Sunteți pe pagina 1din 7

ORIGINAL

Evolución del síndrome de Lennox-Gastaut en la edad adulta


Sara Rodríguez-Rodríguez, Javier Salas-Puig, Juan C. Álvarez-Carriles, Teresa Temprano-Fernández,
Celia Antón González, Alberto García-Martínez

Introducción. El síndrome de Lennox-Gastaut (SLG) es una encefalopatía epiléptica de inicio en la infancia con mecanismo Servicio de Neurología
(S. Rodríguez-Rodríguez,
fisiopatológico desconocido. Los estudios sobre la evolución del SLG demuestran un mal pronóstico. J. Salas-Puig, T. Temprano-
Pacientes y métodos. Estudio retrospectivo de 1.629 pacientes con epilepsia. Se incluyó a los pacientes con edad de inicio Fernández, C. Antón González,
A. García-Martínez); Unidad
en la infancia, crisis tónicas y ausencias atípicas (los cuales podían sufrir además otros tipos de crisis); electroencefalogra- de Neuropsicología Clínica
ma (EEG) con punta-onda lenta generalizada y actividad rápida generalizada; retraso mental y tiempo de seguimiento de (J.C. Álvarez-Carriles); Hospital
Universitario Central de Asturias.
al menos 10 años. Oviedo, Asturias, España.
Resultados. Muestra de 12 pacientes, 9 de ellos varones. Tiempo de seguimiento: 20 años. Inicio de las crisis: 3 años. SLG Correspondencia:
criptogénico: 67%; sintomático: 33%. Frecuencia de las crisis al inicio: diaria (83,3%) o semanal (16,7%). Tipos de crisis: Dr. Javier Salas Puig. Unidad de
tónicas y ausencias atípicas (100%); drop-attacks (83%); tonicoclónicas generalizadas (75%); mioclonías (41,7%); parcia- Epilepsia. Servicio de Neurología.
Hospital Universitari Vall d’Hebron.
les (8,3%) y pseudoepilépticas (8,3%). EEG con actividad de fondo lenta, punta-onda lenta generalizada y actividad rápida Pg. Vall d’Hebron, 119-129.
generalizada: 100%. El 50% de los pacientes tuvo al menos un estado epiléptico. Usaron una media de 7,5 antiepilépticos E-08035 Barcelona.

distintos. Al final del seguimiento sufrían crisis diarias el 33%; semanales, el 17%, y mensuales, el 42%. El 8,3% estaba E-mail:
libre de crisis. Todos seguían politerapia: el 17% biterapia y el 83% con un promedio de 3,8 fármacos (rango: 3-5). El 92% jsalasp@meditex.es
padecía un retraso mental grave o muy grave. El 50% precisó neurolépticos por trastorno del comportamiento. Trabajo presentado como
Conclusión. A pesar de que el pronóstico del SLG es grave, observamos una disminución en el número de crisis al cabo de comunicación oral en la Reunión
Anual de la Sociedad Española
unos años de evolución, si bien la politerapia antiepiléptica es una constante. El retraso mental y los trastornos del com- de Neurología. Barcelona, 2008.
portamiento provocan un pronóstico funcional malo.
Aceptado tras revisión externa:
Palabras clave. Encefalopatía epiléptica. Epilepsia de difícil control. Epilepsia farmacorresistente. Epilepsias generalizadas 20.09.10.
criptogénicas. Epilepsias generalizadas sintomáticas. Evolución en la edad adulta. Síndrome de Lennox-Gastaut.
Cómo citar este artículo:
Rodríguez-Rodríguez S, Salas-Puig
J, Álvarez-Carriles JC, Temprano-
Fernández T, Antón-González C,
García-Martínez A. Evolución del
Introducción pacientes con petit mal, pues presentaban datos atí- síndrome de Lennox-Gastaut en
picos durante las crisis de ausencias, se asociaba re- la edad adulta. Rev Neurol 2011;
52: 257-63.
Samuel Tissot en 1772 describió el caso de un va- traso psicomotor y se conseguía una escasa respues-
rón joven con retraso mental y crisis de caída que ta terapéutica, en aquel momento las dionas [2]. En © 2011 Revista de Neurología
ocurrían varias veces al día. Jackson en 1886 infor- 1960, el propio Lennox completó la descripción ba-
mó del caso de un chico con crisis tónicas con ap- sándose en casos con punta-onda lenta difusa y ca-
nea que sucedían con una frecuencia de 20-50 al sos de punta-onda rápida generalizada. El autor en-
día y que provocaban diferentes traumatismos en la contró en los casos de punta-onda lenta una edad de
frente, la nariz, los labios y la boca. Consideró que inicio más temprana, signos de daño cerebral en la
se originaban en el troncoencéfalo y las denominó mayoría de los pacientes, crisis de varios tipos –so-
trunk fit o lowest level fit. Hunt en 1922 describió a bre todo caídas y caídas de la cabeza–, ausencias
varios pacientes con crisis de caída brusca por pér- con características atípicas, mala respuesta al trata-
dida del tono que provocaban diferentes traumatis- miento y EEG con actividad de fondo lenta y descar-
mos en la cara y en las rodillas [1]. gas multifocales. A pesar de esta descripción, los
En 1939, Gibbs enunció unas alteraciones elec- epileptólogos de la época no reconocieron esta si-
troencefalográficas (EEG) consistentes en descargas tuación como un verdadero síndrome ya que estaba
rítmicas de punta-onda lenta generalizada similares basada en unas características EEG. En 1964, Sorel
a las descargas de punta-onda ya descritas en el de- en Bélgica describió lo que denominó ‘epilepsia
nominado petit mal, por lo que recibieron el nom- miocinética grave de la infancia con punta-onda
bre de petit mal variant. En 1945, Lennox observó lenta’, y Doose a su vez, en Alemania, akinetic petit
que los pacientes con estas alteraciones EEG mos- mal, con unas características electroclínicas muy si-
traban diferencias clínicas evidentes respecto a los milares. En los años sesenta, Henri Gastaut dedicó

