Sunteți pe pagina 1din 13

CAPITULO II

ORIGEN DEL PETROLEO Y DEL GAS

2.1. EL ORIGEN DEL PETROLEO Y DEL GAS

El origen del petróleo siempre ha sido controvertido desde que empezó a investigarse. Aunque
siempre hubo dos hipótesis de generación. Una orgánica por la que el petróleo se generaría a
partir la descomposición de organismos. Otra plutónica, en la que se generaría a partir de rocas
ígneas.

Pero finalmente, hoy sabemos que el petróleo se generó a partir de la descomposición de


microorganismos que se depositaron en los fondos marinos, y es de tipo orgánico y sedimentario.

Estos organismos (zooplancton fundamentalmente) vivieron y siguen viviendo en la superficie


del mar. Cuando estos organismos mueren sus restos caen al fondo del mar y son enterrados por
el sedimento Estos en determinadas condiciones pueden descomponerse muy lentamente y
comienzan a alterarse hasta dar el petróleo.

Una vez que se ha generado el petróleo este puede moverse a través de los poros de las rocas.
Puede emigrar cientos de kilómetros y aparecer en el interior de los continentes. De hecho
algunos de los más grandes yacimientos se encuentran en mitad de los desiertos asiáticos.

El petróleo es una sustancia aceitosa de color oscuro a la que, por sus compuestos de hidrógeno y
carbono, se le denomina hidrocarburo.

La composición elemental del petróleo normalmente está comprendida dentro de los


siguientes intervalos:

Elemento Peso (%)

Carbón 84 – 87

Hidrógeno 11 – 14

Azufre 0–2

Nitrógeno 0.2

Este hidrocarburo puede estar en estado líquido o en estado gaseoso. En el primer caso es un
aceite al que también se le dice crudo. En el segundo se le conoce como gas natural.

28
La teoría enseña que el petróleo es el resultado de un complejo proceso físico-químico en el
interior de la tierra, en el que, debido a la presión y las altas temperaturas, se produce la
descomposición de enormes cantidades de materia orgánica que se convierten en aceite y gas.

La materia orgánica está compuesta fundamentalmente por el fitoplancton y el zooplancton


marinos, al igual que por materia vegetal y animal, todo lo cual se depositó en el pasado en el
fondo de los grandes lagos y en el lecho de los mares.
Junto a esa materia orgánica se depositaron mantos sucesivos de arenas, arcillas, limo y otros
sedimentos que arrastran los ríos y el viento, todo lo cual conformó lo que geológicamente se
conoce como rocas o mantos sedimentarios, es decir, formaciones hechas de sedimentos
inorgánicos.

Este proceso de sedimentación y transformación es algo que ocurrió a lo largo de millones de


años. Entre los geólogos hay quienes ubican el inicio de todo ese proceso por la época de los
dinosaurios y los cataclismos. Otros opinan que hoy se está formando de una manera similar el
petróleo del mañana.

Es por esto que la geología identifica hoy varios tipos de estructuras subterráneas donde se
pueden encontrar yacimientos de petróleo: anticlinales, fallas, domos salinos, etc.

En todo caso, el petróleo se encuentra ocupando los espacios de las rocas porosas, principalmente
de rocas como areniscas y calizas. Es algo así como el agua que empapa una esponja. En ningún
caso hay lagos de petróleo. Por consiguiente, no es cierto que cuando se extrae el petróleo quedan
enormes espacios vacíos en el interior de la tierra.

Si tomamos el ejemplo de la esponja, cuando ésta se exprime vuelve a su contextura inicial. En el


caso del petróleo, los poros que se van desocupando son llenados de inmediato por el mismo
petróleo que no alcanza a extraerse y por agua subterránea.

Cuando se encuentra un yacimiento que produce petróleo y gas, a ese gas se le llama "gas
asociado". Pero también hay yacimientos que sólo tienen gas, caso en el cual se le llama "gas
libre".

Otros yacimientos sólo contienen petróleo líquido en condiciones variables de presión y


temperatura. Generalmente el petróleo líquido se encuentra acompañado de gas y agua.

