Sunteți pe pagina 1din 73

LA CLAVE EMOCIONAL

EN TERAPIA FAMILIAR
Dr. Esteban Laso (Universidad de Guadalajara – CUCI / Instituto
Tzapopan, México)
FUNDATERAPIA – 2017

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2017.


“Quien aprende una técnica, domina una
técnica.
Quien aprende un principio, domina cien
técnicas”.

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2017.


© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.
No se trata de crear una “terapia enfocada
en la emoción” (como opuesta a “en la
cognición” o “en la acción”).
Se trata de brindar potencia emocional a
cualquier técnica de cualquier modelo en
terapia.
Esto es, de darle una clave emocional.
No se trata de crear una “terapia enfocada
en la emoción” (como opuesta a “en la
cognición” o “en la acción”).
Se trata de brindar potencia emocional a
cualquier técnica de cualquier modelo en
terapia.
Esto es, de darle una clave emocional.
No se trata de crear una “terapia enfocada
en la emoción” (como opuesta a “en la
cognición” o “en la acción”).
Se trata de brindar potencia emocional a
cualquier técnica de cualquier modelo en
terapia.
Esto es, de darle una clave emocional.
Por tanto, el objetivo de este taller es
aprehender principios,
Encarnados en técnicas,
A través de ejercicios.
No hay que aplicar las técnicas al pie de la
letra (no van a funcionar);
Hay que incorporar los principios a la
práctica.
Ejemplos
Un paciente se queja de que es "un tonto"
porque no puede "participar bien" en clase.
Sin embargo, tiene un promedio de 98/100,
es reconocido por sus profesores y nunca
ha dado de baja o perdido ninguna
asignatura. Esta creencia de "ser tonto" se
resiste a la discusión y retorna una y otra
vez a lo largo del proceso...
Para dar una clave emocional son
necesarias sólo 5 cosas.
Pero tienen que darse siempre juntas.
Para dar una clave emocional son
necesarias sólo 5 cosas.
Pero tienen que darse siempre juntas.
1.Los 3 requisitos del terapeuta
2.Las 2 necesidades relacionales básicas
3.La ecología de las emociones primarias y
secundarias
4.Las 4 condiciones del cambio emocional
5.Las 4 emociones básicas y cómo
propiciar su cambio
2) 2 necesidades relacionales básicas
Los seres humanos tenemos 2
necesidades relacionales:

Sentirnos queridos,
Sentirnos respetados.

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


Los seres humanos tenemos 2
necesidades relacionales:

Sentirnos queridos,
Sentirnos respetados.

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


Cuando alguna de las dos no está
satisfecha, lo sabemos porque
experimentamos una emoción.
Pero muy a menudo no somos
conscientes de dicha emoción: esto es,
volcarla a nuestro diálogo interno.

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


Cuando alguna de las dos no está
satisfecha, lo sabemos porque
experimentamos una emoción.
Pero muy a menudo no somos
conscientes de dicha emoción: esto es,
volcarla a nuestro diálogo interno.
Esa emoción sigue activa mientras la
necesidad siga insatisfecha.
© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.
Los síntomas son, en general, estrategias
rápidas pero ineficaces para satisfacer
estas necesidades (o al menos
anestesiarlas).
Pero fracasan porque lejos de conectar a
la persona con su necesidad emocional,
la encubren.
© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.
Los síntomas son, en general, estrategias
rápidas pero ineficaces para satisfacer
estas necesidades (o al menos
anestesiarlas).
Pero fracasan porque lejos de conectar a
la persona con su necesidad emocional,
la encubren.
© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.
Por tanto, el trabajo del terapeuta es
ayudar a las personas a reconocer y
satisfacer mutuamente sus emociones y
necesidades subyacentes.

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


Ejercicio:
Identificando las necesidades básicas
Sobre un caso de ejemplo, identificar las
necesidades básicas insatisfechas de cada
miembro de la familia
Del mismo modo, hay dos sentidos de
“seguro”:
- “Seguro” vs. “Indefenso” (capacidad)
- “Seguro” vs. “Desamparado” (apego)

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


Y por tanto, las relaciones se definen en
torno a dos temas:

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


dominar

PODER

someter

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


dominar

PODER

afecto
APEGO
indiferencia

someter

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


Ambos ejes se retroalimentan,
compensándose o inhibiéndose
mutuamente.

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


Cuando una persona se siente “insegura”
(miedo, tristeza), puede tratar de
“asegurarse” mediante la fuerza o
mediante el afecto.
Pero no ambas cosas, porque son
incompatibles entre sí.
© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.
Por tanto, la inmensa mayoría de
problemas se dan porque se intenta
resolver mediante el poder lo que
depende en realidad del afecto.
La terapia busca interrumpir y revertir
esta tendencia.
© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.
5) las 4 emociones básicas y cómo
cambiarlas
Paul Ekman: 6
• Ira
• Tristeza
• Alegría
• Miedo
• Asco
• Sorpresa
Cada una tiene una manifestación facial
específica,
Una tendencia a la acción determinada y
Una situación desencadenante identificable.