www.neurologia.com  Rev Neurol 2011; 52 (5): 257-263 257


S. Rodríguez-Rodríguez, et al

tres de los Coloquios de Marsella al estudio del petit la actividad cardíaca o midriasis, y otras veces con
mal variant; en el primero de ellos, en 1964 y presi- una contracción tónica generalizada. Todo esto cons-
dido por Gibbs, se presentaron (según comentario tituía las crisis tónicas tan características del SLG
del propio Gastaut) [1] distintos casos sin llegar a [7]. Algunos autores, como Beaumanoir, considera-
una conclusión, por lo que se decidió dedicar el si- ron las crisis tónicas y los ritmos rápidos difusos EEG
guiente coloquio a la misma entidad. Gastaut y su a una frecuencia entre 10 y 20 Hz –la mayoría de la
escuela realizaron diversos trabajos coronados por veces como ritmos reclutantes y que aparecían sobre
la tesis doctoral de Dravet en 1965, en la que estudió todo en los EEG de sueño– fundamentales para el
las características electroclínicas de 50 pacientes diagnóstico del SLG [2,8,9]. En cuanto a las causas, ya
con ‘encefalopatía epiléptica de la infancia con pun- se observó la plurietiología, y podía ocurrir después
ta-onda lenta difusa’ [3]. En 1966 durante el segun- de un síndrome de West, en pacientes con lesiones
do coloquio, presidido por Margaret Lennox-Buchtal cerebrales previas de diversa causa o en niños hasta
y por Pierre Gloor, Gastaut propuso el término de entonces absolutamente normales [10,11].
‘síndrome de Lennox’ en honor al médico que des- A lo largo de los años siguientes se realizaron di-
cribió dicha situación electroclínica, al igual que, en ferentes descripciones, muchas de ellas basadas úni-
1960, se había denominado ‘síndrome de West’ a la camente en el criterio EEG de punta-onda lenta di-
encefalopatía mioclónica infantil con hipsarritmia, fusa; otras, más exigentes, escogían como criterios
precisamente en honor al médico que describió las los diversos tipos de crisis, la presencia de crisis tóni-
características clínicas de dicho síndrome. Margaret cas y el retraso psicomotor. Algunos trabajos distin-
Lennox propuso finalmente denominar a esta en­ guieron un grupo de SLG con crisis mioclónicas pre-
tidad electroclínica ‘síndrome de Lennox-Gastaut’ dominantes y otro con una edad de inicio más tardía
(SLG). En el último de los coloquios dedicados al a los que atribuyeron un mejor pronóstico [12].
SLG, en 1968, hubo acuerdo entre los numerosos Gastaut insistió en intentar diferenciar los casos
participantes internacionales en reconocer el SLG y de SLG y los casos de epilepsia con lesiones focales
diferenciarlo de otras situaciones electroclínicas, y en la cara medial frontal o temporal con el fenóme-
en 1972 se aceptó definitivamente el epónimo SLG, no de bisincronía secundaria en el EEG. En su prin-
que quedó incluido en 1985 y 1989 en la clasifica- cipal trabajo comparó 33 casos de SLG con 33 casos
ción de síndromes epilépticos de la Liga Internacio- de epilepsia focal sintomática con bisincronía secun-
nal contra la Epilepsia (ILAE) [4]. En España, Luis daria en el EEG definida como brotes de punta-onda
Oller-Daurella colaboró activamente en su conoci- lenta bilateral de gran amplitud y 33 casos de epilep-
miento merced a su participación activa en los cita- sia focal sin bisincronía secundaria. En los casos con
dos Coloquios de Marsella y a través de su libro pu- bisincronía secundaria descubrió un porcentaje de
blicado en 1967, que analizaba 100 casos de síndro- antecedentes familiares de epilepsia en el 33%. La
me de Lennox haciendo hincapié en la frecuencia de edad de inicio estaba entre los 3 y los 21 años de
los estados de mal epiléptico y en la resistencia al edad. La frecuencia de las crisis inicialmente era dia-
tratamiento de aquella época, fundamentalmente ria en el 21% y mensual en el 45%. Ocurrieron crisis
con fenobarbital, primidona y benzodiacepinas [5]. tónicas en el 7%. Se registró actividad rápida difusa
Más tarde publicó la evolución a largo plazo de 368 en el EEG en cinco pacientes. A pesar de que algu-
pacientes con SLG distinguiendo varios grupos, en nos tenían características muy similares a las del
los que observó un peor pronóstico en los casos se- SLG, insistió en distinguir ambas entidades [13]; sin
cundarios a una lesión cerebral y describió con ma- embargo, en algunas series posteriores de la biblio-
yor detalle un tipo de crisis a las que denominó to- grafía se incluyen pacientes que probablemente tie-
nicoautomáticas [6]. nen una epilepsia focal con bisincronía secundaria.
Según la descripción original de Gastaut, la defi- El desarrollo de la neuroimagen aportó la etiolo-
nición del SLG venía dada por ser una epilepsia de la gía de algunos casos de SLG con hallazgos tan di-
infancia muy grave con crisis tónicas frecuentes y versos como trastornos del desarrollo cortical o le-
ausencias diferentes a las del petit mal, a las que des- siones más o menos localizadas de diversa índole,
pués se llamó ausencias atípicas, con retraso mental con la consiguiente disminución de los casos consi-
y EEG intercrítico con punta-onda difusa a 1,5-2 Hz. derados criptogénicos con estudios de tomografía
En los años siguientes se perfilaron los detalles, y axial computarizada (TAC) craneal [14].
así se hizo hincapié en los ritmos rápidos difusos en El SLG se incluye dentro de las encefalopatías
el EEG (sobre todo durante el sueño) a veces acom- epilépticas de inicio en la infancia en el grupo de
pañados de signos tales como una breve contrac- los síndromes epilépticos generalizados criptogéni-
ción tónica, cambios respiratorios, aceleración de cos o sintomáticos. El mecanismo fisiopatológico

