Sunteți pe pagina 1din 178
Universidad Austral de Chile Facultad de Ciencias de la Ingeniería Escuela de Construcción Civil "GESTIÓN

Universidad Austral de Chile

Facultad de Ciencias de la Ingeniería

Escuela de Construcción Civil

"GESTIÓN DE CALIDAD EN LOS PROCESOS DE DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN PARA RECINTOS HOSPITALARIOS; CASO DE ANÁLISIS: PROYECTO CENTRO DE REHABILITACIÓN DE LA UNIVERSIDAD AUSTRAL DE CHILE EN LA CIUDAD DE OSORNO"

Tesis para optar al título de:

Ingeniero Constructor.

Profesor Patrocinante:

Sr. Jorge Alvial Pantoja Ingeniero Constructor, MBA UACh.

ANDRÉS FERNANDO TAMPE REHBEIN VALDIVIA - CHILE

2008

Dedicada con mucho afecto y agradecimiento a mis padres

AGRADECIMIENTOS

Deseo expresar mis más sinceros agradecimientos a las personas que contribuyeron directa o

indirectamente a desarrollar esta Tesis.

Muy especialmente,

A mis padres y hermano por el amor y apoyo brindado durante todos estos años.

Al profesor patrocinante de la tesis Ing. Constructor, MBA UACh, señor Jorge Alvial Pantoja

por su apoyo y la posibilidad que me dio para desarrollar este tema.

A los profesionales de la Unidad de Arquitectura e Ingeniería del Ministerio de Salud de

Chile, Ingeniero Civil, señor Agustín Gallardo Íñiguez y Arquitecto, M.Sc., señor Álvaro

Prieto Lindholm, los cuales atendieron todas mis dudas sobre el tema.

A mi querida Burschenschaft Vulkania, en la cual tuve el privilegio de hacerme miembro y

vivir durante toda la vida universitaria, encontrando simplemente mi segunda familia.

A mis amigos de la generación 2001: Daniel Bertrán, Juan Pablo Medina, César Rebolledo,

Armando Robles y Marcelo Uribe por su amistad incondicional. También agradezco a mis

“compañeros” Francisco Figueroa, Danilo Hernández y Francisco Urra por su gran amistad y

ayuda dentro y fuera de la Universidad.

Y muy sinceramente a Pamela, la persona más hermosa que he conocido en mi vida, muchas

gracias.

RESUMEN

La presente memoria busca crear un sistema de Gestión de Calidad en Recintos

Hospitalarios para las etapas de diseño y construcción de proyectos, con el propósito de

verificar el cumplimiento de las normas relacionadas con este tipo de proyectos y garantizar la

calidad en los procesos constructivos.

Por Capítulos los temas serán los siguientes: Capitulo III abordaremos el estudio de

Proyectos Hospitalarios, en el IV, V y VI, trataremos aspectos importantes del diseño, como la

vulnerabilidad en Hospitales, la accesibilidad al medio físico que tienen las personas mayores,

los requisitos que deben cumplir los profesionales que proyectan, diseñan, evalúan hospitales;

en el VII, explicaremos criterios de construcción generales que recomienda el Ministerio de

Salud de Chile. En el VIII se analiza la normativa chilena referente a recintos hospitalarios; y

en los IX y X el tema principal corresponde a la creación y aplicación de la Lista de Chequeo a

un Recinto Hospitalario.

SUMMARY

The present memory seeks to create a system of quality Management in hospital

enclosure for the design and construction stages of the projects, with the purpose of verify the

fulfilment of the norms related with this kind of projects and quarantee the constructive

processes quality.

By chapters, the topics will be the following: In chapter III we will deal the hospital

project study; In chapters IV, V and VI we will treat important aspects of design, such as

hospital vulnerabilities, the accessibility of old people to the physic enclosure, the

requirements professionals that project, design and evaluate hospitals must fulfil; In chapter

VII,

we will explain general construction the Health Ministry of Chile recommends. Chapter

VIII

analyses the Chilean legislation concerning hospital enclosures; and in chapters IX and X,

the main issue concerns the creation and application of the check list to a hospital enclosure.

INDICE

CAPITULO I ……………………………………………………………………

1

1.1 Introducción …………………………………………………………

1

1.2 Objetivos ……………………………………………………………

3

1.2.1 Objetivos Generales ………………………………………

3

1.2.2 Objetivos Específicos ………………………………………

3

CAPITULO II:

Historia de la Construcción de Recintos Hospitalarios en Chile

4

2.1 Chile ……………………………………………………………………

6

2.1.1 Primera época: Hospitales de la Conquista ………………….

6

2.1.2 Segunda época: La Colonia ………………………………….

7

2.1.3 Tercera época: Independencia ……………………………….

7

2.1.4 Cuarta época: 1870 – 1910 …………………………………

8

2.1.5 Quinta época: 1910 – 1927 ………………………………….

9

2.1.6 Sexta época: 1927 – 1934 …………………………………

10

2.1.7 Séptima época: Monoblock: 1934 – 1944 …………………

10

2.1.8 Otras épocas, posteriores a 1944 …………………………….

12

2.2 Siglo XXI ……………………………………………………………

13

CAPITULO III:

Proyectos Hospitalarios ………………………………………

14

3.1 Etapas del Proyecto Hospitalario; Formulación y evaluación de proyectos

14

3.2 Ciclo de vida de los proyectos ………………………………………

15

3.3 Estudios de Preinversión Hospitalaria (EPH) ………………………

19

3.4 Estudio de Recursos Físicos (Infraestructura) …………………………

21

3.4.1 Antecedentes Previos ………………………………………

24

3.4.2 Estudio Topográfico …………………………………………

25

3.4.3 Levantamiento Planimétrico detallado por edificio ………

26

3.4.4 Estado general de la Construcción …………………………

27

3.4.6

Vulnerabilidad de la Infraestructura Hospitalaria …………

30

3.4.7

Estado y existencia de Instalaciones ………………………

31

CAPITULO IV:

Reducción de la vulnerabilidad en el diseño de nuevos Recintos Hospitalarios ….

40

4.1 Aspectos económicos ………………………………………………….

42

4.2 Definición del nivel de Seguridad ……………………………………

43

4.3 Criterios generales para la selección de un sitio seguro ……………

45

4.4 Diseño y construcción del proyecto …………………………………

47

4.4.1 Etapas del diseño y construcción de Recintos Hospitalarios

48

4.4.2 Diseño de la Estructura ……………………………………

53

4.4.3 Diseño de los componentes no estructurales ………………

54

CAPITULO V: Criterios de Diseño Universal y Accesibilidad al

Medio Físico para el Adulto Mayor ……………………………………………….

57

5.1 Antecedentes Generales ……………………………………………….

57

5.2 El medio físico construido …………………………………………….

58

5.3 Requerimientos de los diferentes grupos de discapacitados

a la accesibilidad al medio físico ………………………………………….

58

5.3.1 Alérgicos …………………………………………………….

58

5.3.2 Deficientes mentales ………………………………………

60

5.3.3 Disminuidos auditivos, sordos ……………………………

61

5.3.4 Discapacitados con dificultad Motora ……………………….

63

 

5.3.4.1 Personas con dificultad para caminar ……………

63

5.3.4.2 Discapacitados en sillas de ruedas …………………

65

5.3.4.3 Movimiento y fuerza limitadas en brazos y manos

71

5.3.5 Discapacitados Visuales ……………………………………

71

 

5.3.5.1 Personas con Limitaciones Visuales ………………

72

5.3.5.2 Personas Ciegas …………………………………

73

CAPITULO VI: Competencias y capacidades profesionales exigidas

6.1

Requerimientos profesionales ………………………………………

76

6.2 Especialistas requeridos para la fase de preinversión,

estudios de amenazas y selección del sitio ………………………………

78

6.3

Especialistas requeridos para el anteproyecto,

diseño, construcción e inspección del proyecto …………………………

79

CAPITULO VII:

Criterios de Construcción ……………………………………

82

7.1 Obra Gruesa ……………………………………………………………

82

 

7.1.1 Estructura …………………………………………………

82

7.1.2 Muros exteriores …………………………………………….

83

7.1.3 Cubiertas …………………………………………………….

83

7.1.4 Tabiques interiores …………………………………………

84

7.2 Terminaciones ………………………………………………………

84

 

7.2.1 Revestimientos de Pisos ……………………………………

84

7.2.2 Revestimientos de Muros y tabiques ………………………

86

7.2.3 Revestimientos de Cielos …………………………………

87

7.3 Condiciones de protección contra incendios …………………………

89

 

7.3.1 Criterios de Diseño y Construcción de los Edificios ………

90

7.3.1.1 Elementos constructivos y sistemas de protección

91

7.3.1.2 Sectorización ……………………………………

95

7.3.1.3 Vías de evacuación …………………………………

96

7.3.1.4 Altura del Edificio …………………………………

97

7.3.1.5 Condiciones del entorno …………………………

97

7.3.2 Equipos e Instalaciones para el combate de incendios ……

98

7.3.3 Sistemas de detección de incendios ………………………

100

7.4 Instalaciones Sanitarias ………………………………………………

101

7.5 Instalaciones Eléctricas ………………………………………………

104

7.6 Climatización, Ventilación, Extracción ……………………………….

106

7.7 Gases Clínicos ………………………………………………

107

CAPITULO VIII:

CAPITULO IX:

Análisis de Normativa Aplicadas a Recintos Hospitalarios ………………………

116

9.1 Antecedentes Generales ……………………………………………….

116

9.2 Pauta de Revisión de Proyectos Hospitalarios ………………………

119

CAPITULO X:

Aplicación de Pauta de Revisión de Proyectos ……………………………………

129

10.1 Breve historia y descripción del Proyecto Estudiado ………………

129

10.2 Aplicación Pauta de Revisión ………………………………………

136

10.3 Observaciones al Proyecto …………………………………………

146

10.4 Cuadro verificadores de cumplimiento de Normativas ……………

149

10.4.1 Calculo de carga de Ocupación …………………………….

149

10.4.2 Cuadro Resistencia al Fuego ……………………………….

150

10.4.3 Cuadro Resumen de artefactos para Baño del Personal …

153

10.4.4 Cuadro Resumen Dotación de

Servicios Higiénicos para pacientes ……………………………….

154

10.4.5 Cuadro Resumen Intensidad Lumínica Artificial ………….

155

10.4.6 Comprobación de niveles de Superficies de Recintos ……

157

CONCLUSION …………………………………………………………………

159

Anexos Nº 1 ……………………………………………………………………….

161

Anexos Nº 2 ……………………………………………………………………….

165

BIBLIOGRAFÍA ………………………………………………………………….

167

CAPITULO I:

1.1 Introducción

El diseño de todo tipo de proyecto nace de las necesidades propias del mandante y la

capacidad del diseñador de plasmar estas solicitudes en un diseño arquitectónico basado en el

contexto del emplazamiento y el destino especifico del proyecto, pero en el caso de los

hospitales no está entregado a la mera voluntad de partes, sino que además viene regulado por

una serie de normativas especiales.

Al hablar sobre la normativa aplicable en materia de diseño y construcción de

hospitales debemos tener claro dos aspectos fundamentales. El primero de ellos, es el claro

desfase temporal (tecnológico-legislativo) que existe entre la presentación del problema real

que motiva la dictación de la pauta que viene a hacerse cargo de su regulación, y la

promulgación efectiva de estas, que en muchísimas ocasiones nacen obsoletas a su tiempo,

provocando que en la mayoría de los casos se deba actuar sin una base normativa adecuada

que apoye las decisiones constructivas. Otro de los aspectos a considerar es que cuando la

norma existe, es generalmente muy inferior en calidad a lo que la realidad exige para el

recinto, en otras palabras el canon es siempre más permisivo con las falencias del proyecto de

lo que será el mercado dejando a la normativa solo como un piso mínimo desde el cual actuar

fomentando las diferencias cualitativas entre los distintos recintos, lo que en materia publica es

un grave atentado contra el principio constitucional de igualdad entre los chilenos.

Es por esto, que este trabajo intenta hacerse cargo de los problemas enunciados a través

de la creación de una Pauta de Chequeo; realizada en base las normas antes mencionadas y

algunas recomendaciones en diseño y construcción de recintos hospitalarios por parte del

Ministerio de Salud de Chile, la Organización Panamericana de la Salud y la Organización

Mundial de la Salud (OPS / OMS), y busca mediante dicha complementación estandarizar el

1

procedimiento de control de calidad realizado por revisores independientes, minimizando los

riegos, logrando que tengamos hospitales más seguros.