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


4 emociones básicas (2 “puras” y 2
“mixtas”)
• Alegría: “Gané algo importante, debo expandirme para integrarlo”
• Tristeza: “Perdí algo importante, debo replegarme y recuperar
fuerzas”;
• Miedo/Sorpresa: “Algo que no esperaba, debo alertarme y reorientar
mi acción”;
• Asco/Ira: “Algo que me invade o repele, debo cerrarle el paso y
rechazarlo”.

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.
4) cuatro condiciones para el cambio
emocional
1.La activación (controlada) de la emoción primaria
nuclear y su capa protectora secundaria;
2.La diferenciación y articulación de la estrategia defensiva
secundaria y su objetivo (evitar el daño anticipado al self),
que da paso a la articulación de la emoción primaria y su
necesidad concomitante;
3.La respuesta, real o virtual, de los “otros significativos” a
la manifestación de la necesidad, y
4.La consiguiente toma de postura por parte de la persona
(“anagnórisis”), que equivale al simultáneo aumento de
diferenciación de su experiencia interna y de sus
estrategias relacionales y vinculares.
Si se cumplen las cuatro condiciones, el
cambio emocional está asegurado.
3) ecología de las emociones primarias y
secundarias
Un animal piensa y siente.
Un humano, además, piensa acerca de lo
que piensa, siente acerca de lo que
piensa, piensa acerca de lo que siente y
hasta siente acerca de lo que siente.
© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.
Por tanto, la diferencia entre humano y
animal no radica en la inteligencia.
Radica en que haciendo uso del lenguaje
proposicional podemos volvernos objeto
de nuestro pensamiento –y por tanto
también sujeto de nuestras decisiones.

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


Tenemos, pues, emociones y
pensamientos de segundo orden, que son
los que teje el “yo” al hablar
con/de/hacia/acerca de el “mí”.
Por eso tenemos emociones secundarias.

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


Emoción Primaria
Situación/Objeto
externos
Necesidad básica
© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.
Emoción Secundaria

Self (diálogo “yo”-“mí”) Creencia

Emoción Primaria
Situación/Objeto
externos
Necesidad básica
© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.
La emoción primaria se cambia
consumándola

La emoción secundaria se cambia


desafiando primero sus creencias
subyacentes (“deberías”) y consumando
después la emoción subyacente a su
relación vincular primaria
Ecología de las emociones

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


“¿Who’s afraid of
Virginia Woolf?”
- La interpretación del MRI: “lucha por la
definición de la relación, con ocasionales
escaladas simétricas que sostienen la
homeostasis”.
- Es decir, una “ecología de las ideas”.

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


GEORGE MARTHA

Indiferente, frío, no comprometido. Crítica, sarcástica, escandalosa.


ACCIÓN

“Martha es vulgar y crítica; se pasa “George es débil, poco hombre; tengo que
PENSAMIENTO atacándome. Es mejor callar y evitar forzarlo a que me responda”.
problemas”.
“¿Who’s afraid of
Virginia Woolf?”
- La interpretación del MRI: “lucha por la
definición de la relación, con ocasionales
escaladas simétricas que sostienen la
homeostasis”.
- Es decir, una “ecología de las ideas”.
- E. Laso:
- La “lucha” no es por “definir la relación”,
lo cual se demuestra al ver que cuando
uno de los dos cede el otro también cede
(emoción recíproca) en vez de
aprovechar la ocasión.
- Es en realidad una defensa del self
vulnerable basada en el contra-ataque,
- A la que subyace una necesidad
insatisfecha de nutrición relacional
- Ignorada por los dos participantes,
- Evidenciada en la tristeza primaria que
aflora en los momentos de “tregua”.

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


GEORGE MARTHA

Indiferente, frío, no Crítica, sarcástica, escandalosa.


ACCIÓN
comprometido.
1

“Martha es vulgar y crítica; se pasa atacándome. “George es débil, poco hombre; tengo que
PENSAMIENTO Es mejor callar y evitar problemas”. forzarlo a que me responda”.

EMOCIÓN
SECUNDARIA Desaliento / Ira Ira / Desprecio

2
EMOCIÓN
Tristeza PRIMARIA Tristeza
No basta con la “ecología de las ideas”,
porque las emociones contextualizan,
sostienen y confirman las ideas.

