Sunteți pe pagina 1din 17

Revista Electrónica de Psicología Iztacala _______________________________ 15

Universidad Nacional Autónoma de México


Facultad de Estudios Superiores Iztacala

Revista Electrónica de Psicología Iztacala


Vol. 13 No. 2
Mayo de 2010

JÓVENES, PARTICIPACIÓN POLÍTICA


Y CAMPAÑA DEL MIEDO
Irene Aguado Herrera1 y Laura Palomino Garibay2
FACULTAD DE ESTUDIOS SUPERIORES IZTACALA
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

Resumen
Analizar cómo percibieron los jóvenes la denominada
campaña del miedo llevada a cabo en el proceso electoral del
2006 en contra del candidato a la presidencia del PRD,
Andrés Manual López Obrador, así como el sentido que le
dan a su participación política en el contexto generado por
dicha campaña. Para ello se implementó un Taller
elaborativo vivencial denominado “la Campaña del miedo y la
participación política” en el que participaron en el que 80
Alumnos de la carrera de psicología. El discurso obtenido a
partir de este dispositivo se analizó a partir de las categorías:
a) Elementos sociales que se evocaron, b) Impacto y
apropiación de los mensajes y c) Papel que jugaron en la
preferencia electoral.
Palabras clave: jóvenes, participación política, miedo,
campaña política.

Abstract
The objective is to analyze how the young people perceived
the so-called campaign of fear set during the electoral process
of 2006 against PRD’s candidate, Andrés Manual López
Obrador, as well as their perception of his political
participation within the generated context by this campaign. In
order to pursue this objective it was implemented a workshop
called “The Campaign of fear and the political participation” in
which we counted with the participation of 80 undergraduate
students from the psychology department. The obtained
discourse by this workshop was analyzed taking into
consideration the next elements: a) Evoked social elements,
b) Impact and appropriation of messages and c) Role this
elements played in their electoral preference.
Key words: young people, political participation, fear, political
campaigning.

1
Profesor Asociado C de T.C. Carrera de Psicología, UNAM FES Iztacala. ireneag@correo.unam.mx
2
Profesor Asociado C de T.C. Carrera de Psicología, UNAM FES Iztacala. lpalominog@prodigy.net.mx

_________________________________________www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin
Revista Electrónica de Psicología Iztacala _______________________________ 16

INTRODUCCIÓN

Concepto de Jóvenes
A lo largo de la historia, la juventud se ha concebido desde diferentes
dimensiones. En algunas sociedades destaca como principal característica la
edad, en otras la dependencia económica de este grupo a los padres; sin
embargo, en las continuidades que presenta la historia, persiste el considerarlos
como sujetos temporalmente “incapaces”: de tener una familia, de conocer la ley,
de una formación que los prepare para la vida.
El estudio de la juventud cobra especial relevancia en el siglo XX a partir de
su participación gradual en procesos de índole social, política y cultural; aunque
su papel histórico existe ya como un fenómeno social desde la antigüedad en la
sociedad occidental. Se distinguen diversas formas de aproximación a esta noción
en los debates actuales, así, se le ubica en tanto actor social que por sí mismo
representa un permanente desafío al orden establecido por las instituciones del
grueso de las sociedades modernas. Se le coloca en un lugar simbólico en el que
afina, modifica o clausura el sentido de los valores de la sociedad, la juventud se
aborda a modo de concepto relacional en correlación al contexto social
(Valenzuela 1997). Al joven como categoría de análisis se le instituye sujeto
imprescindible en la comprensión de la vida social (Reguillo, 2006). En tanto
metáfora social (Feixa, 1999) se le coloca en relación con el futuro. Forma parte
del relato social al encarnar desde la desesperanza hasta el espectáculo, (Criado
2005).
Se puede reconocer que lo joven es una noción que cobra sentido en
diversos escenarios de socialización y reflexión para Bordieau (2000) “la juventud
no es más que una palabra” (citado por Pérez, 2000, p. 15), planteando con ello
que las relaciones entre la edad social y la biológica son muy complejas y, por lo
tanto, suelen estar sujetas a manipulación, sobre todo en el sentido de concebir a
los jóvenes como una unidad social con intereses comunes por el único hecho de
compartir un rango de edad” (Pérez, 2000, p. 15). Una palabra, sí, si por ella se