La teoría más aceptada supone que el petróleo es orgánico. Proviene de la descomposición de


seres microscópicos, animales y vegetales. Estos organismos pueden ser acarreados por masas de
agua, conjuntamente con limo, barro y arena. La materia orgánica se deposita y sus restos se van
cubriendo de sedimentos inorgánicos (Fig. 2.1). Los lugares favorables para el depósito de
sedimentos ricos en materia orgánica son: lagos, estuarios, plataformas continentales en zonas de
aguas tranquilas, cuencas profundas con poco movimiento de agua. En esos lugares, seres vivos
constituidos fundamentalmente por plancton y otros microorganismos simples se convierten en
compuestos de hidrocarburos similares al petróleo. Dicha transformación se produce por acción
de la temperatura, de la presión, de bacterias, de procesos catalíticos y radiactivos.

Plancton:
29
Conjunto heterogéneo de organismos que viven en suspensión en las aguas de los océanos, lagos,
estanques y ríos. Como son incapaces de moverse, o a lo sumo realizan movimientos erráticos,
están a merced de las corrientes y de las olas. Pueden dividirse en dos grupos principales:

Figura 2.1 Animalitos y vegetales microscópicos

Fitoplancton:

Compuesto de vegetales, cuyos componentes son todos microscópicos. Tanto de mar como de
agua dulce comprende bacterias, organismos afines a ellas y plantas verdes (algas) en forma de
células aisladas o pequeñas colonias (ver Fig. 2.2). La densidad del fitoplancton marino es
determinable gracias a su pigmentación. La clorofila absorbe la luz solar y el dióxido de carbono
atmosférico, sintetizando alimento orgánico.

30
Figura 2.2. Plantitas acuáticas que viven en la superficie de los mares

Zooplancton:

Compuesto de animales, con excepciones son microscópicos o escasamente visibles a simple


vista (Fig. 2.3). El de agua dulce está integrado principalmente por protozoos (animales
unicelulares) y rotíferos, que miden entre diez milésimas de milímetros y 0,5 mm de largo, junto
con gran variedad de pequeños crustáceos, cuya longitud oscila entre los 0,50 y 0,25 mm.
Protozoos y crustáceos son también los elementos dominantes del zooplancton marino,
acompañados de medusas, algunos gusanos, moluscos diminutos y microscópicas fases larvarias
de muchos animales que viven en el fondo del mar cuando son adultos.

Figura 2.3. Animales unicelulares que viven en la superficie de los mares

Con el paso de cientos de miles de años, la retracción de los océanos y la elevación de la tierra
sepultan estos lechos sedimentarios cada vez a mayores profundidades. Debido al gradiente
geotérmico, la temperatura aumenta a medida que aumenta la profundidad.

Durante este proceso, la transformación de la materia orgánica dentro de los sedimentos se


produce en tres etapas: diagénesis, catagénesis y metagénesis, las cuales se producen a
profundidades y temperaturas en aumento (ver Fig. 2.4).

En la primera etapa o diagénesis, (a profundidades menores que 500 m) los microorganismos se


convierten en residuos orgánicos, denominados kerógenos, principalmente por acción bacteriana.

La segunda etapa o catagénesis (1.000 a 5.000 m) consiste en la ruptura del kerógeno por el
aumento de la temperatura. Esta ruptura proporciona la mayor parte del petróleo y del gas.

A mayor profundidad aún, al fin de la catagénesis, con altas temperaturas y presiones, se produce
la tercera etapa o metagénesis, que transforma el kerógeno residual en carbón y metano.

31
Además, los movimientos y tensiones de la corteza terrestre (tectonismo) van creando estructuras
de distinta forma y tamaño que constituyen las rocas-reservorios de hidrocarburos.

Por su parte, el petróleo y el gas generados se mueven, migrando desde las rocas más compactas
(capaces de expulsarlos) hacia rocas más permeables (capaces de alojarlos) debido a gradientes
de presión o a procesos de difusión.