258 www.neurologia.com  Rev Neurol 2011; 52 (5): 257-263


Evolución del síndrome de Lennox-Gastaut en la edad adulta

Tabla I. Datos clínicos y de neuroimagen de los pacientes.

Pacientes Edad de Tiempo de Retraso Alteraciones Fármacos Frecuencia de las


Neuroimagen
(sexo) inicio seguimiento mental psiquiátricas antiepilépticos actuales crisis actualmente

1 (M) 1 año 22 años TAC: normal Grave No CLB, LTG Sin crisis

2 (M) 6 años 30 años RM: displasia frontal izquierda Moderado No VPA, LTG, TPM, CZP Mensual

3 (V) 2 años 35 años TAC: normal Grave No VPA, CLB, LTG, LEV Diaria

RM: gliosis periventricular frontal


4 (V) 1,5 años 13 años Grave Sí VPA, CLB, ZNS Diaria
derecha

5 (V) 3 años 22 años TAC: normal Muy grave No LTG, PB Mensual

6 (V) 3 años 20 años RM: normal Grave Sí VPA, PB, CZP Semanal

3 meses (SW)
7 (M) 19 años TAC: normal Muy grave Sí VPA, CZP, OXC Diaria
3 años (SLG)

8 (V) 1 año 15 años TAC: hipodensidad silviana izquierda Muy grave No VPA, CLB, PHT Semanal

9 (V) 5 meses (SW) 11 años TAC: normal Grave No VPA, CZP, TPM, CBZ Diaria

10 (V) 7 años 24 años TAC: hipodensidades bilaterales Grave Sí CLB, PHT, PB Mensual

11 (V) 2 años 19 años TAC: normal Muy grave Sí VPA, LTG, CLB Mensual

12 (V) 4 meses (SW) 15 años TAC: normal Grave Sí LTG, TPM Mensual

CBZ: carbamacepina; CLB: clobazam; CZP: clonacepam; LEV: levetiracetam; LTG: lamotrigina; M: mujer; OXC: oxcarbacepina; PB: fenobarbital; PHT: fenitoína; RM: resonancia magnética; SLG:
síndrome de Lennox-Gastaut; SW: síndrome de West; TAC: tomografía axial computarizada; TPM: topiramato; V: varón; VPA: ácido valproico; ZNS: zonisamida.

