Sunteți pe pagina 1din 56

Glengarry Glen Ross, de David Mamet.

Traducción: Jorge Chavarría.

Personajes:

Richard “Ricky” Roma

Shelly “la máquina” Levine

James Lyngk

John Williamson

George Aaronow

Dave Moss

Baylen

Blake

Mitch y Murray (Sólo mencionados)

Primer Acto

(Una mesa en un restaurante de comida china. Williamson y Levene están sentados en la mesa.)

LEVENE: John… John… John, Okay, John, mira. (Pausa) Acerca de los clientes del altiplano Glengarry, vas a mandar a Roma, bien. Él es un buen hombre, nosotros sabemos que el… Que él está bien, todo lo que estoy diciendo, es que, si miras el pizarrón, él está tirando… espera, espera, espera, él está tirando los clientes, todo lo que estoy diciendo, es que tú estás desperdiciando los clientes, no quiero decirte cómo hagas tu trabajo, todo lo que estoy diciendo, ya aclarando las cosas bien, y sé que se aclaran, porque te conozco muy bien… Nosotros sabemos cómo esto… todo lo que estoy diciendo, es que pongas a alguien que sí cierre a cargo. Hay más de un hombre para el… Pon a… Espera, pon a alguien preparado… y mira, espera un segundo, y vas a ver cómo el dinero crece… Vas a cerrar por cincuenta en vez de veinticinco, si pones a alguien que sí cierre en el…

WILLIAMSON: Shelly, la cagaste la última vez.

LEVENE: No. John, no. Vamos a regresarnos tantito, yo lo hice. ¿Lo harías por favor? Espera un segundo, por favor. No las “eché a perder” no. Uno se echó para atrás, el otro sí lo cerré.

WILLIAMSON: No cerraste el trato.

LEVENE: Yo… si tú me escucharas por favor. Cerré el trato con el cabrón. Su ex John, su ex, no sabía que él estaba casado… Él, el juez invalidó el…

WILLIAMSON: Shelly…

LEVENE: ¿Y qué es John? ¿Qué? Mala suerte, eso es todo. Te lo juro por Dios que nunca sabrías que pasa por rachas, así pasa, así es como funciona, por rachas. Ojalá que no te pase, es todo lo que quiero decir.

WILLIAMSON: (Pausa) ¿Y qué hay de las otras dos?

LEVENE: ¿Cuáles dos?

WILLIAMSON: Cuatro, tú tuviste cuatro clientes, uno se rajó, uno dices que el juez…

LEVENE: ¿Quieres ver los registros de la corte John? ¿Eh? Quieres investigar…

WILLIAMSON: No.

LEVENE: ¿Quieres ir a la central?

WILLIAMSON: No.

LEVENE: Entonces…

WILLIAMSON: Yo sólo…

LEVENE: Entonces qué es esa mamada de “Tú dices” ¿Qué es eso? (Pausa) ¿Qué es eso…?

WILLIAMSON: Todo lo que estoy diciendo…

LEVENE: Qué es eso de “Tú dices” Un trato se echa para atrás y yo tengo que comer mierda Williamson, mierda. Tú, Moss, Roma… Mira las hojas, mira las hojas, Mil novecientos ochenta y uno, ochenta y dos… Seis meses del ochenta y dos. ¿Quién está ahí?

WILLIAMSON: Roma.

LEVENE: ¿Y debajo de él?

WILLIAMSON: Moss.

LEVENE: Mamadas John, mamadas. Abril, septiembre del ochenta y uno. Soy yo, no el pinche Moss, con todo respeto, él sólo toma órdenes, John, él habla, él tiene un buen verbo, pero mira el pizarrón, y soy yo John, soy yo.

WILLIAMSON: Pero no últimamente.

LEVENE: Últimamente… chúpamela últimamente. Así no es como construyes una org… Habla, habla con Murray, habla con Mitch cuando estábamos en Peterson, ¿Quién pagó por su pinche auto? Tú habla con él. ¿El Seville? Él vino, “¿Tú me lo compraste Shelly?” ¿Cómo? Sólo llamando en caliente, nada más, en el sesenta y cinco cuando estábamos ahí, con lo de las granjas Glen Ross. ¿Qué fue eso? ¿Suerte? ¿Eso fue suerte? Mamadas John, me estás cagando la verga. No puedo tener un puto cliente… ¿Tú crees que eso fue suerte, mis estados de todos estos años? Mamadas, ¿Sobre ese periodo de tiempo? Pendejadas, no fue suerte, fue habilidad. ¿Quieres desperdiciar eso John? ¿Quieres tirar eso?

WILLIAMSON: No soy yo…

LEVENE: ¿No eres tú? ¿Quién es entonces? ¿A quién le estoy hablando? Necesito esos clientes.

WILLIAMSON: Después de la treceava.

LEVENE: A la verga con la treceava, no me ponen en el pizarrón a la treceava, me la van a dejar ir, necesito clientes, los necesito ahora, o me iré, y me vas a extrañar John, te lo juro.

WILLIAMSON: Murray…

LEVENE: Háblale a Murray.

WILLIAMSON: Ya lo hice, y mi trabajo es organizar a los clientes

LEVENE: Organizar clientes… ¿Organizar clientes? ¿Qué chingados? ¿De qué puto camión te bajaste? Estamos aquí para vender. Chingue a su madre eso de organizar clientes. ¿Qué puta madre es eso? ¿De qué chingada madre hablas? ¿Dónde aprendiste eso? ¿En la escuela? (Pausa) Eso, amigo mío son puras habladurías, habladurías cabrón. Nuestro trabajo es vender. Soy el hombre indicado para vender y me dan pura basura. (Pausa) Me la estás dando a mí, y lo que quiero decir es que está de la verga.

WILLIAMSON: Estás diciendo que estoy de la verga.

LEVENE: Sí. (Pausa) Perdón por antagonizarte.

WILLIAMSON: Déjame…

LEVENE: Y a mí me van a despedir y tú…

WILLIAMSON: Déjame… ¿Me estás escuchando?

LEVENE: Sí.

WILLIAMSON: Déjame decirte algo, Shelly, yo hago las cosas para las que fui contratado, yo… Espera. Estoy contratado para cuidar los contactos, tengo… Espérate, tengo una política. Mi trabajo es hacer eso, tú, espera un segundo, todo aquél que no cumpla una cuota definida no le puedo dar los contactos Premium.

LEVENE: Y cómo vas a cumplir esa cuota. ¿Con basura? No tiene sentido, explícamelo. Porque es un desperdicio, es un desperdicio estúpido. Mira…

WILLIAMSON: ¿Sabes cuánto cuestan esos contactos?

LEVENE: Los contactos Premium. Sí, sé lo que cuestan, John, porque he generado el dinero suficiente para comprarlas. En el siete nueve, ¿Sabes cuánto hice en el setenta y nueve? Noventa y seis mil dólares John, para Murray y Mitch, mira las hojas

WILLIAMSON: Murray dijo…

LEVENE: Que chingue a su madre, también Murray, John. Díselos. ¿Qué chingados sabe? Él va a tener un “concurso” de ventas, ¿Sabes cómo eran nuestros concursos de ventas?

LEVENE(Continuación): Dinero, una fortuna. Dinero tirado en el suelo. ¿Murray? ¿Cuándo fue la última vez que fue a vender? ¿Concurso de ventas? Es ridículo. Es frío afuera, John. El dinero está muy escaso John, muy escaso. Esto no es el sesenta y cinco. No lo es. Simplemente no. ¿Ves, ves? Soy bueno, pero necesito…

WILLIAMSON: Murray dijo…

LEVENE: John, John…

WILLIAMSON: Espérate tantito Shelly, por favor. Murray me dijo que los contactos buenos…

LEVENE: Ah. Chingue a su madre.

WILLIAMSON: Los… ¿Shelly? (Pausa) Los contactos buenos son asignados conforme al pizarrón, durante el transcurso del concurso, el que supere el cincuenta por…

LEVENE: Está jodido, está jodido. No miras el pinche porcentaje, miras lo bruto.

WILLIAMSON: Aun así, estás fuera.

LEVENE: Estoy fuera.

WILLIAMSON: Sí.

LEVENE: Te diré por qué estoy fuera. Estoy fuera porque me estás dando papel de baño John.

LEVENE(Continuación) He visto esos contactos, los vi cuando estaba en Homestead, llevamos a esos pendejos a Rio Rancho en el sesenta y nueve. Ellos no compraron nada. Ellos no podrían comprar ni un puto tostador. Están quebrados John. Están jodidos. Son huevones, no puedes juzgar eso. Aun así, aun así, ok, va, va. Aun así, voy, y le vendo a CUATRO PUTOS CONTACTOS, tienen su dinero en un calcetín. Son unos malditos imbéciles John, cuatro contactos, cierro dos, dos. Cincuenta por…

LEVENE: Se echaron para atrás, tú sirves en rachas amigo, en rachas. Yo… yo… no miro el pizarrón, mírame a mí, Shelly Levene. Todos, pregúntales en el oeste, pregúntale a Getz a Homestead, ve y pregúntale a Jerry Graff. Tú sabes quién soy… NECESITO UNA OPORTUNIDAD. Voy a estar en el pinche pizarrón. Pregúntales, pregúntales quién cobró un cheque cuando estaba en racha. Moss, Jerry Graff, el mismo Mitch… Ellos vivieron con los negocios que llevé. Ellos vivían de eso, incluso Murray, John. Estuviste aquí beneficiado de eso también, y ahora estoy diciendo esto. ¿Quiero caridad? ¿Quiero lástima? Quiero ventas. Quiero contactos que no vengan de una guía telefónica, dame un contacto mejor que eso e iré y cerraré. Dame una oportunidad. Es todo lo que quiero, me voy a alzar en ese puto pizarrón y todo lo que quiero es una oportunidad. Es una racha y la voy a retomar. (Pausa) Necesito tu ayuda.

WILLIAMSON: No puedo hacerlo, Shelly.

LEVENE: ¿Por qué?

WILLIAMSON: Los contactos son asignados aleatoriamente…

LEVENE: Chingaderas, puras chingaderas. Tú me los asignas. ¿Qué me estás diciendo?

WILLIAMSON: Aparte de los mejores hombres del concurso en el pizarrón.

LEVENE: Entonces ponme en el pizarrón.

WILLIAMSON: Si empiezas a cerrar de nuevo, te pondré en el pizarrón

LEVENE: No puedo cerrar esos tratos, John. Nadie puede, es una broma, John, mira, sólo dame un buen contacto, dame sólo dos de los Premium como “una prueba” ¿Vale? Como “Una prueba” Y yo te prometo…

WILLIAMSON: No puedo, Shel. (Pausa)

LEVENE: Te daré el diez por ciento. (Pausa)

WILLIAMSON: ¿De qué? ¿Y qué si no cierras…?

LEVENE: Voy a cerrar.

WILLIAMSON: ¿Y si no? Entonces ya me chingué. ¿Ya ves? Entonces es mi trabajo. Es lo que te estoy diciendo.

LEVENE: Voy a cerrar, John. John, diez por ciento, puedo ponerme chingón, tú sabes que…

WILLIAMSON: Pues últimamente no mucho.

LEVENE: A la verga, eso es derrotista. Chingue a su madre, ponte de mi lado, vamos a hacer algo, quieres manejar esta oficina, manéjala.

WILLIAMSON: Veinte por ciento. (Pausa)

LEVENE: Va.

WILLIAMSON: Y cincuenta cada contacto.

LEVENE: John. (Pausa) Escucha, quiero hablar contigo. Permíteme hacer esto un segundo, soy más viejo que tú. Un hombre adquiere una reputación, en la calle, lo que hace cuando está arriba, lo que hace de otra manera… Yo dije “Diez”, tú dijiste “Va” No te voy a joder, cómo puedo vencer eso. Dímelo tú… Okay. Okay. Vamos… Okay. Está bien. Vamos… Está bien, veinte por ciento y cincuenta cada contacto. Está bien, por ahora, está bien. Un mes o dos y hablamos, de aquí a un mes, después de la treceava. (Pausa) Hablamos.

WILLIAMSON: ¿De qué vamos a hablar?

LEVENE: No, está bien. Eso es para después. Hablaremos en un mes. ¿Qué tienes? Quiero dos ventas esta noche.

WILLIAMSON: No sé si tenga dos.

LEVENE: Vi el pizarrón. Tienes cuatro…

WILLIAMSON: (Chasquea) Tengo a Roma y luego a Moss

LEVENE: Al carajo, ellos ni han de estar en la oficina aún. Dales paja a ellos. ¿Tenemos un trato o no? ¿Eh? Dos ventas, las llanuras Des, ambas, seis y diez, tú puedes hacerlo… Seis y diez… ocho y once, me importa un carajo, Tú las preparas. ¿Está bien? Las dos ventas en las llanuras Des.

WILLIAMSON: Ok.

LEVENE: Bien. Ahora sí estamos hablando. (Pausa)

WILLIAMSON: Cien dólares.

LEVENE: ¿Ahora? (Pausa) ¿Ahorita?

WILLIAMSON: Ahora. (Pausa) Sí… ¿Cuándo?