_________________________________________www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin
Revista Electrónica de Psicología Iztacala _______________________________ 17

atiende una inscripción en una formación discursiva donde lo biológico como


criterio de verdad, ha permitido que se emplee como principal razón de
denominación la edad, pero que no termina de dar cuenta de estos sujetos.
Finalmente compartimos la propuesta de Fernández (2001) sobre la noción de
juventud “como una construcción sociocultural contextualizada de manera
espacio-temporal, de composición heterogénea y carácter procesual” (p. 23).
Uno de los autores más interesados en estudiar la juventud, es Carlos Feixa
(1999) quien ha elaborado numerosos trabajos y a partir de los cuales desarrolla el
concepto de metáfora social, el joven como la esperanza del futuro, la ilusión y el
progreso, responsabilidad otorgada por la sociedad, se le confiere una
responsabilidad muy en el terreno de lo generacional, es decir, se le demanda un
encargo de transmisión de lo que el adulto espera.
Feixa (1999) construye como referente conceptual el término "Culturas
Juveniles" que remite a considerar "... el conjunto de formas de vida y valores,
expresadas por colectivos generacionales en respuesta a sus condiciones de
existencia social y material" (Feixa, 1999, p.73). En oposición a los términos de
microculturas o subculturas que denotan desviación de lo normal, para él, hablar
de culturas remite a las materialidades provenientes de las identidades
generacionales, de género, clase, etnia y territorio. El autor señala "en línea con la
escuela de Birmingham, propongo considerar a las culturas juveniles como
"metáforas" del cambio social que actúan como "espejos deformantes" que reflejan
(de manera distorsionada) las contradicciones de una sociedad cambiante, en
términos de sus formas de vida y valores básicos"(p. 75).Es de particular
importancia la propuesta de este autor, dado que ha generado líneas de
investigación que refieren la existencia de formas y vías de comunicación
transnacionales que identifican a los jóvenes de diferentes lugares. Sin que esto
implique una homogeneidad como se considera en muchas ocasiones.
Para Martín Criado (Cueva, 2005), la juventud es parte de un relato social
donde se representan diferentes aspectos de la sociedad que pueden ir desde la
desesperanza, hasta convertirse en el centro del espectáculo, esta propuesta la
retoma y amplía Mario Cueva en su texto La juventud como categoría de análisis

_________________________________________www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin
Revista Electrónica de Psicología Iztacala _______________________________ 18

sociológico, donde propone realizar cualquier análisis partiendo de que la crisis


entre adultos y jóvenes invariablemente ha existido, pero en el siglo XXI adquiere
un matiz diferente al colocar en el juego el enlace entre generaciones.
Anteriormente se tenía la seguridad de una existencia para ambos grupos, en la
actualidad predomina la "antisociedad atascada en la falta de expectativas a futuro
y, por ende, en la incertidumbre en relación con la capacidad de las sociedades
occidentales para reproducir la vida o, en todo caso, para enlazar experiencias con
frecuencia muy alejadas unas de otras" (p.20). A partir de lo anterior se puede
afirmar que la dimensión de lo joven adquiere gran importancia al realizar el
presente trabajo, por lo que se propone ubicar al estudiante como un joven
universitario.
Se han recuperado diferentes modalidades de lo que desde diversas ópticas
son aproximaciones sobre lo joven, la juventud o los jóvenes. Como se puede
observar ofrecen diferentes características, mismas que obedecen a las
condiciones históricas en que se produce ese conocimiento sobre el sujeto joven.
Cada una de esas formas contribuye a explorar el fenómeno sin concluir o unificar
criterios, lo cual tampoco es interés de este trabajo, lo particular en todo caso está
considerar

Jóvenes y Participación Política

Los jóvenes universitarios pertenecen a una población que se podría


considerar privilegiada, en virtud de cómo se va restringiendo el acceso a este tipo
de educación, es en ese lugar donde establecen vínculos, inicialmente con una
tarea, la construcción de una formación profesional y en un segundo momento con
la advertencia de la llegada del futuro, la inserción laboral y el inicio de la adultez.
Casillas (1998; p. 14) señala que para el grupo de los universitarios es de
especial importancia considerar que el espacio formativo en que participa además
de proporcionar una opción formativa, se constituye en un espacio de coexistencia
con sus pares, y menciona que toda vez que los estudiantes comparten itinerarios
y trayectorias semejantes y que participan en problemáticas comunes, estructuran