aún se desconoce. Su frecuencia aproximada es del de 1990 hasta el 2008. Se identificó a 21 pacientes
3-10% de las epilepsias de la infancia, aunque los con el diagnóstico de SLG, lo que supone un 1,3%.
casos de SLG que cumplen todos los criterios elec- Se incluyó a los que cumplían estos requisitos:
troclínicos son indudablemente menos frecuentes. – Diagnóstico definido de SLG según los criterios
Se considera clásicamente como una epilepsia far- siguientes: edad de inicio en la infancia; coexis-
macorresistente englobada en las denominadas ‘epi- tencia de varios tipos de crisis con crisis tónicas
lepsias catastróficas’ o preferiblemente en las ‘epilep- y ausencias atípicas, considerando que la exis-
sias de difícil control’, a las que se atribuye un mal tencia de crisis tónicas durante el sueño fuera una
pronóstico [15,16]. constante (otro tipo de crisis, como drop-attacks,
Existen pocos trabajos de seguimiento de estos crisis tonicoclónicas generalizadas, crisis parcia-
pacientes en la edad adulta. Por tanto, nuestro ob- les y mioclonías, podían estar presentes); EEG
jetivo es la descripción de la evolución de las carac- con punta-onda lenta generalizada y actividad
terísticas electroclínicas de un grupo de pacientes rápida generalizada y retraso del desarrollo psi-
con criterios estrictos de SLG. comotor acompañado o no de trastornos del com-
portamiento.
– Tiempo de seguimiento mínimo de 10 años.
Pacientes y métodos
Estudio retrospectivo en el que se estudió a 1.629 Resultados
pacientes mayores de 16 años de edad con epilepsia
vistos consecutivamente en la Unidad de Epilepsia Fueron 12 pacientes, 9 varones y 3 mujeres, con una
del Hospital Universitario Central de Asturias des- edad media actual de 34,6 años (rango: 19-50 años)

www.neurologia.com  Rev Neurol 2011; 52 (5): 257-263 259


S. Rodríguez-Rodríguez, et al

mioclonías, y uno (8,3%), parciales simples. Una pa-


Figura 1. a) Registro electroencefalográfico (EEG) de vigilia de la paciente 2: se observa la existencia de una ciente tuvo además crisis psicógenas (Tabla II). Al
actividad de fondo lenta en la que se intercalan brotes de punta-onda lenta generalizada; b) Registro
inicio, diez (83,3%) tenían una frecuencia de crisis
EEG de sueño de la paciente 1 con actividad rápida reclutante con relación a una crisis tónica durante el
sueño. diaria y dos (16,7%), una frecuencia de crisis sema-
nal. El 50% de los pacientes padeció al menos un
a
estado de mal epiléptico en su evolución. Cinco
(83%) tuvieron estado de mal epiléptico de crisis tó-
nicas; cuatro (67%), de ausencias atípicas; dos
(33%), de crisis tonicoclónicas generalizadas, y uno
(17%) de crisis atónicas. Cinco de los seis pacientes
que sufrieron estado epiléptico lo presentaron en
más de una ocasión, y en cada ocasión pudieron te-
ner un tipo distinto de estado epiléptico. Se realizó
EEG basal y durante el sueño a todos los pacientes.
Como se recoge en los criterios de inclusión, se ob-
servó en todos los casos una actividad de fondo len-
ta en la que se intercalaron paroxismos de punta-
onda lenta generalizada y se registró en todos los
pacientes la existencia de ritmos rápidos difusos a
10-20 Hz, sobre todo durante el sueño (Fig. 1). Se
intentó hacer EEG seriados a lo largo de la evolu-
b
ción hasta la actualidad, pero sólo fue posible en
algunos de los casos, dadas las comprensibles difi-
cultades en la realización de estudios complemen-
tarios a estos pacientes. No obstante, en todos los
EEG llevados a cabo las características expresadas
anteriormente se mantuvieron. Si nos fijamos en la
situación clínica del último año de seguimiento en
relación con la frecuencia de las crisis, vemos que
cuatro (36,3%) tienen crisis diariamente; dos (18,2%)
semanalmente; cinco (45,5%) con una frecuencia
mensual y un paciente está sin crisis. De esta for-
ma, y comparándolo con la frecuencia al inicio,
constatamos que la mayoría de los pacientes redujo
la frecuencia de sus crisis, de manera que el 70% de
los pacientes con crisis diarias pasa a tenerlas con
menor frecuencia (Fig. 2). Las más persistentes a
lo largo de la evolución fueron las crisis tónicas –lo
(Tabla I). El tiempo medio de seguimiento fue de 20,4 cual ocurrió en 10 pacientes (83,3%)–, seguidas de
años (rango: 11-35 años) y el tiempo medio de evolu- los drop-attacks en cuatro (33,3%), ausencias atípi-
ción fue de 32,1 años (rango: 18-43 años). Ninguno cas en tres (25%) y crisis tonicoclónicas generaliza-
de los pacientes tenía antecedentes familiares de epi- das en uno (8,3%). En el 58% de los pacientes per-
lepsia. Dos tenían antecedentes de anoxia connatal. sistían más de dos tipos de crisis. En relación con la
Cuatro pacientes presentaban alteraciones en la ex- etiología del SLG, se consideró crip­togénico en
ploración física, incluyendo déficit focales o malfor- ocho (66,7%) y sintomático en cuatro (33,3%), te-
maciones craneofaciales. El desarrollo psicomotor al niendo en cuenta que todos los pacientes tenían es-
inicio fue normal en ocho (67%) pacientes. tudio de TAC craneal y tres de resonancia magnéti-
La edad media al inicio de la crisis fue de 2,9 ca (RM) craneal. En la RM se encontró en uno de
años (1-7 años). Ocho iniciaron el SLG antes de los ellos una displasia cortical frontal, en otro una glio-
3 años. Tres (25%) tenían antecedentes de síndrome sis en el área frontal y en el último el estudio fue
de West. En relación con el tipo de crisis, el 100% normal. En cuanto al tratamiento, se indicaron una
de los pacientes sufrió crisis tónicas y ausencias media de 7,5 fármacos antiepilépticos distintos (ran-
atípicas; diez (83,3%), drop-attacks; nueve (75%), go: 5-10). Actualmente todos siguen politerapia: el
crisis tonicoclónicas generalizadas; cinco (41,7%), 17% está en tratamiento con biterapia y el 83% con