LEVENE: Oh, mierda, John. (Pausa)

WILLIAMSON: Ojalá pudiera.

LEVENE: Pinche culero. (Pausa) No tengo. (Pausa) No he tenido, John. Te pagaré mañana, vendré con las ventas (Pausa) Te pagaré mañana. (Pausa) No lo tengo, cuando pague la gasolina… regresaré al hotel, te lo traeré mañana.

WILLIAMSON: No puedo.

LEVENE: Te daré 30 ahorita, te daré el resto mañana, lo tengo en el hotel. (Pausa) ¿John? (Pausa) ¿Sí se va a hacer o no?

WILLIAMSON: No.

LEVENE: Te lo estoy pidiendo como un favor, hacia mí. John… John: Mi hija…

WILLIAMSON: No puedo, Shelly.

LEVENE: Bueno, te quiero decir algo, amigo. No me cuesta mucho tomar el teléfono, llamar a Murray y tener tu trabajo. ¿Sabes qué? No sería muy difícil ¿Por qué? Por nada. “Mur, este nuevo niño me caga la madre” “Shelly, él está fuera” Estás fuera antes de regresar de comer, una vez yo le compré un viaje a las Bermudas…

WILLIAMSON: Me tengo que ir. (Se pone de pie)

LEVENE: Espera. Ok. Está bien. (Busca dinero en su bolsillo) El mejor. Dame el contacto, dame el contacto, el mejor que tengas.

WILLIAMSON: No puedo dividirlos.

LEVENE: ¿Por qué?

WILLIAMSON: Porque quiero.

LEVENE: (Pausa) ¿Es todo? ¿Eso es todo? ¿Quieres hacer negocios así?

Williamson se levanta, deja dinero en la mesa.

LEVENE: ¿Quieres hacer negocios así? Ok, ok, ok, ok. ¿Qué hay en la otra lista?

WILLIAMSON: ¿Quieres algo de la lista B?

LEVENE: Sí, claro.

WILLIAMSON: ¿Eso es lo que quieres decir?

LEVENE: Eso es lo que quiero decir. Sí. Quisiera algo de la otra lista, que, como mínimo, tengo derecho. Si sigo trabajando aquí, que por el momento supongo que sí. (Pausa) ¿Qué? Siento si fui grosero contigo.

WILLIAMSON: Está bien.

LEVENE: El trato sigue en pie, nuestra otra cosa.

Williamson se encoje de hombros, comienza fuera de la cabina de teléfono.

LEVENE: Bueno. Mmm… Yo, tú sabes, dejé mi cartera en el hotel.

(Interior del despacho, dentro están Moss y Aaronow)

(Entra Shelly al despacho)

AARONOW: Esa mujer ya estaba enganchada, cinco unidades, vista al monte.

LEVENE: ¿Y qué pasó?

MOSS: Tenía que hablar con su abogado.

LEVENE: ¿La dejaste hablar con su abogado?

AARONOW: ¿Qué podía hacer?

(Entran Williamson y Blake)

LEVENE. ¿Quién es el tipo?

MOSS: No tengo idea.

AARONOW: No me gusta todo esto, sólo necesito contactos para trabajar y no los dan.

MOSS: Los ricos se hacen más ricos, así funciona. ¿De quién es el BM?

WILLIAMSON: Son las 7:30

AARONOW: ¿Quién es él?

WILLIAMSON: ¿Y dónde está el señor Roma?

MOSS: No soy su esposa. Así que no sé.

BLAKE Pónganme atención un momento, ¿Por qué están hablando? ¿De qué están hablando? Llorando porque un cabrón no les quiso comprar terrenos, porque no les quieren

Hablemos de algo importante.

comprar lo que venden, de una chica que no quiere coger ¿Están todos aquí? (A Williamson)

WILLIAMSON: Todos, menos uno.

BLAKE Voy a empezar. Vamos a hablar de algo importante… ¡Baja ese café, ahora! (A Levene)

El café es sólo para los que cierran… ¿Crees que es una puta broma? No estoy jugando. Me enviaron de la central, soy de Mitch y Murray. ¡Y estoy aquí en una misión de piedad!

¿Tu nombre es Levene? (A Levene)

LEVENE: Sí.

BLAKE: ¿Te crees hombre de ventas, hijo de tu puta madre?

MOSS: No tengo que escuchar esta mierda.

BLAKE Claro que no, amigo. Porque la buena noticia, es que están despedidos. La mala noticia es que todos ustedes tienen sólo una semana para recuperar sus puestos… A partir de esta noche empezando con las ventas de hoy. Oh, ¿ahora sí ya tengo su atención? Bien, porque agregamos algo al concurso de ventas de este mes, porque el ganador se llevará un Cadillac El Dorado ¿Quieren saber cuál es el segundo premio? El segundo premio es un juego de cuchillos. El tercer lugar está despedido. ¿Todo claro? ¿Ahora sí no da risa? Tienen contactos, Mitch y Murray pagaron mucho dinero para tenerlas, tienen sus nombres para

venderles. No pueden cerrar con los contactos que tienen, no pueden cerrar una mierda. ¡Son una mierda! Váyanse a la verga de una vez porque se van a largar.

LEVENE: Los contactos no sirven.

BLAKE ¿Los contactos no sirven? ¿Los putos contactos no sirven? ¡Tú no sirves! Llevo en este negocio por quince años…

MOSS: ¿Cuál es tu nombre?

BLAKE ¡Vete a la verga! Ese es mi nombre. ¿Sabe por qué, señor? Porque llegó manejando un Hyundai y yo llegué manejando un BMW de 80000 dólares. Ese, es mi nombre. Y tu nombre es “Yo quisiera” No sabes jugar el juego, no cierras ventas y vas a casa a quejarte con tu esposa… Porque la única cosa que importa en esta vida es lograr que ellos firmen con una pluma en el contrato. ¿Me oyen, bola de putos? S. D. C. Ese Siempre Dé Debes Ce Cerrar. Siempre debes cerrar ¡Siempre, debes cerrar! A-I-D-A Atención, interés, decisión, acción. Atención. ¿Tengo su atención? Interés. ¿Están interesados? Claro que sí, porque o cierran, o se van a la chingada. Decisión. ¿Han tomado su decisión? Y acción. A-I-D-A Salgan a vender, los clientes no van a llegar. ¿Creen que saldrán a la lluvia para venir? El cliente no viene a menos que quiera comprar. ¡Están esperando en la calle para darles su dinero! ¿Lo vas a tomar? (A Levene) ¿Eres lo suficientemente hombre para tomarlo?

MOSS: Increíble…

BLAKE ¿Cuál es tu problema, amigo? Tú, Moss.

MOSS: Eres un héroe, si eres tan rico… ¿Por qué pierdes el tiempo con unos perdedores?

BLAKE ¿Ves este reloj? ¿Ves este reloj?

MOSS: Sí.

BLAKE Este reloj cuesta más que tu auto. Yo generé $ 970 000 dólares el año pasado. ¿Cuánto generaste tú? Verás, amigo, por eso soy alguien, y tú no eres nada ¿Buen tipo? Me vale verga. ¿Buen padre? A chingar a su madre, a jugar con sus hijos. ¿Quieres trabajar aquí? ¡Cierra! ¿Creen que esto es un abuso? ¿Crees que esto es un abuso, pendejo? (A Aaronow) Si no aguantas esto… ¿Cómo puedes soportar el abuso de una venta? Si no te gusta, lárgate. Yo podría salir esta noche con los contactos que tienen y vender 15000 dólares, esta noche. ¡En dos horas! ¿Tú puedes? (A Levene) ¿Tú puedes? (A Moss) Hagan lo mismo. A-I-D-A Emputense, bola de cabrones, emputense. ¿Saben lo que se necesita para vender bienes raíces? Se necesitan unos huevotes para vender bienes raíces. Hagan eso, señores. Hay dinero, recójanlo, es suyo, si no, no les tendré lástima. Salgan esta noche y cierren, ¡Cierren para que sean suyos! Si no limpiarán mis zapatos. Sé lo que dirán. Unos perdedores sentados en un bar “Oh sí, yo solía ser un vendedor, es muy difícil” (Saca los contactos Glengarry de

una maleta) Estos son los nuevos contactos… Estos son los contactos Glengarry y para ustedes… son oro. Y no los tendrán. ¿Por qué? Porque dárselos a ustedes sería desperdiciarlos. Son para los que cierran. Les desearía buena suerte, pero no sabrían qué hacer con ella. Y para responder a tu pregunta, amigo. (A Moss) ¿Por qué estoy aquí? Estoy aquí porque Mitch y Murray me pidieron un favor, aunque les dije que el mejor favor era seguir mi consejo y despidieran a esos pendejos porque un perdedor siempre será un perdedor.

Blake y Williamson entran a la oficina de Williamson, Moss y Aaronow salen.

Escena dos. Una mesa en el restaurante, Moss y Aaronow sentados, después de la comida.

MOSS: Pendejos y jodidos.

AARONOW: Pendejos…

MOSS: Jodidos todos.

AARONOW: Ellos se aferran a su dinero.

MOSS: Todos ellos, ellos, hey: nos pasa a todos.

AARONOW: ¿Dónde voy a trabajar?

MOSS: Tienes que relajarte, George, aún no estás fuera.

AARONOW: ¿No?

MOSS: Se te fue una gran pinche venta. Gran cosa, un pendejo jodido. Gran cosa ¿Cómo le ibas a vender en primer lugar? Tu error: no debiste haber agarrado ese contacto.

AARONOW: Tenía qué.

MOSS: ¿Tenías qué? ¿Por qué?

AARONOW: Para estar en el…

MOSS: Para estar en el pizarrón. Sí, ¿cómo vas a subir al pizarrón vendiéndole a un pendejo? ¿Te digo qué más? ¿Me estás oyendo? Te diré qué más. Nunca le intentes vender a un hindú.

AARONOW: Nunca le vendería a un hindú.

MOSS: Tú ves los nombres llegar. ¿Alguna vez te ha tocado algún “Patel”?

AARONOW: Mmm…

MOSS: ¿Te han tocado?

AARONOW: Bueno, creo que me tocó uno una vez.

MOSS: ¿En serio?

AARONOW: Yo… No sé.

MOSS: Si tuvieras uno lo sabrías. Patel. Siguen llegando, no sé, les gusta hablar con los vendedores. (Pausa) Están solos, supongo. (Pausa) Les gusta sentirse superiores, no sé, no han comprado ni madres, estás sentado “El río Rancho esto, el bla, bla, bla” “La vista de la montaña—” “Oh sí, mi hermano me dijo eso…” “Ellos tienen un viñedo.” Pinches hindúes, George. No son mis favoritos. Hablando de ellos, nunca he convivido con ellos, los ves en los restaurantes. Son una raza arrogante. ¿Qué es esa cara que hacen todo el tiempo? No sé. (Pausa) No lo sé. Sus hombres se ven como si hubieran cogido con un gato muerto, no lo sé. (Pausa) No sé, no me gusta. Cristo…

AARONOW: ¿Qué?

MOSS: Todo este desmadre… La presión es muy grande, eres ab… tú eres absolu… ellos son importantes, todos ellos, entras a la puerta, yo… “Yo tengo que cerrar con este cabrón o no voy a tragar” “o no voy a ganar el Cadillac…” Trabajamos un chingo, todos nosotros. Recuerdo cuando estábamos en Platt… ¿Huh? Las granjas Glen Ross. No vendimos mucho de eso…

AARONOW: Ellos vinieron y ya sabes qué pasó…

MOSS: Bueno, ellos jodieron todo.

AARONOW: Pues sí.

MOSS: Mataron la gallina de los huevos de oro.

AARONOW: Pues sí.

MOSS: Y ahora…

AARONOW: Estamos atorados en esto…

MOSS: Estamos atorados en esta puta mierda.

AARONOW: Esta mierda…

MOSS: Es muy…

AARONOW: Lo es.

MOSS: ¿Eh?

AARONOW: Es muy…

MOSS: Tienes un mal mes, lleno de

AARONOW: Estás en esto…

MOSS: Todo, para que te pongan en ese “pizarrón”

AARONOW: Yo, yo… yo…

MOSS: Un concurso del pizarrón

AARONOW: Yo…

MOSS: No está bien.

AARONOW: No lo está.

MOSS: No. Pausa

AARONOW: Y no está bien para los clientes.

MOSS: Yo sé que no está bien, te diré, tienes, tú tienes, tú sabes, tú tienes… ¿Qué aprendí de niño en el oeste? No le vendas a alguien un carro. Véndele cinco carros en quince años

AARONOW: ¿Está bien?

MOSS: ¿Eh?

AARONOW: ¿Está bien?

MOSS: A huevo que sí, está bien. Vamos. “Oh, el bla bla bla, ya sé lo que haré: entraré y le robaré a todos a ciegas e iré a Argentina porque a nadie se le ocurrió esto antes.”

AARONOW: Es cierto…

MOSS: ¿Eh?

AARONOW: No. Está absolutamente bien

MOSS: Entonces matan a la gallina de los huevos de oro. Yo, yo, voy a… y un pinche hombre trabajó toda su vida y todo se reduce en…

AARONOW: Cierto

MOSS: …encogerse en sus botas…

AARONOW: (Simultáneamente con “botas”) Zapatos, botas, sí…

MOSS: para un pinche “Vende diez mil y ganas los cuchillos para bistec.”

