Sunteți pe pagina 1din 6

MIGRACIONES HUMANAS SOBRE LA TIERRA

Existe una relación entre el crecimiento de población, la perdida de población


joven, entre otros aspectos, que se relacionan directamente con las migraciones.
Hay una aparente contradicción entre políticas migratorias y realidad demográfica
en los países receptores.
Entre los años 1985 a 1990, el crecimiento de la población en el mundo aumentó
en un 1,7 % anual, mientras el total de los que migran en escala internacional
creció en un 2,59% al año. Impacto que provoca en la vida económica, social e
incluso política de los países de emigración, así como la tendencia a multiplicarse
sus orígenes y las consecuencias de la inmigración en los principales receptores,
al concentrarse la población que migra en las ciudades globales, donde son
puntos de convergencia del poder político y económico. Son seres humanos que
aportan no solo sus capacidades laborales, menores o mayores, calificadas o no,
también llevan sus ideas, percepciones, creencias, familias, esperanzas y
aspiraciones para lograr un futuro diferente al presente y quizás a la historia se
sus antepasados.

La evolución de las tendencias demográficas a nivel mundial índice en la


migración internacional, por ser un factor relevante para explicar las razones que
llevan a grupos poblacionales en diferentes regiones y lugares a cambiar de
escenario geográfico. Los países con un rápido crecimiento demográfico no
puede, en ocasiones, aumentar la oferta de empleo para absorber la nueva mano
de obra, al margen de otros fenómenos climatológicos y medioambientales que en
las condiciones de países atrasados, provocan la migración de cifras importantes
de personas. La tendencias demográficas incluyen e la menor a mayor aceptación
de inmigrantes y en los impactos que producen en los países receptores.
La población cambia debido a los nacimientos, las defunciones y la migración
neta. En general, en los países en desarrollo la tasa de migración en aún baja, si
se tiene en cuenta que el número de naciones es mayor que el número de
defunciones. En cambio, dados los bajos niveles de fecundidad imperantes en las
regiones mas desarrolladas, la migración neta se ha convertido en el principal
impulsor del crecimiento de la población.
A finales del primer lustro del Siglo XXI, la población mundial era de 6 540,3
millones de personas, reflejando un acelerado crecimiento fundamentalmente en
los países más atrasados, donde se ubican 5 325,8 millones de habitantes. Los
estimados de la población mundial para los próximos 25 años indican cifras
cercanas a los ocho mil quinientos millones, lo que en unión de los niveles de
contaminación ambiental y el agotamiento de recursos energéticos, pone en
peligro la vida en el planeta, con particulares impactos en las zonas de menor
desarrollo económico y social. La inseguridad económica es la causa potencial de
la existencia de flujos de migrantes en los países con peores condiciones de vida.
Los intentos explícitos o no, en las políticas migratorias, de controlar y a la vez dar
preferencia a determinados tipos de emigrantes en la Unión
Europea, Asia y Norteamérica, donde los incrementos en las tasa natalidad, son
determinadas por la presencia de población inmigrante. Se establece de forma
táctica una dependencia de la inmigración, que va siendo estructural, aunque en la
mayoría de los casos no reconocida por los gobiernos y las esferas tradicionales
de poder en estas sociedades.
Aspectos cruciales en la migración internacional afecta a los jóvenes, quienes
resultan sus protagonistas directos. Las migraciones significan un escenario de
crisis para la familia, donde las mujeres y los niños viven situaciones de alta
vulnerabilidad, un aumento de los riesgos y de las posibilidades de que sus
derechos se dañen, o se afecte su integridad. En estos casos la crianza de los
niños se impacta fuertemente debido a la inestabilidad económica, la
incertidumbre sobre el futuro familiar, las dificultades escolares generadas por una
socialización diferente, entre otros factores de alto riesgo.
Como hemos podido apreciar, son infinitas las interrelaciones entre las
migraciones y el contexto en que se producen. Este ultimo le imprime sus causas
y rasgos; pero a sus vez recibe la influencia, muchas veces revolucionadoras, de
los movimientos humano. Por ello no puede aislarse la migración de su medio; ni
la historia de la humanidad de las migraciones.