260 www.neurologia.com  Rev Neurol 2011; 52 (5): 257-263


Evolución del síndrome de Lennox-Gastaut en la edad adulta

un promedio de 3,8 fármacos (rango: 3-5). El trata-


miento actual incluye ácido valproico (67%), lamo- Figura 2. Frecuencia de las crisis. a) Al inicio del seguimiento; b) Al final del seguimiento.
trigina (50%) y clobazam (50%). Considerando que
es difícil realizar en estos pacientes exámenes cog- a
nitivos estandarizados, dada la presencia en mu-
chos casos de un grave retraso psicomotor, decidi-
mos realizar una clasificación del estado cognitivo
de nuestros pacientes en función del grado de inde-
pendencia que han adquirido. De esta forma, cua-
tro (33,3%) sufren un retraso mental muy grave ma-
nifestado por una total dependencia para las activi-
dades de la vida diaria; siete (58,3%) padecen un re-
traso grave, entendido como una independencia
parcial para realizar sus actividades de autocuidado
pues son capaces de realizar alguna actividad mani-
b
pulativa sencilla; uno (8,3%) presenta un retraso
mental moderado, y asume una independencia para
el autocuidado y una capacidad para realizar activi-
dades profesionales sencillas, como trabajar en un
taller protegido. En un 50% de los pacientes se evi-
denciaron trastornos graves del comportamiento que
precisaron el uso de neurolépticos en algún mo-
mento de la evolución.

Discusión
La definición de SLG sigue siendo controvertida [15,
17] y, por tanto, los datos epidemiológicos varían. Tabla II. Tipos de crisis en cada paciente.
Se considera que constituye entre el 3 y el 10% de
las epilepsias de inicio en la infancia [18] y del 1 al Tónicas Ausencias atípicas Mioclonías CP Drop-attacks CTCG
2% de todos los pacientes con epilepsia [19]. Nues-
Paciente 1 + + + – + +
tra serie, con criterios estrictos de SLG, constituye
el 1,3% de los pacientes con epilepsia mayores de 16 Paciente 2 + + + – + +
años atendidos en las consultas de epilepsia de un
hospital universitario. Paciente 3 + + + – + +
Los estudios realizados de seguimiento del SLG
en la edad adulta son escasos y todos coinciden en Paciente 4 + + + – + –
que en general el pronóstico es malo, tanto en el
Paciente 5 + + – – + +
control de las crisis como en el retraso mental que
presentan. De esta manera, pocos pacientes consi- Paciente 6 + + – – + –
guen estar sin crisis al final del seguimiento: el 6,7%,
según Gastaut et al [10]; el 7,9% en el estudio de Paciente 7 + + – – + –
Yagi [20]; el 15% en la serie de Aicardi et al [11] y
ningún paciente en la serie de Beaumanoir englo- Paciente 8 + + – + – +

bados en el subgrupo que cumple los criterios de Paciente 9 + + – – + +


SLG puro [9]. En una serie reciente de SLG en la
edad adulta todos los pacientes continúan con cri- Paciente 10 + + – – + +
sis tónicas durante el sueño [21]. En nuestra serie
sólo uno está sin crisis (en los últimos dos años). Paciente 11 + + + – + +
Aunque se describen reducciones en la frecuencia
Paciente 12 + + – – – +
de las crisis después de años de evolución, en gene-
ral la frecuencia de éstas sigue siendo alta. Así, Yagi CP: crisis parciales; CTCG: crisis tonicoclónicas generalizadas.
describió una frecuencia de crisis diaria en la ma-

