Sunteți pe pagina 1din 1

Mientras caminaba Rosita encontró a un Lobo Feroz muy hambriento que la quiso atacar, pero no

pudo por que corrió muy rápido y llego a casa de su abuela y en ese preciso instante el lobo las
atacó.

Con suerte pasaba por ahí un valiente cazador que le disparo al lobo y rescato a Rosita y su
abuelita, ahora viven en la ciudad lejos de los feroces lobos.

Interese conexe