_________________________________________www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin
Revista Electrónica de Psicología Iztacala _______________________________ 19

en conjunto procesos de construcción de identidades sociales muy profundas,


sobre todo las relacionadas con definiciones profesionales. Lo que refleja a una
población cuya mirada siempre está en el futuro, a diferencia de los grupos que se
conforman en otros ámbitos, donde los espacios remiten continuamente a la salida
de momento.
En este espacio, el de la educación media, donde se lleva a cabo gran parte
de la construcción de significantes del estudiante el carácter de la educación
obligatoria y gratuita para la población de un Estado, lo convierte a éste en el eje
de la formación ciudadana, al mismo tiempo que fortalece los principios en los que
se sostiene la educación como elemento de identidad nacional. En segundo
término, en relación con las instituciones adultas públicas especialmente con el
estado, generando una cierta imagen de la sociedad y de su rol en ella (p. 124).
Coincidiendo con lo anterior Fernández (2005) precisa: “Una exploración de las
representaciones colectivas acerca de la escuela muestra, en general, que en las
figuraciones se encuentran aquellos rasgos vinculados a la institución universal,
junto a otros que son la síntesis de la experiencia particular de las personas con
las escuelas que han resultado significativas para ellas”.
El joven que continúa con la educación escolarizada, desarrolla en éste
sentido una conciencia singular ante este deslinde con el resto de los grupos de
jóvenes. Así, el grupo de edad de 20 a 24 años es el que concentra los estudios
de licenciatura y un sector importante de los estudiantes de posgrado
son menores de treinta años, lo que trae a colación un núcleo significativo y con
un crecimiento gradual y permanente, pero menor poblacionalmente hablando.
La investigación sobre la relación estudiante - universidad se ha desarrollado
básicamente en dos ejes: participación política en las universidades, en 1968,
1986-1987, 1999 y en la participación electoral de los jóvenes y los partidos
políticos. Vertientes que se concentraron en tres temas recurrentes: las
estrategias, la cultura política y el reemplazo generacional.
Poncela (2000, p. 46) afirma que “La universidad ha sido cuna de utopías,
luchas y cambios, los jóvenes y las jóvenes estudiantes son señalados por la
bibliografía existente en todo el mundo como pioneros de reformas y actores de

_________________________________________www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin
Revista Electrónica de Psicología Iztacala _______________________________ 20

movimientos sociales. En los trabajos realizaos a partir de los noventas, se


enfatiza la pérdida de la credibilidad y relevancia de la universidad para algunos
sectores de jóvenes como espacio seguro del aprendizaje y de socialización,
dejando estas funciones en otros circuitos no institucionales.
En el primer caso destaca el trabajo realizado por Durand Ponte (1998) sobre
La cultura Política de los alumnos de la UNAM, quien aplica una encuesta a los
alumnos de los diferentes campus sobre los valores políticos de los estudiantes, el
conocimiento político y la participación política, encontrando en cuanto a valores
políticos una ruptura, que se manifiesta de la siguiente manera: "defienden un
régimen que no existe, un deber ser que es deseable, desprecian lo existente
como ilegitimo, respecto a sus valores y por serles ajeno e impenetrable. Además
pareciera que están subjetivamente preparados para participar en su
transformación por medios convencionales" (Durand, 1998, p. 84). Destaca
particularmente otra conclusión "sólo un puñado de instituciones en donde destaca
la Universidad no les produce desconfianza, aunque su confianza tampoco sea
alta. Dentro de este mundo lo peor es el sistema político" (Durand, 1998, p. 85).
En cuanto a la ubicación política Poncela afirma “ser independientes o no tener
tendencia política fue lo que más aducen los jóvenes universitarios, si bien en la
universidad pública la izquierda y el centro también son importantes en particular
entre los hombres, y en la privada el centro y la derecha más acentuado en este
caso entre las mujeres” (Poncela, 2001, p. 47).
Para el 2001, el trabajo "Lo cívico y lo político en las narrativas culturales de
los jóvenes mexicanos" realizado por el Instituto Federal Electoral (2001) incorpora
estrategias de investigación que permiten hablar a los actores de los procesos, y
realizan una investigación en dos aspectos: la cuestión de los jóvenes en México y
la política y lo cívico en los jóvenes, resalta en este documento la argumentación
de que “...se puede afirmar que las líneas de investigación generadas hasta el
momento no han articulado el consumo cultural y la vida política en un mismo
marco de análisis” (IFE, 2001, p. 30) y que “...los estudios sobre participación
política se han limitado a analizar su manifestación visible, institucional y, por otra