AARONOW: Para algunos asensos de ventas…

MOSS: …asensos de ventas “Pierdes, entonces te despedimos…” No, es medieval… está mal, “O vamos a despedir tu culo” Está mal

AARONOW: Sí

MOSS: Sí, está mal. ¿Y sabes quién es responsable?

AARONOW: ¿Quién?

MOSS: Tú sabes quién es. Es Mitch. Y Murray, porque no tiene que ser así.

AARONOW: No.

MOSS: Mira a Jerry Graff. Él es limpio, hace sus negocios él mismo, él tiene su, tiene su lista con las enfermeras… ¿Ves? ¿Lo ves? Eso es pensar. ¿Por qué tomar el diez por ciento? Una comisión del diez

por ciento… ¿Por qué estamos dando lo demás? Estamos dando noventa por ciento por… nada. Para un pendejo sentado en la oficina que te diga “Sal y vende” “Ve a ganar el Cadillac.” Y Graff. Él sólo sale y va a vender. Él paga el mejor precio por él… ¿Ves?

MOSS: Eso es pensar, él tiene los contactos, él va a hacer negocios él solo. Él es… Eso es lo que yo… ¡Estaba pensando! ¿Quién tiene un trabajo estable, un par de dólares que nadie más toca? ¿Quién?

AARONOW: Enfermeras.

MOSS: Entonces Graff va y compra una pinche lista de enfermeras, mil. Si él pagó dos me voy a cagar. Cuatro o cinco mil enfermeras y él se está volviendo loco…

AARONOW: ¿En serio?

MOSS: Le está yendo muy bien.

AARONOW: Escuché que estaban espantadas.

MOSS: ¿Las enfermeras?

AARONOW: Sí.

MOSS: Oyes muchas cosas… A él le va muy bien, le está yendo muy bien.

AARONOW: ¿Con el rio Oaks?

MOSS: Rio Oaks, Granjas Brook. Toda esa mierda. ¿Sabes cuánto está ganando? Alguien me dijo. Cuarenta, cincuenta grandes a la semana.

AARONOW: ¿Él sólo?

MOSS: Es lo que estoy diciendo. ¿Por qué? Los contactos. Él tiene los buenos contactos… Y nosotros estamos sentados aquí en la mierda. ¿Por qué? Tenemos que ir con ellos para tenerlos, huh. Noventa por ciento de nuestras ventas le estamos pagando a la oficina por los contactos.

AARONOW: Los contactos, los gastos, los teléfonos, son muchas cosas.

MOSS: ¿Qué necesitas? Un teléfono, un cartel que diga “Buenos días” Nada… nada…

AARONOW: No, no es tan simple, Dave…

MOSS: Sí, es fácil, y tú sabes ¿Cuál es la parte difícil?

AARONOW: ¿Cuál?

MOSS: Empezar.

AARONOW: ¿Qué parte difícil?

MOSS: De hacerlo. La dif… La diferencia entre Jerry Graff y yo. Hacer negocios por ti mismo. La parte difícil es… ¿Tú sabes cuál es?

AARONOW: ¿Cuál?

MOSS: Sólo el acto.

AARONOW: ¿Qué acto?

MOSS: El decir: “Voy por mi cuenta” porque lo que haces, George, déjame te digo qué haces: Eres el esclavo de alguien más. Y nos esclavizamos nosotros mismos, para complacer, para ganar una pinche tostadora… para… para… y quien llegó primero e hizo esas…

AARONOW: Verdad.

MOSS: Hizo esas reglas, y nosotros trabajamos para él,

AARONOW: Es la verdad.

MOSS: Es la verdad de Dios. Y me deprime. En serio que sí. A MI EDAD, ver un pinche:

“Alguien gana el Cadillac este mes. P.D. Nos vamos a chingar a dos.”

AARONOW: ¿Eh?

MOSS: No cortas tu fuerza de venta.

AARONOW: No.

MOSS: Tú…

AARONOW: Tú…

MOSS: ¡La construyes!

AARONOW: Es lo que…

MOSS: La construyes, hombres vienen…

AARONOW: Hombres vienen a trabajar para ti.

MOSS: Tienes toda la razón.

AARONOW: Ellos…

MOSS: Ellos tienen…

AARONOW: Cuando ellos…

MOSS: A ver, a ver, a ver. Cuando ellos construyen su negocio no te puedes dar la vuelta. Esclavizarlos, trátalos como niños, cogértelos en el culo, dejar que se afanen ellos mismos… no (Pausa) No. (Pausa) Tienes toda la razón, y yo quiero decirte algo.

AARONOW: ¿Qué?

MOSS: Quiero decirte lo que alguien debería de hacer.

AARONOW: ¿Qué?

MOSS: Alguien se debería de levantar y contraatacar.

AARONOW: ¿Qué quieres decir?

MOSS: Alguien…

AARONOW: ¿Sí?

MOSS: Debería de hacerles algo.

AARONOW: ¿Qué?

MOSS: Algo. Para devolvérselas. (Pausa) Alguien, alguien debería lastimarlos. Murray y Mitch.

AARONOW: Alguien debería lastimarlos.

MOSS: Sí.

AARONOW: (Pausa) ¿Cómo?

MOSS: ¿Cómo? Haciendo algo para lastimarlos, donde ellos viven.

AARONOW: ¿Qué? (Pausa)

MOSS: Alguien debería robar la oficina.

AARONOW: ¿Qué?

MOSS: Es lo que quiero decir, si fuéramos esa clase de gueyes, para entrar y destruir el lugar para que parezca como robo y tomar los pinches contratos directo de los archivos… ir con Jerry Graff (Pausa larga)

AARONOW: ¿Qué podría tener alguien por ellas?

MOSS: ¿Qué podríamos tener por ellas? No lo sé, nadie sabe lo que pueden valer, mucho, poco… no lo sé. ¿Cuánto pagan por todas? No lo sé, tres dólares la tirada… no sé.

AARONOW: ¿Cuántos contactos tenemos?

MOSS: Los Glengarry… ¿Los contactos premium…?

Diría que tenemos cinco mil. Cinco, cinco mil contactos.

AARONOW: Y me estás diciendo que ese tipo puede vendérselas a Jerry Graff

MOSS: Sí.

AARONOW: ¿Cómo sabes que él las compraría?

MOSS: ¿Graff? Porque trabajé para él.

AARONOW: No has hablado con él.

MOSS: No. ¿Qué quieres decir? ¿Que si ya he hablado con él sobre esto? (Pausa)

AARONOW: Sí, digo, que si ya estás hablando sobre esto o solo…

MOSS: No, nosotros estamos…

AARONOW: Sólo estamos hablando de esto.

MOSS: Estamos hablando de esto. (Pausa) como una idea.

AARONOW: Como una idea.

MOSS: Sí.

AARONOW: No estamos hablando en verdad sobre eso.

MOSS: No.

AARONOW: Hablando acerca de eso como…

MOSS: No.

AARONOW: Como un robo.

MOSS: ¡¿Cómo un “robo”?! No.

AARONOW: Bueno, bueno…

MOSS: Hey. (Pausa)

AARONOW: Entonces, bueno, entonces tú no has hablado con Graff.

MOSS: No, en realidad no. (Pausa)

AARONOW: ¿No lo has hecho?

MOSS: No, en serio.

AARONOW: ¿En serio?

MOSS: ¿Qué dijiste? (Pausa) Yo dije “No en realidad” ¿Qué chingados te importa George? Sólo estamos hablando…

AARONOW: ¿Estamos?

MOSS: Sí. (Pausa)

AARONOW: Porque, porque, tú sabes, es un crimen.

MOSS: Es verdad. Es un crimen, es un crimen. Y también es muy seguro.

AARONOW: ¿Estás hablando en serio sobre esto?

MOSS: Así es. (Pausa)

AARONOW: ¿Vas a robar los contactos?

MOSS: ¿Dije eso? (Pausa)

AARONOW: ¿Vas a hacerlo? (Pausa)

AARONOW: ¿Lo dije?

AARONOW: ¿Ya hablaste con Graff?

MOSS: ¿Es lo que dije?

AARONOW: ¿Qué dijo?

MOSS: ¿Qué dijo? Que las compraría. (Pausa)

AARONOW: ¿Vas a robar los contactos y vendérselos a él?

MOSS: (Pausa) Sí.

AARONOW: ¿Cuánto va a pagar?

MOSS: A dólar cada una.

AARONOW: ¿Por cinco mil?

MOSS: Como sea que estén, ese es el trato. A dólar por todas. Cinco mil. Nos vamos a mitades.

AARONOW: Te estás refiriendo a “mí”.

MOSS: Sí. (Pausa) Veinticinco mil la pieza, una noche de trabajo y empleo con Graff. Trabajando los contactos premium. (Pausa)

AARONOW: Un trabajo con Graff.

MOSS: ¿Es lo que dije?

AARONOW: Me daría un trabajo.

MOSS: Él te agarraría. Sí. (Pausa)

AARONOW: ¿Es en serio?

MOSS: Sí, hablo en serio George. (Pausa) Sí, es una gran decisión. (Pausa) Y es una gran recompensa. (Pausa)Es una gran recompensa por una noche de trabajo. (Pausa) Pero tiene que ser hoy.

AARONOW: ¿Qué?

MOSS: ¿Qué? ¿Qué? Los contactos.

AARONOW: ¿Tienes que robar los contactos hoy?

MOSS: Correcto, van a moverlos a la central. Después de la treceava venta. Murray y Mitch. Después del concurso.

AARONOW: Estás, estás diciendo que tienes que entrar esta noche y…

MOSS: Tú…

AARONOW: ¿Disculpa?

MOSS: Tú. (Pausa)

AARONOW: ¿Yo?

MOSS: Tienes que entrar. (Pausa) tienes que conseguir los contactos.

AARONOW: ¿Debo?

MOSS: Sí.

AARONOW: Yo…

MOSS: No es de a gratis, George. Te metí en esto, tienes que ir. Es tu parte. Yo hice el trato con Graff. Yo no puedo ir. No puedo ir porque ya he dicho demasiado. Tengo una boca grande. (Pausa) “Los pinches contactos” “Etcétera, bla, bla, bla” “…la pinche compañía apretada ”

AARONOW: Ellos sabrán cuando vayas con Graff…

MOSS: ¿Qué van a saber? ¿Que robé los contactos? No robé los contactos, voy al cine con un amigo y después al Como Inn. ¿Por qué iría con Graff? Tengo un mejor negocio. Punto. Dejar que prueben algo que no pueden probar no es el caso.

AARONOW: Dave.

MOSS: Sí.

AARONOW: ¿Quieres que entre en la oficina en la noche y robe los contactos?

MOSS: Sí. (Pausa)

AARONOW: No.

MOSS: Oh, sí, George.

AARONOW: ¿Qué significa eso?

MOSS: Escucha. Tengo una cuartada, voy al Como Inn, ¿Por qué? El lugar va a ser robado, van a venir a buscarme. ¿Por qué? Porque probablemente lo hice. ¿Me vas a entregar? (Pausa) ¿George? ¿Me vas a entregar?

AARONOW: ¿Y si no te atrapan?

MOSS: Van a ir sobre ti. ¿Me vas a entregar?

AARONOW: ¿Por qué irían sobre mí?

MOSS: Van a ir sobre todos.

AARONOW: ¿Por qué lo haría?

MOSS: No lo harías, George. Es por eso, que te hablé a ti. Respóndeme. Si van sobre ti. ¿Me vas a entregar?

AARONOW: No.

MOSS: ¿Estás seguro?

AARONOW: Sí, estoy seguro.

MOSS: Entonces escucha: Tengo que tener los contactos hoy. Es algo que tengo que hacer. Si no estoy en el cine… si no estoy comiendo en el inn… si no haces esto, entonces tendré que venir…

AARONOW: …No tienes que venir…

MOSS:

y robar el lugar…

AARONOW: …y pensé que solo estábamos hablando…

MOSS:

ellos

me van a agarrar, entonces, me van a preguntar quienes fueron mis cómplices.

AARONOW: ¿Yo?

MOSS: Absolutamente.

AARONOW: Eso es ridículo.

MOSS: Bueno, de acuerdo con la ley eres un cómplice del delito.

AARONOW: No pedí serlo.

MOSS: Pues qué mala suerte, George, porque lo eres.

AARONOW: ¿Por qué? ¿Porque me contaste sobre esto?

MOSS: Así es.

AARONOW: Por qué me haces esto, Dave. ¿Por qué me estás hablando así? No entiendo.

¿Por qué estás haciendo todo esto

?

MOSS: Eso a ti te vale madres…

AARONOW: Bueno, bueno, bueno, nos sentamos a comer y a hablar y ahora soy un criminal…

MOSS: Tú quisiste.

AARONOW: En el abstracto…

MOSS: Que estoy haciendo concreto.

AARONOW: ¿Por qué?

MOSS: ¿Por qué? ¿Tú me darías cinco grandes?

AARONOW: ¿Necesitas cinco grandes?