Es así, como luego del arduo trabajo de análisis y recopilación de toda la legislación

aplicable, llegaremos a una Pauta de Revisión de aplicación universal en establecimientos

Hospitalarios, que se volverá operativa en el Edificio Centro de Rehabilitación Tobías Farkas

Berger de la Facultad de Medicina de la Universidad Austral de Chile, ubicado en el sector

Pilauco de la ciudad de Osorno, objeto de mi estudio.

2

1.2 Objetivos

1.2.1 Objetivos Generales

Elaboración de Pauta de Revisión para el control de calidad en los procesos de diseño y

construcción de Recintos Hospitalarios.

1.2.2 Objetivos Específicos

Validar pauta de revisión, mediante su aplicación en la revisión del proyecto Edificio

Centro de Rehabilitación de la Universidad Austral de Chile.

Analizar todas las normas, leyes, códigos, decretos, documentos y recomendaciones

vigentes dispuestas para la realización de todo tipo de proyectos Hospitalarios.

Establecer la importancia de la gestión de calidad en el diseño y construcción de

hospitales relativo a la vulnerabilidad ante catástrofes.

Señalar criterios de diseño y accesibilidad al medio físico para el adulto mayor.

Dar a conocer los requisitos exigidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS)

para el profesional que proyecta, diseña, evalúa y aprueba, construye e inspecciona

Recintos Hospitalarios y analizar la situación en nuestro país.

3

CAPITULO

II:

Historia

de

la

Hospitalarios en Chile

Construcción

de

Recintos

Desde siempre el hombre ha sido victima de múltiples enfermedades y accidentes, por

tanto la inquietud sobre su atención y tratamiento, que conlleva la necesidad de recintos

especiales para esta, existe desde tiempos inmemoriales.

En un principio se tenía un escaso conocimiento científico del cuerpo humano, por lo

que la “medicina” estaba entregada a ritos mágico-religiosos de los que se tiene conocimiento

por distintos hallazgos arqueológicos que lo confirman, pero ¿Dónde se prestaba esta

atención?, ¿Quiénes eran los encargados de prestarla?, ¿Cuál era su función? y ¿Cómo fue su

evolución? Son las interrogantes que intentaré contestar en esta pequeña reseña histórica.

Durante la América Precolombina no existen antecedentes que den fe de la existencia

de recintos hospitalarios o construcciones que hayan cumplido con estos fines, pero es lógico

creer que deben haber tenido algún tipo de recinto donde practicar los conocimientos médicos,

que sabemos, que eran bastante avanzados en varias partes de América o al menos algún tipo

de albergue, en los cuales se aislaba a pacientes que, por su condición representaban un peligro

para los demás pacientes. Si bien no se puede dar a estas construcciones el carácter de

hospitales,

estos

constituyeron

destinadas a la salud.

los

primeros

antecedentes

en

América

de

edificaciones

A lo largo de la América Colonial la situación se vislumbra distinta, pues con la

llegada de las Órdenes Religiosas que acompañaban a las expediciones militares empieza la

evolución de los “hospitales” en la región.

4

En un principio los Clérigos utilizaron construcciones nativas preexistentes, pero luego

fueron estableciendo anexos a sus conventos o destinando zonas interiores de ellos, a dar

albergue y cuidado a enfermos. A las que les dieron características de aislamiento y facilidades

de higiene, que insinúan los primeros pasos hacia edificios destinados propiamente a

hospitales en América.

Dentro de este contexto, los principales hitos de la época en la materia fueron:

En el año 1541, la Corona española dicta la primera ordenanza que obligaba en los

territorios conquistados a fundar hospitales.

En el Siglo XVIII, se produce en Europa la primera gran evolución de la Arquitectura

hospitalaria, al adoptarse los criterios usados en los hospitales tipo casernas militares, de

largos pabellones aislados unidos por pasillos.

En el siglo XIX surgen hospitales creados y sostenidos por Beneficencias o Sociedades laicas

de Caridad, por los que los hospitales de América y Chile eran todavía casas de caridad en que

el paciente recibía reposo y comida más que medicina.

Los hospitales de esa época se caracterizaban por la insignificancia y simplicidad del

diseño, en lo que a salas y departamentos de enfermos se refiere, y por la suntuosidad y

extensión de la capilla, y por la postergación impresionante de los servicios generales: cocina,

lavandería, servicios higiénicos, etc. Pero los tiempos fueron cambiando y los descubrimientos

científicos sobre infecciones y anestesia no sólo revolucionaron la medicina, sino también la

arquitectura hospitalaria de la época.

Las salas se orientan para lograr sol y buena ventilación. Aparece la división y el

aislamiento, la distinción entre cirugía y medicina, toman importancia los pabellones de

operaciones, el diseño de los servicios médicos se complica con salas de exámenes y de

5

curaciones. En el diseño, también vemos como la proporción entre los departamentos médicos

y capilla empieza a variar a favor de los primeros.

2.1 Chile

Chile tampoco estuvo ajeno a los distintos cambios que fue sufriendo la arquitectura

hospitalaria en el mundo, sino que mas bien fue repitiéndolos con el lógico desfase temporal

que hasta hoy tenemos. Es en este sentido que nuestra historia ha conocido de diversos

modelos

hospitalarios

como

los

establecimientos

tipo

nave

de

iglesia,

cruciforme,

en

pabellones, en peineta, con patio central, mono block, etc.

Si revisamos los planos y diseños de los Hospitales chilenos, desde 1543, fecha en que

se fundo el primero, hasta 1944; ya que después de esa fecha los cambios de estilo tienen que

ver mas con las entidades encargadas de los proyectos que con tendencias reales, se señalan 7

épocas bien definidas.

2.1.1 Primera época: Hospitales de la Conquista

El primer hospital fundado en Chile es el de “San Juan de Dios”, ubicado en la esquina

de las actuales calles Santa Rosa y Alameda Bernardo O`Higgins. Fundado por don Pedro de

Valdivia con el nombre de Hospital de la Cañada, Hospital de Nuestra Señora del Socorro u

Hospital Real, fue ampliado, limpiado y reformado por los Hermanos de San Juan de Dios, de

quienes posteriormente tomó su nombre, en el siglo XVII.

Eran establecimientos destinados a un fin primordial: las necesidades de las campañas

de conquista. Sus materiales eran principalmente barro y paja; y su construcción, ligera,

porque no había tiempo para hacerlos mejor y cualquier momento eran destruidos por los

6

indios. Contaba con muros de adobe, piso de tierra apisonada, techo de paja, puertas y

ventanas sencillas, y un plano sencillo. Contaba con un patio cuadrado rodeado de corredores;

dos o tres costados eran salas de hospitalización; el resto habitaciones, comunidad y una

pequeña capilla. En una mediagua al fondo, la cocina y los servicios higiénicos.

De este tipo de construcción fue el primer San Juan de Dios (hospital de Nuestra

Señora del Socorro) (en el año 1553); el de La Serena (1559); Osorno (1559); Cañete (1560);

Concepción e Imperial (1561); Villarica (1563) y Arica (1577).

Esta época duró hasta 1770.

2.1.2 Segunda época: La Colonia

La Colonia fue un tiempo tranquilo, donde la ausencia de conflictos bélicos y el tiempo

libre permitió el mejoramiento en las construcciones en especial en cuanto a los materiales,

ahora las paredes son de adobe o ladrillo pegado con cal; estucado y de color blanco. El techo,

de teja vana; hay cielo raso. Aparecen las ventanas con vidrios, colocadas en lo lato de los

muros. El piso es de ladrillo.

En cuanto al diseño se privilegia el especto religioso, nace el estilo cruciforme, que

contempla un altar en el centro para permitir que todos escuchen las misas.

De esta época son: el Hospital de Chillán, mandado a edificar por don Ambrosio

O`Higgins en 1791; el de Talca (1796); el de San Juan de Dios, Santiago (1801); el de Curicó,

que también data de esta época.

2.1.3 Tercera época: Independencia

7

En esta época no se construyó mucho, ya que la reciente república era pobre y con

muchos problemas.

Entre los hospitales que se construyeron en esta época destacan los Hospitales de

Rengo y de Los Andes. En el año 1804 se abre el primer Hospicio, ubicado en Av. Portugal

(Santiago), donde hoy se encuentra la Posta Central. El tipo de construcción es el mismo al de

la Colonia.

2.1.4 Cuarta época: 1870 – 1910

Es durante este tiempo que aparecen las escuelas de Medicina en el país y producto de

las múltiples necesidades que produce la guerra del Pacífico se reactiva la construcción

hospitalaria en el país. Se organiza el Servicio Médico del Ejército y se habilitan recintos para

heridos y hospitales de sangre.

Luego la aparición de pestes, obligó al aislamiento de los enfermos, en lo que se llamó

los lazaretos, edificios que no contaban con las condiciones higiénicas mínimas, sus pisos eran

de tierra, sus salas mal ventiladas, oscuras y húmedas, con ventanas de gran altura y

construidos en adobe.

Producto de todas las situaciones antes enunciadas comienza la innovación en la

materia. Los planos de los hospitales se disponen en conformidad a un concepto de función, su

estilo cambia y pierde en parte su aspecto conventual. Los materiales cal y ladrillo, permiten

una mejor construcción y un mayor confort, se contempla la calefacción por estufas, los pisos

son de madera, los cielos rasos y las ventanas más amplias. Aparecen servicios higiénicos

anexos a las salas. La unidad es una sala de 30 a 40 camas, que se dispone en lo posible con un

costado al norte, en un extremo la sala de exámenes y en el otro los servicios higiénicos, el

8

repostero y el comedor. Las salas, generalmente unidas entre sí por corredores, se disponían

escalonadas en una o dos hileras a los costados de un patio. En él se destacaba la capilla y la

comunidad, y más lejos, pero ya en posición de mayor importancia, la lavandería y la cocina.

En mediaguas más apartadas, los talleres y las habitaciones del personal.

Los servicios administrativos eran simples. La recepción estaba por la pieza de examen

y la del practicante. Generalmente eran hospitales para enfermos de un mismo sexo. Las salas

eran enormemente altas, para la ventilación. Las ventanas antes altas, ahora son bajas. Los

pabellones de operaciones, de diseño simple, orientados hacia la luz solar (norte), estaban

generalmente adyacentes a la sala de enfermos.

De esta época datan los Hospitales del Salvador, el H. San Vicente de Paul (hoy

hospital J.J. Aguirre), el H. San Borja y el H. San José.

2.1.5 Quinta época: 1910 – 1927

Es la escuela alemana la que se impone durante este periodo introduciendo el “hospital

de pabellones aislados”. Aparece la función del policlínico, de la administración como función

destacada. Durante este ciclo los Hospitales eran integrados por numerosas funciones,

servicios o departamentos aislados (los pabellones) y como las posibilidades arquitectónicas

no permitían más de dos o tres pisos, se buscaba la solución en la extensión.

En orden sucesivo había tres centrales: la administración-recepción, la capilla y la

cocina con lavandería. Alrededor de este eje se disponían los pabellones: policlínicos,

farmacia, cirugía mujeres, cirugía hombres, medicina mujeres, medicina hombres, maternidad,

infecciosos, claustro y habitaciones del personal.

9

Este tipo de edificación (de dos o tres pisos y con pabellones aislados) resultaba muy

caro y ninguno de los proyectos alcanzó a ser terminado. Ejemplo de este tipo de edificación

fueron los Hospitales Barros Luco, el Arriarán y el de Osorno; ninguno de estos proyectos se

llevaron a cabo.

2.1.6 Sexta época: 1927 – 1934

En este período el Gobierno reconoce a los Hospitales en su función de asistencia

social del Estado y comenzó a financiar proyectos hospitalarios.

Se

construyeron

pabellones

a

los

viejos

hospitales.

Estos

pabellones,

arquitectónicamente, son una adaptación de los de la época anterior. En forma de peineta, de

dos, tres o cuatro pisos, con dos o cuatro salas perpendiculares al cuerpo principal que

contenía los servicios generales (salas de médicos, de examen, laboratorios, aislamientos); los

servicios higiénicos se ubicaban en la testera de la sala.