_________________________________________www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin
Revista Electrónica de Psicología Iztacala _______________________________ 21

parte en los estudios sobre consumo cultural se ha enfatizado la capacidad


interpeladora de los medios de comunicación (IFE, 2001, p. 30-31).
De particular importancia es el trabajo de Fernández Poncela Cultura
Política y Jóvenes en el Umbral del Nuevo Milenio donde analizó el interés, las
opiniones, actitudes, percepciones de hombres y mujeres jóvenes en torno a la
política en nuestro país en alumnos del área de ciencias sociales de diversas
instituciones para estudiar el interés e información y la postura de los jóvenes
sobre los principales actores del sistema político y la credibilidad sobre dicho
espacio encontró que a mayor formación mayor información incluso sin diferencia
por sexo, mencionó una desconfianza enorme hacia el sistema político, y las
universidades públicas fueron más críticas con los actores del sistema político, así
como el sentido de responsabilidad, y el sentido democrático y nacionalista. Existe
escepticismo frente a la palabra del gobierno, los que dicen creer el discurso oficial
dan su voto al PRI la mitad de los que dicen creer en el gobierno dan su voto a la
oposición.
Sobre el papel de la Universidad como instrumento de socialización política
destaca que el factor determinante en el interés hacia la política recae en el
conjunto de circunstancias que acompañan a la persona y hacen posible su
ingreso a la educación superior así como las coyunturas sociales o factores extra
universitarias y afirma que los universitarios no son una comunidad altamente
interesada en la participación política, presentan un perfil plural de preferencias
partidistas. Finalmente afirma los estudiantes son portadores de valores
democráticos en su mayoría sin embargo hay una tercera parte con resabios
autoritarios que puede ser producto del cambio cultural. Hay formación en
abstracto pero poca de las situaciones cotidianas, detecta conservadurismo en las
formas de participación contrario a la imagen de los universitarios como grupo
radical. El régimen político se evalúa negativamente tanta que el gobierno poco
confiable e igual que los partidos. De entre los y las jóvenes los estudiantes son
quienes más participan, uno de los aspectos que se considera como detonante
tanto de los movimientos estudiantiles como de los juveniles en general es el
señalado como la conciencia de exclusión. Finalmente la autora realiza algunas

_________________________________________www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin
Revista Electrónica de Psicología Iztacala _______________________________ 22

reflexiones sobre el tema: los jóvenes universitarios tienen cierta conciencia de


exclusión social, política en concreto, lo cual tiene que ver con la incapacidad
social y política de integrar a los jóvenes por procesos de socialización
tradicionales.
Destaca algunas características del enfoque político desde la etapa juvenil
estudiantil el escepticismo y la crítica aguda por un lado y el mayor interés por la
información, así como la concepción en positivo de la participación política, esto
siempre en contraste con la población. Parece que el interés de las mujeres hacia
la política es menor, pero su calificación negativa es mucho más dura que la de
los varones. Los universitarios de institución pública son los que más conversan
de política, los más críticos y desconfiados y a los que les importa más el voto y lo
ejercen en mayor porcentaje respecto a los de institución privada.
Como se puede observar los universitarios han mostrado a lo largo del
tiempo interés, desconcierto, desconfianza por la política a lo largo de los años.
De entre este haz, el objeto de reflexión sobre el que queremos llamar la atención
es sobre la manera en que fue recibida e interpretada por este sector lo que se
denominó, la guerra sucia o la campaña del miedo, que desde uno de los actores
políticos se impulsó como principal estrategia de “convencimiento” del electorado.
El objetivo consiste no en señalar que ésta existió, ello es un hecho
suficientemente documentado y aceptado, lo que nos interesa es develar
lo pensado y lo sentido por parte de "jóvenes universitarios" ante la campaña del
miedo en tanto seres sociales depositarios y reproductores de su realidad y de su
posición subjetiva frente a ella.

OBJETIVOS
Analizar cómo percibieron los jóvenes la denominada campaña del miedo
llevada a cabo en el proceso electoral del 2006 en contra del candidato a la
presidencia del PRD, Andrés Manual López Obrador.
Analizar que sentido le dan a su participación política en el contexto
generado por la campaña del miedo.