MOSS: ¿Es lo que dije?

AARONOW: ¿Necesitas dinero? Es lo que

MOSS: Hey, hey, vamos a ponerlo simple. Lo que necesito no es el… ¿Qué necesitas?

AARONOW: ¿Qué hay con los cinco grandes (Pausa) Qué es lo que, tú dijiste que íbamos a repartirnos cinco…

MOSS: Mentí. (Pausa) ¿Bien? Mi parte es mi pedo, tu parte son veinticinco. Dentro o fuera. Tú dime, estás fuera tu asumes las consecuencias.

AARONOW: ¿Lo haré?

MOSS: Sí.

AARONOW: ¿Y por qué?

MOSS: Porque oíste.

Escena Tres

El restaurante. Roma está sentado solo en la barra. Lyngk está en la barra sentado junto a él, Roma está hablando con él.

ROMA: …todos los compartimientos del tren huelen un poco a mierda. Te acostumbras así que no te importa. Es la peor cosa que puedo confesar. ¿Sabes cuánto tardé en venir aquí? Un buen rato. Cuando mueras vas a arrepentirte de las cosas que no hiciste. ¿Piensas que eres raro…? Te voy a decir algo: Todos somos raros. ¿Crees que eres un ladrón? ¿Y qué? ¿Te quedas perplejo ante una moral de mediana clase…? Olvídate de eso. Olvídate. ¿Engañaste a tu esposa…? Lo hiciste, vive con eso. (Pausa) Te coges niñas pequeñas, que así sea. ¿Hay una moralidad absoluta? Tal vez. ¿Y luego qué? Si piensas que ahí está, entonces déjala ser. ¿La gente mala va al infierno? No lo creo. Si piensas así, actúa de ese modo. ¿El infierno existe en la tierra? Sí. No viviré en él. Así soy yo. ¿Alguna vez has cagado y sentiste como si hubieras dormido por doce horas…?

LINGK: ¿Yo…?

ROMA: Sí.

LINGK: No sé.

ROMA: ¿O una meada…? Una buena comida se desvanece en la reflexión. Todo lo demás son ganancias. ¿Sabes por qué? Porque solo es comida. Esta mierda que comemos nos mantiene a flote. Pero solo es comida. Las grandes cogidas que has tenido. ¿Las recuerdas?

LINGK: ¿Yo qué

?

ROMA: Sí.

LINGK: Mmmm…

ROMA: No sé. Yo diré lo que es, probablemente no es el orgasmo. Las viejas, antebrazos en tu cuello, algo que sus ojos hicieron, un sonido que ella hizo… o, yo. Acostado en el, te digo: yo, acostado en la cama; al día siguiente ella me compró un café au lait. Ella me da un cigarro, mis huevos se sienten como si fueran de piedra. ¿Eh? Lo que estoy diciendo, ¿Qué es nuestra vida? (Pausa) Es seguir a delante o ir hacia atrás. Y esa es nuestra vida. Es todo. ¿Dónde está el momento? (Pausa) ¿Y qué es a lo que le tenemos miedo? Perdida. ¿Qué más? (Pausa) El banco cierra, nos enfermamos, mi esposa murió en un avión, la bolsa de valores colapsó… la casa se quemó… ¿Cuál de todas ocurre…?

Ninguna, pero nos preocupamos de todos modos. ¿Qué quiere decir esto? No estoy seguro. ¿Cómo puedo estar seguro? (Pausa) ¿Con una fortuna más allá de lo mesurable? No. ¿Y qué hay más allá de lo contable? Es una enfermedad. Es una trampa. No hay una medida. Solo avaricia. ¿Cómo podemos actuar?

ROMA: Pensamos que el modo correcto de lidiar con algo es: “Hay una probabilidad de una en un millón de que pase, y va a pasar… a la chingada, no me va a pasar a mí…” No. Sabemos que ese no es el modo en el que pienso. (Pausa) Creemos que el modo correcto de lidiar con

esto es “Hay una probabilidad de una en tal y tal de que pase… Dios me proteja. No tengo poder, no dejes que me pase a mí…” Pero a eso le digo no. Hay algo más. ¿Qué es? “Si eso pasa DE TODAS FORMAS porque eso no está dentro de nuestros poderes, lidiaré con eso, justo como lo hago hoy con lo que me concierne hoy” Digo esto en cómo debemos actuar. Hago esas cosas que parecen correctas para mí hoy. Confío en mí. Y si la seguridad me preocupa, hago lo que hoy creo que me hará sentirme seguro. Y todos los días hago eso, cuando ese día llegue, que necesite una reserva, las probabilidades son que la tenga y la reserva real que tengo es la fortaleza que tengo de actuar cada día sin miedo. (Pausa) De acuerdo con lo que dice mi mente (Pausa) Acciones, bonos, objetos de arte, bienes raíces. ¿Qué son? (Pausa) Una oportunidad. ¿Para qué? ¿Para hacer dinero? Quizá. ¿Para perder dinero? Quizá. ¿Para “complacernos” y “aprender” sobre nosotros mismos? Quizá. ¿Y qué chingados? ¿Qué no lo es? Son una oportunidad. Es todo. Son un evento. Llega un tipo, se acerca hacia ti, haces una llamada, le das un folleto, no importa. “Estas son las propiedades que me gustaría que vieras.” ¿Qué significa? Lo que tú quieras que signifique.

ROMA: ¿Dinero? (Pausa) Es eso lo que significa para ti. ¿Seguridad? (Pausa) ¿Confort? (Pausa) Todo esto son, son. COSAS QUE TE PASAN. (Pausa) Es todo lo que son. ¿Cómo son diferentes? (Pausa) Algún pobre recién casado es atropellado por un taxi. Un camarero gana la lotería. (Pausa) Todo eso es, es una feria. ¿Qué es especial… qué nos atrae? (Pausa) Somos todos diferentes (Pausa) Somos diferentes (Pausa) No somos los mismos (Pausa) No somos iguales. (Pausa) Hmmm. (Pausa, suspiro) Ha sido un día pesado. (Pausa) ¿Qué estás tomando?

LINGK: Gimlet.

ROMA: Bueno, vamos a tomarnos un par más. Mi nombre es Richard ROMA. ¿Cuál es el tuyo?

LINGK: Lingk, James Lingk.

ROMA: James. Encantado de conocerte. (Se estrechan las manos) Es un placer conocerte, James. (Pausa) Quiero enseñarte algo. (Pausa) Puede que no signifique nada para ti, o tal vez no.

ROMA: No sé, ya no sé. (Pausa. Saca un pequeño mapa y lo pone en la mesa) ¿Qué es eso? Florida. Altiplanos Glengarry. Florida. “Florida. Mamadas” Y puede que sea cierto; y es lo que dije: pero mira aquí: ¿Qué es esto? Es un pedazo de tierra, Escucha lo que te voy a decir:

La oficina de bienes raíces. Saqueada. Un plato roto, la ventana cubierta, vidrio por todo el piso. Aaronow y Williamson parados, fumando.

AARONOW: La gente solía decir que hay números de tal magnitud que al multiplicarlos por dos no haría una diferencia. (Pausa)

WILLIAMSON: ¿Quién solía decir eso?

AARONOW: En la escuela.

(Pausa. Baylen, un detective, sale de la oficina)

BAYLEN: ¿Y bien…?

Roma entra desde la calle

ROMA: Williamson… Williamson, ¿Robaron los contratos…?

BAYLEN: Discúlpeme, señor…

ROMA: ¿Tienen mis contratos?

WILLIAMSON: Tienen…

BAYLEN: Disculpa, amigo.

ROMA: …ellos…

BAYLEN: Nos disculparías. ¿Por favor…?

ROMA: No me estés chingando. Estoy hablando de un pinche Cadillac, carro que me debes.

WILLIAMSON: Ellos no tomaron tu contrato, lo archivé antes de irme.

ROMA: Ellos no robaron mis contratos.

WILLIAMSON: Ellosdiscúlpame

(Vuelve a la oficina con el detective)

ROMA: Oh, carajo. Mierda. (Comienza a patear el escritorio) ¡MIERDA MIERDA MIERDA! ¡¡¡WILLIAMSON!!! ¡¡¡WILLIAMSON!!! (Va hacia la puerta, Williamson entró, intenta abrir la puerta; está cerrada) ABRE LA PUTA… WILLIAMSON

BAYLEN: (Saliendo) ¿Quién eres? Williamson sale.

WILLIAMSON: Ellos no tienen los contactos.

ROMA: Ellos…

WILLIAMSON: Ellos tienen, escúchame…

ROMA: Los…

WILLIAMSON: Escúchame: Tienen algunos de ellos.

ROMA: Algunos de ellos…

BAYLEN: ¿Quién te dijo?

ROMA: ¿Quién me dijo qu

tapada la ventana… Moss me dijo.

?

Tienes una pinche, tienes… un… ¿Quién es este…? Tienes

BAYLEN: (Mirando hacia la oficina) Moss… ¿Quién le dijo?

ROMA: ¿Cómo chingados voy a saber? (A Williamson) Qué… háblame.

WILLIAMSON: Tomaron algunos contr…

ROMA: …algunos contratos… Lingk. James Lingk. Yo cerré.

WILLIAMSON: Cerraste con él anoche.

ROMA: Sí.

WILLIAMSON: Bajó. Lo archivé.

ROMA: ¿En serio?

WILLIAMSON: Sí.

ROMA: Entonces estoy a la cabeza y me debes un Cadillac.

WILLIAMSON: Yo…

ROMA: Y no quiero ninguna chingadera y me vale verga, Lingk me puso a la cabeza, tú lo llenaste y eso está bien, lo llenaste, está bien, otra pendejada sucede y tú regresas. Tú, tú lo vuelves a cerrar porque lo cerré y tú… tú me debes el carro.

BAYLEN: Nos disculparías, por favor.

AARONOW: Yo, um, y pued… puede que estén adentro… están en… deberías, John, si estamos ase…

WILLIAMSON. Estoy seguro de que estamos asegurados, George. (Vuelve hacia adentro)

ROMA: A la verga el seguro, me debes un carro.

BAYLEN: (Caminando hacia la oficina interior) Por favor no se vaya. Voy a hablar con usted. ¿Cuál es su nombre?

ROMA: ¿Me estás hablando a mí? (Pausa)

ROMA: Mi nombre es Richard Roma.

Baylen vuelve a entrar a la oficina

AARONOW: Yo, tú sabes, deberían estar asegurados.

ROMA: ¿Qué te importa?

AARONOW: Ellos, tú sabes, no estarían tan mol…

ROMA: Sí. Qué padre. Sí, es verdad. (Pausa) ¿Cómo estás?

AARONOW: Bien. ¿Hablas del pizarrón? ¿Quieres decir el pizarrón?

ROMA: No sé… sí. Okay, el pizarrón.

AARONOW: Yo, yo, yo, estoy jodido en el pizarrón. Ve. Ve cómo yo… (Pausa) no puedo… mi mente debe de estar en otra parte porque no puedo hacer ninguna…

ROMA: ¿Qué? ¿No puedes hacer ninguna qué?

(Pausa)

AARONOW: No los puedo cerrar.

ROMA: Bueno, son viejos. Vi la mierda que te estaban dando.

AARONOW: Sí.

ROMA: ¿Huh?

AARONOW: Sí, son viejos.

ROMA: Son antiguos.

AARONOW: Clear…

ROMA: Clear Meadows. Esa mierda está muerta.

AARONOW: Está muerta

ROMA: Es una pérdida de tiempo.

AARONOW: Sí (Pausa larga) No soy bueno.

ROMA: Es…

AARONOW: Todo yo… tú sabes…

ROMA: Eso no… Chingue a su madre eso, George. Eres un, hey, tuviste un mal mes. Eres un buen hombre, George.

AARONOW: ¿Lo soy?

ROMA: Tuviste una mala racha. Todos la hemos tenido… mira; quince unidades en Mountain View, se robaron las pinches cosas.

AARONOW: Dijo que los llenó…

ROMA: Llenó la mitad de ellos, llenó el grande. Todos los pequeños, tengo que regresar y… ah mierda, tengo que ir con la cola entre las patas y cerrar el… (Pausa) Digo, hablando de una mala racha. Eso puede drenar la confianza de cual… tengo que ir y volver a cerrar todos mis… ¿Y los teléfonos?

AARONOW: Robaron…

ROMA: Robaron los…

AARONOW: Qué. Qué tipo de organización manejamos aquí donde… donde cualquiera…

ROMA: (A sí mismo) Robaron los teléfonos.

AARONOW: Donde los criminales pueden venir… tomaron los…

ROMA: Robaron los teléfonos. Robaron los contactos. Son… cristo. (Pausa) ¿Qué voy a hacer este mes? Oh, mierda… (Se acerca a la puerta)

AARONOW: Crees que vayan a atrapar

ROMA: A la calle.

¿A dónde vas?

WILLIAMSON: (Sacando la cabeza fuera de la puerta) ¿A dónde vas?

ROMA: Al restaura… ¿Qué chingados…?

WILLIAMSON: ¿No vas a salir hoy?