www.neurologia.com  Rev Neurol 2011; 52 (5): 257-263 261


S. Rodríguez-Rodríguez, et al

yoría de sus pacientes con una media de seguimien- utilizados fueron valproato, lamotrigina, clobazam,
to de 16,3 años [20]; Oguni et al encontraron al final clonacepam, topiramato y, en menor proporción
del seguimiento (media de 17 años) que dos tercios debido a la época del estudio, levetiracetam y zoni-
de sus pacientes tenían una frecuencia de crisis dia- samida, sin que se emplee la rufinamida por el mis-
ria o mensual [22]; Beaumanoir refirió una frecuen- mo motivo.
cia más o menos similar de crisis al inicio y al final En relación con el devenir cognitivo, el pronósti-
en el grupo con SLG típico [2,9] y en el estudio de co es malo. Gastaut et al objetivaron que un 80% de
Ferlazzo et al se halló una disminución significativa los pacientes tenía un cociente intelectual (CI) < 50
de las crisis tónicas en vigilia y de las ausencias atí- [10]. Beaumanoir constató en un 50% de los pacien-
picas, mientras que en el resto de crisis no se en- tes retraso grave [9]. Oguni et al comunicaron que
contró una disminución estadísticamente significa- un 90% tenía un CI < 40 [22] y Hoffmann-Riem in-
tiva [21]. El 50% de nuestros pacientes al final del formaron que el 56% tenía un CI < 35 [29]. Ferlazzo
seguimiento tenía una frecuencia diaria-semanal de et al refirieron una alteración cognitiva moderada o
sus crisis con una clara mejoría en relación con la grave en 26 de sus 27 pacientes [21]. En nuestra se-
frecuencia de crisis al inicio, donde el 100% tenía rie, 11 pacientes padecen un retraso mental grave o
una frecuencia diaria-semanal. Al final del segui- muy grave.
miento lo más habitual era tener crisis mensuales y
el 70% de los pacientes con crisis diarias redujo la En conclusión, a pesar de que el SLG es una epilep-
frecuencia de sus crisis. La persistencia de éstas a lo sia de mal pronóstico, la frecuencia de algunos ti-
largo del tiempo es a expensas –en la mayor parte pos de crisis puede disminuir a lo largo de la evolu-
de los casos– de las crisis tónicas, lo que se objetivó ción, si bien hay que tener en cuenta que la toma de
en el 83% de los pacientes de nuestra serie, coinci- varios fármacos antiepilépticos es una constante a
dente con otras series de la literatura: en el 96,8% lo largo de dicha evolución. El retraso mental grave
según Yagi [20] y en el 100% de las series de Beau- o muy grave y los trastornos del comportamiento
manoir [2,9] y de Ferlazzo et al [21]. Después de las son frecuentes, lo que conlleva una mala adapta-
crisis tónicas, las ausencias atípicas y los drop-attacks ción social. Es posible que algunas etiologías pue-
son el tipo de crisis más comunes [6,9,20]. dan tratarse de forma eficaz y que la utilización de
Otro punto constante es la farmacorresistencia nuevos antiepilépticos desde el inicio puedan mejo-
del síndrome. Si bien ningún estudio ha demostrado rar el pronóstico del SLG, considerado como ejem-
la existencia de algún fármaco altamente eficaz, últi- plo de las epilepsias de difícil control.
mamente, y gracias a la aparición de nuevos fárma-
cos antiepilépticos, se ha logrado reducir la frecuen-
Bibliografía
cia de crisis en estos enfermos, con lo que se ha me-
jorado el pronóstico [23]. Así, la lamotrigina demos- 1. Gastaut H. The Lennox-Gastaut syndrome: comments
tró su eficacia en la reducción de las crisis tónico- on the syndrome’s terminology and nosological position
amongst the secondary generalized epilepsies of childhood.
clónicas generalizadas y en los drop-attacks (32% In Broughton RJ, ed. Henri Gastaut and the Marseilles
frente a 9% en el grupo placebo) [24]. Otros, como school’s contribution to the neurosciences. Amsterdam:
el topiramato, demostraron ser especialmente efica- Elsevier; 1982. p. 71-84.
2. Beaumanoir A, Blume W. The Lennox-Gastaut syndrome.
ces en el control de determinados tipos de crisis, In Roger J, Bureau M, Dravet C, Genton P, Tassinari CA,
como los drop-attacks (21% frente a 9% en el grupo Wolf P, eds. Epileptic syndromes in infancy, childhood and
placebo) [25]. El felbamato evidenció una clara efi- adolescence. London: John Libbey; 1992. p. 115-32.
3. Gastaut H, Roger J, Soulayrol R, Tassinari CA, Régis H,
cacia en el control de las crisis del SLG (19% frente a Dravet C, et al. Childhood epileptic encephalopathy with
4% en el grupo placebo), aunque su uso es muy limi- diffuse slow spike-waves (otherwise known as ‘petit mal
variant’) or Lennox syndrome. Epilepsia 1966; 7: 139-79.
tado por los efectos secundarios graves que puede 4. Proposal for revised classification of epilepsies and epileptic
producir [26]. Últimamente, la aparición de un nue- syndromes. Commission on Classification and Terminology
vo antiepiléptico (rufinamida) ha demostrado tam- of the International League Against Epilepsy. Epilepsia 1989;
30: 389-99.
bién una reducción en los diferentes tipos de crisis 5. Oller-Daurella L. El síndrome de Lennox y sus diferentes
del SLG (32,7% frente a 11,7% del grupo placebo), formas clínico-electroencefalográficas. Revisión basada en
sobre todo en las crisis tonicoatónicas (42,5% frente un centenar de casos personales de punta-onda lenta difusa.
Barcelona: Espaxs; 1967.
a 1,4% del grupo placebo) [27]. En un estudio multi- 6. Oller-Daurella L, Oller Ferrer-Vidal L, Sánchez ME. Evolución
céntrico reciente realizado en España, los fármacos del síndrome de Lennox-Gastaut. Rev Neurol 1985; 63: 169-84.
más utilizados en una serie de 331 casos fueron val- 7. Dravet C, Roger J. The Lennox-Gastaut syndrome: historical
aspects from 1966 to 1987. In Niedermeyer E, Degen R, eds.
proato, lamotrigina, topiramato, clobazam y leve­ The Lennox-Gastaut syndrome. New York: Alan R. Liss; 1988.
tiracetam [28]. En nuestra serie, los fármacos más p. 9-23.