De este tipo de transición son los pabellones de los hospitales de Temuco, Angol, Talca

y otros, que, como hemos dicho, no alcanzaron a constituir verdaderos hospitales sino parches

sobre los viejos.

2.1.7 Séptima época: Monoblock: 1934 – 1944

En esta época, el Estado se da cuenta de la importancia de la infraestructura

hospitalaria e invierte gran cantidad de recursos.

La arquitectura hospitalaria sufre la influencia de la evolución de conceptos médicos y

aparece el Monoblock, se requiere un hospital de gran rendimiento donde haya de todo y todo

10

esté a la mano en el momento oportuno: las interconsultas, los laboratorios, los rayos, los

pabellones; se necesita la cercanía del policlínico a las salas, y de ambos a los servicios

generales; la distribución de la comida y la ropa debe hacerse por vías más directas y

expeditas.

Todo esto ello exige concentración, lo que implica construcción vertical.

El esquema general es: un carrefour central de distribución, dos alas de hospitalización

y una torre de servicios generales. Fiel ejemplo de ello es el Hospital de Valdivia, diseñado

bajo la acción directa del Dr. Alejandro Del Río, que fue uno de los grandes precursores de

estas nuevas ideas en Chile.

Algunas características de este diseño son: Un largo cuerpo de hospitalización que mira

al norte. En el primer piso la administración y estadística, el policlínico, el servicio de

recepción. En los pisos 2, 3, 4 y 5, la hospitalización: salas que ocupan exclusivamente el lado

norte (sol) y servicios (toilettes, exámenes, salas de enfermeras) al lado sur. Perpendicular a

este cuerpo, en su centro, se destaca la torre de servicios que contiene: en el piso zócalo, la

lavandería y la cocina; en el primero, la farmacia y los rayos X; en el segundo (medicina): el

aula o sala de reuniones, biblioteca; en el tercero (cirugía): pabellones de operaciones; en el

cuarto (maternidad): salas de partos y pabellones de operaciones; en el quinto (pediatría): sala

de juego para los niños. En dos alas laterales al cuerpo principal, están el Pensionado y la

Asistencia Pública.

Dentro de estas mismas líneas, se desarrollaron los hospitales de Iquique, Tocopilla,

Concepción, Chillán, Cauquenes. Los Sanatorios de el Peral y Valparaíso.

11

Lamentablemente, este diseño de hospital tenía un costo de edificación más alto de lo

que la economía permitía en esa época financiar, es por esto que se buscó la fórmula de hacer

lo mismo pero más económico.

2.1.8 Otras épocas, posteriores a 1944

La creación del Servicio Nacional de Salud (SNS) en 1952, bajo la Presidencia de don

Carlos Ibáñez del Campo, significó la unificación de varias instituciones (La Gota de Leche, la

Beneficencia, el Seguro Obrero y otras) algunas de las cuales se hacían cargo de la ejecución

de sus hospitales y sanatorios. En esta unificación nació el Sub Departamento de Arquitectura

de este nuevo Organismo, el que, al tener profesionales entrenados en la arquitectura

hospitalaria, proyectó y construyó numerosos edificios, hasta fínales de los años 60. Cabe

mencionar, entre otros: el Instituto de Neurocirugía, el Hospital del Tórax, el H. San Juan de

Dios, el H. Gustavo Fricke de Viña del Mar, los Hospitales de Linares, Temuco, Angol,

Osorno, Puerto Montt, Rancagua, Antofagasta, Imperial, Victoria, la Posta Central de la

Asistencia Pública (hoy H. Dr. Alejandro del Río).

Sucesores de esta entidad fueron: la Sociedad Constructora de Establecimientos

Hospitalarios,

el

Departamento

de

Arquitectura

Médica

del

Ministerio

de

Salud

y

el

Departamento de Recursos Físicos del mismo Ministerio.

De esta época datan muchos hospitales o ampliaciones de algunos ya existentes como

el de Coquimbo, Melipilla, Curicó, Copiapó etc. Siendo sus principales características la triple

crujía, constituida por tres naves y dos pasillos paralelos a lo largo de todo el cuerpo de

hospitalización, la creación de circulaciones diferenciadas entre la interna (personal, insumos y

pacientes

hospitalizados)

y

externa

(público)

y

por

último

la

incorporación

de

la

unidireccionalidad en varios servicios clínicos y de apoyo.

12

En los años 90 se genera otro de los grandes cismas en materia Hospitalaria, provocado

por la inserción de recursos que significo la obtención de prestamos internacionales del Banco

Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial que promovieron y permitieron una nueva

concepción: los Hospitales Multiblock.

Estos se caracterizan por la división del establecimiento en 4 edificios unidos

internamente por la circulación exclusiva de personal, insumos, médicos y pacientes con áreas

muy diferenciadas de público y esperas y circulaciones menores controladas.

2.2 Siglo XXI

Es importante destacar que a pesar del increíble crecimiento del área privada, las

mutuales y la red de Megasalud en el aspecto público aun hay mucho por hacer. Que implica

principalmente la inclusión de mayores tecnologías y calidad tanto funcional como estética.

Siendo el mayor desafío de nuestros tiempos erradicar todos los elementos discriminatorios

para una población cada vez más compleja.

13

CAPITULO III: Proyectos Hospitalarios

La necesidad de contar con proyectos que den respuesta al plan de desarrollo del sector

público de salud, hace necesario el desarrollo de una metodología que permita formular y

evaluar proyectos.

Los objetivos específicos de esta metodología son:

- Orientar y entregar herramientas prácticas para la identificación, formulación y

evaluación de proyectos de salud en Hospitales.

- Definir las etapas de los proyectos y los contenidos de cada una de ellas.

- Proponer los formatos que faciliten la presentación de la información.

“La evaluación

social de

proyectos tiene

como

objetivo identificar y

medir la

contribución de un determinado proyecto al desarrollo de una sociedad o un país.” 1

Sin embargo, para el caso particular de recintos hospitalarios públicos la ecuación,

costo y beneficio de la inversión privada, sufre algunas modificaciones dadas principalmente

por la labor comunitaria que dichos recintos prestan a nuestra sociedad haciendo imposible

cuantificar en dinero dicho aporte, lo que no significa que la evaluación no se haga, sino que

comprende además otros factores a considerar.

3.1

Etapas

proyectos.

del

Proyecto

Hospitalario;

Formulación

y

evaluación

de

1 “Guía Metodológica para Estudios de Preinversión Hospitalaria”, Ministerio de Salud, División de Inversiones y Desarrollo de la Red Asistencial, Diciembre 2001, pág. 15.

14

“La definición básica de proyecto es la identificación, medición y valorización de

costos y beneficios que ocurren en distintos períodos de tiempo atribuibles al proyecto, con el

fin de emitir un juicio sobre la conveniencia de ejecutar ese proyecto”.

La formulación de proyectos considera medir la producción de bienes y servicios a

través de la combinación y transformación de insumos para otorgar prestaciones de salud. Para

obtener esto, el proyecto debe buscar eficiencia en la combinación de insumos y de los

productos para producir el máximo de prestaciones al menor costo. La eficiencia económica se

logra mediante una adecuada formulación de los proyectos, esto se obtiene solo al realizar una

buena

evaluación

especialistas

que

económica

de

las

opciones

colaboran

en

gestión

clínica,

tecnológicas

sugeridas

por

administradores,

contadores,

los

distintos

sociólogos,

psicólogos, publicistas, técnicos y trabajadores especializados.

El proceso de evaluación de proyecto consiste en emitir un juicio sobre la conveniencia

o no de un determinado proyecto, a través de la comparación de las alternativas de solución

medidas a través de costo – eficiencia (oferta – demanda). Otro aspecto que se debe considerar

dentro de la evaluación, son las decisiones de menor envergadura o subproyectos, que

consideran por ejemplo, trabajar con terceros y cuartos turnos, fuentes de energía e insumos,

externalización de actividades, etc.

Finalmente, la evaluación económica del proyecto no sólo comprende el valor de

inversión,

sino

también

los

costos

actualizados

de

operación,

los

que

luego

de

ser

minuciosamente ponderados permiten decidir si es viable el proyecto.

3.2 Ciclo de vida de los proyectos

15

La ejecución de proyectos hospitalarios requieren de bastante tiempo, especialmente el

estudio de preinversión, el cual en hospitales de alta complejidad en el país ha implicado

necesidades de recursos humanos, materiales y financieros

por más de un año. La inversión a

la que corresponde considera el diseño arquitectónico e ingeniería de detalle, el cual considera

un tiempo de ejecución de un año aproximadamente. Mientras que la ejecución de obras varía

de 2 a 3 años.

En el ciclo de vida de los proyectos se identifican las siguientes etapas:

Preinversión

Idea

Perfil

Prefactibilidad

Factibilidad

Inversión

Diseño arquitectónico, ingeniería de detalle y programación de actividades

Ejecución

Operación

Generación o producción de prestaciones

Evaluación ex – post

16

Tiempos estimados del ciclo de vida de los proyectos.

Etapa

Tiempos observados

Preinversión

 

1 Año a 2 Años

Diseño arquitectónico

 

1 Año

Ejecución de obras civiles

2

Años a 3 Años

Tiempo total estimado de ejecución proyecto

4

Años a 6 Años

Fuente: Departamento Desarrollo de la Red Asistencial - MINSAL

Idea. La idea de un proyecto surge básicamente como una solución a un problema detectado,

tal como déficit de atenciones de salud, actualización de los equipos e infraestructura,

incorporación de nuevas tecnologías, etc. Por otra parte, la definición, desarrollo y alcances de

la idea, permite presentar los elementos necesarios que permiten tomar una decisión futura.

Los antecedentes obtenidos en esta etapa deben permitir al evaluador tomar una decisión en

cuanto a la conveniencia de abandonar la idea, postergar su análisis o pasar a la etapa de perfil

o estudio de prefactibilidad.

Perfil. Corresponde a un estudio preliminar, el cual no demanda mucho tiempo o dinero, sino

más bien conocimientos técnicos de expertos que permitan estimar la factibilidad técnica de

llevar a cabo la idea. En esta etapa se presenta estimaciones de costos. A partir del Perfil se

puede proceder a: archivar para reevaluarlo, desechar, o seguir al siguiente paso, al estudio de

prefactibilidad.

Estudio de Prefactibilidad. El estudio de prefactibilidad disminuye los riesgos de la decisión.

El objetivo en este estudio es mejorar la calidad de la información para decidir respecto a la

ejecución del proyecto. La preparación del estudio demanda tiempo y dinero. Se requieren de

una gran cantidad de profesionales que efectúen trabajos en terreno y de investigación.

17

Además de lo anterior, es necesario definir el proyecto, los subproyectos que lo componen,

seleccionar las mejores tecnologías, localización, tamaño y financiamiento.

El estudio de prefactibilidad debe ser evaluado o revisado por un equipo externo, o sea por un

equipo de personas que no estén comprometidas con el proyecto.

Estudio de Factibilidad. El estudio de factibilidad incluye principalmente los mismos

capítulos que el de prefactibilidad, pero obviamente más detallado y menor rango de variación

esperado en los costos y beneficios del proyecto. En particular, este estudio requiere de

profesionales expertos y de información primaria, incluyendo cotizaciones para obras civiles,

equipamiento médico industrial, financiamiento de la inversión y los costos operacionales.

Todo esto, por supuesto que implica mayor investigación y precision en terreno, por ejemplo

estudios de suelos y/o topográficos, localización, tecnología, programación de la obra, etc.

Diseño y Ejecución. Las etapas de diseño de ingeniería y posteriormente la etapa de ejecución

de la obra civil son efectuadas por los Servicios de Salud generalmente a través de licitaciones

por medio de las bases generales, especiales y técnicas. El Ministerio de Salud es el encargado

de realizar estas últimas.

Operación de Proyectos. La operación de un proyecto considera la puesta en marcha (tiempo

de entrada en régimen) y posterior funcionamiento normal del establecimiento. Esto quiere

decir en cuanto, a la dotación de recursos humanos requerida, bienes y servicios de consumo y

el financiamiento de estos recursos.

Evaluación Ex – Post. Finalmente se realiza la evaluación de resultados o comparación entre

lo estimado y/o proyectado inicialmente, respecto de la operación. Esto permite corregir las

18

metodologías de dimensionamiento ex – ante, para la formulación y evaluación de proyectos

futuros, esto para corregir la calidad de los recintos hospitalarios en Chile.