Figura 2.4. Transformación de la materia orgánica

Se suele distinguir entre migración primaria y secundaria. La migración primaria es el transporte


y alojamiento de los hidrocarburos dentro de la roca madre o fuente (source rock) que los generó.

La migración secundaria es el traslado desde la roca madre hacia rocas más permeables donde
quedan finalmente entrampados.

2.2. LA FORMACION DEL PETRÓLEO Y GAS NATURAL

El petróleo es una sustancia compuesta por una mezcla compleja y variable de hidrocarburos y
otros materiales derivados de la transformación de sustancias orgánicas.
32
En cuanto a los crudos petrolíferos, debe decirse que están compuestos por hidrocarburos que son
compuestos formados por carbono e hidrógeno, y otros compuestos considerados contaminantes.
La mezcla de hidrocarburos que constituyen el petróleo crudo contiene en general diferentes
familias de compuestos mayormente de tipo parafínicos y nafténicos.

El gas natural está formado por hidrocarburos parafínicos, conteniendo principalmente metano
pero además y en proporciones menores, etano, propano y butanos.

Otra característica de interés es que se encuentra, como consecuencia de su baja densidad en las
capas superiores de las trampas subterráneas que constituyen yacimientos de petróleo, y en los
intersticios (poros) y fisuras de las rocas.

Se reconoce universalmente un origen orgánico del petróleo y del gas natural, mediante un largo
proceso de transformación de organismos animales y vegetales bajo condiciones de
sepultamiento en la corteza terrestre. Dichos procesos y sustancias se describen a continuación:

2.2.1. Maduración

La maduración de la materia orgánica en cuencas sedimentarias, constituye un proceso complejo


mediante el cual ciertas moléculas biológicas creadas por organismos vivos son convertidas en
petróleo.

Este proceso evoluciona desde una forma intermedia llamada “querógeno”, creado por el
rompimiento de moléculas biológicas complejas.

Microscópicamente el querógeno puede ser visto como partículas de color amarillento (virando al
naranja) o amarronado (virando al negro)

Como este material tiene su origen en diferentes clases de organismo vivos y por condiciones
diversas, los querógenos obtenidos no tendrán la misma composición química y en consecuencia
producirán diferentes calidades y cantidades de petróleo.

2.2.2. Tipos de Querógeno

Los geólogos agrupan a los querógenos para su clasificación en cuatro clases:

a) Algaceo.
b) Marino mixto
c) Carbonoso.
d) Inerte.

a) Tipo I - Algaceo

Deriva principalmente de los restos de las algas y cuando madura, produce principalmente
petróleo bruto.

33
b) Tipo II – Marino mixto

Consta en su mayor parte de material amorfo, derivado de la descomposición bacterial y


mecánica de una mezcla de plantas y animales unicelulares marinos.

Produce más gas natural que el Tipo I. Tiende a producir crudo aromático intermedio con alto
contenido de azufre.

c) Tipo III - Carbonoso

Deriva de plantas de tierra más altas. Produce gran cantidad de gas natural con bajo contenido de
azufre. Los petróleos producidos son del tipo parafínicos y nafténicos.

d) Tipo IV – Inerte

Este querógeno consta en su mayor parte de partículas inertes que han sido intensamente
oxidadas antes del soterrado como carbón vegetal (este querógeno es muy raro y no tiene
capacidad para generar petróleo o gas).

2.2.3. Formación del petróleo

El petróleo se genera cuando el querógeno está sujeto a los incrementos de temperatura que
acompañan al soterrado de los sedimentos.

La transformación del querógeno en petróleo es similar a otras reacciones químicas del craqueo.

A consecuencia del calor las moléculas más grandes del querógeno se descomponen en moléculas
más pequeñas.

Los petróleos obtenidos de capas más superficiales son más pesados y tienden a ser más ricos en
aromáticos. Al aumentar la profundidad, la temperatura es también mayor en este caso los
petróleos obtenidos son más livianos y entran en la clasificación de parafínicos.