ROMA: ¿Con qué? (Pausa) Con qué, John. Se robaron los contactos…

WILLIAMSON: Tengo cosas del año pasado…

ROMA: Oh. Oh. Oh, tu archivo de “nostalgia” Está bien. No. Genial, porque no tengo que…

WILLIAMSON: ¿Quieres salir hoy…?

ROMA: Porque no tengo que comer este mes. No. Okay. Dámelas… (A sí mismo) Pinches Mitch y Murray se van a cagar… Lo que haré con todos…

WILLIAMSON se acerca de nuevo a la oficina. Se le acerca Aaronow.

AARONOW: Los contactos fueron…

ROMA: …qué voy a hacer en todo el mes…

AARONOW: ¿Los contactos fueron asegurados?

WILLIAMSON: No lo sé George. ¿Por qué?

AARONOW: Porque, tú sabes, porque no fueron. Sé que Mitch y Murray uh… (Pausa)

WILLIAMSON: ¿Qué?

AARONOW: Se van a enojar.

WILLIAMSON: Cierto. (Regresando a su oficina. Pausa. A Roma) ¿Quieres salir hoy…?

Pausa. Williamson regresa a su oficina.

AARONOW: Dijo que todos tenemos que ir a hablar con el tipo.

ROMA: ¿Qué?

AARONOW: Dijo que.

ROMA: ¿A la policía?

AARONOW: Sí.

ROMA: Qué lindo. Otra pérdida de tiempo.

AARONOW: ¿Una pérdida de tiempo? ¿Por qué?

ROMA: ¿Por qué? Porque no van a encontrar al sujeto.

AARONOW: ¿Los policías?

ROMA: Sí. Los policías. No.

AARONOW: ¿No lo harán?

ROMA: No.

AARONOW: ¿Por qué crees que no?

ROMA: ¿Por qué? Porque son pendejos. “Donde estuviste anoche…”

AARONOW: ¿Dónde estuviste?

ROMA: ¿Dónde estuve?

AARONOW: Sí.

ROMA: Estaba en casa. ¿Dónde estabas tú?

AARONOW: En casa.

ROMA: ¿Ves…? ¿Eres el tipo que entró?

AARONOW: ¿Fui yo?

ROMA: Sí.

AARONOW: No.

ROMA: Entonces no te preocupes, George. ¿Sabes por qué?

AARONOW: No.

ROMA: Porque no tienes nada que ocultar.

AARONOW: (Pausa) Cuando hablo con la policía me pongo nervioso.

ROMA: Sí. ¿Sabes quién no se pone nervioso?

AARONOW: No. ¿Quiénes?

ROMA: Los ladrones.

AARONOW: ¿Por qué?

ROMA: Ya están acostumbrados.

AARONOW. ¿En serio?

ROMA: Sí. (Pausa)

AARONOW: Pero. ¿qué les debería decir?

ROMA: La verdad, George. Siempre di la verdad. Es la cosa más fácil de recordar.

WILLIAMSON sale de la oficina con contactos, ROMA toma uno, lo lee.

ROMA: ¿Patel? ¿Ravidam Patel? ¿Cómo voy a poder ganar con estos prietos jodidos? ¿De dónde conseguiste esto? ¿De la morgue?

WILLIAMSON: Si no lo quieres, devuélvemela.

ROMA: No la “quiero”, si sabes a lo que me refiero.

WILLIAMSON: Te estoy dando tres contactos. Tú…

ROMA: ¿Cuál es el pinche punto de cualquier forma? Cuál es el punto. Tengo que pelear contigo, soportar a los policías, vender tu mierda a pinches pendejos con dinero en el colchón. Regreso y tú no puedes cuidar los contratos, tengo que regresar y cerrarlos de nuevo. ¿Por qué chingados desperdicio mi tiempo? A la verga, voy a salir y a cerrar los de la semana pasada…

WILLIAMSON: Murray dijo que los dejaras. Si necesitamos una nueva firma él mismo iría, él es el presidente, acaba de llegar al pueblo…

ROMA: Okay, Okay, Okay. Dame esta mierda, bien. (Toma los contactos)

WILLIAMSON: Te estoy dando tres…

ROMA: ¿Tres? Yo veo dos.

WILLIAMSON: Tres.

ROMA: ¿Patel? Chinga tu madre. Pinche Shiva le puede dar un millón de dólares, decirle que firme el contrato y él no lo haría. Y Visnú también. A la verga con eso, John. Tú conoces tu negocio, yo conozco el mío. El tuyo es ser un imbécil, y voy a encontrar de quién eres primo y voy a pensar una manera para que tu culo… Jódete, esperaré los nuevos contactos.

Entra Shelly Levene

LEVENE: Traigan el gis, traigan el gis… ¡Agarren el gis! ¡Lo cerré! Cerré al mama vergas, agarren el gis y pónganme en el pizarrón, ¡Voy a Hawái! ¡Ponme en el pizarrón del Cadillac WILLIAMSON! Agarra el pinche gis. Ocho unidades. Mountain View…

ROMA: ¿Vendiste ocho Mountain View?

LEVENE: A huevo que sí. ¿Quién quiere ir a desayunar? Yo invito. (Azota el contrato en el escritorio de WILLIAMSON ) Ochenta y dos pinches grandes. Y veinte grandes en comisión. John (Pausa) En la revista de los jodidos la suscripción va a la cabeza.

WILLIAMSON: ¿Quién?

LEVENE: (Señalando el contrato) Léelo. Bruce y Harriett Nyborg. (Mirando alrededor) ¿Qué pasó aquí?

AARONOW: Carajo. Los tuve en el río Glen.

Levene mira alrededor

LEVENE: ¿Qué pasó?

WILLIAMSON: Alguien entró.

ROMA: ¿Ocho unidades?

LEVENE: Así es.

ROMA: ¡Shelly…!

LEVENE: Hey, gran cosa. Rompí una mala racha.

AARONOW: Shelly, La máquina, Levene.

LEVENE: Tú…

AARONOW: Eso es genial.

LEVENE: Gracias, George.

Baylen asoma su cabeza fuera de la oficina, llama a Aaronow, Aaronow va a la oficina

LEVENE: WILLIAMSON, agarra el teléfono y llama a Mitch…

ROMA: Robaron los teléfonos…

LEVENE: Ellos…

ROMA: Se robaron las máquinas de escribir, se robaron los contactos, el dinero, los contratos…

LEVENE: Qu… qu… ¿Qué…?

AARONOW: Sufrimos un robo. (Entra a la oficina)

LEVENE: (Pausa) ¿Cuándo?

ROMA: Ayer, esta mañana. (Pausa)

LEVENE: ¿Robaron los contactos?

ROMA: Mmm.

Moss sale de la interrogación.

MOSS: Pinche imbécil.

ROMA: Qué, ¿Te pegaron con la macana?

MOSS: El policía no podría encontrar su verga a dos manos y con un mapa. Cualquiera que hable con él es un imbécil…

ROMA: ¿Vas a rolar?

MOSS: Vete a la verga, Ricky. No voy a salir hoy. Me voy a casa. Me voy a casa porque nada se está logrando… cualquiera que hable con ese tipo es…

ROMA: Adivina qué hizo la máquina.

MOSS: A la chingada la máquina.

ROMA: Mountain View. Ocho unidades.

MOSS: Pinche policía no tenía derecho de hablarme así. No robé el lugar.

ROMA: ¿Oíste lo que dije?

MOSS: Sí, cerró un trato.

ROMA: Ocho unidades. Mountain View.

MOSS: (A Levene) ¿Hiciste eso?

LEVENE: Sí.

(Pausa)

MOSS: Vete a la verga.

ROMA: Adivina quién.

MOSS: Cuándo…

LEVENE: Justo ahora.

ROMA: Adivina quién.

MOSS: Esta mañana tú…

ROMA: Harriet y bla bla Nyborg.

MOSS: ¿Hiciste eso?

LEVENE: Ochenta y dos mil dólares.

MOSS: Esos pinches jodidos…

LEVENE: Mis nalgas. Les dije. (A Roma) Escuchen, dije…

MOSS: Hey, no quiero escuchar tus pinches historias de guerra…

ROMA: Chinga tu madre, Dave…

LEVENE: “Tienen que creer en sí mismos… ustedes”—miren—“¿bien…?”

MOSS: (A Williamson) Dame contactos. Saldré…. Me estoy saliendo de…

LEVENE: “…tienen que confiar en ustedes…”

MOSS: Na, a la verga con los contactos. Me voy a casa.

LEVENE. “Bruce, Harriet… Carajo, confíen en ustedes…”

ROMA: No hemos tenido un contacto…

MOSS: ¿Por qué no?

ROMA: Se los llevaron…

MOSS: Hey, eran pinche basura aun así… todo este…

LEVENE: “…Miran alrededor, dicen, ‘esta tiene esto y esto, y yo no tengo nada…”

MOSS: Mierda.

LEVENE: “¿Por qué? ¿Por qué no agarro las oportunidades…?”

MOSS: ¿Y se robaron los contratos…?

ROMA: ¿Qué chingados te importa?

LEVENE: “Quiero decirte algo, Harriet…”.

MOSS: ¿Y eso qué chingados quiere decir…?

LEVENE: Cállate, estoy contando esto…

AARONOW asoma la cabeza.

AARONOW: ¿Alguien nos puede conseguir café?

MOSS: ¿Cómo te va? (Pausa)

AARONOW: Bien.

MOSS: Uh-oh.

AARONOW: Si alguien va, que me compre un café.

LEVENE: “Tienen la…” (a Roma) ¿Huh? ¿Huh?

MOSS: ¿Qué chingados quiere decir?

LEVENE: “Tienen la oportunidad, la tienen. Como yo la tengo, como todos.”

MOSS: ¿Ricky?

¿Que no me importa si se robaron los contratos? (Pausa)

LEVENE: Los tengo en la cocina. Estoy comiendo su pastel de migas.

MOSS: ¿Qué quiere decir?

ROMA: Quiere decir, Dave, que no has cerrado nada en un mes, no es de mi incumbencia, pero me orillas a responderte (Pausa) y no tienes un contrato que puedan robarse o así.

MOSS: Tienes una mala racha Ricky, ¿Lo sabías…?

LEVENE: Rick. Deja te cuento. Espera, estamos en la…

MOSS: Cállate el puto hocico. (Pausa) Ricky. Tienes una mala racha en ti… (a Levene) ¿Y de qué chingados estás balbuceando…?

MOSS: (a Roma) Echándomelo en cara. Estuviste en una mala y te lo eché en cara y tú también lo harías, un buen rato.

ROMA: ¿Quién dijo “A la chingada la máquina”?

MOSS: ¿” A la chingada la máquina”? ¿” A la chingada la máquina”? Qué es esto. ¿Clase de etiqueta…? Estás pendejo, Rick. ¿Estás loco? Eres guapo, ¡¿Así que crees que eres el dueño del lugar…?! Quieres…

LEVENE: Dave…

MOSS: …Cállate. ¿Decidiendo cómo cada quién debe ser tratado? ¿Es eso? Vengo a la pinche oficina hoy, soy humillado por ese pinche policía. Soy acusado de… Y esta mierda en mi cara que me tiraste, mierda de verdad, porque estás a la cabeza en el pizarrón…

ROMA: ¿Es lo que hice, Dave? ¿Te humillé? Por Dios… Lo siento…

MOSS: Sentándote en la cima del mundo, sentándote en la cima del mundo, todo es pinche terciopelo…

ROMA: Oh, y no tengo tiempo para echar humanitarismo en su suerte últimamente. Vete a la verga, Dave. Tienes una boca grande. Cierras y eres inmamable, te crees la gran verga. “Cuánto has digerido” ¡Qué hombresote eres! “Hey, déjame comprarte unos chicles, te enseñaré como masticarlos” Tu amigo cierra, y todo lo que sale de tu boca es bilis. Qué jodido estás…

MOSS: ¿Quién es mi amigo…? Y qué eres tú, Ricky, huh, qué eres tú ¿El obispo Sheen? ¿Quién chingados eres, todas mías? Qué eres ¿Amigo de los obreros? Gran cosa. Vete a la verga, tienes la memoria de una pinche mosca. Nunca me caíste bien.

ROMA: ¿Qué es esto? ¿Tu discurso de despedida?

MOSS: Me voy a casa.

ROMA: ¿Tu despedida a las tropas?

MOSS: No voy a casa. Me voy a Wisconsin.

ROMA: Buen viaje.

MOSS: (Simultáneamente con “viaje”) Y vete a la mierda. Chinguen a su madre todos, váyanse a la verga.

Moss sale, pausa.

ROMA: (A Levene) ¿En qué ibas? (Pausa) Vamos, vamos. Los tenías en la cocina, tenías los datos regados, estás en tus mangas, puedes olerlo. ¿Huh? Se iban a animar, estabas comiendo su pastel de migas. (Pausa)

LEVENE: Estoy comiendo su pastel de migas…

ROMA: ¿Cómo estaba?

LEVENE: De la tienda.