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


El cambio relacional supone cambiar la
ecología de las emociones,
Atravesando la capa de emociones
secundarias para
Experimentar las emociones primarias,
asumiendo sus necesidades y
© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.
Atravesando la capa de emociones
secundarias para

Experimentar las emociones primarias,


asumiendo sus necesidades y
redefiniendo las relaciones en base a
éstas.
© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.
Transformando las emociones
secundarias desafiando sus creencias
articulatorias para proceder a cambiar de
grupos de referencia identitaria y por
ende, de identidad.

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


Ejercicio:
Deconstruyendo las interacciones en capas
emocionales
(Terapia de pareja / familia)
1) 3 requisitos del terapeuta en clave
emocional
Colocarse en una actitud, dominar una
destreza y aplicar una técnica
determinadas:

La actitud fenomenológico-experimental


La destreza de la resonancia activa,
continua y consciente (“between us”)
La técnica de acompasar y guiar
La actitud fenomenológico-experimental

Toda intervención debe gravitar hacia la


experiencia misma del problema;
Es decir, hacia que las personas interpelen
directamente a sus otros significativos, real
o virtualmente, planteando sus
necesidades.
La actitud fenomenológico-experimental

Toda intervención debe hacerse en un


espíritu experimental: “Vamos a hacer un
experimento...”
De este modo, jamás fracasa.
Si acierta, acierta. Si falla, la usamos para
detectar los obstáculos al cambio mediante
un diálogo colaborativo.
La destreza de la resonancia activa,
continua y consciente

“La consciencia que emerge en el espacio


intersubjetivo del diálogo entre terapeuta y
paciente”.
neuronas espejo

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.
No podemos evitar reflejar las emociones
del otro

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


No podemos evitar reflejar las emociones
del otro

Sólo aprender a vincularnos mejor con


nuestros reflejos.
© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.
© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.
La técnica de “acompasar y guiar”

Acompasar: nadie puede abandonar un


lugar que no conoce

Guiar: nadie puede moverse hacia un lugar


que no alcanza a vislumbrar
La técnica de “acompasar y guiar”

Acompasar: Estabilizar la experiencia


simbolizándola; confirmación ontológica.

Guiar: Profundizar la experiencia apuntando


hacia sus márgenes; desafío evolutivo
La técnica de “acompasar y guiar”

Acompasar: Apoyaturas; resúmenes;


reflejos “de cierre” (¡no “reaseguramiento”!)

Guiar: Tanteos; señalamientos; reflejos “de


apertura” de la ambivalencia
Ejercicio:
Acompasar y guiar
Variedades del reflejo empático
técnicas y ejercicios
Ejemplos de técnicas “en clave
emocional”:
• Externalización: sí, cuando se usa para hacer aflorar la emoción primaria; no,
cuando se usa para controlarla o negarla.
• Provocación: sí, cuando amplifica la emoción primaria; no, cuando se basa en
“hacer explotar el síntoma” (Haley, Selvini-Palazzoli, el 1er Minuchin).
• Prescripción paradójica: no, cuando se busca “hacer explotar el síntoma”; sí,
cuando se usa para acrecentar la consciencia relacional acerca del síntoma y su
experiencia emocional.
• Rituales: sí, cuando sirven para expresar la emoción primaria facilitando que la
persona se apropie de ella; no, cuando se busca cambiar dicha emoción por la
fuerza del ritual (ej., “duelo mal resuelto”).
• Reformulación: sí, cuando aumenta la consciencia relacional de la emoción
primaria; no, cuando es sólo una forma de convencer a la familia de hacer algo
(“interrumpir la solución intentada”).
© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.
Uso del lenguaje facilitador de la
emoción
• Al hablar de experiencia y emoción, el terapeuta favorece un
lenguaje:
• Metafórico,
• Sensorial,
• Intenso,
• Preciso,
• en primera persona,
• en tiempo presente,
• evocativo.
• “Dilo lo más crudo que puedas”.

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


Ejercicio: creando técnicas
emocionalmente eficaces
1. En grupos, elegir una técnica cualquiera,
2. Dar un ejemplo de la misma contextualizándola en una viñeta
terapéutica,
3. Convertirla en emocionalmente eficaz aplicando la “receta”,
4. Compartir el resultado.

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


Técnica: cómo manejar la
“resistencia”.
• La “resistencia” es resultado de un circuito emocional recíproco
generalmente producido por el temor, ira o desprecio primarios del
paciente, amplificados secundariamente en la relación con el
terapeuta.
• En vez de “luchar” contra la resistencia, el terapeuta la reformula
atendiendo a la emoción primaria, creando una frase en lenguaje
emocional, y pide al paciente que la repita para ver cómo “le suena”
• Ej.: “Tengo que seguir aguantándome mis frustraciones porque sé que
algún día mi marido va a cambiar”.

© Dr. Esteban Laso Ortiz – 2016.


¡Gracias!

Dr. Esteban Laso


www.psicologiaenpositivo.com