_________________________________________www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin
Revista Electrónica de Psicología Iztacala _______________________________ 23

METODOLOGÍA

Población: 80 Alumnos de la carrera de psicología que acudieron a la


convocatoria realizada por las autoras para participar en el Taller Elaborativo
Vivencial denominado: “La Campaña del Miedo y la Participación Política”

DISPOSITIVO

El trabajo grupal que se propone permite realizar un trabajo tanto sobre lo


psíquico como lo social que se precipitan y dan lugar a la subjetividad. Este
dispositivo lo denominamos elaborativo vivencial3, ya que por un lado se propone
a los participantes a partir de la implementación de soportes metodológicos
(analizadores) que recuperen las vivencias que en torno a su lugar, función y tarea
como educadores puedan evocar. Con ello lo que se solicita es la producción de
una expresión simbólica –un acontecimiento- ya sea de manera gráfica o hablada
en la que el sujeto recuerde, no el acontecimiento en sí, o lo “efectivamente
sucedido”, sino la manera como fue vivido, esto es el sentido, el significado, la
interpretación que ha construido respecto a lo referido y a partir de la cual se ubica
como sujeto de determinadas circunstancias de las cuales es efecto. Bajo el
entendido de que en este proceso el sujeto dice, devela más de lo que quiere
decir, toda vez que en él se juega el orden de lo inconsciente. De ahí que, el
discurso sea no sólo una producción permanente sino también y al mismo tiempo
una exigencia y una posibilidad de producción de nuevas interpretaciones, nuevas
significaciones sobre lo vivido.
El discurso y las manifestaciones expresivas a que se da lugar son la
materia prima que permite realizar un proceso elaborativo. El proceso de
elaboración abre la posibilidad de resignificar la situación y establecer vínculos

3
Acerca de este dispositivo y procesos de investigación- intervención en el que se ha
implementado, pueden consultarse: Aguado Herrera Irene, Cesar, R. Avendaño Amador, Díaz
Contreras Mario (2002) Ser psicólogo o de cómo se organiza la idea de esta profesión., en Aguado,
Fernández y Tavera , Subjetividad Psicoanálisis y Teoría Social, México, FES Iztacala; Aguado
Herrera Irene, Cesar, R. Avendaño Amador, Díaz Contreras Mario (2008) Elaboración y vivencia de
la práctica profesional en Mondragón, Avendaño, Olivier, Guerrero, Saberes de la Psicología,
México, FES Iztacala.

_________________________________________www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin
Revista Electrónica de Psicología Iztacala _______________________________ 24

diferentes; producir nuevas interpretaciones, nuevas lecturas, nuevas formas de


significación que permiten un proceso de re-construcción del pasado a efecto de
dar lugar a nuevos, diferentes sentidos que permitan comprender “lo que se es, lo
que se piensa sienta y fantasea”, y por tanto, se da lugar a un proceso de re-
construcción de su pasado, a efecto de reconocer y modificar los aspectos que lo
han constituido, pasando de un lugar de desconocimiento y determinación a uno
de autoconstitución, comprensión y responsabilización.

PROCEDIMIENTO.

La población se dividió en dos grupos de cuarenta participantes cada uno, se


realizaron tres sesiones de dos horas cada una, las cuales fueron coordinadas
por una de las autoras y fungiendo la otra como observadora, estas funciones se
alternaron en cada uno de los grupos.
El procedimiento consistió en proyectar 15 spots que formaron parte de la
campaña del miedo y que fueron subsidiados por el Consejo Coordinador
Empresarial y que se difundieron a través de las dos empresas televisoras
privadas con cobertura nacional. En la primera sesión se Implementó una técnica
de recuperación y elaboración de las emociones que les provocaron los spots
proyectados, a partir de la siguiente consigna: con los colores que ustedes elijan
elaboren un dibujo en el que representen la emoción o emociones que pueden
reconocer como efecto de lo que acaban de ver. En la segunda sesión se trabajó
con base en la pregunta ¿Qué sentimientos y/o emociones pudieron reconocer en
ustedes a partir del material que les fue proyectado y que representaron en sus
dibujos? En la tercera sesión se dio lugar a la exposición verbal por parte de
quienes así lo desearon, tanto de su dibujo como de lo que ellos quisieron
plasmar. Cada intervención tuvo una duración de aproximadamente 15 min. La
intervención por parte de la coordinación del grupo fue tanto para proponer
hipótesis de trabajo sobre lo que se enunciaba como en el cierre y la devolución.

