerdo a la disposición de la ley que a
continuación se presenta.

Del Decreto 2635 normas para el control de la recuperación de materiales


peligrosos y el manejo de desechos peligrosos.

En su título IV, del Régimen de adecuación para generadores de materiales peligrosos


y desechos peligrosos. Señala lo siguiente:

“Artículo 129: Los responsables de las actividades en funcionamiento indicadas en el


artículo 45, que para la fecha de publicación de este decreto no cumplan con las
regulaciones para recuperación de materiales peligrosos o manejo de desechos
peligrosos, deben iniciar un proceso de adecuación a la normativa ambiental,
atendiendo a los siguientes aspectos….” El artículo describe que toda aquella empresa
que genere materiales peligrosos, y que para la fecha de publicación de este decreto
no cumpla con los límites permisibles para dichos compuesto, debe ejecutar un plan
de adecuación para el manejo y disposición final de los desechos peligrosos.
Artículo 53: La práctica de biotratamiento se llevará a cabo siguiendo las siguientes
condiciones: 1. Contenido de hidrocarburos biodegradables en el desecho entre 1-
10% 2. El desecho no exceda las concentraciones máximas permisibles en lixiviados
establecidas en el anexo D 3. El desecho tenga un Ph entre 6-9 4. Para la aplicación
de la técnica sobre el suelo arable: 4.1. El área del terreno debe estar conformado por
suelos de textura fresca, franco arenoso, franco limoso o franco arcilloso, o
acondicionado artificialmente. 4.2. La profundidad del nivel freático debe ser mayor
de 4 metros 4.3. El área del terreno no debe ser inundable Parágrafo único: el desecho
y el terreno podrán ser acondicionados o tratados para alcanzar las condiciones
descritas en este artículo, previo a la aplicación del biotratamiento.

ANÁLISIS DECRETO 2635

Esta normativa legal está diseñada para darle un nuevo uso o para aprovechar
los materiales considerados como desechos en otras áreas para su utilización o
disposición final. Así mismo mediante su artículo 53 en el presente decreto 2635 se
promueve la técnica de biotratamiento para aquellas zonas afectadas y de esta forma
tratar de recuperarlas ambientalmente hablando, bajo ciertos lineamientos
mencionados en el artículo.

3) DECRETO N° 1257 NORMAS SOBRE EVALUACION


AMBIENTAL DE ACTIVIDADES SUSCEPTIBLES DE
DEGRADAR EL AMBIENTE

TITULO I

Disposiciones Generales

Artículo 1°. Estas Normas tienen por objeto establecer los procedimientos conforme
a los cuales se realizará la evaluación ambiental de actividades susceptibles de
degradar el ambiente.

Artículo 2°. La evaluación ambiental se cumplirá como parte del proceso de toma de
decisiones durante la formulación de políticas, planes, programas y proyectos de
desarrollo, a los fines de la incorporación de la variable ambiental en todas sus etapas.

Artículo 6º. El Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables


requerirá la presentación de un Estudio de Impacto Ambiental para los programas y
proyectos relativos a las siguientes actividades:
1.- Minería:

 Explotación o procesamiento de carbón a cielo abierto.

 Explotación o procesamiento de bauxita.

 Explotación de menas de material fisionable.

 Explotación o procesamiento de sal con fines industriales.

 Explotación o procesamiento de minerales metálicos y piedras preciosas.

 Explotación o procesamiento primario de asbestos.

2.- Exploración o producción de hidrocarburos:

 Programas de perforación exploratoria.

 Programas de producción de hidrocarburos.

Artículo 9º. El Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables


establecerá mediante Resolución los recaudos que deban presentar para la tramitación
de la autorización o aprobación correspondiente, los promotores de los programas y
proyectos que debido a sus mínimos efectos sobre el ambiente no requieran de la
presentación de Estudios de Impacto Ambiental o Evaluaciones Ambientales
Específicas, según lo dispuesto en los artículo 6º y 8º de este Decreto.