Operación y mantenimiento. Si bien esta etapa no es parte del desarrollo de la nueva

infraestructura, es indispensable que en las etapas previas se establezca la forma cómo operará

y se preservará la función del establecimiento.

3.3 Estudios de Preinversión Hospitalaria (EPH).

Los estudios de Preinversión Hospitalaria (EPH) consideran el desarrollo completo del

estudio de prefactibilidad hasta la presentación de la mejor alternativa.

La finalidad de los Estudios de Preinversión es determinar la demanda y necesidades

que

enfrenta

un

establecimiento

asistencial

y

compararla

con

la

oferta

potencial

del

establecimiento, de modo que el proyecto definitivo, permita reducir la brecha observada a

través de aproximaciones sucesivas, por ejemplo, la implementación de la cirugía ambulatoria

y la hospitalización domiciliaria, que disminuyen el tiempo de estada de los pacientes en el

hospital, reduciéndose el número de camas y recursos asociados. Es por esto, que el

dimensionamiento de la inversión requerida, se debe calcular en base a una propuesta ajustada.

Las principales etapas de los EPH, se pueden resumir en:

- Diagnóstico de:

Prestaciones

Recursos Humanos

Infraestructura

Equipamiento

19

Recursos Financieros

Gestión del establecimiento

Optimización

Identificación y evaluación de alternativas de solución

El diagnóstico considera el dimensionamiento de la brecha de prestaciones y su

impacto en la necesidad de recursos humanos, infraestructura, equipamiento y recursos

financieros.

En la parte optimización, propone criterios que permiten identificar las soluciones a los

problemas identificados en el diagnóstico a través de medidas de gestión e inversión marginal

y que permitan reducir las brechas identificadas. Entre las principales medidas que se propone

identificar se destacan la implementación de:

- Hospitalización abreviada

- Hospitalización domiciliaria

- Cirugía ambulatoria (mayor y menor)

- Manejo indiferenciado de recursos como pabellones, camas y boxes.

- Modelo de gestión

- Compra de servicios

Finalmente, cuando las medidas mencionadas anteriormente son insuficientes para dar

solución al déficit, es necesario implementar otras formas que permitan reducir brechas,

destacándose la inversión en infraestructura y equipamiento. A través de normalizaciones,

construcciones,

ampliaciones,

reposiciones,

entre

necesidades de recursos humanos.

20

otros,

junto

a

la

identificación

de

Contenidos básicos de un Estudio de Preinversión Hospitalaria (EPH).

CONTEXTO OFERTA DEMANDA BRECHA PROPUESTA DE BRECHA ACTUAL SOLUCION FINAL Producción de Prestaciones
CONTEXTO
OFERTA
DEMANDA
BRECHA
PROPUESTA DE
BRECHA
ACTUAL
SOLUCION
FINAL
Producción de
Prestaciones
(producción en el
establec. más compra
de servicios)
Recursos humanos
Infraestructura
Equipamiento
Recursos financieros
Modelo actual
Demanda de
Demanda versus
Prestaciones
oferta de:
Recursos humanos
Prestaciones
Infraestructura
Recursos humanos
Equipamiento
Infraestructura
Recursos financieros
Equipamiento
Recursos financieros
Optimización
Modelos propuestos
Compra y ventas de
servicios
Evaluación
económica-financiera
(inversión y
sustentabilidad
financiera).

3.4 Estudio de Recursos Físicos (Infraestructura).

El estudio de recursos físicos le brindara información muy valiosa al estudio de

preinversión hospitalaria, ya que en esta parte se diagnosticará la situación estructural y

funcional de los edificios de los establecimientos asistenciales del país, obteniéndose como

resultado la vida útil residual; las condiciones de riesgo desde el punto de vista estructural y su

capacidad de absorber la demanda y funciones que le corresponde realizar al establecimiento.

Lo anterior determinará una primera aproximación respecto del grado de intervención que

requiere la infraestructura existente para seguir funcionando.

El propósito del diagnóstico de infraestructura de los Estudios de Preinversión de

Hospitales es desarrollar mayores grados de certidumbre para facilitar la identificación de

alternativas de solución arquitectónicos a el o los problemas identificados, y de esta manera

obtener información relevante para la posterior elaboración del Informe final sobre el estado

de nuestros hospitales en el país. Obtenido este informe, sabremos con mayor exactitud cual

será la política a seguir en cuanto a Inversión Hospitalaria.

21

Se necesitan recopilar una serie de antecedentes que permitan caracterizar con mayor

precisión la infraestructura a analizar:

Terreno

¿Cómo es?: características físicas, dimensiones, forma, ángulos entre sus lados, superficie,

pendientes y calidad del suelo.

¿Dónde está ubicado?: ubicación regional, comunal y vecinal, calles circundantes, vialidad y

accesibilidad.

¿Qué

contiene?:

edificios,

árboles,

infraestructura sanitaria y energética.

calles

internas,

estacionamientos,

accidentes,

¿Qué reglamentación y normativa legal lo rige?: Escrituras de Propiedad, Ordenanza, usos

del suelo, coeficiente de constructibilidad, porcentaje de ocupación del suelo, alturas, rasantes,

pareos, cantidad de estacionamientos, línea municipal de cierro, antejardín y edificación,

expropiaciones, ensanches.

¿Qué contingencias y factores de riesgo natural lo afectan?: accesibilidad regional,

comunal y/o vecinal, vulnerabilidad ante inundaciones, derrumbes, tsunamis, deslizamientos,

sismos, otros.

Edificios

¿Cómo son?: de cada uno: dimensiones de largo y ancho, alturas de pisos y en metros, forma,

superficie por planta, por servicios y total, antigüedad en años, materialidad predominante.

¿Dónde y cómo están ubicadas en el terreno?: dimensiones, distancias relativas y ángulos

de los espacios edificados, espacios cubiertos, espacios libres, orientación.

22

¿Qué contienen?: Servicios clínicos, de apoyo, administrativos y técnicos, por edificio y por

piso, su zonificación, su distribución, sus circulaciones internas y generales, sus recintos.

¿Cuáles son sus prestaciones?: listado de recintos, relevantes por servicio, donde se distingan

e identifiquen recintos variables, que dependen directamente del nivel de producción de

prestaciones de salud finales e intermedias y los recintos fijos que son complementarios a la

producción.

¿En qué condiciones están?: La estructura es utilizable o no, soporta modificaciones y/o

ampliaciones, Terminaciones. Instalaciones.

¿Cómo son sus relaciones funcionales?: entre los distintos Servicios del establecimiento;

entre recintos de cada Servicio; por tamaño y cantidad de recintos; por la calidad de sus

circulaciones.

¿Qué contingencias y factores de riesgo los afectan?: vulnerabilidad externa, vulnerabilidad

interna,

estructural,

no

estructural,

de

organización;

protección

al

fuego,

compartamentalización, accesibilidad de bomberos, escapes, la normativa vigente en cuanto a

seguridad;

asismicidad;

condiciones

ambientales

de

trabajo

(iluminación,

ventilación,

materiales, porcentaje ocupación de suelo; saneamiento ambiental (disposición de residuos

sólidos y líquidos, emanaciones tóxicas, proximidad a fuentes contaminantes).

Instalaciones

Aquí se describirán los sistemas de abastecimiento y redes de distribución, para las

instalaciones de agua potable, alcantarillado, gas industrial, gas licuado, gas natural, vapor,

gases clínicos, electricidad, telefonía, computación.

Una vez que se cuenta con esta información, se pasa a la segunda parte del diagnóstico.

Se debe analizar la información descrita previamente. También se deben analizar o comparar

los criterios de organización y diseño existentes y compararlos a los actuales. Paralelamente,

23

se debe estimar la producción potencial de los recintos variables relevantes del Hospital, por

ejemplo: los servicios que realizan prestaciones finales, considerando al menos los boxes de

consultas de especialidad, camas existentes y pabellones quirúrgicos

El detalle y tipo de información que es necesaria presentar en el diagnóstico de

infraestructura a través de documentos y/o gráficos se resumen en los antecedentes legales,

listado de recintos relevantes, estudio topográfico, levantamiento planimétrico actual, estado

de la construcción, instalaciones, estado estructural y funcional y vulnerabilidad, y estudio de

accesibilidad los cuales se detalla a continuación:

3.4.1 Antecedentes Previos

El propósito de esta parte del estudio es conocer con exactitud la situación legal básica

de los terrenos del hospital en estudio.

Al menos se debe tener los siguientes documentos e información:

- Escritura pública de propiedad del terreno.

- Inscripción en Conservador de Bienes Raíces.

- Informes municipales relevantes (del terreno actual y eventual alternativo)

- Superficie total del terreno en m2.

- Superficie edificada actual total en m2.

- Porcentaje de ocupación del terreno.

- Número de pisos actuales.

Se entiende por escala apropiada, aquella, que mejor grafique la situación que se desea

analizar, dependiendo del tamaño y forma del conjunto.

24

En este estudio, se entiende por cuerpo de edificio, a los volúmenes estructuralmente

independientes,

sin

juntas

de

dilatación

sísmicas.

Por

tanto

un

edificio,

puede

estar

conformado por la unión de varios cuerpos, divididos entre sí por juntas de dilatación

sísmicas.

3.4.2 Estudio Topográfico

El propósito específico de esta parte del estudio es conocer con certeza, mediante una

descripción planimétrica detallada, el relieve de los terrenos en donde está ubicado el

complejo hospitalario y los edificios e instalaciones que lo conformar, el emplazamiento del

Centro Asistencial (en la ciudad, en el terreno y el ordenamiento de sus edificios), conocer las

dimensiones del terreno y las distancias y medidas relativas entre edificios y límites del

terreno.

Un levantamiento de este tipo debe contar con la siguiente información:

- Curvas de nivel (altura y distancia determinadas de acuerdo a la topografía del

terreno).

- Límites del terreno, indicando roles respectivos.

- Cotas generales, ángulos entre sus lados (cotas de distanciamiento y dimensiones del

terreno).

- Punto de Referencia (PR).

- Vialidad exterior circundante del complejo (tanto peatonal, como vehicular):

Calles, veredas, calzadas.

- Nombre de calles.

25

- Ubicación de cámaras de inspección de alcantarillado público y redes (cota de

cámaras y radier alcantarillado, diámetro de colectores alcantarillado, sentido de

escurrimiento alcantarillado).

- Ubicación de sumideros de agua lluvia (cota de cámaras de inspección aguas lluvias,

diámetro de colectores agua lluvias, sentido de escurrimiento aguas lluvia).

- Ubicación de redes de agua potable (cota de cámaras de inspección agua potable, cota

de grifos, diámetro de matrices agua potable, sentido de escurrimiento agua potable,

emplazamiento estanque de agua potable.

Silueta de los cuerpos de los edificios:

- Nombre de cada cuerpo y denominación con una letra o número.

- Servicios Clínicos que contienen.

- Altura total de pisos y altura total en metros, referidos al PR.

- Dibujo planta de cubierta.

3.4.3 Levantamiento Planimétrico detallado por edificio

Este levantamiento debe ser suscrito por un profesional del área de la construcción.

- Levantamiento planimétrico detallado por edificio (en escala 1:100)

- Plantas de los cuerpos por niveles, indicando:

Nombre de los servicios

Numeración de cada recinto

Cotas interiores de recintos, circulaciones y espesores de muros

Nivel de altura de cada planta, referido a levantamiento topográfico

Emplazamiento de equipos adosados o mayores

26

Artefactos sanitarios disponibles por recinto

Revestimientos predominantes de pisos, muros y cielos

Shafts mecánicos de instalaciones o de ventilación

Cuadro de simbologías

Escalas

Orientación

Nombre y firma del profesional que suscribe el levantamiento

Dibujante

Fecha levantamiento

Nombre establecimiento

Número de lámina

- Cortes generales de altura para indicar alturas de piso a piso.

3.4.4 Estado general de la Construcción

El propósito específico de esta parte del estudio, es conocer con certeza de manera

condensada, informada y gráfica la tipología constructiva de los edificios que conforman el

recinto hospitalario y su estado de conservación. Para esto, se debe considerar como

herramientas de análisis, el plano topográfico y un informe que caracterice los edificios en su

totalidad (o partes de ellos) en Bueno (B), Regular (R) y Malo (M).