262 www.neurologia.com  Rev Neurol 2011; 52 (5): 257-263


Evolución del síndrome de Lennox-Gastaut en la edad adulta

8. Beaumanoir A. Les limites nosologiques du syndrome de 18. Trevathan E, Murphy CC, Yaergin-Allsopp M. Prevalence
Lennox-Gastaut. Revue d’Electroencéphalographie et de and descriptive epidemiology of Lennox-Gastaut syndrome
Neurophysiologie Clinique 1981; 11: 468-73. among Atlanta children. Epilepsia 1997; 38: 1283-8.
9. Beaumanoir A. The Lennox-Gastaut syndrome: a personal 19. Heiskala H. Community-based study of Lennox-Gastaut
study. Electroencephalogr Clin Neurophysiol Suppl 1982; syndrome. Epilepsia 1997; 38: 526-31.
35: 85-99. 20. Yagi K. Evolution of Lennox-Gastaut syndrome: a long-term
10. Gastaut H, Dravet C, Loubier D, Giove C, Viani F, Gastaut longitudinal study. Epilepsia 1996; 37 (Suppl 3): S48-51.
JA, et al. Evolution clinique et prognostic du syndrome de 21. Ferlazzo E, Nikanorova M, Italiano D, Bureau M, Dravet C,
Lennox-Gastaut. In Lugaresi E, Pazzaglia P, Tassinari CA, Calarese T, et al. Lennox-Gastaut syndrome in adulthood:
eds. Evolution and prognosis of epilepsies. Bologna: Aulo clinical and EEG features. Epilepsy Res 2010; 89: 271-7.
Gaggi; 1973: 1-22. 22. Oguni H, Hayashi K, Osawa M. Long-term prognosis of
11. Aicardi J, Levy Gomes A. The Lennox-Gastaut syndrome. Lennox-Gastaut syndrome. Epilepsia 1996; 37 (Suppl 3): S44-7.
In Niedermeyer E, Degen R, eds. The Lennox-Gastaut 23. Hancock EC, Cross HH. Treatment of Lennox-Gastaut
syndrome. New York: Alan R. Liss; 1988. p. 25-46. syndrome. Cochrane Database Syst Rev 2009; 3: CD003277.
12. Roger J, Rémy C, Bureau M, Oller-Daurella L, Beaumanoir 24. Motte J, Trevathan E, Arvidsson JF, Barrera MN, Mullens EL,
A, Favel P, et al. Le syndrome de Lennox-Gastaut de l’adult. Manasco P. Lamotrigine for generalized seizures associated
Rev Neurol (Paris) 1987; 143: 401-5. with the Lennox-Gastaut syndrome. Lamictal Lennox-
13. Gastaut H, Zifkin B, Magaudda A, Mariani E. Symptomatic Gastaut Study Group. N Engl J Med 1997; 337: 1807-12.
partial seizures with secondary bilateral synchrony: 25. Glauser TA, Levisohn PM, Ritter F, Sachdeo RC. Topiramate
differentiation from symptomatic generalized epilepsies in Lennox-Gastaut syndrome: open-label treatment of patients
of the Lennox-Gastaut type. In Wieser HG, Elger CE, eds. completing a randomized controlled trial. Topiramate YL
Presurgical evaluation of epileptics. Berlin: Springer-Verlag; Study Group. Epilepsia 2000; 41 (Suppl 1): S86-90.
1987. p. 308-16. 26. Avanzini G, Canger R, Dalla Bernardina B, Vigevano F.
14. Goldsmith IL, Zupanc ML, Buchhalter JR. Long-term seizure Felbamate in therapy-resistant epilepsy: an Italian experience.
outcome in 74 patients with Lennox-Gastaut syndrome: Felbamate Italian Study Group. Epilepsy Res 1996; 25: 249-55.
effects of incorporating MRI head imaging in defining the 27. Glauser T, Kluger G, Sachdeo R, Krauss G, Perdomo C,
cryptogenic group. Epilepsia 2000; 41: 395-9. Arroyo S. Rufinamide for generalized seizures associated
15. Arzimanoglou A, French J, Blume WT, Cross HJ, Ernst PJ, with Lennox-Gastaut syndrome. Neurology 2008; 70: 1950-8.
Feucht M, et al. Lennox-Gastaut syndrome: a consensus 28. Herranz JL, Casas C, Campistol J, Campos J, Rufo M, Torres
approach on diagnosis, assessment, management and trial A, et al. Síndrome de Lennox-Gastaut en España: estudio
methodology. Lancet Neurol 2009; 8: 82-93. epidemiológico retrospectivo y descriptivo. Rev Neurol 2010;
16. Stephani U. The natural history of myoclonic astatic epilepsy 50: 711-7.
(Doose syndrome) and Lennox-Gastaut syndrome. Epilepsia 29. Hoffmann-Riem M, Diener W, Benninger C, Rating D,
2006; 47 (Suppl 2): S53-5. Unnebrink K, Stephani U, et al. Nonconvulsive status
17. Genton P, Dravet C. Lennox-Gastaut syndrome. In Engel J epilepticus: a possible cause of mental retardation in patients
Jr, Pedley TA, eds. Epilepsy: a comprehensive textbook. with Lennox-Gastaut syndrome. Neuropediatrics 2000; 31:
Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins; 2008. p. 2417-29. 169-74.