_________________________________________www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin
Revista Electrónica de Psicología Iztacala _______________________________ 25

El discurso producido en estas condiciones, se grabó, transcribió, se


recuperó y analizó el contenido en el que se encontrara de manera explicita el
aspecto de las emociones.

RESULTADOS Y ANÁLISIS

Dispositivo Grupal

El trabajo de análisis se realizó a partir de los dibujos elaborados, así como


del discurso producido, las categorías de análisis fueron: a) elementos sociales
que se evocaron, b) impacto y apropiación de los mensajes, y c) papel que jugaron
en la preferencia electoral.

Aspectos generales

En ambos grupos el material que se les proyectó ya lo conocían, ya que lo


habían visto durante la campaña electoral en la televisión, sin embargo se señaló
que no se habían puesto a reflexionar sobre ellos. Durante la proyección había
risas que durante el trabajo grupal se relacionaron con el coraje o la inquietud que
el material les provocaba. En uno de los grupos el clima de trabajo durante toda la
sesión fue relajado y tolerante a lo que cada cual exponía; mientras que en el otro
grupo se llegó a discusiones acaloradas e incluso se dio lugar a algunas
confrontaciones sobre todo a partir de que hicieron expresas las preferencias
partidistas a pesar de que ello no era un tema de análisis propuesto por la
coordinación del grupo.

A) Elementos sociales que se evocaron:

Entre los elementos sociales que se plasmaron en los dibujos y se evocaron


en su discurso fue cómo perciben la situación del país actualmente,

_________________________________________www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin
Revista Electrónica de Psicología Iztacala _______________________________ 26

caracterizándolo como: aumento de la pobreza, inseguridad y falta de expectativas


de una mejor vida. A lo que aunaban el efecto negativo resultado del proceso
electoral, a ver al país en estos términos “al país éste lo muestro divido,
confrontado, polarizado” y a la ciudadanía, o sea a ellos, a nosotros, se le
representó débil, confundida, defraudada, enojada, engañada, desesperanzada. A
modo de síntesis decían “la situación del país ahorita en este momento está muy
mal”.

Por otra parte, también se recuperaron las constantes referencia a la


amenaza de una crisis económica y social si AMLO accedía a la presidencia de la
república. Ubicando como escenario el legado histórico en el que podemos
encontrar recurrentes crisis económicas. Los cambios en el nivel económico que
supuestamente traería una determinada opción política se asocian a; “Crisis,
crisis, de calidad de vida obviamente económico, cultural y demás no, ya todo la
palabra crisis se te lleva como lejos, puta una crisis en el sentido que sea es algo
negativo, no es crítico es enfermedad crónica no sé todo lo que implique crisis te
vas bien lejos no obviamente negativa”.

B) Impacto y apropiación de los mensajes:

El mensaje que se transmitió en los spots lo definieron como “la


estigmatización de uno de los candidatos”, brindar e incluso imponer a la
ciudadanía una determinada imagen de uno de los candidatos, “a López Obrador
lo ponen a como sí fuera el mismísimo lucifer, que va a llevar al país al infierno”. El
efecto que se buscaba a partir de ello, fue ubicado como miedo; como un
elemento fundamental en el contenido de los spots. El mensaje que se pretendió
infundir fue fundamentalmente de amenaza de inestabilidad en los aspectos de
índole económica y la crisis que ella conlleva. Como se expresó por uno de los
participantes de la siguiente manera: “Todos sus argumentos que usaban eran,
todo lo que tienes, incluso lo resaltaban no, lo poquito que tenemos, que has
pagado poco a poco, tu casa, los veinte pesos por los veinte mandados, o sea un

_________________________________________www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin
Revista Electrónica de Psicología Iztacala _______________________________ 27

peso por cada mandado, todo eso, todo eso que has hecho con tanto esfuerzo,
desde ahí a quien va dirigido ese spot no”. “Es con el miedo que les meten a
través de este personaje o sea como no pueden contra él meten el miedo”.
La forma como se apropiaron el mensaje se expresó de la siguiente manera:
“porque te da miedo que realmente haya una crisis económica, miedo a que los
que tienen ingresos económicos no tan bajos no muy altos pero si a que los que
con mucho esmero has tenido y te da miedo y como te lo has ganado pues te da
miedo”. “El [su papá] nos llamó y dijo: estoy en una empresa privada y no me
conviene que gane Obrador porque entonces puede hacer devaluar mis ingresos
no me conviene, yo soy pobre”.
La respuesta más frecuente, la emoción que en la mayoría afloró y se
enunció de manera enfática ante el mensaje recibido fue el CORAJE. Lo que se
expresó así: lo que sentí yo fue coraje, en mí fue coraje, y de manera más radical;
“bueno yo estoy super mega emputado. o bien como medio enojo, me calentó”.
En otros casos las emociones que primero se enunciaron fueron: desconcierto,
tristeza y dolor. También se hizo referencia a como se sintieron estas emociones
incluso en su cuerpo; “pues ese sentimiento que me hizo sudar”, “ hasta me duele
la panza”.

