Sunteți pe pagina 1din 4

MI TEXTO PRODUCTIVO

LA ESCULTURA BARROCA EUROPEA

En el siglo XVll Europa estuvo congestionada por esculturas es decir, se


podían admirar y encontrar en todas partes Como por ejemplo. En las
iglesias, las catedrales, el gobierno, en las residencias de los poderosos y
también en los puentes etc. Tuvieron una gran cantidad de obras y lo más
interesante era que tenían variedad de santos, héroes, personajes famosos,
sobre todo figuras mitológicas y teniendo en cuenta que algunas tenían
aspecto funerario.

Las características de estás estaban casi basadas por lo mismo, están


inspiradas en la realidad, tiene inspiraciones escenográficas, por las actitudes
teatrales, las composiciones de las obras se hacían muy libres, buscan la
representación del movimiento, sus composiciones eran diagonales y
helicoidales. La escultura sirvió mucho para retratar a la gente del siglo XVll

Se recurría a tipos de soporte como la piedra, el mármol, la madera, el


bronce o hasta se llegaba a combinar dos o más de ellos. En Fin La escultura
sirvió mucho para retratar a la gente del siglo XVll y tuvo un gran desarrollo
tanto en el bulto redondo como en relieve.
En el siglo XVII toda Europa se pobló, literalmente, de esculturas. Podían
encontrase por todas partes: en las iglesias y catedrales, en las plazas, en los
palacios y residencias de los poderosos, en los edificios de los gobiernos e,
incluso, en los puentes. Una verdadera fiebre escultórica sacudió al continente. En
muchas ocasiones, estas obras sirvieron de complemento a la arquitectura,
viniendo a concretar ese concepto de conjunto artístico integrado que tan
apreciado fue al barroco. Pero lo que nos llama ahora la atención es la cantidad de
obras y su asombrosa variedad: de santos, de papas,de héroes, de personajes
famosos, de estadistas, de figuras mitológicas... sin olvidarnos de aquellas que
tenían un carácter funerario.
.
Ante tamaño conjunto, señalar unas características comunes se hace algo difícil,
pero en la mayor parte de estas obras, independientemente de su calidad artística,
encontramos los mismos presupuestos: las composiciones se hacen muy libres,
se busca la representación del movimiento y hay una marcada tendencia a la
inestabilidad de la representación, muy acorde con el gusto por la línea curva tan
preciado en el barroco. Por ello se observan con frecuencia figuras con amplio
ropajes, así composiciones en grupo que pretenden crear una atmósfera
ciertamente teatral, escenográfica. Según cada autor y gusto se recurrirá a todo
tipo de soportes: la piedra y el mármol, el bronce o la madera y, a veces, se
combinan dos o más de ellos.
.
Stefano Maderno: "Santa Cecilia" (1600).
Finalmente, caracteriza a
la escultura barroca una clara tendencia al naturalismo, alejado de los ideales
clásicos de belleza que habían imperado en el Renacimiento. Por eso, con
frecuencia los rostros acusan una clara expresividad. Y aunque se talló y se
compuso de todas las maneras posibles, destacan más las obras en bulto redondo
que los relieves, quizás porque estos últimos no permiten la libertad compositiva
que entonces se demandaba a este tipo de arte.

De este modo, la escultura sirvió para retratar a las gentes del siglo XVII, pero
sobre todo, a nosotros que contemplamos estas obras casi cuatro siglos después,
nos permite, sobre todo, acercarnos a sus mentalidades y en eso consiste, a mi
juicio, su máximo interés.