Sunteți pe pagina 1din 2

Preparación del hidróxido de sodio por caustificación de carbonato

Como la sosa cáustica es más difícil de transportar que el carbonato sódico,


frecuentemente, las fábricas se surten del carbonato y por caustificación de su disolución
obtienen la lejía de sosa cáustica in situ.El hidróxido de sodio, en su mayoría, se sintetiza
por el método de caustificación, es decir, juntando otro hidróxido con un compuesto de
sodio.

La caustificación consiste en hacer reaccionar disolución de CO3Na2 y lechada de cal


Ca(OH)2

El proceso de caustificación produce una disolución de cocción para el digestor a partir de


productos químicos inorgánicos reciclados generados en la caldera de recuperación y el
horno de cal. El proceso implica una reacción química muy simple seguida de etapas de
proceso que utilizan varios tipos de equipos de separación sólidos líquidos

Se opera a unos 100 °C para facilitar la velocidad de la transformación y la filtrabilidad del


precipitado.

Como existen dos fases sólidas (el Ca(OH)2 de la lechada y el CO3Ca precipitado)el
equilibrio está regido por:

Como los productos de solubilidad son:

Resulta:

Que escrita en la forma


indica que si se lleva a ordenadas la concentración de OH- en el líquido en equilibrio (y
esta concentración será la de la sosa cáustica al final) y a abcisas el cociente OH-/ (que
mide el grado de conversión del carbonato en hidróxido, o sea, el rendimiento de la
operación), se obtiene una hipérbola; es decir, si se quiere un alto rendimiento, las
concentraciones deben ser bajas.

Por tanto, el punto óptimo de esta transformación dependerá de los costes de adquisición
del CO3Na2 (que obligan a un rendimiento tanto más alto cuanto más altos sean) y del
coste de la evaporación de la disolución final para concentrarla.

Se suele trabajar con disoluciones de 12% de CO3Na2; el rendimiento de conversión es de


0,9 después de media hora de contacto. Por otra parte, las concentraciones elevadas de
CO3Na2 dan lugar a la formación de sales dobles insolubles, que determinan pérdidas de
reactivos.

La suspensión resultante se filtra y lava. El líquido de lavado se incorpora al ciclo siguiente


para disolver el CO3Na2. El CO3Ca lavado retiene un 1,5% de sosa; se utiliza como materia
prima en vidriería y también para producir por calcinación el CaO necesario para la
caustificación. Para ello hay que utilizar hornos —rotatorios, o de fluidización— capaces
de trabajar con un producto tan pulverizado