C) Papel que jugaron en la preferencia electoral:

Con relación al efecto que este tipo de campaña generó en la ciudadanía lo


ubicaron en los siguientes términos: manipulación. “El hecho de que hayan puesto
ese tipo anuncios era precisamente para eso para manipular, vaya que muchas
personas que no precisamente están en buen nivel están de acuerdo con el
poderoso, no piensan que va a pasar por ejemplo con la universidad pública, pero
están de acuerdo con eso, y ni siquiera están informados”. De lo que
responsabilizaron directamente a los medios de comunicación; “yo creo que algo
importante aquí son los medios de comunicación masivos estos la gran mayoría y
los más fuertes son manejados por el mismo gobierno entonces yo opino que lo
que se ve en la tele y lo que escucha en el radio, la mayoría de las veces está

_________________________________________www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin
Revista Electrónica de Psicología Iztacala _______________________________ 28

como guiado a un objetivo al objetivo político de la derecha que es la que este


caso tiene el dinero entonces este los medios masivos de comunicación o ese tipo
de discursos son formadores de criterio pero son formadores de criterio en tanto a
mueven emociones dicen no sabes que dicen es esto a que coraje pero nunca te
dicen porque nunca te dicen que onda, nunca te dicen hacen en realidad
simplemente van a la descalificación”.
Como efecto de esta manipulación ubican la construcción de la preferencia
electoral “y que si lo recibes directamente obviamente dices no pues si no, hay
que votar por el otro”,“toda una manipulación es con toda la línea dices puta así no
puede ser que te pongan ese tipo de mensajes y que aparte es así obviamente
muchísima gente se los recibe así con toda la iniciativa que trae el mensaje o sea
pero con toda no, crisis, crisis, crisis”. En este mismo sentido se hace la siguiente
reflexión; “recuerdo que como iba acercándose el día de la elección como que nos
bombardeaban más, y de esa manera pretendieron y vaya que si lo lograron
manipular a mucha gente” A partir de que la ciudadanía de sintiera amenazada
por: “pérdidas, la amenaza eran perdidas, si”.
De lo que se concluye que se asocio a uno de los candidatos atributos o
características, para que la ciudadanía no votara por él “ese miedo que intentan
meterme ese miedo a la inseguridad en el país a la, a una crisis pus, para que no
vote por él.”
En esta línea de dos efectos ubicaron dos efectos paradójicos, por una lado
la apatía y en consecuencia el abstencionismo, en este sentido dicen: “estamos
saturados y a la vez estamos apáticos, yo ya estoy harto”, o lo hacen para “llegar
a este punto de que digas hay ya no me interesa, ya no quiero, ya no me interesa
quien quede, ya ese voto, o ya se anulo estás dejando que alguien decida por ti” y
por otro lado la división y la confrontación “lo mismo de los spots también como
que el pueblo se fue con uno o con otro”. Como consecuencia de la confrontación
señalan que: “el país está envuelto en una situación por una lucha de poder de
izquierda y derecha” que existe un “clima de confrontación que se da a todos los
niveles”.

_________________________________________www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin
Revista Electrónica de Psicología Iztacala _______________________________ 29