El levantamiento y el informe escrito deben ser suscritos por un profesional del área de

la construcción. El Informe debe mostrar en un plano de representación gráfica el complejo

hospitalario identificando con colores, achurados o símbolos, los siguientes aspectos:

- Año de construcción de los cuerpos de edificios.

27

- Tipo de estructura predominante (marcos, muros).

- Materiales predominantes, y su estado en: Estructura, Cubierta, Muros, Tabiques,

Pavimentos y cielos.

3.4.5 Estado Estructural

El objetivo de este estudio es conocer con certeza la tipología, estado y características

estructurales de los edificios que conforman en recinto hospitalario, el tipo de estructura y sus

materiales predominantes, el grado de vulnerabilidad ante riesgos sísmicos, el grado de

intervención a que ha sido sometida la obra gruesa durante su vida en servicio y la posibilidad

de utilizar y de ejecutar nuevas alteraciones (demoliciones, construcción de pisos superiores u

otros).

El trabajo debe ser desarrollado por un ingeniero civil estructural y considera el estudio

de los edificios y las perforaciones de calicatas adyacentes a ellos, con el fin de comparar los

planos originales de cálculo estructural y compararlos con lo existente y la norma vigente

(sólo calculo estático). Además de lo anterior, la metodología de estudio del estado estructural

de los edificios hospitalarios, se debe aplicar preferentemente a las siguientes estructuras:

- Estructuras de marcos de hormigón armado.

- Estructuras que evidencien daño estructural o hallan sufrido daño en terremotos

anteriores.

El estudio debe diagnosticar la capacidad estructural, de, o los edificios del conjunto

hospitalario, para esto se deben revisar y estudiar los códigos de diseño estructural actuales,

definidos por las siguientes normas y todos sus anexos, o sus modificaciones posteriores:

28

NCh 433 Of. 96 y las instituidas transitorias de normativas chilenas contempladas en

su anexo B.

ACI 318-95

NCh 2123 Of. 97

NCh 1928 Of. 93

NCh 1537 Of. 86

NCh 431 Of. 89

NCh 432 Of. 71

Ordenanza General de Urbanismo y Construcción

Se debe elaborar un programa de ensayes que permitan modelar la estructura en torno a

valores representativos de ella. Por otra parte el modelo a emplearse debe ser compatible con

la base teórica de la estructura existente. Los ensayes mínimos requeridos consideran los

hormigones, las enfierraduras y la calidad de aceros.

En casos particulares, en que persista duda sobre el estado estructural de algún cuerpo,

ya sea por inexistencia de planos originales que faciliten el diagnóstico u otro motivo, se debe

realizar

un

levantamiento

estructural

y

eventualmente,

realizar

ensayes

particulares,

fundamentalmente para aportar certeza técnica al estudio.

El resultado final del estudio es un informe que describa la capacidad estructural del o

los edificios, sus elementos secundarios más importantes y un diagnóstico detallado de sus

elementos estructurales críticos que presenten índices de sus características estructurales

alejadas de los valores previstos en las normas, de modo tal que los edificios en cuestión

puedan ser intervenidos para cumplir con la normativa vigente de diseño.

29

Este estudio consta, además de todos los antecedentes planimétricos necesarios, de un

plano informativo de representación gráfica del estado actual de las estructuras del conjunto

hospitalario, el cual contará con la información técnica recabada sobre el estado estructural de

los distintos cuerpos de edificios del recinto hospitalario estudiado, a una escala apropiada.

3.4.6 Vulnerabilidad de la Infraestructura Hospitalaria

En esta parte se desarrolla una metodología de diagnostico de vulnerabilidad básica.

Esta metodología incipiente, en comparación con la vasta complejidad de los aspectos que

cruzan el tema de Vulnerabilidad Hospitalaria, tiene como propósito primero, iniciar al interior

de los equipos multidisciplinarios de salud, un trabajo sistemático de difusión y en segundo

término, identificar acciones y proyectos particulares en etapas posteriores de factibilidad.

Los equipos de salud saben que ante la ocurrencia de un fenómeno peligroso es altamente

probable que los hospitales en nuestro país sufran daño en su infraestructura y esto debido a

los siguientes factores:

- alta complejidad interna.

- alta dependencia de servicios básicos externos.

- limitación de la movilidad de los pacientes.

- gran cantidad de equipamiento.

- presencia de elementos tóxicos e inflamables.

- funcionamiento permanente, que implica presencia de personas al momento de

ocurrir el evento.

Diagnostico

El

diagnostico

y

certificación

de

la

vulnerabilidad

debe

ser

realizada

por

el

Departamento de Recursos Físicos de los Servicios de Salud.

30

Según estudios realizados por el Departamento de Ingeniería de la Universidad de

Chile, se detectaron dos causas principales que generan Vulnerabilidad Estructural del sistema.

La primera, asociada principalmente a estructuras diseñadas sin criterios sismorresistentes

adecuadas o bien, al deterioro experimentado por las edificaciones. En esta condición no sólo

se encuentran estructuras

3.4.7 Estado y existencia de Instalaciones

El

propósito específico de esta parte del estudio, es conocer el estado de las

instalaciones del recinto hospitalario y por otra parte conocer con antelación las factibilidades

técnicas informadas por los organismos encargados de su suministro.

Lo que obtendremos de esta parte del estudio serán informes y levantamientos gráficos

que den cuenta de la cobertura y vigencia, de las instalaciones de especialidad.

Como criterio para determinar si ellas cumplen con normas vigentes, se usa el concepto

de obsolescencia de la instalación, de acuerdo al rango de vida útil que ella puede tener en

cada uno de los edificios y en el conjunto del complejo hospitalario.

Para el edificio en el cual los estudios anteriores determinan que no es posible

reutilizarlo, es decir se encuentra en condiciones estructurales deficientes (sin reparación

razonable), o son vulnerables (sin posibilidad real de mitigación), no necesariamente se debe

realizar el diagnóstico de las instalaciones.

Además de lo anterior, para cada cuerpo o edificio se debe dejar constancia de la

antigüedad de la instalación, en el plano general de la especialidad. En caso que alguna

31

instalación sobrepasara la vida útil (instalaciones eléctricas, sanitarias, centrales térmicas y

climatización, entre otras), no es necesario profundizar en el estudio específico.

a) Instalaciones Eléctricas

Se puede utilizar levantamientos existentes y antecedentes técnicos que ayuden a

determinar el Año de construcción de la instalación (fecha de la que se deja constancia en el

plano general

de la especialidad, sobre cada edificio), considerando como

criterio

de

obsolescencia para este tipo de instalación una vida útil no superior a 20 Años.

El diagnóstico debe ser realizado por un ingeniero eléctrico con experiencia en el

diseño de instalaciones hospitalarias.

Partes de la Instalación que deben ser diagnosticadas:

- Empalmes y acometidas

- Subestaciones eléctricas

- Redes de alumbrado y fuerza

- Tableros eléctricos

- Circuitos de emergencia

- Grupos electrógenos

- Mallas a Tierra

- Sistemas especiales

- Corrientes Débiles

b) Instalaciones Sanitarias (Agua Potable y Alcantarillado)

32

Se puede utilizar levantamientos existentes y antecedentes técnicos que ayudan a

determinar el Año de construcción de la instalación (fecha de la que se deja constancia en el

plano general

de la especialidad, sobre cada edificio), considerando como

criterio

de

obsolescencia para este tipo de instalación una vida útil no superior a 40 Años.

El diagnóstico debe ser realizado por un ingeniero con experiencia en el diseño de

instalaciones hospitalarias en la especialidad.

Partes de la Instalación que deben ser diagnosticadas:

Agua Potable

- Empalmes

- Redes de agua potable fría

- Instalaciones especiales de tratamiento (Ablandadores, filtros)

- Redes de agua potable caliente (estanques de regulación de calor)

- Sistemas de presurización

- Estanques de regulación y reserva

Alcantarillado

- Uniones domiciliarias

- Planta de elevación de aguas servidas o de eyectores

- Redes de alcantarillado

- Sistemas de tratamiento primario (Cámaras de decantación y/o filtros, cámaras

reductoras con temperatura)

- Sistemas de tratamiento secundario

33

- Alcantarillado para aguas lluvias

c) Instalaciones de Centrales Térmicas y Climatización

Se puede utilizar levantamientos existentes (siempre y cuando estén actualizados y

contengan como mínimo la información descrita más adelante) y antecedentes técnicos que

ayuden a determinar el Año de construcción de la instalación, fecha de la que se deja

constancia en el plano general de la especialidad, sobre cada edificio.

Como criterio de obsolescencia para esta instalación se considera una vida útil variable

de acuerdo al tipo de equipamiento, según el siguiente criterio:

Calderas; 30 Años.

Intercambiadores de calor, manifolds, quemadores y equipos estacionarios en general; 20

Años.

Bombas de recirculación y equipos móviles en general; 10 Años.

El diagnóstico debe ser realizado por un ingeniero mecánico con experiencia en el

diseño de instalaciones de centrales térmicas y climatización en recintos hospitalarios.

Partes de la Instalación que deben ser diagnosticadas:

Calderas y Central Térmica:

- Tableros eléctricos de central térmica

- Bombas

- Boilers

- Subestaciones térmicas

34

- Tipo de combustibles

- Redes vapor

Sistema de aire acondicionado y ventilación:

- Tableros de control de los sistemas de climatización

- Equipos de aire acondicionado

- Equipos de ventilación

- Redes de calefacción

d) Instalación de Gases Clínicos

Se puede utilizar levantamientos existentes (siempre y cuando estén actualizados y

contengan como mínimo la información descrita más adelante) y antecedentes técnicos que

ayudan a determinar el Año de construcción de la instalación, fecha de la que se deja

constancia en el plano general de la especialidad, sobre cada edificio.

Como criterio de obsolescencia para esta instalación se considera una vida útil de 40

Años, en particular si el recinto hospitalario contara con planta productora de oxígeno por

método de absorción se le asigna a este sistema un período de obsolescencia de 20 Años; para

equipamiento móvil en general, 10 Años.

El diagnóstico debe ser realizado por un ingeniero o proyectista con experiencia

reconocida en el diseño de instalaciones de Gases Clínicos en recintos hospitalarios.

Partes de la Instalación que deben ser diagnosticadas:

35

- Central de gases

- Oxígeno

- Óxido nitroso

- Nitrógeno

- Sistema de generación de vacío

- Compresor de aire medicinal

- Redes

- Tomas de gases (tipo, marca, estado, comportamiento en el tiempo)

- Sistema de tableros y alarmas

- Sistema de corte de operación y emergencia

e) Instalaciones de Seguridad

i) Sistema de seguridad de incendios

Este estudio debe ser realizado por un profesional especialista en diseño de sistemas de

seguridad contra incendio y experto en prevención de riesgos de reconocida experiencia.

El producto final es un informe y un levantamiento gráfico en plano que de cuenta de

la existencia, tipo, características, cobertura y estado, de las instalaciones de seguridad contra

incendios, como así también, si ellas están construidas de acuerdo a normas vigentes, en cada

uno de los edificios y en el conjunto del complejo hospitalario.

Se debe elaborar un plano de representación gráfica del estado actual del sistema de

seguridad, donde se vuelque en forma clara y condensada la información técnica recaba sobre

el estado de los sistemas de seguridad contra incendio de los distintos cuerpos de edificios del

complejo hospitalario estudiado, identificando al menos los siguientes criterios referenciales:

36

Sistema de defensa contra incendios:

- Organización

- Brigada

- Preparación y adiestramiento del personal

- Estudio de carga combustible

Sistema de evacuación por vías o escaleras de emergencia:

- Sistema de señales auditivo y visual para evacuación

Estrategia de compartamentalización del hospital, por edificios, cuerpos y pisos:

- Cortafuegos, Puertas Cortafuego, Dumpers

- Sistema de Detección

- Sensores

- Alarmas

- Centrales

Sistema de combate de incendios:

- Red húmeda

- Red seca

- Grifos exteriores

- Red inundada

- Extintores

Estudio de carga combustible: graficar los lugares de mayor riesgo (archivos, fuentes de

calor).

37

Accesibilidad de bomberos: graficar en el plano zonas con riesgo de accesibilidad o

accesibilidad dificultosa.

ii) Sistema de seguridad con otra finalidad

El propósito específico de esta parte del estudio es conocer el estado de los sistemas de

seguridad que no estén asociadas a alguna de las especialidades ya nombradas.