Es de interés señalar que a partir de los 175 ºC, cesa prácticamente la formación de petróleo
líquido y la de gas pasa a ser dominante y que cuando la temperatura de la formación excede los
225 ºC, la mayoría del querógeno agota su capacidad de generar petróleo.

La conversión de querógeno a petróleo se produce por una serie de reacciones químicas en las
que el tiempo juega un papel muy importante, por esta razón las mayores acumulaciones de
petróleo han sido encontradas en rocas de una antigüedad superior a los 10 millones de años.

2.2.4. Influencia de la Temperatura

La temperatura (además del tiempo), tiene una gran influencia en la formación del petróleo. Esta
condición hace importante la medición del gradiente geotérmico que varía según distintas
localizaciones de las cuencas sedimentarias alrededor del mundo desde 18 ºC/km hasta 55 ºC/km.
34
Un gradiente geotérmico bajo hace que la primera formación de petróleo comience a niveles
profundos del subsuelo e inversamente un gradiente geotérmico alto posibilita la obtención de
petróleo a profundidades menores.

La magnitud del gradiente geotérmico de la cuenca petrolífera está relacionada con la cantidad de
calor que emana de la tierra, por ello los gradientes geotérmicos altos se encuentran asociados a
procesos de deformación del fondo marino y elevación de montañas.

Los gradientes bajos en cambio, están en general asociados a interiores antiguos, estables de los
continentes y en áreas aisladas por rocas frías subyacentes o gruesas, rápidamente sedimentadas.

Debe tenerse en cuenta que localmente el gradiente geotérmico no varía en forma estrictamente
lineal con la profundidad ya que está influenciado por la conductividad térmica de las rocas del
subsuelo a través de las cuales debe pasar el calor de la tierra y es variable según el tipo de roca y
cantidad de fluidos que ocupan sus poros.

El rango de temperaturas ubicado entre 60 ºC y 175 ºC, constituye la zona principal de formación
y está ubicada entre uno y cuatro km de profundidad.

En la tabla siguiente se ilustra sobre las posibilidades de formación de petróleo y gas en relación
con la temperatura del subsuelo.

Características del petróleo y gas producido


en función de la temperatura del subsuelo

Temperatura 0 a 60 60 a 100 a 175 a 225 a


(ºC) 100 175 225 315
Características Metano Petróleo Petróleo Gas Gas Seco
del Biogénico Pesado Liviano Húmedo
Petróleo y el gas

2.2.5. Influencia de la presión

La presión a que puede encontrarse el petróleo o el gas dependen de la profundidad de su


localización y es en general del orden de los 0.108 kg/cm 2 por metro de profundidad. Esto
determina que en una localización situada a tres mil metros de profundidad, la presión de los
hidrocarburos sea normalmente del orden de los 324 kg/cm2.

2.3. YACIMIENTOS DE PETRÓLEO Y GAS NATURAL

2.3.1 Condiciones para su formación

Para que se formen yacimientos de petróleo y/o gas natural, debe darse la presencia simultánea de
los siguientes factores favorables en el ámbito de una Cuenca Sedimentaria:
35
A) Existencia de una roca madre madura
B) Posibilidad de migración entre la roca madre y el reservorio
C) Presencia de un reservorio adecuadamente poroso y permeable.
D) Disponibilidad de entrampamiento de los hidrocarburos
E) Existencias de un sello impermeable.

Estas circunstancias hacen que menos de la mitad de las cuencas sedimentarias exploradas a nivel
mundial tengan características positivas en cuanto a efectividad y que de ese porcentaje solo
alrededor del 5 % pueda ser considerada con buenas perspectivas para encontrar yacimientos de
petróleo o gas.

A) Rocas madres

Las rocas madres son rocas donde se ha acumulado suficiente materia orgánica preservada y
térmicamente madura como para formar petróleo. Están generalmente formadas por un tipo de
roca denominada arcillita o lutita (Figura 2.5).

El hecho que las partículas orgánicas sean normalmente de grano fino hace que las rocas madres
sean comúnmente también de grano fino.

