Sunteți pe pagina 1din 2

Bases teóricas

A continuación se presentan los fundamentos legales que dan sustento a la


presente investigación, mediante la cita textual de diversos artículos englobados
en la Constitución Política De Los Estados Unidos Mexicanos y en la Ley Nacional
del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes, sin llegar a puntualizar
los codigos penales, pues no es objetivo de este estudio el seguir perpetuando al
consumidor como delincuente, sino como un individuo que necesita alternativas a
su situacion legal.
La Constitución Política De Los Estados Unidos Mexicanos, (2017) establece
en su Articulo 18 parrafo primero, , lo siguiente: “Sólo por delito que merezca pena
privativa de libertad habrá lugar a prisión preventiva”. Lo que supone que no todos
los delitos ameritan llevar el proceso penal en prisión.
El mismo Articulo, en su parrafo cuarto, hace referencia a que hay establecido
un sistema integral de justicia para los adolescentes a los que se les atribuye la
comision o participacion de un delito, que figuran entre los doce, hasta los
dieciocho años de edad.
Asi mismo el parrafo sexto, menciona que hay formas alternativas de justicia y
que el proceso legal tendra como fin la reinsercion y la integracion social y familiar
del adolescente, asi como su desarrollo integral. Asi como que el encarcelamiento
solo es aplicable a los adolescentes mayores de catorce años de edad.
La Constitución Política De Los Estados Unidos Mexicanos, (2017) establece
en su Articulo 19, parrafo segundo, las causas y los delitos que ameritan prision
preventiva, la cual es exclusiva cuando la aplicación de otras medidas cautelares
no sean suficientes para garantizar que la persona imputada siga su proceso, asi
como cuando esten en riesgo las victimas o testigos, o si el imputado haya sido
sentenciado previamente por la comisión de un delito doloso. Sin embargo, no
menciona entre estos delitos al consumo y portación de sustancias prohibidas.
La Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para Adolescentes,
(2016), se centra en su Articulo 251, referente a factores de riesgo en personas
adolescentes, en que la prevencion del delito tiene con objetivo la formacion
ciudadana del adolescente a traves del ejercicio pleno de sus derechos.
Este Articulo enumera tres niveles de acción: I. El desarrollo de habilidades
sociales, creacion de oportunidades educativas, de salud, culturales, deportivas y
educativas, asi como preparación para el trabajo; II. Enfocadas a los adolescentes
en situacion de riesgo; y III. Medidas para evitar la reincidencia delictiva.
Además, la Ley Nacional del Sistema Integral de Justicia Penal para
Adolescentes, (2016), establece en su Articulo 252, referente a principios de la
prevencion social de la violencia y delincuencia, los fundamentos para garantizar
el respeto de la dignidad humana de los adolescentes, el reconocimento de sus
derechos humanos, y el implementar labores de prevencion que lleven a que los
adolescentes tengan oportunidades en su futuro.
Esta Ley también establece en su Articulo 253, los criterios que deben imperar
en la sociedad para erradicar la violencia y delincuencia, como lo son las
funciones del Estado para asignar recursos e implementar programas y politicas
publicas encaminadas estos propositos, asi como el compromiso de la sociedad
civil, los medios de comunicación y los sectores empresarial, academico, e
internacional. Todo con apego al respeto a los derechos humanos.