Este estudio debe ser realizado por un arquitecto u otros especialistas con experiencia

en el diseño de sistemas de seguridad específicos, por ejemplo: sistemas de censores y alarmas

antirrobo, alarmas de ascensores, de puertos, cámaras de video, etc.

f) Residuos Sólidos

El propósito específico de esta parte del estudio es conocer sobre el estado y existencia

de las instalaciones del complejo hospitalario relativas a manejo, tratamiento, evacuación y

disposición de residuos sólidos hospitalarios.

Este estudio debe ser realizado por un especialista en diseño hospitalario de estas

instalaciones.

El producto final es un informe que de cuenta de la existencia, tipo, características,

cobertura y estado, de las instalaciones de manejo, tratamiento, evacuación y disposición de

Residuos Sólidos, como así también, si ellas están construidas de acuerdo a normas vigentes.

Partes de la Instalación que deben ser diagnosticadas:

38

- Sistema de recolección con diferenciación de los tipos de residuos sólidos

- Sistema de descontaminación

- Central de residuos sólidos

- Descontaminación

- Compactación

- Incineración

- Molienda

- Fosa digestora

- Evacuación

39

CAPITULO IV: Reducción de la vulnerabilidad en el diseño de

nuevos Recintos Hospitalarios

Para cualquier comunidad, el hospital o centro de salud principal tiene una importancia

mucho

mayor

que

otros

establecimientos

esenciales

como

las

centrales

eléctricas,

los

aeropuertos o las estaciones de bomberos. Conjuntamente con las escuelas tienen un valor

social y político mayor.

Así mismo, las repercusiones emocionales de la pérdida de un hospital pueden causar

una afectación moral y un sentido de inseguridad e inestabilidad social que todavía no se han

evaluado o comprendido plenamente, lo cual es especialmente cierto en los países pequeños

que cuentan solo con un establecimiento de salud para atender a toda la población. Cuando la

gente se de cuenta que la pérdida pudo evitarse y que las medidas de mitigación de los

desastres han sido posibles y asequibles, no será fácil perdonar o tolerar un fracaso político.

La pérdida de pacientes en los establecimientos de salud o la muerte de niños en las

escuelas afectan un aspecto emocional especialmente sensible. Se espera que los hospitales no

solo proporcionen una buena atención médica sino que también garanticen la seguridad de los

usuarios, que son especialmente vulnerables. El hecho de que un hospital esté ocupado las 24

horas del día, los siete días de la semana, por una población que es completamente

dependiente, hace que sea casi imposible organizar una evacuación rápida en caso de ser

necesaria.

Los fenómenos naturales severos ocurridos en el mundo en los últimos 20 años, han

afectado a por lo menos 800 millones de personas. Han provocado miles de muertes y

ocasionado pérdidas superiores a los 50.000 millones de dólares. La creciente densidad

demográfica de algunas regiones del planeta, y la resultante urbanización de áreas hasta ahora

40

no utilizadas debido a su alta peligrosidad, amenazan con agravar la situación. En América

Latina y el Caribe numerosos establecimientos de salud resultaron gravemente afectados por la

acción de diversos fenómenos naturales.

Los fenómenos naturales severos afectan la operación de los sistemas de salud de dos

maneras:

- Directamente:

• Produciendo daños en las instalaciones de los servicios de salud.

• Produciendo daños en la infraestructura de la región, generando la interrupción de los

servicios básicos indispensables para las instalaciones de salud y destruyendo las vías de

comunicación.

- Indirectamente:

Causando

un

número

inesperado

de

muertes,

lesiones

o

enfermedades

en

la

comunidad afectada, excediendo la capacidad de atención terapéutica de la red

asistencial.

Generando migraciones espontáneas u organizadas desde zonas afectadas hacia áreas

donde los sistemas de salud pueden no contar con la capacidad suficiente para asistir a

la nueva población.

Aumentando el riesgo potencial de transmisión de enfermedades contagiosas y

aumentando el riesgo de enfermedades psicológicas en la población afectada.

Provocando desabastecimiento de alimentos, con la consecuente desnutrición de la

población y pérdida de la resistencia inmunológica a diversas enfermedades.

41

Lo que no está incluido y es difícil de estimar es el costo relacionado con el deterioro

del bienestar de la población debido a la interrupción de los servicios, el impacto general en la

rehabilitación y la falta de incentivo para la realización de inversiones externas y la

reconstrucción. Los costos directos e indirectos fácilmente sobrepasan la inversión que hubiera

sido necesaria para prevenir los daños.

El tema de la seguridad de los hospitales debe introducirse en una fase inicial de las

discusiones y las negociaciones políticas con las fuentes de financiamiento y durante el

proceso de planificación, en la selección de la ubicación y, desde luego, en la formulación de

las especificaciones arquitectónicas y de ingeniería.

Hospital

seguro.

Establecimiento

de

salud

cuyos

servicios

permanecen

accesibles

y

funcionando a su máxima capacidad instalada y en su misma infraestructura, inmediatamente

después de un fenómeno destructivo de gran intensidad de origen natural.

4.1 Aspectos económicos

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) afirma que los

desastres naturales constituyen una barrera para el desarrollo económico y social de la región.

Si bien los fenómenos naturales afectan indistintamente a los países desarrollados y en vías de

desarrollo, sus consecuencias son muy diferentes. Como muestra de ello, se puede señalar que

el 95 % de las muertes asociadas a los fenómenos naturales ocurridos en 1998, ocurrieron en

países en vías de desarrollo. En estos países, los fenómenos naturales presentan generalmente

efectos devastadores sobre el nivel de vida de la población y sus posibilidades de desarrollo.

En cambio, en los países desarrollados, los fenómenos naturales tienen generalmente efectos

marginales sobre la actividad económica y la población.

42

El costo económico de las medidas de mitigación ante desastres también varía,

dependiendo de si un hospital está en construcción o ya está construido. La inclusión de

consideraciones

de

seguridad

frente

a

los

terremotos

 

en

la

planificación

de

nuevos

establecimientos

puede

incrementar

entre

1

o

2%

al

costo

total

(infraestructura

y

equipamiento), pues cuanto más pronto se integren las medidas de seguridad en el proceso,

más económicas resultarán. Por otro lado, el reforzamiento de los establecimientos existentes

para resistir terremotos, por ejemplo, puede costar un promedio del 8 al 15% del costo total.

En el sector salud, el efecto de un fenómeno natural se ve amplificado por varias razones:

- Es uno de los segmentos con pérdidas importantes.

- Su recuperación implica grandes desembolsos económicos, difíciles de afrontar en

momentos en que el resto del país también trata de recuperarse.

- Por la necesidad de recuperar en forma rápida la capacidad de atención, no solo de la

población directamente afectada, sino para continuar satisfaciendo la demanda normal

de salud del sistema.

4.2 Definición del nivel de Seguridad

Las consecuencias de un desastre en un establecimiento de salud no solo se manifiestan

en el pánico del personal y pacientes o en un daño total o parcial de su estructura, sino también

en la pérdida parcial o total de la capacidad de operación del establecimiento y por lo tanto, de

su capacidad de satisfacer y aliviar las necesidades de atención de salud, justo cuando mayor

es la demanda de la comunidad. Adicionalmente, las restricciones técnicas y económicas

habituales del sector impiden que éste se recupere rápidamente y no son extraños los casos de

establecimientos de salud en que los daños se mantienen por más de 10 años de ocurrido el

evento.

43

Una vez establecida las características reales de la red asistencial y la necesidad de

desarrollar un nuevo establecimiento de salud, dentro de esta red, y en una región específica,

es necesario establecer el rol asistencial de este nuevo centro, en tiempos normales y ante

distintos

niveles

y

tipos

de

emergencia.

En

relación

a

la

función

deseada

de

cada

establecimiento de salud cuando ocurra un evento natural o de otro tipo, se definirá su nivel de

protección global de la operación, es decir, si prestará servicios durante la emergencia o con

qué nivel de respuesta sobrevivirá a ésta. El nivel de protección global es función del nivel de

protección de cada uno de sus servicios. Todo esto llevará a establecer demandas sobre las

características

del

sitio

de

ubicación

del

establecimiento

y

las

características

de

su

infraestructura y de los servicios básicos de los cuales depende.

En términos prácticos, se pueden definir tres objetivos de protección:

Protección de la operación. Este objetivo incluye la protección de la infraestructura y se

orienta a generar sistemas que se mantengan operativos o que puedan recuperar su capacidad

de operación en un tiempo relativamente corto.

Protección de la infraestructura. Es aquel que conduce a la protección de toda o parte de la

infraestructura y equipamiento, aunque el establecimiento en sí deje de funcionar. En esta

situación, es posible generar una infraestructura que pueda recuperar su operación en un plazo

y a un costo acorde con las capacidades de la institución.

Protección de la vida. Es el requisito mínimo para cualquier infraestructura y es el que

comúnmente se ha utilizado en la construcción de establecimientos de salud.

44

La OPS/OMS recomienda que las áreas esenciales de los hospitales sean construidas

con el primer nivel de protección y que el conjunto de todo nuevo establecimiento de salud sea

construido, por lo menos, con el tercer nivel de protección (a la vida).

De acuerdo con la experiencia internacional, el costo económico de aplicar estos tres

objetivos es menor al 4% del costo total de la obra y en algunos casos es prácticamente cero,

ya que solo ha implicado la selección de una ubicación distinta o el cambio de una filosofía de

diseño. En todo caso este valor resulta marginal si se compara con los costos económicos de

recuperar una estructura dañada por la acción de un fenómeno natural y con las consecuencias

sociales, políticas y económicas que genera la paralización o pérdida total del servicio en un

establecimiento de salud.

4.3 Criterios generales para la selección de un sitio seguro

La selección de alternativas y de un sitio definitivo para el establecimiento hospitalario

se debe realizar a partir de un estudio de los requerimientos asistenciales de la población y de

las características de las redes de salud existente, conforme a criterios de políticas de salud,

demográficas, geográficas, sociopolíticas y económicas de la institución.

Como antecedentes mínimos para la caracterización del sitio deben incluirse los siguientes

aspectos:

Ubicación y accesibilidad

Suministro y calidad de servicios esenciales

Urbanísticos: clima, estética, condiciones circundantes

Riesgos comunes: ruido, polvo, vibraciones, otros

Peligros naturales y tecnológicos

Topográficos y geotécnicos

45

Legales

Económicos

Se deben considerar también en esta selección los objetivos de protección definidos

para el establecimiento en tiempo normal y de emergencia, el análisis comparativo de los

peligros naturales y tecnológicos presentes en las alternativas, el costo estimado y la

factibilidad técnica de implementar los sistemas de protección necesarios, los recursos

económicos disponibles y las conclusiones del análisis costo/beneficio de las alternativas.

El

análisis

deberá

abarcar

no

solo

el

sitio

específico

de

emplazamiento

del

establecimiento, sino también sus alrededores; se deberá evaluar cómo los fenómenos

naturales afectan a la población circundante, a la población de referencia y a la infraestructura,

en especial a los servicios vitales, entre ellos, las vías de comunicación. Para esto, los

profesionales deberán contar con todo el material que les sea útil para llevar a cabo este

estudio, como son: planos de ordenamiento territorial y planes de desarrollo local o regional,

reportes técnicos, normativas y reglamentos, opiniones de expertos. Adicionalmente, debe

realizarse el reconocimiento en el terreno de cada una de las alternativas y sus alrededores por

parte del grupo de evaluación y selección. No debe permitirse la selección de un sitio que no

cuente con toda la información detallada requerida.

En la selección del sitio deberá considerarse además la cercanía a industrias (plantas

químicas, refinerías, centros de procesamiento de productos mineros, etc.), instalaciones

militares, rellenos sanitarios, aeropuertos, rutas usadas para el transporte de materiales

peligrosos, etc., instalaciones que por sus funciones, por la emisión de agentes tóxicos o por

eventuales accidentes en tiempo normal o de emergencia pudieran afectar la seguridad del

establecimiento.

46

Dependiendo del lugar que se defina para la ubicación del recinto hospitalario, si es

necesario, se deberá considerar la posibilidad de modificar el plano regulador local. De esta

forma, se evitará que en el futuro se desarrollen actividades que generen riesgo para el

establecimiento de salud y su operación.