ANÁLISIS

Este Decreto, tiene por objeto establecer los procedimientos conforme a los
cuales se realizará la evaluación ambiental de actividades susceptibles de degradar el
ambiente, previa a la realización de las actividades industriales y comerciales capaces
de degradar el ambiente. En tales disposiciones se establece que toda persona natural
o jurídica, pública o privada, interesada en desarrollar programas y proyectos que
impliquen la ocupación el territorio, deberán notificarlo previamente al Ministerio del
Ambiente y de los Recursos Naturales Renovables, mediante la presentación de un
Documento de Intención, en el que se especifiquen las acciones que presenten un
potencial de generación de impactos ambientales. Igualmente el artículo 2° de la
norma mencionada (decreto 1257) establece que La evaluación ambiental se cumplirá
como parte del proceso de toma de decisiones durante la formulación de políticas,
planes, programas y proyectos de desarrollo, a los fines de la incorporación de la
variable ambiental en todas sus etapas.

4) DECRETO Nº 638 FECHA 26 DE ABRIL DE 1995:

NORMAS SOBRE CALIDAD DEL AIRE Y CONTROL DE LA CONTAMINACION


ATMOSFÉRICA
CAPITULO I

DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1°.- Este Decreto tiene por objeto establecer las normas para el mejoramiento de la
calidad del aire y la prevención y control de la contaminación atmosférica producida por
fuentes fijas y móviles capaces de generar emisiones gaseosas y partículas.

Artículo 5°.- Se establece la siguiente clasificación de zonas de acuerdo con los rangos de
concentraciones de Partículas Totales Suspendidas (PTS), calculadas en base a promedios
anuales.

Artículo 6°.- La evaluación de la calidad del aire en un área determinada, se llevará a


cabo durante lapsos de muestreo que comprendan variaciones climatológicas y
estacionales, si las hubiera, y considerando los tipos y características de las fuentes de
emisión más importantes del sector, ciclos de operación representativos de la
producción promedio anual de las fuentes, así como cualquier otra condición del área
que pueda incidir en la calidad del aire. Este lapso de muestreo comprenderá un
tiempo mínimo de cuatro (4) semanas, una cantidad mínima de veinte (20) muestras
efectivas, distribuidas durante todo el lapso de muestreo, con una frecuencia mínima
de captación de una (1) muestra cada tres (3) días, para estudios que se realicen en un
lapso menor de seis (6) meses, y con una frecuencia mínima de una (1) muestra cada
seis (6) días, para estudios efectuados en lapsos mayores a seis (6) meses. Asimismo,
los períodos de medición reflejarán las variaciones diurnas y nocturnas y los valores
máximos, para los casos de mediciones continuas. El número de puntos de muestreo y
su ubicación deberá permitir que se detecten las variaciones de concentración debido
a las fuentes existentes.
En todo caso, la localización de las estaciones de muestreo será fuera del lindero de
cualquier fuente.

ANÁLISIS DECRETO 638

Con el Decreto 638 se pretende homogeneizar todo lo relativo a la norma sobre


calidad del aire, ajustado a los nuevos requerimientos internacionales. La misma
contempla una metodología para establecer avances en calidad ambiental; así como
las medidas de análisis para el monitoreo de calidad del aire como se menciona en el
artículo 5 clasificando las zonas de acuerdo al estado de contaminación atmosférica,
estas normas propuesta en el decreto 638 incluyen el establecimiento de una red de
medición a nivel nacional para llevar a cabo la evaluación de la calidad del aire que se
menciona en el artículo 6. Ésta incluirá el monitoreo y control de las emisiones
generadas por las empresas a través de sus chimeneas, que como es bien sabido al ser
un país petrolero Venezuela cuenta con mucha quema de gases a través de
mechurrios.