CONCLUSIONES

Los resultados obtenidos de la implementación de ambos dispositivos, nos


permiten señalar que la transmisión de una determinada emoción en este caso el
miedo constituyó el eje y el objetivo de lo denominado campaña sucia. Esta
emoción no sólo impacto en el electorado en el sentido de su votación sino en la
generación de emociones concomitantes como el enojo, el coraje, la tristeza y la
apatía, reforzando con ello una visión negativa de la política que durante mucho
tiempo ha prevalecido en el país; al concebírsele como actividad sucia y alejada a
los intereses y objetivos de la vida y el bienestar común.
En este sentido Woldenberg (2006) señala que “la pervivencia de discursos
excluyentes que ven en el adversario al Mal encarnado, lo que no ayuda al
asentamiento de la convivencia de la diversidad política” (p 8). En ello podemos
llamar la atención sobre los efectos perniciosos que la realización de este tipo de
campañas tiene y los cuales abarcan el proceso de subjetivación política más allá
del periodo del proceso electoral.
En este mismo sentido pernicioso podemos ubicar como efecto en la
colectividad y en la vida cotidiana la polarización de los miembros de la sociedad.
El problema de la polarización de la sociedad mexicana se ha vivido por todos
nosotros cotidianamente en la calle, con los amigos e incluso al interior de las
familias, la cual tiene como origen la confusión, el antagonismo y el malestar
transmitidos en los spots televisivos, adicionalmente ello se convierte en un
obstáculo para establecer los vínculos y la pertenencia a la rex pública necesaria
a la condición ciudadana y la participación política. Situación que además tiene
particular impacto con los miembros más jóvenes de la sociedad, toda vez que
apenas están siendo incluidos en este tipo de prácticas políticas. De lo enunciado
por los participantes en los talleres nada más contrario a ello que las campañas
del miedo; ya que si bien éstas pueden llevar al electorado a las urnas, ello no
quiere decir que se esté sosteniendo una práctica política en la que se refrende a
pertenecía al mundo público ni que se forme parte de un “nosotros” a partir del
ejercicio de los derechos ni del oficio ciudadano.

_________________________________________www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin
Revista Electrónica de Psicología Iztacala _______________________________ 30

En consecuencia, se debe subrayar la importancia de analizar no sólo los


objetivos y los modos en los que el miedo ha sido utilizado con fines políticos o
político electorales, sino y fundamentalmente los efectos que en los procesos de
subjetivación y construcción de ciudadanía se producen.

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Aguado Herrera Irene, Cesar, R. Avendaño Amador, Mario Díaz Contreras Mario
(2002). Ser psicólogo o de cómo se organiza la idea de esta profesión., en
Aguado, Fernández y Tavera, Subjetividad Psicoanálisis y Teoría Social,
México: FES Iztacala.

Aguado Herrera Irene, Cesar, R. Avendaño Amador, Díaz Contreras Mario (2008)
Elaboración y vivencia de la práctica profesional en Mondragón, Avendaño,
Olivier, Guerrero, Saberes de la Psicología, México: FES Iztacala.

Casillas, M. (1998). Notas Sobre la Socialización en la Universidad. Revista


JOVENes. Cuarta época, 2 (7) 12-27. México: Instituto Mexicano de la
Juventud.

Cueva, P.M. (2005) La Juventud Como Categoría de Análisis Sociológico.


Cuadernos de Investigación 32. México: Instituto de Investigaciones
Sociales UNAM.

Durand Ponte, V.M. (1997). La Cultura Política de los Alumnos de la UNAM.


Coordinación de Humanidades. México: Porrúa.

Feixa, C (1999). De Jóvenes, Bandas y Tribus. Barcelona: Plaza.

Fernández Poncela, A. M. (2001) Jóvenes y Política: Balance y Perspectiva.


Barcelona: Plaza.

Fernández Poncela, A.M. (2005). Infancia, Adolescencia y Política en México.


México: Porrúa.

Instituto Federal Electoral (2001). Democracia, Formación y Ciudadanía.


México: IFE.

Pérez, I. J. A. (2000). Ser Joven en México, Concepto y Contexto, en Pérez, I.


Jóvenes e Instituciones en México 1994-2000 Actores, Políticas y
Programas. México: Instituto Mexicano de la Juventud.

_________________________________________www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin
Revista Electrónica de Psicología Iztacala _______________________________ 31

Reguillo, R. ( 2006). Anclajes y Mediaciones del Sentido. Lo Subjetivo y el Orden


del Discurso. Dosier de Investigación Cualitativa en Salud. México:
Universidad de Guadalajara.

Touraine, A (2001). ¿Podemos vivir juntos? México: FCE.

Valenzuela, J. (1997). Culturas Juveniles, Identidades Transitorias, Jóvenes


Cuarta Época, 1 (3) 12-35. México: Instituto Mexicano de la Juventud.

Woldenberg, J (2006) Lo Bueno, lo Malo y lo Peor. En Nexos, 344, 7-9. México:


Nexos.

_________________________________________www.iztacala.unam.mx/carreras/psicologia/psiclin