En la selección de la ubicación deberán evaluarse los siguientes puntos:

• Presencia de condiciones para el deslizamiento de masas de suelos.

• Peligro sísmico del sitio por medio de la caracterización de las fuentes sismogénicas.

• Presencia de actividad volcánica en la región.

Antecedentes relativos a las condiciones meteorológicas e hidrológicas del sitio.

• Características de las ráfagas de viento en la región.

• Topografía del lugar para descartar que el sitio corresponda a una zona baja,

susceptible de inundación.

La seguridad del sitio específico en cuanto a sus características geotécnicas (peligro

de aluviones): capacidad soportante y estabilidad ante distintas demandas. En especial

deben evitarse sitios con potencial de licuefacción, colapsables o con asentamientos

importantes.

4.4 Diseño y construcción del proyecto

Luego de la correcta selección del sitio, el aspecto más importante es la concepción y

desarrollo de un proyecto de diseño de infraestructura que provea un nivel de seguridad acorde

con el objetivo de protección definido para el establecimiento. Los sistemas de protección que

se consideren deberán ser factibles de construir y susceptibles de un mantenimiento efectivo.

El proceso de un proyecto consta de siete etapas claramente diferenciables:

47

Desarrollo de un programa médico arquitectónico (PMA)

Selección del grupo que desarrollará el anteproyecto

Desarrollo del anteproyecto

Selección del grupo de diseño

Desarrollo del diseño

Selección del grupo de construcción

Desarrollo de la construcción

Para la ejecución de estas etapas es requisito importante la correcta identificación de

los tres actores básicos:

La institución solicitante (mandante), que establece los objetivos y requisitos.

El grupo ejecutor, que desarrolla las distintas actividades de cada etapa.

El grupo revisor, que asegura la calidad de acuerdo con los objetivos del proyecto y

las necesidades de la institución solicitante.

4.4.1 Etapas del diseño y construcción de Recintos Hospitalarios

Desarrollo de un programa médico arquitectónico (PMA). El proceso de diseño se inicia a

partir de un programa médico arquitectónico (PMA), definido por la institución solicitante, en

el cual se establecen los servicios y espacios físicos para el establecimiento de salud. Este

programa típicamente indica todos los servicios y áreas funcionales y las dimensiones

deseadas en metros cuadrados.

Selección del grupo que desarrollará el anteproyecto.

En esta etapa se establecen los

requisitos que deberán cumplir los especialistas que desarrollarán el anteproyecto.

48

Desarrollo del anteproyecto.

A partir del programa médico arquitectónico se elabora un

anteproyecto en el cual se define cómo se organizarán los servicios y los espacios. Durante

este proceso se define la forma y funcionamiento del establecimiento de salud.

Dependiendo de las amenazas a las que esté sujeto el establecimiento de salud, será

necesario escoger formas y sistemas de protección efectivos para la infraestructura.

Habitualmente existirá más de un anteproyecto por cada establecimiento de salud. La

selección del anteproyecto definitivo dependerá, además de los aspectos funcionales y

estéticos, de cómo se consideraron las amenazas regionales y locales, y de las soluciones

consideradas para garantizar los objetivos de protección establecidos para el proyecto. Entre

las variables que deben considerarse en esta evaluación, en relación al objetivo de protección,

se encuentran:

Formas en que la amenaza afecta al establecimiento.

Formas en que el anteproyecto considera los efectos de las distintas amenazas.

Ubicación.

Geometría.

Sistema estructural, nivel y forma de protección.

Servicios y dependencias del exterior.

Elementos especiales de protección previstos.

Consideraciones especiales del diseño.

Garantías de cumplimiento de los objetivos de protección.

49

Selección del grupo de diseño.

En esta etapa se establecen los requisitos que deberán

cumplir los especialistas que desarrollarán el proyecto definitivo. Se seleccionan los grupos de

trabajo.

Desarrollo del diseño. En esta etapa se desarrollan los estudios de detalle que concluyen en

un proyecto: maquetas, planos de detalle, especificaciones técnicas, presupuesto y documentos

de licitación.

50

En el siguiente diagrama se resumen los pasos necesarios.

DISEÑO

siguiente diagrama se resumen los pasos necesarios. DISEÑO SELECCIÓN DE ESPECIALIDADES / GRUPOS DE DESARROLLO

SELECCIÓN DE ESPECIALIDADES / GRUPOS DE DESARROLLO

ESTABLECIMIENTO DE PLANES DE TRABAJO Y ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD

DE PLANES DE TRABAJO Y ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD EJECUCIÓN DE ESPECIALIDADES INADECUADO EJECUCIÓN DE
DE PLANES DE TRABAJO Y ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD EJECUCIÓN DE ESPECIALIDADES INADECUADO EJECUCIÓN DE
EJECUCIÓN DE ESPECIALIDADES INADECUADO
EJECUCIÓN DE
ESPECIALIDADES
INADECUADO

EJECUCIÓN DE

ESPECIALIDADES

ASEGURAMIENTO DE LA CALIDAD

ASEGURAMIENTO DE LA VULNERABILIDAD

EJECUCIÓN DE

ESPECIALIDADES

DE LA VULNERABILIDAD EJECUCIÓN DE ESPECIALIDADES PROYECTO: PLANOS ESPECIFICACIONES MAQUETAS PRESUPUESTO

PROYECTO:

PLANOS ESPECIFICACIONES MAQUETAS PRESUPUESTO BASES DE LICITACIÓN OTROS DOCUMENTOS

VERIFICACION DEL CUMPLIMIENTO DEL OBJETIVO DEL DESEMPEÑO

ADECUADO

LICITACIÓN

Debido a la complejidad de un establecimiento de salud, en esta etapa participa un gran

número de profesionales agrupados en distintas especialidades. El desarrollo del proyecto se

realiza mediante la integración de todas las especialidades en cada recinto, y por tanto, la

coordinación es indispensable. Cada especialidad estará encargada de desarrollar un proyecto

específico: estructura, climatización, servicios, etc.

51

Desde el punto de vista del control de la vulnerabilidad y del cumplimiento del

objetivo de protección ante amenazas naturales, los coordinadores del grupo ejecutor de diseño

deberán

informar

a

cada

especialidad

los

requerimientos

funcionales

y

de

protección

establecidos para el establecimiento y sus servicios. Cada especialidad deberá elaborar un

documento que establezca claramente cómo alcanzará estos objetivos, y en especial, cuáles

son sus requerimientos y restricciones en relación a las otras especialidades para cumplir este

objetivo.

El criterio de seguridad considerado en cada recinto debe ser común y debe estar

previamente establecida la forma en que éste se alcanzará. Los sistemas de protección que se

vayan a incorporar deben quedar reflejados en documentos, con los detalles físicos del sistema

por construir (especificaciones técnicas y planos).

Para establecer la seguridad de la infraestructura suele efectuarse la clasificación de los

componentes en dos grupos: la estructura y los elementos no estructurales. Generalmente, en

el grupo de diseño de la estructura participan dos especialidades: la ingeniería estructural y la

arquitectura. En los elementos no estructurales participan todas las especialidades.

Selección del grupo de construcción.

La selección de las empresas que participarán en la

etapa de construcción se deberá efectuar de acuerdo con normativas que garanticen la calidad

y seguridad deseada para el proyecto.

Desarrollo de la construcción. En esta etapa se lleva a la realidad los objetivos de protección

establecidos para el establecimiento. Si bien las especificaciones y planos generados durante el

proceso de diseño debieran ser suficientes, en la práctica suele ser necesario realizar

modificaciones y aclaraciones. En estas situaciones, se deberá evaluar en detalle la solicitud de

modificación presentada por la empresa. Toda alteración del proyecto original deberá ser

52

aprobada por la institución solicitante, el grupo ejecutor y el equipo revisor. Cualquier

modificación debe quedar documentada. De esta forma se podrá asignar correctamente la

capacidad de operación real del recinto hospitalario.

4.4.2 Diseño de la Estructura

Características del diseño estructural

El sistema estructural que se considere para el establecimiento deberá ser adecuado

para alcanzar los objetivos de protección definidos para el establecimiento y sus servicios. La

especialidad de ingeniería estructural será la encargada de proveer la seguridad de la

estructura. Cuando el objetivo de protección del establecimiento y de sus servicios sea la

protección de la infraestructura y operación, la especialidad deberá proveer un sistema

estructural que no solo vele por la seguridad de la estructura, sino también por la de los

elementos no estructurales y por la organización interna del establecimiento.

En la actualidad existen sistemas estructurales distintos a los tradicionales que

proporcionan varios niveles de seguridad, tanto a la estructura como a los elementos no

estructurales. Por ejemplo, en el caso de demanda sísmica ha resultado exitoso en hospitales el

uso de aislamiento sísmico basal, que consiste en establecer una interfaz entre la fundación y

la estructura con elementos elastoméricos o friccionales que simulan un sistema de suspensión

de un automóvil. Este sistema permite que la energía sísmica no ingrese o se disipe,

reduciendo considerablemente los efectos sobre la estructura y los elementos no estructurales.

El sistema estructural y sus componentes deben ser diseñados para resistir las

solicitaciones permanentes y eventuales que pueden afectar una estructura, entre las que se

incluyen peso propio, sobrecargas de uso, sismos, ráfagas de viento, cargas de nieve y cenizas,

53

temperatura, empujes de tierra y agua, asentamientos totales y diferenciales de fundaciones,

etc.; todas ellas definidas y reguladas en normas de diseño.

Es importante incorporar en el diseño los sistemas necesarios para que en caso de

ocurrir daños y pérdidas de operación, el servicio pueda ser recuperado en un plazo

preestablecido. Debido al tipo de materiales usados en la construcción, es necesario reconocer

que siempre se presentarán daños, de grado o niveles distintos.

Información proporcionada por la especialidad en estructuras

El especialista de estructuras deberá solicitar y luego proporcionar la información

requerida por las restantes especialidades para el diseño de equipos, sistemas y otros

componentes no estructurales. Entre la información que se debe intercambiar, se encuentran

desplazamientos de entrepiso, fuerzas en los puntos de apoyo, aceleraciones en cada nivel de

la estructura y otros especificados por las restantes disciplinas.

El equipo revisor deberá velar por la correcta incorporación de la información de las

propiedades en el diseño de todas las especialidades.

El especialista encargado del diseño estructural del establecimiento deberá garantizar y

certificar el cumplimiento de los objetivos de protección establecidos por el Mandante.

4.4.3 Diseño de los componentes no estructurales

Características del diseño de los componentes no estructurales

Un elemento no estructural corresponde a un componente que sin formar parte del

sistema resistente de la estructura, es fundamental para el correcto desarrollo de la operación

54

del establecimiento. En el caso de hospitales, cerca del 80% del costo total de la instalación

corresponde

a

componentes

no

estructurales,

entre

los

que

se

encuentran

elementos

arquitectónicos, equipamiento médico y de laboratorio, equipamiento de oficina, equipamiento

industrial eléctrico y mecánico, líneas de distribución e instalaciones básicas.

Tabla.4.1 Componentes no estructurales típicos que requieren protección.

Arquitectónicos

Equipos y mobiliario

Instalaciones básicas

Divisiones y tabiques interiores

Equipo médico

Gases médicos

Fachadas

Equipo industrial

Gas industrial

Cielos falsos

Equipo de oficina

Electricidad

Elementos de cubierta

Mobiliario

Comunicaciones

Cornisas

Contenido

Vacío

Terrazas

Suministros

Agua potable y servidas

Chimeneas

 

Agua industrial

Recubrimientos

 

Control del clima

Vidrios

 

Vapor

Apéndices

 

Tuberías y ductos en general

Techos

   

Antenas

   

Fuente:

Boroschek,

R.

y

Astroza,

M.

Mitigación

de

Desastres

Organización Panamericana de la Salud, 2000.

en

Establecimientos

de

Salud:

Aspectos

No

Estructurales,

Los efectos de los daños en los componentes no estructurales pueden ser de diferente

tipo. Por una parte, daños en equipos médicos o daños en las líneas vitales que abastecen

servicios médicos y de apoyo pueden redundar en pérdidas de vidas humanas y/o en la pérdida

de la capacidad de operación del establecimiento. Por otra, daños parciales o totales en

componentes, equipos y sistemas pueden tener altos costos de reparación y reemplazo.