Figura 2.5. Roca Madre, Migración, Trampa y Roca Sello

36
Uno de los factores más importantes para determinar, si una roca es rica en orgánicos (el
contenido orgánico no pasa en general de 1 al 2% de su volumen), es su maduración térmica.

Para que la materia orgánica pueda evolucionar hasta transformarse en petróleo (y gas natural), es
necesario que la roca madre se encuentre ubicada a profundidades importantes de modo que la
acción de la temperatura y la presión posibiliten dicha evolución.

Cuando se dan estas condiciones se dice que la roca madre está madura.

Se debe tener en consideración que la existencia de cuencas sedimentarias no asegura la


presencia de petróleo ya que el hecho de que aún cuando la materia orgánica inserta en la roca
madre pueda alcanzar maduración, no siempre llega a transformarse en petróleo.

B) Migración

Para que el petróleo o el gas generado pueda ser recuperado, es necesario que se produzca su
migración desde la roca madre hacia un reservorio poroso y permeable donde pueda acumularse
(Figura 2.6).

Lamentablemente esta situación no es la mas habitual y en general sucede que el petróleo no


puede ser aprovechado ya que antes de llegar a un sitio adecuado de acumulación, se dispersa por
carecer el estrato de migración de trampas adecuadas o se desplaza hacia la superficie por carecer
a su vez de un adecuado sello impermeable.

37
Figura 2.6 Migración de hidrocarburos desde la roca madre a un reservorio

C) Reservorios

Principales Tipos – Características

Los principales tipos de reservorios se dan en areniscas, carbonatos (piedra caliza) y rocas
fracturadas (Figura 2.6).

Los Reservorios deben ser porosos y permeables, ambas condiciones deben cumplirse
simultáneamente. La porosidad posibilita la acumulación del petróleo y la permeabilidad su
desplazamiento.

Se da el caso de muchas rocas que siendo suficientemente porosas, no cumplen con las
condiciones necesarias para conformar reservorios, por que sus canalículos o poros son
demasiado pequeños para permitir que las pequeñas gotas de petróleo se muevan a través de
ellas.

D) Trampas

El último factor crítico en el ciclo de la generación, migración y acumulación, es el desarrollo de


una trampa (Figura 2.6), que es una configuración geométrica en la que el reservorio formado
por rocas permeables, esta rodeado y confinado por un tipo de roca impermeable, lo que
constituye un sello.

En la mayoría de los casos de trampas se clasifican en:

a) Trampas Estructurales
b) Trampas Estratigráficas y
c) Trampas Mixtas.

Las trampas pueden contener petróleo, gas natural, o su combinación (en este caso el gas se ubica
por encima del petróleo). Debajo de las columnas de petróleo y gas (y también en los bordes), los
poros del reservorio se llenan con agua, por ser mas pesada que el petróleo.

Las trampas estructurales son el objetivo de exploración mas común, dado que son relativamente
fáciles de detectar, situación particularmente cierta en el caso de los Anticlinales o Fallas (Ver
Figura 2.7).

Los anticlinales, que son pliegues en forma de cúpula de la corteza terrestre, se pueden originar
entre otras formas por compresión o compactación y deformación en bloques.

38
Las trampas estratigráficas son aquellas originadas por cambios laterales y verticales en la
porosidad de la roca. Se forman generalmente cuando ha desaparecido la continuidad de una roca
porosa (Figura 2.8).

Las trampas mixtas son aquellas originadas por una combinación de pliegues y/o fallas con
cambios de porosidad de las rocas (Figura 2.9).

Figura 2. 7 Trampas Estructurales

E) Sellos

Las trampas deben ser selladas por barreras impermeables que posibiliten detener la migración
ascendente del petróleo (Ver Figuras 2.5 y 2.6).

En el caso de los anticlinales, solo se requiere un sello vertical o roca de cubierta (normalmente
lutitas), en cambio en las trampas estratigráficas se necesitan que existan también sellos verticales
y laterales.

39
Figura 2.8 Fallas Estratigráficas Figura 2.9 Falla Mixta

40