Conceptos y clasificación de las migraciones humanas


La variedad y complejidad de estudio de la problemática abordada determinan los
múltiples criterios clasificatorios que se establecen temporal y espacialmente: de
acuerdo a sus causas (económicas, políticas, medioambientales), al nivel de
voluntariedad (voluntaria o forzada), lugar de destino, papel del estado entre otras.
El concepto migraciones humanas comprende todo tipo de cambio de residencia.
En este marco, en la acción de migrar, están comprendidas todas aquellas
personas que se trasladan de un lugar a otro y establecen su residencia de forma
temporal o permanente en un nuevo lugar de asentamiento. En otras palabras, es
el traslado de residencia, dentro de las fronteras o fueras de estas. Los patrones
migratorios actuales han puesto en crisis, hasta cierto punto, esta definición,
fundamentalmente por la transnacionalidad de los movimientos migratorios. Sin
embargo, todavía el cambio de residencia permanece como aspecto esencial que
define la migración.
La migración interna incluye el movimiento poblacional de un área a otra dentro de
las fronteras de un mismo país, de forma temporal o permanente. Por su parte, la
migración internacional incluye los movimientos de personas que cruzan la
frontera de su país de origen para establecerse en otro, de forma temporal o
permanente.
Son muchos los términos y definiciones establecidos para estudiar y designar
diversos tipos de migraciones, teniendo en cuenta las causas, el nivel de
voluntariedad, las políticas estatales, etcétera.
Dentro de las definiciones más utilizadas se encuentran:
• Migración voluntaria. Movimiento de personas o grupos de personas que
trasladan su lugar de residencia por voluntad propia, fundamentalmente, para
mejorar sus condiciones de vida.
• Migración forzada. Incluye a aquellas personas que se ven obligadas a
abandonar sus lugares de residencia por catástrofes naturales, proyectos de
desarrollo, buscadores de asilo y desplazados.
• Migración económica. Es aquella en que el individuo o grupo de personas -
migrante económico-busca medios de subsistencia u oportunidades para mejorar
sus condiciones socioeconómicas. En las últimas décadas millones de personas
tuvieron que abandonar sus lugares de origen por razones económicas, para
trasladarse a otros donde pudieran sobrevivir, lo que le ha dado un matiz forzoso a
determinados movimientos económicos.
• Migración de trabajo temporal (trabajadores invitados-trabajadores contratados
en ultramar). Hombres y mujeres que migran por un periodo de tiempo limitado
(algunos meses o varios años) para trabajar y enviar remesas a sus casas. En
este caso, casi de forma general se establece un contrato entre la persona y el
gobierno del país de recepción, o entre los gobiernos del país emisor y el
receptor.
• Expertos y migrantes de negocios. Personas con alta calificación (Ejecutivos,
profesionales, técnicos, etcetera) que se mueven en el mercado laboral de las
corporaciones trasnacionales y organizaciones internacionales. En la mayoría de
los casos es una migración temporal.
• Refugiado. Todo aquel individuo que clasifique para ese estatus, aquí se incluyen
los millones de personas afectadas por las guerras. En muchas situaciones de
conflicto fundamentalmente en países del Tercer Mundo, es difícil distinguir entre
personas que huyen por persecución personal o por la destrucción de la
infraestructura económica y social necesarias para sobrevivir.
• Refugiados medioambientales. Incluye a personas que se ven forzadas a
abandonar sus lugares de origen por catástrofes medioambientales.
• Desplazados (personas desplazada internamente). Personas que son forzadas a
desplazarse dentro del territorio nacional por sucesos traumáticos, como guerras,
catástrofes naturales, entre otras.
• Inmigrantes irregulares (indocumentados o ilegales) Personas que entran a un
país, generalmente en busca de empleo, pero no tienen los documentos
necesarios o el permiso legal para permanecer en el mismo.
• Reunificación Familiar. La migración que se desarrolla en función de unir a
personas con familiares que anteriormente se establecieron de forma legal en los
países receptores. En muchos casos, cuando no se autoriza la reunificación, los
nuevos inmigrantes entran de forma ilegal.
• Remesa. El dinero que envían los inmigrantes a familiares en sus países de
origen.
• Robo de cerebro. Aquellas personas altamente calificadas que migran. Es
muchos casos, los gobiernos de los países industrializados tienen programas
oficiales que facilitan la entrada de estas personas. Asimismo sucede con
deportistas y artistas.
El Concepto de migración sustitutivas se refieren se refiere a las migraciones
internacionales que serán necesarias para compensar el decline de la población,
sobre todo en edad laboral. El tráfico de personas se ha definido como la
facilitación de entrada ilegal de una persona en un Estado del cual dicha persona
no sea nacional o residente permanente con el fin de obtener, directa o
indirectamente, un beneficio financiero u otro beneficio de orden material. La trata
de personas consiste en utilizar, en provecho propio y de un modo abusivo, las
cualidades de una persona. El objetivo es la explotación de la persona. Los
medios para llevar a cabo estas acciones son la amenaza o el uso de la fuerza u
otras de coacción, el rapto, fraude, engaño, entre otras. Además se considera trata
de personas la concesión o recepción de pagos o beneficios para obtener el
consentimiento de una persona que tenga autoridad sobre otra, con fines de
explotación.