ROMA: Que se joda…

LEVENE: “Lo que tenemos que hacer es admitir que vemos una oportunidad… y la tomamos. (Pausa) Y eso es todo.” Y nos sentamos ahí. (Pausa) Saqué la pluma…

ROMA: “Siempre debes de cerrar…”

LEVENE: Es lo que digo. Los viejos métodos. Los viejos modos, convertir al

cabrón…venderle

cocina, bla: tienen el dinero en bonos del gobierno… Digo chingue a su madre, vamos por todo. Juego las ocho unidades. Ochenta y dos grandes. Les digo “Esto es ahora. Esto es lo que habían soñado, van a encontrar esa maleta en el tren, el tipo sale de la puerta, la maleta

está llena de dinero. Eso es esto, Harriett…”

venderle… hacer que firme el cheque. (Pausa) El… Bruce, Harriet… la

ROMA: (Reflexivo) Harriett…

LEVENE: Bruce… “No quiero andarme con mamadas. No quiero andar con cuidado y ser cauteloso con esto, tienes que ver es, Yo lo hago, también. Vine para hacerte bien a ti y a mí. Para ambos. ¿Por qué tomar una posición parcial? El único arreglo que aceptaré es la inversión completa. Punto. Las ocho unidades enteras. Sé que están diciendo que quieren estar ‘seguros’, sé lo que están diciendo, yo sé que, si los dejo, dirían que regrese mañana, y cuando atraviese esa puerta, harían una taza de café… se sentarían… y pensarían ‘vamos por

lo seguro…’ y para no decepcionarme comprarían una unidad o dos, porque se asustaron porque vieron la posibilidad. Pero esto no lo hará, y esto no es el tema…” Escuchen, Sí dije esto. “No es el tema de nuestra tarde juntos.” Les puse enfrente la pluma. La agarré en mi mano. Giré el contrato, ocho unidades, ochenta y dos grandes. “Ahora quiero que firmen.” (Pausa) Me senté. Cinco minutos. Diez. Me senté ahí, Ricky, veintidós minutos pasaron en el reloj de la cocina. (Pausa) Ni una palabra, ni un movimiento. ¿Qué estoy pensando? “Mi brazo se está cansando?” No. Lo hice. Lo hice. Como en los viejos días, Ricky. Como fui educado… como, como, como solía hacerlo… lo hice.

ROMA: Como me enseñaste…

LEVENE: Mamadas, tú… No. Eso es genial… bueno, si lo hice, entonces me alegra haberlo hecho. Bueno. Los encerré, todo en ellos, nada en mí. Todos mis pensamientos están en ellos. Tengo el último pensamiento que dije: “Ahora es el momento.” (Pausa) Firmaron, Ricky. Fue grandioso. Fue muy chingón. Fue como si se hubieran marchitado. Sin gestos… nada. Juntos.

LEVENE: Ellos, lo juro por Dios, como que se hundieron imperceptiblemente. Y él agarra la pluma y firma, se la pasa a ella, ella firma. Fue muy solemne. Solo lo dejé pasar. Asentí así, asentí de nuevo. Agarré su mano y le di un apretón. Tomé las manos de ella y le di un apretón.

“Bruce… Harriet…” Les estoy sonriendo. Estoy asintiendo. Me dirijo a la sala, voy al buró. (Pausa) ¡¡No sabía que había un pinche buro ahí!! Él regresa, él nos da un trago. Pequeños vasos de shot. Un grabado en ellos. Y brindamos. En silencio. (Pausa)

ROMA: Esa fue una gran venta, Shelly. (Pausa)

LEVENE: Ah, joder. ¡Fichas! ¡Fichas! (Williamson asoma la cabeza fuera de la oficina) ¡Sácame! ¡Sácame a vender!

WILLIAMSON: Los contactos ya vienen.

LEVENE: ¡Tráemelos!

WILLIAMSON: Le hablé a Mitch y Murray hace una hora. Ya vienen en camino. Comprenderás que están un poco enojados por lo de esta mañana…

LEVENE: ¿Les dijiste de mi venta?

WILLIAMSON: ¿Cómo podría decirles de tu venta? ¿Eh? No tengo un tel… les diré de tu venta cuando traigan los contactos. ¿Bien? ¿Shelly? ¿Bien? Tuvimos un pequeño… Cerraste un buen trato. Bien.

LEVENE: Es mejor que una buena venta. Es una…

WILLIAMSON: Mira: Tengo muchas cosas en mi mente, ya vienen, de acuerdo, están muy enojados, intento calmar…

LEVENE: Todo lo que te digo: Que lo único que les podrías decir es que es una venta extraordinaria.

WILLIAMSON. La única cosa extraordinaria es a quién se la hiciste.

LEVENE: ¿Qué chingados quiere decir?

WILLIAMSON: Que si la venta pega, será un milagro.

LEVENE: ¿Y por qué no va a pegar? Hey, jódete. Es lo que digo. No tienes idea de tu trabajo. Un hombre es su trabajo y estás jodido en el tuyo. ¿Oyes lo que te estoy diciendo? Tu “pizarrón de fin de mes…” No puedes manejar una oficina, no me importa. Tú no sabes lo que es. No tienes el sentido, no tienes los huevos. ¿Has estado en una venta? ¿Alguna vez? Este chupa vergas alguna vez ha… te has sentado con un client…

WILLIAMSON: Yo me calmaría si fuera tú, Shelly.

LEVENE: ¿Si fuera tú? ¿Si fuera tú…? O qué vas a hacer. ¿Despedirme?

WILLIAMSON: No es imposible.

LEVENE: ¿En una venta de ochenta y dos mil? Y ni siquiera es medio día.

ROMA: ¿Los cerraste hoy?

LEVENE: Sí. Esta mañana. (a Williamson) Lo que quiero decirte: Es que las cosas pueden cambiar. ¿Ves? Aquí es donde la cagas porque es algo que tú no sabes. No puedes ver el camino y ver lo que viene. Puede que sea alguien más, John. Puede que sea alguien nuevo, ¿Eh? Y no puedes verlo porque no sabes la historia. Pregunta dónde estábamos en Rio Rancho, ¿quién era el mejor hombre? ¿Un mes? ¿Dos meses? Ocho meses de doce por tres años seguidos. ¿Sabes lo que significa? ¿Es suerte? ¿Fueron contactos robados? Eso es habilidad. Eso es talento, eso, eso es…

ROMA: …sí…

LEVENE: …y no lo recuerdas porque no estuviste. Eso es llamado en frío. Caminar a la puerta. Ni siquiera sé su nombre. Vendo algo que ni siquiera quieren. Hablas sobre la venta suave… antes de que tuviera un nombre. Antes de que la llamáramos, la hacíamos.

ROMA: Así es, Shel.

LEVENE: Y, y, y, lo hice. Y llevé a una niña a la escuela. Ella… y… llamados en frío, amigo. Puerta a puerta. Pero no sabes. No sabes. Nunca has oído de una racha. Nunca oíste

de “ordenar tu fuerza de ventas…” Qué eres tú, eres una secretaria, John. Jódete. Es mi mensaje para ti. Chinga tu madre y bésame el culo. No te gusta, iré con Jerry Graff. Punto. Jódete. Ponme en el pizarrón. Y quiero tres contactos que valgan la pena hoy y no quiero ninguna mamada y las quiero juntas porque las voy a cerrar hoy. Es lo que tengo que decirte.

ROMA: Tiene razón, Williamson.

Williamson entra a la oficina. Pausa

LEVENE. No está bien. Lo siento, y te diré a quién hay que culpar a Mitch y a Murray.

Roma ve algo afuera de la ventana.

ROMA: (Susurrando) Oh, Cristo.

LEVENE: Al carajo con él. Vamos a comer, las fichas no van a estar hasta

ROMA: Eres un cliente. Te he vendido cinco Granjas Waterfront Glengarry. Me sobo la cabeza y me tiras la señal “Kenilworth”

LEVENE: ¿Cuál es?

ROMA: Kenilw…

Lingk entra a la oficina.

ROMA: (A Levene) Soy dueño de la propiedad, mi madre es dueña de la propiedad. La metí. Voy a enseñarte en las parcelas. Verás cuando estés en casa, de la A-3 a la A-14 y 26 hasta la 30. Tómate tu tiempo y si sigues sintiendo.

LEVENE: No, Sr. Roma. No necesito el tiempo, he hecho muchas inversiones en el último…

LINGK: Tengo que hablar contigo.

ROMA: (Mirando) ¡Jim! ¿Qué estás haciendo aquí? Jim Lingk, D. Ray Morton…

LEVENE: Gusto en conocerte.

ROMA: Puse a Jim en Black Creek… estás familiarizado con…

LEVENE: No… Black Creek. Sí. ¿En Florida?

ROMA: Sí.

LEVENE: Quería hablar contigo acerca de…

ROMA: Bueno, lo haremos el fin de semana.

LEVENE: Mi esposa me dijo que debía investigar…

ROMA: Hermosa tierra ondulada. Le estaba diciendo a Jim y a Jinny, Ray, quiero enseñarte algo. (A Levene) Tú, Ray, comes en muchos restaurantes. Sé que lo haces… (A Lingk) Mr. Morton está con American Express… Él es (A Levene) ¿Le puedo decir a Jim qué haces…?

LEVENE: Claro.

ROMA: Ray es el director de todas las ventas y servicios en Europa para American Express… (A Levene) Pero digo que no has comido hasta que hayas probado… estaba en la casa de los Lingks ayer… de hecho. ¿De qué característica del servicio estabas hablando…?

LEVENE: Cual…

ROMA: “Cocina de hogar” …cómo la llamabas, decías que tenías una frase para eso…

LEVENE: Uh…

ROMA: Hogar…

LEVENE: Cocina de hogar…

ROMA: ¿La entrevista mensual…?

LEVENE: ¡Oh! Para la revista…

ROMA: Sí, era de algo que hablabas…

LEVENE: Bueno, no va a salir hasta edición de febrero… claro. Claro, adelante, Ricky.

ROMA: ¿Estás seguro?

LEVENE: (Asiente) Adelante.

ROMA: Bueno, Ray comía en la casa de uno de sus hombres en Francia… el hombre es francés ¿No?

LEVENE: No, su esposa sí.

ROMA: Ah, su esposa es. Ray: ¿Qué horas son…?

LEVENE: Doce quince.

ROMA: ¡Oh! Por Dios… ¡Tengo que llevarte a tu vuelo!

LEVENE: No dije que tomaba el de las dos…

ROMA: No, dijiste el de la una. Por eso dijiste que no podíamos hablar hasta Kenilworth.

LEVENE: Oh, por Dios, ¡Tienes razón! Estoy en el de la una… (Se para) Bueno, vamos…

LINGK: Tengo que hablar contigo…

ROMA: Tengo que llevar a Ray a O’Hare… (A Levene) Vamos, hay que apurarnos… (Sobre su hombro) ¡John! Llama a American Express en Pittsburgh por el señor Morton, por favor. Diles que va a tomar el de la una (A Lingk) Te veré…Cristo, siento que hayas venido hasta acá en… Acompañaré a Ray a O’Hare… Espera, Yo…no. (A Levene) Veré a tu hombre en el banco… (A Lingk) Ojalá hubieras llamado… Mira… bueno: ¿Tú y Jinny van a estar en casa hoy? (Se soba la frente)

LINGK: Yo…

LEVENE: Rick.

ROMA: ¿Qué?

LEVENE: ¿Kenilworth…?

ROMA: ¿Disculpa…?

LEVENE: Kenilworth.

ROMA: Oh, Dios…Oh, Dios… (Roma toma a Lingk. Sotto) Jim, discúlpame… ya te dije, que él es el vicepresidente de American Express. Su familia es dueña del 32 por… en los últimos años le he vendido… no puedo decirte la cantidad, pero es mucha tierra. Le prometí hace cinco semanas que iría a la fiesta de su esposa en Kenilworth hoy. (Suspira) Tengo que irme. Tú entiendes. Me tratan como a un miembro de su familia, así que tengo que ir. Es gracioso, tienes una imagen del hombre de negocios, todo negocios… este hombre, no. Vamos a su casa un día. Veamos (Checa su agenda) Mañana. No. Mañana estaré en L.A…. Lunes… Te llevaré a comer. ¿A dónde quieres ir?

LINGK: Mi esposa…

Roma se soba la cabeza.

LEVENE: (Parado en la puerta) ¿Rick…?

ROMA: Lo siento, Jim. No puedo hablar ahora. Te llamaré en la noche… Lo siento, voy, Ray. (Se acerca a la puerta)

LINGK: Mi esposa dijo que cancelara la venta.

ROMA: Es una reacción común, Jim. Te diré lo que es, y yo sé por qué estás casado con ella. Una de esas razones es la prudencia. Es una inversión grande. Uno piensa dos veces…

es algo que las mujeres tienen. Es una reacción al tamaño de la inversión. Lunes, si me invitas a comer de nuevo (A Levene) Esta mujer cocina

LEVENE: (Simultáneamente) Seguro que ella…

ROMA: (A Lingk) Vamos a hablar. Te voy a decir algo. Porque (Sotto) hay algo de la superficie que quiero que sepas. No debería, y, de hecho, por ley, yo… (Se encoje de hombros, resignado) El hombre junto a ti, él compró sus lotes a cuarenta y dos, el llamó para decir que ya tenía una oferta… Roma se soba la cabeza

LEVENE: ¿Rick…?