5) DECRETO 2216 NORMAS PARA EL MANEJO DE LOS


DESECHOS SÓLIDOS DE ORIGEN DOMÉSTICO, COMERCIAL,
INDUSTRIAL, O DE CUALQUIER OTRA NATURALEZA QUE
NO SEAN PELIGROSOS

CAPÍTULO I DISPOSICIONES GENERALES

Artículo 1. El presente Decreto tiene por objeto regular las operaciones de manejo de
los desechos sólidos de origen doméstico, comercial, industrial, o de cualquier otra
naturaleza no peligrosa, con el fin de evitar riesgos a la salud y al ambiente.

Artículo 2. Los desechos sólidos objeto de este Decreto deberán ser depositados,
almacenados, recolectados, transportados, recuperados, reutilizados, procesados,
reciclados, aprovechados y dispuestos finalmente de manera tal que se prevengan y
controlen deterioros a la salud y al ambiente.

Artículo 3. La gestión de todas las actividades relativas al manejo de desechos


sólidos corresponde a las municipalidades, quienes en uso de sus atribuciones legales
podrán desarrollar la normativa complementaria de este Decreto más adecuada a sus
intereses locales. El Ejecutivo Nacional, a través del Ministerio del Ambiente y de los
Recursos Naturales Renovables, prestará a los Municipios la asesoría técnica que
requiera y vigilará el cumplimiento de las presentes normas.

CAPÍTULO III DEL MANEJO

Sección I

Del almacenamiento

Artículo 5. Los desechos sólidos procesados o no, deberán ser almacenados en


recipientes, con el fin de evitar su dispersión.

Artículo 6. Los recipientes destinados al almacenamiento deberán poseer las


siguientes características:

a) Ser reusables o no.

b) Poseer hermeticidad.

c) En ningún caso podrán recibir una cantidad superior a cuarenta (40) kilogramos de
peso.

Artículo 7. Los desechos sólidos no peligrosos provenientes de los trabajos rutinarios


en los buques, serán descargados en los puertos marítimos, fluviales o lacustres, los
cuales deberán poseer recipientes de gran capacidad ubicados estratégicamente en
instalaciones adecuadas o sitios acondicionados para tal fin.

Sección II De la recolección

Artículo 8. La remoción u operación de recolección podrán ser regular, especial o


separada y será ejecutada tan frecuentemente como sea necesario, de acuerdo con el
horario de recolección establecido, en concordancia con el proyecto de rutas de
recolección elaborado.

Artículo 9. El conjunto de trayectorias de las unidades recolectoras constituirán el


proyecto de rutas de recolección, debiendo ser éste técnicamente concebido.

Artículo 10. Los desechos sólidos que presenten algunas características especiales no
peligrosas por tal razón no puedan ser recolectados durante la ejecución de la
operación de recolección regular, deberán ser recolectados mediante la ejecución de
servicios especiales.

Artículo 12. La recolección se considera una operación continua, conforme al


proyecto de rutas de recolección, en consecuencia, no deberán alterarse sus
frecuencias, horarios, ni los patrones de ejecución, excepto en la oportunidad de un
ajuste o reestructuración de dicho proyecto.

CAPÍTULO IV De la Disposición Final

Artículo 25. Todo sitio que pretenda ser destinado a la disposición final de desechos
sólidos, deberá tener la respectiva aprobación o autorización administrativa para la
ocupación del territorio.

ANÁLISIS DECRETO 2216

Los desechos considerados no peligrosos deben ser regulados y controlados bajo


ciertas especificaciones, es por ello que el decreto mencionado basado en sus artículos
de los cuales se mencionaron anteriormente de acuerdo a su almacenamiento,
recolección y disposición final, con el objeto de preservar el medio ambiente como se
menciona en su artículo 1, ofreciendo una mejor calidad de vida, pues a nivel de la
industria ejemplo PDVSA cuenta con varios comedores en distintas sedes en
Venezuela cuyos desechos originados deben ser recolectados hasta una disposición
final adecuada para el buen desenvolvimiento de las actividades operacionales o
administrativas de aquellos que hacen vida en medio de las instalaciones de la
industria.