También son importantes los efectos secundarios de los daños: caída de escombros en

corredores y vías de escapes, incendios y explosiones, filtraciones de las redes de agua potable

55

y

alcantarillado, etc. Es importante señalar que un nivel de daño menor es suficiente para que

la

asepsia de los recintos se afecte, poniendo en riesgo la salud de los pacientes críticos.

Los componentes no estructurales deberán presentar un nivel de protección acorde con

el objetivo de protección definido para el servicio médico o de apoyo en que se encuentran o

con los cuales se encuentran directa o indirectamente relacionados. Cada especialista será

responsable del diseño de los sistemas de protección requeridos.

El grupo revisor del proyecto velará por la integración y compatibilidad de los

proyectos que desarrollan las distintas disciplinas y gestionará las reuniones de coordinación

entre especialidades. Además, este grupo estará encargado de garantizar que cada especialidad

cuente, de manera oportuna, con la información actualizada del proyecto.

La protección de los sistemas no estructurales debe seguir una secuencia lógica:

seguridad interna, definición de los requisitos de apoyo y anclaje en los elementos externos

(mobiliario, tabiquerías, cielos rasos, suministros, otros) y seguridad de la estructura.

Evaluación de la seguridad de los componentes no estructurales

Los componentes no estructurales deberán contar con sistemas que garanticen el

cumplimiento de los objetivos establecidos en el proyecto. La evaluación de su cumplimiento,

para los distintos escenarios, puede desarrollarse de varias maneras, pero las más comunes son

por modelación matemática o por certificaciones efectuadas por el proveedor del componente

o sistema.

56

CAPITULO V: Criterios de Diseño Universal y Accesibilidad al

Medio Físico para el Adulto Mayor

5.1 Antecedentes Generales

El caso de análisis de este trabajo es un Centro de Rehabilitación para el Adulto

Mayor; por este motivo en este capitulo se aborda la atención del Adulto Mayor, en

establecimientos destinados al cuidado de salud, con el propósito de dar respuesta a las

demandas que surgen de un grupo de personas en constante aumento, que en un futuro cercano

van a constituir un porcentaje importante de la población del país y para las cuales no se

dispone de estándares de diseño apropiados para sus necesidades específicas.

De un diagnóstico de los espacios asistenciales para el adulto mayor, se detectó como

uno de los problemas prioritarios, las deficiencias en términos de accesibilidad al espacio

construido que dificulta y en algunos casos impiden a los pacientes y al personal, lograr una

atención apropiada.

En Chile, en el año 1994 se promulga la ley de Integración Social de las Personas con

Discapacidad (Ley 19.284), que tiene por objeto establecer la forma y condiciones que

permitan obtener la plena integración de las personas con discapacidad en la sociedad, y velar

por el pleno ejercicio de los derechos que la Constitución y las leyes reconocen a todas las

personas.

En

su

artículo

21

establece

que,

“las

nuevas

construcciones,

ampliaciones,

instalaciones, sean éstas telefónicas, eléctricas u otras reformas de edificios de propiedad

pública o privada, destinados a un uso que implique la concurrencia de público, parques,

57

jardines y plazas, deberán efectuarse de manera que resulten accesibles y utilizables sin

dificultad por personas que se desplacen en sillas de ruedas. Si contaren con ascensores, éstos

deberán tener capacidad suficiente para transportarlas”.

Posteriormente, en el año 1995, a través del Decreto Supremo Nº 40 se incorpora

normas sobre accesibilidad en la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones.

5.2 El medio físico construido

El derecho a usar y la posibilidad de uso del espacio (lo que llamamos accesibilidad)

depende, no sólo de las barreras físicas existentes, sino también de las normas sociales,

culturales y económicas.

La transformación del entorno existente, con sus barreras físicas en “ámbitos aptos para

todos”, se debe emprender por dos caminos no coincidentes, pero conducentes al mismo fin:

-Proyectar y planificar para el futuro sin barreras

- Adaptar el medio físico para la eliminación de las barreras existentes.

5.3

Requerimientos

de

los

diferentes

grupos

accesibilidad al medio físico

5.3.1 Alérgicos

Requerimientos

58

de

discapacitados

a

la

Para que el medio físico sea accesible para una persona que padece de alergia, éste

debe tener algunas condiciones que se enumeran a continuación:

Buena ventilación.

Básicamente existen genéricamente dos: Sistemas generadores de movimiento de aire y

sistemas de tratamiento del aire. Estos sistemas pueden ser naturales o artificiales.

En el caso de los sistemas naturales, dependiendo del tipo de infraestructura, pueden

ser de fácil adopción o implementación y a modo de tenerlos en consideración se grafican los

más conocidos.

tenerlos en consideración se grafican los más conocidos. Evitar problemas derivados de la humedad excesiva (moho).

Evitar problemas derivados de la humedad excesiva (moho).

Es un tema ligado, en parte, al tratamiento adecuado de la ventilación en los recintos de

estadía de las personas, por otra a la orientación de las edificaciones y sus recintos hacia el sol,

la climatología de los lugares de emplazamiento, la materialidad, etc.

Espacios fáciles de asear.

Evitar sitios de fumadores en espacios de salud.

59

Evitar contacto con materias, materiales y plantas provocadoras de alergia.

5.3.2 Deficientes mentales

Dificultades

Las personas con deficiencia intelectual tienen entre otras dificultades, una menor o

escasa posibilidad de entender la información abstracta, como por ejemplo información

escrita, números y letras o incluso, mensajes orales extensos difíciles de decodificar.

Parte de esas personas tiene incluso dificultad para apreciar la distancia y dirección, lo

que les impide tener una percepción clara del espacio construido. Estas personas tienen

dificultades para orientarse, y percibir los espacios y entornos en su totalidad.

Este grupo en particular junto a los otros mencionados tiene el derecho de poder

utilizar el espacio físico y acceder por si solos al medio construido a través de un diseño

universal que les ayude a integrarse más activamente en la sociedad.

Requerimientos

- Pequeñas unidades con diseños simples y lógicos. Esto significa ángulos rectos, que los

espacios faciliten una visión general, que todas las funciones están donde se espera y que no

haya necesidad de cambiar de dirección muchas veces para acceder a funciones más

importantes.

60

- Un medio variado con puntos de orientación fáciles de reconocer y recordar, vale decir

puntos que se diferencien del resto del medio a través del color o la forma. De modo que la

persona no requiera entender cifras y textos para saber donde está.

- Señalización clara con símbolos, dibujos o colores y no depender exclusivamente de letras y

números.

- Palancas, botones y tableros que tengan un diseño simple, lógico y consecuente.

que tengan un diseño simple, lógico y consecuente. 5.3.3 Disminuidos auditivos, sordos Dificultades Las

5.3.3 Disminuidos auditivos, sordos

Dificultades

Las personas disminuidas auditivas tienen dificultad para entender y separar los

diferentes ruidos en locales de mala acústica o bulliciosos. Las personas que utilizan audífonos

son especialmente sensibles a los ruidos de trasfondo, como ruidos producidos por los equipos

de ventilación o ruido de sillas que se arrastran en el piso.

Tienen dificultades para entender las charlas con micrófono o a través de un aparato

telefónico o para sostener una conversación o recibir una instrucción verbal en sitios ruidosos.

61

Los sordos están impedidos de percibir señales o alarmas de advertencia sonoras, como

las emitidas por un teléfono, un llamado por altoparlantes o una bocina, no pueden efectuar

llamados telefónicos etc., o escuchar el típico tintinear de los objetos en caso de un temblor o

sismo. Por este motivo y sin darnos cuenta, ellos logran interactuar con otras personas y con el

medio que los rodea a costa de un gran esfuerzo personal.

Muchos de ellos acostumbran leer los labios para entender e interactuar. Esto no es

fácil si la persona que habla está a contraluz, si la iluminación encandila o se producen

sombras, o si el recinto es poco iluminado.

Requerimientos

- Buena acústica. En un recinto debe haber una resonancia muy breve para poder escuchar al

que habla y debe haber paredes acústicas bien dirigidas para absorber y dirigir el sonido.

acústicas bien dirigidas para absorber y dirigir el sonido. - Buen aislamiento del sonido en paredes,

- Buen aislamiento del sonido en paredes, suelo, cielo, ventanas y puertas para atenuar el

ruido exterior.

- Bajo nivel de sonido en los sistemas de ventilación, aire acondicionado, música

ambiental.

- Elección de materiales de revestimientos que favorezcan la mitigación del ruido.

62

- Buen sonido en los sistemas de altoparlantes y medios alternativos para entregar

información.

- Diseños que favorezcan y contribuyan a destacar a las personas en los mesones de

atención de público encargadas de entregar información.

- Teléfonos con dispositivo para aumento del volumen.

5.3.4 Discapacitados con dificultad Motora

5.3.4.1 Personas con dificultad para caminar

Dificultades

Las personas con dificultad para caminar (semi ambulatorios), necesitan algún tipo de

ayuda técnica para hacerlo (bastón, muletas, andadores, etc.). Se pueden caer con cierta

facilidad y no pueden caminar distancias muy largas.

Tienen especial dificultad para utilizar escaleras y para salvar desniveles, lo mismo que

para caminar por superficies resbalosas, desniveladas, con pendientes o irregulares. También

tienen dificultad para reaccionar en forma ágil (abordar una escalera o rampa mecánica, un

ascensor) o esquivar situaciones de riesgo súbito.

en forma ágil (abordar una escalera o rampa mecánica, un ascensor) o esquivar situaciones de riesgo

63

Requerimientos

Puertas fáciles de abrir o automáticas. En este último caso, de corredera o abatir con

accionamiento por sensor de movimiento. Cuando deban instalarse en ingresos públicos y se

opte por puertas de corredera, ellas deben contar con mecanismo de abatimiento de sus hojas

hacia el exterior en caso de emergencia o evacuación, según establece la O.G.U.C.

Asientos desde los cuales sea fácil ponerse de pie.

Pasamanos a lo largo de pasillos, rampas y escaleras.

Perchas o barras para dejar momentáneamente un bastón, muleta o alguna otra ayuda

técnica para desplazarse. También necesitan barras de apoyo en baños y vestidores.

Debido a que gran parte de ellos necesita de alguna ayuda técnica para desplazarse el

ancho de las vías de circulación requiere anchos específicos mínimos. Por igual razón los

riesgos de resbalar hacen necesario contar con vías de pavimentos antideslizantes y sin resaltes

ni cambios de nivel.

Ante una eventual caída, es importante evitar cantos o elementos filosos, o de una

dureza muy extrema en el entorno inmediato de las circulaciones, con los que pudiera

golpearse o provocarse alguna herida.

64

5.3.4.2 Discapacitados en sillas de ruedas Dificultades Las dificultades esenciales de un discapacitado en silla

5.3.4.2 Discapacitados en sillas de ruedas

Dificultades

Las dificultades esenciales de un discapacitado en silla de ruedas dicen relación con:

- Impedimentos para salvar desniveles, ya sea por desniveles abruptos y peldaños o por la

existencia de rampas con una relación pendiente/largo inadecuada.

- Peligros de volcamiento desde la silla de ruedas, por irregularidad en los pavimentos,

pendientes transversales superiores al 2%, o a la inexistencia de defensas.

- Espacios para circulación y giros, por anchos de paso insuficientes en pasillos, puertas,

veredas, o donde no se pueden realizar giros necesarios para desarrollar una actividad, tales

como en un baño, un box de atención, un vestidor, etc.

- Alcanzar objetos o acceder a una buena visibilidad, por diseño de muebles y elementos de

arquitectura que no toman en cuenta sus limitaciones, Tales como: Interruptores, teléfonos

públicos y mesones de atención a una altura inaccesible, etc.

65

Requerimientos Las medidas que necesita un espacio construido para permitir el uso de una silla

Requerimientos

Las medidas que necesita un espacio construido para permitir el uso de una silla de

ruedas, dependen fundamentalmente del tamaño de la silla, el espacio para maniobrarla, la

necesidad de ayudante.

Los espacios diseñados para personas con sillas de ruedas son en general apto también

para una persona con dificultad para caminar o semi ambulatorio.

Algunos requerimientos importantes para que el medio físico sea accesible a las

personas que utilizan silla de ruedas:

-

Espacios

para

estacionamiento

de

vehículos

de

mayor

tamaño

y

claramente