ROMA: Voy, Ray… ¡Qué día! Te llamo esta tarde, Jim. Siento que hayas tenido que venir… Comida el lunes.

LINGK: Mi esposa…

LEVENE: Rick, tenemos que irnos.

LINGK: Mi esposa…

ROMA: lunes.

LINGK: Ella llamó a servicio al consumidor… el abogado, no sé. El abogado… él dijo que teníamos tres días.

ROMA: ¿A quién llamó?

LINGK: No sé, el abogado gen… el… la oficina del consumidor, um…

ROMA: ¿Por qué hizo eso, Jim?

LINGK: No sé. (Pausa) Dicen que tenemos tres días. (Pausa) Dicen que tenemos tres días.

ROMA: Tres días.

LINGK: Para… tú sabes.

Pausa

ROMA: No, no sé. Dime.

LINGK: Para cambiar de opinión.

ROMA: Claro que tienes tres días. Pausa.

LINGK: Así que no podemos hablar el lunes.

ROMA: Jim, Jim, viste mi agenda… no puedo, viste mi agenda…

LINGK: Pero tenemos antes del lunes. Para tener nuestro dinero de vuel…

ROMA: Tres días hábiles, quieren decir tres días hábiles.

LINGK: miércoles, Jueves, Viernes.

ROMA: No entiendo.

LINGK: Es lo que son. Tres días hábiles… si espero hasta el lunes, mi tiempo se acaba.

ROMA: No contaste el sábado.

LINGK: Claro que no.

ROMA: No, digo que no incluiste el sábado… en tus tres días, no es un día hábil.

LINGK: Pero no lo estoy contado. (Pausa) miércoles. Jueves. Viernes. Ya habría pasado.

ROMA: ¿Qué había pasado?

LINGK: Si esperamos hasta el lun…

ROMA: ¿Cuándo escribiste el cheque?

LINGK: Ayer…

ROMA: ¿Qué fue ayer?

LINGK: martes.

ROMA: ¿Y cuándo fue el cheque cobrado?

LINGK: No sé.

ROMA: ¿Cuándo pudo haber sido cobrado lo más pronto? Pausa

LINGK: No sé.

ROMA: Hoy. (Pausa) Hoy, en cuyo caso, no fue cobrado, así como hay un par de puntos en el acuerdo que quería enseñarte en todo caso.

LINGK: ¿El cheque no fue cobrado?

ROMA: Llamé a la central, y está en su escritorio.

LEVENE: Rick…

ROMA: Un momento, estaré contigo. (A lingk) De hecho, un… un punto del cual te hablé (Mira alrededor) el cual te hablé, no puedo hablar de eso aquí.

El detective asoma su cabeza en la puerta.

BAYLEN: ¡¡¡Levene!!!

LINGK: Yo, yo…

ROMA: Escúchame, la cláusula fue para tu protección. No tengo quejas con eso, de hecho, era un miembro del equipo cuando hicimos el borrador, así que es todo lo contrario. Ahí dice que puedes cambiar de opinión tres días hábiles después de que el trato se haya cerrado.

BAYLEN: ¡LEVENE!

ROMA: El cual, espera un segundo, el cual no empieza hasta que se haya cobrado el cheque.

BAYLEN: ¡¡LEVENE!!

Aaronow sale de la oficina del detective

AARONOW: Estoy con estos pinches pendejos, nadie debería hablarle a un hombre así. ¿Cómo te atreves a hablarme así ?

BAYLEN: ¡LEVENE!

Williamson sale de la oficina.

AARONOW: …cómo puedes hablarme así… cómo…

LEVENE: (A Roma) Rick, voy a parar un taxi.

AARONOW: No robé…

Williamson ve a Levene.

WILLIAMSON: Shelly: Ven a la oficina.

AARONOW: Yo no… por qué yo… “Dónde estuviste…” ¿Alguien me escucha…? ¿Dónde está Moss…? ¿Dónde…?

BAYLEN: ¿Levene? (a Williamson) Ese es Lev…

Baylen se acerca a Lingk.

LEVENE: (Llevando a Baylen a la oficina) Ah, ah. Quizá pueda ayudarte con eso… (A Roma y Lingk cuando sale) ¿Si nos disculpas…?

AARONOW: (Simultáneamente con el dialogo de Levene) …Vengo aquí… trabajo aquí… no vine a ser maltratado…

WILLIAMSON: Ve a comer. ¿Podrías?

AARONOW: Quiero trabajar, por eso vine…

WILLIAMSON: Los contactos ya vienen, te dejaré…

AARONOW: …a eso vine. Pensé que…

WILLIAMSON: Solo ve a comer.

AARONOW: No quiero ir a comer.

WILLIAMSON: Ve a comer, George.

AARONOW: ¿Cómo se le ocurre hablarle así a un obrero? No es…

WILLIAMSON: (Lo agarra) Lo harías afuera, aquí estamos tratando de hacer cosas…

AARONOW: Eso es, eso es, eso es lo que trato de hacer. (Pausa) Es por eso por lo que vine. Conocí las técnicas Gestapo…

WILLIAMSON: (Regresando a su oficina) Discúlpenme…

AARONOW: Conocí las técnicas Gestapo… conocí las técnicas Gestapo… no está bien… ningún hombre tiene el derecho de “llamar a un abogado” significa que eres cul… estás bajo sos…” Co…” dice, “coopera” o vamos a la central. Eso no es… en todo el tiempo que he estado…

WILLIAMSON: (Saliendo de la oficina) Podrías salir de aquí. Podrías largarte de aquí. Podrías. Trato de manejar una oficina aquí. ¿Podrías ir a comer? Ve a comer. ¿Podrías ir a comer? (Regresa a la oficina)

ROMA: (A Aaronow) Nos disculparías…

AARONOW: ¿A dónde se fue Moss…? Yo…

ROMA: ¿Nos disculparías por favor?

AARONOW: Uh, uh, ¿él fue al restaurante? (Pausa) Yo… yo… (sale)

ROMA: Lo siento mucho, Jimmy. Te pido una disculpa.

LINGK: No soy yo, es mi esposa.

ROMA: ¿Qué pasa?

LINGK: Te lo dije.

ROMA: Dime de nuevo.

LINGK: ¿Qué está pasando aquí?

ROMA: Dime de nuevo. Tu esposa.

LINGK: Te lo dije.

ROMA: Dímelo de nuevo.

LINGK: Quiere su dinero de vuelta.

ROMA: Vamos a hablar con ella.

LINGK: No. Me dijo que “ahora mismo”.

LINGK: Ella no escucha.

El Detective asoma la cabeza.

BAYLEN: Roma.

LINGK: Ella me dijo que, si no, tenía que llamar al abogado del estado.

ROMA: No, no. Eso es algo que ella “dijo” no tenemos que hacerlo.

LINGK: Me dijo que tenía que hacerlo.

ROMA: No, Jim.

LINGK: Tengo qué. Si no tengo mi dinero de vuelta…

Williamson le señala a Roma a Baylen.

BAYLEN: ¡Roma! (a Roma) te estoy hablando a ti…

ROMA: Mira… (general) Alguien podría quitarme de encima a este tipo.

BAYLEN: ¿Tienes un problema?

ROMA: Sí, tengo un problema. Lo tengo. Mi am… No soy yo el que hice este desmadre. Estoy haciendo negocios, estaré contigo en un momento. ¿entendido? (Mira alrededor, Lingk se acerca a la puerta) ¿A dónde vas?

LINGK: Yo…

ROMA: ¿A dónde vas…? Soy yo… Este es Ricky, Jim. Jim. Lo que quieras, lo quieres, lo tienes. ¿Entiendes? Soy yo. Algo te aqueja, siéntate, siéntate. Dime qué es. (Pausa) ¿Voy a ayudarte a resolverlo? A huevo que sí. Siéntate. ¿Te digo algo…? A veces necesitamos a alguien de fuera. Es… no, siéntate… háblame.

LINGK: No puedo negociar.

ROMA: ¿Y eso qué quiere decir?

LINGK: Que…

ROMA: …qué, qué, dilo. Dímelo.

LINGK: Yo…

ROMA: ¿Qué?

LINGK: Yo…

ROMA: ¿Qué…? Di las palabras.

LINGK: No tengo el poder. (Pausa) Lo dije.

ROMA: ¿Qué poder?

LINGK: El poder de negociar.

ROMA: ¿Negociar qué? (Pausa) ¿Negociar qué?

LINGK: Esto.

ROMA: Esto ¿Qué?

Pausa

LINGK: El trato.

ROMA: El “trato,” olvida el trato. Olvida el trato, tienes algo en tu mente, Jim, ¿Qué es?

LINGK: (Subiendo la voz) No puedo hablarte, conociste a mi esposa, yo…

ROMA: ¿Qué? (Pausa) ¿Qué? (Pausa) Qué, Jim: Te diré qué, vamos a salir… vamos a tomar unos tragos

LINGK: Ella me dijo que no te hablara.

ROMA: Vamos… nadie se va a enterar. Vamos a la esquina y tomamos un trago.

LINGK: Ella me dijo que tenía que tener de vuelta el cheque o llamar al abogado del est…

ROMA: Olvida el trato, Jimmy. (Pausa) Olvida el trato… tú me conoces. El trato está muerto. ¿Estoy hablando del trato? Se acabó. Por favor. Vamos a habar de ti. Vamos. (Pausa, ROMA se levanta y comienza a caminar hacia la puerta) Vamos. (Pausa) Vamos, Jim. (Pausa) Quiero decirte algo. Tu vida es tuya. Tienes un contrato con tu esposa. Tienen cosas que hacen juntos, tienen un vínculo… y también hay otras cosas. Esas cosas son tuyas. No debes de sentirte avergonzado, no debes sentir que estás siendo desleal… o que ella te abandonaría si se enterara. Esta es tu vida (Pausa) Sí. Ahora quiero hablar contigo porque obviamente estás triste y eso me concierne. Vamos, ahora.

Lingk se para y se dirige a la puerta.

BAYLEN: (Saca la cabeza de la puerta) Roma…

LINGK: …y…y…

ROMA: ¿Qué?

LINGK: Y el cheque es…

ROMA: ¿Qué te dije? (Pausa) ¿Qué te dije de los tres días…?

BAYLEN: Roma, te importaría, me gustaría ir a comer…

ROMA: Estoy hablando con el señor Lingk. Si me permites, estaré de vuelta. (Checa su reloj) Estaré de vuelta en un rato… te dije, checa con el Señor Williamson.

BAYLEN: Los de la central dijeron…

ROMA: Llame de nuevo. ¡Señor Williamson!

WILLIAMSON: Sí.

ROMA: El señor Lingk y yo vamos a…

WILLIAMSON: Sí. Por favor, por favor. (A Lingk) La policía (se encoje de hombros) puede ser…

LINGK: ¿Qué está haciendo la policía?

ROMA: No es nada.

LINGK: ¿Qué está haciendo la policía aquí?

WILLIAMSON: Tuvimos un robo anoche.

ROMA: No fue nada… le estaba asegurando Sr. Lingk…

WILLIAMSON: Sr. Lingk. James Lingk. Su contrato salió. Nada qué…

ROMA: John…

WILLIAMSON: Su contrato llegó al banco.

LINGK: ¿Cobró el cheque?

WILLIAMSON: Nosotros…

ROMA: Sr. Williamson…

WILLIAMSON: Su cheque fue cobrado ayer en la tarde. Y estamos completamente asegurados, como sabe, en todo caso.

Pausa

LINGK: (A Roma) ¿Cobraste el cheque?

ROMA: No que yo sepa, no…

WILLIAMSON: Estoy seguro de que podemos…

LINGK: Oh, Cristo… (Se acerca a la puerta) No me sigas… Oh, Cristo. (Pausa, a Roma) Se que te fallé, lo siento. Per… perdóname… por… ya no sé. (Pausa)

Lingk sale. Pausa

ROMA: (a Williamson) Hijo de tu reputísima madre. Tú, Williamson… te estoy hablando, pendejo… me acabas de costar seis mil dólares (Pausa) Seis mil dólares y un Cadillac. En serio. ¿Qué vas a hacer? ¿Qué vas a hacer al respecto? Imbécil. Pedazo de mierda. Dónde aprendiste tu oficio. Tú, estúpido pendejo de mierda. Idiota. ¿Quién te dijo que podías trabajar con hombres?

BAYLEN: Podría…

ROMA: Voy a quitarte tu trabajo, pendejo. Voy a la central y hablaré con Mitch y Murray, e iré con Lemkin. No me importa de quién eres ahijado, a quién conoces, a quién se la estás mamando. Te vas a largar, te lo juro, te vas a…

BAYLEN: Hey, amigo, vamos a acabar con esto…

ROMA: Todos en esta oficina vivimos de nuestro talento… (A Baylen) Estaré contigo en un segundo. (A Williamson) Para lo que fuiste contratado, fue para ayudarnos. ¿No te queda claro?