Las migraciones humanas en el siglo XXI, características y tendencias


básicas
Las tendencias actuales de la emigración pueden plantearse a partir de los
siguientes elementos. Globalización de la migración, donde cada vez más países
se afectan por los diferentes monvimientos migratorios de forma simultanea.
Aceleramiento de la migración, los crecimientos de sus volúmenes en todas las
regiones de mayor importancia. Diferencia de los tipos de migración. Se presenta
un amplio espectro que abarca la migración laboral, los refugiados, los
indocumentados, la migración circular entre otras modalidades. Creciente
politización de la migración, a partir de la afectación que produce los movimientos
migratorios a las políticas nacionales, regionales, bilaterales, y las de seguridad
nacional de los Estados.
En estudios recientes demuestran que los migrantes internacionales no provienen
principalmente de lugares pobres y aislados, desconectados de los mercados
mundiales. Vienen de regiones y naciones que están transitando por un proceso
de cambios acelerados, de mayor o menos desarrollo, como resultado de su
incorporación al sistema de comercio en el mundo. Es interesante apreciar como
la dirección de la movilidad poblacional tiene una contrapartida en términos
capitales. Así, mientras las multinacionales de dirigen a países mas pobres en
busca de mano de obra barata, los trabajadores de estos países van en el sentido
contrario, en busca de mejores salarios y condiciones de vida.

Las migraciones humanas y las relaciones internacionales


En el escenario de las relaciones internacionales, las migraciones adoptan
crecientemente un carácter global e interrelacionado, donde las corrientes
migratorias se corresponden con tales condiciones a nivel universal, regional y
local. La dependencia de los países exportadores de fuerza de trabajo a las
tendencias de la economía mundial, se expresa en la preafirmación de los
movimientos de fuerza laboral. El nuevo orden o desorden internacional, ha
encendido la alarma de las migraciones, que la ubica entre los principales temas
de las relaciones políticas y de las relaciones internacionales de nuestros días.
Desde diferentes sectores sociales y de la opinión pública reclaman de los
gobiernos respuestas políticas más efectivas frente al acontecimiento migratorio.
La delincuencia en una cuestión social que requiere especial atención, ya que los
migrantes pueden ser tanto autores como victimas de este fenómeno.
La Emigración como herramienta de desarrollo socioeconómico. Reducción de la
pobreza, transferencia de fondos, codesarrollo, transferencia de competencias.
Los recursos y medios para abordar causas profundas de la emigración
relacionadas con el desarrollo. Las mejores maneras de fortalecer los vínculos
entre las políticas de emigración y las políticas de desarrollo.
Las consecuencias que tienen para el desarrollo los desequilibrios estructurales en
los mercados laborales nacionales, regionales y en el mercado laboral mundial. La
emigración como obstáculo al desarrollo socioeconómico, robo de cerebros. Los
aspectos sociales de la emigración en los países de origen y destino.
Emigración, desarrollo y seguridad: Trata, tráfico y explotación de seres humanos.
Las situaciones de los emigrantes: derechos humanos y, particularmente, los
derechos de las mujeres y de los niños, condiciones de trabajo y economía
informal.
Las alianzas: gobiernos, organizaciones internacionales. El papel que juega la
sociedad civil, el sector privado, los sindicatos, los bancos, los fondos de pensión.
El desarrollo de capacidades en los países de origen, de transito y destino. Los
procesos regionales y su contribución en la emigración y el desarrollo. Los
modelos de emigración: emigración a largo plazo o emigración económica a corto
plazo. La relación entre emigración y asilo. La dimensión de género en la
emigración. La necesidad de disponer de mejores datos estadísticos.
Al igual que las condiciones internas, las internacionales establecen
permanentemente las modalidades y límites de las políticas migratorias en función
de la situación política, económica y en este caso específico, de la relación entre
los estados.
La presencia de esos fundamentos en las políticas migratorias ha hecho que se
caractericen según las diferentes modalidades de relación: La contribución de las
relaciones internacionales a la forma de la migración internacional. La influencia
de las migraciones en el diseño de los objetos de política exterior de un país. La
proyección en las relaciones internacionales de las leyes y políticas migratorias de
los Estados. El papel de las políticas económicas en la relación entre la política
exterior y la política migratoria. Las explosiones migratorias como consecuencia de
contradicciones en las relaciones internacionales y el papel de los movimientos
migratorios permanentes o no.