Development of Lennox-Gastaut syndrome in adulthood

Introduction. Lennox-Gastaut syndrome (LGS) is an epileptic encephalopathy that starts in childhood and has an unknown
pathophysiological mechanism. Studies on the progress of LGS reveal a poor prognosis.
Patients and methods. A retrospective study of 1629 patients with epilepsy was conducted. Patients included in the study
were those with an age of onset during childhood, tonic seizures and atypical absences (who might also suffer from other
types of seizures); electroencephalogram (EEG) showing generalised slow spike-wave and generalised fast activity; mental
retardation and a follow-up time of at least 10 years.
Results. The sample consisted of 12 patients, 9 of whom were males. Follow-up time: 20 years. Onset of seizures: 3 years.
Cryptogenic LGS: 67%; symptomatic: 33%. Frequency of the seizures at onset: daily (83.3%) or weekly (16.7%). Types of
seizures: tonic and atypical absences (100%); drop-attacks (83%); generalised tonic-clonic (75%); myoclonias (41.7%);
partial (8.3%) and pseudo-epileptic (8.3%). EEG with slow background activity, generalised slow spike-wave and generalised
fast activity: 100%. Fifty percent of the patients had at least one epileptic status. They used an average of 7.5 different
antiepileptic drugs. At the end of the follow-up 33% were suffering from seizures on a daily basis; 17% were weekly and
42% monthly. A total of 8.3% were free from seizures. All of them were following combination therapy: 17% in bitherapy
and 83% with an average of 3.8 drugs (range: 3-5). A total of 92% suffered from severe or very severe mental retardation.
Fifty percent required neuroleptic drugs due to behavioural disorders.
Conclusions. Despite the fact that the diagnosis of LGS is serious, we observed a decrease in the number of seizures after
several years of development, although the antiepileptic combination therapy remains constant. The mental retardation
and behavioural disorders lead to a poor functional prognosis.
Key words. Cryptogenic generalised epilepsies. Development in adulthood. Difficult-to-treat epilepsy. Epileptic encephalopathy.
Lennox-Gastaut syndrome. Refractory epilepsy. Symptomatic generalised epilepsies.

www.neurologia.com  Rev Neurol 2011; 52 (5): 257-263 263