ROMA: Para ayudarnos. No para jodernos… para ayudar a hombres que salen a tratar de ganarse la vida. Maricón. Tú, Godínez… te diré algo más. Espero que tú la hayas cagado, le puedo decir a nuestro amigo algo que pueda ayudarle a atraparte (se dirige a la puerta)

quieres aprender la primera regla, la sabrías si hubieras pasado un día en tu vida… nunca abres tu boca hasta que sepas de qué va el asunto. (Pausa) pinche niño…

Roma entra a la oficina

LEVENE: Eres un pendejo, Williamsonpausa

WILLIAMSON: Mmm.

LEVENE: Si no puedes pensar deberías callarte. (Pausa) ¿Me oyes? Te estoy hablando, ¿Me oyes?

WILLIAMSON: Sí. (Pausa) te oigo.

LEVENE: No puedes aprender eso una oficina. ¿Eh? Tiene razón. Tienes que aprenderlo en las calles. No puedes comprar eso. Tienes que vivirlo.

WILLIAMSON: Mmm.

LEVENE: Sí. Mmm. Sí, Exactamente. Exactamente, porque tu compañero depende de eso. (Pausa) Te estoy hablando, trato de decirte algo.

WILLIAMSON: ¿En serio?

LEVENE: Sí.

WILLIAMSON: ¿Qué quieres decirme?

LEVENE: Lo que Roma trata de decirte. Lo que te dije ayer. El porqué no perteneces a este negocio.

WILLIAMSON: Por qué no…

LEVENE: Deberías escucharme, un día tal vez digas, “Hey…” No, al carajo eso, tú solo escucha lo que voy a decir: Tu compañero depende de ti. Tu compañero… un hombre que es tu “compañero” depende de ti… tienes que ir con él y por él… o eres mierda, eres mierda, no puedes existir solo…

WILLIAMSON: (Pasando por delante de él) Con permiso

LEVENE: …con permiso, no. Puedes ser tan frío como quieras, pero solo jodiste seis mil dólares de un buen hombre y su jodido bono porque no sabías de qué iba el asunto, si puedes hacer eso y no eres lo suficientemente hombre entonces no sé qué, si tú no puedes agarrar algo de eso… (bloqueando su camino) eres basura, eres pinche blando. Puedes ser tan frío como quieras, un niño lo sabría, él tiene razón (Pausa) vas a inventar algo, asegúrate que va a ayudarlo o cállate. Pausa

WILLIAMSON: Mmm

Levene levanta su brazo.

LEVENE: Ya acabé contigo. Pausa.

WILLIAMSON: ¿Cómo sabes que lo inventé?

LEVENE: (Pausa) ¿Qué?

WILLIAMSON: ¿Cómo sabes que lo inventé?

LEVENE: ¿De qué estás hablando?

WILLIAMSON: Dijiste, “No inventas algo a menos de que vaya a ser de ayuda.” (Pausa) ¿Cómo sabes que lo inventé?

LEVENE: ¿De qué estás hablando?

WILLIAMSON: Le dije al cliente que su contrato había llegado al banco.

LEVENE: Bueno. ¿Y no?

WILLIAMSON: No. (Pausa) No llegó.

LEVENE: No me chingues, John, no me chingues… ¿Qué estás diciendo?

WILLIAMSON: Bueno, estoy diciendo esto, Shel: Usualmente llevo los contratos al banco. Ayer no lo hice. ¿Cómo lo sabías? Una noche al año dejo un contrato en mi escritorio. Nadie lo sabía excepto tú. ¿Cómo sabías eso? (Pausa) quieres hablar conmigo, o quieres hablar con alguien más. Porque ese es mi trabajo, y mi trabajo pende de un hijo, y vas a hablar conmigo. ¿Cómo sabías que el contrato estaba en mi escritorio?

LEVENE: Estás lleno de mierda.

WILLIAMSON: Robaste la oficina.

LEVENE: (Se ríe) ¡Claro! Yo robé la oficina. Claro.

WILLIAMSON: ¿Qué hiciste con los contactos? (pausa, señala al cuarto de los detectives) ¿Quieres ir ahí? Le diré lo que sé, él va a descubrir algo… ¿Tenías una cuartada ayer? Mejor ten una. ¿Qué hiciste con los contactos? Si me dices qué hiciste con los contactos, podemos hablarlo.

LEVENE: No sé qué estás diciendo.

WILLIAMSON: Si me dices dónde están los contactos, no te voy a entregar. Si no le diré

al policía que las robaste, Mitch y Murray procurarán que estés en la cárcel. Créeme, lo harán.

Voy a la puerta, tienes cinco segundos para decirme: o vas a la cárcel.

LEVENE: Yo…

WILLIAMSON: No me importa. ¿Entiendes? ¿Dónde están los contratos? (Pausa) De acuerdo. Williamson se acerca a abrir la puerta de la oficina.

LEVENE: Se los vendí a Jerry Graff.

WILLIAMSON: ¿Cuánto ganaste por ellos? (Pausa) ¿Cuánto ganaste por ellos?

LEVENE: Cinco mil. Conservé la mitad.

WILLIAMSON: ¿Quién tiene la otra mitad? Pausa

LEVENE: ¿Tengo que decirte? (Pausa, Williamson comienza a abrir la puerta) Moss.

WILLIAMSON: Eso fue fácil. ¿No? Pausa

LEVENE: Fue su idea.

WILLIAMSON: ¿Lo fue?

LEVENE: Yo… estoy seguro de que, consiguió más de cinco, en realidad.

WILLIAMSON: Uh, Huh.

LEVENE: Él me dijo que de mi parte eran dos quinientos.

WILLIAMSON: Mmm.

LEVENE: Okay: Mira… Quiero que todo esto valga la pena. Le di la vuelta a esta cosa. Cerré las viejas cosas, puedo hacerlo de nuevo. Voy a ser quien las cierre de nuevo. ¡Lo haré! ¡Lo haré! Porque le di la vuelta… Puedo hacerlo, puedo hacer cualquier cosa… anoche, voy

a decirte. Estaba listo para hacer el robo. Moss me agarra, “Hazlo, nos va a ir bien…” Por

qué no, gran cosa, estoy en medio esperando a ser atrapado. Para sacarme de mi… (Pausa) pero me enseñó algo. Lo que me enseñó, es que debes de salir. Gran cosa. No fui hecho para ser un ladrón. Fui hecho para ser un vendedor. Y ahora estoy de vuelta, y tengo mis huevos de vuelta… y, tú sabes, John, tienes ventaja sobre mí ahora; Lo que tarde para hacer bien las

cosas, las haremos bien, vamos a hacer bien las cosas.

WILLIAMSON: Voy a decirte algo, Shelly. Tienes una gran boca. Pausa

LEVENE: ¿Qué?

WILLIAMSON: Tienes una bocota, y ahora te voy a enseñar una boca más grande. (Se acerca a la oficina)

LEVENE: ¿Qué estás haciendo, John?

espera, espera… espera… alto…alto… alto…

no puedes hacer esto, no quieres hacer esto…

LEVENE: (Saca dinero de sus bolsillos) Espera… uh… mira… (Comienza a aventar dinero) Mira, dos, doce, dos dos, dos… dos quinientos, es… tómalo. (Pausa) Tómalo todo… (Pausa) ¡Tómalo!

WILLIAMSON: No lo creo, Shel.

LEVENE: Yo…

WILLIAMSON: No, no quiero tu dinero. Creo que jodiste mi oficina, y creo que te vas a largar.

LEVENE: Yo… ¿Qué? Estás, estás, ¿Por eso? ¿Estás loco? Yo… yo… voy a cerrar por ti, voy a… (aventándole dinero) Ten, ten, voy a hacer esta oficina… voy a hacer esta oficina la número uno… ¡Hey, hey, hey! Esto es solo el comienzo… es… es… escucha. Escucha. Solo un momento. Esc… esto es… esto es lo que vamos a hacer. Veinte por ciento. Te voy a dar veinte por ciento de mis ventas… (Pausa) veinte por ciento (Pausa) por todo el tiempo que siga en la firma (Pausa) vas a ser mi socio. (Pausa) veinte por ciento. De todas mis ventas.

WILLIAMSON: ¿Qué ventas?

LEVENE: ¿Qué ventas…? Acabo de cerrar ochenta y dos grandes… estás… volví, esto solo es el comienzo.

WILLIAMSON: Solo el comienzo…

LEVENE: Absol…

WILLIAMSON: ¿Dónde has estado, Shelly? Bruce y Harriet Nyborg. ¿Quieres ver los memos…? Están locos… solían llamar cada semana cuando estaba con Webb. Y estábamos vendiendo Arizona… están locos… ¿Viste cómo vivían? Cómo puedes pavonearte…

LEVENE: Tengo el cheque…

WILLIAMSON: Olvídalo. Enmárcalo, no sirve.

LEVENE: ¿El cheque no sirve?

WILLIAMSON: Si quieres saco el memo por ti. (Se acerca a la puerta) Ahora estoy ocupado…

LEVENE: ¿El cheque no sirve? ¿Están locos?

WILLIAMSON: Llama al banco. Les llamé.

LEVENE: ¿En serio?

WILLIAMSON: Los llamé cuando teníamos el contacto… hace cuatro meses (Pausa) están locos. Les gusta hablar con los vendedores.

Williamson se acerca a la puerta

LEVENE: No.

WILLIAMSON: Lo siento.

LEVENE: ¿Por qué?

WILLIAMSON: Porque me cagas.

LEVENE: John: John: …mi hija…

WILLIAMSON: Chinga tu madre.

Roma sale de la oficina, Williamson entra.

ROMA: (A Baylen) Imbécil. (A Levene) El cabrón no podría encontrar su sillón en su sala… Ah, Cristo. Qué día, qué día… y ni siquiera he tomado una taza de café… pinche John abre el hocico y me arruina el Cadillac… (Suspira) Lo juro… no es un mundo de hombres… no es un mundo de hombres, Máquina… es un mundo de mira relojes, burócratas, oficinistas… lo que es, es un mundo jodido… no hay aventura en ello. (Pausa) Especie en extinción. Sí que lo es. (Pausa) Somos miembros de una especie en extinción. Es… es… es por eso que, tenemos que estar juntos. Shel: Quiero hablar contigo.

ROMA: He querido hablar contigo desde hace tiempo. Desde hace mucho tiempo en realidad. Dije, “La Máquina, es un hombre con el que trabajaría. Ahí está un hombre…” ¿Sabes? Nunca dije nada. Debí haberlo hecho. No sé por qué no lo hice. Y toda esa mierda que le lanzabas a mi tipo hoy era muy buena… eso… eso era, y, perdona que lo diga porque no me compete decirlo. Fue admirable… era la vieja escuela. Hey, he estado en una buena racha, ¿Y qué? Hay cosas que puedo aprender de ti. ¿Vamos a comer?

LEVENE: Yo.

ROMA: Sí.

LEVENE: Mm.

ROMA: Bueno, podemos ir a los chinos, ¿Comemos algo y hablamos?

LEVENE: Creo que estaré aquí un momento.

Baylen asoma la cabeza desde la puerta

BAYLEN: ¿Señor Levene…?

ROMA: Cuando acabes, ven, vamos a…

BAYLEN: ¿Podría venir, por favor?

ROMA: Y vamos a juntarnos. ¿Okay Shel? Di Okay. Pausa.

LEVENE: (Suavemente a sí mismo) Huh.

BAYLEN: Señor Levene, creo que tenemos que hablar.

ROMA: Voy a los chinos, cuando acabes vienes, vamos a fumarnos un cigarro.

LEVENE: Yo…

BAYLEN: (Sale) …Entra a la oficina.

ROMA: Hey, hey, hey, tranquilo amigo. Él es la “Máquina.” Él es Shelly “La Máquina” Lev…

BAYLEN: Entra a la maldita oficina. Baylen comienza a arrastrar a Shelly a la oficina.

LEVENE: Ricky, yo…

ROMA: Okay, Okay. Estaré en el resta…

LEVENE: …solo quiero…

BAYLEN: Sí. ¿Qué quieres? ¿Qué quieres hacer?

Empuja a Levene a la oficina, cierra la puerta. Pausa.

ROMA: Williamson: Escúchame: cuando los contactos lleguen… escúchame: cuando los contactos lleguen quiero los primeros dos de la lista. Para mí. Mis dos de siempre. Lo que le des a Levene…

WILLIAMSON: …No me preocuparía de eso.

ROMA: Bueno, me va a importar y a ti también. Así que cállate y escucha. (Pausa) TENGO SU ACCIÓN. Mis cosas son mías, lo que a él le toque quiero la mitad. Me pones con él.

Aaronow entra.

AARONOW: ¿Ellos…?

ROMA: ¿Entendiste?

AARONOW: ¿Atraparon…?

ROMA: ¿Entendiste? Mis cosas son mías, sus cosas son nuestras. Tomaré la mitad de sus comisiones, ahora resuélvelo.

WILLIAMSON: Mmm.

AARONOW: ¿Ya encontraron a quién robó la oficina?

ROMA: No, no sé. (Pausa)

AARONOW: ¿Ya vienen los contactos?

ROMA: No.

AARONOW: (Sentándose en una silla) Oh, Dios. Odio este trabajo.

ROMA: (Simultáneamente con “trabajo”, saliendo del despacho) Estaré en el restaurante.

/Thread