Sunteți pe pagina 1din 3

Colegio Gimnasio Campestre San Sebastián

GUIA INFORMATIVA N° 1
GRADO: Noveno AREA: H. Política PERIODO: Segundo
COMPETENCIAS: Interpretar, argumentar y proponer

ORIGEN DEL ESTADO

Los primeros Estados


Antes de la aparición del Estado el hombre
disponía completamente de su tiempo, decidía
si cazar o fabricar o bailar, no le pagaba
tributos a nadie, la tierra y la naturaleza eran
comunes. “Todo esto fue arrasado por la
aparición del estado. Durante los últimos cinco
o seis milenios, las nueve décimas partes de
todas las personas que vivieron lo hicieron
como campesinos o como miembros de
alguna de las castas o clases serviles… La
aparición del estado significó, en muchos
sentidos, el descenso del mundo de la libertad
al de la esclavitud”. Los primeros estados son
llamados prístinos porque se supone surgieron
sin modelo alguno más elaborado que ellos,
sin un estado ejemplar que los influenciara; se
convirtieron en estados en forma autónoma.
Se sabe de tres casos definidos de estados
prístinos: Mesopotamia (3300 a.C.), Perú (tiempos de C.), Mesoamérica (año 300);
es casi seguro que también Egipto, el valle del Indo y en la cuenca del río Amarillo
se originaron estados prístinos, pero caben algunas dudas todavía con los casos de
Creta y el Egeo.
Harris propone una teoría del origen de los estados basándose en la evidencia
antropológica, en distintos lugares del mundo, de grandes “proveedores”, o
benefactores, una forma de tributación primitiva en la que un hombre lograba
aglutinar fuerza de trabajo para realizar un gran festín en beneficio de todos los que
trabajaron, o incluso en beneficio de otros. Dice que esta fuerza aglutinada de
trabajo, en tiempos de guerra, podía atribuirle poderes especiales al organizador, o
también que poco a poco podía transformarse en una especie primitiva de seguridad
social, ofreciendo alimento a la gente con pobres cosechas. Los primeros estados
germinan entonces a partir del momento en que aparecen los primeros grandes
almacenes de cereales; los orígenes del almacenamiento pueden ser variados:
competencia entre “grandes proveedores” de festines, mingas, protección colectiva
ante las sequías o las plagas, asociación de tribus, auge manufacturero; de un
momento a otro una clase minoritaria se adueña de los almacenes, o logra producir
más exceso agrícola que el resto, y también empieza a exigir bienes o trabajo a
cambio de alimento. El crecimiento poblacional, la abundancia de alimento, los
empuja a conseguir más territorio; los pueblos invadidos, siempre de menor número,
tienen sólo dos alternativas: huir o pagar tributos.
El quid del origen de los estados se encuentra en el factor común de los estados
prístinos propuestos: estaban rodeados de zonas mucho menos fértiles en la
periferia, por lo que establecerse más lejos significaba reducir el nivel de vida; esto
es lo que el autor llama “atasco”, un impedimiento geográfico que concentraba la
población en una zona. También existe la teoría de la matrilocalidad en el origen de
los estados, uno o varios centros a partir de los cuales la población se expande,
fraternidad entre las tribus,… pero en todos los casos, y sin excepción, la
matrilocalidad no es más que una etapa inicial de los estados.
Harris nos dice: “…los estados surgieron a partir de las sociedades grupales y
aldeanas a través de la ampliación y estratificación del liderazgo responsable de las
redistribuciones económicas y de la dirección de la guerra externa”.
En el México de los Olmecas, entre el 800 y 400 a.C., no habían atascos y nunca
se formó más que una etapa incipiente de estado; y sin embargo se construyeron
numerosos templos en las pequeñas montañas sobre los pantanos. El autor afirma
que no es necesario un mando estatal autoritario para la construcción de templos
sino que basta con la existencia de almacenes colectivos o grandes hombres
(proveedores, entusiastas, organizadores) para levantarlos.
El caso de los Mayas puede parecer a primera vista una contradicción de la teoría
de los “atascos”, puesto que en medio de un bosque semi-tropical la población
siempre habría tenido donde establecerse sin formar grandes concentraciones
urbanas. Ha habido teorías que postulaban un origen del estado maya
independiente de las presiones ecológicas, atribuyéndolo más bien al poderío de un
sacerdocio benigno que todo el pueblo maya respetaba y tributaba agradecido (por
las lluvias por ejemplo). Pero Harris indica que también entre los mayas hubo fuertes
presiones ecológicas como para formar un estado: las sequías y el subsuelo,
mayoritariamente calizo y permeable, con pocos ríos y lagos a pesar de las no tan
abundantes lluvias. Los cenotes, o grandes pozos naturales de agua, siempre
fueron aglutinantes de población, y el mayor de ellos coincide con Tikal, el
emplazamiento más grande de los mayas. Cierto que la práctica de la quema y de
la poda es más o menos adecuada a dicha zona con una buena capacidad
regenerativa (se quema una porción de bosque, se cultiva algunos años, y luego se
dejan los árboles en barbecho, que tras algunos años se volverán a quemar para
fertilizar la tierra con su ceniza; la poda se refiere a la eliminación de maleza y
pequeños árboles durante el período de cultivo), pero no era suficiente para
mantener una población como la que tuvieron los mayas. Es el descubrimiento de
canales (imposibles de detectar en terreno) por fotografías aéreas y de chultuns
(pozos artificiales de agua) lo que posibilitó la alta densidad poblacional maya, y
también la existencia de un estado y de una clase privilegiada. Una vez más, el
descubrimiento de mejores formas de producción agrícola produce un aumento
poblacional, que a la larga requerirá todavía mejores formas de producción,
organización y redistribución.
Referencia bibliográfica
Tomado de:
http://www.hipernova.cl/LibrosResumidos/Antropologia/CanibalesYReyes/OrigenE
stado.html

VALORACIÓN INTEGRAL
CALIFICACION GUÍA FIRMA FIRMA
DESEMPEÑO
CUALITATIVA CUANTITATIVA DOCENTE ACUDIENTE
SUPERIOR
(96 – 100)
ALTO
(86 – 95)
BASICO
(75 – 85)